Lo que aprendimos en la Súper Pop

Por: | 09 de mayo de 2011

Digamos primero la verdad para que no estorbe: la Súper Pop era un horror lleno de trolas y hace por lo menos quince años que no nos acercábamos a un ejemplar. Y fue para tirarlo a la basura porque nuestros padres estaban montando el cuarto de la plancha en nuestra ex habitación.

Kirksuperpop Una vez despachado este detalle, podemos entregarnos con lágrimas en los ojos al tema del día en las redes. La revista adolescente ha publicado su último número en papel. Aunque el texto que lo anuncia en su web utiliza el eufemismo "desde ahora es semanal y gratis en internet" y emplea 22 signos de admiración, sabemos que es una mala noticia. Que muchas aprendimos a leer entre líneas en sus consultorios. La directora de la revista ha explicado que de vez en cuando seguirán publicando especiales, que las ventas de las revistas adolescentes llevan década y media cayendo en toda Europa y que ahora los chavales más que leer, navegan. En la época de las Spice Girls llegaron a vender un millón de ejemplares. Hoy, apenas 86.000.

La revista fue fundada en 1977, en plena transición, por Mariano Nadal (que también editaba Pronto) y Jordi Sierra i Fabra, que lanzó un montón de publicaciones musicales antes de dedicarse de lleno a la escritura. Se ve que después de los dorados 80 y 90 siguió existiendo, como ha demostrado su cierre. Y que últimamente hablaba de los actores de El Barco o de Justin Bieber. Pero como treintañera no puedo admitir otras generaciones posteriores tengan "su" Súper Pop y aprovecho la oportunidad que me brinda este blog de adulterar la memoria colectiva. La revista buena es la nuestra, la de las carpetas de Sensación de Vivir y los chinitos de la suerte. La de los tiempos en los que el Phoenix bueno era River y no Joaquim, George Michael era heterosexual y Milli Vanilli dos guapos cantantes. Cuando Rick Astley y Keanu Reeves no sabían que se convertirían en memes de internet. La de las portadas míticas. La que regaló a todas sus lectoras un trozo del muro de Berlín.

Estas son algunas de las cosas que aprendimos gracias a esta revista. La lista ha sido elaborada preguntando a los amigos, copiando y pegando con todo el morro. Una sofisticada técnica periodística que por cierto, debo agradecer a la Súper Pop.

1. La pseudociencia no funciona
"Recuerdo que regalaban un anillo del humor, según el cual yo era muy feliz. ¡FALSO! ¡Era adolescente! ¡Sólo sufría!" (Irene)

2. Tu amiga por correo siempre responde antes que tú
"Tengo en el cajón el símbolo de Take That que mi mejor amiga por correspondencia -a la cual conocí por Súper Pop- me envió tras contarme lo mal que lo pasó con la ruptura del grupo. Cuando teníamos 12 o 13 años, ella escribió solicitando amistad. Me gustaba decorarle los sobres ¡TODOS! con dibujos de los artistas del momento o cualquier cosa que se me ocurriera. Al mes teníamos varias cartas pero yo siempre tardaba más :S Nos escribíamos siempre en papel de colores con muchas pegatinas y nos contábamos folios y folios con nuestro día a día. Así hasta los 19 casi, no te creas...Ahora nos tenemos en Facebook" (Nazaret)

3. Si te gusta el mismo que a las demás es malo. Y si no, peor
"De la Superpop puedo decir que me hizo sentirme muy marciana. Era la única chica de mi círculo (cole + plaza del pueblo) a la que David Charvet le parecía feo. Por cierto, mi memoria selectiva acaba de recordar que la portada de la primera superpop que compré era del (comprensiblemente) olvidadérrimo vigilante de la playa" (Mariu)

4. Hacer listas con hombres es importante
"De aquella época almacené varias manías, una de ellas, la de hacer listas de los hombres de mi vida (creo que era una sección de la Ragazza, pero no me acuerdo) para diferentes situaciones: con quién iría del brazo a los Oscar, con quién compartiría bocadillo en el interrail, con quien bailaría en la Fontana de Trevi... Esas cosas típicas en la vida de una adolescente. También recuerdo con horror el día que mi madre me dijo que todas esas entrevistas se las inventaban. Dramón" (Mariu)

5. La vida da muchas vueltas
"Gracias a la SuperPop fui una zorra y encontré un novio. Ahora vivo feliz en pareja, como una mujer Marie Claire. Por supuesto, soy periodista. Y cuando cerró mi última empresa, sin rumbo y en el lodo, mandé mi currículum a Superpop. Nunca recibí respuesta" (Irene)

6. Los adolescentes deben recibir una correcta educación sexual
"La Vale era muy porno y el par de veces que la compré fue tan complicado recortar las fotos guarras antes de llegar a casa, que decidí que no me compensaba. Lo que me enseñó la SuperPop es que cuando tienes ganas de hacerlo con un chico, cuando por fin ha llegado ese momento, tus caderas se vuelven un imán que solo quiere pegarse a las caderas del otro. Creo que decía esto literalmente" (Irene).

7. La información es poder
"Recuerdo que en un número explicaban que podías conseguir un flequillo tan recto como el de Brenda Walsh usando la ayuda de una cinta de deporte para la frente. Nunca puse en práctica el consejo pero me encantaba tener un secreto de ese calibre en mi poder. En ocasiones, la información rigurosa y relevante es el mejor regalo" (Carmen)

"El petting no lo probé hasta mucho más tarde, pero agradecí leerme aquel reportaje tan interesante del que recuerdo perfectamente su título: "¿Pero qué es el petting?". Por aquellos entonces, ya había aprendido de las revistas que si te ponías una mascarilla de miel en los labios durante 10 minutos, te garantizaba dulces e irresistibles besos, y que si estabas frente a ÉL (siempre era él) y bajabas la mirada durante dos segundos, le mirabas otros dos segundos a los labios y volvías a mirarle a los ojos, te metía el morro fijo (que no se llamó meter el morro hasta muchos años más tarde)" (Mariu)

8. En realidad Ragazza molaba más
"Siempre me he decantado por consumir la misma mierda pero mejor presentada, con tipografías y fotos decentes, y pagar por ello un precio abusivamente superior. Es una mentira en la que sigo viviendo hoy día" (Carmen)

"Yo fui más de la Ragazza, que era un poco más dura y no se me estropeaba al llevarla en la mochila" (Mariu)

9. Lo de Kirk Cameron fue una pena

"Kirk Cameron forever. Tom Cruise es una vieja trastornada come placentas. Rob Lowe, tras violaciones y escándalos tuvo que ser rescatado del fango por ¡Calista Flockhart! Johnny Depp es... el marido homeless de Vanessa. Qué poco tino de todas formas: el bueno era River, ¿no?" (Sofía)

"Yo siempre fui muy de Kirk Cameron porque los demás me parecían unos vejestorios (risas). Hasta que Kirk Cameron además de vejestorio se volvió predicador y ultracatólico" (Carmen)
 
10. A los chicos no les gusta Kirk Cameron
"Todo este revuelo me parece una tontada ñoñipop... ¡Oh Dios mío! ¡Los 80! ¡A mí me gustaban los Goonies! Era un territorio inhóspito y exclusivamente femenino. La herramienta que las chicas pusieron entre ellas y los tíos cuando nosotros por biología queríamos seguir jugando al pilla pilla y ellas de repente preferían leerse la biografía de Kirk Cameron. La materialización visible de la pubertad. Mirábamos la revista con desconfianza porque de repente se había interpuesto entre nosotros y nuestro objeto de deseo" (Guillermo)

11. Sin la Súper Pop ya no hay esperanza
"Ya no nos queda nada gracioso. Bueno... ¿Wikileaks? (Sofía)

 

Hay 28 Comentarios

JAjajajajajaj..... Que daño hizo a esta sociedad esta peazo revista

A mi me criaron la Superpop, el nuevo vale y la teleindiscreta jejeje.

Cada día soy más fan de este blog. Es, realmente, una maravilla.

Polvo vaquero, toma ya! :-D
Ahora tambein hay revistas parecidas: la Loka por ejemplo que no está mal.

Recuerdo la primera vez que compré la SuperPoP. Fue por los quinientos posters de las Spice Girls que venían dentro. También venían pegatinas de los Back Street Boys, pero entonces no los conocía y me parecieron tan enormemente gays que se los pegué en el cabecero de la cama a mi hermana de cuatro años.
Fantástico post. Fantástico

Me meo, Delia. Genial, como de costumbre.

Besos,

Iñaki

Jajajajaja. Maldita Superpop.

Siempre es mala notícia que desaperezca una revista. Yo tenía mucho acceso por que una de mis hermanas fué presidenta del club español oficial de fans de Leif Garret. Visto con perspectiva, aquellos pósters, pegatinas, titulares... permitieron a muchas chicas que no se les oxidara el aparato afectivo, mientras se alejaban de la realidad en pos de un ideal de chico que no vivía en el barrio. Mi hermana llegó a conocer a varios de los que salían en la SuperPop, en persona. No sé muy bien cuando, mi hermana creció y la SuperPop (y todo lo que iba con ella) fué desapareciendo. Ah, la adolescencia...

@Ptqk

XD

Ya avisé yo a Delia de que se me cruzaban los recuerdos entre la Ragazza y la Superpop. Además, me repito, ¡la Ragazza molaba más!

PD. Confesión final: no me quedó nada claro qué era exactamente el peting hasta que una amiga me reveló dos palabras que cambiaron mi vida para siempre: polvo vaquero

Que grandes recuerdos.
Si miramos la revista como adultos nos parece una imbecilidad .Es una revista de adolescentes y en nuestra época había pocas de ellas y necesitábamos una revista donde comentaran las noticias de nuestros ídolos y donde poder mandar nuestras preguntas a los consultorios sin contar las cientos de imágenes que sacábamos para decorar las carpetas del instituto .

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Trending Topics

Sobre el blog

Este blog va de lo que se está hablando, los temas calientes, lo que estás buscando en la red. En Trending Topics rastreamos la información que te interesa y te la servimos en bandeja.

Archivo

marzo 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal