TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Pida una pizza por teléfono

Por: | 29 de junio de 2012

Images

Son días de fútbol, de política y de economía. El Alemania-Italia de ayer fue visto por ocho millones de espectadores que, probablemente, se identificaron más con la peligrosa y mediterránea Italia que con la prepotente Alemania. Es la pequeña revancha de los que anteponen la alegría de vivir al calvinismo del ahorro. Que un desequilibrado y desequilibrante delantero como Ballotelli deje en la cuneta a la selección más ejemplar del continente es uno de los pocos placeres que le queda al agobiado ciudadano del sur. Es la rebeldía con causa de la prima de riesgo de los derrochadores.
Uno de los defectos del oficio del político es su inevitable tendencia al egocentrismo, el creerse el ombligo del mundo. Intelectuales lúcidos se transmutaron en torpes ciudadanos al alcanzar y ejercer un puesto político. Ahora uno de los temas que están sobre la mesa es el de si Mariano Rajoy debe de ir, o no, a Kiev a presenciar la final de la Eurocopa. ¿De verdad cree alguien que es importante el que un registrador de la propiedad de Santa Pola (Alicante), en excedencia, vaya o no vaya a contemplar un partido de fútbol? A bote pronto hay dos razones por las que no debería de ir: un viaje oficial hasta el quinto pino tiene unos costes económicos notables (avión, guardaespaldas, séquito...) que, naturalmente, la nueva ley de Transparencia no facilitará. En segundo lugar, no hay que olvidar que el único partido que contempló en directo el presidente del Gobierno, el España-Italia de la primera fase, fue el único partido que España no ganó. Contemple usted el partido desde el cuarto de estar de La Moncloa y pida una telepizza, aunque sea de origen italiano, para no molestar al servicio en domingo.
Naturalmente, hay partidarios de que sí asista a la final de Kiev. Son los que creen que es una forma de vender la marca España. Al margen de los discutible que es que la imagen de Rajoy sea positiva para la promoción del país, hay datos mucho más preocupantes para la marca: por ejemplo, los datos facilitados hoy por el Banco de España sobre la balanza de pagos. Los inversores, nacionales y extranjeros, retiraron de España durante los cuatro primeros meses del año un total de 121.900 millones de euros. Sólo en marzo salieron del país 66.125 millones de euros (aproximadamente el dinero que necesita el sector financiero español para su recapitalizacioón), y de ese saldo negativo, más de un tercio se debió a dinero de los residentes en España que se fue a depósitos y préstamos en el exterior. Esa es la imagen de España que hay que modificar y sospecho que para ello la presencia de Rajoy en Kiev es menos que cero.

Del disparate a la ignorancia

Por: | 28 de junio de 2012

Images

El partido Portugal-España lo vieron más de 14 millones de espectadores. La prórroga la vieron más de 16 millones, y los penalties, más de 18 millones. Un disparate porque, además, los medidores de audiencias no cuentan las multitudinarias aglomeraciones en locales y plazas públicas. Estamos hablando de un 83,3% de cuota en el final del partido. Dicho de otras manera: el programa más visto en la historia de la televisión en España. Pero es que el especial que Telecinco realizó tras finalizar el encuentro, es decir,  conociendo ya el resultado, lo vieron más de 7 millones de espectadores. Naturalmente, tales datos dejaron para el arrastre al resto de los programas de las otras cadenas. Programas como El Hormiguero (Antena 3) o El Intermedio (La Sexta), rebajaron sus audiencias en un 80%. Pocas veces una inversión como la que realizó Mediaset al comprar los derechos de retransmisión se vió más y mejor recompensada.
Por supuesto, las tertulias deportivas de las cadenas echaban humo. Todos analizaban lo ya visto con discutibles pretensiones de aportar algo nuevo. Algunos se dejaban llevar por un patrioterismo elemental, algún insulto al juego de los portugueses y, siempre, con esa nueva modalidad publicitaria que consiste en que el presentador del programa hace la apología de un pegamento, de un coche o de un taller de lunas de automóviles con la misma convicción que nos cuenta lo del doble pivote o jugar sin delantero. El periodista alcanza así la condición de hombre anuncio en un alarde de pragmatismo mercantilista.
El que hizo poco alarde de algo relacionado con el talento fue Juan Rosell, presidente de la CEOE, la patronal. Si hace unos días tuvo a bien darnos una pequeña lección de ética sin citar a su inmediato predecesor en el cargo, Gerardo Díaz Ferrán, multiprocesado y con un curriculum empresarial absolutamente impresentable, ayer tuvo a bien confesar que le cuesta explicar a sus colegas europeos por qué España "ha pasado de ser un país modelo a ser un desastre". Tal reveladora declaración la hizo en una intervención en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en Santander. Que el presidente de los empresarios no entienda por qué ha pasado lo que ha pasado, explica muy bien la situación actual de la economía española. Con líderes económicos como el señor Rosell, que confiesan no entender nada, y con dirigentes tan espabilados como Josep Maria Loza, responsable que fue de la quebrada y nacionalizada Caixa Catalunya por un descontrolado afán de aventurerismo inmobiliario, que se concedió una indemnización de 10 millones de euros tras dejar a la entidad financiera como un sembrado, se va entendiendo algo de lo que ocurre.

El morbazo

Por: | 27 de junio de 2012

Images

Luna. El misterio de calenda
cerró ayer su primera temporada. 2.664.000 espectadores asistieron, imagino que estupefactos, a un final tan repleto de sucesos como la media de los capítulos de la serie. Asesinatos, arrepentimientos de asesinatos, robos, arrepentimientos de robos, amores imposibles, suicidios, vientos huracanados, una apoteosis de fuegos sentimentales en una trama excesiva.
Como era de prever, el encendido canto de la ministra Mato a los remedios caseros no era sino el paso previo al anuncio de que 456 fármacos dejarán de ser financiados por las arcas públicas. Todo en este Gobierno comienza a ser cada vez más previsible, todo menos sus cálculos y predicciones. Tras una muy discutida amnistía fiscal ya se empieza comprobar que el ritmo de expedientes solicitando la regularización está muy lejos de lo deseado. 100 expedientes hasta hoy, ninguno de grandes empresas o grandes patrimonios. Dicho de otra forma: es muy dudoso que se recauden los 2.500 millones de euros previstos con la mencionada amnistía. Para Carlos Cruzado, presidente de Gestha, el sindicato mayoritario de los técnicos de hacienda, "en lugar de esperar a que los grandes defraudadores se decidan a aflorar su patrimonio oculto, el Gobierno debería perseguirlo".
Otros fenómenos son mucho más fáciles de vaticinar: por ejemplo, que el España-Portugal de hoy lo verán más de 10 millones de espectadores, o que, mañana, todos los programas del corazón y los informativos informarán ampliamente del inicio en Málaga del juicio por blanqueo de capitales que sentará en el banquillo a un trío desbordante de morbo y popularidad: Isabel Pantoja, Julián Muñoz y Maite Zaldívar, nuestros muy particulares y heterodoxos Jules et Jim. Un par de datos: hay 150 periodistas acreditados y, al parecer, se fletarán varios autobuses en apoyo de la cantante. El griterío y los empujones están garantizados.

Peligro de incendio

Por: | 26 de junio de 2012

índice

¿Qué pasaría si, además de llevar semanas al borde del abismo económico, la selección española de fútbol perdiera ante Portugal?, ¿se pasaría de la euforia alimentada por ese analgésico social a la decepción?, ¿podría incluso llegar a la ira ante la cantidad de tonterías o descarados robos que tiene a bien mostrarnos día a día nuestra nunca bien ponderada clase dirigente? Vayamos por partes.
Tonterías: que la muy ilustre ministra de Sanidad, Ana Mato, sugiera que ha llegado el momento de reivindicar los mejunjes caseros para curar las enfermedades leves sólo se puede comparar con otras varias memeces que ha dicho a lo largo de los últimos meses, o años.
Es, también, un ejemplo más de esa tendencia impuesta por Mariano Rajoy de llamar al rescate, línea de crédito, y a los recortes, corrección presupuestaria, pues parece ser que lo que la ministra quiere hacer es eliminar una serie de medicamentos que hasta ahora se podían pagar con recetas de la Seguridad Social. Son pequeñas imprecisiones de una mente preclara comparables a las que alegó en su día para tratar de explicar el que su exmarido, Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo, hubiera recibido el regalo de un Jaguar por parte de Francisco Correa, cabeza visible de la trama Gürtel, trama que, al parecer, también obsequió a la todavía pareja diversos viajes de placer por un total de 27.992 euros.
Y de las tonterías a la generosidad. Tras conocerse el nuevo agujero económico de 3.800 millones de euros de las diversas empresas concesionarias de las autopistas de peaje por un lamentable cálculo de costes y rendimiento que, naturalmente, nadie asume ni asumirá, el ministerio de Fomento ha decidido aportar 290 millones de euros, "echar una mano", en palabras ministeriales, para que "el sector siga siendo una referencia en Europa y en el mundo". ¿Una referencia mundial en malos cálculos de costes y rendimiento? Que no se enteren los mineros del carbón que andan soliviantados por 200 millones de euros (algo más que el aeropuerto peatonal de Fabra).
Y ya tenemos nuevos componentes del ranking de los más espabilados: Julio Fernández Gayoso, actual copresidente de NovacaixaGalicia y durante 40 años director de Caixanova, José Luis Pego, exdirector, Javier García de Paredes, ex director adjunto y los exdirectivos Óscar Rodríguez Estrada y Gregorio Gorriarán Laza. Los cuatro últimos cobraron indemnizaciones que, junto a sus planes de pensiones, ascienden a 52 millones de euros. La Fiscalía Anticorrupción -informa El País- ha presentado una querella contra los directivos de la nacionalizada NovacaixaGalicia por haber ocultado al Consejo de Administración y al Banco de España el importe de una prejubilaciones a las que presuntamente no tenían derecho. Espabilados y querellados, lo uno por lo otro.
Visto lo visto, y leído lo leído, a nadie le puede chocar que el nuevo programa de Telecinco Todo el mundo es bueno, tuviera una audiencia discreta: 1.764.000 espectadores. Todo parece indicar que el título del programa presentado por Jesús Corbacho y Pilar Rubio no es, en estos momentos, el más adecuado, ni que la colección de frikis que desfilaron por el programa superara en ningún momento la buena nueva que anunción ayer Ana Mato: nada como los brebajes caseros para combatir el mal. Lo dicho, como pierda España con Portugal, aquí puede arder la Moncloa.

Nombres propios

Por: | 25 de junio de 2012

Images

Galiardo, los Alonso (Xabi y Fernando), Pirlo
, Nicholas Brody y Georges R. R. Martin son algunos de los nombres propios que surgieron con fuerza en el largo fin de semana. De Juan Luis Galiardo poco más se puede decir a lo escrito y publicado por sus numerosos exégetas. Coincidir con ellos en que fue un extraordinario actor, una extrovertida e impúdica personalidad y uno de los mejores personajes legendarios hechos a sí mismo. Pocos individuos han generado más anécdotas auténticas que éste gaditano recriado en Badajoz, adicto al psicoanálisis y al póker, divertido, lúcido y excesivo. No creo que haya un sólo pueblo, Ayuntamiento, teatro, set, estudio, dormitorio o restaurante por el que hubiera pasado a lo largo de su intensa vida sin que dejara una huella inolvidable y un reguero de damnificados o agradecidos compañeros. Un grande de la interpretación que supo envejecer con talento y sabiduría.
Los Alonso, por su parte, arrasaron en las audiencias televisivas. Xabi, autor de los dos goles que clasificó a España para las semifinales de la Eurocopa, alcanzó el minuto de oro del pasado sábado al tirar el penalty contra Francia en el tiempo del descuento: 12.600.000 televidentes (Telecinco). En honor a la verdad hay que decir que el detalle extraordinario fue el del penalty de Pirlo a Inglaterra. 9.095. 000 espectadores vieron por la televisión ese lujo lanzado al estilo Panenka que desmoralizó totalmente a la selección inglesa. Una obra de arte del balompie. Fernando Alonso, en Valencia, demostró que cuando al dominio del oficio se une la suerte, el resultado puede ser espectacular. Salir desde el puesto 11 de la parrilla y acabar el 1º en un circuito complicado y con sus principales adversarios fuera de la carrera por un accidente o problemas mecánicos, es algo totalmente infrecuente. 4.583.000 personas lo pudieron corroborar por televisión (Antena 3).
Claro que no todos los circuitos automovilísticos tienen la misma suerte. El País publica hoy que el fracaso de nueve autopistas de peaje dejan un nuevo agujero económico de 3.800 millones de euros en la ya muy agujereada economía española. El fiasco, localizado en su mayoría en las radiales que salen de Madrid, se explica de forma muy sencilla: el tráfico real fue, aproximadamente, un tercio del previsto. Dicho de otra manera: unos línces de las empresas constructoras, participadas por varias Cajas de Ahorro, y otros del ministerio de Fomento, impulsor de las obras y concesiones, se equivocaron totalmente. El Gobierno de los recortes estudia ahora fórmulas para el rescate. Desde esta humilde tribuna sólo nos cabe felicitar al entonces ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, por su visión de futuro.
Los nombres propios concluyen con los Nicholas Brody y Georges R. R. Martin, personaje protagonista de la espléndida serie Homeland el primero, y autor de los libros de la excelente serie Juego de Tronos, el segundo. Dos de las, sin duda, mejores series que se pueden contemplar en la actualidad en canales de pago (Fox y Canal +). Las dos concluyen hoy sus respectivas temporadas.



Retablo de pícaros

Por: | 22 de junio de 2012

Images

Materia reservada. Marbella: el retrato de la corrupción
(Telecinco), nos mostró una parte importante de los lodos que trajeron estos barros. 1.985.000 espectadores pudieron comprobar los peligros de los populismos, la demagogia y la malversación de los fondos públicos. Probablemente uno de los aspectos colaterales de ese programa especial que mejor se resaltaron fue el de la la facilidad que determinados personajes tienen para manipular los sentimientos populares, y muy especialmente Jesús Gil y Gil, fundador del GIL, alcalde de Marbella, presidente del Atlético de Madrid, constructor encarcelado en varias ocasiones (la primera de ellas por "homicidio involuntario" a causa de la muerte de 56 personas cuando se derrumbó en junio de 1969 un comedor de su urbanización Los Ángeles de San Rafael. Fué indultado por Franco en 1971) y figura central del reportaje citado. Su política del palo y la zanahoria, y su campechanía ante las cámaras le permitían ser votado con mayoría absoluta muncipal a la vez que esquilmaba sistemáticamente las arcas públicas.
El especial de Telecinco ofreció una serie de imágenes y vídeos de la etapa de Gil sino inéditos sí al menos muy poco conocidos, además de algunos extractos del indescriptible programa Las noches de tal y tal..., en el que el orondo personaje nos sermoneaba desde un jacuzzi rodeados de mamá-chichos, o similares.. Sus campañas electorales, sus paseos por la ciudad... todo un muestrario de la demagogia más ramplona que, sin embargo, encontraba una gran aceptación popular. Allí surgían ya nombres como los de Roca, Marisol Yagüe, Julián Muñoz, José María del Nido, Maite Zaldíbar y una larga lista de los ahora procesados en el caso Malaya que alcanza su cenit mediático con la figura de Isabel Pantoja. En realidad, el amplio reportaje del saqueo marbellí es al mismo tiempo un retablo esperpéntico de la picaresca nacional del siglo XXI.
Pero no se piense que esta colección de horteras sin escrúpulos hacían algo muy distinto de lo que hicieron altos ejecutivos con másters en universidades anglosajonas y poltronas en las plantas nobles de Bancos y Cajas de Ahorro. Quizá la mayor diferencia entre unos y otros radique en la forma en las que los trata la justicia. Mientras que los parvenu marbellíes (los nuevos ricos que diría Del Bosque) eran aclamados al principio y abucheados después por el mismo pueblo llano y sencillo para, finalmente, ser procesados y encarcelados, los consejeros delegados o directores generales de Bancos y Cajas siguen alternando con lo mejor de lo mejor, salvo casos extremos como Mario Conde.
El especial de Materia Reservada se quedó corto al analizar la última fase de la corrupción urbanística marbellí. Es verdad que es la más conocida y aireada y que, además, al quedar pocos día para que comience una de sus ramificaciones judiciales, la Operación Blanqueo, que sentará en el banquillo a uno de los tríos sentimentales más populares, Pantoja-Muñoz-Zaldíbar, tiempo habrá para recordar el pasado inmediato.

 

Tiempo de culebrones

Por: | 21 de junio de 2012

Images

El impertérrito primer ministro de las Islas Salomón -es lo malo de no entender el inglés- no está por la labor de realizar un debate sobre el estado de la Nación. Quizá tenga razón, tal y como está la nación, mejor no menealla en demasía. Bien. Llega el verano y se acaban varios culebrones. Al mismo tiempo comienzan otros. Esto es un sin vivir. El culebrón judicial acabó como el sentido común tenía previsto, es decir, como no lo tenían previsto ni el obcecado Ruiz Gallardón ni el obstinado Carlos Dívar. En esta historia, los que de verdad pierden son las agencias de viajes.
Con Revenge (Fox y Telecinco), por su parte, concluyó ayer uno de los mejores folletones de la temporada. La larga y constante sed de venganza de Amanda Clarke por el daño que Victoria y Conrad Grayson causaron a su padre fue el eje central de una trama inteligentemente estructurada en la que nunca se pierde de vista el entretenimiento del espectador. Acaba una primera temporada cuando ya se había firmado la segunda en la que, aparecer, Sharon Stone cogería la antorcha de la malvada que dejó vacante Madeleine Stowe, un cambio que sólo reprocharán los cirujanos plásticos. De lo que no hay duda es que los elegantes Hamptons imponen su elitismo a los populares decorados de Dallas (TNT), el culebrón que renace de sus cenizas.
También concluye hoy la emisión en abierto (Cuatro) de la excelente House. Ocho temporadas en las que los ácidos comentarios de un maleducado doctor se convirtieron en un fenómeno social en todo el mundo. Hugh Laurie y sus 700.000 dólares por capítulo pueden retirarse con la dignidad que le otorga un sistema que agradece los servicios prestados a quienes agradecieron sobradamente sus arcas. Una de las grandes virtudes de la industria del entretenimiento es la imprevisibilidad de sus apuestas. Imagínense a una gran productora de televisión a la que le ofrecen una serie mas de hospitales, en la que el protagonista es un deslenguado, mordaz y drogadicto doctor cojo que maltrata a su equipo, a sus amigos y al lucero del alba. La respuesta, probablemente, sería la de cerrarle las puertas. House se convirtió en una serie que cada temporada fue vista por una media de 80 millones de espectadores en más de 60 países. Totalmente imprevisible.
También concluyó ayer una serie entretenida, Person of Interest (Vigilados, en La Sexta), ideada por J.J.Abrams y Jonathan Nolan, dos de los poderes emergentes de la televisión estadounidense, sobre todo después del fenómeno Perdidos. Habrá una segunda temporada, lo que un tinglado tan pragmático y mercantilista como es la televisión supone ya un pequeño triunfo. Incluso lumbreras como Abrams tuvieron que tirar la toalla en series como Alcatraz.
Y una guinda final: aunque no se lo crean también acabó Gran Hermano 12 + 1 y su secuelas, la Revuelta y el Debate de la Revuelta. 1.861.000 espectadores es una discreta audiencia (unos 900.000 espectadores menos que Comando actualidad: me siento estafado, en la 1, con un título que representa como ningún otro el sentimiento ciudadano). En todo caso, ya se anunció la próxima edición (Gran Hermano 14, o 12 +2), que una vez mas, y en palabras de Mercedes Milá, volverá a ser lo mejor del mundo mundial.


Mas que un ocho

Por: | 20 de junio de 2012

Images

Hay una tendencia política que se inicia en el insigne expresidente Aznar y, tras pasar por Federico Trillo, llega hasta nuestros días en la figura del no menos insigne Cristóbal Montoro: la chulería. Nuestro expresidente tuvo a bien manifestar públicamente hace unos años que "a mí no me gusta que me digan 'no puede usted ir a más de tanta velocidad, no puede usted comer hamburguesas de tanto, no puede usted comer esto, debe usted comer esto, debe usted evitar esto, no debe usted beber esto y además a usted le prohíbo beber vino'... no, no, mire usted, esa no es la solución...". Lamentablemente no nos explicó cuál era la solución. De Federico Trillo sólo hace falta asociar su nombre con "Yak 42" en cualquier buscador de la red y se comprenderá su sensibilidad social y empatía con los familiares de las víctimas. Cristóbal Montoro, por su parte, dejó varias pruebas de su arrogancia en la sesión de control al Gobierno de hoy, miércoles, además de explicar que su frase a una diputada de Coalición Canaria: "que se hunda España que ya la salvaremos nosotros", no dejó de ser un chascarrillo de pasillo. Hay pasillos que matan.
Mientras tanto, el Consejo General del Poder Judicial vive con intensidad la víspera de la reunión de mañana en la que el profesionalmente agónico Carlos Dívar prometió dar una respuesta contundente ante la críticas de la mayoría de los jueces y vocales del Consejo por su afición a viajar. Lo cierto es que el CGPJ es un manantial de noticias y "chascarrillos de pasillo", que diría Montoro. Ahora sabemos, por ejemplo, que la independencia del Consejo se interpreta de varias maneras. Ruiz Gallardón consideró hace unos días que de la crisis saldrá reforzada la institución, auqnue tampoco explicó cómo. La vocal a propuesta del PNV Margarita Uría, dejó constancia en el acta de la reunión del pasado sábado que el Ejecutivo había intentado presionarla a través de dirigentes nacionalistas vascos para que votara a favor del aún presidente Dívar. Y el vicepresidente, Fernando de Rosa en un calentón dialéctico avanzó ayer en Valencia que cuando asuma la presidencia de este órgano trabajará para "recuperar la credibilidad de los ciudadanos" a través de la "máxima transparencia", lo que es de agradecer por más que anunciara tan excelentes objetivos antes de que dimitiera quien hasta ahora ocupa la poltrona.
Ya en terrenos mucho más trascendentes, el fútbol sin ir más lejos, el previo del Alemania-Grecia del próximo viernes se va calentando. Angela Merkel anunció que asistiriá a Gdansk (Polonia) para presenciar el partido de cuartos de final. El morbo está servido.

 

Trascender el agobio

Por: | 19 de junio de 2012

Images

Estaba cantado: el España-Croacia lo vieron 14.265.000 telespectadores. Hubo, incluso, "el minuto más visto de la jornada", a las 22.37 horas, en el que la audiencia llegó a 18.136.000 espectadores. Y, sin embargo, el partido fue bastante malo, aburrido. Ahora bien, ¿por qué la selección española de fútbol tiene que ser obligatoriamente muy distinta de la situación económica y política de España? ¿Por qué Don Pantuflo, nuestro seleccionador, tiene que ser mucho mejor que Rajoy? Lo que distingue a una de la otra es que los futbolistas españoles juegan, en ocasiones, muy bien. Por su parte, Del Bosque se equivoca mucho menos que el presidente del Gobierno.
Que el fútbol, hoy por hoy, es lo único que consigue trascender el constante agobio social es incuestionable. Contemplar la alegría de los griegos por las calles de Atenas al conseguir su selección pasar a cuartos de final de la Eurocopa, o la de los vallisoletanos al ascender a primera división, permite olvidarse por unas horas de la codicia de los especuladores o de las torpezas de los gobernantes. Ni que decir tiene que el próximo viernes todos los sin camisa del mundo estaremos con Grecia en su enfrentamiento con Alemania. Es la posible, y muy difícil, revancha de los menesterosos frente a la prepotencia calvinista. Naturalmente, tras los 90 minutos de partido, todo volverá a su cauce: Grecia a seguir pagando lo que no pagó en su día, Rajoy a seguir sin comprender lo que hemos hecho para merecer esto y Ángela Merkel a seguir pregonando los beneficios que conlleva la austeridad para las arcas alemanas.
Al margen del fútbol, habrá que estar al tanto del resultado final, hoy, de un reality absolutamente disparatado: Perdidos en la tribu, en el que tres familias españolas (los Berhanyer, los Merino y los Navarro) convivieron durante varias semanas con distintas tribus (los Tamberma, de Togo; los Shiwiar, indígenas americanos del Alto Amazonas, y los Surí, de Etiopía). Serán los respectivos consejos tribales los que decidan qué familia ha ganado los 150.000 euros al haberse sabido integrarse mejor en las diferentes culturas y hábitos sociales. Después, como en el fútbol, todo volverá a la cotidiana normalidad, es decir, al paro, unos, a las labores domésticas, otras, y a asimilar tanta experiencia inolvidable todos. Los Tamberma, los Shiwiar y los Suri, por su parte, seguirán con sus difícil subsistencia y con una gran cantidad de divertidos recuerdos por las torpezas de los españoles.
Una sugerencia para las cadenas generalistas tan amantes del reality como género televisivo: encierren en una elegante planta noble de cualquier Banco o Caja de Ahorros a diez o quince ejecutivos/as de altos vuelos financieros durante unos días, o unas semanas. Su reto consiste en ir arruinando sistemáticamente a sus respectivas entidades con el encadenamiento de decisiones erróneas. Si al cabo del tiempo preestablecido consiguen, por ejemplo, que la acción de su entidad (Bankia si ir más lejos) valga menos de 1 euro en la Bolsa, o si necesitan pedir con urgencia varios miles de millones de euros al FROB, habrán conseguido sus objetivos. El ganador, aquel que consiga un mayor desastre en el tiempo acordado, se llevará 7,6 millones de euros (casi 1.300 millones de las antiguas pesetas), que es la cantidad que la quebrada Bancaja pagará a Aurelio Izquierdo, actual director financiero de la entidad, por los servicios prestados.

Historias de viajes

Por: | 18 de junio de 2012

Images

Escribir de economía en España es llorar. Hablemos de viajes: hay, como poco, dos tipos de viajes, los interiores y los exteriores. En el episodio de ayer de la estupenda serie Mad Men (Canal +), una de las secuencias más divertidas (con su punto dramático) fue cuando un selecto grupo de clase alta se toma una dosis de LSD. Eran los 60 del pasado siglo y comenzaban un intenso viaje interior gracias a las investigaciones de Albert Hofmann. Casualmente hoy se emite Easy Rider (24.00 horas, La Sexta 3), el filme de Dennis Hopper que se inició como una película de culto para convertirse ya en un clásico del cine. La droga psicodélica en su apogeo. Dos ejemplos de viajes tratados con estilos diferentes. En el caso de la serie de HBO, todo es sobria funcionalidad, sin grandes aspavientos formales por mas que la sesión concluya con una decisión importante para el matrimonio de Roger Sterling. En la película de Hopper, el barroquismo y el exceso es el dueño de la casa.
Naturalmente, hay ejemplos en los que una misma persona consigue aunar el viaje interior y el exterior. Carlos Dívar es uno de ellos. De sus viajes a las distintas costas españolas poco más se puede decir a los publicado profusamente en las últimas semanas. Su viaje íntimo debe de ser mucho más doloroso, es un periplo desde la estulticia a la perplejidad. Nadie está libre de cometer alguna estupidez en la vida, o muchas, lo que ya es más indigno es que la máxima autoridad de la Justicia se empecine en mantener lo indemostrable e indemostrado. Que, además, prolongue en unos días su lamentable agonía para salir en una foto con el Rey, foto que para más inri tampoco se produjo por un inesperado viaje del monarca a Arabia Saudí, nos permite deducir que la clarividencia es una excepción en su vida.
En fin, el viaje más preclaro de cuantos se van a producir hoy es el de Telecinco hacia su nuevo récord de audiencia. El España-Croacia que se juega esta noche a buen seguro romperá las ya de por sí extraordinarias cifras de telespectadores del anterior partido de fútbol de la Eurocopa. Piénsese que un partido intrascendente para los intereses nacionales como el Portugal-Holanda superó los cinco millones de espectadores televisivos.
Y cerremos el capítulo viajero con el largo viaje que desde la vanidad ha iniciado el exministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos. Ahora sabemos que en abril de 2010, el ministerio -entonces con el socialista José Blanco al frente- contrató con el excelente pintor Antonio López un retrato del prócer asturiano por un importe total de 190.000 euros. Es lo que tiene dejar que el retratado elija retratista. El ego de Cascos debió de imponer al mejor. Afortunadamente para las arcas públicas, el cuadro no se pagará hasta que no lo entregue el pintor, y conociendo el ritmo del artista es probable que la obra se pague una vez superada la crisis.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal