TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Nacionalismos

Por: | 22 de abril de 2018

Occupied

Noruega sigue ocupada por los rusos aunque se mantienen ciertas formas democráticas. El primer ministro Jesper Berg conspira en la clandestinidad con los nacionalistas de Noruega Libre para expulsar a los ocupantes. Es la trama esencial de la segunda temporada de Occupied (Movistar), una excelente serie Noruega basada en una idea original del autor de novelas negras y economista Jo Nesbo en la que, además, contradice lo de que "segundas partes no son buenas". Es mejor.
En la primera temporada llega al poder el Partido Verde pues las cuestiones medioambientales, sobre todo las relacionadas con la producción de petróleo, despiertan una gran sensibilidad en la ciudadanía. Al parar su extracción petrolífera, Rusia, que ve amenazado el suministro, invade pacífica y prepotentamente el país apoyada por la inacción de una Unión Europea que tampoco está de acuerdo con una decisión noruega que complica sus intereses.
En la segunda temporada los rusos llevan ya seis meses en el país. El movimiento nacionalista Noruega Libre incrementa sus acciones violentas. El Primer Ministro Jesper Berg se fuga e intenta formar un Gobierno en el exilio. La ciudadanía está dividida entre los partidarios de Noruega Libre y los que aceptan la situación y pretenden negociar una solución sin violencia. Naturalmente esta ficción no es equiparable a ninguna otra realidad pero sí lo es en algunos apuntes sobre la evolución ideológica de quienes optan por la lucha armada en la que, antes o después, el hipotético fin justifica todos los medios. El comunicado de la disolución de ETA del pasado viernes -con los más de 850 cadáveres a sus espaldas- es la comprobación del cinismo de los fundamentalistas poseedores de la verdad absoluta y de como pretenden manipular los hechos: si la realidad no se ajusta a tu discurso, manipulemos la realidad.
Series noruegas como Borgen ya habían deslumbrado por su trama, por esa mirada profunda sobre la política y los políticos en un sistema democrático. Occupied , la serie con el mayor presupuesto de cuantas se rodaron en su país, casi 10 millones de euros, muestra la hipocresía y el egoismo de las potencias occidentales y el sórdido devenir de un nacionalismo inicialmente ingenuo hasta desembocar en el fanatismo totalitario.

Morir matando

Por: | 20 de abril de 2018

1486403267_000438_1486408167_noticia_normal

Lo de Cristina Cifuentes ya alcanza un punto de no retorno. En todas sus intervenciones parlamentarias su defensa es el ventilador: lanzar acusaciones a quienes la acusan con la diferencia de que los acusados no ocupan el poder y ella sí. Lo gracioso es que la última denucia que realizó ante la justicia es la de enviar los papeles de ese disparate de la malversación y la mala gestión que es la Ciudad de la Justicia (ver foto), ese proyecto de obra faraónica que les costó a los madrileños entre 95 y 130 millones de euros en tiempos de la lideresa Aguirre y que acabó convertido en un solar para las ratas y un edificio sin función conocida. El ventilador en esta ocasión se enfocó hacia su propio partido aunque, eso sí, un mes más tarde que lo hubiera denunciado la oposición. Si había alguna duda sobre las especulaciones de que "el caso del máster" era en realidad fuego amigo, ahora de la especulación se ha pasado a la convicción. Esperanza ya es, definitivamente, la reina de las ranas y Cifuentes, al parecer, está dispuesta a morir matando.
Curioso es también el caso de los costes del referéndum ilegal en Cataluña, con esos dos paladines de la lucha contra la corrupción que son Rajoy y Montoro, por un lado, y el juez Llarena por otro. Y es curioso por varios motivos: porque al afirmar como afirmaron en su día tanto Rajoy como Montoro que no se había gastado ni un euro del dinero público en dicha consulta, invalidaban la acusación de malversación que pesa sobre los miembros del Govern encausados. Sólo hay una explcación hacia una actitud tan extraña: salvar su propia reputación, si es que les queda algo de la misma pues no olvidemos que desde el pasado septiembre el ministerio de Hacienda es responsable del control de las cuentas del Govern y reconocer que se efectuaron pagos desde la Generalitat para realizar un referéndum que el Tribunal Constitucional declaró ilegal es, en realidad, reconocer un fracaso.
Lo sorprendente de este asunto es que el 20 de octubre, 19 días después de la consulta, el mismo ministerio de Hacienda de Montoro interpuso una denuncia ante la fiscalía del Tribunal de Cuentas contra el Govern destituido y las organizaciones ANC y Òmnium por "la utilización de dinero público en el referéndum ilegal" por si hubiera "responsabilidades contables". Igualmente es curioso el que cada vez que un ministro, el Presidente del Gobierno o el expresidente Camps afirman de un proyecto que "no va a costar ni un euro a la ciudadanía", la ciudadanía se echa a temblar o, como diría Bruce Springsteen, "nacidos para correr".

Benidorm

Por: | 19 de abril de 2018

Fotonoticia_20180131195315_640

Si hay un icono del auge del turismo en España ese es Benidorm que de pueblo de pescadores pasó a tener el panorama urbano más manhattiano de Europa. Y allí se fueron Quique Peinado y Manuel Burque para inaugurar la segunda temporada de Radio Gaga, el estupendo programa que emite #0 de seis en seis capítulos.
En realidad Radio Gaga es el sueño de todos los corresponsales televisivos pues con frecuencia sus crónicas son más radiofónicas que audiovisuales. Cuestión de presupuesto o de molicie periodística. Peinado y Burque no engañan, con una ventaja: los dos escuchan mucho más que hablan lo que nos permite oir las opiniones de los protagonistas, los invitados, y no al previsible egocentrismo del autosatisfecho entrevistador.
Decir Benidorm es decir disparate urbanístico al mismo tiempo que paraíso de jubilados y así lo recogía el primero de los programas de la segunda temporada. Historias personales sin edulcorar con un denominador común: las ansias de disfrutar de lo que queda del día. Jubiladas con cáncer de páncreas que no renuncian al placer de vivir; damas separadas de sus maridos desde hace 16 años, los mejores de su vida; camioneros que bailan el tango a los 84 años de edad... en fin, una serie de personajes anónimos que se resisten a tirar la toalla frente a lo despiadado de un sistema que hace tiempo entronizó la rentabilidad.
Claro que por nuestros pagos "rentabilidad" equivale frecuentemente a corrupción, moral y económica, la que considera que el que más tiene es el más listo aunque siempre surgen iluminados que reprochan a los pensionistas el no haber invertido suficientemente en activos financieros, ¿como en las preferentes de Bankia, señor Linde? Otra conclusión no menos sabia es a la que llegó Christine Lagarde, directora generente del FMI: "Los ancianos viven demasiado y es un riesgo para la economía global. Hay que hacer algo ya". ¡Es la rentabilidad, estúpidos!
Ya se anuncian los próximos programas: adolescentes que luchan contra la anorexia y la bulimia; personas sin hogar que quieren rehacer sus vidas; conversos al Islam que conviven con hippies y budistas en plena Alpujarra y familias que coexisten con el cáncer infantil. Y todo sin acritud y escuchando.

El Camarote II

Por: | 18 de abril de 2018

1446837055_601631_1446838076_noticia_normal

Interior día.- Se abre la puerta del camarote y entra Cristina Cifuentes con varios documentos en las manos.
Cristina: Que si, que lo tengo todo documentado. Aquí está el albarán del diploma (enseña una cuenta del Carrefour) y aún me acuerdo de los nervios que pasé defendiendo mi trabajo de fin de máster el 3 de julio de 2012 (era domingo y enseña una foto con Cospedal en las fiestas de La Paloma.
Entra Mariano Rajoy y al verla se da rápidamente la vuelta no sin antes decir lo de que "Cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor, mejor para mí el suyo, beneficio político", creando una cierta confusión en la Cifuentes que con rapidez de reflejos modificó la mano tendida para saludare a agitarla como despedida de estación. Hay que decir que en esta ocasión, la presidenta comunitaria no mostró ningún documento.
Aparece Rafael Hernando señalando con el dedo al mundo mundial: "Es mucho más grave lo de Toni Cantó, que dijo que era pedagogo y sólo daba clases de pedagogía teatral, que lo de Cifuentes". Lo cierto es que no le acusó de cobrar subvenciones como sí lo hizo en su momento con los familiares de las víctimas de la Guerra Civil. Está claro que poco a poco se va moderando. De segur así acabará ocupando una buena embajada, como Morenés.
Entra una Tuna madrileña que, como se sabe, ocupa el segundo lugar en la lista de odios de Manuel Vicent (el primero se lo lleva La madrugá retransmitida por la Ser). Revolotean alrededor de la presidenta que sonríe sin parar y sin que le afecte a la cirugía plástica. Poco después llega un nutrido grupo de diputados JxCat: ¿Tienen Cacaolat? ¿Pero este barco no va a Berlín? Consternación. La Tuna sigue revoloteando, la presidenta agita otro documento (en esta ocasión un boleto de Euromillones): "Y aquí está el acta, firmada y bien firmada". Con cierta dificultad entran Chaves y Griñán que, por supuesto, no saben nada de nada. Quizá por eso se han dedicado a la política. Alguien enciende el televisor y aparecen Puigdemont y Rajoy peleándose por el plasma. TV3 sólo retransmite en la mitad de la pantalla, en la que aparece Puigdemont. Un camarero trae varias botellas de Cacaolat directamente de la Granja Viader. Los de JxCat brindan por la premier de Guardiola. Bertomeu, que creía que el barco iba a Poblet, explica que una de las posibilidades que está barajando la junta del Barça para la final de Copa es la de regalar un taper de butifarras con mongetes a todo aquel que porte una estelada.
Ya no cabe nadie mas en el camorote. El Libertat d’expressió (antes de Colau, Américo Vespucio) pone rumbo a ninguna parte.

La incoherencia de los lenguaraces

Por: | 17 de abril de 2018

Montoro-kBPB--984x468@Diario Montanes

Lenguaraz: "Deslenguado, atrevido en el hablar". Estamos rodeados y má si se le añade "con inclinación a la incoherencia" que es, desafortunadamente, en lo que suelen caer buena parte de nuestros dirigentes políticos.
Según argumenta en sus resoluciones el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, se utilizaron algo más de 1,6 millones de euros del dinero del presupuesto de la Generalitat para financiar el referéndum del 1-O que el Tribunal Constitucional dictaminó que era ilegal, argumento que se incluyó en la euroorden de extradición del expresidente Puigdemont que estudian los jueces alemanes, además de utilizarlo en el presunto delito de malversación que pesa sobre el exvicepresidente Oriol Junqueras. Es ahora cuando surge el lenguaraz Cristóbal Montoro y en una entrevista en el diario El Mundo afirma que el Gobierno de la Generalitat no se gastó ningún euro de las arcas públicas en la organización del referéndum del 1-O ni tampoco con la manutención de Carles Puigdemont. "No sé con qué dinero se pagaron las urnas de los chinos del 1 de octubre, ni la manutención de Puigdemont. Pero sé que no con dinero público". La Vanguardia titula con un matiz importante "Montoro reitera que el 1-0 no se pagó con dinero público desde que el Gobierno intervino la Generalitat". En cualquier caso poco tardaron los abogados de los encausados en adjuntar las afirmaciones del ministro de Hacienda a la defensa del exvicepresidente y, naturalmente, traducirlas al alemán a fin de que las lean los jueces del Tribunal Superior del land de Schleswing-Holstein. Es lo que tiene la incoherencia.
Claro que tampoco se quedan atrás los miles de manifestantes y los numerosos políticos catalanes cuando exigen "libertad de expresión" en manifestaciones públicas y libres, libremente retransmitidas por todos los medios. Es como reivindicar que no haya hambre en los postres de una buena comida. Otro ejemplo de personaje lenguaraz es la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, cuando para justificar el cambio del rótulo de la calle Almirall Cervera por el de Pepe Rubianes, alega que "era un facha". El Almirante falleció en 1909, trece años antes que Mussolini accediera al poder, un detalle sin importancia si de lo que se trata es de utilizar frases hechas sin intención de analizar la justificación del argumento, aunque cuando quiso explicarlo casi fue peor:
"La gente que decide ser artista demuestra que se pueden hacer cosas bonitas, que se puede hacer reír, que el mundo puede ser un lugar mucho mejor", y cree que los políticos deben seguir el mismo camino. No hay nada como la modestia pues hay que reconocer que los políticos hace tiempo que nos hacen reir, y mucho. Pepe Rubianes se merece una calle, faltaría mas, pero sin necesidad de banalizar la Historia. ¿Recuerdan cuando Dolores de Cospedal calificaba de "nazismo puro" los escraches?
¿Consecuencia de tanta incoherencia?, que el político más coherente de todos sea Mariano Rajoy cuando aseguró públicamente que
"España es una gran nación y los españoles muy españoles y mucho españoles", aunque lo de "gran" es dicutible.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal