Blogs de Gente Ir a gente

El adiós de Twitter al papa más cibernético

Por: | 12 de febrero de 2013

La renuncia del papa Benedicto XVI fue un momento glorioso, cumbre, celestial, casi, si permiten aquí esos juegos de palabras, para todos los que tuvieran en el momento una cuenta de Twitter. Era una de esas joyas fabricadas con el material del que están hechos los sueños de la lista de trending topics: una noticia impredecible, simple de entender pero de alcance mundial, protagonizada nada menos por uno de los blancos favoritos de Internet en general y, para más inri, los españoles tenían en él una variación del tema de la dimisión, presente en más de una mente últimamente.

Screen Shot 2013-02-12 at 12.13.16 AM

La cosa se prestaba a hacer bromas a un nivel inaudito desde el follón de Froilán con la escopeta de balines el año pasado. El poseedor del vestuario más estrafalario en salir en un periódico de papel en el último lustro; el mismo cuyo parecido con el Emperador de Star Wars ha sido comentado insistentemente en los últimos ocho años, pierde interés en su trabajo al poco de abrirse una cuenta en Twitter mientras se anuncia una nueva trilogía de Star Wars. Así que resulta durar menos que Jordi Hurtado en Saber y ganar o Ana Blanco en el Telediario y presenta su dimisión sin tener ni la triste excusa de "voy a pasar más tiempo con mi familia" sino con un lánguido "Bueno, aquí os quedáis". Casi podían oírse las bolas de esparto rodar por las calles desiertas mientras la población mundial repentizaba cualquiera de las miles bromas fáciles que no hacía falta ni inventarse sobre el tema. Se puede decir lo que se quiera de la Iglesia Católica actual, pero lo de ayer fue una comunión en toda regla.

Sin embargo, a Twitter le pasa lo que a un cómico de stand-up -no hay tanta diferencia entre ambos- y tiende a atorarse cuando la broma es tan evidente. Los chistes que daba de sí el papa ya estaban hechos y, lejos del festival del humor que podría dar de sí el final de este ministerio petrino, la cosa se quedó en triste concatenación de bises, con alguna ocurrencia basada en la actualidad como mera aberración estadística.

Surgieron viejos montajes fotográficos que ya habían surgido en anteriores visitas del papa (ese DJ papa), se hicieron un par de juegos de palabras ya vistos ("si el nuevo papa fuera americano, sería un papanamericano") y, en el caso del Twitter patrio, se le  comparó con Rajoy ad nauseam y se vinculó el asunto lo más posible al estreno, anoche, de Gran hermano 14. (Y también al apocalipsis, porque el interés una noticia relacionada con la religión se mide por la de no se considera de interés si teorías sobre la cercanía del fin del mundo que genera provoca en Twitter.)

Se echó falta, en este frenesí por comentar la noticia mucho más de lo que permitía la información disponible, un momento de pausa para plantearse dos cuestiones sobre el anuncio. La primera tiene que ver con las formas y lo relativamente decepcionante que resulta que un Santo Padre como Benedicto XVI, sobre el que recayó el sambenito de early adopter y estrenar el papado en Twitter, prescindiera de las redes sociales para el anuncio. Mas bien al contrario: no solo lo anunció en persona, sino en latín, un idioma hasta la fecha está poco utilizado en el mundo 2.0.

42843109099

Usar el latín no deja de tener sentido cuando lo que uno tiene que anunciar que es que rompe a la vez un contrato vitalicio con Dios y una tradición de 600 años, pero dejar la cuenta oficial que se presentó con tanto bombo y platillo como la presencia del papa en la red muerta de risa con el tuit del domingo ("Confiemos siempre en el poder de la misericordia de Dios. Todos somos pecadores, pero su gracia transforma y renueva nuestra vida", que ya son ganas de alimentar la conspiranoia) denota cierto abandono. Nunca en la corta vida de ese Twitter han estado tan distanciados los tuits de la persona a la que representan. Por mucho que Benedicto XVI estuviera obligado a dar la cara ante la prensa y por mucho que esta cuenta no sea más que un reflejo de sus pensamientos, redactados sin disimulo por un equipo de comunicación, la falta de sincronía le resta puntos a la relevancia a @pontifex. No la llega a reducir a otras cuentas alimentadas solo por citas prefabricadas (la de Amaia Montero, la de Paulo Coelho...) porque se trata del papa, pero la comparación es inevitable.

Lo segundo tiene que ver con el contenido y la de incógnitas que plantea la decisión de Ratzinger. Así como lo de darle a Dios dos semanas de preaviso antes de dimitir está lleno de lagunas (se supone que Dios colabora en la elección del nuevo papa; así que, ¿cuándo dejó su Gracia de apoyar a Benedicto XVI? ¿Antes de que éste tomara la decisión? ¿Ayer cuando lo anunció? ¿Cuando se vaya el 28 de febrero? ¿Cuando haya un nuevo papa?), ¿qué pasa ahora con la cuenta de @pontifex? ¿La heredará el nuevo pontífice y permanecerá per secula seculorum papa tras papa como si en el mundo 2.0 éste fuera solo una presencia inmutable, una sucesión de homilías de bolsillo que se adaptan, o no, a lo que piensa el Santo Padre de turno? ¿Es ése el "nuevo evengalismo" del que hablaba el monseñor Claudio Maria Celli, responsable del Pontificio Consejo para las Comunicaciones? ¿Qué pasa con los seguidores interesados solo en Joseph Ratzinger, el teólogo?

Claro que si se crea una cuenta para el nuevo pontífice, ¿seguirá activa @pontifex, al fin y al cabo creación de un equipo de tuiteros de la Santa Sede? ¿Qué pasa en caso de que la nueva y la vieja cuenta se contradigan? ¿O la llevará el mismo equipo de personas, haciendo de la novedad una decisión formal pero a la postre inútil?

El Vaticano pretende ser una institución estática por la que pasan caras diferentes y personas distintas sin que ello altere su esencia. El mundo 2.0 va solamente de personas y lo que las diferencia a unas de otras. Cuando tengan tiempo en lo que resuelven cosas más importantes, si pretenden seguir importando en un mundo cada vez más digitalizado, deberían plantearse el resolver también esa cuestión.

Hay 14 Comentarios

Pues a mí me ha gustado, al menos lo has hecho con mucho humor y con la ironía que debe primar por encima de cualquier cosa, al final es mejor tomárselo a coña ;)

Pésima la nota... todavía estoy esperando que diga algo interesante; que manera de ganar guita de arriba el periodista, si es que se puede decir que lo es...a propósito ¿como se llama el bobo que esta con el teléfono en la mano?

Me he presentado a ser el sucesor del Papa, el casting no me fue tan mal: http://www.youtube.com/watch?v=7PfXy5aM2gE

ira que me río de cosas, pero que a alguien pueda onfender una cosa... pues mejor callar ¿no?

Lo anunció en el día de "la virgen de Lourdes", pero se ha revelado la horrible verdad en torno a todo aquello. Basta de Mentiras! Aquí se resume: http://cort.as/3R6y

A ver si el sucesor sigue utilizando las nuevas tecnologías y las redes sociales y de ésta manera es mas cercano con la gente de la calle.

El Papa ha hecho muy bien marchándose antes de morir en el cargo. Si no se siente con fuerzas para desempeñar su cargo es mejor que venga un Papa más joven y con mejor salud para llevar sobre sus espaldas el pesado yugo de ser el líder de la Cristiandad.

Opino que lo triste del asunto.
Es que exista gente (en Twitter ú otras RRSS), que se sienta obligada a hacer una broma por cualquier noticia.
Nadie conoce a su verdadero esclavizador.

¿Te imaginas el mundo sin twitter? 'El silencio de los tuiteros' http://basketandtalent.com/2013/01/16/el-silencio-de-los-tuiteros/

creo que el PaPA actual ha sido más honesto que Juan Pablito que renqueando reino hasta que Dios se acordó de él
Aprende Juan Carlos, tu ya renqueas

Vaya chorrada. Para empezar porque la cuenta de @Pontifex estuvo claro que era una cuenta institucional -como su nombre bien indica-, del pontífice. Será heredada por su predecesor, si es que tiene interés en seguir usándola.

Y en segundo lugar porque hace acopio de las bromas, por otro lado ya típicas, pero no menciona la gente que estuvo mandando agradecimientos al papa, comentando la noticia, y demás.

En fin, que se puede rellenar artículos de muchas formas y ésta es una de ellas, pero está claro que no aporta nada.

jajaj que buena la foto, algo raro todo lo que se está motanto alrededor de este papa

Muy buen post!!

http://areaestudiantis.com/

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Tuitología

Sobre el blog

Un blog sobre las ansiedades, ínfulas, confesiones y caprichos diarios que comparten las personalidades públicas en redes sociales. Lo más llamativo del mundo visto por los famosos, lo más delirante de los famosos vistos por el mundo y todo sobre ese insólito punto en el que ambos fenómenos se entrecruzan.

Sobre el autor

Tom C. Avendaño

es periodista. Se hace un lío con el país al que pertenece, si España o Estados Unidos, y suele resolverlo declarándose ciudadano de las redes sociales. Lo de los intereses lo tiene más claro: investigar cuánto dice la cultura popular sobre el mundo en que vivimos.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal