TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Vendetta y omertà

Por: | 30 de septiembre de 2013

1380387473_135136_1380388332_noticia_normal

Cada día es mas evidente que la crisis generada, básicamente, por la codicia especuladora de unos cuantos, mas, en el caso de España, la burbuja inmobiliaria, está siendo utilizada para la gran vendetta, para satisfacer el ansia de una derecha omnívora que arrasa todo cuanto toca, siempre que lo que toque no moleste a los poderosos. Las exigencias de la dirección de Panrico, propiedad del fondo de riesgo estadounidense Oaktree, se sitúan en la Europa pre-revolución industrial: quieren despedir a 1.914 empleados, el 48% de la plantilla, y rebajar los salarios entre un 35% y un 45%. Antes, la empresa ya había anunciado que no pagaría la nómina de septiembre para poder abonar las facturas de los proveedores y que tal decisión de impago de nóminas podría prolongarse en el tiempo sin fecha fija. Los representantes sindicales han convocado una huelga total el 7 de octubre respaldada en las votaciones realizadas en las factorías que Panrico tiene en Barcelona, Valladolid, Madrid, Córdoba y Murcia. Asimismo, los más de 2.000 autónomos que colaboran con la empresa tampoco trabajarían ese día. Retroceder en el tiempo en lo que respecta a las condiciones laborales conlleva el riesgo de llegar al siglo XVIII, siglo en el que se comenzó a utilizar la guillotina.
Lo realmente alarmante de esta noticia es que todas las decisiones empresariales se toman dentro de la legalidad. Es decir, la reforma laboral de éste Gobierno que ya ve la luz al final del túnel, de su propio túnel, no del de la ciudadanía, permite, incluso alienta, el que los grandes especuladores, las entidades que han recibido el sobrenombre de fondos buitre campen por sus anchas. Primero se crea el caos financiero y, a renglón seguido, se destruye el entramado legal establecido para que los adalides del caos se enriquezcan con los restos del naufragio. Cada vez se entiende también mejor el irreprimible deseo de los González y Lasquetty por vender a fondos de riesgo seis hospitales madrileños. Para ellos, la sanidad pública, la atención médica a quienes durante toda su vida han estado cotizando a la Seguridad Social es equivalente a la fabricación de pan de molde y bollería industrial.
Es el mismo descaro que manifiesta la ministra de Sanidad abogando por reformar la ley antitabaco para favorecer al turbio Adelson con entelequias argumentativas como las de que se van a generar 300.000 puestos de trabajo cuando los expertos en la materia no preveen más de 30.000. ¿Qué se transmite con todo esto?: que la marca España es un territorio sin ley. Que aquí vale todo si los beneficios privados son sustanciosos. Y si no fueran los suficientemente importantes, pues se retoca la legalidad, como ha hecho el ministerio de Justica modificando una norma mediante la cual los autónomos que quieran proteger sus viviendas de posibles embargos por deudas profesionales deberán inscribirse en el correspondiente registro como "emprendedores de responsabilidad limitada". Conclusión: 1.200 registradores de la propiedad -y ya saben cual es nuestro favorito- se verán beneficiados con cerca de 150 millones de euros de nuevos ingresos. Un lujo.
Lo que resulta divertido, aunque tiene muy poca gracia, la verdad, es el diferente trato que dan las cadenas generalistas a una información que, originariamente, es poco discutible. Cuatro y Telecinco informan con delicadeza y brevedad sobre esa perversión democrática que ejemplifica Silvio Berlusconi, sin duda el político con menos vergüenza de la Unión Europea y accionista mayoritario de Mediaset. Todo lo contrario que Antena 3 y La Sexta, sus grandes competidores en el campo televisivo y sin vínculo con el impresentable empresario y político italiano. No busquen diferencias ideológicas. Es una cuestión de accionarado.
Que un individuo condenado en firme a cuatro años de cárcel por fraude fiscal en el caso Mediaset (de los que sólo cumpliría uno y en ningún caso en prisión) decida provocar una crisis de Gobierno en Italia al retirar a cinco de los quince ministros del Gobierno de coalición ante la posibilidad de ser expulsado del Senado, como —dicho sea de paso— prevé la legislación actual contra los políticos corruptos condenados y con ello perder su condición de aforado, da cumplida cuenta de la catadura moral del empresario y político. Berlusconi no es que se identifique con Italia, es que a su juicio Italia debe identificarse con él. Con Berlusconi mas que de vendetta hay que hablar de omertà, ese código de honor siciliano por el que se prohíbe informar sobre los delitos que incumben a las personas implicadas y que el magnate reinterpreta con su peculiar estilo: que nadie hable de mis condenas. Lo que no se nombra no existe. (Mariano, no te des por aludido). En fin, ya pueden apuntar a uno mas en la lista de delincuentes, o presuntos delincuentes, que asistieron a la magnificente boda Agag-Aznar.

El que todo lo abarca

Por: | 28 de septiembre de 2013

1380277148_775446_07715600_fotograma_1

Se puede ser registrador de la propiedad, presidente del Gobierno y amante del ciclismo pero lo que no se puede ser es elemental, simplón: "Está animado, contento, hemos hablado de temas de actualidad. Me ha preguntado mucho por la reunión de la asamblea de Naciones Unidas que ha tenido lugar en Nueva York y por un viaje que haré a partir del domingo a Kazajistán y Japón. Lo he visto siguiendo los temas de actualidad, animado...", declaró Rajoy el pasado vierne a la salida de la clínica privada en la que está el Rey. Pero vamos a ver, alma de Dios, ¿usted cree que el cerebro está en la cadera? ¡Qué manía la de nuestros dirigentes por narrar relatos hagiográficos cada vez que visitan al Rey en una clínica!
Que el Monarca siga los temas de actualidad no es, al menos de momento, un hecho extraordinario. Gracias a ello cobra un sueldo aparentemente discreto que le permite hacer préstamos indiscretos a su hija Cristina. La actualidad, por otra parte, lo abarca todo: desde las constantes mentiras de usted y sus ministros sobre la reforma de las pensiones o los presupuesto generales del 2014, a las corruptelas cotidianas de empresarios, alcaldes, sindicalistas de izquierdas o banqueros de derechas, incluso de banqueros de centro izquierda (¡Ay, Narcís, Narcís, parece ser que la codicia te ha cegado tu ya de por si escasa vista!).
Una duda: ¿Cuando Cristóbal Montoro dice eso de que "estos presupuestos son los de la recuperación" le crece la nariz? Los tertulianos de la caverna, Marhuenda y alguno mas están ya lanzando la especie de que éste Gobierno es el que nos ha sacado de la crisis. A ello se suman con cierta galanura, expertos en macroeconomía, la CEOE y buena parte de los dirigentes económicos, los que pisan moqueta. Al mismo tiempo se pueden leer informes sobre el aumento de la pobreza en España, sobre el auge de la malnutrición infantil, sobre los bancos de alimentos que no dan abasto o sobre la nueva campaña de Mensajeros por la Paz en favor de recoger ayudas para el material escolar de los niños que no pueden acceder a él. Añádanle programas de televisión como Entre todos (La 1) que estimulan la caridad, mézclenlo con unas gotas de voluntarismo y tendrán el cóctel Nostomanporimbéciles on the rock. Claro que también pueden tomar un cachocabrones sunrise: 1/4 de beneficios excelentes de la banca privada, 1/4 de vamos a pasar de 26,7% de paro al 25,9%, otro 1/4 de copagos famarcéuticos en enfermos terminale y 1/4 de que les den a pensionistas, inmigrantes sin papeles, a la cultura en general y al cine, particular, se agita, se añaden unas gotas de autoalquiler del palecete de Pedralbes para pagar menos a Hacienda y se sirve con hielo pilé. Se puede acompañar con unas lonchas de fiscalía-anticorrupción-que-se niega-a-investigar-a-las-empresas-donantes-del-PP.
Y aprovechando "que lo he visto siguiendo los temas de actualidad", que dijo el registrador de la propiedad, habría que preguntarle que qué le parece que mientras los científicos, los docentes, la sanidad y los servicios sociales sufren recortes de dos dígitos el presupuesto del Congreso de los Diputados para 2014 será de un 0,21% menos que el de 2013. Así ni salimos de la crisis ni vamos a ninguna parte, señorías: ¿cómo van a poder trabajar con un 0,21% menos de dinero? Para que se hagan una idea de la catástrofe económica que ello supone, imagínense una partida para gastos de representación y buenos modales de doña Celia Villalobos de 1.000 euros. Pues bien, ahora tendrá que conformarse con 997,90 euros y sin poder decir, como su marido, el gurú Arriola: "esto me lo pones en negro". ¿Y luego pretenden que sea ecuánime y educada?
Cuando su mente esté lo bastante disipada con tanto cóctel y manifestaciones en solidaridad con los crueles recortes a los diputados, podrán comprender noticias como la que relató Regina Laguna en El País: "Para J. C. C., nonagenaria valenciana, discapacitada y analfabeta, la aventura de su banco no la llevó de vacaciones al Caribe sino a una residencia de la tercera edad. Desde 1999, la fenecida Bancaja estuvo jugando con su dinero en el Mercado de Valores desde las Islas Caimán, hasta que su "director de confianza" le pidió en 2012 canjear sus participaciones preferentes en acciones de Bankia sin valor. Al menos, así las catalogaba la agencia de calificación de riesgos Moody’s, un año después de su salida a Bolsa". Y añade: "Desde 1999, año en que J. C. C. invirtió 29.000 euros en lo que ella siempre creyó "un plazo fijo", fue "comprando valores mobiliarios" y "siguió haciendo nuevas operaciones" jugándose en Bolsa los ahorros de toda su vida: 72.000 euros. Incluso firmó la venta de preferentes y su canje por acciones cuando ya tenía reconocida una discapacidad del 75% y se encontraba en una residencia de la tercera edad. En febrero de 2014, cuando la anciana cumpla 93 años, se celebrará el juicio". Su "director de confianza" de Bancaja debe de estar disfrutando de algún bonus especial por su habilidad para las finanzas en cualquier sitio menos en el patio de una cárcel, que es donde debería estar.

Las buenas noticias

Por: | 27 de septiembre de 2013

Fabra-camps

Dicen los expertos que hoy es probable que llueva. Es el momento, pues, de levantar el ánimo de la ciuadadanía y alejarla del desaliento. Hoy sólo daremos buenas noticias, como si el espíritu de Somoano nos embargara o nos hubiéramos metido un chute de sus informativos.
¿Dimitiría usted si se demuestra que algunas de sus tres campañas se financiaron de forma ilegal? le preguntó la periodista Sara Eisen (cadena Bloomberg). Y Rajoy, visiblemente molesto, contestó: "Hay cosas que no se pueden demostrar; no tiene sentido decir qué haría si no se puede demostrar. No hubo financiación ilegal". ¡Eso es un presidente y los demás, bobadas. También podía haber dicho eso de "Santa Rita, Rita, lo que se da no se quita" pero al no estar Pedro Arriola a su lado, quedó desprotegido. Si no hubo financiación ilegal, ¿a cuento de qué viene decir que hay cosas que no se pueden demostrar? Parece como si el que respomdiera fuera un hipotético raterillo ante un inspector de policía y no un presidente de Gobierno ante una televisión estadounidense. ¿Qué es lo bueno de todo esto? Pues que en Estados Unidos conocen mejor la marca España. Incluso la empiezan a conocer muy bien por que fuentes oficiales de la cadena Bloomberg en Nueva York confirmaron a EL PAÍS que miembros del equipo de Rajoy les pidieron que no se emitieran las preguntas y respuestas sobre el caso Bárcenas, noticia que adelantó Vozpopuli, a lo que la cadena se negó por criterios de integridad periodística (Marhuenda no leas esto último).
De conceptos más o menos abstractos, la marca España, a casos concretos: "La Fiscalía Anticorrupción pide para el ex presidente provincial del PP y de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, 13 años de prisión por un delito continuado de tráfico de influencias, un delito continuado de cohecho y cuatro delitos contra la Hacienda Pública y una multa de 1,98 millones. Así lo contempla el escrito de acusación, hecho público por la Fiscalía de Castellón en el que además se solicita para Fabra una indemnización a Hacienda de 693.074 euros". Fabra será juzgado a partir del 2 de octubre. Bien, en primer lugar: ya se empieza a ver la luz al final del tunel procesal en el que el prohombre de Castellón ha estado inmerso durante años y años. Se va acabando la incertidumbre, una sensación mucho más dañina para el espíritu de lo que pudiera parecer.
¿Se imaginan a uno de los padres de la patria valenciana jugando a la lotería mes tras mes, ansiosamente, compulsivamente, para no pensar en esa espada de Damocles que le colocó la justicia y un exsocio? Eso sólo lo aguantan tres o cuatro elegidos. ¿Y esa solícita hija Andrea, una agraciada diputada del PP a la que la tensión familiar le presionó hasta el punto de gritar en el Congreso ¡Que se jodan!? Pues ahora se acabó la tensión y la incertidumbre. Ahora a esperar relajadamente -jugando al golf o correteando por el Aeropuerto con sus nietos mientras piensa en alguna otra obra grandiosa- hasta que el caso llegue al Tribunal Superior de Justicia de Valencia y le den el correspondiente carpetazo.
Y de lo individual, a lo colectivo: "Hacienda volverá a congelar el salario a los empleados públicos en 2014, que acumulan así cuatro años seguidos sin subidas. La medida afecta a funcionarios y personal laboral del Estado y a trabajadores de organismos y empresas públicas. Este colectivo, más de 2,5 millones de personas, ha perdido un 20% de poder adquisitivo, según los sindicatos". Pero si lo ha dicho hasta el Papa Francisco: "el capitalismo es el causante del sufrimiento en el mundo". ¿y cual es el símbolo máximo del capitalismo?: el vil metal. Dicho de otra manera: nuestro entrañable Gobierno está dispuesto a salvar el alma de los dos millones y medio de funcionarios que habían entrado por la senda del lujo, la ostentación y el despilfarro. Es mas, desde aquí -y manifestando el desconocimiento propio del que suscribe en temas tan delicados- pedimos, si fuera posible, la beatificación de Cristóbal Montoro por sus denodados esfuerzos en tan ejemplar empeño. Si hasta lo dice la página de facebook PorLaSalvaciónDeLasAlmas: "¿Has pensado alguna vez en lo frágil que eres? ¿en lo insegura que es tu vida? Haces planes para mañana. Pero, ¿viviras mañana? Observa a tu alrededor". Pues eso.

P.D.- Se podrá argumentar legítimamente que la cita del Papa Francisco es una burda manipulación. Es verdad. También habrá que reconocer la cantidad de siglos que lleva la jerarquía eclesiástica manipulando al personal, vendiéndoles humo, controlándoles sus vidas, apoyando a los poderosos o bendiciendo los levantamientos militares fascistas. ¿Cual es la buena noticia de esta posdata?: que el que la suscribe asume, por fin, su condición de tramposo en un día en el que todo son buenas noticias.


Elogio del descampado

Por: | 26 de septiembre de 2013

Th

"Cataluña tiene afecto por España pero ya no confía en el Estado". Es una afirmación rotunda, indiscutible expresada, lógicamente, por Cataluña que es el sujeto de la frase. Pues no. Quien la expresa es un político de derechas que gobierna una comunidad con el apoyo de una izquierda nacionalista y que, como suele ser frecuente por otra parte, identifica su criterio con el de la ciudadanía. Cataluña soy yo. Francia soy yo. España soy yo. En fin, un detalle mas de los muchos que ratifica aquello de que el poder político corrompe, cuando menos, mentalmente. Alguien que -equivocadamente o no- basa toda su estrategia en realizar una consulta a los catalanes para que decidan su futuro considera que él es Cataluña, por lo que parece innecesaria tal consulta. Lo que él decida es lo que deciden los catalanes. Naturalmente, si alguien no piensa como el líder, no es catalán. La importancia de las palabras, de la construcción de las frases, de la lengua, no es baladí. Es una de las herramientas esenciales para conocer la concepción del mundo de quien las utiliza.
Descendamos a niveles mas prosaicos de la actualidad: usar el baño en la estación de Atocha costará 60 céntimos a partir de noviembre. Adif ha cedido la gestión de los aseos durante siete años a una empresa holandesa por 280.000 euros, y añade brillantemente la empresa pública: "el objetivo es mejorar la calidad del servicio a los usuarios". Se desmiente, pues, que pagar por usar los baños públicos tuviera como objetivo empeorar la calidad del servicio. Algo es algo. Una pregunta: ¿si -por usar la terminología cursi de Lasquetty- se externaliza la gestión de los baños públicos, por qué no se externaliza del todo y nos mandan a orinar a un descampado? Pagando, eso sí. Es mas, el Ayuntamiento también podría multarnos por hacerlo en la vía pública con lo que la recaudación sería doble. Menos déficit y se estimularía ese punto nostálgico de la infancia y la larga posguerra.
Y en esta montaña rusa informativa vayamos ahora con el expresidente Aznar, gloria nacional de los nacionales, mariachi de las Azores y azote de los que denuncian el calentamiento global, entre otras muchas virtudes. Información de Público.es: "El gran fiasco de las autopistas de peaje puestas en funcionamiento durante la segunda legislatura de José María Aznar puede acabar costando a los contribuyentes españoles cerca de seis mil millones de euros o, lo que es lo mismo, un billón de las antiguas pesetas". No está mal para "el mejor estadista español desde Carlos V", como creo que le calificó en uno de sus delirios Federico Jiménez Losantos.
Y añade el diario digital: "A día de hoy, esas empresas tienen créditos pendientes de pago por un importe superior a los 3.800 millones de euros, a los que hay que sumar otros 500 millones adeudados directamente a las constructoras y el sobrecoste de las expropiaciones sobre las que aún no se han pronunciado los tribunales. Además, José Luis Rodríguez Zapatero les proporcionó ayudas valoradas en 480 millones, que sólo sirvieron para prolongar la agonía." La generosidad de nuestros líderes con el dinero público, probablemente, no tiene parangón en el occidente cristiano. Saben que es gratis.
Pues bien, dentro de ese caos financiero que son las autopistas de peaje, destaca la M-50, un empeño más específico de Álvarez Cascos y Esperanza Aguirre, los Pimpinela de la gestión pública. La realización de los diversos tramos son ya un ejemplo del nepotismo ignorante: "Las obras costaron 400 millones de euros más de lo previsto; las expropiaciones van ya por los 2.300 millones, en vez de los 400 que se habían estimado, y el volumen de tráfico está un 30% por debajo de lo que decían las proyecciones oficiales". Naturalmente nadie está procesado por el despilfarro, es decir, que no ha hecho falta que interviniera el Tribunal Superior de Justicia de Valencia para lavarles la cara. ¡Es que ni siquiera ha dimitido alguien, ni antes, ni ahora! También es gratis equivocarse en todo siempre que el dinero no sea privado salvo que sea usted preferentista.
Y en esta feria no podía faltar la presencia femenina, y si ésta es un icono del superpijerío, mejor que mejor. Hablamos, naturalmente, de Ana Mato, nuestra festiva ministra de Sanidad que ayer estuvo sembrada en en el Congreso de los Diputados. Preguntada por enésima vez sobre el proyecto de Eurovegas y la exigencia de su promotor en modificar la ley Antitabaco, la señora Mato, responsable de la sanidad española, respondió: "que sería una perfecta insensatez e irresponsabilidad que el Gobierno rechazara proyectos generadores de riqueza económica para España". Claro que esa respuesta y nada es lo mismo. Ante la insistencia en saber si se va a modificar, o no, la prohibición de fumar, la ministra se remitió a lo dicho hace día en la Comisión de Sanidad: "la salud siempre será lo primero, pero sin olvidar lo importante que es la creación de empleo".¿Lo primero pero lo importante? Ministra, por favor, contenga su bipolaridad argumentativa. Pues no, no la contuvo. Instantes después informaba de que el Ejecutivo está abierto al diálogo y a estudiar "todas las propuestas que permitan la imprescindible creación de trabajo", aunque "preservando la salud de los ciudadanos".
Y aquí el comentarista se acuerda de lo que contó Manuel Vicent cuando, de niño, sus familiares le llevaron en Zaragoza a un espectáculo lírico. Cantaba en ese momento un barítono, Pacheco, cuando desde el gallinero se oyó una vigorosa voz que le gritó: "¡Pacheco, canta para uno menos que yo me voy!". Es exactamente lo que me gustaría gritarles a nuestros queridos dirigentes, exdirigentes y codirigentes: ¡decidan para un menos que yo me voy!

La culpa siempre es ajena

Por: | 25 de septiembre de 2013

1380021381_861023_1380035415_noticia_fotograma

El auto del Tribunal Superior de Justicia de Valencia en el que no ve indicios de delito por parte de Camps y Barberá en el caso Nóos es un monumento a la ambigüedad, un cúmulo de argumentos retorcidos, oscuros y tortuosos para exculpar al expresidente y a la alcaldesa. Al mismo tiempo, y eso se ha señalado en todas las tertulias televisivas vespertinas, es una contrariedad para el yernísimo, y una alegría para esa contenida Barberá que, pese a todo, no pudo dejar de decir una memez: "Por fin se ha hecho justicia". ¿Quiere decir que hasta ahora no se había hecho?
Dice el auto: "No podemos menos que reconocer que el instructor ha llevado a cabo una amplia y prolija instrucción. Mas a pesar de ello, no encontramos indicios suficientes como para afirmar en este momento que los aforados, Sr. Camps y Sra. Barberá, han incurrido de forma personal, directa y voluntaria en una conducta encuadrable en cualquiera de los tipos relatados en la exposición razonada". La exposición razonada del juez Castro veía "indicios de delitos de malversación continuada, prevaricación, fraude a la Administración y falsedad en documento oficial por los contratos suscritos por la Generalitat y el Ayuntamiento con el instituto del yerno del Rey, que cobró de estas administraciones más de tres millones de euros".
Dicho de una manera menos farragosa: Generalitat y Ayuntamiento valencianos le soltaron al Instituto Nóos más de 500 millones de las antiguas pesetas de bóbilis, bóbilis, pero el TSJV no ve en ello, por ejemplo, malversación continuada o fraude a la Administración, o, en su defecto, no ve que los máximos responsables de las dos instituciones incurrieran de forma personal, directa y voluntaria. Es decir, podrían haber incurrido de forma colectiva, indirectamente (con intermediarios) o sin querer, involuntariamente. Y por si no quedara suficientemente confuso, añade el auto: "Indudablemente existen una serie de conductas que puedan revestir los caracteres de delito, pero eso no nos puede bastar, sino que a la par ha de quedar justificado un principio de prueba que permita detectar suficientes indicios como para afirmar que los aforados han tenido una participación personal y directa en ellos". Y aquí cabe una revolera retórica que culmine la faena de capa judicial: ¡la madre que los parió!
Después viene un esplendoroso ejemplo de una de las peculiaridades mas notables de la clase política nacional, en general, y madrileña, en particular: el tan constante de "la culpa siempre es ajena". El ministerio de Turismo informó que la Comunidad de Madrid recibió en agosto 290.494 turistas extranjeros, lo que supone una caída interanual del 22,2%. Bien. ¿Y qué dice la Comunidad?: que la culpa la tiene Iberia y las altas tasas de Barajas. Nosotros no hemos sido. ¿Y el Ayuntamiento, qué dice el Ayuntamiento? La alcaldía madrileña, como era de esperar, alegó una razón mucho mas imaginativa que la Comunidad. Esa obsesión que parece tener Ignacio ático de lujo en Marbella González por el maldito parné (las tasas, las privatizaciones, etc), en el caso de las gentes de Ana relaxing Botella se transforma y aporta una perspectiva más brillante: "Además, Madrid no se beneficia del trasvase de turistas de playa por la inestabilidad política en Túnez, Turquía y Egipto, según apunta la empresa de turismo del Ayuntamiento de Madrid". Bien visto lo de que Madrid no se beneficia de turistas de playa. Lástima que nuestra alcaldesa, o su edil de Turismo, no se fijaran en The Refrescos, un grupo madrileño de ska, que ya en 1986 (hace 27 años) cantaban aquello de: "Podéis tener Retiro, Casa de campo y Ateneo,/ podéis tener mil cines, mil teatros, mil museos,/ podéis tener Corrala, organillos y chulapas,/ pero al llegar agosto, ¡vaya, vaya!/ aquí no hay playa". Es lo que tiene no fijarse en la cultura popular.
Claro que siempre hay alquien que nos aterriza en el hoy y el ahora, que nos sitúa de nuevo en ese túnel al que sólo un selecto y sensible grupo de almas ven la luz al final del mismo. Ahora es el cineasta francés Bertrand Tarvenier el que nos devuelve al fango, como relata muy bien Gregorio Belinchón en el blog Versión muy original (http://blogs.elpais.com/version-muy-original/): "El ministro español de Cultura hace declaraciones aberrantes, incluso las calificaría de mediocres, que demuestran que no conoce la cultura". Tavernier, Tavernier, ¿qué hemos hecho nosostros para merecer esto? (esto es el ministro Wert, naturalmente). En fin, entre unos y otros va pasando la jornada. Ya sólo falta ver un rato el Canal 24 horas para situarnos en el país de las maravillas.

P.D.- Una observación que necesita de ciertas dosis de esoterismo: ¿hay una relación causa-efecto entre la entrada del Rey en un quirófano y la subida de la tarifa eléctrica? Los dos fenómenos se han producido cuatro veces en el mismo año y de ser así, en un par de meses vuelve a subir la luz.

Premios

Por: | 24 de septiembre de 2013

Th

Del "que inventen ellos" unamuniano vamos a pasar al "inventemos nosotros", en éste caso, yo mismo. En Estados Unidos se acaban de conceder los premios Emmy de televisión. Breaking Bad y Modern Family se convirtieron en las mejores series del año, mientras que Behind the Candelabra, ha sido la miniserie que se ha hecho con más estatuillas, 11 en total. Bien. Ahora señalemos unos hipotéticos premios españoles a personajes y series de la actualidad nacional.
Premio al mejor proyecto de serie (es un buen momento para premiar lo que no existe pero podría existir en un futuro más o menos inmediato): Los Cotino (en la foto Juan Cotino con Jordi Évole, en el programa Salvados),la historia de una familia de la periferia peninsualar que a diferencia, por ejemplo, de la ficticia Los Soprano son mucho más astutos, mas sibilinos y, desde luego, mucho mejor instalados en el sistema. Una familia que cubre desde importantes puestos institucionales (presidente de las Cortes valencianas), a aventureros inmobiliarios que invierten en países del Este. Una de sus últimas hazañas: "Cisa (Bancaja) adquiere activos del Grupo Sedesa (los Cotino) por 97,7 millones, cancela deudas por 63,6 millones, realiza otros pagos por parte del Grupo por 29,6 millones y entrega 4,5 millones en efectivo. Los fondos adquiridos presentaban fondos por deterioro de 7,3 millones en la entidad y un déficit, según la inspección de otros 17,8 millones". Bankia, ahora, ha elevado a Anticorrupción y a la CNMV 15 créditos de dudosa legalidad, entre ellos uno relativo a la familia Cotino. El Banco de España detalló en su día sus riesgos o pérdidas para la entidad al comprar entidades con patrimonio cero, mal tasadas o con futuro incierto. Pero no vio delito. José Luis Oliva, el que fuera presidente de Bancaja en esos años (2008-2010) tampoco está en la cárcel pese a los miles de millones que su gestión le costó a la ciudadanía.
Si Breaking Bad es una larga metamorfosis de un respetable y anodino profesor de Química que por una serie de circunstancias personales y familiares evoluciona hacia la fabricación de metanfetaminas y, lógicamente, hacia el submundo del narcotráfico, en el solar patrio (con permiso de Joan Roca, director del Museo Histórico de Barcelona) nuestro Walter White, con sus rasgos diferenciales, naturalmente, no podría ser otro que Luis Bárcenas, ¡el puto amo! Desde un simple y anodino ayudante de contabilidad inicia una peligrosa ascensión al ostentóreo mundo de los chalets en Baqueira y en Marbella, prácticas de heliesquí, restaurantes de cinco tenedores, todo ese submundo de los muy elegidos. Ahora siente la presión de las escuchas, de los videos-espías, en una modesta residencia en Soto del Real, y los que antaño le promocionaban y protegían, ahora destruyen con saña todas las posibles pruebas en alguna medida exculpatorias o que podrían suavizar su previsible condena: libros de visitas, ordenadores, discos duros, registros videográficos, incluso su exjefe y extesorero Lapuerta, todo ha quedado inservible.
Nuestra Modern Family da un salto cualitativo. Ahora es Royal Family, también con sus peculiaridades específicas de esta España mía, esta España nuestra... que cantaba Cecilia. Familia desestructurada, en ocasiones campechana, y de la que se sabe que tiene diversas ocupaciones aunque casi nunca se les ve trabajando. Hay niños, adultos, torpezas, primeros matrimonios, alguna, incluso, con dos enlaces matrimoniales, deportistas, pero la característica esencial es que no son nada graciosos, al menos conscientemente, y que el más atlético de todos ellos entra y sale de los juzgados cada vez con más frecuencia y naturalidad. El patriarca tiene una especial e inquietante proclividad a los quirófanos.
Por último, la norteamerica Behind the Candelabra, ha sido la miniserie que se ha hecho con más estatuillas, 11 en total. Una adpatación de las memorias del amante de Liberace, el extravagante y sorprendente pianista rey del glamour-kitch. Imposible buscar su equivalente por estos pagos. Hay, eso sí, posibles escenarios adecuados (ese Eurovegas de la que, hasta ahora, lo único que se sabe es que no sabemos nada). Hay también personajes relevantes por su mal gusto ideológico, que no de vestuario, simplemente correcto para el barrio de Salamanca, como ese dúo dinámico que forman González y Lasquetty, que no tocan el piano aunque deberían hacerlo, al menos en la acepción popular de pasar los dedos por la cartulina de identificación policial, que tampoco son amantes -aunque eso sería una ventaja pues la miniserie se podría exportar a la Rusia de Putin, lo que no es el caso de la norteamericana- y que tampoco son creativos salvo en el uso de sinónimos. En resumen: unos premios cutres para una clase dirigente cutre.

P.D.- Disculpen esta sarta de tonterías. Hay días en los que uno no está para nada. (Anónimo).

Viaje con nosotros...

Por: | 23 de septiembre de 2013

1379784082_976126_1379784310_noticia_normal

Leer El País de ayer, domingo, es como recorrer con Céline un viaje al fin de la noche si bien es verdad que lo descrito en el diario está más próximo a la picaresca chusca y bananera que a la extraordinaria obra del francés. En todo caso es un  descenso a los infiernos. Menos mal que luego está el Canal 24 horas para acompañar a Lucy en el cielo con diamantes. ¡Qué disparate, Miquelarena! Pero vayamos por partes.
Primera parada: "Autopistas hacia la quiebra". Un párrafo: "La última en asumir el fracaso ha sido la R-2 a Guadalajara, que ha solicitado el concurso de acreedores en plena semana europea de la movilidad. Atrás quedan ayudas públicas por miles de millones y años de pérdidas para las compañías. Sin embargo, la red vial que forjó Rafael Arias-Salgado y ejecutó Francisco Álvarez Cascos cuando eran ministros de Fomento, también ha dejado una ciudad hipertrofiada de asfalto y polución que, pese a la sucesión de kilómetros y kilómetros de calzada, no escapa al atasco". Bien. Ni Arias-Salgado ni Álvarez Cascos, naturalmente, se han sentado en ningún banquillo por ser unos incompetentes que han despilfarrado el dinero de todos. Un detalle mas: "El futuro de las concesionarias, tras entrar en concurso de acreedores, pasa por el rescate estatal". De lujo.
Segunda parada: "Se vende o se alquila; razón, Generalitat Valenciana". "El Consell, que ya liquidó Terra Mítica, salda todo su catálogo de grandes proyectos. Desde la Ciudad de las Artes hasta el Aeropuerto de Castellón y la Ciudad de la Luz de Alicante". Precisemos algún aspecto: Terra Mítica, la genial idea del inconmensurable Eduardo Zaplana, actualmente alto ejecutivo de Telefónica, tuvo un coste de unos 400 millones de euros, 200 de los cuales los puso la Generalitat. En junio del pasado año se vendió por 65 millones a una empresa privada. "Los promotores de Terra Mítica, la Generalitat, Bancaja y la Caja Mediterráneo (CAM), apenas se repartieron 20 millones porque hubo que destinar 45 a saldar la deuda que arrastraba el complejo lúdico". Una gozada. La Ciudad de las Artes y las Ciencias (1.200 millones de euros de coste, el triple de lo incialmente previsto. En la foto, L'Hemisfèric y el Msueu de les Ciències de Cacsa) se prepara en estos días para ser vendida o alquilada. No pregunten si han sido procesados Zaplana o Camps, ¿para qué? Bueno, Camps sí: por no pagar unos trajes y unas corbatas: fue absuelto como recordarán. Pero lo que no recordamos es que al ministerio fiscal se le ocurriera pedir el procesamiento de tan altos dignatarios por dilapidar el dinero ajeno. Eso, al parecer, es gratis.
A esto pueden sumarle lo último de Carlos Fabra, ese personaje que hunde todo lo que toca salvo su fortuna personal: "Agujeros en el club de golf de Fabra". Un parrafillo: "el club es un cóctel con Fabra, Bancaja, el aeropuerto sin aviones de Castellón, Sergio García y el Banco Malo". Habría que convocar un concurso popular para encontrarle el nombre adecuado al cóctel.
Surge una pequeña luz al final del tunel, que diría nuestro registrador de la propiedad favorito, un espejo al que mirarse, al menos en lo que a derroches se refiere: "El exdirigente chino Bo Xilai, condenado a cadena perpetua". Sumario: "El expolítico, antigua estrella emergente del régimen, fue declarado culpable de los delitos de malversación de fondos, aceptación de sobornos y abuso de poder". Está claro que, mal que le pese a Marco Bellochio, la China no es vecina.
Dejemos a Céline y acompañemos a Lucy in the Sky with Diamonds. Juan Antonio Bayona recibió el premio Nacional de Cinematografía de manos del ministro Wert (ya no hay calificativos, los acaparó todos hace tiempo). El cineasta estuvo muy distante en todo momento y, como informaron todas las televisiones generalistas, criticó duramenten las políticas educativas y culturales del actual Gobierno y ese vengativo IVA del 21%. El canal 24 horas de Somoano (tampoco quedan calificativos para su gestión) informó sin la menor alusión al contenido del discurso de Bayona pero añadió, eso sí, que el ministro anunció que se iba a proponer una asignatura en favor del cine en los colegios. Supongo que los herederos del guionista de Raza hace tiempo que no cobran derechos de autor y ahora que su Fundación ha pedido la intervención del Ejército en Cataluña, necesitan fondos. Que sea de visión obligatoria en todos los colegios públicos. En los privados no hace falta.
El viaje está llegando a su fin, al menos por hoy. Imprevistamente da un giro en su recorrido y se une a Jorge Luis Borges en su Historia Universal de la Infamia: "Mas copago: los enfermos de cáncer y de otras patologías graves pagarán el 10% del precio de los medicamentos". La disposición fue publicada "de tapadillo" en el BOE del pasado jueves, a pesar de que Ana Mato ("Miss fiestas de cumpleaños 2004") había comparecido el día anterior en la comisión de Sanidad del Congreso. A esto es a lo que se debía de referir Montoro cuando afirmó que España estaba preparada para asombrar de nuevo al mundo.
Y dos guindas para culminar la jornada. Jordi Évole (¿pero qué pasa con Salvados, queridos?) pedía una cadena humana para que Valdés se quede en el Barça, una legítima aspiración de todos aquellos que aman el fútbol. Y Joan Roca, director del Museo de Historia de Barcelona, ha tenido a bien vetar el rodaje de unas secuencias de la serie Isabel previstas en el Palacio del Tinell, lugar en el que Fernando el Católico sufrió un atentado y sobre cuyos muros se colgarían estandartes y banderas de la corte castellana y aragonesa como corresponde a una serie que ha merecido el beneplácito de los historiadores. Hay que ser mentecato. Fin del viaje.


De Díaz Ferrán a Walt Disney

Por: | 20 de septiembre de 2013

Th

La de ayer fue una jornada intensa y contradictoria, en la que por encima de todo y de todos sobresalió una vez mas la mentira, si bien es verdad que ésta, la mentira, alcanza ya la consideración de una de las bellas artes, como antaño lo fuera el asesinato. Uno de los próceres mas distinguidos, Gerardo Díaz Ferrán (ver foto), que fuera presidente de la patronal, generoso donante del PP y gurú económico y social ("para salir de la crisis hay que trabajar mas y ganar menos", era una de sus extraordinarias recetas), se declaró insolvente para no hacer frente a las deudas contraidos con los acreedores del conglomerado empresarial de Viajes Marsans, que presidía. Ahora se ha sabido por un informe policial, que el gurú viajero poseía propiedades inmobiliarias por valor de 88 millones de euros, casi 15.000 millones de las antiguas pesetas. Díaz Ferrán lleva en la cárcel de Soto del Real desde el pasado 5 de diciembre lo que, en verdad, celebramos por lo justo de su internamiento y lo insólito del hecho.
En lo individual, ya tenemos un ejemplo de trilerismo financiero, mentiras y desfachatez. Veamos un ejemplo en un ámbito más amplio: "El directivo de Bankia Ildefonso Sánchez Barcoj, hombre fuerte de Miguel Blesa y después de Rodrigo Rato, desmintió hoy ante el juez Fernando Andreu la versión ofrecida por el ministro de Economía, Luis de Guindos, según la cual el Gobierno nunca pidió un nuevo plan de capitalización de Bankia distinto del que había aprobado ya el supervisor". Naturalmente, el alto ejecutivo eludió cualquier responsabilidad en la salida a bolsa de Bankia. Aquí y ahora nadie es culpable de nada. Todas las decisiones son del Espíritu Santo. A la salida de la declaración Sánchez Barcoj fue increpado, incluso zarandeado levemente, por un grupo de jubilados preferentistas -probablemente la mayor estafa de la historia de España- a los que las TDT de la caverna, con ese ingenio que les caracteriza, suelen llamar yayoflautas.
Lamentablemente para esas cadenas, el juez Andreu investigará al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa en la pieza separada que instruye sobre el diseño y lanzamiento de las participaciones preferentes, y con él a varios miembros del consejo de administración de la entidad en 2009. A saber: Gerardo Díaz Ferrán (tiene el síndrome Zelig, tiene que estar en todas las fotos) José Manuel Fernández Norniella, Gonzalo Martín Pascual, Rodolfo Benito, Jesús Pedroche y José María Arteta, todos distinguidos prohombres que nunca han hecho nada mal, que nunca han mentido y que, naturalmente poseen todos ellos una inteligencia superior.
Al estupendo Juan Benet le gustaba provocar de vez en cuando con la boutade de que querría ser ministro del Interior 24 horas para meter en la cárcel a Walt Disney y a Maurice Chevalier. Lo de Chevalier es comprensible, lo de Disney es mas complicado. Veamos, por ejemplo, su adaptación de La Cenicienta. Para Artur Mas está claro: la Cenicienta es Cataluña, España, la madrastra, y él, el príncipe que prueba de pie en pie el zapato de cristal. Bien. Pero de pronto -y esto Benet no lo pudo adivinar-, aparece en el cuento Esperanza Aguirre y su "hay que catalanizar a España". Se rompen los esquemas. ¿Dónde la colocamos en el relato? ¿Habrá influido en su declaración el hecho de que cobre como alta ejecutiva de una empresa catalana?, ¿lo dirá para llevar la contraria a Wert y su "hay que españolizar a los niños catalanes"? Todo es confuso. De Disney pasamos al Stevenson del Dr. Jekyll y Mr. Hide, autor al que, por supuesto, a Benet nunca se le ocurriría meter en la cárcel.
Si a todo esto le sumamos las inquietantes declaraciones de los empresarios de los grandes casinos enseñando sus patitas de lobos disfrazados de corderos por debajo de las puertas de la Generalitat y de la Comunidad de Madrid, volvemos al principio: la mentira como una de las bellas artes. En Cataluña Mas dice que seguirán en el euro caiga quien caiga y que el que diga lo contrario, es un agitador. En Madrid, González el privatizador con ático en Marbella, dice que Adelson tiene financiación de sobra por mas que J.P. Morgan y el Deutsche Bank digan que no. Ahora estamos, de golpe y porrazo, en Los tres cerditos. Esto es un sinvivir, un mal viaje.
Visto lo visto, quedaban dos opciones alternativas: ver en FOX Crime, quien tenga acceso al canal, naturalmente, los tres capítulos seguidos de la extraordinaria serie The Bridge, una historia policíaca norteamericana, adpatación libre de otra producida por Dinamarca y Suecia, rodada entre El Paso y Ciudad Juárez, con un protagonista mexicano y una alemana (¡aléjate de mi raíces históricas identitarias!). Lo mejor de todo, además de su excelente factura, guión e interpretación, es que al ser una historia ficticia, conceptos como el de verdad y mentira no tienen cabida. O, una segunda opción: apagar la televisión y tomarse un copazo a la salud de monseñor Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares, e imaginárnoslo leyendo la amplia entrevista del Papa Francisco en la que lamenta la tradicional fijación eclesiástica sobre temas como la homosexualidad o el aborto.



La obsesión contable

Por: | 19 de septiembre de 2013

1379497274_901176_95173000_fotograma_2

Uno de los enigmas mayores del reino, de momento lo del reino, es averiguar si lo que dicen algunos ministros se lo creen o si simplemente van de provocadores. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha afirmado en el pleno del Congreso de ayer, que "España está en movimiento y será capaz otra vez muy pronto de asombrar al mundo". Bien. ¿Se refiere el señor ministro al Movimiento Nacional?, ¿está hablando de una refundación del tinglado fascista que se apoyaba en la familia, el municipio y el sindicato? porque de ser así, alguien debería decirle que a las familias les están segando la hierba bajo los pies con los recortes en salarios y pensiones; que los municipios están de deudas hasta las cejas, no así una buena parte de los ediles de Urbanismo, y que los sindicatos andan de capa caída con tanto ataque de la caverna y tanta mediocridad y burocratismo de algunos de sus dirigentes.
Si a lo que se refiere el señor ministro es a los brotes verdes que insinúan la Bolsa y la prima de riesgo, el señor ministro en particular, y el Gobierno en general, demuestran una vez mas que sólo les importa la cuenta de resultados, y si para conseguir lo que les exige el FMI, el BCE, Bruselas y la Merkel es necesario situar a la ciudadanía en el nivel de vida de la vietnamita, pues se hace y !que se jodan!. Bien también, pero por favor no alardeen de ello. Utilicen su mayoría absoluta para hundir el país, destruyan las pruebas que quieran, demuestren su absoluta incapacidad para resolver la tensión con Cataluña, mientan todo lo que quieran pero no nos tomen por idiotas. La autoestima es lo único que nos queda y a ustedes les quedan un par de años como mucho, salvo que tengan razón en todo, en especial en lo de que somos idiotas.
El que no es nada tonto es el señor Alberto Fabra (PP). El diario elplural.com apunta un dato interesante: un total de 149 personas trabajan en el gabinete del presidente (las Consejerías van aparte), un 23% mas que en el de Francisco Forever Young Camps. Y añade: entre ellos, un cocinero, 16 asesores personales y 21 periodistas, todos contratados a dedo, a disposición del presidente. Un puntazo, sí señor. Eso es poderío y lo demas, zarandajas. Y para cuadrar la cuenta de resultados pues se recorta drásticamente la plantilla de profesores, médicos, personal de enfermería y se suprimen las ayudas a la dependencia. Por cierto, hoy conocemos la sentencia del juzgado de Primeria Instancia 1 de Castellón por la que se obliga a la Generalitat a pagar de golpe 120 miillones de euros por la obra del aeropuerto de dicha ciudad. Los sueños del otro Fabra, padre de la otra Fabra, son caros pero, eso sí, inútiles. El soñador sigue en la calle.
Por su parte, al excelentísimo José Antonio Monago (PP), presidente de Extremadura con el apoyo de Izquierda Unida, ya se le va notando lo benéfico que es para la cultura el contar con el sostén parlamentario de la izquierda cabal. Ahora sabemos, por ejemplo, que la gala de la entrega de los premios Ceres de teatro costó 521.676,58 euros, exactamente la misma cantidad (esa obsesión por la contabilidad en la clase política empieza ya a ser preocupante) que se restó de las inversiones en centros escolares de niños de entre 3 y 11 años. Lo uno por lo otro, con una salvedad: en lo uno (la gala) hay un fotón de las autoridades con los galardonados. En lo otro, ¿qué puede haber?, ¿unos pupitres nuevos, un gimnasio remozado?, eso ni es foto ni es nada. Fuentes de la Consejería de Educación y Cultura lo explicaron brillantemente: "Para nuestro Gobierno tan importante es invertir en educación como en cultura". Lo dicho: un poquito mas de cultura por aquí y un poquito menos de educación por allá. Ni se nota.
Como tampoco pensaban los duques de Palma que se notaría el que endosaban a la empresa Aizoon, propiedad al 50% de la feliz pareja, facturas infrecuentes en una promotora. Es lo que tiene ser la séptima en la línea de sucesión, que no te fijas en las menudencias. De momento la policía le ha entregado al juez Castro las respuestas de 14 de los 42 proveedores de Aizoon a los que se les ha solicitado los contratos y facturas que acrediten sus servicios. Pues bien, entre ellas hay un cóctel para 81 personas con el que, aparecer, celebraron el nacimiento de la hija de Cristina e Iñaki (los Borbones siempre fueron muy campechanos, se les puede citar directamente por su nombre). También hay un  servicio de catering para un cóctel de 50 adultos y 30 niños con motivo de una primera comunión. Alguna mas por el alquiler de unas carpas para festejos varios, otra para algo de cerámica y otra, por la compra de un cuadro. Esa es la diferencia entre la familia real y los parvenu: los Pozuelo-Mato se dejaban querer por los de Gürtel para pagar sus festolines, y los duques lo endosan a una empresa a la que desviaban parte de los jugosos beneficios que les concedían los gobiernos autonómicos del PP. La clase es la clase.

P.D.- Se preguntarán ustedes que si esto es un blog de TV ¿por qué no se habla de TV? A veces los informativos sí hablan de algo de esto. Mi pregunta es: ¿por qué las televisiones no hablan de esto? Resultado final: empate.

Tu si que eres maravillosa, Mariló

Por: | 18 de septiembre de 2013

Th

Cojamos varios titulares de la prensa diaria y dos de TVE. Es un ejercicio de estilo, de concepto y, si se quiere, de demagogia, sí, pero de la demagogia de los hechos. Primer titular: "Tres jueces desmienten a Gallardón: las tasas judiciales no se recuperan aunque ganes el recurso". Segundo titular: "El alcalde de Estepona, tras destituir a un imputado en Gürtel, contrata a su pareja". Tercer titular: "Botín ficha a Rato para el consejo asesor internacional del Santander". TVE: "Mariló Montero, esta mañana (ayer para quienes lo lean hoy) en defensa del maltrato del Toro de la Vega. "Es una fiesta maravillosa". TVE, dos: "Los trabajadores de TVE denuncian manipulación en la cobertura del caso Bárcenas". Y luego dicen que el pescado es caro.
En La Sexta andaban de celebración: habían conseguido en exclusiva unas imágene de Bárcenas, el puto amo, en Soto del Real. Las imágenes, lógicamente, no eran extraordinarias: sentado fumando un puro, en una misa sobria, tomando notas de un libro, jugando a las cartas o hablando por teléfono. Lo dicho: nada especial salvo el hecho mismo de que se hicieran. Después llegaron las consecuencias: Gómez de Liaño, el abogado del extesorero y exjuez él mismo (fue condenado y apartado de la carrera por prevaricación como resultado de una denuncia presentada por Jesús de Polanco, presidente de PRISA. Recurrió la condena al Tribunal Supremo y al Constitucional: los dos rechazaron el recurso. Posteriormente fue indultado por el Gobierno Aznar) ya manifestó su disgusto por la realización y divulgación de ese material, apuntando al ministro del Interior como responsable último. Ningún preso puede disponer de un móvil por lo que dichas imágenes o las realizó un funcionario, o un preso "colaborador". Dicho de otra manera: póngalo usted en la calle, señor juez, que estará más seguro. Y por lo de la destrucción de las pruebas, no se preocupe. Ya lo hacen en Génova. Ni un día sin noticias de Bárcenas.
"El día que Cospedal declaró ante el juez Ruz todos los titulares coincidieron en señalar que la secretaria general del PP había señalado directamente a Rajoy como artífice de las ventajosas negociaciones (indemnización, coche, secretaria, despacho) con las que se benefició a Bárcenas tras su despido. Sin embargo en las informaciones de TVE se incluyó referencias que señalaban lo contrario, que Cospedal en ningún momento había responsabilizado a Rajoy. La orden, partió del jefe de contenidos de TVE de quien los periodistas de la casa piden ahora su dimisión. Los representantes de los periodistas exigen la dimisión de José Gilgado porque ese día 14 de agosto estaba al frente de los telediarios, al estar ausente el máximo responsable de los Informativos, Julio Somoano. Los redactores que cubrían la comparecencia judicial de Cospedal se negaron a firmar sus informaciones al haber incorporado Gilgado datos de fuentes anónimas que no habían sido verificados". Extraordinario. Si un día el Señor se quisiera llevar a Somoano a su reino, y Dios Padre no lo quiera, en TVE ya tienen sustituto.
Lo que no tienen en ninguna televisión del mundo, salvo en la pública española, es a una presentadora tan simpática y desnortada como Mariló Montero. En La mañana de la 1 conectaron en diversas ocasiones con ese festejo bárbaro y cruel de Tordesillas. Mariló (permíteme el tuteo, es el peaje que pagáis los que sois universalmente admirados) lo explicaba así de bien: "Una de las cosas por las que traemos al toro de la Vega a La 1 es que es una fiesta popular, es una fiesta que se celebra en uno de los pueblos de España, es un torneo ancestral que se celebra hace miles, bueno cientos de años", para añadir que que la magia de la televisión permite estar hablando de dientes y enseguida trasladarse a Valladolid "y ver una fiesta maravillosa". Pero nuestra presentadora favorita (y la de Makoki) no se quedó en eso de los miles, o cientos, da igual, de años, ni de lo mágico que es pasar de los consejos ondontológicos a una fiesta maravillosa, no, nuestra Mariló nos siguió ilustrando y señalando lo perversos que son quienes se oponen al maltrato de los animales: "Luego vendrán las imágenes de todos los años en las que se sacan aparentemente imágenes que están grabadas de forma oculta y que sacan cómo se mata al toro en el caso de que no haya sido indultado". ¡Di que sí, Zambrano, que eres una Zambrano! ¿Pero cómo se puede admitir que recorten el presupuesto de la televisión pública? habría que doblárselo para que pudieran emitir programas como el de nuestra Mariló pero multiplicados por cien. Por ejemplo, la matanzas de bebé-focas con bates de beisbol como elogio de la peletería, o las decapitaciones de gallos, palomas, ocas o patos que se celebran desde millones o cientos de miles de años por los pueblos de España en una clara exaltación de los ejercicios manuales, tan necesarios para el perfecto equilibrio mental.
Si no fuéramos un país sensato, mesurado, ¿cómo se soportaría el que De Guindos, por ejemplo, se atreva a afirmar públicamente que "nunca mas se van a congelar las pensiones"?, o que Rodrigo Rato, después de dejar la última entidad financiera que presidió con un pufo de más de 23.000 millones de euros, no pare de reunir consejos de administración en su tarjeta de visita?, ¿o que en Valencia una jueza decida que no hay nuevas pruebas para reabrir el caso del Metro, con más de 40 muertos? Mesurado es poco: somos un país pletórico de armonía y concordia desde hace cientos de millones de años.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal