TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Los árboles y el bosque

Por: | 18 de septiembre de 2014

1410896107_359910_1410896482_noticia_normal

Si los árboles no dejan ver el bosque habrá que preguntarse por qué y cuáles. Y sin lugar a dudas el primer árbol que surge en el paisaje de "esta España nuestra" que cantaba Cecilia, es el quercus palustris (ver foto), el árbol que adquirió el madrileño Ayuntamiento de Pozuelo (PP) por 104.000 euros en Bélgica para adornar una de las plazoletas principales del parque de Las Cárcavas, parque que a su vez se adjudicó en marzo de 2006 por 4.570.814 euros y acabó costando a los vecinos 9.610.052 euros, un 80% más, cifra que hasta nos parece moderada porque si por un árbol se pagan más de 100.000 euros a poco que repueblen la nueva zona verde el presupuesto se les va de las manos. En ese momento el municipio estaba gobernado por Jesús Sepúlveda (exmarido de Ana Mato, ministra de Sanidad) imputado en la trama Gürtel. Lamentablemente, no tenemos noticia de que el alcalde hubiera intervenido de extra en alguna película de Berlanga y Azcona que era, probablemente, su destino apropiado.
Es una historia ejemplar de una forma de entender la política pues "en la declaración ante la Policía, uno de los responsables de la UTE (Unión Temporal de Empresas) que construyó el parque aclaró que el árbol costó 27.600 euros, pero que el Ayuntamiento de Pozuelo pagó a la empresa constructora 104.000 euros. Añadió que el transporte costó 7.000 euros. Para la adquisición del árbol se trasladaron a Bélgica varias personas de la corporación municipal. Entre ellas, el entonces alcalde, Jesús Sepúlveda, Gonzalo Aguado y Yolanda Estrada, además del jefe de Obras del Ayuntamiento de Pozuelo y responsables de las empresas constructoras", una agradable excursión en la que a buen seguro se lo pasaron estupendamente y compraron chocolate para los niños. El resultado final no tiene desperdicio: "uno de sus troncos -el ejemplar tiene dos ramificaciones principales que se unen por la mitad- está muerto. La otra parte presenta un aspecto mustio, con algunas hojas medio secas y amarillentas que se resisten a caer". Cambien el berlanguiano "siente a un pobre en su mesa" por "ponga un árbol en su parque" y verán como encaja.
En terrenos específicamente televisivos, ayer se produjo un hecho novedoso: Jorge Javier Vázquez, el presentador de Sálvame, probablemente el programa más denostado por los biempensantes y que arrasa en las tardes con una audiencia media en tono a 1.800.000 espectadores, anunció a los espectadores que dejaba de votar al PSOE, partido al que le había sido fiel en las urnas, al comprobar la actitud del alcalde Tordesillas (PSOE) en la defensa del Toro de la Vega. Poco después recibió una llamada en directo de Pedro Sánchez, secretario general de los socialistas quien, entre otras cosas, le dijo que nunca le verían en una corrida de toros y que se comprometía a llevar al Parlamento una ley de protección de los animales. Jorge Javier, rápido de reflejos, le aseguró que de ser así volvía a tener su voto y le invitaba a un polígrafo en un Sálvame de lux.
ThTambién en la noche de ayer, el secretario general asistió otro de los programas de mayor audiencia, El Hormiguero (una media de 2.600.000 espectadores), en donde cumplió con todas las pruebas y requisitos de quienes aceptan ir al programa, incluido jugar al baloncesto en recuerdo de su etapa en el Estudiantes. Al parecer, en las redes se desató la polémica por acudir a dichos espacios, sobre todo al de Sálvame, pues consideran sus críticos que un líder político no debe involucrarse tan descaradamente en el populismo. Ya en La noche en 24 horas, de TVE, asistimos, no sin un punto de perplejidad, a la disertación de Antonio Pérez Henares, Chani para los amigos, en la que coincidía con lo más granado de la caverna periodística en la condena a Pedro Sánchez por haber llamado a Jorge Javier Vázquez. La perplejidad surge al escucharle criticar el populismo y la telebasura con una trayectoria tan peculiar como la suya: tras iniciarse en Pueblo, trabajó después en Mundo Obrero, Tiempo, El Globo y la cadena SER. Ahora colabora habitualmente como comentarista político en la COPE, RNE, TVE, La Sexta, 13 TV, Telemadrid, TV de Castilla-La Mancha y otras cadenas autónómicas, y todo ello haciéndolo compatible con el cargo de director de publicaciones de PROMECAL, grupo editor de una decena de periódicos en las CCAA de Castilla y León y Castilla-La Mancha cuyo propietario es, ¡tachín-tachán!: Antonio Miguel Méndez Pozo, un exconvicto y afamado presidente de la Cámara de Comercio de Burgos que además tiene empresas constructoras. Una de ellas, MBG, fue la que diseñó la remodelación de Gamonal, obra frustrada por la decidida lucha vecinal. En fin, uno se puede poner estupendo y victoriano en las tertulias televisivas pero sabiendo siempre de dónde se viene y dónde está.

P.D.- Habida cuenta de la decidida labor de TV3 por esclarecer la verdad en el caso de la fortuna oculta de los Pujol, de su denodado y sincero afán en la defensa de la ciudadanía caiga quien caiga, le sugerimos al responsable de la misma que en la tarde del viernes 26 de septiembre, fecha en la que intervendrá el exhonorable en el Parlament, emita en el mismo horario Sonrisas y lágrimas, una tierna historia de amores y desamores con muchos niños de por medio, y todos de la misma familia. La audiencia se lo agradecerá y el realizador de los informativos, también.

Declaraciones y murmullos

Por: | 17 de septiembre de 2014

Fotonoticia_20131209184028_644

En un país en el que la mayoría de la información política se basa en las declaraciones de los profesionales de la misma, es decir, que la mayor parte de la actualidad política se fundamenta en palabras y no en hechos, resulta lamentable que nuestros políticos no sean Walter Benjamin, Ortega y Gasset o Enzensberger. También es cierto que entre nuestros periodistas no abundan los Norman Mailer, Julio Camba o Gay Talese. En fin, hay lo que hay.
Y lo que hay, por ejemplo, es un responsable de Asuntos Exteriores, García Margallo, que acaba de mostrar su torpeza en un desayuno público al afirmar que el Gobierno utilizará toda la ley para frenar la celebración del referéndum, sin descartar la suspensión de la autonomía catalana. Declaración que fue inmediata y castizamente contestada por Joan Tardá, diputado de Esquerra: "O es un cínico o un zoquete". Fue una de las cuestiones retóricas del día en los informativos.
También dio mucho juego en los telediarios los rumores sobre el posible archivo de la reforma de la ley del Aborto. Los responsables de la misma se negaron a confirmar o desmentir el runrún en un ejercicio malabarista extraordinario puesto que no se trataba de aclarar un hecho sino un murmullo. Los obispos, por su parte, más habituados a lidiar con abstracciones, no lo dudaron ni un momento. El secretario y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, lo dejó claro: "Los compromisos electorales plasmados en un programa hay que cumplirlos para orientación de los votantes". Sorprende que de todos los incumplimientos programáticos del partido en el Gobierno, sus eminencias reverendísimas sólo alcen la voz en la cuestión del aborto y a los casi tres años de ejercer el poder los genoveses. Poco o nada dijeron de las restantes promesas electorales olvidadas (crear trabajo, bajar los impuestos, no tocar las pensiones, ni la sanidad ni la educación, etcétera). También es verdad que "es de bien nacidos ser agradecidos", que diría el castizo Tardá, y la jerarquía eclesiástica sigue percibiendo 11.000 millones de euros anuales en señal de buena voluntad gubernamental de las arcas de un Estado que constitucionalmente se declara aconfesional. Claro que el espectáculo de monseñor Rouco en plan okupa no tiene precio.
No obstante hay declaraciones y declaraciones, todo hay que decirlo. Así por ejemplo el probable nuevo comisario europeo de Energía y Medio Ambiente, Arias Cañete, unió la retórica con los hechos al ordenar vender sus acciones en dos compañías petrolíferas antes de que los diputados que le van a examinar en la UE le echaran en cara el posible conflicto de intereses. Resulta curioso, también hay que decirlo, que al acceder a la cartera española de Agricultura y Medio Ambiente no sólo no diera la correspondiente orden de venta sino que ni siquiera había considerado necesario declarar su participación en Ducar y Petrologis Canaria en el Congreso de los Diputados. Aquí no hay conflicto sino acuerdo de intereses.
ThYa en terrenos más objetivables, el de las audiencias y la información televisiva, señalar que El chiringuito de Pepe (Telecinco) sigue siendo el rey de la noche de los lunes con algo más de tres millones de espectadores; que el nuevo programa T con T, presentado por Toñi Moreno, con sus 553.000 espectadores tuvo un estreno muy mediocre equivalente, para bien o para mal, a un tercio de la audiencia de Sálvame (1.797.000 espectadores); que El Intermedio sigue gozando de muy buena salud audiovisual (2.014.000 espectadores); que Andreu Buenafuente ya tiene fecha para comenzar su nueva temoporada de En el aire (lunes 22 de septiembre); que según los datos del Libro Guinness, Juego de tronos es el programa de televisión más pirateado, con una media en su última temporada de seis millones de descargas por capítulo; que en el capítulo de hoy de Bones (La Sexta), la antropóloga forense Temperance Brennan se casa por fin con el agente federal Seeley Booth (todo lo contrario de Chabelita Pantoja y Alberto Isla, que no se casan) y que, si pueden y quieren, no dejen de ver el arranque de la multipremiada serie policíaca británica Broadchurch (Antena 3, 22.40 horas. Ver foto).
Naturalmente no todo es tan indiscutible. Por ejemplo en el territorio que controla Somoano (informativos de TVE) los trabajadores de TVE, reunidos en asamblea, realizaron ayer, martes, una jornada de protesta para denunciar la censura y la manipulación creciente en los informativos de la cadena pública, según recoge El Diario y ha confirmado Vertele. "Ya teníamos a Julio Somoano como director de Informativos, que provenía de Telemadrid, pero es que ahora tenemos como editora del matinal a Indira García, que viene de Extremadura Televisión, y el Telediario 1 lo hace Álvaro Fernández, que llegó en 2012 de la Cope. Están contratando a la gente que hundió aquello", comentó uno de los asistentes a la asamblea.
Rumores, murmullos, ventas de acciones, manipulación, bodas y asesinatos: es lo que hay.

Collar de perlas

Por: | 15 de septiembre de 2014

Imagen141633g

Después de ver los informativos y los programas de debate del largo fin de semana se llega a una fácil conclusión: la capacidad de la clase política para encubrir sus torpezas es ya inconmesurable. En Cataluña, y por supuesto en España, por ejemplo, hace meses que no se habla de otra cosa que del referéndum, la Diada o la ley de Consultas, y apenas se habla del paro, de los recortes, de los deshaucios, de la pobreza infantil o de la corrupción. CiU y Esquerra han encontrado un filón en una historia sin salida que, además, actúa de excelente anestésico para los dos problemas que más preocupan a la ciudadanía: el paro y la corrupción.
Por cierto, un saludo desde ésta humilde tribuna a la Generalitat valenciana por su aportación al deporte: "El fiscal aprecia indicios delectivos en la forma en que se montó la Fórmula 1. Anticorrupción indaga también el final de la operación, en el que intervino Fabra". Es una historia sencilla con un final, también, sencillo: "la víspera de su dimisión, Camps había firmado una prórroga del contrato con Ecclestone por la que convertía a la Generalitat en garante de todas las obligaciones ante el patrón de la Fórmula 1. Una iniciativa que el expresidente dijo que no iba a costar ni un euro a las arcas públicas y ha consumido de momento —aún se desconoce cuánto deberá pagar el Consell por la resolución anticipada del acuerdo— unos 300 millones". Chapéau.
El PP, por su parte, sigue con el mantra "por culpa de Zapatero", con un González Pons en Valencia, en el Foro de Nuevas Generaciones (ver foto), pletórico por recitar las similitudes entre el expresidente y Pedro Sánchez y con una admonición final repleta de optimismo vital: "Y nos arruinará como nos arruinó Zapatero". Naturalmente, la disciplina es la disciplina: también elogió las reformas de Rajoy con las que "ha llegado la garantía" de la sanidad, la educación y las pensiones y el Estado del bienestar, y ahora estamos en condiciones de bajar los impuestos". Unos datos que no se citaron en Valencia: 40.000 universitarios menos. 28.500 trabajadores de la sanidad menos. 24.000 profesores menos y 3.000 dependientes menos atendidos cada día, por citar unos cuantos. Datos que quizá justifiquen el comentario de De Guindos sobre que "ahora es el momento de hacer autocrítica y de poner las bases de un nuevo enfoque con el objetivo de crecer y crear empleo".
Los ignorantes nos preguntamos si ante el riesgo de una posible tercera recesión en Europa, como señaló el ministro de Economía, ¿no habrá llegado el momento de reconocer lo erróneo de la política económica y descabezar políticamente a los responsables de la misma? Parece ser que no, es mas, parece ser que quienes decidieron o aplicaron las directrices que están a punto de llevarnos a la tercera recesión son los que optan a presidir las altas instancias económicas comunitarias. Es una peculiar forma de autocrítica.
1410594558_565493_1410643578_noticia_fotogramaNo todo es CiU o PP. También hay PSOE. Pedro Sánchez, en su intervención ante el Comité Federal, nos dejó varias perlas del mismo collar: el análisis sesgado de la realidad para evitar reconocer los errores propios. "Denuncio la gran coalición que se está produciendo entre los extremos, porque hay un partido que se frota las manos ante el auge del populismo en España. Quien se frota las manos es el Partido Popular". Así, sin mas. Que los socialistas estén preocupados por el auge de Podemos es normal. Que no se pregunten por qué ocurre, es completamente anormal. Y que en lugar de analizar sus errores, el distanciamiento de los hasta ahora sus votantes, opten por demonizar al movimiento emergente, es lamentable. "Denuncio la gran coalición que se está produciendo...", ¿se está produciendo porque el millón largo de votantes de Podemos son idiotas y no se enteran?, o ¿porque el millón largo son quintacolumnista de la derecha?, ¿de qué está hablando, señor Sánchez? Si, objetivamente, el auge de Podemos perjudica al PSOE pregúntense por qué y dejen de comportarse exactamente igual que la derecha pura y dura tan inquisitorialmente proclive al anatema.
Hay economistas que analizan desde su propia perspectiva y tratan de desmenuzar las propuestas de Podemos, por ejemplo José Carlos Díez y su artículo "Las disparatadas propuestas económicas de Pablo Iglesias" (http://www.jcdiez.com/2014/09/13/las-disparatadas-propuestas-economicas-de-pablo-iglesias/) en su blog, y se esté o no de acuerdo al menos hay un intento de análisis. Otra cosa distinta es el simplismo demagógico e irrespetuoso con la audiencia. Da la impresión de que a Pedro Sánchez le falta un hervor, de que va sobrado, demasiado sobrado ("he ordenado a nuestros diputados en Bruselas que..."; se atribuye el haber bloqueado las reformas del Gobierno sobre la ley del aborto, en fin, sobrado), y eso en un país con una ciudadanía que, como diría Serrat,  está cada vez más harta de estar harta es electoralmente arriesgado.

P.D.- Si ustedes sienten la curiosidad de intuir que hay detrás de determinados comportamientos en el ámbito de la política, de las recalificaciones, de los contratos amañados para evitar los controles públicos, de la sugerencia comunitaria de incluir el tráfico de drogas y la prostitución en el PIB de cada país miembro, les recomiendo que vean la serie Gomorra (La Sexta, 22.30 horas), o de como la ficción ayuda acomprender la realidad.

Universos paralelos

Por: | 11 de septiembre de 2014

Mamading

El doctor Sheldon Cooper (The Big Bang Theory), físico teórico con un coeficiente intelectual de 187 y despechado excreyente en la teoría de cuerdas, suele citar con relativa frecuencia la existencia de universos paralelos. No sabemos si el superdotado texano ha visitado alguna vez España pero lo que está claro es que, de haberlo hecho, su creencia en los mencionados universos saldría muy consolidada.
En la entrevista que Gloria Lomana realizó en la noche de ayer a Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, todo era coherencia, serenidad e ideas claras. Ciertamente, al igual que las especulaciones de Sheldon, todo se movía en el ámbito de la teoría, ese espacio en el que las buenas intenciones no tienen que enfrentarse a la dura realidad. Un universo limpio y transparente que hace aún mas inexplicable la pérdida de tres millones de votos del partido. Si todo es coherente ¿es la ciudadanía la que resulta incoherente? En todo caso la entrevista mostró una vez más un universo, el de los políticos, en el que la autocrítica brilla por su absoluta ausencia y el voluntarismo es el rey de la casa.
Frente a ello cabe recordar un excelente programa de la noche del martes, La caja (Cuatro. 1.153.000 espectadores), en el que Pedro García Aguado se introduce en ese territorio sin ley que es Magaluf (Mallorca. Ver foto), un disparate controlado por los touroperadores que lo publicitan en sus vídeos promocionales asegurando que todo está permitido: alcohol, sexo y desenfreno a bajo coste. Una semana desde el Reino Unido, viaje y hotel: 300 euros. Y es cierto: todo está permitido.
El reportero habla con enfermeros, polícías, relaciones públicas de locales, vecinos del barrio, hoteleros...y, al mismo tiempo, nos va descubriendo un universo paralelo al que describen los políticos. Hace años que se apostó por el turismo de bajo coste hasta el punto de que,ahora, se duda de su rentabilidad si se tienen en cuenta los costes municipales y comunitarios de limpieza, policías, ambulancias, disminución de la actividad empresarial, etcétera, etcétera. Un periodista británico explica que la semana del botellón salvaje mallorquín se ha convertido en el Reino Unido en una especia de prueba iniciática de la hombría y la virilidad: no se es hombre hasta que no se supera una semana en la localidad. El balconing sería la prueba de fuego.
García Aguado muestra cada vez más su estupefacción a la vez que procura apartar a las decenas de borrachos y borrachas que deambulan por la zona. No hay ley ni orden porque esa ausencia de las más elementales normas de convivencia es precisamente lo que venden quienes sacan tajada del tinglado. El presentador del programa acude al ayuntamiento de Calviá. El alcalde no le recibe -tampoco le recibieron ni los grandes hoteleros ni ningún miembro del Govern- pero sí lo hizo Joan Feliù, Jefe de Comercio del consitorio, quien le explica que no se puede hacer nada. "El tema de Punta Ballena lleva 32 años instalado. Se ha convertido en un destino joven y la gente viene a lo que viene: sol, alcohol y sexo. La ley del mercado es la que es", una extraordinaria y pragmática explicación que tira por tierra cualquier concepto de civilización.
Aclaremos que Punta Ballena es la calle emblemática del descontrol, la zona ya universalmente conocida por hábitos comerciales tan sutiles como los de "chupitos gratis a cambio de felaciones". Añadamos, también, que en esos 32 años que lleva instalado el exceso en Magaluf han mirado para otro lado corporaciones y gobiernos de todo el espectro ideológico. Aquí las buenas intenciones, la claridad de ideas y metas han dejado paso al barullo condiderado como una de las bellas artes.
Si con el tan vigente "caso Pujol" uno de los reproches que se utiliza con más frecuencia en los universos de la política y los medios de comunicación es el de haber mirado para otro lado durante 34 años, no está de mas saber que en Mallorca se lleva también 32 años mirando a Estambul, o Cuenca (es un decir), para solaz de los jóvenes británicos y beneficio de los touroperadores. "La ley del mercado es la que es". Sheldon Cooper tiene razón: hay universos paralelos.

Gomorra, ladrillo y neuronas

Por: | 09 de septiembre de 2014

La-famiglia-di-ciro-di-marzio

"Yahveh hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego, destruyó estas ciudades y cuantos hombres había en ellas"
(Génesis 19, 27-28).

Si el neorrealismo italiano surgió, básicamente, del talento de sus realizadores y de la falta de medios, lo que obligó al rodaje en interiores naturales, Gomorra, la serie de la que ayer ofreció su primer capítulo La Sexta, surje del talento de un escritor, Roberto Saviano, de un realizador, Stefano Solima, quien ya nos había dejado una estupenda muestra de su buen hacer con la serie Romanzo criminale, con la colaboración con Claudio Cupellini y Francesca Comencini, de un casting excelente, de unos más que notables medios de producción y de una localización que, en su mayoría, remite a interiores y exteriores naturales y auténticos: el barrio napolitano de Scampia. Y así, lo que comenzó siendo una elección ineludible -la falta de medios- en la posguerra se convierte en una acertada opción en la segunda década del siglo XXI, opción sobrada de medios.
Todo surge de un libro de Roberto Saviano al que su éxito editorial le convierte en el Salman Rushdie italiano, éxito que se vió catapultado por la adaptación cinematográfica de Mateo Garrone y, ahora, por una serie cuyo primer capítulo resultó excelente. El denominador común del libro, la película y la serie es, probablemente, una visión de la camorra napolitana sin mixtificaciones ni mitificaciones, un retrato al natural de unas gentes, un tiempo y un país en el que el realismo es el rey de la casa. La violencia es violencia, la ira es ira, la impiedad es impiedad. Se busca la autenticidad de comportamientos, diálogos, decorados y condicionamientos culturales. Los camorristas pueden reventar el cráneo de un contendiente e inmediatamente después, rendir pleitesía a un retrato de la Virgen. Como diría Bigas Luna, es el glamour de la periferia, el look poligonero. Mención especial merecen los decoradores de la serie, unos escenógrafos a los que no se les escapa un detalle: desde el cutrerío de los apartamentos en bloques inhumanos de los sicarios hasta la apoteosis del kitsch de la casa del capo que ni siquiera el difunto Gil y Gil pudo imaginar.
La trama es ya un subgénero: el enfrentamiento entre dos clanes de delincuentes napolitanos, los Savastano y los Conte, con sus familias y bandas correspondientes. Nada nuevo. Lo distintivo es el tratamiento formal y conceptual: no hablamos de héroes ni de antihéroes, se habla de gentes sin escrúpulos, horteras, temerosos de Dios y sin ninguna duda acerca de su oficio. En realidad se consideran gente de orden y honor. Algún policía corrupto, algún lugarteniente con ambiciones, una mamma que cada vez será más decisiva y un líder que alterna el crimen con reuniones de prohombres lugareños para discutir porcentajes de edificabilidad. El ladrillo, siempre el ladrillo, como ya nos recordó en 1963 Francesco Rosi y su Le mani sulla città.
1399665710_269537_1399666158_sumario_normalY de la Camorra a Oropesa (Castellón), feudo del delincuente Carlos Fabra y con ese disparate urbanístico que se llama Marina d'Or como bandera. La historia es ejemplar: un avispado empresario, Jesús Ger (foto de Ángel Sánchez en El País: Jesús Ger, presidente de Marina d'Or, y su esposa), comienza poco a poco a construir en uno de los escasos parajes vírgenes de la costa. El boom de la construcción le lleva a a edificar 15.000 apartamentos, hoteles, zonas de ocio y a proyectar un delirio con la torre Eiffel, canales venecianos y pistas artificiales de esquí entre otras maravillas, proyecto que no se llevó a cabo. El auge animó a su buen amigo Carlos Fabra a construir un aeropuerto que ya ha debido de entrar en el Libro Guinnes. Ahora la "ciudad de vacaciones" está en quiebra con miles de apartamentos sin vender y con un aeropuerto peatonal. Pues bien, es ahora precisamente cuando el Ayuntamiento de Oropesa en su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), cuyo documento está ahora en fase de exposición pública, quiere duplicar las viviendas nuevas hasta 2031. Oropesa quiere tener para entonces 16.400 nuevos inmuebles, de los que más de 9.500 serán de segunda residencia. Añadamos que el municipio tiene en la actualidad 20.800 viviendas, de las cuales más de la mitad se construyeron en la última década. De ellas, 16.410 son segundas residencias y, según el censo de población, están sin vender 8.565. El Ayuntamiento alega que Oropesa tiene unas expectativas de crecimiento espléndidas. La realidad indica que su censo, unos 10.000 habitantes, tiende a disminuir: la sempiterna confrontación entre la realidad y el deseo. Cuando la OCDE recomienda al Gobierno español que menos ladrillo y más neuronas (investigación y desarrollo), en Oropesa lo entienden como más ladrillo y menos neuronas. En La Moncloa, por su parte, dicen que ni ladrillo ni neurona: recortes. Esto es lo que hay.


Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey pertenece a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal y redactor jefe de la sección de Opinión. En la actualidad es Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal