TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

¿Crisis?, ¿qué crisis?

Por: | 31 de mayo de 2012

Images

¿Qué puede hacer un país como España con tanta lumbrera política y financiera por metro cuadrado?, ¿cómo no conseguimos convencer, no sólo a la Unión Europea sino al mundo mundial de que somos los mejores? Pongamos un ejemplo de clarividencia: a finales del pasado mes de marzo, el Gobierno de Mariano Rajoy anunció una gran amnistía fiscal para aflorar 25.000 millones de euros defraudados a Hacienda. Se perdonarían los impuestos y las multas a cambio del 10% de ese capital. Bien. Hoy informa El País que "según los datos que acaba de difundir el Banco de España, la salida de capital financiero de la economía española pulverizó todos los récords en marzo. Entre lo que retiraron los inversores internacionales y lo que inversores españoles colocaron en el exterior salieron 66.200 millones, casi el doble que en diciembre pasado, el mes que marcaba hasta ahora el techo. Más de un tercio de ese saldo negativo se debe a dinero español que se ha ido a depósitos y préstamos extranjeros, un movimiento que se ha acelerado de forma vertiginosa". ¿Se puede pedir más ante tanto talento legislativo-tributario?
Habituados a que las distintas entidades financieras regalen baterías de cocina, bicicletas o televisores por abrir una cuenta y domiciliar los recibos y nóminas, la Agencia Tributaria debería, también, regalar algo cada vez que se presenta una declaración de la renta. Desde esta humilde página proponemos un detalle para la ciudadanía: por cada declaración presentada, el declarante recibirá un DVD de Margin Call, filme dirigido y escrito por J. C. Chandor que en estos días proyecta Canal +. La película narra las 24 horas previas al comienzo de la crisis finaciera mundial de 2008 en el seno de un poderoso banco de inversiones. El aventurerismo financiero y la falta de los más elementales escrúpulos de sus responsables llevaron a la quiebra a la entidad, obligaron a recapitalizar con dinero público a un gran número de entidades financieras europeas y desencadenaron la crisis que aún atenaza a parte de la economía mundial. Bien.
¿Saben ustedes en que banco de inversión está inspirada la película?: Lehman Brothers. José Luis de Guindos, nuestro flamante ministro de Economía (el mismo que un día dijo que se necesitarían entre 7.000 y 7.500 millones de euros para rescatar Bankia para, un par de días después, escuchar al nuevo presidente de la entidad que eran 27.000 los millones necesarios, y que no eran un préstamo sino una compra de acciones, así que de devolver, nada de nada), fue nombrado en 2006 consejero asesor para Europa de Lehman Brothers y director de la filial del banco en España y Portugal, donde estuvo hasta la quiebra y bancarrota de éste en 2008. Mario Monti, actual primer ministro y ministro de Economía de Italia fue, entre otras muchas cosas, asesor de Goldman Sachs, otro gran banco de inversiones que cuenta entre sus éxitos el de ocultar el déficit del Gobierno griego de Kostas Karamanlis. Y como no hay dos sin tres, Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, fue vicepresidente para Europa de Goldman Sachs precisamente durante el período en que se practicó la ocultación del déficit griego. Estos son algunos de nuestros insumergibles y preclaros dirigentes que día a día nos piden a los ciudadanos que hagamos más sacrificios para salir, entre todos, de la crisis. ¿Qué crisis? se preguntarán sus respectivas esposas.

Dos preguntas y una propuesta

Por: | 30 de mayo de 2012

índice

Ya tenemos a un nuevo elemento en el top 50 de los espabilados de la crisis: Aurelio Izquierdo, uno de los altos ejecutivos de Bankia que dejó la entidad el pasado año -tras una inolvidable gestión que ha desembocado, de momento, en 23.000 millones de euros de agujero y un valor de la acción por debajo de 1 euro-, tendrá derecho a una indemnización cercana a los 14 millones de euros en pensiones y compromisos de prejubilación. Bien.
Dos preguntas y una propuesta: ¿cuál sería su pensión y prejubilación si hubiera dejado Bankia con sólo 11.500 millones de agujero, es decir, la mitad?, ¿tendría derecho al doble, cerca de 28 millones de euros? La propuesta, por su parte, es muy sencilla: que la pensión y prejubilación de todos los altos ejecutivos de los bancos y cajas de ahorro se abonen en participaciones preferentes, ese "producto complejo" que tan graciosamente han endosado a buena parte de su clientela. La entidad paga una rentabilidad de esta deuda sin un plazo definido en función de sus resultados, que en el caso de Bankia y Aurelio Izquierdo sería de -23.000 millones de euros. Respecto al plazo a pagar, pongamos un ejemplo: un empresario de Castellón invirtió 36.000 euros en bonos preferentes de la intervenida Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) -tan intervenida como Bankia-y descubrió, cuando iba a retirarlos, que firmó que vencían el 31 de diciembre del 3000. ¡Ánimo, Aurelio, que 988 años no son nada!
¿Qué tienen en común Mariano Rajoy, Alfredo Pérez Rubalcaba y Pepe Flores, ganador de Gran Hermano: los tres aman la transparencia. Rajoy lo afirma en cada una de sus muy escasas intervenciones públicas. Todos sus esfuerzos se dirigen a restablecer la confianza en nuestro sistema financiero (la prima de riesgo está ya en los 530 puntos) y con total transparencia (el PP se niega en redondo a crear una comisión de investigación en el Congreso que analice el caso Bankia). En esa negativa coincide con Alfredo Pérez Rubalcaba, predispuesto incluso a expulsar de la ejecutiva a quien filtró las discrepancias internas sobre el asunto. Curioso concepto de la transparencia y, añadimos, de la tolerancia. Claro que si ese visionario de la política económica española que es Rodríguez Zapatero ("El sistema financiero español ha soportado la crisis con una gran fortaleza. No ha habido que rescatar bancos ni inyectarles dinero público. Después de unas duras pruebas de esfuerzo se demuestra que el sistema es sólido", declaró hace menos de dos años) es consejero de Estado (70.000 euros al año por una reunión al mes, más los 80.000 euros anuales como pensión de expresidente), ¿por qué no iba a ser autoritario un socialdemócrata? Todos confiamos en que los consejos que de Zapatero al Estado sean mejores que sus análisis del sistema financiero. Pero ni Rajoy ni Rubalcaba ganan a Pepe Flores en reivindicar la transparencia. El bailaor es un caso extraordinario: se pasó los casi cinco meses del concurso señalando que él es todo corazón y transparencia. Demostró ser un obseso de los cálculos y nominaciones y, probablemente, fue el más opaco de todos concursantes. Nadie supo nada de su biografía o de su situación personal fuera del concurso. En fin, hoy, miércoles, Telecinco vuelve a ordeñar la vaca con su Gala Gran Hermano 12+1. La Re-Vuelta dando cobijo de nuevo a todos los exconcursantes que lo deseen y con especial atención a los conflictos no resueltos en la fase del concurso. Es decir: ¡leña a Noemí hasta que aprenda inglés! Nunca unos morreos en Brasil fueron tan rentables para una cadena italo-española.

Trucos de mesa plegable

Por: | 29 de mayo de 2012

Images

Hay momentos en los que la política, la economía, la justicia, la Iglesia, hasta los concursos televisivos (Gran Hermano) tienen algo en común que los define: son trileros, poseen esa especial habilidad para manipular y engañar a la ciudadanía ante sus propios ojos. En realidad, todo encaja. Si, como dice Mario Vargas Llosa, vivimos en la sociedad del espectáculo, España, ha optado por un espectáculo menor y callejero. No hablamos de grandes obras teatrales, ni de óperas o de grandes conciertos. Hablamos de una pequeña mesa plegable, tres vasos de plástico y un garbanzo. No hace falta más. Bueno, quizás sí: una cierta codicia, el aspirar a ganar un dinero fácil sin demasiado esfuerzo. Por supuesto, lo dicho no es aplicable a la totalidad de la ciudadanía. Corresponde a un selecto núcleo de población, los dirigentes que, a su vez, se creen los más listos. Por ejemplo, los líderes de los partidos mayoritarios. El Gobierno lleva poco tiempo en el poder pero el suficiente para demostrar que los programas y promesas electorales son papel mojado. Bien. El principal partido de la oposición lleva, también, poco tiempo fuera del poder pero el suficiente para correr un tupido velo sobre lo que hacía, o dejaba de hacer, cuando lo detentaba, además de sacarse ahora de la manga, o del cubilete, reivindicaciones que pudo hacer y no hizo.
En el ámbito económico, ¿qué se puede decir que no se haya dicho ya? Reforma laboral, recortes en Sanidad y Educación, reforma disfuncional del sistema financiero, crisis de Cajas de Ahorro, idemnizaciones y pensiones faraónicas, y de guinda, el caso Bankia. De éste último caso, quizá sea conveniente el recordar que el padre del expresidente y lumbrera de la finanzas Rodrigo Rato ya estuvo en la cárcel durante el franquismo. Ramón Rato Rodríguez Sampedro compró el 80% del modesto Banco de Siero y en 1967 se le embargó el banco, fue encarcelado por tres años y multado con 176 millones de pesetas por sacar dinero a Suiza, lo que entonces estaba penado. Hoy, sin duda, no tendría problemas pues para eso está la amnistía fiscal generosamente ofrecida por el Gobierno. Tampoco parece que va a tener problemas su admirado hijo ya que ni el Ejecutivo, ni la actual presidencia de Bankia (27.000 millones de euros de agujero) consideran que se deben exigir responsabilidades. Un despiste contable lo tiene cualquiera.
Carlos Dívar también demostró sobradamente sus habilidades para distraer unos cuantos viajes a Marbella y unos miles de euros a las arcas públicas. Como él mismo señaló en su momento, "una miseria", lo que al parecer no comparten unos 1.300 ciudadanos que se tomaron la molestia de acercarse al Servicio de Atención al Cliente del Consejo General del Poder Judicial a depositar otras tantas solicitudes de dimisión de tan ilustre veraneante invernal. En eso coincide parcialmente, en distraer un dinero a las arcas públicas, con su amantísimo cardenal Rouco quien tuvo a bien amenazar al personal con disminuir la participación de la Iglesia en Cáritas si se hacía efectivo el que su institución tuviera que pagar el IBI de aquellos edificios con fines comerciales o especulativos. Luego se supo que la participación de la Iglesia en Cáritas era de un 2%, pero los cubiletes ya se habían movido.
Pues bien, en un contexto como el descrito, ¿qué tiene de extraño que el entorno inmediato del ganador de Gran Hermano, Pepe Flores, tenga a sus espaldas la sospecha de no haber jugado limpio? No es un problema de la organización ni de la cadena, que por cierto con la gala final batió su récord de audiencia con cuatro millones de espectadores. Al parecer, se solicitaron donanciones en Brasil (en España estaba prohibido) para, con lo recaudado, llamar sin parar al teléfono-voto de Flores. Truquillos de mesa plegable.


Precocidad ilimitada

Por: | 28 de mayo de 2012

índice

Es extraordinario: mientras Mariano Rajoy explica a la ciudadanía en una rueda de prensa todos los esfuerzos y aciertos que está haciendo el Gobierno para salir de la crisis, la prima de riesgo -que no deja de ser un test de la credibilidad en el sistema financiero español y, por tanto, en la política económica del Gobierno- alcanza su récord histórico con 510 puntos. Es decir, no se fían en absoluto. Como diría Mourinho: ¿por qué?
Victoria Grant, una niña canadiense de 12 años, se está convirtiendo en un fenómeno de masas en internet. Su vídeo de apenas 6 minutos, que responde a una pregunta esencial: ¿Por qué los bancos se enriquecen y nosotros no?, ha recibido en un par de semans más de 400.000 visitas, un dato a tener en cuenta en un sistema que hace mucho ha entronizado lo cuantitativo sobre cualquier otra consideración. "Estamos siendo timados y robados por el sistema bancario y un Gobierno cómplice", explica. "¿Se han preguntado alguna vez por qué los banqueros de las entidades más importantes se están haciendo más ricos mientras que el resto de nosotros no?", pregunta la adolescente en su breve discurso en el Public Banking Institute de Estados Unidos, en Filadelfia. Según la joven, las entidades financieras prestan un dinero que realmente no tienen. "Ellos aprietan un botón en el ordenador y generan un dinero falso en el aire. Ellos no tienen realmente nada en sus cámaras acorazadas. Resulta dolorosamente obvio, incluso para mí, una niña de 12 años de Canadá, que estamos siendo timados y robados por el sistema bancario y un Gobierno cómplice". En fin, la precodidad no tiene límites.
Cosa distinta es la explicación que dió José Ignacio Goirigolzarri (53 millones de euros de indemnización cuando dejó el cargo de consejero delegado del BBVA), el nuevo presidente de Bankia, sobre la situación de la entidad. Los cerca de 23.500 millones de euros que recibirá del Estado para tapar sus agujeros se formalizarán mediante la compra de nuevas acciones y no de bonos convertibles. Es decir, esos 23.500 millones de euros sólo se recuperarán cuando se venda la entidad (suponiendo, naturalmente, que la entidad no siga cuesta abajo), en lugar de formalizarse como un préstamo a devolver con un interés del 10%. Bien. Como dijo nuestro nunca suficientemente admirado ministro de Economía, Luis de Guindos, " el Gobierno aportará el capital que sea necesario para realizar los saneamientos precisos". De momento, 23.500 millones de euros.
Lo cierto es que el largo fin de semana dio más juego
. La retransmisión de la Fórmula 1, por ejemplo, le dio a Antena 3 una audiencia de 5.360.000 espectadores. Hay muchos admiradores de Fernando Alonso pero, sobre todo, lo más admirable es que uno llegue con su coche a la gasolinera y en diez segundos le llenen el depósito y le cambien las cuatro ruedas. Buenafuente, por su parte, se despidió de su programa con un discreto resultado (1.329.000 espectadores), Jordi Évole y su Salvados sobre Investigación y Desarrollo (La Sexta) superó de nuevo a su maestro Andreu (1.608.000 espectadores) y Javier Sardá con su entrevista a Mario Casas apenas superó los 700.000 espectadores, un 6% de la audiencia. De todo un poco a la espera de la final de hoy de Gran Hermano, con David Bisbal incluído, y la incertidumbre, una vez más, sobre la presencia, o no, de Noemí, la auténtica protagonista de un concurso que renatabilizó al máximo las subidas y bajadas de su inestable equilibrio psicológico.

Añorando a Willie Gingrich

Por: | 25 de mayo de 2012

Images

Resultó inevitable acordarse del abogado Willie Gingrich (Walter Matthau) en el transcurso de la aburrida Gala de Gran Hermano de ayer, jueves. Aburrida porque al final de la temporada (el concurso está a punto de alcanzar los cinco meses) se nota el cansancio de jugadores y entrenadores. No tienen ideas, o muy pocas, y la táctica no es otra que repetir una cien veces los mismos extractos de vídeos y los mismos autoelogios de la presentadora al programa y a la productora, un evidente síntoma de inseguridad.
Pero ayer nos acordamos del abogado de En bandeja de plata (Billy Wilder) porque mediada la gala se cayó un altavoz sobre la cabeza de una invitada. Un fugaz plano mostraba a la herida tumbada en el suelo y asistida por el médico y la enfermera de Telecinco. Y ahí debería entrar Willie Gingrich, un abogado sin escrúpulos deseoso de pedir una gran indemnización por un accidente sufrido a pie de campo por su cuñado Harry Hinkle (Jack Lemmon) en el transcurso de una retransmisión deportiva. Mercedes Milá ofreció a bote pronto una invitación para la accidentada y sus amigas para asistir a la final del concurso, imaginamos que con casco. Gingrich no se conformaría sólo con unas entradas, y a algunos espectadores nos gustaría que repitieran el fugaz plano del accidente al menos tantas veces como han repetido los planos de Noemí en Brasil, o bajándose los pantalones y enseñando el culo. Al fin y al cabo, todos son momentos inolvidables.
El otro gran momento de la gala fue cuando la madre de la concursante canaria, harta ya de que sometieran a su hija al enésimo interrogatorio en tercer grado, se levantó de su asiento, cogió a su hija con determinación y se la llevó del programa. Naturalmente, la presentadora negó varias veces que productora y cadena hubieran maltratado psicológicamente a la deteriorada concursante. Faltaría más. Telecinco es un dechado de virtudes como lo demuestra en todos sus programas del corazón, en los que han abanderado la campaña "mentir es pecado". En todo caso, los datos son los datos, la Gala de Gran Hermano volvió a arrasar en la audiencia: 3.029.000 espectadores.
Los informativos abrieron sus noticiarios con el conflicto entre cinco pesqueros españoles y los guardacostas gibraltareños. Una propuesta: ya que la impecable gestión en Bankia de Rodrigo Rato y compañía ha desembocado en la necesidad de pedir al Estado 15.000 millones de euros para limpiar el balance de la entidad, ¿por qué no pedir un poco más y comprar los cinco pesqueros? Unos millones de euros no son nada y, a cambio, relajarían mucho a la Armada. Los pesqueros podrían utilizarse para dar paseos por la bahía de Cádiz a los miembros del consejo de administración de Bankia.

Un toque cosmopolita

Por: | 24 de mayo de 2012

Images

Cuando en cierta ocasión le preguntaron con sorna a José Luis Coll si era verdad que estaba ligando con Naomi Campbell, contestó a sus amigos: "No te digo ni que sí, ni que no". Es lo mismo que la Unión Europea le acaba de contestar a Mariano Rajoy ante su petición de que el Banco Central Europeo compre deuda española. Y de Naomi a Noemí. Telecinco, como no podía ser de otra manera, se acaba de sacar de la manga un cuantas galas más de Gran Hermano que se celebrarán tras conocerse al ganador de la presente edición. Es la gallina de los huevos de oro y continuará cebándola hasta que comience la Eurocopa el próximo 8 de junio. El ganador y los finalistas se reencontrarán con el resto de los concursantes -si bien no está garantizado el equilibrio psicológico de la concursante canaria, algo que, al parecer, preocupa poco a la cadena y a los familiares- y los espectadores tendrán su correspondiente dosis del concurso a razón de dos galas semanales.
Un toque cosmopolita. Hablemos de la gran estrella mundial, Mark Zuckerberg, creador y accionista mayoritario de Facebook. A los tres días de su salida a Bolsa había perdido una cuarta parte de su capitalización. Las acciones bajaron de 38 a 32 dólares. Pues bien, ya se ha presentado una primera demanda colectiva ante un tribunal federal de Manhattan contra las entidades que participaron en la colocación de las acciones: Morgan Stanley y Goldman Sachs. Es, precisamente, Goldman Sachs la que ha contratado nuestro ministro de Economía Luis de Guindos, para que valore BFA-Bankia, una entidad financiera que ha perdido en Bolsa la mitad de su valor. La Asociación de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE) está estudiando emprender acciones penales y civiles ante los tribunales contra el consejo de administración de BFA-Bankia por tomar decisiones "sin contar con los accionistas" y para que expliquen "dónde está el dinero inyectado" por el Fondo de Reestructuración Ordenación Bancaria (FROB). En fin, si ustedes quieren más información no duden en leer el estupendo artículo de Xavier Vidal-Folch, Las zorras en el gallinero, en El País de hoy. Verán por dónde van los tiros en el rescate de Bankia. Mientras tanto, aunque esto no está documentado ni, previsiblemente, proyectado, la cúpula genovesa del PP debería de preparar un entrañable homenaje a esos próceres de la economía española que son Miguel Blesa, Rodrigo Rato y José Luis Olivas por sus reconocidos desvelos en favor de esto que llamamos España Y si necesitan un orador que de prestigio jurídico al acto, ahí está Carlos Dívar que podría intervenir por video-conferencia desde Marbella.

Aguirre o la colera de todos

Por: | 23 de mayo de 2012

Images

La muy noble condesa consorte de Murillo y Grande de España, en el ámbito plebeyo Esperanza Aguirre, tiene la virtud elemental de decir tonterías cuando la realidad le es hostil. En plena resaca de las cuentas falsas presentadas por su Gobierno autonómico ha tenido a bien proponer que el partido de fútbol de la final de la Copa se suspenda si se pita al himno nacional -lo que es seguro y, casi, una tradición cuando juegan equipos de nacionalidades históricas, como es el caso de este año- y se juegue otro día, en otro campo y a puerta cerrada.
Todos han/hemos entrado a tan burdo trapo. Y siendo como es ese desvío de la atención un truco de adolescencia, señalemos otra esperanzada más indignante: la presidenta de Madrid visitó las obras del Hospital de Collado Villalba. Lo llaman "Público" pero no es cierto, la gestión la llevará Capio Sanidad, una empresa del fondo de capital riesgo CVC Capital Partners, fondo británico con sede en Luxemburgo. Es la misma empresa que gestiona la "sanidad pública" de la Comunidad de Valencia y buena parte de las de Madrid y Castilla La Mancha, es decir, las comunidades de Fabra (antes Camps), de Cospedal y de nuestra noble Aguirre.
A poco que se rasque, surgen nuevos y reveladores datos: por ejemplo, que el consejo de dirección del citado grupo Capio figura exconsjero de Sanidad de Madrid, Manuel Lamela, hombre de confianza de Rodrigo Rato -quien, al parecer, también es accionista- y con su cuarto de hora de fama al ser el responsable de la feroz campaña contra el doctor Montes y los casos de sedación del Hospital de Leganés. También surgen nombres como los de Ignacio López del Hierro, presidente-consorte de Castilla la Mancha. En fin, no se sabe quién los cría pero se sabe quién los junta (Capio Sanidad).
Por su parte Luna, el misterio de Calenda, la disparatada serie que emite Antena 3 continúa su notable marcha. En el episodio de ayer tuvo 2.713.000 espectadores frente a los 2.282.000 que convocó el edulcorado programa de Telecinco Hay una cosa que te quiero decir. Eurovisión, primera semifinal, por su parte tuvo 660.000 espectadores, un penoso 3,8%. Es previsible que la final concite más interés pero lo cierto es que ese festival internacional de la canción ha ido derivando paulatinamente hacia un territorio indefinido en el que se entremezclan los partidarios del kitch, frikis y algún nostálgico de aquel tiempo en el que en la final del Copa, los hinchas no pitaban al himno nacional.

Del doctor House a Carlos Dívar

Por: | 22 de mayo de 2012

House-y-wilson-final

Noticias de espectáculos: Fox emitió esta madrugada en España el capítulo final de House. Un final excelente para ocho temporadas de una de las series que cambió el concepto del entretenimiento doméstico y, al mismo tiempo, una radical reivindicación del placer inmediato: "Aprovecha el momento, no lo malgastes". Adios doctor House y muchas gracias por tanta ironía inteligente.
Más noticias: Julio Iglesias ha conseguido burlar desde hace años a la justicia española. Cobró cerca de 1.000 millones de las antiguas pesetas de la comunidad valenciana que presidía, entonces, Eduardo Zaplana, por seis conciertos. No sabemos cómo se llamaba la minigira. El expediente judicial, sí: "Caso Ivex". Lo explica El País: "El juzgado de instrucción número 19 de Valencia busca desde hace casi dos años a Julio Iglesias para que dé cuenta de un concierto que ofreció hace ya más de 14 años en Orlando, concretamente el 14 de abril de 1998. Un concierto incluido en una pequeña gira por la que habría cobrado 975 millones de las antiguas pesetas, casi seis millones de euros, que pagó la Generalitat Valenciana a través del Instituto Valenciano de la Exportación (Ivex)". El 7 de julio actúa a escasos 300 metros de los juzgados valencianos.
Tercera noticia: la Gala de Gran Hermano batió su récord de audiencia en la noche de ayer: 3.538.000 espectadores. María fue elegida cuarta finalista. Pipi la acompañará como su "más 1" en esa final y Noemí, como estaba previsto, ocupó la mayor parte del amplio programa. Nada nuevo en Telecinco. Bueno, no. Hay una novedad. Como Antena 3, con su programa Número 1, se mostraba incapaz de competir con Gran Hermano en la noche del lunes decidió cambiar su fecha de emisión para el miércoles. Telecinco anunció ayer que cambiaba el Debate de Gran Hermano, habitualmente los jueves, para el próximo miércoles. Así es la vida: ¡un asco!
¿Austeridad o crecimiento? El dilema está sobre la mesa, incluso sobre la popa del First Lady. Pues bien, España acaba de demostrar que es una disyuntiva falsa. Se puede crecer en la austeridad. Entre el 2008 y el 2010 la cantidad de menores en riesgo de pobreza se incrementó en 205.000, alcanzando los 2,2 millones (el 26%) de los menores que viven en hogares que están por debajo del umbral de riesgo de pobreza. ¿Hay una expresión más emblemática de la austeridad que la pobreza? Como diría Federico Trillo: "!Manda huevos¡".
Inmersos de lleno en esta enloquecida pasión por el crecimiento, Luis de Guindos, ministro de Economía, acaba de anunciar que serán cinco, y no dos, las firmas independientes que revisarán la salud del sistema financiero español. A las ya conocidas consultoras Oliver Wyman y Roland Berger se añadirán en breve tres empresas auditoras más para analizar la morosidad oculta de la banca. De momento no se tiene noticia sobre si algunas comunidades autónomas, como las de Madrid, Valencia y Castilla y León, las tres del PP, serán auditadas pese a que han subido en un plis plas el déficit público en 4.000 millones de euros. Aquí cabría citar de nuevo la transparente expresión del expresidente de las Cortes pero pecaríamos de reiterativos.
Naturalmente, también hay ejemplos de crecimiento sin austeridad. Por ejemplo el de Carlos Dívar, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial. Tras la exculpación de la Fiscalía General de haber realizado 20 viajes a Marbella sin causa justificada, el presidente podrá aumentar sin limitaciones sus largos fines de semana en la localidad malagueña. Como, además, el señor Dívar se alojaba en hoteles de cinco estrellas y cenaba en restaurantes de postín, podemos sacar dos conclusiones: Carlos Dívar no figurará entre quienes viven por debajo del umbral de riesgo de pobreza, y la hostelería marbellí de altos vuelos tiene, cuando menos, un cliente fiel.



La opaca transparencia

Por: | 21 de mayo de 2012

Images

Como diría Billy Wilder: "Nadie es perfecto". Trasnparencia, sí, pero comisiones de investigación, no. El consejo de ministros del pasado viernes aprobó el proyecto de ley de Transparencia, una iniciativa legislativa que pretende obligar a los políticos a informar con claridad en qué gastan el dinero público, imponiendo sanciones a quienes oculten facturas, incumplan el límite del défict o despilfarren el dinero público. Bien.
Curiosamente, día atrás, el Gobierno rechazó la propuesta de crear una comisión de investigación parlamentaria sobre la gestión de Bankia y, por lo tanto, rechazó con ello la comparecencia de Rodrigo Rato, Miguel Blesa y José Luis Olivas, responsables máximos, en distintas etapas, de la entidad. Si a ello se añade el dato que ha ofrecido hoy el exejecutivo de Lehman Brothers y actual ministro de Economía, Luis de Guindos, de que Bankia necesitará un saneamiento de entre 7.000 y 7.500 millones de euros para cubrir las previsiones del Gobierno y que al señor de Guindos lo que más le gusta en este mundo es no decir las cosas por su nombre -cuando dice "saneamiento" quiere decir que el Estado invertirá esa cantidad-, cada vez se entiende menos la Ley de Transparencia considerada como una de las bellas artes de la opacidad parlamentaria. Nadie es perfecto.
Más contradicciones de un largo fin de semana: Noemí, la concursante de Gran Hermano, se ha reconciliado carnalmente con Alessandro, concursante también. Semanas de condenas inquisitoriales por su alegría de vivir y su proclividad a los secretos para encamarse nuevamente con el italiano. Telecinco tiene de nuevo un filón. Esta noche, en la Gala, comenzará a trabajar a destajo la nueva veta. En realidad tiene dos grandes filones porque Belén Esteban se ha divorciado de su amado Fran. No van a dar abasto. Cosa contraria es el insospechado éxito de Jordi Évole y su Salvados en La Sexta. ¿Quién les iba a decir que un programa progresista y crítico, emitido en un horario estelar los domingos, sería el de mayor audiencia de la cadena? El de ayer tuvo 2.155.000 espectadores. La ciudadanía parece tener una enorme sed de conocimiento sobre los trucos, estafas y entresijos de la banca.
Andreu Buenafuente, por su parte, comprueba el lánguido declinar de su Buenas noches y Buenafuente en Antena 3. Con 1.440.000 espectadores en su penúltimo programa y su muerte ya anunciada, la del programa, naturalmente, resulta sorprendente confirmar que un programa progresista y crítico, además de lúcido y divertido, es poco rentable pese a que comparte horario con el de La Sexta. Debe de ser una cuestión de edad media de los espectadores de las dos cadenas.
En el ámbito deportivo habrá que dejar constancia del triunfo del Chelsea frente al Bayern en la final de la Champions. Tiene razón Mourinho cuando afirma que hay muchos tipos de fútbol. El del Chelsea, probablemente, es de los más feos y rácanos, un cerrojazo absoluto que, sin embargo les ha encumbrado. En todo caso, recomendaría a los aficionados y no aficionados que vean RocknRolla (2008), la película de Guy Ritchie. La sinopsis lo dice todo: "El sector inmobiliario ha desbancado a las drogas como el gran negocio y cuando un magnate ruso del petróleo decide hacer una compraventa ilegal de terrenos, todos los mafiosos y delincuentes de Londres quieren su parte del negocio. Todos, desde el más poderoso capo del crimen hasta políticos corruptos y ladrones de poca monta se intentaran disputar los beneficios". El magnate ruso se llama Uri Omovich y, por supuesto, no tiene nada que ver con Roman Abramovich, presidente del Chelsea y magnate del petróleo, salvo que los dos, el real y el de la ficción, son propietarios de clubes de fútbol y admiran el arte.

Un territorio comun: el caos

Por: | 18 de mayo de 2012

índice

Por fin esas dos grandes instituciones, una permanente, el Gobierno, y otra coyuntural, Gran Hermano 12+1, han encontrado un punto de encuentro, un territorio común: el caos. En los seis meses que llevamos de Gobierno de Mariano Rajoy se ha conseguido lo inimiginable, que cuanto más recortan, cuánto más destruyen el frágil Estado de bienestar, más nos rechazan los mercados. En el concurso de Telecinco, el caos alcanzó su cenit en la gala de ayer, en la que hasta la propia Mercedes Milá no sabía quienes se tenían que ir a una de las dos casas, los concursantes creían que estaban en una final que no existía, el expulsado Hugo se despedía varias veces de sus excompañeros, saludaba también a otros expulsados que sin embargo seguían en el concurso, mientras los familiares en el plató enumeraban sus quejas y el cura Juan abandonaba el tinglado porque iniciaba su reconciliación con la Santa Madre Iglesia. Hubo momentos en que aquello parecía un guión de los Hermanos Marx, salvando las distancias. Pero el pueblo llano y sencillo que no entiende de rencores decidió recompensar el caos del concurso con una audiencia espectacular: 3.196.000 espectadores. O empieza pronto la Eurocopa, o Mercedes Milá, los concursantes y la audiencia verán notablemente recortada su salud mental.
El País publica hoy que la Asociación de usuarios de Bancos, Cajas y Seguros celebraron ayer una asamblea de ahorradores que compraron títulos de Bankia cuando salió a Bolsa hace menos de un año. La asociación interpondrá una acción social de responsabilidad, no descarta la vía penal y propondrá la creación de un colectivo de afectados. Los pequeños inversores -cerca de 400.000- que acudieron a la oferta pública de suscripción y conserven sus títulos, acumulan ya pérdidas de más del 60%. Es decir, lo que hace menos de un año valía 10, ayer valía 4, aunque hoy se recupera parcialmente.
Los expertos señalan que el origen del desastre hay que buscarlo en la politización de los consejos de administración de las entidades, es decir, en la reconversión en una especie de cortijos para señoritos de quienes gobiernan o son sus fieles servidores. En el caso concreto de Caja Madrid, el cortijo era del PP desde que aquel gran estadista que fue José María Aznar decidió colocar a su amigo Miguel Blesa al frente de la entidad. Claro que aquel gran estadista se rodeó también de otros preclaros dirigentes: Rodrigo Rato quien, precisamente, actuó de alegre campanillero en la salida a Bolsa de Bankia como sucesor de Blesa; Eduardo Zaplana, con sus enormes aportaciones a la cultura como son Terra Mítica y La Ciudad de la Luz; Jaume Matas, el más rentable jugador de pádel para los miembros de la familia real y el inefable Francisco Álvarez Cascos, probablemente el político que más veces ha dinamitado a su propio partido en unas elecciones autonómicas. Sin olvidarnos de Federico Trillo y la reconquista de Perejil. Si a un político se le juzgara por el equipo que formó, José María Aznar estaría ya en el libro de los Récords.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal