TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

De las esencias y el esperpento

Por: | 24 de abril de 2014

1398249049_705089_1398261695_noticia_fotograma

"Posiblemente nuestra sociedad de hoy no da valor al valor; hay demasiados cobardes en todos los ámbitos. Ser valiente es un valor, un mérito, una virtud y hay que reconocerlo así, como lo reconocen los millones de aficionados que van a los toros desde hace siglos". Así no habló Zaratustra pero sí Esperanza Aguirre en un disparatado pregón que pronunció en Sevilla con motivo de la feria taurina hispalense. Lo extraordinario del caso es que la adalid del valor no hace mucho salíó escopetada cuando le estaban poniendo una multa por aparcar en el carril-bus en el centro de Madrid llevándose en la huida la moto de uno de los policías. Desde esa misma tarde y durante 24 horas no paró de asistir a televisiones y radios para, después, quejarse de la repercusión mediática de su impresentable comportamiento. Con un añadido: contó todas las versiones posibles del hecho menos una, la de la verdad. Lleva la prepotencia y la manipulación en sus genes y es capaz de afirmar que ella acabó con la Gürtel con la misma desfachatez que aseguraba que había dado todos los papeles a los guardias cuando ahora sabemos que le faltaba el del seguro y el permiso de circulación del vehículo.  Si Aguirre es algo es, profunda y absolutamente, incoherente.
Después, la cazatalentos, y tras describir los genes familiares de los Aguirre y los Gil de Biedma (menos mal que su primo Jaime no tuvo que oir esas vulgaridades genealógicas) se enmarañó tratando de identificar a los antitaurinos con los antiespañoles, hablando de la esencia misma de nuestro ser español, los toros, sin percatarse que hace tiempo la esencia misma se ha transustanciado en las recalificaciones urbanísticas, los cohechos, los sobres en B, y demas derivados de la corrupción. Y en un alarde de erudición y ecuanimidad, la expresidenta que vino desde la India sin cambiarse unos calcetines blancos por sugerencia de su asesor de imagen (en el Hotel en el que estaba ocurrió un grave atentado) mencionó a unos cuantos intelectuales antitaurinos (suponemos que también antiespañoles) como Joaquín Costa, Unamuno, Azorín, Baroja, Maeztu, Ramón y Cajal o Giner de los Ríos contraponiéndolos a los que sí la defienden, como Boadella, Savater o Gómez Pin, que tampoco creo que se consideren mas españoles que cualquiera de los nacidos en éste país. Pero, en fin, la Esperanza es lo último que se pierde y lo primero que se encuentra en las redes sociales en el apartado de "chistes y parodias".
Otro que debe de ser profundamente español es Miguel Blesa porque de un tiempo a esta parte todo él está dedicado en cuerpo y alma a difundir el esperpento, con la inestimable colaboración del juez Elpidio José Silva y un tribunal presidido por Arturo Beltrán y formado por los magistrados María Tardón y Eduardo Urbano. Pocos espectáculos mas teatrales -con perdón del teatro- que la sala del Tribunal Superior de Justicia de Madrid con un juez procesado, un presunto delincuente que arruinó a miles de familias y quebró la Caja que presidía y un presidente del Tribunal que parecía por momentos la Reina Roja de Alicia en el país de las maravillas aunque en lugar de decir lo de "!que le corten la cabeza" decía "¡tómenle los datos y una multa de 100 euros!".
Vamos a ver si conseguimos entenderlo: un tipo capaz de crear un agujero de más de 20.000 millones de euros se considera una víctima y sin pensárselo dos veces declaró que "el juez Silva dañó mi vida familiar y mi prestigio profesional" por la persecución a la que le sometió por haber concedidos préstamos a su amigo y consejero Díaz Ferrán sabiendo que no los iba a devolver, y por haber comprado un chiringuito financiero en Florida con un sobreprecio de 500 millones de euros. Bien. El juez que presuntamente prevaricó al perseguirlo se muestra encantado de que el presidente de la sala expulse a una preferentista ("Esto es lo que yo quería", se le oye decir), creando a su vez una cierta confusión puesto que los casos que el inició judicialmente contra Blesa no eran en defensa de los preferentistas aunque a todos ellos les encantaría que el pollo pera financiero siguiera en la cárcel. Y al mismo tiempo, ese juez se presenta a unas elecciones europeas el próximo 25 de mayo, elecciones en las que casi con toda certeza no conseguirá el fin que persigue, es decir, el escaño y con él, el aforamiento, y todo ello con un tribunal del que ahora nos hemos enterado que la magistrada Tardón había sido consejera de la asamblea de Caja Madrid en tiempos de Blesa y que al presidente del mismo se le va la mano con las multas. ¡Puro Valle Inclán, con mis disculpas a Valle Inclán!
La guinda de la españolidad la acaba de poner Baltasar Santos, alcalde de Navalcarnero (Madrid) desde 1995 y miembro del Partido Popular: "Hemos rescatado una tradición, tan solo recuperamos nuestros signos de identidad históricos", declararon desde el Consistorio. ¿Y qué signos de identidad han rescatado en Navalcarnero?: las cruces de granito o cruceiros, típicos de los caminos gallegos. Pero lo cierto que más que un rescate parece una orgía pues "varios lugareños calculan en más de 150 las cruces repartidas por la localidad, donde se han multiplicado en las dos últimas legislaturas" por un importe aproximado de unos 10 millones de euros. Añádanle el dato de que la deuda municipal de esta localidad se cifra en 250 millones de euros y que la eclosión granítica se hizo en contra de los criterios de la Intervención y de la Tesorería municipal y ya tienen el perfil completo de lo que es un cacique.



 



El desprecio a la cultura

Por: | 23 de abril de 2014

Th

Mañana se celebra el Día del Libro, o el del Sant Jordi, o el de Cervantes, da igual, en todo caso el desprecio que siente el Gobierno por la cultura tienen un dato objetivo: un IVA del 21%, el resto es demagogia e hipocresía. Casi coincide en el tiempo con la muerte de un grande, García Márquez. Han sido tanto los elogios y apologías que hasta su más fiel servidora, Carmen Balcells, apuntó que nacía una nueva religión, "el gabismo". Los políticos se han apresurado a decir cuatro vulgaridades de solapa sobre su figura y su obra, se han hecho la foto con sus restos o han desempolvado los recuerdos fugaces de un fugaz encuentro, pero el dato es el dato: un IVA del 21% para la cultura, García Márquez incluido.
Los libros pueden ser maravillosos. Producen placer y acentúan la capacidad crítica del lector. También pueden provocar desasosiego pero si el autor tiene talento, esa desazón será siempre provechosa. Quizá por todo ello, la derecha reaccionaria que nos gobierna los desprecia. Estimular la capacidad de análisis lleva a conclusiones incómodas, por ejemplo que es impresentable que un ministro oculte durante dos legislaturas una de sus empresas, Ducar, argumentando que "no tiene relación directa ni indirecta con el sector público" pese a que su mera existencia depende de una concesión administrativa, concesión que por cierto fue renovada en 2008 según la resolución publicada en el BOE. Esas declaraciones en el registro del Congreso las hizo al inicio de las legislaturas, cuando era presidente de la empresa. En diciembre de 2011 abandonó la presidencia por imperativo legal, pero mantiene acciones. Como impresentable es también que desde la rueda de prensa del consejo de ministros, Arias Cañete, que encabeza las listas para las elecciones europeas del PP y aún ocupa la cartera de Agricultura, haga propaganda de su europeismo. Todo vale si se consiguen votos.
La afición a la lectura permite comprender mejor el mundo en el que vivimos, incluso lo que resulta incomprensible. Es el caso de los llamados "papeles de Bárcenas", un escándalo que al no conllevar dimisiones en cadena es absolutamente inimaginable en el resto de los sistemas democráticos. Que un partido que se define como de orden haya conseguido con sus mentiras y manipulaciones el que tenga mayor credibilidad un presunto delincuente que su plana mayor, es un partido tóxico para sus militantes y para la sociedad. Si, además, es el partido que goza de mayoría absoluta y nos gobierna, su ejemplo denigra a todo el sistema. Cuando Bárcenas señaló ante el juez el pasado 10 de abril que lo dicho por Dolores de Cospedal, y sus antecesores en el cargo Javier Arenas y Francisco Álvarez-Cascos sobre que la responsabilidad de las finanzas recaía exclusivamente en el tesorero y el gerente del partido no era cierto, "que ellos tienen conocimiento. El tesorero no gestiona, en fin, no habla con donantes para conseguir dinero para el partido, ni se dedica a entregar cantidades con sobres, que yo anoto, sin el conocimiento de sus superiores, ¿no? Y el superior en este caso es el secretario general. (...) Porque además es el máximo responsable estatutariamente en cuanto al control de las finanzas del partido", mal que bien la mayoría acepta la lógica del presunto delincuente y no la inverosímil explicación de los secretarios generales.
Y si la lectura permite comprender lo incomprensible también ayuda a explicar lo inexplicable: ¿cómo es posible que quien se presenta ante los ojos de los ciudadanos como uno de los máximos representante del Sumo Pontífice,  al que se le otorga la condición de infalible, el antaño todopoderoso cardenal Tarcisio Bertone se esté construyendo un ático de casi 700 metros cuadrados en el palacio San Carlos, un edificio del Vaticano situado justo al lado de la residencia de Santa Marta, donde el papa Francisco ocupa una habitación doble que en total no supera los 70 metros cuadrados? Todo indica que la jerarquía eclesiástica sigue cubriendo todo el arco social: desde la humildad y sencillez del Papa a la ostentación del cardenal. Lo explicó bien el Gran Wyoming en El Intermedio de ayer: "una terraza de 100 metros cuadrados es un despilfarro para quien sólo puede tomar el sol desde el alzacuellos para arriba".
Mañana se celebrará al libro, los autores firmarán decenas o centenares de ejemplares, las televisiones mostrarán a la ciudadanía con sus rosas y sus anhelados objetos, se notará la crisis y, sobre todo, se comprobará el abosluto desprecio de un Gobierno por todo aquello que produzca placer, belleza y conocimiento, valores intangibles que no reducen el déficit público ni engordan las arcas de algunos depredadores económicos. ¡Buen Sant Jordi!

P.D.- (Este blog se publicó en facebook el martes, 22 de abril, por la imposibilidad de hacerlo en elpais.com)

De las perversiones

Por: | 22 de abril de 2014

Th

Ignacio Blanco
, portavoz adjunto de Esquerra Unida en las Cortes Valencianas anunció que solicitará una comisión de investigación sobre Valmor, la empresa que hipotéticamente debía organizar la Fórmula 1 en Valencia, "que comience viniendo Francisco Camps, el de la foto con Ecclestone, el del anuncio en campaña electoral y que acabe Alberto Fabra acompañado de Lola Johnson para que nos digan por qué compraron aquella empresa para salvarle el culo a Fernando Roig, a Aspar, a Vicente Cotino y a una entidad como Bancaja que ha sido rescatada con fondos públicos". Suponemos que la mencionada comisión no saldrá adelante: hay mucha porquería debajo de las alfombras del Consell pero la historia merece ser contada.
La empresa de la Generalitat Circuito del Motor compró Valmor por 99 céntimos de euro el 7 de marzo de 2012 y con ese contrato asumió unas pérdidas de 23,5 millones de euros, según la estimación de la Sindicatura de Comptes, y aceptó "exonerar de responsabilidad a los gestores de Valmor", es decir, usted y unos amiguetes montan una empresa para organizar un evento de postin y, también, para que el President y la señora alcaldesa puedan darse una vuelta en un ferrari. Bien. A falta de medio año para celebrarse la carrera de 2012 el vicepresidente y portavoz del Gobierno valenciano, José Ciscar, lo tenía claro: "a seis meses de la celebración de la prueba a Valmor le era imposible organizarla". Estupendo. Se monta una sociedad entre coleguis y como no se quiere poner un duro ni pagar lo que se debe, se le vende a la Generalitat que la pasta que maneja es de la ciudadanía lo que equivale, al parecer, a que no es de nadie. Lo importante es que los Roig, Cotino, Aspar y Bancaja no pierdan un duro. Son nuestros prohombres y eso vale un dinero. Es verdad que cuando firmaron el contrato con Bernie Ecclestone aceptaron que en caso de no organizar la carrera tendrían que indemnizarle con 50 millones de euros pero eso es la letra pequeña de los grandes contratos, algo que apenas tiene importancia y mucho menos si detrás está Francisco Camps con la chequera de todos. Así es Valencia y así son los Cotino, esos patriotas que no se meten en ningún tinglado si no se les garantiza previamente que saldrán imputados. Cada uno con sus perversiones. La de Camps, por ejemplo, es distinta. Le pone decir cosas como que: "la Administración autonómica valenciana es ejemplar en su funcionamiento interno, tanto antes, como durante y después de mi mandato", y así lo declaró tras su segunda comparecencia como testigo en el caso Nóos.
La verdad es que no es sólo la Administración valenciana la que es ejemplar, lo son todas. Ya puede salir Bárcenas declarando lo que quiera, ya pueden confirmarse muchas de las anotaciones de sus papeles, que la cúpula genovesa y los presidentes autonómicos señalados por el extesorero no se moverán ni un milímetro de lo que han declarado: que son ejemplares, que no hay caja B y que nunca han cobrado en negro. Francisco Medina, director adjunto de elplural.com, ha tenido la santa paciencia de recopilar y sumar datos de algunos de los ilustres dirigentes populares. Son datos para el recuerdo y las hemerotecas: "Francisco Álvarez Cascos entre el 20 de enero de 1989 y el 30 de enero de 1999, en sobresueldos ‘limpios’ recibió de Génova 575.795,49 euros y 410.226 en ‘sucio’, de acuerdo a Bárcenas. En total, 996.021 euros, más céntimos. Javier Arenas en sobresueldos calificados de ‘legales’ obtuvo 1.154.138,48 euros. A los que, según Bárcenas, hay que añadir 230.713 euros sucios. Resultado, 1.384.851 en ‘dinero extra’ a sus ingresos ‘regulares’ como diputado por Sevilla. Mariano Rajoy de los sobresueldos declarados se llevó 1.580.752,81 euros de Génova, a los que, según su tesorero habría que añadir 406.610 euros más. En total, 1.987.362, más céntimos, en dinero extra. María Dolores de Cospedal, en ‘legal’, 478.507,47, a los que debiera añadirse, según el extesorero, otros 60.000 más, hasta completar la cifra de 538.507 euros…, más céntimos". Limpio-sucio, regular-irregular, legal-ilegal, nuestros amados representantes de la derecha mas simpática y reaccionaria son la viva encarnación del ying y del yang, lo que todavía resulta más inexplicable su proclividad a los rituales católicos cuando en realidad son puro taoismo.
ThClaro que los hay que son unidireccionales: todo lo que hacen va directamente al desastre. Hablamos de Gallardón, naturalmente, del que ayer supimos que otro de sus proyectos-estrella está hibernando en algún cajón de Moncloa. De "su propuesta de Código Procesal Penal, nuevo nombre de la vieja Ley de Enjuiciamiento Criminal, conocemos ahora que el simple cómputo de los plazos de tramitación parlamentaria, unido a la prelación de prioridades del Gobierno, ha dejado la propuesta en el cajón y está a punto de dar al traste con su aprobación en esta legislatura". Su trayectoria política es un caso peculiar: dejó el Ayuntamiento de Madrid como un sembrado y con una deuda que hipotecará el presente y el futuro de la ciudad durante varias generaciones. Con su tradicional servilismo hacia sus superiores, nombró sucesora a la, probablemente, única candidata que podía empeorar el recuerdo de su paso por la alcaldía. Una vez en la poltrona ministerial, lo primero que hizo fue el llamado "tasazo", su particular forma de entender la justicia: el que tenga dinero, que pleitee, y el que no, que se joda. Consiguió el desprecio unánime de todos los gremios del aparato judicial, defendió al indefendible Carlos Dívar, quiso favorecer a los registradores de la propiedad para gloria del que está en una excedencia accidental permanente, propuso modificar la Ley del aborto que, de momento, acompaña en el cajón al Código Procesal Penal..., en fin, esta joya de la política ha conseguido que la pregunta del millón sea la de ¿pero qué ha hecho bien Ruiz Gallardón?

(Este blog se debería haber volcado ayer, lunes. No fue posible por dificultades técnicas).

Del cielo y la tierra

Por: | 18 de abril de 2014

Th

Al parecer en períodos preelectorales vale todo: el miércoles saltaba la noticia del descubrimiento de un nuevo fraude, esta vez en Andalucía, con los fondos destinados a los cursos de formación de los parados. Era una noticia confusa pues en ocasiones se hablaba de 2.000 millones de euros y, en otras, de 40 millones. Ahora la indignada Junta de Andalucía, indignación legítima al considerar que todo gira en torno a una filtración interesada del muy piadoso ministerio del Interior, habla de que, hasta el momento, "la cantidad sobre la que la Fiscalía de Málaga ha abierto diligencias y pedido información asciende a 1.523.628,65 euros, en relación con 17 expedientes de un programa de formación en la provincia de Málaga con un presupuesto global de 5.911.651,65 euros. Estas ayudas aún están en plazo de justificación".
Una cosa es el fervor mariano (de María y del registrador de la propiedad en excedencia accidental permanente pues en dicho ministerio comparten los dos) que puede sentir la cúpula de Interior y otra, con bula al parecer, el juego sucio de la confusión interesada, conscientes de que dicha filtración será inmediatamente difundida por los medios en general, y los fundamentalistas de la derecha montaraz en particular. Usted puede condecorar a una Virgen, asegurar que Santa Teresa vendrá en nuestra ayuda o mandarle un helicóptero al arzobispo castrense para que lleve la buena nueva a los guardias civiles de Melilla, con fondos públicos, naturalmente, que para eso somos un Estado aconfesional, pero de igual manera puede usted mentir y difundir hechos manipulados porque sabemos que todo lo que se haga para salvar al PP será recompensado en la otra vida.
ThY ya que hablamos de salvación y de vidas habrá que dejar constancia de la rapacidad eclesiástica tan dispuesta siempre a salvarse de las penurias terrenales, condición sine qua non para poder salvar a la plebe de sus pecados que no de su pobreza. La historia no es sencilla pero sí es ejemplar: los vecino de
Paraños, una pequeña aldea de Pontevedra, se enteraron de que el Obispado de Tui había vendido a sus espaldas la casa rectoral que habían contribuido a mantener con sus ahorros. "El precio oficial fue de 60.000 euros en 2008 y el comprador un viejo conocido de la Diócesis, Carlos Gómez Gil, técnico entonces de la Consejería de Cultura que decidía las subvenciones para restaurar el patrimonio eclesiástico. El párroco de Paraños, Juan Sobrino, amigo personal de Gómez-Gil e imputado en la causa, negó a sus fieles que hubiera enajenado la vivienda, pese a que en las escrituras consta que estaba presente durante la venta en una notaría de Vigo. El entonces obispo de Tui, José Diéguez Reboredo (ver foto), también imputado, habló de una cesión durante 23 años a cambio de las obras de rehabilitación. Pero, en marzo de 2009, los parroquianos se quedaron de piedra al comprobar que el nuevo propietario -que aún no había abonado un céntimo a la Iglesia- la tenía a la venta en Internet por 680.000 euros. Y presentaron una denuncia en la fiscalía". Scott Fitzgerald dejó dicho que detestaba un sistema en el que los más ricos se llevaban siempre a las más guapas. En esta España de los amores de unos y los desamores de otros se ha reinterpretado de otra manera: los más sinvergüenzas se lo llevan siempre crudo, con la ayuda de Dios o de sus representantes, por supuesto.
Pero no se acaba aquí la interminable desfachatez eclesiástica pues en éste caso se entrecruza con otras investigaciones sobre las corruptelas de las restauraciones de las Iglesias y de los albergues de la Ruta Jacobea en las que arquitectos, curas y empresas aunaron esfuerzos para esquilmar a la ciudadanía. La Xunta, por su parte, estaba más pendiente de mirar hacia otro lado que garantizar el buen uso de los dineros públicos. Pues bien, ahora la defensa del exobispo y del ecónomo de la diócesis de Tui intenta anular las escuchas telefónicas registradas por la policía en base a que la orden de la juez para intervenir los teléfonos no está suficientemente fundada. Es curiosa la animadversión que sienten algunos por las escuchas grabadas o los correos electrónicos requisados. En esto el obispo de Tui y Miguel Blesa -el cielo y la tierra- parecen formar un tándem impecable. La cuestión no es tanto que un obispo, un ecónomo y varios curas quieran meter mano en la caja común (siempre se puede alegar que son humanos), la molesto es que son estos mismos tipos los que nos dan la tabarra día sí y día también sobre nuestra salvación eterna: roben ustedes lo que puedan y les permitan y déjennos a los demás condenarnos a gusto.
Una perla: "El miércoles de la semana pasada, agentes de la Unidad de Asuntos Internos del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron al subinspector Ángel G., jefe de grupo de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Brigada Provincial de Lleida, acusado de tráfico de drogas, asociación ilícita, cohecho, falsificación de documento y revelación de secretos". Lo más sorpredente de esta noticia no es tanto que el jefe de la Unidad de Drogas trafique con las mismas como el hecho de que, al parecer, el Obispado de Lleida no ha tenido nada que ver en el asunto, ni siquiera ha inmatriculado alguna nave poligonera repleta de metanfetaminas.

P.D.- La guinda: "El primer ministro del estado australiano de Nueva Gales del Sur, Barry O'Farrell, ha anunciado este miércoles su dimisión después de que se hayan presentado pruebas demostrando que mintió al negar que un ejecutivo de una empresa le regalara una botella de vino por valor de 3.000 dólares (unos 2.170 euros)". Las carcajadas de la calle Génova y de la Carrera de San Jerónimo aún se oyen en Nueva Gales del Sur.

Del decoro

Por: | 17 de abril de 2014

Th

Al compañero Gallardón no se le escapa una. Ahora le ha dado por los secretarios judiciales a los que indica que estarán obligados, como el resto de funcionarios de la Administración de Justicia, a "vestir y comportarse con el decoro adecuado a la función que desempeñan. Así lo estipula el anteproyecto de Ley Orgánica del Poder Judicial, aprobado el pasado 4 de abril por el Consejo de Ministros y que establece también la correspondiente sanción -desde el apercibimiento a una multa de hasta 600 euros- por falta leve para aquellos que los incumplan. El texto, sin embargo, no estipula nada respecto al vestuario de jueces y fiscales. A lo que se ve, a ellos el decoro en el vestir se les supone". No sabemos si lo de vestir con decoro se refiere a "gravedad, seriedad en la forma de actuar y de hablar" o a "pudor, decencia en lo relativo a la moral sexual" pues las dos acepciones constan en el diccionario. El problema es que si no especifica vestimenta alguna para los jueces surge la duda si con ellos no va lo relativo a la moral sexual o, casi peor, a la inncesaria seriedad en la forma de actuar y de hablar. ¿Se permite la promiscuidad, incluso algun gang-bang entre los jueces? Don Alberto, por favor, sea usted más preciso en sus anteproyectos que se nos dispara la imaginación. Como acertadamente señala la web de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia, "un vestido decente y conveniente es la primera expresión de nuestra piedad. Los señores y los jóvenes no deben tener los brazos desnudos, ni estar en pantalón corto.
Las señoras y las jóvenes deben llevar vestimentas honestas, evitando siempre los brazos desnudos y los vestidos escotados". Eso sí es precisar y no las chapuza del ministro.
Claro que si hablamos de pudor hay que citar inmediatamente al Ayuntamiento de Málaga. Es tal su recato y respeto a la ciudadanía que tiene arrumbados en el depósito municipal de la grúa desde hace ocho meses la última remesa de 35 parquímetros del SARE que adquirió para extender la zona azul por distintos puntos de la ciudad. Cada máquina, último modelo con placa solar, teclado y sistema antirrobo, tiene un valor estimado de cinco mil euros por lo que las máquinas suman casi 200.000 euros y están sin estrenar. El equipo de gobierno del Partido Popular asegura que esos aparatos se utilizarán para sustituir a las viejas y para instalarlas en calles donde lo demandan los vecinos por falta de aparcamientos". Si ya el alcalde de la localidad, Francisco de la Torre, se ha cronometrado en la ducha y afirma que gasta menos de 15 litros y añade que está dispuesto a "demostrarlo ante notario", ¿cómo va a hacer ostentación de unos parquímetros último modelo con placa solar, teclado y sistema antirrobo? El alarde del poderío tecnológico es una humillación para los desfavorecidos por la fortuna. Hasta ahí podríamos llegar.
Por lo que respecta a la seriedad en la forma de actuar, ¿hay alguien más decoroso que Gonzalo Urquijo, el arquitecto que reformó con dinero negro la sede del PP? ¿Se puede ser más serio que quien deposita en Luxemburgo cinco millones de euros? Lo dudo. No hay que olvidar que el gobierno de Luxemburgo es una monarquía constitucional y parlamentaria, siendo el único Gran Ducado soberano en la actualidad y que, además y por si fuera poco, tiene tres lenguas oficiales: alemán, francés y luxemburgués. ¿Se puede pedir más gravedad en el actuar y hablar? Don Gonzalo ha demostrado estar a la altura de las circunstancias pues a su preclara predilección paneuropeísta y monárquica hay que añadir que no renunció en ningún caso a las tradiciones más genuinamente españolas: según el correspondiente informe de la UDEF se prestó en una ocasión a falsificar una factura para que un cliente pudiera cobrar una subvención de la Comunidad de Murcia por el montaje de unas oficinas. Y en otra, el arquitecto también elaboró "documentos ficticios" para "evitar el embargo de las cantidades a percibir por parte de la Tesorería de la Seguridad" a uno de sus proveedores. Pocos gestos más solidarios se le pueden pedir a un caballero español.
1381161081199cospedal-maridodn
Tampoco está mal el detalle de que "la Fiscalía guardó en un cajón las pruebas que le entregó el pasado mes de febrero la federación de banca de Comisiones Obreras (Comfia-CCOO) para demostrar que Liberbank pagaba 7.000 euros mensuales a Ignacio López del Hierro, marido de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, por un asesoramiento presuntamente ficticio. Ante ese llamativo silencio, el sindicato presentó el martes una querella en la Audiencia Nacional contra la cúpula de Liberbank y el propio López del Hierro por falsedad documental y apropiación indebida, en la que ha incluido la grabación que la Fiscalía rechazó investigar". Estamos hablando de gente de orden y no de descamisados por lo que el que la fiscalía guarde en un cajón las maledicencias de la clase obrera es lo menos que se le puede pedir. Que se fijen sino en como acabaron jueces como Garzón y Silva que decidieron no guardar en cajón alguno las pesquisas y pruebas de la Gürtel y Miguel Blesa, respectivamente. Y es que el señorío no se aprende: se lleva en la sangre, en la propia o en la de la santa esposa y mas si es presidenta de Castilla-La Mancha.

 

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey pertenece a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal y redactor jefe de la sección de Opinión. En la actualidad es Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal