El Año de Turing

El Año de Turing

La informática a la que recurrimos para tuitear o hacernos una resonancia magnética es en esencia Alan Turing, uno de los científicos más importantes de la Historia. Fue un hombre generoso que afrontó con genialidad lógica horrores como el Nazismo pero al que el mundo devolvió sólo injusticia. Acercamos su obra a los lectores para que comprueben lo importante que fueron sus aportaciones. Creó la Informática tal y como la conocemos.

Robots y seres humanos: Los vínculos se estrechan

Por: | 22 de mayo de 2013

CARME TORRAS

ICRA 2013En el marco del IEEE Conference on Robotics and Automation (ICRA'13) celebrado del 6 al 10 de mayo en Karlsruhe tuvieron lugar tres foros abiertos al público general, dedicados a la industria, la ciudadanía y la ciencia, respectivamente. Este último, organizado por los Profs. Yoshihiko Nakamura y Giulio Sandini, estuvo centrado en la confluencia de la Robótica con las Humanidades.

Robótica y HumanidadesEn la presentación del evento, el Prof. Sandini hizo una breve referencia a la celebración del año Turing y al test tratado previamente en diversas entradas de este blog: 8-11-2012, 6-12-2012, 13-12-2012, 24-1-2013. Habida cuenta del contexto,  planteó una adaptación del test de Test de Turing y robotsTuring a la robótica, en donde se trataría de decidir si dentro de un robot humanoide hay una persona manejándolo o no. Véase la foto adjunta, en cuyo pie se lee “Sistemas que pueden pasar el test de Turing basado en comportamientos” (en lugar de basado en textos escritos, como en el test original), y la mujer piensa “Hay un hombre dentro!”. Ello va en la línea de las investigaciones recientes que resaltan que la verdadera inteligencia ha de ser corpórea, encarnada (“embodied”).

Cara de androideLos dos ponentes siguientes, Profs. W. McCarty y Y. Kasai, rastrearon los orígenes del efecto “uncanny valley” en la filosofía griega y en la teoría psicoanalítica. Se refiere dicho efecto a la respuesta emocional de un humano frente a un robot, que es más positiva y empática cuanto más antropomórfico es el robot, hasta que se llega a un punto de gran parecido pero comportamiento inquietante, Robot Wall-eque provoca de repente una fuerte repugnancia.

 

Es más fácil empatizar con el robot WALL-E que con un androide de rostro casi humano, que resulta inquietante y provoca cierta repugnancia.

 

The NostalgistA continuación, el cineasta G. Cimini, fundador de Wonder Room Productions, habló sobre tres arquetipos de robot que aparecen en el cine de ciencia-ficción: el positivo (helper), el negativo (evil) y el que responde a la máxima “yo no soy malo, pero ellos me han arrastrado a serlo”. Después de dirigir la película “La città nel cielo”, está actualmente rodando “The nostalgist”, basada en un relato de D.H. Wilson, autor del bestseller “Robocalipsis”. Aquí puede verse un sugerente tráiler, así como la campaña de crowdsourcing iniciada recientemente.

Marcel.lí AntúnezEl conocido dramaturgo y actor Marcel·lí Antúnez presentó un resumen de su trayectoria desde sus inicios como fundador de la compañía La Fura dels Baus hasta la actualidad. Al final realizó una breve performance vistiendo un exoesqueleto que le permite controlar diversos elementos del escenario. Marcel.lí AntúnezMostró asimismo imágenes de una cabeza artificial articulada, que es una réplica de la suya, y otro exoesqueleto mediante el cual el público puede telecomandarle como si se tratara de un robot de telepresencia.

El fórum concluyó con una mesa redonda, en donde el representante de la Comisión Europea O. Da Costa dio a conocer la iniciativa Futurium, una plataforma a la que cualquier persona puede contribuir su visión del futuro, y una presentación por mi parte de los retos que puede plantearnos la creciente interacción con robots en un futuro próximo. Dada la capacidad de la ciencia-ficción para anticipar posibles escenarios, me centré en las estrechas relaciones entre humanos y robots ejemplificadas en tres películas.

Robot Frank“Robot and Frank” narra la historia de un anciano a quien su hijo regala un robot para que cuide de él cuando su memoria empieza a deteriorarse. Merece destacarse que el robot actúa de forma bastante verosímil ateniéndose casi siempre al comportamiento que le ha sido programado.

Eva”Eva” trata de las difíciles relaciones de un robot con los investigadores que le han dado vida. En lugar de abordar el conflicto desde la perspectiva del robot, como en el caso de “Inteligencia Artificial” de S. Spielberg, aquí se narra desde la perspectiva de la pareja humana.

SurrogatesPor último, “Surrogates” parte de la noticia de que el profesor Ishiguro ha construido una réplica de sí mismo para, a continuación, mostrar una sociedad futura en que las personas permanecen en sus casas conectadas a sensores y actuadores mediante los cuales controlan sus respectivos robots de telepresencia. Se justifica porque así los humanos mantienen sus puestos de trabajo sin exponerse a posibles accidentes o enfermedades, y es llevado al extremo de que incluso las relaciones personales se vehiculan a través de las réplicas que además tienen la ventaja de poder ser múltiples y con apariencias diversas.Tres películas, en mi opinión, muy recomendables.

El subsiguiente debate giró en torno a la posibilidad de predecir la evolución tecnológica y sus efectos sobre la sociedad, así como el gran papel que ha jugado y puede continuar jugando la ciencia-ficción en ¿Evolución hipotética?la anticipación de futuros posibles, deseables (utopías) o a evitar (ucronías).

Después de un animado debate con interesantes intervenciones por parte del público, los Profs. Nakamura y Sandini cerraron la mesa redonda expresando su firme voluntad de dar continuidad a este encuentro de la Robótica con las Humanidades, que propicia la inspiración mutua del trabajo académico y la ficción.

Carme Torras es profesora de investigación del CSIC. También es autora de la novela “La mutación sentimental” (Editorial Milenio, 2012), en la confluencia de la investigación robótica y la ciencia-ficción.

Hay 11 Comentarios

Toda una muestra mas de País Democrático y luego, se permiten dar lecciones de moral gratuitas.

Me ha gustado el articulo. A mi me parece muy interesante como se puede llegar a pensar que en un futuro se pueda vivir con robots.
Saludos

Como me gustaria tener un robot en casa

Que buena es la pelicula de Surrogates!!!

Yo si veo en el futuro compartiendo vida con robots...

¿Alguien puede decirme si esto es humano?: http://xurl.es/lomft

A mi me dan un poco de grimita......

Esperemos que los robots no terminen cocinando todo para nostros donde este la mano de la abuela y de esos lugares tipicos de toda la vida, nosotros os los traemos http://www.capitanfood.com

Nunca segundas partes fueron buenas.
Los seres humanos no tenemos pilas incorporadas para poder funcionar, ni programas informáticos que se cuelguen.
Nuestra naturaleza es auto sostenible y regenerable.
Estamos mejor pensado que cualquier invento entre otras cosas porque llevamos funcionando durante miles de años, superando dificultades de todo tipo.
O sea que cualquier copia por mucho que se quiera parecer, si la desenchufamos.
A ver que pasa.
Se puede archivar un programa informático, y se pueden conectar cuatro cables.
Pero hasta ahí.
La autonomía en el tiempo y en el espacio tridimensional del ser humano es muy difícil de copiar con cuatro enchufes.
Todo lo que se intente son meros juguetes de críos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Este blog es una obra colectiva en la que participarán científicos y expertos españoles y extranjeros cuya obra haya bebido de las aportaciones de Alan Turing. Aunque principalmente recogerá los avances científicos en la Informática, abarcará otras opiniones sobre la importancia de la misma en otros ámbitos: la Medicina, la Física, la Política, la Economía. El blog está coordinado por Pedro Meseguer y Juan José Moreno Navarro.

Archivo

julio 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal