Traspasando la línea

Traspasando la línea

Una mirada constructiva y crítica sobre el impacto del mundo digital en la educación. Aunque su punto de partida es la educación en línea y todo el potencial que se suele desconocer, atraviesa esa línea para analizar y comentar la emergencia de nuevos y discutidos enfoques en el uso de las tecnologías digitales para la mejora de la educación.

Acreditación: ¿por logros de aprendizaje o por asistencia y empeño?

Por: | 18 de noviembre de 2013

Terry Anderson es profesor de Athabasca University de Canadá, investigador y editor, y un apasionado del uso eficaz de la tecnología educativa para la enseñanza y el aprendizaje. Es autor de libros de referencia, como Theory and Practice of Online Learning, y e-Research.

Post 2_Terry_Graduation_Day1

Fuente: http://howismyface.com

Los títulos y certificados son la moneda de cambio de la educación superior y son altamente valorados por estudiantes, padres, empleadores e instituciones de enseñanza postsecundaria. A pesar de las dificultades ocasionales que plantea la autenticidad de esta forma de reconocimiento del aprendizaje, conseguir este pergamino final es considerado por instituciones y estudiantes como la culminación y, podría decirse, la única manifestación importante del logro alcanzado tras años de estudio en un centro de enseñanza superior. El problema es que estos certificados de logro generalizado utilizados a gran escala no miden satisfactoriamente el aprendizaje en sí mismo, y mucho menos la sabiduría.

Una de las preocupaciones consiste en que el título como unidad de acreditación es demasiado amplio. ¿Un título de estudios superiores de cuatro años en Económicas refleja la misma cantidad de conocimientos adquiridos que un título de estudios superiores de tres años en Clásicas? ¿Un título de estudios superiores conseguido cursando estudios a distancia equivale al mismo aprendizaje que un título obtenido estudiando en un campus? Son preguntas de difícil respuesta. Evidentemente, los centros definen claramente el número de años de estudio necesarios, el grado de especialización y las calificaciones mínimas requeridas para obtener un título, pero se trata, en el mejor de los casos, de indicadores muy aproximados del aprendizaje.

Los esfuerzos realizados por la Fundación Mozilla para promover el otorgamiento de credenciales más reducidas y específicas por parte de las instituciones, conocidas como badges (insignias), sin duda abordan una parte del problema. La creación de una cartera llena de insignias que detalle los logros individuales de adquisición de aptitudes y conocimientos de cada estudiante puede constituir un registro mucho más elocuente y público de los logros que un título. Sin embargo, hasta la fecha estas insignias solo han sido adoptadas esporádicamente por centros de educación superior a pesar del interés demostrado por los estudiantes.

POst 2_Terry_foursquare-badges

Fuente: www.magia.fm

La crisis de las credenciales se ha visto exacerbada por la aparición de ingentes recursos educativos de libre acceso (OER, por sus siglas en inglés) y, más recientemente, por los cursos en línea masivos y abiertos (MOOC, por sus siglas en inglés), los cuales, aunque proporcionan múltiples posibilidades de aprendizaje, por ahora solo ofrecen posibilidades muy limitadas de acreditación y reconocimiento público de dicho aprendizaje. Tanto los MOOC como los OER permiten que los alumnos aprendan, individualmente o en grupo, de docentes e instituciones de todo el mundo. Tras ver una interesante charla de TED, refrescar las habilidades estadísticas viendo un vídeo de Khan Academy o matricularse en un MOOC de 10 semanas, no hay duda de que el aprendizaje es posible. Con todo, cuantificar y acreditar este aprendizaje es, hoy por hoy, prácticamente imposible. Algunas entidades pioneras están desarrollando los llamados exámenes challenge for credit (prueba de obtención de reconocimiento) o de acreditación, pero para la mayoría de instituciones esta forma alternativa (y potencialmente competitiva) de acreditación toca demasiado la fibra del modelo empresarial actual como para que su adopción resulte cómoda.

La OERuniversity (OERu), un proyecto de colaboración sin ánimo de lucro de más de 40 universidades públicas de todo el mundo, está intentando desarrollar un modelo mejor o, al menos, alternativo de enseñanza y acreditación.  Cada uno de los socios colaboradores se ha comprometido a ofrecer en Internet unos pocos cursos de estudio libre y autónomo. Los estudiantes pueden elegir y estudiar cualquiera de estos cursos y, si optan por hacerlo, pueden solicitar a la institución docente hacer un examen u otro tipo de trabajo que demuestre el logro de aprendizaje, recibiendo en contrapartida el pleno reconocimiento de este. El acceso a los contenidos es gratuito y se están haciendo esfuerzos para permitir e incentivar el trabajo colaborativo de los estudiantes que posibilite los encuentros y la ayuda mutua en el aprendizaje. El proceso de acreditación requiere tiempo del examinador y esfuerzo por parte de la institución para evaluar y registrar este aprendizaje, por lo tanto, los socios de la OERu pueden cobrar las tasas que consideren oportunas por este servicio. En la actualidad, la Universitat Oberta de Catalunya es la única institución española que se ha incorporado a la OERu.

Todavía es muy pronto para valorar la aceptación que tendrá esta posibilidad de aprendizaje gratuito con acreditación de pago entre los estudiantes y empleadores y, probablemente lo más complicado, entre las propias instituciones de enseñanza postsecundaria. Aun así, es evidente que necesitamos credenciales significativas, que reflejen los logros de aprendizaje reales y que puedan ser obtenidas a un coste asequible por todos los estudiantes y otras personas que reciben formación a lo largo de la vida en todo el mundo.

Hay 0 Comentarios

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Albert Sangrà Morer

ha transitado por la docencia y la organización de los distintos niveles educativos de nuestro país, y la evolución de la tecnología le ha ido acompañando en esa travesía. Profesor e investigador de la Universitat Oberta de Catalunya, UOC, estudia cómo hacer que las tecnologías aporten un valor añadido a la educación y a sus resultados en el marco del grupo Edul@b. Es Vicepresidente de la European Foundation for Quality in E-Learning (EFQUEL), y ha escrito diversos libros y artículos sobre esta temática.

Firmas nacionales

  • Jordi Adell (UJI Castellón)
  • Manolo Area (U. de La Laguna)
  • Mercedes González (U. de A Coruña)
  • Cristóbal Suarez (U. de Valencia)
  • Pablo Muñoz Carril (U. Santiago de Compostela)
  • Lourdes Guàrdia (UOC)
  • Marcelo Maina (UOC)
  • Montse Guitert (UOC)

Firmas internacionales

  • Mark Bullen (Commonwealth of Learning, Canada)
  • Larry Ragan (Penn State University, USA)
  • Rebbeca Medder (USA)
  • Terry Anderson (Athabasca University, Canada)
  • Tony Bates (Canada)
  • Insung Jung (ICU, Japón)

Archivo

abril 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal