TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

No todo esta perdido

Por: | 17 de mayo de 2012

Images

Una de las escasisísimas consecuencias positivas de la actual crisis económica es la decisión de algunos Ayuntamientos -y seguro que se añadirán más- de exigir a la Iglesia el pago del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) de todas sus propiedades que no están destinadas al culto religioso. No hay una cifra clara de lo que está eludiendo pagar la Iglesia (se habla de entre 600 millones y 3.000 millones de euros) pero eso tampoco es sorprendente en una institución tan esencialmente antidemocrática y opaca. Que la jerarquía católica acumule un enorme patrimonio y utilice para ello todos los trucos, trampas y tejemanejes habidos y por haber que le permite un Estado hipotética y oficialmente declarado aconfesional, no es de recibo. Que esa misma jerarquía guarde un vergonzante silencio ante los casos de los bebés robados cuando la implicación de monjas en la trama llega al nivel de imputación, es impresentable. Y que esa tan citada jerarquía se niegue a pagar los impuestos que el resto de la ciudadanía está obligada a pagar, es insolidario. La pregunta es clara: ¿por qué una institución insolidaria y que produce vergüenza debe de tener privilegios fiscales?
Vayamos de una hipocresía a otra. Si Telecinco uniera todas las veces que ha emitido en las últimas semanas el minuto, o poco más, de las imágenes de Noemí en Brasil el resultado superaría con creces la duración de cualquier miniserie tipo Mi gitana. Lo repiten constantemente en todos los programas "del corazón" de la cadena. Si a ello se añadiera el juego tertuliano, los debates, que el comportamiento de la concursante canaria de Gran Hermano ha generado en la cadena, comprobaríamos que Noemí está la altura -en minutaje de emisión- de Iñaki Urdangarín, la crisis económica y el caso de José Bretón. Lo lamentable del asunto es que la concursante ni, presuntamente, ha estafado a las arcas públicas, ni ha especulado hasta la saciedad, ni, también presuntamente, es responsable de la desaparición de dos niños. Ha tenido unos devaneos en Brasil y no ha querido contárselos a quien le gustaba en España para impedir su distanciamiento. Visto desde otra perspectiva lo que Noemí debería hacer es contratar a un buen abogado para que estudiara la posibilidad de cobrar derechos de autor a la cadena. Si, como parece, nos movemos en el territorio del libre mercado, de la oferta y la demanda, quizá ha llegado el momento de que juguemos todos. Lo que es evidente es que Gran Hermano 12+1 debería premiar a la concursante con una bolsa similar a la del ganador. Ese concurso sin su participación no habría conseguido ni de lejos los índices de audiencia que tiene.
Y ya para terminar, dejar constancia de la gran calidad de una serie danesa que concluyó en la noche de ayer (AXN). Hablamos de la segunda temporada de Forbrydelsen (The Killing), la serie danesa protagonizada por la inspectora Sarah Lund (Sofie Gråbøl). Una trama tan extraordinaria como la interpretación y la realización, en la que la investigación policíaca, el terrorismo, la manipulación política y el ocultamiento de actitudes militares indignas se entrecruzan y entremezclan con constancia. Lo sorprendente del caso es que todo ello, toda esa gran demostración de crítica a lo establecido refuerza aún más los mejores valores cívicos.

Gestiona que algo queda

Por: | 16 de mayo de 2012

1337027700_534985_1337034443_noticia_normal

Esto es el rayo que no cesa. Ricard Gutiérrez Martí, exgerente adjunto del Hospital Sant Pau de Barcelona, que ayer le colocábamos en el top 100 de la picaresca nacional, hoy habrá que recolocarlo y subirle al top 50. Tras siete años cobrando un sueldo de entre 80.000 y 110.000 euros anuales pese a no trabajar en el centro, ahora sabemos que cobró 158.000 euros de indemnización al ser despedido en 2011. Trabajó tres años, cobró diez y recibió una jugosa indemnización, un curriculum impecable que justifica sobradamente la dirección de una cátedra de gestión sanitaria de la Fundación Doctor Robert dependiente de la UAB, salvo por el detalle de que el hospital tuvo que ser intervenido en el pasado mes de marzo por el Departamento de Salud por problemas de gestión que le llevaron a acumular un agujero superior a los 18 millones de euros.
El portal vertele.com publica un interesante estudio sobre los programas preferidos por el público juvenil, el sector de población comprendido entre los 13 y los 24 años de edad. Los datos recogidos corresponden al mes de febrero de este año. Los diez programas más vistos por dicho sector fueron: el partido Bayer Leverkusen-Barça (39,3% de cuota); Los Simpson (37,8%); Con el culo al aire (30%); Aída (25,8%); El Hormiguero (24,3%); Gran Hermano (28,7%); Cuéntame como pasó (21,2%); Hermano Mayor (23,3%); La hora de José Mota (21,8%) y Entrega de los Premios Goya (20,1%). De entrada, habrá que señalar el total dominio de los programas, realities y series españolas, salvo el extraordinario caso de Los Simpson. La primera serie extranjera que sale en la lista es House, en el puesto 14. Modern Family ocupa el puesto 16.
Por lo que se rfefiere a las cadenas temáticas TDT, los canales Neox, FDF y MTV ocupan los tres primeros lugares con Los Simpson, una vez más, La que se avecina y Jersey Shore. De los programas dedicados a la actualidad deportiva, y más concretamente a la futbolística, aparece Punto pelota (Intereconomía) en el puesto 13. Hay un dato esperanzador: nuestros jóvenes no ven ninguno de los espacios dedicados a la política en ninguna de las cadenas de TDT, o son muy pocos los que lo hacen, lo que demuestra una cierta salud mental.

Arrasa por donde pasa

Por: | 15 de mayo de 2012

15-05-2012-1-35-31

Ya tenemos un nuevo nombre en el top 100 de la picaresca autóctona: Ricard Gutiérrez Martí. Durante cerca de siete años, entre 2004 y 2011, ha seguido cobrando el sueldo de gerente adjunto del hospital público de la Santa Creu y Sant Pau pese a no tener función alguna (El País). Su salario oscilaba entre los 80.000 y 110.000 euros anuales. Un crack que en la actualidad es vicepresidente de la Organización Médica Colegial en representación del Colegio de Médicos de Barcelona y director -esto ya es algo más sangrante- de una cátedra en gestión sanitaria de la Fundación Doctor Robert, dependiente de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).
Si algo está claro los lunes por la noche es que la gala de Gran Hermano arrasa por donde pasa. En la de ayer tuvo 3.236.000 espectadores, superando en más de un millón la gran apuesta de su cadena generalista rival, Antena 3 y su Número 1. Las vueltas de tuerca que hábilmente está realizando la cadena para conseguir disminuir en todo lo posible el tiempo muerto entre el final de concurso y el comienzo de la Eurocopa (de la que también tienen los derechos de retransmisión) complican bastante las cosas: los expulsados son finalistas, los finalistas no saben que no lo son, los elegidos por los expulsados que en realidad son finalistas saben que estarán hasta la final pero que no son finalistas, ha habido expulsiones, pescas y repescas, y llega un momento en que ni siquiera Merdeces Milá sabe por momentos dónde está, de dónde viene y a dónde va, en términos del concurso, naturalmente.
En todo caso, la gala de ayer tuvo un par de momentos álgidos: la permanente mirada dióptrica de Pepe Flores y su cara de estupefacción cada vez que le pasaban un vídeo o tenía que dar una respuesta a algo, y la bronca del cura Juan con Mercedes Milá al negarse el primero a mantener un cara a cara con el expulsado-finalista. "No quiero ni perder un minuto con ese señor", gritó el cura. No sabemos si lo hizo desde su condición de motero, de cura preconciliar, de cura moderno, de concursante o de sacerdote suspendido a divinis. Todo parece indicar que éste Gran Hermano 12+1 es el imperio de la confusión.
La guinda, por supuesto, fue la reincorporación de la denostada, insultada, marginada, condenada y hospitalizada Noemí en calidad de acompañante del finalista Pepe, quien por cierto la eligió sin saber quién era (las molestas dioptrías), guiándose de las indicaciones manuales de un amigo en el plató. "Elijo a esa chica de la izquierda", comentó Flores. Lo curioso del caso es que los seguidores del programa que mandan sms (si el nivel ortográfico es el que es antes de los recortes en Educación, apaga y vámonos) ya llevaban un tiempo explicando lo que iba a pasar en la gala: saldría Pepe y eligiría a Noemí. O hay más visionarios de lo normal, o el concurso se está convirtiendo en un cachondeo previsible. En fin, siempre quedará la duda de comprobar hasta dónde es capaz Alessandro de mantener esa periclitada actitud de caballero engañado o, si se prefiere, hasta cuándo será capaz Noemí de evitar la próxima crisis de ansiedad.

 

La maldita ley de Murphy

Por: | 14 de mayo de 2012

Images

Estamos en plena eclosión de la ley de Murphy: todo lo que va mal es susceptible de empeorar. La prima de riesgo alcanza su récordi histórico, la Bolsa se hunde, el paro aumenta, los indignados se manifiestan en la calle, Carlos Dívar viajará mucho menos a Marbella y, además, se acabó la liga. Cómo diría Almodóvar, ¿qué he hecho yo para merecer esto? Y que no venga un desalmado a decirnos que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Habrá vivido usted, imbécil.
Los que no han vivido por encima de sus posibilidades han sido Miguel Blesa y Rodrigo Rato, exvicepresidentes los dos de la antigua Caja Madrid y Bankia, respectivamente. ¿Cómo lo consiguieron? Blesa se multiplicó por 18 el sueldo de su antecesor. Rato se subió el sueldo anual de Blesa en un millón de euros. Es lo que los jóvenes de mayo del 68 reivindicaban en los muros: la imaginación al poder.
Un símil: le proponen comprar un piso. El vendedor (Núñez Feijoo: "No tengo dudas de que si gana Rajoy se acabará la crisis") le explica sobre el papel que sus pisos tienen tres dormitorios, dos cuartos de baño, salón-comedor y cocina. Bien. Usted lo compra en las urnas y cuando decide instalarse en él comprueba que sólo hay un dormitorio, el cuarto de baño ni siquiera está alicatado hasta el techo, la cocina está en un armario empotrado y el salón-comedor no existe. Es lo que ha hecho el PP con su programa electoral. Han vendido algo que no existe, culpan al anterior propietario de los desastres y, lo que es mejor, (para ellos): no se admiten devoluciones hasta dentro de cuatro años.
Vayamos a lo importante: el fútbol. Se acabó la liga, es decir, a la ciudadanía se le tapa uno de los grandes tubos de escape de la indignación. Mientras había competición, había esperanza y enormes índices de audiencia televisiva. Ahora ya hay tres ciudades sumidas en la desesperaciön: Santander, Gijón y Villarreal. Es verdad que Zaragoza, Granada y el barrio de Vallecas viven momentos de plenitud pero el calvario que han pasado siempre deja huellas en el talante. Y por si fueran pocas las desgracias, Miguel Ángel Lotina, entrenador del descendido Villarreal, señaló en la posterior rueda de prensa: "Tengo un pensamiento de lo que está pasando en los tres o cuatro últimos años en Primera y es muy preocupante. No es de este año. Lo vengo diciendo hace tiempo pero parece que nadie toma cartas en el asunto y supongo que algún día saldrá todo a la luz, pero no quiero hablar más de eso porque parece que es para desviar la atención". Lo dicho: todo lo que va mal es susceptible de empeorar.

La ficción de la realidad

Por: | 11 de mayo de 2012

Mercedes-muerta-risa-Dani_TL5VID20120511_0014_8

Durante décadas se han contrapuesto la realidad y la ficción. Después se decidió que podían complementarse y superponerse. Más tarde se sugirió que, probablemente, los historiadores del futuro encontrarían más y mejor material sobre el presente en las novelas y películas que en los libros de historia. Y llegamos a hoy en que la realidad, la ficción, la historia, el cine y la literatura se confunden en un magma cotidiano del que no se sabe si se convertirá en lava, en roca volcánica o seguirá fusionándose por los años de los años.
Lorca: primer aniversario del terremoto. 9 muertos y 300 heridos. Un pueblo destruido. Declaraciones altisonantes de solidaridad. Partidos de fútbol amistosos para recaudar fondos. Visitas de destacados políticos. Un año después, 7.500 personas siguen sin vivienda. Apenas se han iniciado las obras de reconstrucción de los barrios más afectados y las ayudas económicas siguen sin llegar. Aquí cabe hacer un inciso y recordar al exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi cuando visitó L'Aquila, la ciudad más dañada por el terremoto en los Abruzos. Su estúpida frase a los damnificados de que se tomaran su situación como "un fin de semana de cámping" fue muy criticada por todos. Pues bien, en Lorca llevan un año de acampada. La ficción de la solidaridad se entremezcla con la realidad de una burocracia impresentable.
Bankia, nuevos datos: el auditor de la entidad financiera señaló otro "agujero" de 2.500 millones de euros. Al parecer habían contabilizado activos fiscales por impuestos que prevé ahorrarse en el futuro. La pega es que para obtener dichos ahorros es necesario tener beneficios, lo que el auditor pone en duda (El País). En realidad, los que sí tenemos la certeza de que han obtenido beneficios son los consejeros de la entidad y su expresidente: "Rodrigo Rato ganó 2,34 millones de euros como presidente ejecutivo de Bankia y presidente de la matriz del grupo BFA y de Caja Madrid. El conjunto de consejeros y miembros de los comités de dirección de estas entidades percibió en 2011 un total de 19 millones de euros" (Cinco Días). Añádanle al expresidente los 200 millones de las antiguas pesetas que le abonarán en concepto de indemnización si se concibe su salida de la entidad como un cese en lugar de una dimisión, y tendrán un excelente ejemplo de la narrativa de aventuras y corsarios a los que tanto admiramos en nuestra juventud.
Marbella: después de los 20 viajes de largos fines de semana a Puerto Banús que Carlos Dívar, presidente del Tribunal Supremo, endosó al presupuesto público, y que tuvo a bien calificar la cantidad denunciada por un vocal del Consejo General del Poder Judicial de "una miseria", la única explicación plausible es que Marbella sea uno de los epicentros esenciales de los estudios jurídicos, dato que, de confirmarse, subiría la autoestima de los lugareños.
La que no necesita incrementar su autoestima es Telecinco. La gala de Gran Hermano de ayer, jueves, tuvo 3.273.000 espectadores alcanzando en algún momento los cuatro millones. Espectacular. Fue, además, una de las galas más divertidas gracias a la personalidad del finalista Dani Santos y a la empatía de Mercedes Milá. Gran Hermano es, sin duda, uno de los mejores ejemplos de la fusión de la realidad con la ficción. Cuando Pepe Flores pide silencio a sus compañeros para comunicarles que quiere disculparse ante María Sánchez por haberse excedido en sus críticas, el espectador se sumerge en un mar de dudas: ¿lo dirá porque lo siente?, ¿será un método elemental para ganarse el favor de la audiencia? Al mezclar la convivencia permanentemente televisada con un importante premio en metálico (la cuarta parte de la indemnización de Rodrigo Rato, es decir, 300.000 euros) para el ganador, la educación, la personalidad y los hábitos personales se confunden con las tácticas y estrategias para conseguir el premio. Habilidad e imaginación.

Juntos, revueltos y separados

Por: | 10 de mayo de 2012

Images

Nunca un slogan publicitario fue más premonitorio: Bankia, "todo un futuro juntos". Efectivamente, después de sacarle las castañas del fuego al expresidente de la entidad, expresidente del FMI y exvicepresidente del Gobierno del PP, Rodrigo Rato, sin duda el mejor curriculum posible de fiascos, la ciudadanía y la entidad tendrán todo un futuro juntos. Otra cosa distinta es saber si dicho futuro será negro. En todo caso, y para empezar, los cerca de 5.000 millones de euros concedidos a modo de préstamo con un interés superior al 7% se acaban de reconvertir en un lote de acciones por igual valor de un banco inundado de activos tóxicos con lo que ya no hay ni préstamo a devolver ni intereses a pagar. Excelente ejercicio del liberalismo al que tan afines son nuestros queridos gobernantes.
Y siguiendo con lo que ya es una tradición española, aquí no han dimitido ni el consejo de administración de Bankia ni el gobernador del Banco de España, otro lince de la macroeconomía que no hace mucho subrayaba la solidez y solvencia del sector financiero español. Si se reivindicara un poco más el espíritu jacobino, lo correcto sería interponerles una querella a todos ellos por una gestión desatrosa y una supervisión inexistente. Conceptos como los de soberanía popular o interés común parecen haber perdido su significado.
Pero no todo son malas noticias. Los que sí parecen tener asegurado un futuro juntos y esplendoroso es el fútbol y la televisión. Telecinco consiguió ayer con la retransmisión de la final de la Europa League 8.094.000 espectadores, superando los 10 millones en algunos momentos. Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao jugaron un partido ejemplar, paradigma de lo que los nervios pueden afectar a un equipo novato (el Athletic) y la rentabilidad goleadora de Radames Falcao, el delantero colombiano de los 40 millones de euros.
En el transcurso de la gala de Gran Hermano de esta noche se conocerá el nombre del segundo finalista del concurso, de los cinco que aún mantienen esperanzas. Será interesante saber si la organización y Mercedes Milá van a seguir lapidando moralmente a Noemí, pese a estar desterrada hace tiempo del corazón de Alessandro, con la pasión que caracteriza a los fundamentalistas de la verdad en el terreno de los sentimientos. El concurso se está convirtiendo en un infierno para las relaciones personales, es decir, con muy poco futuro juntos: Hugo rompió públicamente con su novia Julia. Pipi rompió con su novio Sergio. Alessandro cortó radicalmente su historia con Noemi y David, el concursante que abandonó la casa para tratar de salvar su matrimonio, acaba de anunciar que se ha roto definitivamente. Hay verdades que matan.

Mucho que aprender

Por: | 09 de mayo de 2012

Images

Noticias no transmitidas en los informativos de televisión, al menos de momento: el macroproyecto de Eduardo Zaplana y Francisco Camps La Ciudad de la Luz, tendrá que devolver 265 millones de euros, en un plazo de cuatro meses, a la Generalitat valenciana al considerar la Comisión Europea que dichas ayudas eran ilegales. Añadase que dicho complejo cinematográfico, tan megalomaníaco como Terra Mítica, tiene en la actualidad una deuda de 190 millones de euros y varios juicios pendientes. Dicho de otra manera: si se devolvieran las ayudas y se cobrara la deuda se podrían construir tres aeropuertos peatonales más en tan agraciada comunidad. También pueden visitar la web www.calatravatelaclava.com para comprobar la excelente relación entre el insigne arquitecto y el Gobierno de la Generalitat, relación que se puede cuantificar en unos 100 millones de euros a favor de Calatrava.
Otra noticia que tampoco han facilitado los telediarios es la de la denuncia al presidente del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, por malversación de fondos públicos interpuesta por un vocal del Consejo General del Poder Judicial. Al parecer, el excelentísimo señor presidente realizó una serie de viajes privados a Marbella a cargo del Consejo. Lo curioso del caso es que cuando el presidente del Tribunal Supremo viaja privadamente a hoteles de cinco estrellas, también lo hacen sus escoltas (entre cuatro y siete) y algún que otro coche oficial (dos o tres) por más que Carlos Dívar y sus escoltas viajen en el AVE. Hablamos de un total de unos 33.000 euros (algo más de cinco millones de las antiguas pesetas), una nimiedad si lo invertido sirve para que el señor presidente descanse y se distraiga en algunos de los largos fines de semana del Consejo.
Y de la realidad a la ficción, o a la ficción basada en la realidad. Game Change, la producción televisiva de HBO sobre los pormenores de la campaña presidencial de John McCain y Sarah Palin en 2008, programada ayer, martes, en Canal +, es una nueva demostración del buenhacer de la productora, de sus intérpretes (Ed Harris, Julianne Moore y Woody Harrelson), de Jay Roach, su director, y de un guión espléndidamente estructurado y escrito. Es, también, una visión sobre una forma de hacer política, mejor o peor, pero absolutamente profesionalizada. Digamos que no desmerece a la extraordinaria El ala oeste de la Casa Blanca, y más concretamente, a su séptima temporada en la que se analiza una campaña electoral a la presidencia de EE.UU. Dos excelentes lecciones de cine político en las que lo colectivo y lo individual se entremezclan constantemente con sabiduría narrativa. Ni que decir tiene que los guionistas son incapaces de imaginar escapadas privadas a localidades costeras, con escoltas y coches oficiales, pagadas por el erario público. Es evidente que los estadounidenses tienen aún mucho que aprender.

Sexo, mentiras y Bundesliga

Por: | 08 de mayo de 2012

Incidentes_Colonia-Bayern

"No se puede vivir en la mentira", pontifica desde hace semanas Mercedes Milá mirando inquisitorialmente a Noemí, de Gran Hermano. Pues mire usted: se pueden ganar elecciones, gobernar Estados, Comunidades, Diputaciones, Ayuntamientos, dirigir empresas, Cajas de Ahorro y hasta clubes de fútbol desde la mentira. Otra cosa distinta es que abanderar la lucha contra el embuste, sentimental en éste caso, sea muy rentable. Varias semanas machacando a la concursante canaria por haber tenido una historieta carnal en Brasil cuando, en teoría, dejaba en Guadalix otra historieta sentimental con Alessandro, concursante como ella, desembocó en un reencuentro de los dos protagonistas con una estupenda audiencia en la gala de ayer: 3.313.000 espectadores. Noemí, como ella misma suponía, fue arrojada por Alessandro a las tinieblas. Y aquí paz y, después, gloria.
La misma cadena obligada a cerrar un programa, La Noria, por haber pagado una entrevista a la madre de un condenado en el juicio por violación, asesinato y ocultación del cadáver de Marta del Castillo es la que ahora reivindica la verdad y la fidelidad como normas básicas de comportamiento social. Una sugerencia: el próximo concurso de Gran Hermano se puede realizar en Prado Nuevo, en El Escorial, al rebufo de la basílica que se construirá en el lugar en que la vidente Amparo Cuevas vió en repetidas ocasiones a la virgen María.
Y ya que es hora de reivindicar la verdad por encima de todo, habrá que dejar constancia de la brillante frase pronunciada por Pablo Crespo, mano derecha de Francisco Correa y encarcelado con él como responsables máximos de la trama Gürtel, al ser preguntado sobre los supuestos sobornos al exdirector de la televisión valenciana a raiz de la visita del Papa: "¿Gürtel? ¿Qué es Gürtel?". Que no le coja por banda Mercedes Milá.
Lo malo de tener la autenticidad como enseña es que se pueden caer algunos mitos. Por ejemplo, el comportamiento civilizado y festivo de los espectadores de la Bundesliga, la liga alemana de fútbol. Tanto tiempo ensalzando desde el neoliberalismo a Angela Merkel, considerándola la luminaria de la Unión Europea y a su pueblo, quintaesencia del afán por el trabajo y la responsabilidad cívica, que cuando se observan en la pantalla comportamientos como los de los aficionados del Colonia en el encuentro frente al Bayern de Munich (ver foto publicada por As) habrá que replantearse unas cuantas creencias. El partido se suspendión antes de lo previsto y el Colonia descendió a segunda división.


¿Salvado por la campana?

Por: | 07 de mayo de 2012

índice

El día menos pensado el Gobierno de Mariano Rajoy cumplirá con lo prometido en su programa electoral y entonces cundirá el desconcierto. Una de las últimas boutades gubernamentales fue la de afirmar hace unos días que se rechazaba inyectar más dinero público porque podía afectar al déficit, e insistían en que el capital privado sufragara el proceso. Pues bien, éste viernes se aprobará un nuevo decreto para sanear el sistema financiero, dicho más directamente: se utilizará el dinero público para reflotar a los bancos que lo necesiten. Todos los ojos están puestos en Bankia y en su presidente, Rodrigo Rato, como el principal problema. Los expertos señalan que podría necesitar entre 5.000 y 10.000 millones de euros para limpiar los activos inmobiliarios, el ladrillo.
Jordi Évole, por su parte, en el programa Salvados de ayer domingo, alcanzó su récord histórico de audiencia: 2.165.000 espectadores. El contenido no dejaba lugar a dudas desde su título: Bancos. Del crédito al descrédito. Un repaso al comportamiento de los bancos en plena crisis económica mundial narrado desde la sencillez y claridad de quienes no tienen nada que ocultar: desde las restricciones del crédito a las empresas, al negocio privado que hacen sin el menor riesgo con el dinero público del Banco Central Europeo (reciben créditos al 1% y compran deuda al 6 0 7%), con un espléndido ejemplo de comportamiento alternativo: la negativa ciudadana islandesa a pagar las deudas de sus bancos y la posible imputación de los responsables de dichas entidades financieras por su desastrosa gestión. Nada que ver con Bankia, el Gobierno español o el futuro de Rodrigo Rato.
Y de lo general a lo particular. Si, como parece, Bankia necesita entre 5.000 y 10.000 millones de euros para solventar sus problemas, Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin, necesita 10 millones de euros como contrapartida por silenciar los correos electrónicos y demás pruebas documentales que implicarían al Rey y a la Infanta Cristina en los tejemanejes del yerno favorito. Al parecer, el señor Torres quiere más: un trabajo estable, que el duque de Palma pague la minuta de su abogado, Manuel González Peeters -que podría rondar un millón de euros- y que, también, se haga cargo de la fianza que tendría que depositar el matrimonio Torres-Tejeiro, cerca de 1,2 millones de euros. En total: algo más de 12 millones de euros y, lo que parece ofrecer mayor dificultad, un trabajo estable (¿quizá en la Fundación Telefónica, que tampoco tiene ánimo de lucro?).
Como el dinero no lo es todo en la vida, habrá que dejar constancia del manto protector que acaba de ofrecer el arzobispado de Madrid al fenómeno de las apariciones marianas en El Escorial, con Pitita Ridruejo como abanderada de los cientos, o miles, de seguidores de la vidente Amparo Cuevas. El cardenal Rouco ha decidido autorizar la construcción de una capilla en el Prado Nuevo de la localidad serrana. Los cines de la localidad podría proyectar Los jueves, milagro, del gran Berlanga. Si por fin se instala en Alcorcón el macroproyecto de Sheldon Adelson, que convertiría la meseta en una enorme falla binguera, y con la basílica de Prado Nuevo, la Comunidad de Madrid cerraría el ciclo de los vicios y virtudes del ser humano con pocos kilómetros de distancia entre unos y otras.


 

No puede ser un gran dia

Por: | 04 de mayo de 2012

índice

Tiempos difíciles, complejos y contradictorios. La ciudadanía no parece levantar cabeza si bien es verdad que los programas mañaneros de las televisiones generalistas tampoco ayudan. Datos macroeconómicos desastrosos, robos de bebés, juicios por asesinatos, crímenes de violencia doméstica y una subsección fija: el caso de los niños desaparecidos en Córdoba. José Bretón es ya parte del paisaje humano nacional. Claro que si quien se levanta prefiere oir la radio tampoco encontrará muchos estímulos para que pueda ser un gran día. Y, sin embargo, cuando todo parece indicar que la depresión colectiva tardará tiempo en desaparecer, surgen destellos sociales de alegría y esperanza: por ejemplo, los 40.000 seguidores del Madrid que decidieron superar la lluvia y el frío para compartir con su equipo el triunfo en la liga. Si, como se decía hace años, el fútbol es el opio del pueblo, está claro que habrá que estudiar la legalización de las drogas.
El tratamiento televisivo tuvo diversos enfoques: desde el lujo de Telemadrid, con helicóptero privado a su servicio, hasta los comentarios de expertos en Marca TV. Las conexiones de las cadenas generalistas fueron más previsibles: descripción de lo que está viendo, entrevistas a pie de calle, algún ciudadano exótico, griterío popular, si bien es cierto que no es sencillo cubrir informativamente el lento recorrido callejero de un autobús descapotado.
Gran Hermano, por su parte, entra en la recta final. Quedan seis concursantes (aquí tampoco hay paridad pues los hombres duplican a las mujeres) y los responsables han decidido cambiar las normas de la nominación con un nuevo sistema lo suficientemente laborioso como para que Mercedes Milá tuviera que explicarlo varias veces. La tensión en la casa va en aumento y la disputa sobre la propiedad de una almohada puede durar una eternidad. En todo caso hay un dato preocupante para Telecinco: la gala tuvo 2.636.000 espectadores frente a la proyección de La esclava libre, de Raoul Walsh (La 1), una película de 1957 que tuvo 2.942.000 espectadores. La sinopsis del filme puede ser una clave para entender su éxito de audiencia: la heredera de una gran plantación de Kentucky, Manty Starr, descubre, durante los funerales de su padre, que solamente tiene deudas, y que su madre había sido una esclava. Por lo tanto, ahora ella también lo es y además pertenece a un tratante de esclavos llamado Calloway. Hay demasiadas coincidencias con la situación actual.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal