Las secuelas políticas de Fagor

Por: Juan Mari Gastaca | 17 nov 2013

Edesa5
La sacudida socioeconómica que ha supuesto en Euskadi dejar el incierto futuro de Fagor Electrodomésticos en manos de sus acreedores expande también sus efectos hacia los dos principales partidos, PNV y Bildu. La pérdida de algo más de mil empleos en el grupo cooperativo y de casi el doble, previsiblemente, entre las 200 empresas de la industria auxiliar que irán tocando fondo en los próximos meses convulsiona los tres territorios vascos, desde el epicentro del Alto Deba guipuzcoano. Una tensión que supera la capacidad de las instituciones, pero que las compromete sobremanera en el intento a sus marcas políticas.

Todavía en EE UU, durante su primer viaje al exterior como lehendakari, Iñigo Urkullu inoculó en el ámbito vasco la preocupación por el futuro de Fagor días al admitir en su tono severo que asistía desde el mes de diciembre al problema más importante de su mandato. Y aún quedaban días para el preconcurso de acreedores. Pero el Gobierno vasco ya temía el alcance del desastre que se cernía y, sobre todo, había detectado una inesperada reticencia de la Corporación Mondragón en el compromiso financiero que, finalmente, ha resultado letal.

En el PNV hay un profundo malestar con la cúpula del cooperativismo vasco. No les ha gustado su comportamiento en la búsqueda de una solución que evitara el abismo de la liquidación. Jamás se había asistido a las exigentes apelaciones públicas de un lehendakari, respondidas con un intencionado silencio que conformaba una patética imagen. Se ha producido, desde luego, una sima inédita entre un Gobierno y quienes encarna(ba)n el modelo vasco de la industria. Ahora bien, nada comparable con el patético desenlace del cierre de Edesa. Dos semanas después sigue sin saberse cuál fue el auténtico diagnóstico sobre la salvación de esta empresa vizcaína que hizo al diputado general del territorio, José Luis Bilbao (PNV), digerir su peor pesadilla reciente: su aval de tres millones quedó en papel mojado en cuestión de horas. Más de dos centenares de familias siguen esperando una respuesta digna y creíble.

Fagor desgastará a PNV y Bildu. El fracaso económico de la cooperativa socava la estabilidad de un territorio de abrumador dominio de la izquierda abertzale y ensombrece, de paso, el balance del Gobierno vasco.Gipuzkoa se apresta a sufrir una sensible pérdida de su poder adquisitivo en una zona que ha servido más de una vez para proyectar las cifras más bajas del paro en España. No se puede descartar ahora que este declive provoque la tentación de convertirse en un arma arrojadiza en los próximos exámenes electorales.

Jamás se había encontrado la coalición soberanista ante tamaña indigestión de la que, paradójicamente, no se atreve, de momento, a culpabilizar a sus responsables. La esencia del cooperativismo, su dinámica de gestión atrapan la voluntad de Bildu en los los ayuntamientos del Alto Deba y en la Diputación de Gipuzkoa que gobierna en solitario. En el Ejecutivo vasco, la sombra de Fagor se proyectará como una pesadilla constante. Supone, sin duda, el auténtico reto de esta legislatura. Y dejará secuelas.

 

 

Hay 5 Comentarios

Hoy mismo, la encuesta electoral del Gobierno Vasco desmiente las previsiones de Gastaca. PNV sube y EH Bildu se mantiene. Bajan PP y PSOE. Como es lógico y normal

Gastaca a uno de Llodio se le pide más nivel critico. Y tu lo tienes . pero no en este caso. Aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid para sacar estas conclusiones es un poco ramplón.
A ver si mejoras la próxima

El articulista habla de secuelas políticas en el caso Fagor. Pamplinas, ganas de joder la marrana y meter la picha en el arroz por parte de esos partidos supuestamente perjudicados. Seamos realistas, para secuelas ese informe reservado en manos de la Fundación "Guru-Gú" donde un equipo de antropólogos y sociólogos de reconocido prestigio internacional confirman lo que desde Estrabón al gol de Iniesta (el de la supercopa) se sospechaba, a saber, que en un 78% de los vascongados hay un gen cobarde. El ex obispo Setien -hoy un sacristán a la intemperie- tiene docena y media de esos genes. Tierra de conejos, Estado fallido. Y en ese plan. Ninguno.

La crisis puede desgastar a cualquiera pero ya veras como el PSE no sale beneficiado, por mucho que a algunos les gustaria. Esos ya no vuelven. O nos olvidamos de que parte de lo que estamos sufriendo ahora tiene que ver con la inercia de los anos del mandato de Lopez? Si Patxi consigue ponerse en la cupula del partido a nivel nacional, estamos apanados. En Espana se lo valora mucho ( imagino que porque no lo conocen). En Euskadi no lo quieren ni los de su propio partido.

Sí, creo que todos los municipios de Deba Goiena, incluido Arrasate, se van a pasar en masa a votar a PP y PSOE

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Juan Mari Gastaca

, delegado de El País en Euskadi. Se abre aquí un hueco para intercambiar opiniones sobre la vida política que en esta tierra vasca no deja a nadie indiferente y mucho menos cuando llegan unas elecciones.

Sobre el blog

Hablaremos sobre el día a día de la vida política que afecta a Euskadi, dentro y fuera de la casa común vasca.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal