40 Aniversario

Tecnolomía

Sobre el blog

Actualidad y tendencias sobre tecnología e Internet desde el punto de vista del negocio, quién gana y quién pierde y por qué nos debe importar. Porque la economía, más que nunca, está hecha de bits.

Sobre el autor

Manuel Ángel Méndez

. Periodista y economista, especializado en tecnología y negocios. Colaborador de EL PAÍS desde el 2006. Ex analista de Forrester Research en Londres y premio Accenture de periodismo tecnológico 2009.

Eskup

TWITTER

Manuel Ángel Méndez

Archivo

marzo 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Android arrasa en España con un 82% de cuota en smartphones

Por: | 27 de noviembre de 2012

Android_logo

Nuevos datos confirman algo que se venía cocinando desde hace meses: Android arrasa en smartphones en España.

Un 82% de los nuevos móviles adquiridos entre agosto y noviembre funcionan con el sistema operativo de Google, frente a solo el 4% con iOS o el 3,4% de RIM, según Kantar. Hace un año, Google contaba con el 58% de cuota en nuestro país, frente al 15% de Symbian (Nokia), el 24% de RIM o el 3% de iOS. Hoy es el auténtico dominador.

¿El motivo? Básicamente el precio. Si hay un país sensible al precio ahora mismo, ese es España. Con la crisis miramos más que nunca el bolsillo y los smartphones no son una excepción. Android es a día de hoy el sistema mejor posicionado para equipar móviles de gama media y baja (Nokia lo intenta con Windows Phone, pero necesitará tiempo, y Apple renuncia a ello).

Android ha derrumbado el precio medio de los smartphones vendidos en España: 60 € frente a los 79 € de media del resto de móviles con otros sistemas operativos (incluidos subsidios de operadores).

Cuota de mercado de nuevos smartphones

El precio, asegura Kantar, es la segunda variable que tienen en cuenta los consumidores en España a la hora de comprar un smartphone, solo por detrás de la marca del terminal.

Lo interesante de los datos es la tendencia: durante el último año Android no ha hecho más que ganar cuota a costa de RIM y Symbian. iOS se mantiene estable en torno al 3-4% de cuota y Windows Phone, pese a que hace un año contaba con un 0,3% de cuota y hoy un 3%, parece que de momento despega lento.

Es pronto, los primeros modelos con Windows Phone 8 de HTC y Nokia acaban de aterrizar. Pronto vendrán los de Samsung. Pero si Microsoft y los fabricantes quieren hacerse un hueco con Windows Phone 8 en España como alternativa seria a Android, ya saben cuál es la variable: precio, precio y precio. Luego, todo lo demás.

ACTUALIZACIÓN (16:50): Kantar ofrece datos completos para las cinco principales economías en Europa + EE.UU. + China + Brasil + Australia. Para los que quieran comparar datos país a país, debajo adjunto la tabla. Salvo en EE.UU. (donde iOS y Android están igualados), en el resto del mundo lidera Android con más o menos ventaja sobre el segundo, mucha en el caso de España, menor en el caso de Reino Unido o Brasil (en Brasil el segundo aún es Symbian, no iOS).

Tabla completa

¿Qué tableta me compro? Cuestión de ‘apps’

Por: | 23 de noviembre de 2012

Apps optimizadas para tabletas

Las tabletas serán uno de los productos calientes estas Navidades, especialmente las de menor tamaño y precio como el Nexus 7, el iPad Mini o el Kindle Fire. Sobran los modelos para escoger pero faltan en muchos casos las aplicaciones para sacarles partido. O, mejor dicho, las aplicaciones de calidad.

Antes de comprar un tablet, además de mirar el precio, tamaño, diseño y todo lo demás, hágase esta pregunta: ¿cuántas aplicaciones optimizadas para tabletas existen realmente en cada plataforma? El App Store de Apple va por delante: de un total de 700.000 aplicaciones, cuenta con 250.000 específicamente desarrolladas para el iPad (el Mini o su hermano mayor).

Google es menos transparente con los datos. Recientemente supimos que la tienda Google Play había igualado al App Store en número de apps (700.000), pero el buscador no ofrece un número específico de apps optimizadas para tabletas. Probablemente ronden las 150.000, pero es solo un número, imposible acertar. El problema es la calidad: muchas son solo versiones agrandadas de las desarrolladas para el móvil.

IPad Mini vs Nexus 7 vs Kindle Fire HD

Google es consciente, sin buen contenido será imposible limar cuota al iPad. Por eso hace poco lanzó una lista de requisitos para ayudar a los desarrolladores a crear aplicaciones de calidad para tabletas Android. También ha creado una galería para promocionarlas. Poco a poco.

¿Qué hay de Amazon y su Kindle Fire? 50.000 apps. No son muchas, pero lo bueno del Amazon Appstore es que con solo mover el dedo tienes al alcance más de 17 millones de canciones, 100.000 películas y series y un millón de eBooks. La cosa cambia.

¿Y Microsoft? La tienda de Windows 8 cuenta con 20.000 aplicaciones, accesibles desde ordenadores y tabletas con Windows 8. Pero no todas están disponibles en todos los países y la calidad de momento deja bastante que desear. Ocurre exactamente lo mismo con Windows Phone 8: de las 120.000 aplicaciones que Microsoft asegura tener en su tienda para smartphones, la gran mayoría son de descargar, toquetear y borrar. Tienen los grandes éxitos, los Whatsapp, Angry Birds y compañía, pero falta todo lo demás.

En definitiva, estas Navidades, si quiere un tablet haga números, y no solo en euros, potencia de procesador y pulgadas. Las aplicaciones también cuentan, y mucho.

El otro gran proyecto de Google: la energía verde

Por: | 21 de noviembre de 2012

Google_Centro de datos

No hay muchas compañías que inviertan 200 millones de dólares al año en proyectos de energía verde. Google es una de ellas. Desde el 2007 ha desembolsado casi 1.000 millones de dólares destinados principalmente a comprar o invertir en enormes granjas solares y compañías de energía eólica.

La última ha sido hace solo unos días: 75 millones en una planta de turbinas eólicas en Iowa (EE.UU.), donde el buscador cuenta con uno de sus 13 gigantescos centros de datos en todo el mundo. La inversión de Google en proyectos verdes es una de las más elevadas del sector tecnológico, incluso comparada con otros sectores. El año pasado, por ejemplo, Google destinó 880 millones a este tema, frente a los 1.600 millones de British Petroleum (BP). No está nada mal. La pregunta es: ¿por qué?

Por tres motivos principalmente: 1) es un buen negocio en el que obtiene deducciones fiscales por esas inversiones de hasta el 30% de lo aportado; 2) para alimentar sus propias instalaciones: el 33% de toda la energía que utiliza en sus oficinas y centros de datos ya es energía verde. El resto lo compensa justo con inversiones en estos proyectos para que su huella de carbono total sea cero, neutral; 3) todo esto, además, es una brillante estrategia de marketing del tipo “Google respeta el medioambiente”.

Hace un par de meses Wired publicó este magnífico reportaje sobre las entrañas del buscador, un viaje por sus centros de datos que procesan más de 3.000 millones de búsquedas diarias, vídeos de YouTube, mensajes de Gmail... todos los productos de Google.

Google consumo de energía

En ese artículo, uno de sus ingenieros explicaba muy bien el sentido de las inversiones verdes de Google: “Gracias a que nuestros centros de datos son eficientes en el uso de energía podemos hacer que el coste de proveer algo como Gmail sea lo suficientemente bajo como para ofrecerlo gratis”.

Pese a ello, estas iniciativas esconden un fracaso detrás. La idea inicial allá por 2007, como explican en el MIT Tech Review, era muchísimo más ambiciosa: solucionar el problema energético mundial, inventar nuevas formas de crear energía limpia para abastecer las ciudades. Muy al estilo Google. Contrataron a decenas de ingenieros, compraron start-ups pero no funcionó.

El año pasado cancelaron RE<C, uno de sus proyectos estrella para hacer la energía renovable más barata que el carbón. Coincidió con el nombramiento de Larry Page como CEO y su decisión de cerrar proyectos “superfluos”. Google necesitaba centrarse. Hoy, al menos, siguen con su promesa de no contaminar. Menos es nada.

Spotify prepara un ambicioso plan de expansión

Por: | 16 de noviembre de 2012

Los fundadores de Spotify Martin Lorentzon (derecha) y Daniel Ek

Los últimos días han debido de ser frenéticos en la sede de Spotify en Estocolmo. Entre anuncios de la compañía y filtraciones, hemos conocido buena parte del plan que prepara la firma sueca para crecer más allá de sus 15 millones de usuarios actuales, un 26% de pago. Las cifras no están nada mal, pero si Spotify quiere convertirse en uno de los referentes mundiales en streaming de música online, necesita más.

Primero, necesita más financiación. Spotify no lo ha confirmado oficialmente, pero se da por cerrada una nueva ronda de inversión de 100 millones de dólares, que llevarían los fondos totales recibidos a 288 millones. De la nueva ronda, como detalla el NYT, el banco de inversión Goldman Sachs aporta la mitad, Coca-Cola (sí, Coca-Cola) un 10% y la gestora de fondos Fidelity Investment un 15%. El resto viene de los inversores actuales.

La entrada de Coca-Cola es una gran noticia para Spotify. En realidad para ambos. La sueca gana músculo financiero y se asocia a una de las marcas más reconocidas del planeta, ideal para sumar usuarios, y Coca-Cola accede a un perfil de consumidor joven y pegado a la Red al que le interesa mucho atraer.

Lo otro que Spotify necesita, claro, son más usuarios. La firma lanzará a comienzos del año que viene una versión para utilizar directamente desde el navegador, sin necesidad de descargar el programa. De momento está disponible solo en beta privada para algunos usuarios pero la compañía ha confirmado que irá llegando próximamente a los 20 países en los que opera.

Spotify browser

¿Ventajas? Muchas. Primero, tener acceso a tus canciones desde cualquier ordenador, en el trabajo, en casa de un amigo, de viaje... Basta con abrir el navegador. Segundo, si la tecnología está basada en HTML 5, como es de esperar (está por confirmar por Spotify), podría colarse fácilmente en los navegadores de cualquier móvil o tableta. No haría falta ni siquiera un smartphone o una app para llevar la música en el bolsillo, solo un móvil de gama media o baja con conexión a Internet. El potencial para ganar usuarios en países de Latinoamérica y Asia con menor penetración de smartphones sería enorme.

La otra novedad, esta en España, la vimos ayer: tarjetas de suscripción a Spotify por tres, seis o 12 meses que podrán comprarse en El Corte Inglés. Un intento por llegar al usuario de a pie. Otro granito de arena, estas tarjetas suelen funcionar bien como regalo. Además, tendrán un descuento del 5%, 10% y 15% respectivamente respecto al precio oficial.

De tener éxito, esta estrategia de más dinero, más plataformas, más suscriptores, lleva a un inevitable desenlace: ¿saldrá Spotify a Bolsa en 2013? De momento parece prematuro. La firma sueca sigue sin ser rentable (el año pasado perdió 57 millones de dólares con unos ingresos 236 millones) y aún tiene pocos usuarios totales y de pago. Por comparar, Netflix cuenta con 27 millones de suscriptores de pago y su capitalización de mercado es de 4.300 millones de dólares, frente a los 4 millones de suscriptores de Spotify y su valoración de 3.000 millones. Es decir, los suecos tienen que crecer mucho si realmente quieren justificar su valor actual.

Dada la competencia, no va a ser fácil. Google y Microsoft ya han entrado en el streaming de música y Apple no tardará. Y hay decenas de rivales más pequeños, desde Pandora, que se desangra en Bolsa, a Deezer, Rdio o Rhapsody. Si a eso añadimos las leoninas condiciones que las discográficas imponen a Spotify en pago por derechos de canciones, probablemente pase un tiempo hasta que veamos a Spotify saltar al parqué. ¿2014?

Nokia reinventa sus mapas y los lanza en iOS y Android

Por: | 13 de noviembre de 2012

Nokia Here 3

Hacía tiempo que Nokia no daba un golpe tan directo a Apple y Google y ha ocurrido hoy. La finlandesa ha anunciado esta tarde un nuevo servicio de mapas, llamado Here, que en unas semanas estará disponible como aplicación gratuita en iOS (iPhone, iPad y iPod Touch) y en 2013 llegará a Android.

En un giro inesperado, la finlandesa ha decidido renovar su tecnología de mapas tradicional, Nokia Maps, adaptarla a las plataformas de sus rivales más directos y darle un nuevo nombre, Here. La decisión supone una bofetada para Apple tras el “fiasco” de sus mapas en iOS 6, por el que Tim Cook tuvo que pedir perdón públicamente, y de paso golpea a Google, que hasta ahora no ha querido o podido estrenar una aplicación nativa de sus mapas en el sistema operativo de Apple.

¿Qué aporta Here? Los usuarios de iOS, por ejemplo, podrán acceder de nuevo a direcciones guiadas por voz y datos de tráfico y transporte, algo que había desaparecido de forma nativa en la aplicación de Apple. Los mapas se podrán utilizar también offline. Y todo ello con la fiabilidad que se le supone a Nokia en localización tras 20 años metida en el sector.

La compañía ha confirmado que, además de la aplicación para iOS, pendiente aún de aprobación, pondrá a disposición de los programadores de Android un kit de desarrollo (SDK, en inglés) para que estos puedan crear nuevos programas en el sistema operativo de Google, pero basados en la tecnología de mapas de la finlandesa.

Nokia Here_FINAL

Además de llegar a iOS y Android, Here estará disponible también en Firefox OS, el sistema operativo empujado por Mozilla y Telefónica (entre otros operadores) pensado para países en desarrollo y smartphones de bajo coste.

El primer móvil con Firefox OS se estrenará en Brasil a comienzos del 2013. Tanto Here como Firefox OS están basados en tecnología HTML5, de ahí la alianza que, por otra parte, tiene todo el sentido del mundo. Colarse en los móviles en países en desarrollo con un servicio de mapas como Here podría ser un paso fundamental para asentarse en esos mercados aún por explotar. Y, quién sabe, ¿por qué no un móvil Nokia con Firefox OS en el futuro?

Para rematar, Nokia ha confirmado la adquisición de la compañía de mapas e imágenes 3D Earthmine, una compra que le permitirá competir con Street View y cuya tecnología podrá traspasar fácilmente a los móviles con Windows Phone 8.

En resumen, con Here Nokia da un golpe tan inesperado como inteligente: se aprovecha del fallo de Apple y la indecisión de Google respecto a iOS, cuela su tecnología de mapas en el software de sus competidores y encima la lleva a una plataforma que promete, y mucho: Firefox OS. Apple y Google, seguro, no tardarán en reaccionar.

¿Por qué se derrumba Apple en Bolsa?

Por: | 08 de noviembre de 2012

Tim Cook

Un 20% menos. Es lo que vale Apple ahora en Bolsa respecto a hace solo un par de meses. De 705 dólares la acción a mediados de septiembre, a 558 dólares ayer, el menor valor en cinco meses. Extraño para una compañía que está vendiendo iPhone 5 como churros y cuyo iPad Mini parece hacer dado en el clavo en tamaño y precio para diferenciarse de la competencia. (Actualización 9/11/2012: ayer jueves cayó casi otro 4%, hasta los 537,5 dólares).

Apple está en el mejor momento financiero de su historia y, sin embargo, se derrumba en Bolsa. ¿Por qué? Ayer un ex ingeniero de la compañía lo expresaba así: “a partir de ahora, todo es cuesta abajo para Apple”. Según este antiguo empleado, la firma de la manzana ha alcanzado su cima de creatividad e innovación: una estructura organizativa excesivamente rígida, unas expectativas demasiado elevadas y la anteposición de sus propios intereses a los del consumidor (como en el fiasco de los mapas en iOS 6), dice, avecinan el declive de Apple.

Asegurar esto a día de hoy suena aventurado y hacerlo como predicción de lo que ocurrirá en los dos o tres próximos años no es más que eso, una predicción. Pero curiosamente el mercado parece estar pensando algo parecido. ¿Por qué? Ahí van algunas razones:

- Por pura especulación financiera. La compañía había alcanzado su valor más elevado en septiembre, perfecto para deshacer posiciones, recoger ganancias, tumbar el precio de la acción y vuelta a empezar. Hay una buena parte de recogida de beneficios y especulación en todo esto.

- Por la mayor competencia en tabletas y en smartphones. Con su Galaxy S3, Samsung acaba de superar al iPhone 4S como el smartphone más vendido del mundo. No durará mucho, el iPhone 5 probablemente lo supere, pero es un signo de los nuevos tiempos. En tablets, más de lo mismo: la cuota de mercado del iPad empieza a caer en favor de Android, según las últimas cifras de IDC. Y las tabletas con Windows 8 son otra nueva amenaza en el horizonte.

Apple_acción

- Por los serios problemas de Apple en su cadena de distribución. A las noticias de que los proveedores de Apple no dan abasto para producir el iPhone 5, se une la excesiva dependencia de fabricantes de componentes como Samsung, a la vez su principal rival, y una cadena cada vez más compleja de gestionar. La prioridad nº 1 de Apple en este frente pasa por cortar su dependencia de Samsung, un proceso largo, complejo y de incierto resultado.

- Por la ausencia de estrategia en la gama media y baja. Más allá de rebajar el precio de productos antiguos, Apple sigue sin lanzar equipos de gama media y baja, una estrategia que en países emergentes, que se mueven por precio, podría costarle muy cara. El iPad Mini es quizás el primer ejemplo de intentarlo en gama media pero el mercado parece pedir una apuesta mayor en esta dirección.

- Por la canibalización de productos. Es un debate constante, pero está por ver cómo las ventas del iPad Mini podrían afectar a las del iPad de 10 pulgadas y al margen global de beneficio, todavía uno de los mayores de la industria. Lo han sabido gestionar muy bien con el iPhone, está por ver con el iPad.

- Por la incertidumbre sobre su capacidad para seguir innovando. En declaraciones a Reuters, un gestor financiero de fondos lo expresaba así: “Las compañías atraviesan ciclos de crecimiento y ahora vemos una pausa en Apple. Puede que dure tres o seis meses antes de que empiece el siguiente ciclo de crecimiento”. En otras palabras, no está nada claro que Apple pueda seguir manteniendo el ritmo actual de ventas en 2013 solo a base de mejoras incrementales en sus productos.

Mientras ocurre todo este debate, Apple se prepara para responder a su manera: con un nuevo trimestre récord durante la campaña de Navidad.

El pago por contenidos online despega en Europa

Por: | 02 de noviembre de 2012

Gráfico_Compradores online

Noticias, música, vídeos y juegos. Son las cuatro categorías que verán un aumento importante en el número de consumidores dispuestos a pagar por ese contenido en la Red, según un nuevo informe de Forrester Research.

En siete de las principales economías europeas, el mercado de contenidos online de pago crecerá un 65% hasta 2017, generando más de 10.200 millones de euros de ingresos. España supondrá casi el 10% de ese pastel: más de 920 millones de euros en 2017, un crecimiento del 45% respecto al 2012, según cifras facilitadas por la consultora.

Los datos, obtenidos a base de entrevistas con miles de consumidores y análisis de decenas de variables como penetración de smartphones y tabletas, uso de Internet etc, hay que tomárselos con algo de filosofía. Hacer predicciones a cinco años vista es hoy más que nunca un deporte de riesgo. Aún así, indican una tendencia innegable: cada vez hay más servicios online de pago con contenidos de calidad, mejores precios y más smartphones y tabletas con los que acceder a ellos como, donde y cuando queramos, algo que no ocurría hace apenas tres o cuatro años.

En el informe hay datos reveladores. Por ejemplo: el 20% de los usuarios de tabletas pagará por leer noticias en 2017 (eso sí, no dice qué tipo de publicaciones ni noticias, si generalistas, especializadas...); o este otro: el número de compradores de música online se doblará hasta los 65 millones de personas en los siete países analizados (Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, España, Suecia y Holanda).

Gráfico_Mercado de contenidos online

Forrester señala varios casos de éxito en el pago online como otra de las palancas que está animando el sector. A Spotify, Netflix, o los periódicos The Times, Financial Times, The New York Times y el Wall Street Journal les va más o menos bien con sus experimentos de pago... Sin embargo, la consultora no dice que Spotify aún no es rentable por los (¿abusivos?) derechos que tiene que pagar a las discográficas, que Netflix está sufriendo para expandirse internacionalmente y que la prensa sigue sin poder compensar sus enormes costes de estructura. Es decir, buenas noticias pero, ¿suficiente? Tal vez, de momento, no. Queda mucho por afinar.

La otra cara del despegue del pago online es el impacto en la publicidad digital. El primer indicio ya lo vimos durante el primer semestre del año: cayó un 1,1% en España. Con los consumidores (más) dispuestos a pagar por contenido, habrá todavía menos hueco para la publicidad online rentable tal y como la conocemos hasta ahora.

En vez de banners, dice Forrester, las marcas preferirán desarrollar sus propios canales de contenido y esponsorizar el de publicaciones digitales de pago o, al menos, combinar mejor ambos mundos. Otra confirmación de lo que ya se venía sospechando desde hace tiempo: imposible que la publicidad digital lo aguante todo. Que le pregunten a Facebook.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal