TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Un viernes pesadillesco

Por: | 31 de marzo de 2012

Chiqui-dice-adios_TL5VID20120328_0079_18

En la noche del viernes, el canal de pago Canal + Extra decidió sorprender a sus espectadores. Exhibió la película Encontré al diablo, del coreano Kim Ji-woon, un thriller en el que a la crueldad de un psicópata se une la obsesiva y cruel ansia de venganza de un agente secreto, novio de una de las asesinadas. Algunos críticos la relacionaron con la atmósfera de Seven. Es mucho más sangrienta y directa. Hay secuencias en las que es difícil mantener la mirada en la pantalla y, sin embargo, el filme atrapa. Se programó -tras ser exhibida con éxito en Sitges y San Sebastián- el mismo día que el consejo de ministros anunciaba recortes por doquier y una amnistía fiscal de dudosa eficacia aunque, eso sí, muy condescendiente y generosa con los delincuentes de guante blanco. La táctica de Mariano Rajoy le acerca a la boutade Dalí cuando afirmaba que "me encantan los accidentes de tren siempre que no les pase nada a los de primera clase".
Pero si el viernes empezaba a ser pesadillesco, Sálvame de luxe puso la guinda con una larga e insoportable entrevista a su nuevo fichaje estrella: Aída Nízar, el personaje que hace de la chulería y la provocación un oficio. Tiene gracia que la propia Telecinco, en su página web realizara una encuesta sobre la única pregunta de ¿Crees que Aída Nízar es buena persona? De momento el resultado era: No, un 87%. Sí, un 13% ,con más de 81.000 votantes. No corren buenos tiempos para el programa. En su versión diaria ha perdido entre 200.000 y 300.000 espectadores de media. A ello hay que sumar la, al parecer, especial atención que han despertado todas las estrellas de la cadena en la Agencia Tributaria. Paradójicamente, por un lado pierden audiencia y por el otro, despiertan la atención.
Las conclusiones de la dirección del programa no han sido las de considerar que tanta bronca entre los propios tertulianos fatiga a la audiencia. Por el contrario, con el fichaje de la insoportable vallisoletana, apuestan por más broncas y enfrentamientos entre ellos. Quizá eso explica también, el que despidieran a Chiqui, la pequeña reportera, y que Luis Rollán anunciara su renuncia. Al fin y al cabo, ni una ni otro eran especialmente conflictivos. El siguiente paso podría ser el de hablar con el coreano Kim Ji-woon para incorporarlo al equipo de guionistas como experto en psicopatías. Todo sea por la audiencia.

De paz y llantos

Por: | 30 de marzo de 2012

Segio-Sindi-ruptura_TL5VID20120330_0023_17

Lo de que si no quieres taza, taza y media, es ya una realidad. Si ayer una parte importante de la ciudadanía demostró su total desacuerdo con una reforma laboral que sólo gusta a la patronal y que decididamente no creará empleo, hoy el Gobierno aprobará en su consejo de ministros unos presupuestos generales que ampliaran el descontento. Incluso los más anlafabetos en política económica sabemos que los recortes en tiempos de recesión generan más paro, que más paro supone más gasto en las cuentas públicas y menos consumo, es decir, más recesión, lo que no quita para que Mariano Rajoy saque pecho por la cantidad de reformas que ha realizado en los 100 primeros días de su gestión. Pero como no todo son malas noticias, citemos los ingresos en 2011 de Javier de Paz, exdirigente de las Juventudes Socialistas y consejero independiente de Telefónica: 1,27 millones de euros. No sabemos si con ese nivel de ingresos, el exdirigente y exjoven será también exsocialista. En todo caso, nos alegramos por su familia.
Por el contrario, la familia que debe de estar perpleja es la de Sindia, llamada también Pipi, concursante andaluza de Gran Hermano. El debate de ayer (1.793.000 espectadores) tuvo ese componente morboso que tanto gusta a Telecinco y que explotó hasta la saciedad: Pipi, la trabajadora agrícola sevillana, no paró de llorar: ya no está segura de sus sentimientos hacia Sergio, su novio desde hace años, que también pasó a formar parte de esa tribu. Todo eran dudas y llantos en ella y desconcierto en él. El gran Rafael Azcona decía que en la fase del subidón del enamoramiento todo era extraordinario e idiota. "Yo podía a ver mi novia, que estaba en Callao, desde la Puerta de Alcalá". También pensó en interponer una demanda a Frank Sinatra por el mucho mal que habían causado sus canciones al incrementar el número de matrimonios. Pues bien, las dudas y llantos de Pipi son una ratificación de la teoría azconiana. Desde su evidente ingenuidad y sencillez ve como se desmorona su vida cotidiana. La sencilla recogedora de mondorinas, feliz y dicharachera en las primeras semanas del concurso, es ahora un personaje confuso y depresivo. Siente que ya no es feliz con su novio de siempre aunque duda de que Pepe, el tercero en discordia y con más conchas que un galápago, sienta lo mismo que siente ella por él. Lo cierto es que con tanto ir y venir sentimental, el debate ha conseguido su récord de audiencia en el día de la huelga general y la cadena, y Javier de Paz, están, por distintas razones, felices. Algo es algo.

Las pequeñas historias

Por: | 29 de marzo de 2012

Images

Los informativos comentan con más frecuencia de lo normal la repercusión de la huelga general y los incidentes -de momento pocos- que se producen. Es una sensación extraña: se sabe que el Gobierno no está dispuesto a modificar su reforma laboral pese a quien pese. Se sabe, también, que la huelga es, probablemente, la manifestación más directa y clara para expresar el malestar de la ciudadanía. Por último, sabemos que se repetirá una vez más esa ceremonia confusa de la disparidad de datos. Para unos la huelga habrá sido un éxito. Para otros, un fracaso. Mañana será otro día. Lo peor es que los problemas seguirán siendo los mismos y que la dramática e insolidaria política de recortes no generará más empleo. Todo lo contrario. Y aquí cabe rendir homenaje a la capacidad de análisis de Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta de Galicia cuando en julio de 2011 declaraba rotundamente: "No tengo dudas de que si gana Rajoy se acabará la crisis". Un visionario.
En Espejo Público (Antena 3) esta mañana entrevistaban a la inquilina a la que el duque de Palma dio el visto bueno para deshauciarla de un piso de su propiedad por negarse a pagar unas mensualidades. De esta forma nos pudimos enterar que la sociedad propietaria Aizoon se negaba a pagar el arreglo del ascensor de la finca (unos diez meses subiendo a pie las escaleras) por lo que la vecina decidió dejar de pagar las mensualidades hasta que los propietarios se hicieran cargo del arreglo. Son las pequeñas historias que permiten conocer mejor el talante y la personalidad de los personajes públicos.
Si se traslada ese criterio al ámbito nacional, el excelente documental Españoles en la guerra de Vietnam que emitió en la tarde de ayer el Canal Historia, permite comprender mejor el espíritu de un reducido grupo de médicos y ATS españoles que a mediados de los años 60 se ofrecieron voluntarios para coadyuvar a las necesidades sanitarias de un país inmerso en una terrible y cruel guerra. Fue la contribución de Franco a la insistente demanda del presidente Lyndon B. Johnson para que España se involucrara en la mencionada guerra. El documental narra la vida cotidiana y los conflictos diplomáticos de ese grupo de españoles que aterrizaron en Go Cong, en pleno delta del Mekong, una zona rodeada y bombardeada frecuentemente por el vietcong. El conductor del documental es el periodista Alejandro Ramírez, autor del libro ¿Por qué no combatimos en Vietnam?, estudioso esencial de los documentos desclasificados en los que se recogen los tira y afloja del presidente estadounidense y el general Franco. Los médicos y sanitarios españoles atendieron a los enfermos y heridos de la zona en unas condiciones paupérrimas entre 1966 y 1971. Lo hicieron, básicamente, por solidaridad y sin distinciones entre los heridos del vietcong o de los del ejército de Vietnam del Sur. En resumen: un estupendo ejercicio de humanidad en el que el único rastro desagradable fue el regreso a España de los voluntarios: no recibieron el menor reconocimiento por parte de ninguna de las instituciones del régimen.

 

 

Azaña y las mujeres

Por: | 28 de marzo de 2012

Images

En víperas de una huelga general y cuando el Gobierno insiste día tras día en que estamos en una situación límite, de emergencia -insistencia que, supongo, no será bien recibida por el tan mencionado mercado pues ¿para qué invertir en un país que está al borde del abismo?- tendremos que buscar y, si es posible, encontrar algún dato positivo, algo que ofrezca una pequeña luz en esta deprimente oscuridad. Y lo hemos encontrado: tenemos superavit de expertos que conocen perfectamente los problema que aquejan a España. Un paseo por las distintas tertulias, desde Antena 3 y Telecinco a 13TV con su retransmisión de la tertulia de la Cope o Intereconomía, nos permite concluir que hay mucha más gente que sabe cuáles son nuestros problemas y, por tanto, cuáles son las soluciones, que los que lo ignoran. Un alivio. La duda surge de nuevo al preguntarnos por qué si hay tantos que tienen la clave de lo que pasa (Ernesto Ekaizer, Pedro J. Ramírez, Luis Garicano, Manuel Pizarro, todos los de El gato al agua, etcétera), no se soluciona algo.
Menos mal que lo que sí tenemos es un ministro de Justicia que sabe perfectamente lo que es una auténtica mujer y lo que no lo es. Su defensa política y moral de la anunciada reforma de la Ley del Aborto nos está descubriendo a un Alberto Ruiz Gallardón que sin llegar a una situación mental de emergencia, límite, bordea lo inlovidable. Su última ocurrencia fue citar a Manuel Azaña prosiguiendo con ello la senda marcada por el también inolvidable expresidente José María Aznar. Es curiosa la insistencia de los líderes de la derecha por recuperar el pensamiento de quien fue presidente de la Segunda República, muerto en el exilio. Un dato: en 1939, con la derecha golpista ocupando el poder, se aplicó a Azaña la ley de responsabilidades políticas. En los informes requeridos por el juez instructor se le definía como enemigo del ejército, la religión y la patria, pervertido sexual, masón y marxista. Se le incautaron todos sus bienes, que ya habían sido previamente confiscados por Falange Española, y se le impuso una multa de cien millones de pesetas de entonces. Los descendientes directos de aquel régimen son ahora los que reivindican su lucidez analítica. Espectacular.
Y ya para terminar uno de esos extraños días en los que se vislumbra la pequeña luz del final del túnel, no podemos dejar en el tintero electrónico esa extraordinaria reflexión que emana de un estudio de nuestros privilegiados cerebros del banco emisor y que publica el diario El País: El Banco de España concluye que cobrar el paro desincentiva el acceso al empleo. La conclusión de tan excelsa reflexión no es otra que la de dejemos de pagar el paro. Brillante. Lástima que tanta claridad de ideas no surgiera un poco antes, por ejemplo cuando la banca tuvo a bien alentar el altamente especulativo sector inmobiliario sin que el Banco de España supiera prevenir ni evitar la gran burbuja inmobiliaria. Los iluminados a las órdenes de Miguel Angel Fernández Ordoñez debían de estar estudiando el sector laboral. Lástima.

 

Ingenio y maldad

Por: | 27 de marzo de 2012

Images

Mientras Mariano Rajoy ponía cara de póker en Seul al valorar los resultados electorales de Andalucía y Asturias (por cierto, con tanto disgusto va a tener que incrementar el tinte del pelo para mantener la actual esquizofrenia capilar con la barba) y Dominique Strauss Kahn quedaba en libertad condicional, previa fianza de 100.000 euros, acusado de proxenetismo en banda organizada, las dos grandes cadenas generalistas iniciaban su gran pelea por la audiencia del lunes: ganó sobradamente Antena 3 con su Nº1 (3.653.000 espectadores) frente a los 2.615.000 que tuvo la contraprogramación de la Gala de Gran Hermano (Telecinco). Caprichos del personal.
Lo cierto es que la Gala de Gran Hermano fue un divertido e inmenso homenaje a la condición de plañideras/os que, al parecer, es consustancial al ser humano. Lloraron todos los concursante, sus familiares, algún exconcursante y la presentadora (aunque no todos a la vez). En realidad, el único que mantuvo el tipo fue Dextermorgan, el perro de Ari. Estadísticas aparte, la gala mantuvo un buen nivel de ingenio con sus correspondientes dosis de maldad. Era divertido ver corretear y saltar a Pipi recogiendo naranjas para obtener a cambio un fugaz encuentro con su madre y amigas. El encuentrop de Marta con su hermana gemela estuvo a punto de acabar en una UCI por el nivel de intensidad de los abrazos. Les propusieron cambiarse la ropa y que Constanza se hiciera pasar por Marta. El engaño duró poco pero fue divertido. La maldad llegó con Hugo: tuvo que elegir una de las tres puertas en las que podían estar Carmen, su madre, Julia, su novia, y una tercera con un interrogante en la que se encontraba María, exconcursante con la que tuvo su historieta en la casa. Eligió la de su novia, única puerta tras la que no había nadie. Genio y figura de la novia.
En el programa Espejo Público (Antena 3) fue entrevistado José Bono. El expresidente del Congreso, una vez más, se explayó con una serie de reflexiones de andar por casa, elementales y simplonas, salvo por un dato que podría incluirse en una hipotética Spain Horror Story: tiene 17.000 folios escritos de varios años de diarios que tendrá que reducir a una décima parte (1.700 folios) para ser publicados en dos tomos. Al parecer, y lamentablemente, los recortes en políticas sociales no incluyen la política editorial privada. Hay narcisismos que matan, al menos de aburrimiento.

¡Vienen curvas!

Por: | 26 de marzo de 2012

Images

Ya se celebraron las elecciones en Andalucía y Asturias. El viernes 29, el Gobierno tiene previsto presentar los presupuestos generales del año: ¡abróchense los cinturones que vienen curvas! James Cameron (Titanic y Avatar, entre otras) ha bajado los 11 kilómetros de la fosa de las Marianas, en el Pacífico, la más profunda de la Tierra. Por lo que dicen los expertos, los presupuestos generales se asemejan a esa aventura: el descenso del llamado Estado del bienestar puede ser de récord. En todo caso, lo que está claro es que Mariano Rajoy tiene un problema.
En todos los programas especiales que las televisiones generalistas y TDT han dedicado a las elecciones se ha minimizado un par de datos que pueden tener más interés de lo que parece: el porcentaje de participación. En Andalucía y Asturias han disminuido el número de votantes casi un 11% respecto a las elecciones genrales de noviembre del pasado año. Las explicaciones de este descenso son múltiples y variadas (como la valoración partidista de los resultados: todos están, o aparentan estarlo, contentos). Veamos una de las posibles.
El viernes por la noche, Antena 3 programó un especial Equipo de investigación. Las cuentas de Arantxa (1.175.000 espectadores). Interesante y documentado. Las propiedades de uno de nuestros mitos deportivos están a nombre de sociedades en los que figuran a su frente varios testaferros, entre otros un venerable kiosquero de periódicos y chucherías de Barcelona que se negó a responder a los reporteros. La tenista fue multada por la Agencia Tributaria con casi tres millones y medio de euros por una serie de impagos del IRPF en su época dorada.
En el programa de La Noria del pasado sábado El gran debate. ¿estamos desprotegidos ante las estafas? (1.992.000 espectadores) se pasó revista a sucesos financieros tan llamativos como el desastre de las participaciones preferentes, la actuación de las entidades bancarias con el dinero de los seguros tras el terremoto de Lorca, la familia Ruiz Mateos y los pagarés de Nueva Rumasa o el caso de Forum Filatélico y Afinsa. Fue, en realidad, un gigantesco y terrible mural de la impudicia financiera. Si a todo esto se le suman los muchos despilfarros de las distintas administraciones públicas, las reformas laborales que tanto contentan a los empresarios y la, al parecer, impunidad judicial de los responsables de tanto desman, se podrá razonar una de las posibles causas del notable incremento de la abstención de los votantes.
Gran Hermano, por su parte, comienza tener ciertas similitudes con el Gobierno. Si Mariano Rajoy se cansó de decir que no subiría los impuestos durante la campaña, los subió al poco de acceder a la poltrona. Los de Telecinco han estado diciendo que no habría repesca y, al parecer, en el programa de hoy (contraprogramado por el comienzo de Nº1 en Antena 3), habrá repesca. Si el PP mantiene una relación extraña con CiU, apoyándola en la aprobación de los presupuestos de la Generalitat con su abstención e inquietándose ante la deriva independentista del partido de la derecha catalana, en Gran Hermano, Sindi mantiene también una extraña relación con su novio Sergio y con Pepe. Todos están confusos. En el concurso, por cuestiones sentimentales. En el PP, por cuestiones electorales. Lo dicho: ¡abróchenese los cinturones!

Una montaña rusa

Por: | 23 de marzo de 2012

Sergio-concursante-oficial-GH_TL5IMA20120323_0029_8

La Gala de Gran Hermano de ayer, jueves, fue una enorme montaña rusa de sentimientos. De entrada tuvo una de sus mejores audiencias: 2.885.000 espectadores, con el añadido que en el horario más tardío -y el programa de Telecinco duró cuatro horas-, La casa en directo, alcanzó el 39,6% del total de todas las cadenas, lo que equivale a decir que lo vieron 1.555.000 espectadores. Un disparate. Entre las causas de tamaña expectación cabe citar los encuentros, reencuentros y desencuentros de tanto hermano. Novios que se reencontraban, historias sentimentales que se distanciaban y amigo de concursanta sorprendido por el reencuentro con su novio. Puede parecer un lío pero en realidad son las eternas relaciones humanas.
Noche larga e intensa, sobre todo para la canaria Noemí que en apenas unas horas se despidió de un noviete en Brasil, se cruzó fugazmente con un exnovio dolido y se encontró de nuevo con su historieta sentimental en Guadalix. No paró de llorar pero hay que comprender que en apenas 20 horas pasaron por su lado los novios que, en otros casos, pasan a lo largo de una vida. El alarido de Sindi al encontrarse con su novio Sergio casi alcanza los decibelios del de Tarzán. Es más, ahora que el grupo de Telecinco comienza a promocionar una de sus nuevas series compradas, la inquietante y terrible American Horror Story -una orgía de asesinatos y zombies con una espléndida Jessica Lange- debería utilizar ese alarido andaluz como llamada de atención de la serie que se emitirá en Cuatro.
La guerra de programación y contraprogramación que se traen Telecinco y Antena 3 entre sí, alcanzará una de sus cimas el próximo lunes. Antena 3 estrena su nuevo programa Nº 1 (un concurso para seleccionar y lanzar por un afamado jurado a un, o una, aspirante a estrella musical. Telecinco por su parte, adelanta la Gala de Gran Hermano también para ese lunes (el jueves, día tradicional de la gala coincide con la huelga general, lo que ha sido considerado como un riesgo excesivo para un programa en directo) a la vez que acaba de aplazar sin fecha fija la ya anunciada entrevista a Julián Muñoz, exalcalde de Marbella, exnovio de Isabel Pantoja y según sus últimas declaraciones ante un tribunal, exmillonario. El aplazamiento no ha sido suficientemente explicado permitiendo varias hipótesis: desde una decisión estratégica de la cadena a un desacuerdo en los honorarios a percibir por el multiprocesado Muñoz.
José Manuel Lorenzo, presidente de la entidad que agrupa a las productoras de televisión, por su parte, se mostró ayer apocalíptico. Considera que el que TVE paralice sus grandes series de televisión por el recorte presupuestario puede tener un efecto devastador en las otras cadenas pues -según su razonamiento- tendrán menos competencia y dejarán de impulsar la ficción nacional. No está claro. Las cadenas privadas compiten básicamente entre sí ya que TVE no tiene publicidad. El que se produzcan, o no, series españolas de ficción dependerá de los costes de producción y del posible éxito de audiencia. Series como Con el culo al aire (Antena 3) o Aída (Telecinco) elevan la media de audiencia de las cadenas y nada permite deducir que dejarán de producirse. Series con presupuestos importantes como La fuga o Toledo, por ejemplo, tuvieron una aceptación menor. Es, sobre todo, una cuestión de talento y de oportunidad.

La grandeza de la ingenuidad

Por: | 22 de marzo de 2012

Images

Fue Ciorán el que escribió: "Podemos imaginarlo todo, predecirlo todo, salvo hasta dónde podemos hundirnos". También fue el autor de Breviario de podredumbre, una serie de aforismos que por extraño que parezca no se refiere a España. Un sencillo recorrido por algunas de las noticias más inmediatas justificarían sobradamente la innominada referencia: El País publica hoy que dos testigos protegidos en el caso del 11-M han presentado una denuncia por la presiones que recibieron del diario El Mundo para que se retractaran en su declaración ante el tribunal y exculpasen a Jamal Zougam, condenado como autor material de la matanza terrorista. De haberlo conseguido, permitiría seguir cuestionando la firmeza y conclusiones de la sentencia.
Pablo, Zoilo
y José María, tres de los vástagos de José María Ruiz Mateos están apuntados en el INEM. También están imputados en una presunta estafa de 12 millones de euros en la compra de la sociedad Hoteles Costa Oriental. Jaume Matas, condenado a seis años de prisión por por malversación de caudales públicos, prevaricación y fraude, no entrará en prisión hasta dentro de un año y medio, o más, que es el tiempo que el Tribunal Supremo tarda de media en atender los recursos. Lo mismo pasó con José María del Nido, condenado a siete años y medio de prisión en el caso Minutas, uno de los muchos abiertos por el saqueo de Marbella. Julián Muñoz, por su parte, declaró ayer ante el juez que no tiene un duro aunque no se confirmó que esté apuntado al paro. Y así sucesivamente.
Y entre tanta podredumbre, surge un alma cándida: Oscar Sánchez, lavacoches de Montgat, salió en libertad de la prisión de Nápoles en la que permaneció 17 meses porque un mafioso uruguayo le suplantó su personalidad al manipular el DNI. Le entrevistó en directo Ana Rosa Quintana en su programa mañanero de Telecinco. Fueron los minutos televisivos más tiernos desde hace mucho tiempo. Emocionado, nervioso, sin poder contener las lágrimas, Oscar Sánchez dio una lección de ingenuidad en un mundo tan enrevesado y con frecuencia siniestro como el que vivimos. A sus 45 años de edad reconoció sus debilidades, o lo que él piensa que lo son: "me gustan mucho los dibujos animados", comentó casi avergonzado. Sobre el trato vejatorio y humillante que vivió en la prisión por parte de todos, señaló que "eesta gente no tiene educación ni respeto y son personas maleducadas. Lo pasé mal". Finalmente, cuando Ana Rosa Quintana le preguntó si tenía algún capricho tras esa injusta permanencia en la prisión, comentó que lo que más le apetecía era ver la final de baloncesto de la Copa de Europa que ganó España. Un personaje tierno y entrañable que nos hace sentirnos incómodos a todos.

Principio y fin

Por: | 21 de marzo de 2012

Images

Todos los telediarios informan que ha comenzado la primavera, y lo ha hecho con lluvia e, incluso, algunas ligeras nevadas. Se acabó, pues, el invierno, y lo hizo con unos días soleados, terrazas callejeras y 22 grados de temperatura. Los más sensatos dicen que el tiempo está loco. Nuestro expresidente José María Aznar decía otras cosas hace cuatro años escasos: "no tiene sentido destinar esos recursos a causas tan científicamente cuestionables como ser capaces de mantener la temperatura del planeta Tierra dentro de un centenar de años y resolver un problema que quizá, o quizá no, tengan nuestros tataranietos". Lo curioso del caso es que nuestro lince de la climatología ha pasado en pocos años de considerar el cambio climático como una teoría "científicamente cuestionable" a presidir una organización de nuevo cuño -Global Adaptation Institute- cuyo objetivo será, precisamente, adaptarse al calentamiento global. Lo malo de ese Instituto, por culpa de Urdangarin, naturalmente, es que se define como una iniciativa privada sin ánimo de lucro.
Pero si la primavera comienza su andadura, House (Fox y Cuatro) tiene ya fecha de liquidación: el 21 de mayo. El doctor cojo más sarcástico de cuantos se conocen se despide de todos nosotros después de ocho temporadas en cartel, varios premios Emmy y Globos de Oro, exhibida en 66 países y con una audiencia global de 81,8 millones de espectadores, cifras de vértigo que justifican el que fuera declarada la serie más popular del mundo, según el afamado Libro Guinness de los récords de 2012. Si ya de por sí es extraordinario que una serie alcance ocho temporadas, en éste caso habrá que destacar que uno de los mayores animadores para acabar la serie fue el propio Hugh Laurie, su protagonista, con el añadido de que cobraba 400.000 dólares por capítulo (302.000 euros,aproximadamente).
Y lo que para Laurie acaba, para Julián Muñoz suma y sigue. Ayer, martes, la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha ratificado la condena del Tribunal de Cuentas contra el que fuera alcalde de Marbella Julián Muñoz cifrando en 1.846.642,25 euros el daño contable ocasionado a las arcas del Ayuntamiento marbellí. Esperamos que la cantidad pactada con Telecinco por su intervención estelar en un próximo Especial Mi gitana ayude a tan denostado prócer a paliar, en parte, sus deudas públicas. Y de no ser así, y el destino y su mala cabeza le sitúen de nuevo en alguna prisión, que solicite al menos compartir celda con Juan Francisco Trujillo y su antiguo jefe, Francisco Javier Guerrero, exdirector general de Trabajo de la Junta de Andalucía, capaces de venderle la burra a la juez Mercedes Alaya de que se gastaban 25.000 euros al mes en cocaína, cantidad absolutamente desproporcionada incluso para los mayores drogadictos pues exigiría un consumo de 20 gramos diarios, salvo los domingos y fiestas de guardar. En todo caso, esa celda podría llegar a ser la alegría del presidio.

Todo son problemas

Por: | 20 de marzo de 2012

índice

Hay semanas que más valdría no haberse levantado de la cama. El pasado miércoles, en el pleno del Senado, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguraba tajantemente que no se bajarán los sueldos de los funcionarios ni se destruirá empleo público. Hoy, martes, el mismo señor Montoro declaraba en una conferencia en Sevilla que "el Gobierno pretende que las administraciones lleven a cabo planes de ahorro y supresión de organismos", pero no pretende que el sueldo de los empleados se reduzca a no ser que sea "para dar más viabilidad a un ente público que pueda tener sobredimensión de su plantilla". No obstante, ha aclarado, eso lo tendrá que valorar cada administración. Bien. Montoro 1-Funcionarios 0.
Por su parte, el expresidente de las Islas Baleares, Jaume Matas, ha sido condenado a seis años de cárcel al ser considerado culpable de los delitos de malversación, fraude, prevaricación y falsedad documental. La acusación pedía ocho años y medio. El periodista Antonio Alemany, que le escribía los discursos y, posteriormente, los elogiaba desde su columna de El Mundo, ha sido condenado a tres años y nueve meses de prisión. Es la primera sentencia de los 26 juicios pendientes del llamado caso Palma Arena, en 20 de los cuales -incluido el caso Nóos o Urdangarin- está imputado Matas. Y ahora viene la maldición de las videotecas. En noviembre de 2004, Mariano Rajoy lo tenía claro: “Vamos a intentar hacer en España lo que Jaume y todos vosotros hicisteis en Baleares”. Como diría Federico Trillo: !manda huevos!
Habrá también que dejar constancia de que hoy declaró en Sevilla Juan Francisco Trujillo, chófer de Javier Guerrero, exdirector general de Trabajo de la Junta de Andalucía y recipiendario de 900.000 euros en subvenciones sin justificar. El señor Trujillo alcanzó su cuarto de hora de fama cuando declaró que una buena parte de ese dinero se lo había gastado con su jefe en fiestas, cocaína y bares de copas. Una historia turbia con un dato espectacular: la juez del caso impuso una fianza de responsabilidad civil a Javier Guerrero de 686 millones de euros.
La crónica negra de este país parece inagotable, y mientras aparece un Dashiell Hammett que lo narre con maestría, la ficción se entremezcla con la realidad sin por ello salir del pozo de la corrupción. Ayer se emitió el tercer y último capítulo de la serie Mi gitana (3.238.000 espectadores. Telecinco), promocionada a lo largo de la semana como el momento en que Isabel Pantoja es detenida. Bien. Tanto la serie como parte de los integrantes del posterior coloquio tenían una misión clara: mostrar que la cantante era un alma cándida en manos de un pérfido y breve regidor municipal, Julián Muñoz. Lástima que el fiscal que lleva el caso no coincida ni con los guionistas ni con parte de los tertulianos al pedir la misma pena -tres años y medio de prisión- para Isabel Pantoja y Maite Zaldívar por un presunto delito de blanqueo de capitales. A Muñoz le pide siete años y medio. La serie tuvo siempre un tono de telenovela: frases altisonantes, emociones desbocadas, rencores intensos..., en un marco de casoplones, coches estupendos y bolsas de basura repletas de billetes. Naturalmente, la cadena no está dispuesta a renunciar a tan estupendas audiencias y ya anuncia para el próximo lunes, 26 de marzo, un Especial Mi gitana con la presencia de un invitado estrella: Julián Muñoz. El problema de Telecinco es que, en principio, tenía destinada dicha fecha para la Gala de Gran Hermano, gala que adelantaba su día tradicional de emisión, los jueves, al coincidir el jueves de esa semana con la huelga general. Todo son problemas.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal