TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

De tribus urbanas

Por: | 29 de febrero de 2012

índice

En mayo de 1979 se presentó en el Festival de Cannes, fuera de concurso, la primera película de Franc Roddam, un realizador británico: Quadrophenia. Hoy pueden contemplarla en La 2,a las 22 horas. Si no la han visto, y pueden, no se la pierdan. Tuvo un espectacular estreno en Cannes (los Who, autores de la ópera-rock en la que se basa la película, llegaron en tres Bentley como los que suele usar la Reina de Inglaterra, rodeados de la policía motorizada francesa y ante centenares de curiosos). Fue una de las grandes sorpresas del certamen y, años después, se convirtió en una de las películas de culto esenciales para comprender una parte de los años 60.
Roddam narra con infrecuente maestría para un debutante el estilo de vida de los jóvenes londinenses de los años 60. El protagonista (Phil Daniels) pertenece a la tribu de los mods (los "modernos o modernistas). Es botones de una agencia de publicidad, no tiene ningún futuro laboral, sus relaciones familiares son tensas, admira al "As" (Sting), ama las anfetaminas, las lambrettas y a su novia, cajera de supermercado. Son la generación anterior al thatcherismo y viven en una realidad esquizoide en la que el único consuelo es el grupo. Frente a ellos, los rockers, amantes de las motos potentes, las chupas de cuero y el tupé a lo Gene Vincent. Un largo fin de semana en Brighton será el campo de batalla perfecto para las dos grandes tribus urbanas y el principio del fin del protagonista, lo que años atrás Scott Fitzgerald solía calificar como "el derrumbe".
Una espléndida película que ratifica una vez más la creencia de que para comprender y conocer las sociedad de una determinada época, la literatura y el cine aportan una información difícilmente localizable en los libros de historia. Los mods y los rockers son formas de enfrentarse a la vida, probablemente perecederas, sin duda, pero en las que ya se intuyen unas actitudes ante los tiempos difíciles que perdurarán, o se incrementarán, hasta llegar a la actualidad. Anticipan el No future de los Sex Pistols y las explosiones callejeras de ira. El paso de los años y de las crisis económicas, políticas y sociales han ido desgranando y perfilando nuevas tribus urbanas. Hoy sabemos que la tribu más peligrosa, la más agresiva y cruel, es la de los grandes especuladores financieros y sus desalmados ejecutivos. Visten de Armani, se trasladan en Lexus, son de una arrogancia impresentable y han convertido el mundo en su particular campo de batalla.

El descontrol

Por: | 28 de febrero de 2012

Images

La larga comparecencia de Iñaki Urdangarin ante el juez Castro sigue acaparando la mayor parte de las tertulias políticas de las televisiones generalistas. Se han analizado los gestos, la ropa, las palabras ante la prensa del imputado hasta la saciedad. De sus declaraciones propiamente dichas hay dos conceptos claros y concluyentes: o bien "no lo recuerdo", o "las culpa es de Diego Torres". Bien. A ello hay que añadir los daños colaterales por mas que los citados, o algunos de ellos, como Rita Barberá y Francisco Camps opten por igual actitud: yo no he firmado nada, dijo la alcaldesa. Camps no dice nada. El descontrol tertuliano comienza cuando los análisis no se basan en datos o en el sumario sino en la interpretación subjetiva de los tertulianos sobre asuntos que desconocen.
La figura de "periodista experto en la familia real" ha encontrado el cuarto de hora de fama que reivindicaba para todo el muno Andy Warhol. Ya no hay tertulia generalista que no incopore a uno de ellos a sus respectivos programas. Lo curioso del asunto es que se ha repetido una y mil veces que Zarzuela no informa de las cuestiones y movimientos privados de los miembros de la familia real. En todas las ocasiones que la prensa se ha encontrado con alguno de sus miembros, estos jamás respondieron a ninguna de las preguntas sobre las repercusiones del caso Urdangarin, salvo en una ocasión Pilar de Borbón, que dijo una tontería. Pues bien, pese al hermetismo informativo de la familia real, todos los expertos opinan sobre la hipotética separación matrimonial de la infanta Cristina o, por el contrario, sobre el afianzamiento de dicha relación. Hay opiniones para todos los gustos y ni un sólo dato constatado. Es el descontrol tertuliano.
Claro que la gran noticia del día es el de otro descontrol: el del déficit público. Pasar del inicialmente previsto en 2011 del 6% al declarado del 8,5% va a suponer un recorte presupuestario de 44.000 millones de euros más. Piénsese que todas las medidas ya adoptadas por el Gobierno han supuesto un recorte de 15.000 millones, es decir, que tendrán que triplicar dichas medidas para poder alcanzar lo exigido por Bruselas. A las subidas de impuestos, recortes de gastos y reformas legislativas aplaudidas por la patronal tendrán que añadir tres veces más los sacrificios en la misma dirección, la de que todos se tengan que apretar el cinturón en un concepto dudosamente distributivo de las responsabilidades.
Un último descontrol: vertele.com informa que "la última película de Conan arrastra a 2.165 usuarios de BitTorrent a los juzgados. Hasta 2.165 IPs convertidas una vez más en usuarios individuales que tendrán que luchar en los juzgados por su inocencia, o bien, un pago". Son tiempos complicados: los duques no se responsabilizan de sus presuntos desmanes, las alcaldesas dicen que no han hecho nada, las administraciones autonómicas gastan lo que no tienen y 2.165 internautas pueden tener problemas por sus ansias de conocimiento sobre Conan el Cimmerio y su afán de vengar a su padre, asesinado por el cruel rey Kalar Zim. En el camino luchará contra monstruos, bestias y guerreros. Otros tendrán que luchar en los juzgados. Un descontrol.



 

Dos mundos

Por: | 27 de febrero de 2012

Images

Este artefacto maldito y seductor que es la televisión ofrece mundos alternativos constantemente. En el largo fin de semana pudimos comprobarlo. Urdangarin, una vez más, fue la estrella de los telediarios, de las conexiones en directo y de las tertulias televisivas. Lo curioso del caso es que tras más de 20 horas de interrogatorios y declaraciones nos permitió comprobar los distintos mundos que conviven en él y los muy diferentes enfoques que sobre el suceso nos ofrecen las televisiones generalistas.
Urdangarin es duque de Palma, yerno del Rey y padre de unos cuantos nietos del monarca, es decir, la créme de la créme. Pero si analizamos las filtraciones de sus respuestas en el juzgado mallorquín, comprobamos que tiene el mismo talante que cualquier delincuente común: yo no he hecho nada, la culpa siempre fue de otros. Son las mismas respuestas que daría un caco tras asaltar un supermercado. Está en su derecho, naturalmente, pero ofrece una versión de su personalidad mucho más ramplona de la que presuntamente debería ofrecer. Dos mundos.
Por lo que respecta al tratamiento informativo, hay que destacar la sumisión de TVE al nuevo orden establecido y al "buen gusto" de los salones de té tipo Embassy. En la televisión pública se destacaba el que el duque había contestado a todo y que no se habían dictado medidas cautelares sobre tan insigne imputado. Ni una sola mención a la frase del juez Castro sobre sus constantes alusiones a su falta de memoria como argumento principal: "mejor que no hubiera venido". Tampoco ninguna alusión a las contradicciones entre lo dicho en el juzgado y lo que constaba en los numerosos e-mail dirigidos al duque o contestados por él. En fin, lo dicho: TVE es el gran camaleón de las informaciones.
La Sexta emitió, como no podía ser de otra forma, un especial Urdangarin en la noche del pasado viernes. Fue el peor de todos los ofrecidos en esa misma semana por el resto de las cadenas generalistas. Fue tan elemental que tuvo que reemitir el especial y estupendo Salvados que ya conocíamos para rellenar el horario. Un fiasco.
Jordi Évole, por su parte, volvió a acertar con su programa del domingo sobre la justicia. Desmenuzó casos tan llamativos como el de Millet y el Palau, dialogó con periodistas y con un sensato juez de instrucción de Barcelona, con el fiscal Mena y con abogados: un recorrido coherente por algunos de los entresijos de la justicia con una conclusión compartida por todos los protagonistas: la justicia no es igual para todos, algo que ya dábamos por hecho pero que dicho por profesionales del tinglado tiene más resonancia. Los pobres lo tienen mucho más crudo.
Un largo fin de semana con dos goles extraordinarios de Messi y Cristiano Ronaldo que son hace tiempo son los Ginger Rogers y Fred Astaire de nuestro fútbol, y un interesantísmo capítulo de la serie Imprescindibles (La 2) sobre Jorge Oteiza, uno de los creadores más interesantes y peculiares del arte español contemporáneo. Los datos de audiencia siempre eliminan ensoñaciones y deseos: tuvo 116.000 espectadores, un 0,7% de la cuota de pantalla. Muchos mundos en un único electrodoméstico.

El patriarca

Por: | 23 de febrero de 2012

Images

La pretendida entrevista con José María Ruiz Mateos en el programa Espejo Público fue tan disparatada como cabía esperar de tan disparatado personaje. Susanna Griso se empeñaba una y otra vez en hacerle una pregunta al patriarca jerezano sobre el sumario abierto por el juez Ruz, empeño absurdo ante la incontinencia verbal, y poco comprensible, todo hay que decirlo, del empresario. Era un diálogo imposible o, para ser más precisos, dos monólogos que se entrecortaban mutuamente. Uno, el de la periodista que quería saber si los Ruiz Mateos pagaban las hipotecas de sus mansiones con el dinero de los inversores de Nueva Rumasa, o si habían evadido capitales a una serie de paraísos fiscales, y el otro, el jerezano cañí, explicando que todo eso eran chorradas, que lo importante es que a él le habían expropiado injustamente la primera Rumasa, que ahora la expropiaban la segunda, que Botín era el malo de la película y que !vamos a pagar a todos si Botín me da un crédito.¡ Espectacular.
Lo cierto es que tal y como están las cosas, alguna cadena generalista debería pensarse en dedicar una de sus concesiones de canalillos TDT a cuestiones judiciales. Algo así, como Tribunales, con carácter monográfico. Piénsese que en estos momentos sigue desarrollándose uno de los juicios del caso Malaya o cómo vaciar las arcas de un ayuntamiento malagueño, llevarse las correspondientes comisiones de constructores y comprar obras de arte de dudosa autenticidad o hacerse operaciones de cirugía estética sin pagar un duro del propio bolsillo. Hoy se mostraban las imágenes del careo entre José Antonio Roca y la exalcaldesa de Marbella, Marisol Yagüe. Genial. "Sabes que te quiero mucho, cariño, pero te dí dinero para el cirujano y para comprarte un piso en Madrid", le decía el asesor de Urbanismo. "Cariño, yo también te quiero mucho pero todo eso es mentira", respondía cada vez más descontrolada la exalcaldesa. Un filón que, además, se incrementará notablemente cuando llegue el día en que se sienten en el mismo banquillo Julián Muñoz, Isabel Pantoja y Maite Zaldívar (un trío que pocos, o ninguno, guionista cinematográfico hubiera podido crear).
El hipotético canal Tribunales tendría su coronación (casi literalmente) con el caso Urdangarin que comienza el sábado y en el que, poco a poco, los expertos van dejando caer la posibilidad de que todo quede en nada, bien porque han prescrito los supuestos delitos fiscales, bien porque se considere que los culpables son quienes concedieron las subvenciones y no quienes las recibieron. En todo caso, y al margen de que se le condene o se le absuelva, el proceso va a traer mucha cola, surgirán numerosos platós con testigos, sirvientes y analistas suficientes para dar juego televisivo y aumentarán las simpatías republicanas. Quedan pendientes todavía encuentros judiciales entre los Sánchez Vicario, el de el exalcalde de Manises, los ERE de Sevilla, el Gürtel... y los que, día a día, irán surgiendo en esta tierra de promisión y de recortes educativos y sanitarios.

Laponia en el corazón

Por: | 22 de febrero de 2012

Images

El presidente de la Comisión de Economía y Política Financiera de la CEOE, José Luis Feito, tuvo la feliz ocurrencia de que se retirara el subsidio a un parado que no acepte una oferta de trabajo, aunque sea en Laponia. Después pretendió matizarlo argumentando que en España, el 80% de los parados a los que se les ofrece trabajo lo rechazan si tienen que cambiar de barrio, pese a que no señaló la fuente de tan curiosa estadística, ademas de recordar que él había estado una vez en Laponia y que era muy bonito. Tampoco explicó si ese viaje lo había hecho a través de Viajes Marsans, agencia de la que fue copropietario el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz-Ferrán, acusado por cierto de apropiación indebida de 4,4 millones de euros tras dejar un agujero en el grupo empresarial de 424,4 millones de euros.
Pero si el espectador no sólo está en paro sino que, además, tiene proclividad al delirio persecutorio, habrá alucinado cuando poco después de las tonterías que manifestó José Luis Feito, La 1 de TVE emitió en su programa Españoles por el mundo, la reposición del capítulo dedicado a Laponia. ¿Estamos hablando de una conspiración judeo-laponica? ¿Qué perversa relación existe entre el señor Feito y la productora New Atlantis, responsable del programa? Lo cierto es que la reposición del reportaje viajero tuvo una audiencia de 2.772.000 espectadores, una barbaridad. Piénsese que series españolas de producción y promoción importantes y emitidas en el horario estelar de sus respectivas cadenas, Toledo (Antena 3) y La fuga (Telecinco), tuvieron audiencias muy inferiores (2.287.000 y 1.815.000 espectadores, respectivamente).
Hoy, miércoles, sorprendentemente, no hay ningún especial informativo sobre Iñaki Urdangarin, y no por falta de nuevos datos del comportamiento empresarial del yerno del Rey, del que cada día se revelan nuevas racanerías y mezquindades sino porque, suponemos, están recargando las baterías para el próximo sábado, día en que -según comentó el propio Urdangarin en el especial de ayer, de Telecinco- atenderá a la prensa tras su declaración en el juzgado mallorquín. A la espera de tan anheladas declaraciones, cabe recomendar a los televidentes el nuevo capítulo de la espléndida Alcatraz (La Sexta, 22,25 horas) o revisitar una vez más esa genial obra maestra que es Apocalypse Now Redux (La Sexta 3, 22,00 horas).

Desequilibrios

Por: | 21 de febrero de 2012

Images

No es de extrañar que la nueva prueba que tienen que superar los protagonistas de Gran Hermano consista en recoger unas monedas de oro mientras dos de las concursantas, sin que lo sepan el resto, tendrán que robar 50 de las monedas acumuladas. Mientras unos trabajan, otros roban. Los defensores del concurso suelen alegar que la casa de Guadalix es un microcosmos que reproduce y representa al conjunto de una sociedad. Puede ser. En todo caso la nueva prueba sí resulta bastante significativa de los desequilibrios morales que se viven en España.
El informático y profesor universitario mallorquín Damián Vidal, por su parte, está predestinado a entrar en el pabellón de la fama de los presuntos delincuentes de guante blanco. Según informa El País, ayer solicitó ser examinado por un psiquiatra forense antes de que comenzara el juicio por cuatro delitos que ya se han convertido en clásicos: malversación de fondos públicos, prevaricación, cohecho y fraude a la Administración, por los que el fiscal solicita 14 años de cárcel y una indemnización a la empresa pública balear Bitel de 700.000 euros, que es la cantidad presuntamente defraudada con una visa excesivamente caliente y fácil. Lo extraordinario del asunto es que el principal argumento de su hipotético desequilibrio es que "no sabía decir que no" ni contener su pasión por el gasto. Efectivamente, y como ya nos habían enseñado magistralmente Azcona y Berlanga en sus películas, todas las calamidades que sufre el ser humano tienen su origen en "no saber decir que no", desde el verdugo al industrial catalán de La escopeta nacional.
Faltan poco menos de cuatro días para que Iñaki Urdangarin conmueva en directo todos los telediarios y tertulias televisivas, lo que incluso puede a llegar a resultar un alivio para el espectador. Hasta ese cenital sábado mallorquín, las cadenas generalistas no paran de producir programas enlatados sobre el corredor de fondo y su presunta soledad. Ayer fue el especial de Antena 3, un amplio programa bien documentado, con bastantes entrevistas e imágenes poco vistas y sin ninguna aportación novedosa a lo que diariamente se informa en la prensa escrita y recogen los informativos. Hoy, Telecinco, ofrecerá, también en su horario estelar, otro programa de Materia reservada sobre tan insigne imputado. Urdangarin es, junto con José Bretón, los dos mayores filones informativos de la actualidad. Es más, si el yerno del Rey, mediante alguna argucia legal, hubiera podido registrar mercantilmente su nombre, con sólo los derechos de autor que recibiría de las televisiones habría ingresado en cualquiera de sus numerosas cuentas corrientes, nacionales o extranjeras, mucho más que lo que recibió sin ánimo de lucro el Instituto Nóos.
Y puestos a hablar de Institutos, no conviene olvidarse del Instituto Luis Vives de Valencia. La reacción policial ante las concentraciones estudiantiles para protestar por los recortes a la educación pública fue de todo menos equilibrada. Como diría el jefe superior de Policía de Valencia, citando a Carlos Salvador Bilardo, entrenador argentino de fútbol: "Al enemigo, ni agua". Lástima que los recortes aplicados por los herederos de ese excelso gestor que fue Francisco Camps no hubieran llegado también al tamaño de las porras de los aguerridos poicías nacionales. De haber sido así, ahora la represión sería aún menos que anecdótica.

¡Dejen a la familia en paz!

Por: | 20 de febrero de 2012

Images

El título es polivalente. Lo podrían exclamar desde la infanta doña Pilar a los Ruiz Mateos y, por supuesto, todos los árbitros de fútbol de España. Sin embargo, en el ánimo del escriba es una petición para los galardonados en la gala de los Goya, un evento que dicho sea de paso resultó muy entretenido y con una espléndida audiencia de 4.340.000 espectadores (unos 300.000 menos que la gala del año anterior presentada por Buenafuente), con momentos extraordinarios y, lamentablemente, fases muy aburridas. De verdad, dejen a la familia en paz a la hora de recorger el premio. El amor paterno-filial, como el valor, se da por supuesto. ¿No se podría poner un gran luminoso encima del escenario en el que se agradeciera a todos los padres, madres, hijos, esposas, productores y equipos técnicos y artísticos de los premiados su enorme colaboración, y ahorrarnos así la mitad de la gala?
Bien, hay que destacar que por primera vez TVE supo sacar partido de "la alfombra roja". Se han necesitado 26 ediciones, es verdad, pero por fin se convencieron de que la alfombra da un espléndido juego, tanto para observar cómo van vestidos los protagonistas más populares del gremio como para escuchar sus declaraciones, por elementales que sean. Hollywood marcó el camino desde hace muchos años. El programa + Gente y diversas conexiones en el telediario permitieron rentabilizar la emisión.
La gala propiamente dicha contó con hallazgos y momentos excelentes. El mejor, sin duda, el monólogo de Santiago Segura: genial y sin citar ni una sola vez a ninguno de sus amores famliares.
Su explicación sobre cómo se eligen a los galardonados fue un alarde de ingenio y humor de cuerpo presente. Banderas, Coronado, Daniel Brüll, Salma Hayek..., todos aguantaron el tipo con elegancia y mano izquierda. Con mucha más mano izquierda que el ministro Wert aguantó las alusiones a la política del Gobierno. Se suele afirmar que el poder corrompe. Lo que está claro es que hace perder reflejos al que lo ejerce. De un dicharachero preministro de Cultura hemos pasado a un aburrido ministro que, hasta el momento, lo más destacable de su labor ha sido suprimir la asignatura de Educación para la Ciudadanía y boicotear unas oposiciones a maestro.
Internet, naturalmente, tuvo también sus momentos. Estuvo presente en el discurso del presidente de la Academia del Cine, Enrique González Macho, y en los divertidos twitter que comentaba la presentadora, Eva Hache. González Macho señaló una cosa obvia: todos somos internautas, aunque agregó otro hecho indiscutible: internet no supone, al menos por ahora, ningún aporte a la economía de la industria cinematográfica. Es más, añadimos nosotros: la piratería de música, videojuegos, películas y libros a través de internet costó a la industria cultural española 11.000 millones de euros en 2010, según los datos del Observatorio de Piratería que presentó el abril de 2011 la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos. Benito Zambrano, director de La voz dormida, lo explicaba con sencillez: es como si tu tienes un pequeño huerto con naranjas y cada uno que pasa por allí coge una o dos naranjas. Al cabo de un tiempo, no te queda nada. Así es.

De Ruiz Mateos a House

Por: | 17 de febrero de 2012

Images

"Todos son iguales ante la ley". Muy bien. Un ejemplo: un ciudadano roba 7.800 euros de una sucursal bancaria. Es detenido por la policía, de la comisaría pasa al juzgado de guardia y como, además, es reincidente, ingresa en prisión. Una familia, propietaria de un grupo de empresas que ha quebrado, es procesada por su desastrosa gestión económica. Se levanta el secreto del sumario correspondiente y se revela que, entre otras cosas, de las cuentas de una de sus sociedades, Bardajera, se sacaron en efectivo 78 millones de euros (diez mil veces más que el atracador de la sucursal bancaria) de los que se desconocen su paradero. Son reicindentes pues hace años el locuaz patriarca ya había sido procesado y condenado por otro importante desaguisado empresarial. La Audiencia Nacional admitió a trámite hace nueve meses la querella de un grupo de inversores, en la que, por el momento, se encuentran imputados José María Ruiz-Mateos, su mujer, Teresa Rivero, siete de sus hijos, y otras seis personas más por presuntos delitos de estafa, insolvencia punible y falsedad documental. Todos siguen disfrutando de su confortable vida privada.
En el terreno de la ficción, destacar que el comienzo de la octava, y última, temporada de House consiguió una importante audiencia en Cuatro: 2.437.000 espectadores. El más sarcástico de los doctores de la historia de la televisión, y son decenas de series hospitalarias las que se han producido en todo el mundo, se despide a lo grande y desde la cárcel. Veinte vicodinas, título del primer capítulo, fue ejemplar de la inteligencia de House, de sus habilidades para irritar a todo el que se le acerque y de su capacidad para sobrevivir en un medio tan hostil como es el penitenciario. Sus guionistas no han rebajado en lo más mínimo sus destructores diálogos. La temporada cuenta con nuevas incorporaciones como las de Odette Annable (la doctora Jessica Adams) y Charlene Yi (la doctora Chi Park), un estupendo personaje secundario que llama la atención del doctor más por haber pegado a su anterior jefe que por sus conocimientos, que también los tiene.
Probablemente la cualidad distintiva de esta serie creada por David Shore e interpretada por Hugh Laurie, además de considerar el diagnóstico como un proceso similar al de la caza del asesino en los thriller, es su radical alejamiento de las referencias sentimentales. Si en alguna ocasión alguno de los miembros del equipo médico se introduce en el terreno de los sentimientos, siempre aparece un comentario demoledor de House para provocar el aterrizaje forzoso. Por otra parte, el poderío de la industria norteamericana del entretenimiento queda reflejada en un dato: en 2008, House fue la serie más vista en el mundo con un promedio de 82 millones de espectadores en 66 países.

El sainete nacional

Por: | 16 de febrero de 2012

Images

Éramos pocos y parió la tía Pilar. Cuando todas las televisiones y prensa escrita informan diariamente sobre los pormenores del sumario del caso Nóos, lo que equivale a decir que diariamente añaden bochorno e indignación sobre el tinglado del yerno del Rey, la infanta Doña Pilar tiene a bien mandar callar a todo el mundo mientras un juez no condene a Urdangarin. Naturalmente, las intempestivas declaraciones las hizo en un marco incomparable: el Rastrillo sevillano de Nuevo Futuro, una organización sin ánimo de lucro que organiza eventos benéficos. Tal y como está el patio no es improbable que acabemos todos dependiendo de la beneficiencia, bueno, todos menos los que presiden y gestionan instituciones sin ánimo de lucro.
El Diario de Mallorca señala que el juez del caso Nóos estudia la posibilidad de imponer una fianza al duque de tres millones de euros por posibles responsabilidades civiles, lo que de cumplirse equipararía la fianza con la impuesta en su día a Jaume Matas. Las fianzas unen y los programas informativos que doña Pilar ha calificado de "pornográficos", también. Antena 3 emitirá el próximo lunes en horario estelar (22,30 horas) un programa especial sobre la trama Nóos e Iñaki Urdangarin en el que cuentan, además, con declaraciones del expresidente de las Islas Baleares, Jaume Matas. No ganamos para disgustos.
Claro que no todo son malas noticias. Por ejemplo, la familia de Francisco Camps debe de estar muy agradecida a las circunstancias judiciales del prohombre valenciano pues gracias al juicio de los trajes dimitió de su cargo de presidente de la Generalitat hace siete meses, los mismos que lleva sin aparecer por su escaño parlamentario. Sus correligionarios alegan que está disfrutando unos días de la sentencia de no culpable. Lo cierto es que lleva siete meses sabáticos, lo que, sin duda, le habrán permitido disfrutar más de su familia, incluso acabar su tesis doctoral y leerla en la Universidad Miguel Hernández de Elche, en donde los programas pornográficos se regodearon con los abucheos e insultos que le dedicaron parte de los jóvenes universitarios presentes.
Hay otras noticias, sin embargo, que resultan más complejas el calificarlas como buenas o malas. Por ejemplo, el caso Aeropuerto de Castellón, del que ahora se nos informa que necesitará realizar reformas por un error de cálculo de la plataforma de giro del aeródromo. El aeropuerto, inaugurado a bombo y platillo por esos dos linces de la política autonómica que son Carlos Fabra y Francisco Camps el 25 de marzo del pasado año ("hoy empieza la transformación socioeconómica de Castellón", declaró el multiprocesado Fabra) no cuenta aún con los permisos necesarios para su uso. También es cierto que el prócer castellonense aclaró que lo que se inauguraba no era un aeropuerto para aviones sino para personas, en cuyo caso no se entiende muy bien la necesidad de reformar la plataforma de giro de las pistas. Es una noticia desconcertante: buena, si dicha remodelación sirve para evitar catástrofes aéreas sin aviones. Mala, si con tal motivo se aplaza la transformación socioeconómica de tan paradisíaca tierra. Menos mal que no todo está perdido. El consejo de RTVE acaba de aprobar la realización de una miniserie sobre la vida de Julio Iglesias en el que, suponemos, se tendrá en cuenta su bien remunerada labor (300 millones de las antiguas pesetas) como "embajador" de Terra Mítica, otro de los grandes proyectos ruinosos de otro de los grandes visionarios del Gobierno valenciano: Eduardo Zaplana.

Coge el dinero y corre

Por: | 15 de febrero de 2012

Images

Es muy fácil titular en periodismo con una película pero es que la secuencia en la que el duque de Palma sale disparado por las calles de Washington ante la presencia de una periodista fue, sin duda, un sentido homenaje al estupendo Woody Allen. Que le vamos a hacer. Materia reservada, el programa especial que Telecinco dedicó a Iñaki Urdangarin y a la infanta Cristina se basaba casi exclusivamente en dos o tres minutos que Paloma García Pelayo consiguió grabar en la capital de EE.UU. También es verdad que fueron dos o tres minutos importantes para comprobar el estado de ánimo de los duques, absolutamente desmejorada ella y veloz como el rayo él.
Si en algo se distingue la cadena de Mediaset es en su capacidad para inflar un globo hasta límites insospechados. Lo demuestra diariamente en su programa-estrella Sálvame y acaba de alcanzar una de sus cimas con el especial de Materia reservada. Dos o tres minutos de imágenes en exclusiva lo reconvirtió en un programa de más de dos horas. ¿Cómo? Convocando a un grupo de periodistas "del corazón", capaces de opinar sobre lo que no saben (por ejemplo, lasa conversaciones entre el Rey y Urdangarin, o lo que sentía la infanta sentada en las escalerillas de su casa al leer unos papeles), entremezclando lo obvio con hipótesis infundadas e imposibles de demostrar. En cualquier caso, el programa alcanzó su máxima audiencia pese a que se emitía a las doce de la noche: 1.346.000 espectadores que disfrutaron de la absurda carrera del exjugador de balonmano. Tampoco hay que despreciar la perla que dejó Mario Pascual Vives, el impertérrito y educado abogado del duque de Palma, que tras reconocer que no había visto la secuencia de la huída ducal trató de explicarla aludiendo a la condición de atleta de su defendido y a su gusto por el footing. Espectacular.
Naturalmente, el fútbol se llevó la palma. 7.238.000 espectadores se aburrieron con el primer tiempo del Bayer Leverkusen-Barça y disfrutaron con el segundo tiempo del mismo partido. Eso supuso, entre otras cosas, el que dos series españolas con pretensiones, Toledo (Antena 3) y La Fuga (Telecinco), alcanzaran sus mínimos históricos. Voz Audiovisual y el Grupo Ganga Producciones, por su parte, anuncian un nuevo proyecto común tras el éxito popular de Cuéntame cómo pasó: la vida de Manuel Fraga Iribarne en tres capítulos y supervisada por la familia del prócer. Del coge el dinero y corre al coge la poltrona y no la sueltes.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal