TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Cena, traición y dolor

Por: | 28 de marzo de 2013

Images

A la hora nona de hoy acaba la Cuaresma y comienza el Triduo Pascual. Esta noche será la de la última cena. Bien, eso es la historia (foto de la película Viridiana, de Luis Buñuel). El hoy es más sangrante: la última cena comenzó hace mucho para cientos de miles de ciudadanos. Después detendrán a Jesús. Aquí y ahora, no detienen a nadie que tenga una renta anual superior a los 100.000 euros, que esté emparentada/o con el Rey, que haya manejado las cuentas del PP o que tuviera la idea de construir un aeropuerto peatonal. Si eres del PSOE o de UGT, la cosa puede cambiar por mas que se lo merezcan en igual medida que los otros. Que a un sindicalista de izquierdas le calculen haber amasado 13 millones de euros a cuenta de los ERE andaluces no tiene perdón de la jueza Alaya, y nos parece bien. Que a un exsenador, extesorero, exmarchante de arte y exinversor listísimo en la Bolsa le demuestren que amasó más de 36 millones de euros allende nuestras fronteras, sí tiene perdón, al menos de momento, del juez Ruz. Son los desequilibrios del orden establecido.
La ventaja, relativa, todo hay que decirlo, de la última cena de Jesús de Nazaret es que de los 12 invitados sólo le traicionó uno. Si llega a invitar a los de Génova 13 con su programa electoral, habría tortas en la comisaría para ver quién traicionaba antes y mejor. Son, como se sabe, el partido más transparente: la necedad siempre lo ha sido. Cuando ese individuo que atiende al nombre de Montoro responde sobre el déficit español en unas recientes declaraciones en TVE a la pregunta de "si Bruselas certificaría el 6,74% anunciado por el Gobierno", sentenció: "Si no se queda en el 6,7% es porque será inferior". Hoy todos los medios informan que la "el Gobierno ha tenido que corregir al alza la cifra del año pasado, que pasa del 6,74% del PIB anunciado entonces al 6,98%" por exigencias de la agencia estadística europea". Transparente y trilero.
Pero el Jueves Santo sigue: una vez han terminado los oficios, se rememora la oración y agonía de Jesús en el huerto de los olivos, la traición de Judas y el prendimiento de Jesús, que se suele celebrar con procesiones en la tarde-noche del Jueves Santo. Los de El Intermedio (La Sexta, 1.618.000 espectadores) celebraron ayer su propia procesión, sacando en un sobrio paso al San Luis de las Tres Demandas, exhibiendo el mas que amortizado busto del extesorero hispano-suizo. El segundo, y último, capítulo de La Biblia (Antena 3, 3.279.000 espectadores) perdió unos 600.000 seguidores. Probablemente influyó el saber de antemano como acababa.
Son días, pues, de recogimiento y dolor a la espera de ese Domingo de Resurrección que llegará en poco mas de 48 horas para la Santa Madre Iglesia y ni se sabe para el resto de la ciudadanía. Dolor como el que debe sentir la Casa Real cada vez que Diego Torres envía unos correos electrónicos al juez Castro. De seguir a este ritmo la correspondencia informática, los de la Zarzuela y adláteres van a ir todos al infierno por mentirosos. Tendría gracia que, al final, la única que se salvara fuera Corinna. En fin, ya sólo me queda agradecer la inestimable ayuda de Wikipedia que tan generosamente cubrió la ignorancia religiosa del firmante.


Una chocolatada

Por: | 27 de marzo de 2013

Images

Déjense llevar y disfruten esta noche de la adaptación que hizo Tim Burton de Charlie y la fábrica de chocolate (La Sexta. 22.25 horas), la estupenda novela del espléndido Roald Dahl. Un placer para los sentidos y la demostración de que el talento, la imaginación y la sensibilidad enriquecen al ser humano en mayor medida que la codicia. Y como todas las obras importantes tienen también su punto de visionarias.
Charlie Bucket, el protagonista, tiene un sueño en esta vida: conocer la fábrica de chocolates Wonka. Él y su humilde familia son la representación del pueblo llano y sencillo, el mismo que día tras día es esquilmado por los poderosos. Para más verosimilitud, su padre, el señor Bucket trabajaba en una fábrica que cerró. Charlie, y en general toda su familia, tiene en el abuelo Joe a un pilar fundamental para mantener vivas sus esperanzas.
Willy Wonka es el excéntrico dueño de la fábrica de chocolate. Investiga constantemente para mejorar sus productos y ha convertido su empresa en una especie de paraíso lisérgico. Aquí la ficción supera a la realidad pero ésta se impondrá de nuevo en algunos de los personajes de la trama. Por ejemplo en Augustus Gloop, un niño enormemente voraz, insaciable, que -sin que nos extrañe lo más mínimo- es alemán, de Düsseldorf para ser precisos. Su dieta es carne y chocolate y está tan satiesfecho y redondo como la Merkel, otra reconocida devoradora de países sureños.
Veruca Salt es una niña británica caprichosa y malcriada. Chapéau a la capacidad de autocrítica de Dahl. En España, país que coherentemente no se nombra ni en el relato ni en la película (no nos olvidemos que no tienen nada que ver con los esperpentos ni los sainetes), el equivalente de Veruca serían o Esperanza Aguirre o Ana Mato, por ejemplo, si bien es verdad que los decorados del film poco tienen que ver con las fiestas infantiles de nuestra ministra de sanidad. Violet Beauregarde es una niña estadounidense: mas ca chicle permanentemente y vive obsesionada por los récords. Mike Teavee es el representante de todos los niños de los países desarrollados: está completamente entregado a la televisión o a los video-juegos, es el hombre nuevo de la cultura audiovisual. Naturalmente, también hay ladrones: Arthut Slugworth, robó algunas de las recetas de Willy Wonka. La lista de presuntos ladrones españoles sería interminable. Baste decir que van desde miembros de la Casa Real a presidentes de la patronal, banqueros, alcaldes, empresarios, políticos y un inmenso etcétera. Probablemente el civismo de Dahl no le permitió imaginar una sociedad europea tan repleta de corruptos. Recuérdese que en Gran Bretaña hace una semanas dimitió un ministro por haber tratado de ocultar su responsabilidad en una infracción de tráfico.
En la película también surge algún atontalinado pero ninguno llega a la altura, por ejemplo, de Fátima Báñez que acaba de declarar que el objetivo de la reforma laboral no es crear empleo. Se puede y se debe ser exigentes con los creadores pero no hasta el punto de inventarse un personaje como el de la ministra de Empleo. Eso supondría demandar un esfuerzo titánico. Lo dicho: déjense llevar y disfruten, si les apatece, por supuesto.
P.D.- Si han llegado hasta éste punto, sólo me queda disculparme. Hay días (incluso semanas, meses y años) en los que la sobreexposición a los rayos catódicos fríe las escasas neuronas que puedan quedarle al comentarista.


Que son dos días

Por: | 26 de marzo de 2013

Images

Como no podía ser de otra forma, entramos en la Semana de la Marmota. Un hastío. Ya tenemos a todas las televisiones con La túnica sagrada, o similar. Los informativos con los pasos, los fans procesionales llorando porque llueve, las autoridades locales y comunitarias vistiéndose de domingo. Supongo que la Cospedal, después de dejar tirados en la cuneta a los dependientes, sin dispensarios de salud nocturnos a los mayores de los pueblos castellanomanchegos, de deleitarnos a todos con su empanadilla de Mósteles simulada y de elogiar una y mil veces a quien la da de comer, estará desempolvando la mantilla y la peineta para la foto. Un lujo de clase dirigente.
Una noticia que sirve de contrapunto: el boletín.com publica: "El diario estadounidense The Washington Post ha efectuado un cálculo sobre el dinero que la Iglesia española tendría que pagar a Hacienda si se suprimieran sus exenciones fiscales. Unos 3.000 millones al año. Una cantidad casi equivalente a los recortes sociales aplicados en los últimos tiempos", y eso sin contar lo que costaron eventos como las Jornadas Mundiales de la Juventud que tan generosamente patrocinaron la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento con el dinero de todos, o los viajes del Papa a esa entrañable y quebrada Comunidad valenciana para satisfacción de El Bigotes y compañía.
Pero en estos días del reverdecer del espíritu religioso, no todo son películas de romanos, o Biblias adaptadas a las play-station (Antena 3 consiguió el récor de audiencia del día con el primer capítulo de la Biblia: 3.873.000 espectadores, un millón y medio más que Gran Hermano 14, con una disparatada y graciosa Mercedes Milá y su semistreap-tease), también alguno de nuestros próceres parecen haber vuelto a ver la luz: El depredador de la sanidad pública madrileña Lasquetty, sin ir más lejos, ha declarado que cree "firmemente en la existencia de Dios”. Asegura que "gracias a la existencia de Dios y a la creencia en Dios", los seres humanos se han visto a lo largo de la historia como "susceptibles de recibir el mismo trato, los mismos derechos, las mismas obligaciones", como recogía el pasado 22 de marzo elplural.com. El mismo trato, el mismo trato, no exactamente. Algunos reciben bastante más que otros, por ejemplo los fondos de inversiones en paraísos fiscales que codician gestionar privadamente la salud. En fin, cómo cree en Dios, irá al cielo si se arrepiente de sus pecados.
Cuando alguien recurre a un argumento fácil e indemostrado en realidad nos está diciendo que es una persona simple, de pocas luces, y no nos referimos a Ana Botella: esa dama ya es del Libro de los Récords. Nos referimos a Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en Madrid y su lúcida conclusión sobre las Plataformas de Afectados por las Hipotecas y los filoetarras. La derecha y sus voceros nunca han tenido el menor escrúpulo en manipular el dolor y la crueldad en su propio beneficio. Desde la interesada versión del terrible atentado del 11-M hasta las declaraciones de un idiota de las Nuevas Generaciones poniendo en duda que el hijo de Pilar Manjón fuese en el tren que voló por los aires.
Lo dicho: sigan ustedes cerrando dispensarios, recortando las subvenciones a los dependientes, inaugurando aeropuertos peatonales, mintiendo, estafando y privatizando: se maquean y a comulgar, que son dos días.



"Inteletos"

Por: | 25 de marzo de 2013

375178_111059645680785_475211737_n

José Luis Cuerda presentó hace unos días su libro de "inteletos", que es como en Albacete llamaban a los aforismos o pecios, Si amaestras a una cabra, llevas mucho adelantado. Me van a permitir que el blog de hoy sea un homenaje al director de cine de Albacete más conocido en el mundo. Y nada mejor que reproducir su primera ocurrencia: "Dulce amor de mi vida: mándame más latas de atún".
La actualidad política, económica, social y cultural española facilita mucho las cosas. 22 de marzo: De Guindos cree que un contagio de la situación de Chipre es "inexistente". (Europa Press). 24 de marzo (dos días después): De Guindos ve "posibilidad de contagio" si el Eurogrupo no logra una "decisión concluyente" sobre Chipre. (El Huffington Post). Ya sólo falta un día para comprobar de nuevo por qué De Guindos fue considerado el peor ministro de Economía de la UE. Felicidades don Luis.
Hervé Falciani, el exempleado del banco HSBC que destapó en 2009 un gigantesco fraude fiscal al poner al descubierto 130.000 cuentas bancarias (3.000 de ellas de patriotas españoles), ya permitió al Gobierno español recuperar más de 300 millones de euros entre 2010 y 2011. "Ahora, esa cantidad se puede duplicar y hasta triplicar, según fuentes judiciales conocedoras de la nueva investigación". Montoro: ¿a qué esperas para dejarle tu poltrona?
Ningún periodista se pregunta ¿por qué los telediarios de máxima audiencia son vistos por menos de la mitad de los que ven Pasapalabra, por ejemplo. Si, además, el concurso acaba justamente cuando empieza el informativo de Telecinco? ¿Tampoco se preguntan por qué El Intermedio tiene más espectadores que cualquier informativo de cualquier cadena? Algo falla en el gremio.
No es un aforismo pero tiene su punto: "Para mi, la política no es mas que la búsqueda del poder privado por parte de determinados individuos. Pueden disfrazarlo con cualquier ideología, ponerlo en los términos de las estupideces románticas o filosóficas que quieran, pero en esencia es una búsqueda privada del poder". Jim Morrison. Seguro que a Mercedes Alaya, la jueza de los ERE, le gustan The Doors.
¿Sabe alguien si en la tan alabada Suiza se ha hecho alguna vez un referéndum para acabar con el secreto bancario y cuál fue el resultado, si se hizo? Lo pregunto porque las autoridades suizas se niegan a facilitar información a los jueces españoles al tratarse de cuentas del HSBC.
Más sabiduría de Cuerda: "Santiago, que nunca estuvo aquí, que no está enterrado en Compostela, que no mató moros, ¿patrón de España?. Me gusta la metáfora".
Los asesores nombrados a dedo en el Ayuntamiento de Madrid cuestan a las arcas públicas 10,3 millones de euros al año. La lista de personal de confianza del Ayuntamiento la conforman 213 asesores, de los que 85 han sido colocados en la Alcaldía y las áreas de Gobierno, 41 están adscritos a los distritos, 84 trabajan en los grupos municipales y tres en la Presidencia del pleno. El 70% ha sido elegido por el PP. ¿No se les podría pagar con acciones de Bankia?, al fin y al cabo la entidad ha conseguido lo que ha conseguido gracias, también, a decisiones de destacados miembros del PP. Dicho de otra manera: que Rodrigo Rato pague a Ángel Carromero.

El maldito parné

Por: | 22 de marzo de 2013

Images

Una noticia que no se emitirá en ningún informativo: "Desde mediados de 2009 hasta final de 2012 el crédito bancario al sector privado ha caído en España un 9,2%, con una reducción en torno a 172.000 millones, equivalente al 17% del PIB, según el informe Las restricciones financieras de las pymes españolas: la importancia del crédito bancario, elaborado para Funcas por Joaquín Maudos, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia".
Otra noticia que tampoco tuvo cabida en su día en los telediarios: "Los bancos deben unos 256 millones de euros a las comunidades de vecinos por el impago de las cuotas de los pisos que se quedan tras procesos de desahucio o por ejecución de deudas de empresas promotores e inmobiliarias, según informó el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España". Bien.
Un último dato a modo de guinda del pastel de las entidades financieras: en 2012 se destinaron 30.000 millones de euros a reflotar los bancos y quedan 20.000 millones adicionales que pueden seguir por el mismo camino. En 2010 se destinaron más de 87.000 millones para el mismo fin. Después tenemos que oir a Arias Cañete -esta vez sí en la televisión- decir que "España ha producido un saneamiento de su sistema bancario muy riguroso. Nuestros bancos, en estos momentos están en una magnífica situación". Así es la vida, sobre todo la financiera: ¡un asco!.
Y siguiendo por los procelosos mares del Consejo de Ministros, señalar que al de hoy, viernes, llegará el anteproyecto de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, sin duda una de las leyes má complejas y polémicas porque se enfrentan intereses que afectan a todo el mundo: de un lado, los autores y las empresas de lo que se ha venido en llamar "la industria cultural". De otro, los usuarios de la red, los internautas, acostumbrados a ese peculiar concepto de que la cultura debe de ser gratis. La llamada Ley Sinde -un boceto de intento de regularizar la situación- ha servido para muy poco. Cuando el Gobierno socialista la presentó, el PP, sorprendentemente, arremetió contra ella. La sorpresa se debía a que la derecha siempre había sido una defensora a ultranza de la propiedad privada, como lo demuestra hasta el infinito ahora que está en el poder, pero con la propiedad intelectual, no. En realidad la derecha lo que desea de verdad es acabar con cualquier manifestación intelectual, acabar con la cultura: ahí está ese disparatado 21% de IVA, la ausencia del tan cacareado proyecto de Ley del Mecenazgo o, simplemente, el nombrar a Wert como ministro del ramo. Son demasiadas pistas de sus deseos ocultos. Y como no podía ser de otra manera, el anteproyecto de reforma llega a la Moncloa porque sí, porque tienen mayoría absoluta, y analizarlo con los gremios y entidades afectadas es un tostón. El que tiene mayoría absoluta tiene la verdad absoluta, o al menos eso dan a entender.
En terrenos menos pantanosos, señalar que Cuéntame cómo pasó: Los amos de la tierra (La 1) arrasó ayer con un 20.9% de audiencia y 4.039.000 espectadores. Que hoy arrasará el España-Finlandia de fútbol (Telecinco. 20.45 horas) y que El Debate de Gran Hermano 14 se muestra reticente a levantar cabeza hasta el punto que esta noche en el De luxe vuelven a llevar a Marcedes Milá por aquello de la promoción del programa. Con todo, la noticia del día la produjo el servicio informativo del inigualable Somoano, reproducida por el portal vertele.com: "RTVE estaría preparando un especial sobre la supuesta abdicación del Rey. En la última hora de la tarde de este jueves 21 de marzo, se filtró un código de programación de la web de Televisión Española donde se apreciaba un apartado especial dedicado al supuesto abandono de don Juan Carlos I. La dirección de comunicación de RTVE ha negado rotundamente estar preparando un especial sobre la abdicación del Rey. La pública ha explicado que "si fuese a producirse una noticia así, lo sabríamos ya", aunque afirma "tener cierta previsión con temas que podrían suceder, aunque este no sea el caso creemos",  tal y como recoge La Vanguardia". ¡Dales caña, Somoano!



Almodovariana

Por: | 21 de marzo de 2013

Images

"Yolanda es una cantante que tras presenciar la repentina muerte de su novio por una sobredosis, decide recuperarse reflexionando un tiempo en la supuesta paz de un muy particular convento. Allí descubrirá atónita las adicciones y pasiones de las gentiles y excéntricas monjas", señala el primer párrafo de la sinopsis de Entre tinieblas (1983), tercer largometraje de Pedro Almodóvar que se proyecta hoy a las 22.00 horas en La 2. Sirva este blog de homenaje hacia el cineasta español más internacional.
Parafraseando al poeta se puede afirmar que de todo hace ya 30 años, mal que nos pese. El realizador había debutado tres años antes con Pepi, Lucy, Bom y otras chicas del montón (1980), una película rodada con colas de 16 mm., con los actores y actrices que había conocido en Los Goliardos, sin cobrar nadie un duro y con una paciencia infinita. (Hay un plano de Félix Rotaeta entrando en un humilde salón cuyo contraplano tuvo que esperar un año para realizarlo por los diversos compromisos, esos sí, retribuidos, de los actores. Se estrenó en el festival de San Sebastián y las trabajadoras de la limpieza del hotel donde se alojaba la troupe esperaban pacientemente por los pasillos para ver a una jovencísima y, para ellas, deconcertante Alaska. El filme causó una pequeña conmoción, la suficiente para poder ser estrenada en alguna sala comercial. Fue el despegue de una irresistible ascención y el primer guiño cómplice a un nutrido sector social que comenzaba a superar los crueles y mediocres años del franquismo, que tenía muchas ganas de divertirse y que contó con la colaboración de un alcalde, Tierno Galván, que estimuló el placer y una sociedad harta de la intolerancia. Fue lo que, aún hoy, los franceses siguen llamando "la movida".
Almodóvar seguía siendo y trabajando como auxiliar administrativo de la Telefónica aunque ya estaba cerca la excedencia. Su tercer largometraje, el que hoy exhibe La 2, fue, básicamente, su primera película con producción profesional, cobrando todo el mundo, con medios técnicos suficientes y un excelente cartel del añorado Iván Zulueta. Ahí están ya algunos nombres que serán fundamentales y constantes en su filmografía: Cristina Sánchez Pascual, Julieta Serrano, Chus Lampreave, Marisa Paredes, Carmen Maura, Lina Canalejas, Cecilia Roth, Mary Carillo y Berta Riaza. ¿El argumento?: un disparate. Las "Redentoras Humilladas" -así se llama la orden a la que pertenecen las monjas del convento- son una estupenda selección del género humano que más molesta a los biempensantes: drogadictas y lesbianas conviven con toda tranquilidad con diseñadoras modernas de vestuario de imágenes (los diseños, en realidad, eran de Francis Montesinos), cuidadoras de tigres, marquesas o autoras de best-sellers del corazón. El talento de Almodóvar -y no olvidemos que todo lo que sabe de cine, y de su realización, lo aprendió sobre la marcha, sin pisar una escuela- consigue enhebrar una divertida comedia con esos mimbres tan aparentemente estrafalarios.
Con Entre tinieblas se convierte ya en el gran transgresor moral de lo establecido. Dos años más tarde, en 1985, llegaría su primer gran éxito popular, ¿Qué he hecho yo para merecer esto? y, después, todo lo demás: el reconocimiento internacional, los Oscar, los Honoris Causa y toda la parafernalia con la que el sistema reconoce públicamente a todos aquellos que no consiguió sojuzgar. Y así hasta hoy, en que con Los amantes pasajeros, retoma la comedia con un oficio mucho más desarrollado pero con igual talento. Naturalmente, no gusta a todo el mundo. Tiene admiradores, detractores e indiferentes. Con críticas para todos los gustos y, algunas, de muy mal gusto. Eso forma parte de la profesión. Lo que ya es más infrecuente es recorrer un trayecto vital que surge desde una muy humilde familia de Calzada de Calatrava y llega al Olimpo. Hoy pueden comprobar uno de sus primeros altos en el camino.


Desequilibrios

Por: | 20 de marzo de 2013

Images

La ONU ha tenido a bien declarar hoy, 20 de marzo, Día Mundial de la Felicidad. Bien. Los dioses, por su parte, han querido celebrarlo con una muestra de diversos desequilibrios y desequilibrados. Hoy se cumple el décimo aniversario de la guerra de Irak, aquella en la que los tres grandes estadistas del mundo mundial, Bush Jr., Blair y nuestro incomparable Aznar, sacaban pecho en las Azores. La noticia del día, una década después, es que "entre las ocho y las diez de la mañana, una quincena de atentados dejaron en torno a 60 muertos según la agencia Reuters —65 según la televisión iraquí— y dos centenares de heridos en Bagdad y varias localidades de las afueras de la capital iraquí". Un triunfo de los tres tenores. Y si alguien quiere leer un análisis más razonado, lean el editorial de El País con los esclarecedores título de: Una década frustrante. Decenas de miles de muertos y un billón de dólares no han llevado a Irak ni democracia ni paz.
Otra muestra  de desequilibrio: César Alierta (ver foto), presidente de Telefónica, declaró ayer en una reunión convocada por el Consejo Empresarial por la Competitividad que "la crisis está acabando", una frase tan rotunda como celebrada por el pueblo llano y sencillo, ávido como está de recibir noticias reconfortantes. El paro, los deshaucios, los recortes de servicios sociales y salarios, todo lo que en definitiva está consiguiendo que éste país acceda a la dignidad del Tercer Mundo, siguen con desalentadora constancia, pero, como dice el señor Alierta, esto se acaba. Un dato más gratificante aún para el señor Alierta: el pasado año se publicaron sus ingresos al frente de la compañía: 10,2 millones de euros entre sueldo, bonus y aportación al plan de pensiones. Nos imaginamos que la familia del empresario está deseando que la crisis se acabe de una vez y recuperar así el nivel de vida que se merecen.
Y entre los desequilibrados, los psicópatas, hay que señalar la espléndida serie The Following que emite el canal de pago TNT, protagonizada por un asesino en serie y profesor de literatura, gran experto en Edgar Allan Poe, que comete sus crímenes en homenaje al escritor. Una vez en prisión se dedicará a crear una secta de asesinos que tienen en Joe Carroll a su gurú, y en Poe a su Dios. Ryan Hardy, el exagente del FBI que consiguió capturar al profesor, será su anatgonista en una trama, insisto, espléndida y que es de esperar que se le ocurra emitir a alguna cadena en abierto. The Following, en su estilo, está al nivel de The Homeland, serie que anuncia ya su emisión Cuatro y que ha sido considerada legítimamente la mejor serie del año.
Un último apunte de falta de equlibrio: las declaraciones de Mourinho denunciando un hipotético amaño de la FIFA en la concesión del título a Vicente del Bosque como mejor entrenador del año. La capacidad provocadora del portugués parece no conocer limites, ni siquiera los de la buena educación. No entren al trapo, a ninguno de los trapos, y celebren el Día Mundial de la Felicidad contemplando el largometraje frencés Los chicos del coro (La Sexta3. 22.00 horas).

Juegos de mentiras

Por: | 19 de marzo de 2013

1363678150_811775_14327200_fotograma_2

Mientras linces de la política como Wert y Botella tratan de vender las maravillas de Madrid para los Juegos Olímpicos, cada vez resulta más difícil creerles. Si algo ha conseguido nuestra amada clase dirigente en éste primer año largo de Gobierno Rajoy es en entronizar la mentira. Y lo han hecho todos: ha mentido la Jefatura del Estado, la casa Real, la infanta y el yernísimo (los correos electrónicos son un arma cargada de presente). Ha mentido el Gobierno incluso antes de gobernar. Le bastó presentar un programa electoral totalmente falso. Han mentido las entidades financieras y, posiblemente, siguen mintiendo sobre su situación real. Nos han mentido en negar los recortes en educación, sanidad, pensiones y servicios sociales. Han mentido en la financiación de su partido. En los finiquitos simulados. En los objetivos de la amnistía fiscal. En la catástrofe del Madrid Arena. Por mentir hasta han mentido en la utilidad de los aeropuertos y en la posesión de duplex de lujo en Marbella. Y todo ello sin olvidarnos de los ERE andaluces, las alianzas municipales del Bierzo o las conexiones de algún preboste nacionalista catalán con la mafia rusa. Visto lo visto, ¿por qué vamos a creer ahora en la bondad de unos Juegos Olímpicos?
Informa El País de hoy: "La celebración de los Juegos en sí costaría 2.419 millones de euros, y se cubriría íntegramente con la venta de entrada, las aportaciones de patrocinadores, etcétera. En caso de terminar en números rojos, la diferencia deberían ponerla las Administraciones en un plazo máximo de dos años. Preparar la ciudad para la cita requeriría de otros 1.668 millones de euros, aportados íntegramente por las arcas públicas". Bien. A eso habría que añadir lo que ya se puede llamar "el efecto Calatrava", es decir, el duplicar o triplicar los costes previstos. Es cierto que bares, hoteles y Eurovegas podrían hacer su agosto. Descontemos el hipotético beneficio del tinglado de Adelson, puesto que la generosidad de nuestros dirigentes comunitarios le permite llevárselo crudo, y hagamos cuentas: si se le dan a los bares, hoteles y comercios la cuarta parte de lo que nos va a costar a la ciudadanía los Juegos y el resto se invierte en crear puestos de trabajo estables, seguro que salimos ganando todos, salvo los gestores, promotores, gürtelianos y demás espabilados. En fin, es una propuesta.
Ya en terrenos menos deportivos, habrá que dejar constancia del ligero aumento de audiencia en Gran Hermano 14 (Telecinco, 2.694.000 espectadores), con una Mercedes Milá más señorita Rotermeier que nunca, en detrimento de Splash: Famosos al agua (Antena 3, 2.670.000 espectadores). Los dos programas han optado por elevar la tensión: en el caso de los encerrados-que-hablan-exclusivamente-de-ellos-mismos, potenciando la presión con constantes entradas y salidas de la casa. En el caso de los piscineros, tensionando los efectos del principio de Arquímedes al hacer saltar a la vez desde cinco metros de altura a la actriz Tete Delgado y a Falete. Un vértigo. Con decir que lo más placentero del día telvisivo fue el nuevo capítulo de la tercera temporada de The Walking Dead (Fox) está dicho todo.

Reformas y diversidad

Por: | 18 de marzo de 2013

Scale.php

Hay ministro que, en realidad, son carnaza para los medios. Otros, en teoría más discretos, son, probablemente, mucho más dañinos para la ciudadanía. Los Montoro, De Guindos, Mato y Báñez, por ejemplo, pertenecerían al primer grupo. Ruiz Gallardón y Cañete (Foto. voz de galicia.es), sin duda, son mucho más funcionales para Rajoy. Y no es que los primeros no lo sean -cumplen disciplinadamente el plan antisocial del Gobierno- pero por su escasa materia gris apechugan con el rol colateral de llevarse todos los sopapos mediáticos, menos en los informativos de Somoano, naturalmente.
Hace tres días los inspectores y técnicos de Hacienda denunciaron que el nuevo código Penal (Gallardón) permite a los imputados por delito fiscal, sea cual sea la gravedad del fraude, esquivar la cárcel. Bastaría para ello reconocer los hechos de manera voluntaria y pagar su deuda en un plazo de dos meses. "Cuando el dinero defraudado supera los 600.000 euros o se utilizan paraísos fiscales y sociedades pantalla o el fraude se produce dentro de una organización criminal, la reforma del Código Penal incluye agravantes. La pena de cárcel sería entonces de dos a seis años de prisión, pero incluso, en este caso, los imputados sin antecedentes podrían librarse de las rejas". Bien.
Un somero repaso a los últimos casos más relevantes de acusados de fraude fiscal nos remite directamente a Bárcenas, Urdangarin y los implicados en la trama Gürtel. Con el nuevo código Penal, estos -y otros muchos- verían considerablemente rebajada la posibilidad de entrar en prisión. Un dato que, llegado el caso, debería ser tenido en cuenta.
Por su parte, en el programa de ayer de Salvados. El lobby feroz, con 2.753.000 espectadores, se ofrecía una buena información sobre esa sofisticada herramienta de manipulación y presión (no siempre negativa) sobre los políticos electos que deben votar las nuevas propuestas legislativas españolas y europeas. Jordi Évole se mostró eficaz, como suele ser costumbre, aunque dejó escapar vivo algún tema que chirriaba, como el que señaló el exeurodiputado David Hammerstein al explicar las amenazas que había recibido cuando investigaba el blanqueo de dinero llevado a cabo por tres grandes bancos españoles. En el programa se nombró expresamente a Arias Cañete, actual ministro de Medio Ambiente, que con una celeridad infrecuente, y sin figurar en el programa electoral del PP, consiguió que se aprobara una nueva Ley de Costas prorrrogando en 75 años más los ladrillazos perpretados. Lo curioso del caso es que el señor Cañete accedió al ministerio procedente de cargos importantes en empresas integradas en las industrias probablemente menos afines a la preservación del medio ambiente: el petróleo, los automóviles y el ladrillo. Dicho de otra manera: actuó como un lobbista de sí mismo. Un lujo.
La noche televisiva concluyó con Tú sí que vales (Telecinco, con una discreta audiencia: 1.759.000 espectadores). Alguien definió el programa como "una segunda oportunidad a la gente con talento" (creo que fue el nihilista de salón Risto Mejide) que es, desde luego, lo contrario de la definición del Gobierno: "gente sin talento que desperdicia la oportunidad de hacer algo encomiable". El programa tuvo dos características reseñables: en primer lugar, la total falta de escrúpulos de la cadena que no dudó en promocionar el programa como "la gran final del concurso". Luego se comprobaría que los elegidos pasaría a "la gran superfinal del concurso" que, naturalmente, se hará -suponemos- el próximo domingo salvo que esté previsto el que los seleccionados en la gran superfinal pasen a disputar la mega super gran final. Y en segundo lugar, destacar el eclecticismo del programa o la variedad casi infinita de disciplinas y artistas emergentes. Por allí pasaron contorsionistas, grupos de baile modernos, expertos en el cubo de Rubik, un conjunto folclórico aragonés, crooners de la vieja escuela, cantautores, en fin, el perfecto ejemplo de la rica diversidad nacional.

Cuéntanos qué pasó, Montoro

Por: | 15 de marzo de 2013

Images

Es un crack. Amenazó veladamente a sus señorías insinuando que no cumplían con Hacienda y ayer, jueves, el diario Levante publicaba lo siguiente: "La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha presentado a última hora de la mañana de hoy una denuncia contra el diputado y exalcalde de Alicante por el Partido Popular, Luis Díaz Alperi, por tres delitos fiscales. En cerca de dos millones de euros estima la Agencia Tributaria los ingresos que el exalcalde ocultó a Hacienda en los tres ejercicios fiscales en que dejó de abonar a las arcas públicas al menos 650.000 euros en concepto de cuota exigible por el IRPF". ¡Qué grandes eres, Montoro!
Claro que nuestro duque consorte favorito tampoco le va a la zaga, y para dar mayor credibilidad reproduzco una frase, nada mas y nada menos que de Hola.com, cuando informó de la segunda comparecencia del noble en el juzgado de Mallorca: "A este respecto, declaro que la Casa de Su Majestad el Rey no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades que yo desarrollaba en el Instituto Noós". Bien. Hoy publica el diario El País nuevos correos electrónicos facilitados por Diego Torres. En uno de ellos, el duque, que preparaba el primero de sus grandes pelotazos valencianos, muestra su deseo de que acudan al Valencia Summit varias personalidades vinculadas al deporte internacional y para afianzar su propuesta le escribe al Rey; "Podrían venir si el Señor le anima a aceptar la invitación". Puestos a pedir, el yernísimo le pide al monarca que tercie también, "en la medida de lo posible", en convencer a Bernard Arnault, dueño del holding Louis Vouitton, para que participe "como patrocinador secundario en la cumbre. Quizá con un impulso del Señor, el tiempo no correría tanto y el Sr. Arnaud decide con rapidez". Al parecer Urdangarin no tenía un asesor gramatical para que le echara un vistazo a los tiempos verbales y a los convenientes plurales. Lo cierto es que también involucró al ahora defenestrado Jaime de Marichalar y consiguió 90.000 euros (15 millones de pesetas), que no están nada mal para no haber opinado, asesorado o autorizado sus actividades.
Otro detalle: "Del dicho al hecho hay un trecho. Y Esquerra lo demostró ayer. Tras cargar contra el Gobierno de Artur Mas por el recorte a los funcionarios —740 millones de euros, el mismo que el año pasado—, el partido republicano dio un giro de 180 grados en su argumentación y bendijo el tijeretazo en el Parlament". A esto se llama coherencia. Al parecer estos recortes no afectan a, por ejemplo, Ernest Bernach, militante de Esquerra y expresident del Parlament que a sus 51 años, y tras cesar en el cargo, cobrará durante los próximos cuatro años unos 9.000 euros mensuales y unos 6.500 al mes hasta que Dios le acoja en su seno.
Siendo consciente de que éste blog cada día se parece más a un despacho laboralista, quiero dejar constancia, cuando menos, del programa de televisión que triunfó en el horario estelar de ayer, jueves, y que no fue otro que la serie Cuéntame cómo pasó: Descansen en paz, con 4.170.000 espectadores (La 1), un dato que a buen seguro no gustará a los actuales responsables de TVE, empeñados como están en perder espectadores por un tubo. Menos mal que Somoano está consiguiendo lo que hasta hace poco parecía imposible: que los informativos de las nueve de la noche ocupen ya el tercer lugar del ranking tras los de Telecinco y Antena 3.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal