40 Aniversario
Blogs de Gente Ir a gente

Tuitología

Sobre el blog

Un blog sobre las ansiedades, ínfulas, confesiones y caprichos diarios que comparten las personalidades públicas en redes sociales. Lo más llamativo del mundo visto por los famosos, lo más delirante de los famosos vistos por el mundo y todo sobre ese insólito punto en el que ambos fenómenos se entrecruzan.

Sobre el autor

Tom C. Avendaño

es periodista. Se hace un lío con el país al que pertenece, si España o Estados Unidos, y suele resolverlo declarándose ciudadano de las redes sociales. Lo de los intereses lo tiene más claro: investigar cuánto dice la cultura popular sobre el mundo en que vivimos.

Eskup

La ambición canosa se tiñe de redes sociales

Por: | 27 de marzo de 2012

Madonna2Madonna podrá acusar o no la cincuentena en cuantos detalles quieran resaltar los tabloides del mundo entero, pero ninguno de ellos resulta tan sistémico como su desconexión de las redes sociales. El que no tenga una cuenta personal en Twitter a diferencia del resto de artistas de su calibre; el que su Facebook resulte tan quirúrgicamente corporativo; el que hasta ahora no haya existido una Madonna 2.0 en mundo que casi va por el 3.0 era más gravoso para su imagen de eterna lozanía que el más de medio siglo que ya lleva sobre sus espaldas (el sobrenombre de ambición canosa, por cierto, lo acuñó cariñosamente este periódico cuando, hace tres años y medio, la diva cumplió los 50).

Por eso quizá la parte más revolucionaria del lifting de identidad que está acompañando el lanzamiento de su duodécimo disco, MDNA, es que Louise Veronica Ciccone se haya dedicado a promocionar este nuevo trabajo exclusivamente por social media: ni un posado para una revista, ni una actuación en televisión, ni nada que no pase por esos grandes desconcidos que eran para ella las redes sociales. En los últimos tres días, ha publicado una entrevista en Facebook, ha hablado con sus seguidores en Twitter y ya se ha enfrentado con YouTube.

En estricta inversión del orden cronológico:

Seguir leyendo »

Hollywood se muda a Silicon Valley

Por: | 26 de marzo de 2012

Justin_TimberlakeFOTO: Justin Timberlake presenta MySpace TV en Las Vegas (AFP)

La tecnología, para qué negarlo, es chic. Que sus usos prácticos sean revolucionarios ya no importa tanto como descubrir antes que nadie la última aplicación o red social de moda. Es como saberse las canciones de un grupo antes de que asalte el top ten. Así, los visionarios tecnológicos han ocupado el lugar de las estrellas de rock o de los deportistas (Mark Zuckerberg puede no ser santo de la devoción de muchos, pero bien que su historia personal se cuenta como un mito moderno); el debate ¿Facebook o Twitter? parece el nuevo ¿Beatles o Rolling Stones? de lo acalorado que se ha vuelto; y uno puede hacerse más famoso ahora con un buen Twitter que grabando una canción. 

Si esto ya ha trastocado la vida de los ciudadanos de a pie, imagínense qué no habrá hecho con los famosos, que necesitan dosis diarias de chic para no caer en desuso y a los que por primera vez se les viene encima una tendencia que surge de las masas y no de ellos mismos. De repente, todos los que antes invertían en restaurantes, colonias y líneas de ropa se han pasado al bando de invertir en páginas web, redes sociales y aplicaciones para móviles.

Este mes, por ejemplo, se celebraba en Texas (Estados Unidos) el ya tradicional South by Southwest, un festival de imparable relevancia en los mundillos del cine, la música y la tecnología -lo cual demuestra que cada vez es más inútil separarlos- y los primeros titulares fueron para Leonardo DiCaprio y su amigo Tobey Maguire porque habían ido a presentar Mobli, una aplicación de fotografías para el móvil pagada (a la razón de unos cuatro millones de dólares por cabeza) de sus bolsillos. No eran los únicos. Jessica Alba también acaba de lanzar Honest Co., una página web que vende productos ecológicos para bebés. Cuando le vino la idea hace dos años, no fue a hablar con Babies R Us ni ninguna otra empresa tradicional, sino con David Lee, un inversor de Silicon Valley que ya había ayudado a Kim Kardashian a montar su propia aplicación (ShoeDazzle, una que te ayuda a elegir zapatos).

Seguir leyendo »

El masajista del punto G ultraconservador mendiga retuits

Por: | 20 de marzo de 2012

1331331470_354860_1331331904_noticia_grandeSi Rush Limbaugh no fuera Rush Limbaugh, tendríamos que reconocerle potencial de buen tuitero. He aquí un hombre que decide sumarse a Twitter cuando casi todo el mundo quiere que se calle, una personalidad pública que sabe que cada vez que abre la boca tiende a enfadar a alguien y que, aún así, a sus 61 años no quiere que nadie tuitee por él.

Pero no nos engañemos: Rush Limbaugh es Rush Limbaugh. Uno de los miembros más histriónicos del panorama radiofónico ultraconservador de Estados Unidos. Uno de los máximos exponentes de esa teoría de que, en la zootecnia de desquiciantes republicanos ortodoxos, es más efectivo provocar a los demócratas que adoctrinar a los propios. El miembro más veterano de la estirpe de Bill O'Reilly y Glenn Beck (el que organizó una multitudinaria manifestación ultraconservadora en Washington DC en verano de 2010 solo para vender uno de sus incoados ensayos políticos). Un hombre que se dedica a llamar a Hillary Clinton "sex-cretaria de Estado" y a Obama, "negro mágico" en público; un hombre que, cuando no habló bien de Mitt Romney en noviembre de 2011, creó titulares que decían "Mitt Romney tiene un problema llamado Rush Limbaugh"; el considerado ideólogo encubierto del impeachment al que casi se somete a Bill Clinton en 1995 cuando lo de Monica Lewinski. Es, en definitiva, un pornógrafo ideológico que sabe muy bien cómo masajear el punto G ultraconservador.

Limbaugh pasa, pues, por ser una figura polémica. En enero de 2011, poco después del tiroteo en Tucson (Arizona) que llevó a la representante Gabrielle Giffords al coma, fue la comidilla de las redes sociales por anunciarse en pancartas por carreteras de todo el país con una imagen en la que se veían impactos de bala y el eslógan "Rush Limbaugh tira a dar". Su propia emisora retiró la campaña para dejar de producir trending topics.

Pero nunca había estado tan en el ojo del huracán como últimamente. A principios de marzo, llamó en su programa "zorra" y "prostituta" a una estudiante de derecho de la universidad de Georgetown llamada Sandra Fluke por estar de acuerdo con la política abortista de Obama. Mediáticamente hablando, fue la gota que colmó en vaso. Por mucho que el agravio fuera pecata minuta en su descabellado libro de estilo, ha provocoado que se ponga de moda odiarlo. Al igual que pasó con La noria a finales de 2011, la norma ahora es que los anunciantes se retiren de su programa. Es lo más parecido a la censura popular que existe, pero no es necesariamente lo más eficaz: The New York Times cifra las pérdidas en unos dos millones de dólares (Limbaugh genera unos 64 al año él solito) que la emisora recupera poniendo el mismo anuncio en otro programa. Pero no deja de ser lo que para la prensa liberal es su debacle definitiva.

Así las cosas, y al contrario que cuando las pancartas tras el tiroteo de Arizona, Limbaugh ha decidido multiplicar su presencia y se ha hecho a Twitter. El viernes pasado anunció en su programa que pensaba reactivar la cuenta abandonada que se hizo en 2009 y que solo podía seguirse con su consentimiento. A las pocas horas, tenía 100.000 seguidores. La mayoría de ellos, cabe suponer, esperando una de sus características y descabelladas peroratas.

Tal y como augura Forbes: Limbaugh + Twitter = Catástrofe.

Seguir leyendo »

Don Draper contra Kim Kardashian; Carmen Lomana con #Loewe

Por: | 16 de marzo de 2012

Actor_Jon_Hamm"Ser un puto idiota es un rasgo muy valioso en esta cultura. Si lo eres, se te recompensará significativamente", le decía Jon Hamm, el actor que da vida a ese cromosoma Y con patas que es Don Draper en Mad men, a la revista Elle el pasado fin de semana. No sabía cuánto iba a reflejar la que se nos venía encima.

La estupidez en todas sus formas ha sido el verdadero trending topic de la semana. No porque se hayan dicho más idioteces de lo normal, sino porque se ha debatido sobre el concepto mismo de estupidez, su valor y su significado como nunca. En España, ha sido culpa de Loewe y el vídeo ese en el que hijos de famosos dicen cursilerías, que ha sido diseccionado como una obra inédita de Eisenstein en una escuela de cine. El fenómeno en sí ya ha sido analizado ad nauseam, pero todavía colea el debate de quiénes son los estúpidos en él. Para algunos, son los sujetos que aparecen en el documento, afirmando que "lo mejor de España son las españolas"; para otros, ha sido Loewe por pensar que iba a convencer a alguien con el discurso de que "estar enamorado es megaguay"; y para otros, los estúpidos son los que no entienden que la mofa podría ser perfectamente uno de los efectos buscados por la campaña publicitaria más viral de la historia española.

Todas estas escuelas de pensamiento venían a decir lo mismo que mister Draper. El tío andaba promocionando la quinta temporada de Mad men cuando se le escapó esa reflexión sociocultural que dio la vuelta a las redes sociales. Lean: "Ser parte de la elite de la televisión se considera algo negativo. Ya sea por Paris Hilton o por Kim Kardashian, el hecho es que se celebra la estupidez".

Hamm hablaba de una cosa totalmente distinta, pero totalmente parecida a los tuits de Loewe. Tanto es así que ambas facciones consiguieron respuestas parecidas y de lo más representantivas.

Seguir leyendo »

El desnudo, esa nueva vieja herramienta promocional

Por: | 13 de marzo de 2012

RihannavLos últimos siete días nos han regalado dos casos prácticos de lo más reveladores de destape 2.0. Primero: Rihanna, que la semana pasada publicaba una foto suya en cueros a través de Twitter. Nada nuevo. A la de Barbados ya le habían filtrado unas fotos en las que salía mucho más desnuda y eran mucho más explícita. La foto de la semana pasada ha tenido su repercusión, pero no tanta.

Segundo: Heather Morris, una actriz que, por su garbo y físico, debería ser más popular entre el público heterosexual. Ocurre que, como una de las protagonistas de Glee, su público hasta ahora se ha movido (según las encuestas; aquí no hay ánimo de etiquetar) entre las chicas adolescentes y gais de varias edades. Este sábado, de repente surgió de la nada una colección de unas 26 fotografías privadas de la intérprete entre las que había cinco desnudos. A raíz de eso, su presencia en Google, sus menciones en Twitter y la categoría de los medios que hablan de ella se han multiplicado.

Son dos caras de la misma moneda: las filtraciones que llevan azotando al mundo de la farándula en los últimos meses y se hace más popular que con su trabajo habitual. Vale que esto lleva ocurriendo desde que Internet es Internet pero, en los últimos meses, la tendencia se ha agudizado. Lo que le ha pasado a Morris ya le ha pasado, solo en los últimos tres meses, a otros famosos de mayor caché, o de curvas más deseadas y de físicos más imposibles.

Hablamos de Scarlett Johansson, Miley Cyrus, Jessica Alba, Rihanna, January Jones, Ke$ha, Christina Aguilera... Quién nos iba a decir que, en pleno 2012, Estados Unidos iba a descubrir lo que es el destape.

Seguir leyendo »

El misterio (digital) de la inclasificable Barbie humana

Por: | 08 de marzo de 2012

KotaKoti3
Decidan ustedes qué es lo más llamativo del caso de Kota Koti: si el esfuerzo que dedica a parecerse a una Barbie real que se lo dedica y, oigan, el resultado es apabullante–, el éxito que ha tenido en redes sociales solamente por eso, o que sepamos tan poco sobre uno de los fenómenos virales más surrealistas e internacionales de los últimos meses.

Dakotakoti (o Kota Koti, como le gusta que la llamen) es una joven –andará entre los 16 y los 18 años– de pelo castaño y ojos azul oscuros. Su ocupación virtual es volcar en su canal de YouTube primero, en su blog después y en su Twitter finalmente, consejos sobre cómo parecerse lo más posible a una muñeca y mostrar imágenes del resultado. Lo parece, y si no tuviéramos los vídeos que atestiguaran lo contrario, diríamos que alguien se ha pasado con las capas de Photoshop. Esa parte de la historia es espectacular (y un poco inquietante). Con ella, la misteriosa Kota Koti se ha convertido en un fenómeno viral de largo recorrido cuyo público se divide entre fans entregadas, padres ofendidos y alguna mente masculina perversamente calenturienta.

Pero luego viene el resto. Pese a los esfuerzos de varios periodistas aturdidos que han intentado escribir sobre ella, no se sabe más de esta chica que no habla en sus vídeos, no da ninguna pista acerca de dónde está ni por qué hace lo que hace. ¿Estamos ante el fenómeno viral más misterioso de la historia?

Seguir leyendo »

El orgullo gay de Twitter

Por: | 06 de marzo de 2012

1330874361_564537_1330874873_noticia_grandeFoto: Imagen de 'Mi gitana' cedida por Mediaset (EFE)

Gran parte de la población ya ha aceptado que Kirk Cameron, el protagonista de Los problemas crecen, dedique su edad adulta a defender los valores cristiano envagelistas a diestro y siniestro. Cuando, el viernes pasado, acudió a un programa de entrevistas de la CNN, el que empezara a repartir leña entre los liberales parecía casi anodino. Hasta que le preguntaron qué opinaba del matrimonio gay que tantos famosos de más categoría están defendiendo en Hollywood estos días. Entonces respondió: "Creo que es antinatural. Creo que es perjudicial y, a la postre, destructivo para varios de los pilares de la civilización".

La civilización sigue más o menos en pie hoy. Pero Twitter ardió. Sus palabras provocaron una de las repulsas más unánimes y sonadas de la historia de la red social. Cameron fue tendencia intermitente, según se miren los trendings de EE UU o los mundiales, durante sábado y domingo.

Comenzaba así uno de los fines de semana con más contenido sobre asuntos gais por todo el mundo de la historia de Twitter.

Seguir leyendo »

Encierren a sus hijas, Justin Bieber ya es mayor de edad

Por: | 01 de marzo de 2012

 

Justin bieberCualquiera hubiera dicho, en estos tres años en los que Justin Bieber ha logrado más fama y dinero que el resto de los mortales en varias vidas, que el cargo oficial de este adolescente andrógino era chaval. Si acaso, se le añaden los títulos de cantante ídolo adolescente como si estos le tuvieran pluriempleado. Pero en cualquier texto, periodístico o no, es la palabra que más se repite junto a su nombre. Barack Obama, presidente de Estados Unidos. Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del PSOE. Justin Bieber, chaval.

Hoy ese chaval cumple 18 años. Justin Bieber es desde ya un adulto a ojos de la ley de la Canadá que le vio nacer. Puede votar, comprar alcohol, tener (o dejar de ocultar) relaciones sexuales, ir a la cárcel y gastar como le venga en gana los más de cien millones de dólares que ha ido ganando desde que se convirtió en el menor más rentable, ubicuo, deseado y vilipendiado del mundo. Se dice que pasará el día con su familia, tal vez en su Stratford (Ontario) natal, ignorando tanto la lista de contactos de la que podría tirar para montar una fiesta histórica (véanse las libertades que acaba lograr) como el verdadero signifcado de esta fecha.

 

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal