TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

La sastrería nacional

Por: | 31 de enero de 2013

índice

Los geniales Azcona y Berlanga se solían reunir diariamente en el Pub Inglés de El Corte Inglés de Raimundo Fernández Villaverde (2ª Planta. Caballeros) cuando decidían pergeñar un nuevo guión. Hablaban de lo divino y lo humano y contemplaban encantados las escenas que la vida cotidiana les ofrecía a través de los cristales. Fruto de esas reuniones matinales ha sido una de las trilogías más lúcidas, divertidas y memorables del cine español, la que comenzó con La escopeta nacional (1977), Patrimonio nacional (1980) y Nacional III (1982). 35 años después de realizada la primera de ellas se ha convertido, probablemente, en el documento imprescindible para comprender la España de nuestros días: aristócratas venidos a menos con ínfulas de grandeza, ministros y exministros traficando descaradamente con sus influencias y comisiones, pícaros de la vida, empresarios dispuestos a pagar los correspondientes sobornos, sacerdotes ultramontanos, banqueros sin escrúpulos, generales latinoamericanos exiliados y algún representante del pueblo llano y sencillo predispuesto a hacer caja desde sus pequeñas posibilidades (ese fantástico Luis Ciges y su salón de limpiabotas-topless). Lo dicho, un documento imprescindible.
Pero lo que ni Berlanga ni Azcona llegaron a imaginar pese a su privilegiada posición en la planta de Caballeros, fue la querencia de nuestros prohombres de la derecha por vestirse sin pagar, una predilección por la sastrería y los complementos que empieza a bordear lo psicopatológico. El más conocido, o cuando menos el primero, fue Francisco Camps y sus pantalones con pinzas italianas. Ahora sabemos por los primeros papeles publicados en El País de los muchos que debe tener Luis Bárcenas, que: "También aparecen anotadas salidas de caja para vestuario. Así, en junio de 2006 aparece una partida de 667 euros para “corbatas presidente”. En diciembre de ese mismo año aparece otra de 9.100 euros bajo el concepto “Trajes Mariano”. En abril de 2008, salen de caja otros 11.020 euros para “Trajes M. R.”. Otra partida de vestuario de 5.720 euros en julio de 2006 para “trajes y camisas” no identifica al destinatario". Ahora entendemos en toda su plenitud la frase que Trajes Mariano dedicó a Pinzas Camps: "Siempre estaré detrás de ti, o delante, o a tu lado", "en la sastrería", debió de añadir.
En fin, aquí cabe incluir el tópico de que la realidad supera a la ficción que, como todos los tópicos, es cierto. Eso explica, sin duda, el auge televisivo de los debates políticos y de los programas informativos en los que la corrupción, la torpeza y la política conforman una nueva trinidad de las audiencias. Eso explica, también, la incapacidad de los informativos de TVE por poner puertas al mar, cuyo tercer lugar en los informativos del horario estelar (después de Telecinco y Antena 3) dejan en su sitio la gestión de Somoano.
Lo cierto es que hoy estaba predispuesto a hablar de esas series menores que cumplen muy dignamente con su anhelo de entretener (Person of Interest, Life, Bones, Castle, etcétera, en el territorio de lo policíaco o detectivesco), o hacer una referencia a los 1.352.000 espectadores que consiguió la cadena de pago Canal + en la retransmisión del Madrid-Barça, una cifra espectacular, pero la maldita realidad se ha impuesto una vez mas. ¿Cómo podrían superar las andanzas de John Reese o el señor Finch a las de Luis Bárcena?, ¿cómo conseguir que el desparpajo cementero de María Dolores de Cospedal no resulte mucho más atractivo que las tribulaciones de Charlie Crews? Y por si fuera poco, ni Messi ni Ronaldo marcaron.
 

Manda huevos

Por: | 30 de enero de 2013

Images

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, han hecho un balance favorable de la reforma laboral, pese a los seis millones de parados. “La reforma laboral está funcionando muy bien”, ha afirmado el presidente del Gobierno en la comparecencia de hoy en Las Cortes. Más allá ha ido la titular de Empleo, que ha dicho que en el Ejecutivo están "muy moderadamente satisfechos" de la nueva ley". A lo que ha remachado: "La reforma laboral ha servido para que no se destruya más empleo". Y aquí caben dos reflexiones. Una, en claro homenaje a Federico Yak 42 Trillo: "Manda huevos". Y dos, aprovechando el éxito de ese empalagoso programa Hay una cosa que te quiero decir, Mariano: chistes, los menos.
Hay que ser muy hipócrita para afirmar lo que han afirmado estos tres mariachis del desastre. La reforma laboral están funcionando muy bien ¿para quien? Para los laborantes seguro que no: ahí están las cifras. Lo mas irritante de todo esto es que los que sacan pecho con alguno de los datos macroeconómicos recientes, silencian el que están dejando el país como unos zorros, con un empobrecimiento general evidente, con un aumento de la población sin servicios sociales, ni ayudas, con una educación y una sanidad cada vez más elitistas, una emigración de los peores años de la autarquía y un paro juvenil que escandaliza incluso a los más rancios conservadores europeos. Un dato de hoy, miércoles: el Instituto Nacional de Estadística empeora la caída de la economía española. El Producto Interior Bruto retrocede un 1,4% en todo el año. ¡Tomaros unas copas, maestros!
"La banca española devuelve al BCE 44.000 millones de una sola vez", titula El País en su primera página. Bien. Lamentablemente no se informa de cuánto ha devuelto esa misma banca a las arcas públicas españolas. Otra vez será. Sin embargo hay un párrafo final muy ilustrativo: "El crédito a las empresas cayó el año pasado 70.000 millones (con los últimos datos disponibles, hasta noviembre), y el crédito a las familias, en 20.000 millones. Esa es una de las lecciones de esta crisis: hay una realidad para los banqueros, y otra para el resto de los mortales". No se diga mas.
Claro que la hipocresía no es exclusiva del Gobierno o de la banca. En RTVE también abunda. Ante la preocupación del Consejo de Europa por las injerencias políticas en RTVE y su recomendación de que "los puestos directivos no deben estar destinados a personas con una clara afiliación política", los estupendos y alegres dirigentes del ente tienen a bien responder que "ningún cargo de la actual Dirección de la Corporación RTVE, ni su presidente, tienen ninguna ‘filiación política partidista’ de ninguna clase". Y aquí cabría nuevamente la sentencia de Trillo, que no repetiremos para no encumbrar mas al embajador de España en Londres. Olvidan que a finales del pasado mes de abril, el Gobierno cambió las reglas del juego para poder nombrar sin consenso al director general de RTVE. En resumen: el Consejo de Europa y todos nosotros somos idiotas.
Pero no todo son malas noticias. El juez Castro ha impuesto una fianza conjunta al duque de Palma y a su exsocio Diego Torres de 8,1 millones de euros. Tendrán que abonarla en un plazo de cinco días. Ya sólo queda saber quienes se los prestarán pues sabido es que ni Urdangarin ni Torres son culpables de nada. Una propuesta: que la paguen a escote entre la familia real, la Generalitat valenciana y la de las Islas Baleares que tanto bien han hecho por incrementar el patrimonio personal de los dos encausados.

Viaje con nosotros

Por: | 29 de enero de 2013

132183_ZAPLANA-TELEFONICA-CAMPS-29-04-08

Lo cantaba la Orquesta Mondragón: "Viaje con nosotros/ si quiere gozar/ viaje con nosotros a mil y un lugar/ y disfrute de todo al pasar/ y disfrute /de las hermosas historias / que les vamos a contar". Pues no se diga mas. Y si a ello añadimos las doctas enseñanzas del presidente Rajoy en su visita a Chile, "hay que tener sentido del humor para mantenerse en este negocio", sólo nos queda proponer diferentes rutas por esta España de nuestros amores.
Y la primera de ellas es una idea del colectivo periodístico valenciano Xarxa Urbana, que ha desarrollado -al parecer con notable éxito- una ruta por el despilfarro de tan entrañable y naranjera comunidad, un despilfarro que, no nos olvidemos, alcanza la impresionante cifra de 30.000 millones de euros conseguida, eso sí, con los denodados esfuerzos de presidentes como Zaplana y Camps y la labor sorda pero eficiente de numerosos consellers, consejos de administración de cajas de ahorro y varios entes públicos y privados, desde Terra Mítica a La Ciudad de la Luz. La ruta se inicia en las Cortes Valencianas, dominadas por el PP y con diez diputados imputados en diversas causas ("no me temblará la mano ante conductas impropias", manifestaba el humorista Rajoy hace poco), se hace un recordatorio especial de la visita del papa Benedicto XVI a Valencia (casi 15 millones de coste de la televisión valenciana por el día y medio que estuvo su santidad en la ciudad. El altar desde que se dirigió a los fieles costó 600.000 euros).
Los viajeros se acercarán después al mundo deportivos: Copa de América, una regata que se mantuvo únicamente durante una edición y que costó, según los organizadores del tour, 2.100 millones de euros. A eso hay que añadir la Fórmula 1 (más de 40 millones de euros al año) y los 118 millones de euros que la Generalitat acaba de asumir como avalista de los créditos de los equipos de fútbol del Valencia, el Alicante y el Elche, una nueva jugada del lince Francisco Camps. La Ciudada de las Ciencias y las Artes, el inacabado nuevo Mestalla... y todo, sin salir del casco urbano. Con un pequeño suplemento se podría visitar el aeropuerto peatonal de Castellón (tampoco le iba a temblar la mano con el multiimputado Carlos Fabra), al parque temático de Zaplana o a su Ciudad de la Luz. Por un módico precio, los viajeros podrían llevarse un poster de Julio Iglesias firmado por el cantante, al fin y al cabo cobró algo más de seis millones de euros por hacer propaganda de esa tierra que tanto quiere.
"Viaje con nosotros/ y podrá encontrar/ atractivos monstruos/ que le sonreiran,/  y disfrute,/ del gusto que da,/ y disfrute,/ de la amistad de sirenas/ y de serpientes de mar". Sirenas, las de Lloret de Mar, con una buena parte de los líderes muncipales encausados en blanqueo de capitales de mafias rusas. Es otra posibilidad de excursión. De Lloret al Palau, con ese crack de las finanzas, Félix Millet i Tussell, capaz de ganar unos 40.000 euros con la boda de su hija Clara, al obligarle a pagar a su consuegro la mitad de los costes del enlace (unos 81.000 euros) sin advertirle que en realidad los había pagado en su totalidad el Palau.
Y de Cataluña a Andalucía, un tour con dos opciones: Sevilla y sus ERE, excursión no recomendable para los muy mayores de edad pues se visitarían varios locales nocturnos en los que la cocaína es la reina de la noche. No olvidemos que el chófer (el mecánico, diría el fallecido Jesús Aguirre, duque de Alba) de Javier Guerrero, director general de Trabajo de la Junta de Andalucía, afirmó que se gastaban unos 25.000 euros al mes en el alcaloide tropano cristalino (gracias Wikipedia). La otra propuesta, más tranquila, sería un paseo por la marbella de Gil y Gil, Roca, Julián Muñoz, Pantoja y Carlos Dívar, aquel expresidente del CJPJ y del Tribunal Supremo que con tanta frecuencia visitaba a costa del Consejo esa nueva Atenas de la Jurisprudencia. No están todas las excursiones que son pero sí son todas las que están.

El mas influyente de España

Por: | 27 de enero de 2013

156346_10151418622714919_341554004_n

La Sexta noche
, un nuevo programa que aspira a ser la competencia de El Gran Debate (Telecinco). Estrella invitada: Pedro J. Ramírez, presentado como "el periodista más influyente de España" sin especificar demasiado cuál es el campo de influencia. Primer toque de servilismo del presentador. Y antes de continuar con algunas consideraciones, dejemos claro que éste blog se publica en elpais.es y que quien lo firma ha trabajado en dicho diario desde poco antes de su primer número hasta su jubilación, manteniendo en la actualidad una colaboración diaria. Es decir, me identifico con El País, creo que es un periódico serio y lamento, reconociéndolos, sus errores.
Paro si la presentación del personaje fue excesivamente elogiosa, la entrevista permitió, probablemente a su pesar, conocer algunas de las características del personaje y su concepto del periodismo. Digamos en primer lugar, que Pedro J. Ramírez cada vez se parece mas en gestos y entonación a Luis María Anson. Digamos, también, que preguntado en cuatro o cinco ocasiones sobre si su diario publicaría algún nombre propio de la cúpula directiva del PP que aceptó sobresueldos en dinero negro, no contestó en ninguna ocasión, sugiriendo con firmeza, eso sí, que Luis Bárcena debería estar en la cárcel. Que nadie dude de su integridad ni de su amor por la justicia.
Explicó en un par de ocasiones, ante la silente torpeza del presentador, que Aznar había accedido a la jefatura del Gobierno gracias a una comisión de investigación interna sobre el caso Naseiro. Se puede manipular mas la historia reciente pero no mejor: el caso Naseiro se archivó por un defecto de forma del juez Manglano, enterrando de paso conversaciones grabadas a prohombres peperos como Zaplana en las que declaraba su necesidad de hacerse rico, y pronto (http://www.cadenaser.com/espana/articulo/zaplana-caso-naseiro/csrcsrpor/20051124csrcsrnac_6/Tes). Por cierto, el éxito de la limpieza del PP tras conocerse el escándalo del tesorero Naseiro conllevó, entre otras cosas, nombrar a Zaplana ministro, digno acompañante de otro pepero limpio de polvo y paja: Jaume Matas.
El periodista más influyente de España tuvo a bien explicar qué deberían hacer los partidos políticos para regenerar y recuperar su deteriorada imagen: congresos abiertos, exigir responsabilidades "caiga quien caiga", que los políticos deberían trabajar antes en otras profesiones..., es decir, exactamente el mismo discurso que pregona por todas partes Esperanza Aguirre, su benefactora en el asunto de concesiones de licencias de emisoras de televisión: "El Gobierno de Esperanza Aguirre ha repartido las emisoras de televisión local de Madrid entre grupos de comunicación y empresarios afines al PP. De 30 licencias, la Iglesia católica ha obtenido cinco, y cuatro el periodista de la Cope Federico Jiménez-Losantos, las mismas que Antena 3. Blas Herrero (Kiss FM) ha recibido dos. El Mundo e Intereconomía explotarán una cada uno. El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, obtuvo 10, y José Frade, tres", informaba El País en agosto de 2005. En noviembre de 2008 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló las adjudicaciones de la lideresa madrileña por no motivar la adjudicación de las licencias.
El delirio llegó al final, cuando el periodista más influyente de España volvió a repetir lo que se llamó la teoría de la conspiración del 11-M, es decir, que no está probado que los autores del mayor atentado de la historia de España -ocurrido hace casi nueve años- fueran un grupo de islamistas radicales, pese a las pruebas aportadas en un largo proceso judicial que finalizó con una sentencia indiscutible. Como también es indiscutible que en marzo del pasado año dos testigos protegidos del 11-M denunciaron a El Mundo por presionarles a que cambiaran su declaración. Les ofrecieron una mejora en el trabajo y ayuda con la hipoteca del piso. Un lujo.
La guinda del pastel fue una especie de pellizco de monja a El País y del que se sentía especial e infantilmente autosatisfecho éste titán del periodismo: en la edición del domingo, en su primera página, se incluye una entrevista con el cirujano mexicano que operó al falso Chávez hace años, entrevista cuyo único interés es la de justificar la fotografía que publicó durante unas horas El País en, como la misma dirección del diario reconoce, uno de los mayores errores de la historia del diario.

Un sin vivir

Por: | 25 de enero de 2013

Arias-Canete-reforma-laboral-dando-frutos

No se sabe si es un problema de deficiencia mental, de regusto por la provocación o que de tanto tomar yogures caducados se la ha evaporado parte de la materia gris del cerebro, el caso es que Arias Cañete (el ministro de Medio Ambiente que no apareció por ninguno de los terribles escenarios de incendios forestales o inundaciones que ha vivido este país) tuvo a bien declarar en la cadena SER que "la reforma laboral está dando sus frutos". Lo dijo cuando ya se sabía que las cifras del paro alcanzaban, prácticamente, los seis millones. Y lo que aún es más irritante, explicó que el Gobierno había avisado de ello porque "este es un Gobierno que no miente". Y es que no dan respiro. Todavía con el sofoco de escuchar a Montoro en el Congreso, ahora llega Cañete. Esto es un sin vivir.
Por su parte la ministra de Empleo (?), Fátima Báñez, sigue desaparecida, o casi. La página web de Telecinco, que recoge el portal vertele.com, cuenta una rocambolesca historia de tan alta dignataria con una reportera de El programa de Ana Rosa, un espacio mañanero que se caracteriza por un cierto tono moderado y educado, lejos de cualquier tipo de agresividad. Pues bien, cuando Fátima Báñez finalizó un acto convocado por Repsol decidió salir por la puerta de atrás del edificio. La prensa acreditada trató de seguir los pasos de la ministra para, entre otras cosas, preguntarle acerca de las nuevas cifras del paro.
Fue entonces cuando Marta Nebot, la reportera de El programa de Ana Rosa, fue encerrada para que no grabara ni hiciera preguntas a la ministra. La reportera protestó y preguntó por qué a ella no se la dejaba salir si también estaba acreditada, pero el departamento de comunicación del Partido Popular aludió a que los medios que habían salido eran oficiales, del propio partido. Tanto la reportera como el cámara tuvieron que mantenerse, a la fuerza, dentro del edificio hasta que la ministra abandonó las instalaciones. Una porque no habla, otros porque hablan demasiado, no es de extrañar que ante tanta incompetencia Mariano Rajoy agradeciera en Lima las atenciones del Gobierno cubano.
En todo caso, el programa que arrasó ayer en las televisiones fue un partido excelente. El Barça demostró una vez mas estar y jugar muy por encima de las posibilidaes del resto, incluido el Madrid. Los 6.193.000 espectadores que contemplaron el encuentro con el Málaga demuestran que el fútbol sigue siendo el rey de la casa y que Messi, Iniesta, Xavi y Busquets marcan la diferencia (da igual que esté Guardiola, Tito o quien sea en el banquillo). El Madrid, por su parte, cada vez se parece más al Gobierno de Rajoy: le crecen los enanos, la confusión se apodera del vestuario, cada semana se produce un nuevo sobresalto, su presidente tiene que dar la cara para apagar los fuegos y Mourinho, al parecer, es la reencarnación del caballo de Atila. Las tertulias deportivas radiofónicas y televisivas tienen carnaza para rato.

De la ruindad

Por: | 24 de enero de 2013

Images

Ruin es una persona mezquina y avarienta, según la RAE. Bien. ¿Cómo habría de calificarse a un prohombre de la patria que cobra dos sustancioso sueldos de la Administración, como ministro y como diputado, que tiene tres pìsos en propiedad en Madrid pero como la provincia por la que es representante en el Congreso es Sevilla, cobra, también, un complemento de algo mas de 1.800 euros mensuales en calidad de gastos de desplazamientos y alojamiento en la capital? Pues que es un ruin. Pues no. El ruin es el diputado que le preguntó si había cobrado en negro en alguna ocasión.
Cristóbal Montoro
, el artífice de la amnistía fiscal más impresentable de cuantas se hayan ideado, enarboló una maltrecha dignidad personal para arremeter al contrario sin explicar absolutamente nada de lo preguntado (aún no sabemos si cobró en negro alguna vez) y contestar con una de las estupideces al uso, la de que su declaración de la renta es pública y se encuentra la web del Congreso. El señor Montoro sabe perfectamente lo que es dinero "B", negro: es dinero opaco, es decir, que no sale a la luz. Y si no sale a la luz, ¿qué nos importa su declaración de la renta pública? Es la desfachatez de quien, incluso, se siente satisfecho con que una parte de los defradudadores fiscales se hayan acogido a una amnistía fiscal que, por supuesto, tuvo también sus dosis de falsedad y engaño a la ciudadanía. Cuando se ideó, se dijo que los que a ella se acogieran tendrían que pagar un 10% de lo repatriado. Ahora sabemos que era un 3%. Pelillos a la mar.
Unas anotaciones breves sobre dos señoritos de la España eterna que se piensan son modernos y cosmopolitas: uno, Iñaki Urdangarin, al que su exsocio Diego Torres, le está aplicando el conocido método de tortura de la gota malaya. Poco a poco, con constancia, va soltando correos electrónicos demoledores para la imagen de buena parte de la familia real y adláteres. En uno de los últimos (que hoy mostró el programa Espejo Público de Antena 3), tenía a bien despedirse del destinatario con un chiste de colegial: "Agur. El duque de en Palma-do". El otro joven que destacó por una de sus frases fue el señorito Oriol Pujol: "Pongo la mano en el fuego por mis hermanos aunque me queme". Si cabe la posibilidad de que se queme, es un masoquista con vocación de mártir y sus hermanos unos presuntos delincuentes. Nada moderno y, desde luego, nada cosmopolita. A eso hay que añadir el punto mesiánico de la familia que considera que las noticias sobre presuntos delitos de corrupción son un ataque al proceso soberanista de Cataluña.
Ayer Cuatro, por su parte, estrenó un nuevo programa que en realidad no es nada nuevo, Expedición imposible (8% de audiencia y 1.405.000 espectadores) con una aceptación discreta. Y no es nuevo porque se puede cambiar Pekin por Marraquech pero el concurso es el mismo. En esta ocasión son nueve las parejas que tratarán de superar unas difíciles etapas por el desierto de Marraquech. ¿Lo mejor?: el síndrome esilista Mortadelo y Filemón de Raquel Sánchez Silva, siempre dispuesta a mimetizarse con el entorno, y una pareja de "tróspidos" (así se denominaban a los participantes del reality ¿Quién quiere casarse con mi hijo?) completamente inútiles y, por tanto, entrañables. Pero como la cadena madre, Telecinco, no concibe un concurso si no hay algunas broncas y agresiones verbales, ha cubierto la correspondiente cuota con la presencia de las hermanas Abradelo y la pareja formada por Leticia Sabater y Raquel Mosquera. Como diría el de la mano en el fuego aunque se queme: tot controlat.

Del estupor a la memez

Por: | 23 de enero de 2013

1358885786_425065_1358885984_noticia_normal

Hay noticias ante las que solo cabe el estupor: "El Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, aprueba las escuchas telefónicas para investigar a los cargos públicos corruptos y ha dado instrucciones a todos los fiscales de España sobre la intervención de las comunicaciones cuyo secreto está protegido por la Constitución. Para el fiscal, esta práctica estaría avalada ante delitos graves que socavan la confianza de los ciudadanos en las estructuras del Estado y provocan un importante deterioro social”. Baltasar Garzón fue condenado por el Tribunal Supremo en la causa abierta sobre la trama Gürtel por un delito que ahora justifica y estimula el Fiscal General del Estado.
Con noticias así se comprende que el programa de televisión más visto en la noche de ayer, martes, fuera el filme Colombiana (16.1% de audiencia y 2.995.000 espectadores), una producción franco-estadounidense dirigida por Olivier Megaton y protagonizada por Zoe Saldana con una trama sencilla: una niña de nueve años contempla el asesinato de sus padres a manos de un clan de narcotraficantes. Desde ese momento su único afán es el de convertirse en una asesina profesional, lo que logra con la ayuda de su tío. 15 años después lleva ya sobre sus espaldas 22 asesinatos que se doblarán poco después hasta no dejar ni rastro de la banda mafiosa. Una desmesurada historia de venganza narrada con el estilo característico de los videojuegos. Es la Lara Croft del Caribe. Malos tiempos para la sutileza.
Como tampoco anda sobrado de finura el duque de Palma, del que ahora se sabe que cuando ya estaba retirado de la Instituto Nóos por exigencia de su suegro el Rey, siguió cobrando medio millón de euros al año en 2007 y 2008 aunque, eso sí, facturaba sus trabajos de asesoría a nombre de la empresa Aizoon, de la que era copropietaria la infanta Cristina. Algunos de los correos electrónico facilitados por su exsocio Diego Torres demostraban que el Rey y su hija estaban al tanto de las tropelías del mentecato de Urdangarin (no se cobra un millón de euros en dos años sin que no se entera ni la esposa ni el suegro, orgulloso, seguro, de su yerno hasta que se destapó el pastel). Quizá por detalles como estos se explique mejor la caída de la popularidad de la monarquía entre el pueblo llano y sencillo. Sólo desde la convicción de que son intocables se puede actuar de una manera tan torpe, como sólo desde la memez se puede creer que reducir el número de coches oficiales de tan digna casa de 72 a 45 vehículos es un signo de austeridad.
Pero para que no todo sean malas noticias, señalemos que la Generalitat valenciana, por obra y gracia de una lúcida decisión de su expresident, el inolvidable Francisco Camps, al avalar 118 millones de euros de créditos solicitados por los clubes de fútbol del Valencia, el Hércules y el Elche que, ahora, han dicho que no pagarán, tendrán que pagarlos quienes ahora ocupan tan elevado puesto político-administrativo con los fondos, naturalmente, de todos los valencianos. Nunca los colores del fútbol han estado tan enraizados con la tierra que les vio nacer y desarrollarse. Ante decisiones como estas caben dos opciones: exigir a Francisco Camps que pague de su patrimonio los créditos que avaló sin consultarlo a quienes le proveen de fondos, o llamar a Zoe Saldana para que ponga algo de orden.

Caerse de un guindo

Por: | 22 de enero de 2013

1358808048_009102_1358843593_noticia_normal

Que no todos los políticos son corruptos, es evidente (ahí están esos esforzados alcaldes y concejales de pequeños pueblos que se resisten a las decisiones de María Dolores de Cospedal, inexplicadas o demagógicas sobre los recortes en sanidad. Es decir, anteponen los intereses de sus vecinos a los de su partido) y que los dirigentes de los partidos se aferran a sus respectivas poltronas, también es evidente. Tres de los programas emitidos ayer en diversas cadenas generalistas pueden ser, también, aplicados a nuestros dirigentes: Tu cara me suena, Mentes criminales y La que se avecina.
Tu cara me suena (Antena 3. 22.5% de audiencia y 3.460.000 espectadores) es lo que debió de pensar algún preboste del ministerio de Justicia para decidir pedir, y conseguir, el indulto de Ramón Jorge Ríos Salgado, un conductor kamikaze que mató a José Alfredo Dolz e hirió de gravedad a su novia. Condenado a 13 años de prisión, fue indultado tras cumplir 10 meses de la condena. Ayer se manifestaron más de 1.000 personas en Alzira, la localidad del fallecido, para protestar contra la injusta resolución. Contaron con el apoyo de varios alcaldes del PP y diputados del PSOE e IU. De Ruiz Gallardón, responsable directo del indulto, o de su presentación al consejo de ministros, cabe decir lo que, al parecer, decía su padre, el insigne abogado y legendario membrillo (en el argot del juego, un tradicional perdedor de las grandes partidas de póker. Se decía de él que cuando los profesionales del juego se enteraban de que asistiría a una partida, llegaban en pijama para no perder la plaza): "Si creeis que soy de derechas, esperar a conocer a mi hijo".
Mentes criminales (Cuatro. 4.6% de audiencia y 1.019.000 espectadores) es una veterana serie norteamericana de buenos y malos. Si aplicamos la segunda acepción que de "crimen" ofrece el diccionario de la RAE, "Acción indebida o reprensible" nos encontramos de frente con la gran mayoría de las acciones del Gobierno de España, en general, y el de Castilla-La Mancha, en particular. La desfachatez de nuestros dirigentes alcanza su cima con las burdas explicaciones que han querido dar a sus recortes en Sanidad. Escuchar a la presidenta Cospedal afirmar que el cierre nocturno de los centros de atención sanitaria en 21 pueblos de su comunidad es una medida que mejorará la atención sanitaria es una burla difícilmente comprensible. Escuchar al consejero de Sanidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, asegurar que la privatización ahorrará dinero a las arcas públicas, al mismo tiempo que oculta los datos que justificaría dicha afirmación, y pocos días antes de que se publicara un informe, "uno de los pocos trabajos independientes -quizás el único- que compara los centros de gestión pública clásica con los de concesión administrativa (el modelo Alzira, con 14 años de vida en la Comunidad Valenciana, que se extenderá en breve en Madrid y Castilla-La Mancha, apunta en otra dirección a la que indican sus partidarios. Ambas fórmulas prácticamente son equivalentes en gasto hospitalario por habitante", como publica hoy El País, es perfectamente represensible.
La gran tiunfadora de la jornada televisiva de ayer, lunes, fue la disparatada serie La que se avecina (Telecinco. 20.9% de audiencia y 4.010.000 espectadores), un tinglado que se mueve entre el esperpento y la dramaturgia de Manolita Chen que, sin duda, engancha a la ciudadanía. Naturalmente, el título es absolutamente válido para definir el futuro inmediato, por ejemplo, el de esas dos auditorías sobre la contabilidad del PP que Mariano Rajoy anunció a bombo y platillo con el mismo desparpajo que Esperanza Aguirre reivindicaba por enésima vez la necesidad de investigar hasta el fondo, "caiga quien caiga". Y cómo ya somos muchos los que intuimos que una auditoría no puede auditar lo que no se muestra (la caja B, el dinero negro), nuestro registrador de la Propiedad favorito (por cierto, es verdad que no le tembló la mano para privatizar una buena parte del Registro Civil), dicidió anunciar, también, un pacto contra la corrupción, anuncio que coincidió con el proyecto del ministerio de Economía de cambiar alguna ley para que los condenados puedan dirigir entidades financieras. Lo dicho: creen que nos caemos de un guindo.

No todo está perdido

Por: | 21 de enero de 2013

Images

Fue un largo e intenso fin de semana televisivo con la corrupción como reina de la casa y la torpeza de los políticos como su aliada mas fiel. En la noche del sábado, El Gran Debate (Telecinco. 15.4% de audiencia y 2.151.000 espectadores) y Al rojo vivo: Edición especial Barcenasgate (La Sexta. 5.8% de audiencia y 960.000 espectadores) se centraron en el caso del extesorero del PP, sus tropelías y el reparto de sobres en dinero negro a una parte de los distintos y sucesivos responsables del PP, desde Álvarez Cascos y Aznar en adelante.
La torpeza de los políticos se puso de manifiesto, una vez mas, desde el mismo momento en que se destapó el nuevo escándalo. "No me temblará la mano" (Rajoy), "Que cada palo aguante su vela" (Cospedal), varios "No me consta", algún "pongo la mano en el fuego" (que manía con "la extremidad de algunos animales,cuyo dedo pulgar puede oponerse a los otros") y así sucesivamente. Es decir, generalidades asignificativas que ni explican ni informan. Lo que sí informa, en cambio, es la amenaza que envió por SMS la directora de comunicación del PP: “Te pido que Jordi González anuncie en el programa esto: Dirigentes del PP que están viendo el programa estudiarán la interposición de la acción que corresponda ante las informaciones que se están difundiendo en El gran debate”. Inaudito, como absurda fue la reacción del presentador, el programa y los tertulianos del mismo explicando que ellos se habían limitado a comentar lo publicado por El País y El Mundo, es decir, justificándose ante la bravata pepera en lugar de informar que en un Estado de Derecho hay libertad de expresión y, naturalmente, la de interponer las querellas que se consideren oportunas.
Tampoco la oposición destacó por sus propuestas. Desde la espada flamígera del Ángel del Paraíso enarbolada por Rubalcaba anunciando querellas varias, a un Tomás Gómez irredento ("No se acaba con la corrupción pactando con los corruptos", pues ya me dirá usted con quien). Mucho ruido y pocas nueces que lo que han conseguido, de momento, es poner en marcha el ventilador (El Mundo publica que la Fundación Ideas, del PSOE, pagó 600.000 euros a empresas y amigos de familiares de dirigentes del partido) ante la estupefacción del personal. Claro que ese mismo personal ya había sido tomado por idiota cuando María Dolores de Cospedal repite el mantra de "revisaremos una y mil veces la contabilidad del PP". ¿Cuál, la contabilidad A o la B?
También surgieron voces sensatas. Por ejemplo la de Miguel Ángel Revilla (Revilluca le llaman sus vecinos cántabros), quien en El Gran Debate propuso algo muy simple y, sin duda, eficaz: que los partidos políticos, con los dos mayoritarios a la cabeza, acuerden un pacto para acabar con la corrupción. Bastaría con que cualquier imputado fuera apartado de su cargo y privilegios hasta que la justicia decidiera. Y si fuera condenado, que se le exigiera judicial, social y políticamente, el devolver lo robado. La periodista y analista política Soledad Gallego Díaz, por su parte, en El País del domingo, lo expresaba muy bien en su columna Dos propuestas simples y urgentes (http://elpais.com/elpais/2013/01/18/opinion/1358532721_934061.html). La guinda la ha puesto esta misma mañana el exdiputado del PP y abogado Jorge Tría Sagnier en su artículo ¿Sombras o certezas? (http://politica.elpais.com/politica/2013/01/20/actualidad/1358713802_013284.html). No todo está perdido.

¡Que nos disuelvan!

Por: | 18 de enero de 2013

Images

Que un delincuente como Mario Conde se permita el lujo de adoctrinar desde Intereconomía (El Gato al Agua) sobre ética a propósito del presunto delincuente Luis Bárcena, sólo admite dos reacciones: el asco o el asco. Si la audiencia de las cadenas de televisión fueran un índice aceptable para valorar los gustos y la salud mental de la ciudadanía, está bastante claro que los españoles aún mantienen un nivel digno en los dos conceptos, con sus mas y sus menos, por supuesto. La cadena más reaccionaria de todas ocupa el noveno lugar en el ranking de las audiencias de las TDT y su programa-estrella, no aparece entre los 10 más vistos del día: no le llega a la suela de los zapatos de Los Simpson o Bob Esponja. Pese a todo es un insulto cotidiano a la inteligencia. Lo que no sabemos es si el paladin de la moral cobra por sus peroratas y, si así fuera, si el ministerio de Hacienda ejecutaría el correspondiente embargo de sus emolumentos pues es mucho lo que áun debe al erario público. Si, como parece, a Julián Muñoz le embargan lo que cobra cuando aparece en alguna cadena, suponemos que también se lo harán al señor Conde. Al fin y al cabo la delincuencia tiende al igualitarismo.
El Intermedio, por su parte (La Sexta. 9% de audiencia y 1.835.000 espectadores, cuatro o cinco veces mas que El Gato al Agua) dedicó su espacio de ayer íntegramente "al día horrible del PP", con un amplio porcentaje de su programa al esquiador favorito de los de la calle Génova, Luis Bárcena, probablemente, también, el marchante de más éxito de España. Naturalmente, cuando se realiza un programa monotemático se acude al archivo, y cuando se acude al archivo, la cúpula del PP tiembla. Contemplar a Federico Yak 42 Trillo sacar pecho cuando, inicialmente, se archivó la causa sobre Bárcena -archivo que posteriormente se reabrió- decir cosas como : "Este asunto ha sido un montaje político durante casi tres años de la UDEF y la Fiscalía Anticorrupción dependientes del Gobierno y, especialmente, de Rubalcaba (cuando estaba al frente de Interior" es todo un ejemplo de estupidez y cinismo. Recordar lo que decían Rajoy o Cospedal sobre la inocencia de Bárcena sería inútil: su capacidad de desmentirse a sí mismos es infinita. En todo caso, y si sienten deseos de leer un análisis más riguroso y académico sobre todas estas cuestiones, no dejen de leer a Fernando Vallespín en su columna de hoy en El País, Sin palabras (http://politica.elpais.com/politica/2013/01/17/actualidad/1358447216_081357.html).
Lo que sí está claro es que la serie Cuéntame (La 1) cuenta con el favor del público: 19.7% de audiencia y 4.003.000, unas diez u once veces mas que El Gato al Agua. Como también está claro que las imágenes reales de aquella larga noche del 23-F no admiten comparación con cualquier recreación. La serie tiene a su favor el que ante una actualidad diaria tan detestable como la que ofrecen los informativos, cualquier asunto con final feliz se agradece. Y aquí cabe recordar, y desear, el maravilloso título de una película menor del genial Berlanga: ¡Todos a la cárcel!, eso o algo cada vez más verosimil: que en un próximo consejo de ministros, el Gobierno decida, no disolver las Cortes y convocar nuevas elecciones, sino disolver a todos los españoles.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal