TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Las tres B

Por: | 23 de enero de 2015

1421970002_564481_1421970231_album_normal

En la larga, muy larga, posguerra española uno de los modestos reclamos publicitarios del comercio eran las tres B: Bueno, Bonito y Barato. Ayer, ya con toda la tecnología audiovisual al servicio de la información, surgieron de nuevo las tres B: Bárcenas, Banco Central Europeo y Buñuelos de Viento, aún reconociendo lo artificioso de la denominación.
De Bárcenas se sabe ya prácticamente todo y realmente nada. Sabemos que durante décadas estuvo manejando una contabilidad B del partido que está en el poder y que por supuesto dicho partido desconocía dicha contabilidad, lo que nadie pone en duda puesto que si el PP se ha caracterizado por algo en estos tres últimos años de poder y gloria es de no haber mentido jamás, como muy bien señalan todos sus dirigentes.
Ni se han recortado los servicios sociales, ni la educación, ni la sanidad, ni se precarizó el empleo, ni se propusieron leyes represivas, ni se subieron los impuestos, ni el IVA, ni se financió irregularmente, ni destruyeron los discos duros con información, ni siquiera se aludió a la "herencia recibida" como prometió en el discurso de investidura el presidente Rajoy. Con una hoja de servicios de esas características, ¿cómo va a tener más credibilidad un presunto delincuente que anotaba escrupulosamente las entradas y salidas de donaciones y sobresueldos y que, al parecer, han sido ratificadas por la Fiscalía, la Abogacía del Estado y los distintos jueces que investigan los hechos? Lo que también sabemos es que el extesorero ha cogido un cierto punto de ironía marianesca en los 19 meses de prisión preventiva al agradecer al presidente el consejo de que fuera fuerte, consejo que al parecer ha seguido al pie de la letra.
De la B del Banco Central Europeo y su decisión de invertir más de un billón de euros en activos poco se puede decir que no lo dijeran y analizaran hasta la saciedad los expertos en la materia en los distintos programas tertulianos añadiendo más confusión a la ya confusa mente de los ignorantes. En resumen: mucho más dinero para la banca con la esperanza de que acabe llegando a lo que llaman "la economía productiva o real", es decir que, Draghi reivindica la fe, la esperanza y la caridad del sector financiero, lo que quizá sea mucho reivindicar a tenor del comportamiento que dicho sector ha tenido hasta ahora, o como señala el editorial de hoy de El País "se supone que parte de esos recursos liberados irán a parar a inversiones crediticias en pequeñas y medianas empresas, todavía con dificultades de acceso a esas fuentes de financiación", es decir, no se sabe con certeza, simplemente se supone. Tiempo al tiempo.
Por último la B de buñuelos de viento se refiere de una forma ciertamente alambicada, a la anécdota política de la reunión en la casa de José Bono, de Rodríguez Zapatero, Pablo Iglesias e Iñigo Errejón, una reunión que los protagonistas calificaron de privada, que saltó a los medios de comunicación y que, de repente, se convirtió en un hecho trascendental para el devenir de la historia política española contemporánea de una forma tan incomprensible como, en alguna medida, delirante e involucrando a todos los comentaristas habidos y por haber e incluso a los dirigentes del Partido Socialista. Que un encuentro entre dos veteranos exdirigentes socialistas y dos jóvenes y emergentes líderes políticos se convierta en una gran noticia demuestra, cuando menos, el cada vez más devaluado concepto de "noticia" en el ámbito de la política nacional y aporta una información interesante sobre el grado de etnocentrismo de nuestros políticos, convencidos de que el mundo sigue permanentemente todos y cada uno de sus intranscendentes gestos. Bueno, Bonito y Barato: un lujo.

Elogio de la croqueta

Por: | 22 de enero de 2015

Asamle-CdeInf-Xabier-Fortes

La relativa proximidad de las elecciones municipales y autonómcas está acelerando las tomas de posiciones de los diferentes partidos y de sus respectivos aparatos de propaganda, aparatos declarados oficialmente como tales, y oficiosamente en la práctica en numerosos casos. TVE, por supuesto, hace tiempo que forma parte del aparato de propaganda oficial del PP. Relevar al derechista Somoano por el más derechista Álvarez Gundín fue el pimer aldabonazo. El útimo, en esa casa, se produjo el pasado martes con el nuevo comunicado del Consejo de Informativos en el que denuncia, una vez mas, "la caza de brujas" que instauró la nueva dirección y la banalización de los contenidos de sus telediarios (en la foto, asamblea de trabajadores convocada el pasado martes en Torrespaña).
Durante los últimos días se ha producido el despido de la periodista de Cataluña Cristina Puig o el relevo del periodista encargado de la información de Laboral durante los últimos seis años, que ha pasado a desempañar tareas relacionadas con la información para sordos. Respecto a la banalización de los contenidos, el Consejo denuncia que, por ejemplo, las protestas de los enfermos de hepatitis C o la declaración judicial de la exalcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, se cubrieron con sendas informaciones de 18 segundos cada una de ellas, sin olvidarnos de los 14 segundos que dedicaron para informar que el Comisario de Derechos Humanos del Consejo Europeo había criticado las devoluciones en caliente que proyecta legalizar el Gobierno,. El Día Internacional de la Croqueta, por su parte, ocupó cuatro minutos del telediario.
Una vez comprobado que la Croqueta, pese a ser un plato tradicional de esto que llamamos España, no se presenta a las próximas elecciones, la dirección de informativos de TVE prepara un nuevo espacio: una tertulia política que se emitirá los viernes por la noche para contrarestar las perversas influencias de La Sexta Noche (los sábados) y Un tiempo Nuevo (Telecinco). Para ello nada mejor que fichar como presentador-estrella a un distinguido periodista procedente de la COPE, Ernesto Sáenz de Buruaga, conocido por su simpatía ideológica con Podemos y con el ya desaparacido líder albanés Enver Hoxa. En todo caso, y para garantizarse una audiencia que supere el aforo de un autobús urbano, el nuevo programa político de La 1 irá precedido por un programa de humor de Jesús Mota a ver si con la pereza de cambiar de canal a las 23.00 horas, se mantiene parte de la audiencia que a buen seguro conseguirá el cómico. Triquiñuelas de los programadores.
Y ya que hablamos de programación, habrá que dejar constancia del notable cabreo de Arturo Pérez Reverte, autor de la saga de Alatriste, por programar la adaptación seriada de sus novelas en Telecinco tras la emisión de un amplio resumen de Gran Hermano VIP, concurso en el que personajes como Belén Esteban, Kiko Rivera y Olvido Hormigos, entre otros, están, al paracer, rompiendo esquemas mentales día sí y día no. "Y ahora imaginen con qué estado estomacal veo a Belén Esteban y a Olvido Hormigos, tres minutos antes, de teloneras de Caridad la Lebrijana", twitteó el escritor. Un par de datos adicionales: Belén Esteban cobra 65.000 euros por cada semana de concurso y Kiko Rivera, 50.000. Si tenían alguna duda sobre el concepto de libre mercado o el de la oferta y la demanda, ahí tienen una irritante demostración.
Lo cierto es que con esos cachés se agudiza el problema para el PP. ¿Podrá Luis Bárcenas rechazar las ofertas que recibirá de las televisiones generalistas para que cante lo que todos están deseando oir? Siempre cabe la posibilidad de que en las nuevas medidas anticorrupción aprobadas en el Congreso se añada un artículo-express por el que se prohíbe a los presuntos corruptos acudir a cualquier plató televisivo.

El último que apague la luz

Por: | 21 de enero de 2015

Barcenasbesugo

Si por alguna extraña circunstancia usted se encuentra de bajonazo -y muy extraña tendría que ser puesto que vivimos en el país que más va a crecer de toda la Unión Europea en el presente año-, no se preocupe: ponga el telediario de La 1 o cualquier informativo del canal 24 horas y su ánimo, todo usted, remontará su crisis personal con la misma celeridad preelectoral con la que hemos dejado atrás la crisis colectiva. Es lo que tiene el disponer de una televisión pública que, ¡por fin!, "le pone piel a las cifras". Un oasis que destaca lo bien hecho. Un ejemplo:
Lleva cerca de treinta años dejándose la vida por el bien de su empresa. Su capacidad emprendedora le permite ir ahorrando unos dinerillos que a su vez invierte con acierto en bodegones como de calendario desfasado que multiplican por 10.000 el valor inicial. Sus señoritos reconocen su labor y le adjudican el mayor salario de la empresa, a lo que corresponde anotando minuciosamente las entradas y salidas de dinero en unos papeles preinformáticos. Unos plumillas destapan el pastel, se arma un gran revuelo, y el emprendedor entra en la cárcel.
Un par de días después de conocer que el fiscal pide algo más de 40 años de cárcel para el de los bodegones de calendario desfasado, la Audiencia decide concederle la libertad provisional a cambio de 200.000 euros. ¿Premio a una vida dedicada a su empresa? Podría ser. También podría ser que se dieran cuenta de que si los Rato, Blesa, Urdangarin, Oliva, las docenas de Pujol y tantos y tantos mas están en la calle, ¿por qué no lo iba a estar él si al fin y al cabo se dedicaba a lo mismo? Hoy en día, el patriotismo se mide por el número de cuentas que tengas en paraísos fiscales y a eso, pocos le ganan al resistente Luis, descontando a Oleguer, claro, que al parecer acaba de aflorar 89 millones de euros y que sólo por ese detalle merece un pequeño papel en Amanece que no es poco, II, si es que Cuerda se decide a rodarla de una vez.
Bar del pueblo. Interior. Día.- En una mesa está sentado Ruiz Gallardón. Llega Oleguer Pujol Ferrusola con su pico y su pala y se sienta con él.
- ¿Qué, cómo ha ido hoy la floración?
- No me puedo quejar: 54 millones. ¿Y a ti cómo te han ido tus obras emblemáticas como alcalde de Madrid?
- Muy bien, la verdad. La Caja Mágica, presupuestada en 140 millones de euros terminó costando 294 y, ahora, el Ayuntamiento le otorga un valor de 19 millones. En el Centro Acuático, un esqueleto junto a La Peineta, se han invertido 54,5 millones; la tasación privada encargada por el Ayuntamiento valora la construcción en 19 millones. El frustrado Centro de Convenciones, un agujero junto al paseo de la Castellana, ha costado 82,8 millones. El Ayuntamiento asigna a la parcela un valor de 25,7 millones, frente a los 79 millones en los que valoró el suelo Madridec, una empresa pública que quebró en 2013 ocasionando una pérdida de 118, 3 millones al Ayuntamiento. En resumen: sólo con tres de las obras emblemáticas que pensaba dejar a la ciudad he dejado un pufo de más de 300 millones. No me puedo quejar.
En ese momento entra en el local Oriol Junquera y un grupo de danzas folclóricas del Bajo Guadalquivir. Fundido en negro.
Plaza del pueblo. Exterior día. Dos coches mal aparcados. Se bajan sus conductores y se funden en un prolongado abrazo. Esperanza y Carromero celebran el carpetazo judicial ante la complaciente mirada de monseñor Rouco Varela que sigue de okupa en la casa parroquial. Apaga y vámonos.



Mucho arte

Por: | 19 de enero de 2015

Fotonoticia_20141124150236_644

En la tarde del viernes la gota malaya de la primera fase del caso Gürtel agujereó una de las múltiples corazas del Partido Popular con las peticiones de la Fiscalía: 42 años para el extesorero Luis Bárcenas, tres para el extesorero Álvaro Lapuerta y ocho para el extesorero Ángel Sanchís. 40 años para el exalcalde Majadahonda (PP) Guillermo Ortega y 46 años para el exviceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Alberto López Viejo. La lista sigue pero también siguen las corazas populares. Tras conocerse las peticiones de la Fiscalía, la primera reacción de los genoveses fue hablar del respeto a la justicia.
Aquí se respeta tanto a la justicia que los jueces que destaparon el caso Gürtel y el caso Caja Madrid están dando conferencias en diversos foros cívicos, y el penúltimo Fiscal General debe de estar a punto de reaparecer como comentarista cinematográfico en Tele Madrid. Un respeto puesto de manifiesto cuando la policía judicial registró la sede central del partido ante el ninguneo que sus dirigentes les estaban hacienco al juez con la entrega de documentos, ya que ni siquiera construyeron barricadas para que no pudieran entrar.
La Fiscalía, por su parte, también exige que el PP devuelva 328.440 euros como "partícipe a título lucrativo" de los delitos supuestamente cometidos por los exalcaldes de Pozuelo de Alarcón y Majadahonda (Madrid), así como que la compañera Ana Mato, reembolse 28.467 euros de serpentinas y viajes, nada que ver con los 11 años y siete meses que piden para Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo, exmarido de Ana Mato y exdueño de un Jaguar. Y hablamos sólo de los militantes más conocidos del Partido Popular imputados en esta primera fase. Para los cabecillas de la trama, Correa y Crespo, las peticiones son de 125 años y un mes para el number one, y 83 años y tres meses para el segundo, pero eso estaba previsto. Ya lo había pronosticado hace meses Pablo Crespo en El Intermedio: "nos va a caer la del pulpo".
Pero si es usted militante convicto o confeso del PP, o simpatizante, no se preocupe: aquí no ha pasado nada. La cúpula del PP (el partido que más ha hecho en contra la corrupción, como suele decir su presidente y, después, sus voceros) sacó una nota al día siguiente de conocidas las peticiones de la Fiscalía en la que subraya que "ha sufrido y sigue sufriendo" perjuicios por estos hechos, que se imputan a personas concretas, y de los que es "absolutamente ajeno".
Carlos Floriano,
por su parte, había calentado motores la víspera del comunicado declarando que "al final los jueces pondrán las cosas en su sitio y resplandecerá la verdad, y una vez eso suceda, muchos tendrán que pedir perdón" y otros, añadimos, tendrán que devolver el dinero. Y es que tienen un arte que no se puede aguantar -no hay más que verlos tomando café y escuchando al susodicho "que hay que ponerle piel a las cifras"- y si no, fíjense en el comunicado de nuestros entrañables dirigentes populares de 8 de abril de 2010 a propósito de la dimisión de Luis Bárcenas:
"El Partido Popular ha recibido esta mañana la comunicación de D. Luis Bárcenas manifestando su decisión de renunciar con carácter definitivo a sus funciones como tesorero del Partido y solicitando la baja temporal como militante de nuestra orgnización.
El Partido Popular quiere hacer un reconocimiento público a la magnifica gestión que durante estos años D. Luis Bárcenas ha prestado como Gerente Nacional y Tesorero del Partido y quiere agradecerle igualmente la lealtad que ha demostrado al partido y a sus dirigentes.
Estamos convencidos, como lo hemos estado desde el principio, de que demostrará su inocencia frente a las falsas imputaciones de las que ha venido siendo objeto".
Lo dicho: mucho arte.

Bochorno

Por: | 16 de enero de 2015

511

Mientras nuestros entrañables próceres alardean de habernos sacado de la crisis con esa galanura de los que confunden el deseo con la realidad, los hechos nos sumergen en una serie de imágenes bochornosas de los servicios de Urgencia de los Hospitales públicos. No se salva ninguna Comunidad. En eso, al parecer, hemos conseguido un cierto igualitarismo.
"El colapso es habitual en esta fechas, pero se ha ido agravando cada año desde la aprobación del Real Decreto 16/2012 ("racuionalización" del sistema sanitario) que ha impedido que que se renueven las plantillas, según fuentes del sindicato de médicos AMYTS. Desde el decretazo de Ana Mato, sólo se repone uno de cada 10 bajas de personal. Además, más de 50.000 trabajadores sanitarios han perdido su empleo en los últimos años en toda España. En Madrid, "la plantilla se ha reducido un 19% desde 2012 por la no reposición de las bajas, denuncian desde el citado sindicato.
Vigo, Canarias, Cádiz,... se repite la misma situación: pasillos abarrotados de pacientes, protestas ciudadanas y desmentidos de las correspondientes autoridades sanitarias: nadie asume ninguna crítica. La culpa es de la epidemia de gripe y no, por supuesto, de los recortes que han obligado a cerrar plantas enteras para que ahora se amontonen los enfermos en una especie de almacenes de desechos.
Hace algo más de un año y medio el presidente Rajoy, en la firma del Pacto por la Sostenibilidad y la Calidad del Sistema Nacional de Salud, sacaba pecho por enésima vez de sus reformas: "Podemos decir que vamos a seguir disfrutando de uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo". Cabe recordar que el Gobierno de uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo recortó 7.000 millones de euros en la partida de Sanidad en los primeros Presupuestos Generales del Estado de la legislatura. Además, implantó el copago farmacéutico y excluyó 450 fármacos de uso común de la cartera básica de salud y retiró la tarjeta sanitaria a inmigrantes sin papeles o españoles mayores de 26 años sin ninguna cotización.
Pero ahora no sólo la crisis ya es historia sino que además se acercan las elecciones autonómicas y municipales. Es tiempo, pues, de alentar a la ciudadanía con pequeños gestos demagógicos, por ejemplo el que dejó caer el jueves el flamante ministro de Sanidad en el Congreso: ha reconocido que está abierto a reflexionar sobre la posibilidad de eliminar el copago farmacéutico hospitalario que implantó la exministra Mato. Lástima que no añadiera que desde su anuncio numerosas comunidades se mostraron reacias y no lo han aplicado, y hubo incluso algunas como Castilla y León, Andalucía o País Vasco que interpusieron recursos contra esta medida.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal