TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Bienvenido Mr. Rajoy

Por: | 31 de marzo de 2015

1427718029_634311_1427732785_noticia_fotograma

Casi es un remake de Bienvenido Mr. Marshall: Rajoy en la Moncloa a las 9 de la mañana asiste a la firma de un acuerdo interministerial que permitirá la extensión del acceso a la banda ancha ultrarrápida (100 megas por segundo) de los centros docentes. A las 10.45 horas se ha plantado en Agoncillo (La Rioja) para inaugurar la conexión de la Autovía del Camino de la A-12 y la LO-20, que une Navarra y La Rioja. Dicho de otra manera: "ha retirado el recubrimiento que revestía el mojón de un tramo de autopista(ver foto)". Durante la misma, el jefe del Ejecutivo ha aprovechado la oportunidad para vender el crecimiento económico y la creación de empleo. "Ahí está la clave del progreso". Y a las 13 horas estaba visitando las obras de la tercera fase del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en Santander. donde ha recorrido los pasillos de unas instalaciones que se acabarán el próximo 15 de mayo, apenas nueve días antes de las elecciones y que no entrarán en funcionamiento hasta finales de septiembre, cuando será inaugurado nuevamente. Aquí, Rajoy también ha repetido que España ha emprendido la recuperación. Espectacular. Los "americanos" pasaban de largo por Villar del Río en 1953. Rajoy, 62 años después, casi hace lo mismo por la Moncloa, por un mojón en La Rioja y unos pasillos hospitalarios en Cantabria. Coge la inauguración y corre porque a partir de hoy está prohibido inaugurar nada hasta la celebración de las elecciones.
Como siempre, los antipatriotas buscan el lado oscuro de la historia. Por ejemplo, que en el acto de La Moncloa, con el ministro Wert presente, no tuvo el menor pudor en afirmar que "apostar por la educación es lo mejor que podemos hacer por la España de hoy y de mañana", una estupenda frase salvo por el el detalle de que desde hace cuatro años se han despedido a 25.000 profesores a causa de los recortes.
En Cantabria tuvo a bien recordar durante su intervención la importancia de preservar el sistema público de pensiones, la sanidad y la educación con los "máximos estándares" de calidad. ¿Y qué dicen los traidores?, pues que el hospital lleva más de 14 años sumergido en una obras interminables por causa de los imprevistos, los sobrecostes y las paralizaciones. "Que el nuevo complejo hospitalario debía haber entrado en servicio en 2007" y que abrirá sus puertas poco antes de las elecciones generales tras la firma de un convenio público-privado del gobierno de Cantabria. Porque el mantenimiento de la sanidad pública se entiende como una cierta privatización: "La sociedad adjudicataria del contrato fue la unión temporal de empresas integrada por Ferrovial y Siec, bajo la denominación Smart Hospital Cantabria, que gestionará durante 20 años una docena de servicios no asistenciales. Además, el convenio incluía la conclusión del edificio, la dotación del mobiliario y el nuevo equipamiento por un precio que ronda los 900 millones de euros".
Menos mal que quedan patriotas como Luis Bárcenas (media vida en el PP y el capital en Suiza, ¿se puede ser más español?)) que nos recuerdan a todos el amor que debemos profesar por lo establecido, por las normas que permiten distinguirnos del caos y la anarquía, es decir, las responsabilidades estatutarias de los dirigentes de un partido señero como es el Popular: "El extesorero ha atribuido a los secretarios generales del partido la gestión de la caja b, como máximos responsables estatutariamente del control de las finanzas populares. En el recurso que ha presentado contra el auto del juez Ruz de cierre de la investigación, Bárcenas constata la existencia de la doble contabilidad en el PP entre 1990 y 2008. En ese periodo de 18 eños el cargo de secretario general fue ocupado de forma sucesiva por Francisco Álvarez-Cascos, Javier Arenas, Mariano Rajoy, Ángel Acebes y María Dolores de Cospedal. El último año en el que el delito no ha prescrito es el 2008, en el que Cospedal ya estaba al frente de la secretaría general y Rajoy ya era presidente del partido". ¿Qué sería de todos nosotros si no existieran patriotas que nos recordaran los estatutos de lo establecido? Gracias, don Luis.




El nuevo talante

Por: | 30 de marzo de 2015

C2383e657ee77e6639bc05da1d4a0b6e

Pocas veces la proximidad de una elecciones muncipales y autonómicas y, sobre todo, las generales de fin de año, han permitido comprobar en vivo y en directo el cambio de actitud, de talante incluso, de los dirigentes del PP, y muy especialmente de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría. No hay nada más que comprobar sus reacciones ante la catástrofe de los Alpes o la del presidente en la inauguración del Pompidou de Málaga, lo que no ha evitado por otra parte el que aprovecharan los estertores de la legislatura para imponer la Ley Mordaza, sin duda, el retroceso democrático más descarado desde el inicio de la transición. Se legisla en favor de los poderosos y se reprime al resto en nombre de una seguridad que sólo protege a los más favorecidos.
El terrible suceso en Francia ha supuesto una cascada de gestos y declaraciones solidarias con las víctimas y sus familiares. Todo correcto: gabinete de crisis, elogios a la actitud de Francia, a su trasnparenciaia informativa, a la celeridad de sus medidas..., impecables y radicalmente distintas a la actitud ante catástrofes como las de Spanair o la del Yak 42. En el primer caso, con Rodríguez Zapatero en la Moncloa, la primera información oficial se ofreció el 9 de octubre de 2008, casi dos meses después de producido un accidente con 154 muertos. Tras ese primer informe, y con la proclividad de los políticos a la burocratización, vinieron otros varios de diversas comisiones y subcomisiones.
Tres años después, en agosto de 2011, la Comisión de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil presentó un nuevo informa. La respuesta de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 lo tachó de "sangrante", "parcial", "ofensivo"e "incompleto". Cinco años después, en 2013, "el Consejo de Ministros aprobó un real decreto para crear una nueva institución que estará a disposición de todos los familiares y víctimas de accidentes aéreos. Este organismo se encargará de facilitar todas las gestiones a los afectados".
En 2014, seis años más tarde del accidente de Barajas, la Asociación de Afectados salió al paso de unas declaraciones del presidente de la aseguradora Mapfre en la que afirmaba que la prioridad era la atención a los supervivientes y a los familiares de las víctimas: "los afectados que pertenecen a la asociación" -dicen en el comunicado- "no han sido cuidados ni atendidos por Mapfre en los casi seis años que han pasado desde el accidente y ejemplo de ello es que la compañía sólo ha llegado a acuerdos económicos respecto a un 40% de las víctimas o familiares". No se tiene noticia de que los distintos gobiernos socialistas y populares hayan hecho algo por solucionar un problema que dura ya cerca de siete años.
Del accidente del Yak 42 en mayo de 2003, con 75 muertos, 62 de los cuales eran militares españoles, poco se puede añadir a lo dicho a lo largo de estos años, si acaso resaltar que el comportamiento indigno del Gobierno de Aznar, y muy especialmente de su ministro de Defensa Federico Trillo, han convertido éste dramático suceso en un ejemplo universal de la incompetencia, cuando no vileza, a la que pueden llegar unos gobernantes mucho más atentos a su propio anhelo de figurar en las ceremonias oficiales que a respetar los más elementales derechos de la dignidad humana. Dos comportamientos oficiales ante dos tragedias aéreas que nada tienen que ver con el actual ante el suceso de los Alpes en el que la sensación que dan es que han aprovechado el rebufo del democrático comportamiento de las autoridades francesas para lavarse la imagen.
Pompidou-malaga--644x362Respecto al acto de inauguración del museo Pompidou en Málaga, asistimos a un nuevo gesto de travestismo político. Allí, Mariano Rajoy -además de recitar nuevamente su mantra de la bondad de la economía española y la de los cientos de miles de puestos de trabajo que se van a crear si ganan nuevamente las elecciones (¿qué tendrá que ver eso con Brancusi, Picabía, Saura, Tápies o Leger, entre otros?)- tuvo a bien señalar  que "la dimensión cultural es un gran activo de Francia", algo ya sabido pero radicalmente opuesto a la política cultural de su Gobierno en España en donde, al parecer, la cultura no es sólo no es un gran activo sino que es su enemiga.
Por supuesto que ya se ha insinuado en varias ocasiones la posible rebaja del IVA cultural del 21 al 10% (un 2% más de cuando llegaron al poder), al fin y al cabo estamos ya en una larga precampaña electoral, pero lo cierto es que la cultura no es sólo recaudación tributaria, también es educación y divulgación de unas normas elementales de convivencia sin olvidarnos de la investigación y de una política de becas solidaria, y todo lo que ha hecho éste Gobierno ha sido suspender la asignatura de Educacación para la Ciudadanía, realizar unos recortes salvajes a los docentes e investigadores, incrementar la presencia de la Religión en las aulas, aplicar una política reaccionaria de becas y dejar claro que los nuevos planes universitarios (3+2) tienen una finalidad clasista.

De la identidad

Por: | 27 de marzo de 2015


Fideua-1 (1)
Se acabaron las Fallas pero Valencia sigue siendo una fiesta. Ahora le toca el turno a los diputados del PP que acaban de aprobar la creación de un Observatorio de las Señas de Identidad Valencianas, tinglado disparatado puesto que no se especifica en base a qué se concede el certificado de Identidad Valenciana. Lo que sí se sabe es que aquellas personas físicas o jurídicas a las que se aprecie que el objeto de la actividad subvencionada suponga un agravio o menosprecio manifiesto contra las señas de identidad del pueblo valenciano, perderán el derecho al cobro de una subvención o, si ya les fue concedida, se les exigirá su reintegro.
Añadamos que entre los guardianes de la identidad figuran entidades como la Festa de la Mare de Déu d’Algemesí, la Federació de Pilota, la Federación de Colombicultura y la Federación de Peñas Taurinas de ‘Bous al Carrer’, entre otras, sin olvidarnos de señalar la curiosa fijación que tiene el Consell al identificar la identidad valenciana con las subvenciones. Lo propio es que los que agravien o menosprecien la esencia nacional fueran quemados en la hoguera en una nueva y grandiosa nit del foc, pero no: es una cuestión del vil metal.
También sorprende que no figuren asociaciones tan arraigadas en la Comunidad como la de Nos Toca la Lotería Cada Dos por Tres, Amigos del Saqueo de las Arcas Públicas, Peñas que Anhelan y Defienden la Fórmula 1, Nos Gusta Calatrava Aunque Nos Chulee, Cualquiera de los Cotino For President,  y Queremos Más Valencia Summit, por ejemplo El socialista Rafael Rubio aseguró que las señas de identidad de la derecha valenciana son tres: "Paro, corrupción y despilfarro" pero, como muy bien señaló Jorge Bellver, portavoz parlamentario del PP,"eso es traición, ya que es indigno aprovechar la condición de valencianos para sentarse en esta Cámara y ser incapaces de defender las señas de identidad".
Lo que no sabemos es si el señor Bellver incluía entre los traidores a los 11 diputados del PP que abandonaron sus escaños al estar imputados en diversas causas de corrupción o, por el contrario, se puede ser presuntamente corrupto y valencianista a tope al mismo tiempo. Dicho de otra manera: de omni dubitantibus. Porque, vamos a ver: ¿Eduardo Zaplana tendría el carné identitario pese a que ya en 1990 le decía a Salvador Palop (caso Naseiro) "pues eso es lo que pasa. ¡Ay...!, tengo que ganar mucho dinero, me hace falta mucho dinero para vivir. Ahora me tengo que comprar un coche . ¿Te gusta el Vectra 16 vávulas?, cuando todo el mundo sabe que el coche identitario es el Ford, que para eso se fabrica en Almusafes?
¿Agravió Francisco Camps las señas de identidad valencianas al preferir que sus pantalones de Forever Young llevaran pinzas italianas en lugar de la terreta? o ¿la fideuá es indentitariamente valenciana?, y si así lo considerara el Observatorio de marras, ¿qué habría que hacer con Joan Fuster, quien afirmaba en público que si veía que en un restaurante se servía fideuá, él se iba del restaurante? ¿Tendrán que devolver su familia los premios y subvenciones recibidos en vida?, ¿será un traidor Joan Fuster? Esto es un sinvivir.

Aznariana

Por: | 26 de marzo de 2015

55114a1e7bdf4

Hay noticias que enervan más de lo normal: "El PP y el PSOE se han unido este martes tanto en la Mesa del Congreso como en la Junta de Portavoces para impedir que la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso vote este miércoles una propuesta de reprobación del expresidente el Gobierno José María Aznar por sus negocios en Libia, registrada por la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA)". La iniciativa había pasado los trámites parlamentarios pertinentes hasta que el pasado martes la Mesa decidió excluirla a petición del portavoz del PP, con el apoyo de los socialistas, y alegando que sólo se puede reprobar a miembros del Gobierno si están en activo y no a ciudadanos particulares como ahora es el caso de Aznar. Bien.
La pregunta idiota es múltiple: ¿si el señor Aznar es un ciudadano particular, tiene aún prebendas y privilegios por su condición de expresidente, sigue utilizando pasaporte diplomático o salas especiales en los aeropuertos, tiene alguna sinecura como despacho, guardaespaldas, secretaria o coche oficial por su condición de expresidente? ¿Qué hacen los socialistas impidiendo que se debata la conveniencia o inconveniencia de los negocios de Aznar en Libia?, ¿están cubriendo las espaldas de sus expresidentes, con esos extraños viajes de Zapatero y las extrañas amistades de Felipe González? ¿A qué juegan?
Estamos hablando de un personaje que, probablemente, ha sido uno de los más nefastos en la vida política, económica y social de España y cuyas consecuencias aún estamos pagando. Además de la burbuja inmobiliaria o las depredadoras inmatriculaciones de la Iglesia católica, le debemos también a ésta lumbrera la red de autopistas radiales que pueden costarnos 4.5000 millones de euros porque sí, salvo que se imponga la sensata sentencia del Tribunal Supremo, conocida ayer, por la que "no cree que la falta de tráfico pueda considerarse “un riesgo imprevisible” que lleve a modificar los contratos de concesión de autopistas de peaje. Con ese argumento desestimó en enero un recurso de la sociedad Accesos de Madrid, SA (AMSA), participada por Abertis, Sacyr y ACS, que exigía al Gobierno que revisara su contrato, que incluía la conservación, explotación y mantenimiento de las autopistas de peaje radiales R-3 y R-5".
La sentencia explica que la empresa tenía que haber considerado esa posibilidad cuando participó en el concurso, y agrega que la contratación administrativa lleva inherente un elemento de aleatoriedad de los resultados económicos del contrato, al estar expresamente proclamado por la ley el llamado principio de riesgo y ventura del contratista, ley y principio que, al parecer, nuestros grandes empresarios consideran inncesarios cuando se trata de pillar cacho caiga quien caiga. Un personaje, no lo olvidemos, que presidía el PP en 1990, año en el que juez Ruz acaba de acreditar que ya existía una caja b en tan distinguida formación política y que continuó durante 18 años sin que nadie moviera un dedo por evitarla.
Un estadista, Aznar, que ha sentado cátedra en sus alevines a la hora de entender la gobernanza como un servicio incondicional a los poderosos. Y así observamos perplejos como el ministerio de Industria de José Manuel Soria, reconoció ante el Tribuna Supremo que en la cuestión del "hachazo" a las energías renovables (un recorte de 3.000 millones de euros a las instalaciones) sólo hubo un informe externo y que no se usó (su fecha de presentación es más de cuatro meses posterior a la aprobación de los recortes en junio de 2014). Es decir, que en el país que tiene un número más que considerable de horas de sol anuales y viento suficiente, se modifican las reglas del juego en mitad del partido -lo que favorece a las empresas energéticas tradicionales, a las mismas a las que socialistas y populares les "perdonaron" más de 3.000 millones de euros- y se hace, además, mintiendo sobre los informes técnicos que teóricamente justificaban la nueva normativa.
ImagesNaturalmente, y según informa vozpópuli.com, "hay una legión de abogados, formada por más de 50 profesionales del derecho, que ya está trabajando en la estrategia a seguir en la ampliación del expediente administrativo abierto en el Tribunal Supremo en relación con los más de 300 recursos presentados contra la Orden Ministerial que fijó los parámetros retributivos de las energías renovables". Ya sólo nos queda conocer lo que nos va a costar las decisiones tramposas del ministro Soria.
Un añadido que contextualiza la historia: en junio de 2013 se presentó ante la Fiscalía anticorrupción una denuncia contra las "políticas giratorias" del sector eléctrico firmada por más de 3.000 personas. En ella se señalaba que: "El texto recopila, analiza y documenta tanto una sucesión de medidas aprobadas por la Administración, y que fueron a juicio de los firmantes, muy perjudiciales para el interés general; como los puestos a los que posteriormente accedieron las personas que favorecieron o condicionaron la adopción de dichas medidas y que posteriormente fueron remuneradas por empresas del sector eléctrico. Entre otras personas aparecen los Presidentes,Felipe González Márquez y José María Aznar López; los Ministros Narcís Serra Serra, Luis de Guindos, Elena Salgado, Pedro Solbes Mira, Ángel Acebes Paniagua, Ana Palacio Valle-Lersundi, Manuel Marín González y María de los Ángeles Amador Millán; así como otros altos cargos: José Luis Olivas Martínez, Miguel Amigo Mateos, Fabrizio Hernández Pampaloni, Joan Majo Cruzate, Ignacio López del Hierro, Ramón Pérez Simarro, Rosa Rodríguez Díaz, Braulio Medel Cámara, Fernando Becker Zauzua, Santiago Cobo Cobo, José Folgado Blanco, Arantxa Medizabal, Joseba Andoni Aurrekoetxez, Marcelino Oreja Aguirre y Enrique Martínez Robles". Un lujo.

Cuestión de cifras

Por: | 24 de marzo de 2015

14270998969624

De las elecciones andaluzas poco se puede añadir a la riada de análisis de todo signo que se han vertido en las mentes de la ciudadanía. Quizá recalcar alguna cifra, por ejemplo la de los resultados de una ley electoral que rompe los esquemas del sentido común: ¿cómo es posible que el PP tenga 33 diputados con un 26,7% de los votos y Podemos más Ciudadanos, con un 24,8% de los votos, tengan 24?, es decir que un 2% de diferencia permite tener 9 diputados mas. Si descendemos al detalle por diputado, resulta que el PSOE necesita 29.958 votos para conseguir un escaño; el PP 32.226; Podemos 39.307; Ciudadanos 40.971 e IU 54.761. ¿Una persona, un voto? Pues sí pero no. Peculiaridades de la ley D'Hondt.
Señalar también el incontable número de veces que Antonio García Ferreras calificó en su Al Rojo Vivo de "jornada histórica para el PSOE andaluz" los resultados electorales. Hombre, sin exagerar: el PSOE consiguió los mismos resultados que en las anteriores elecciones (47 diputados). El gran sopapo se lo llevó el PP al retroceder a los niveles de 1990 y tampoco es como para calificarlo de histórico. Lo que no se acaba de entender son las declaraciones de Susana Díaz de ayer, lunes, quien tras conocer los resultados declaró que "ahora somos la primera fuerza y tengo la estabilidad que no tenía hace unos meses". La estabilidad es la misma (47 escaños), cosa distinta son las más complejas alianzas tácticas de la oposición para ponerle trabas en sus planes de gobierno aunque con casos como los de Extremadura (PP e IU) no conviene decir nunca jamás.
Lo gracioso del asunto es que los dos partidos emergentes, las formaciones que surgieron y se desarrollaron como alternativas al sistema establecido van a ser las que lo consoliden, al menos en Andalucía. Por cierto, VOX obtuvo un 0,45% de los votos y ningún diputado. Habrá que seguir atentos a ver si los de Podemos tiran a algún homosexual desde la Giralda.
EL PAIS publicó una noticia menor el pasado domingo, menor en cuanto a resonancia social o repercusión política pero inmensa en cuanto a conocer algún rasgo de la personalidad de uno de los prohombres del tinglado. Hablamos de Federico Trillo, letrado del Consejo de Estado, expresidente del Congreso de los Diputados, exministro de Defensa y, actualmente, embajador de España en el Reino Unido. Un figura que mañana, miércoles, tendrá que declarar -por videoconferencia, eso sí- en el Juzgado de lo Social número 5 de Madrid, donde se juzgará la denuncia por acoso laboral presentada por una exsecretaria de la Embajada de España en Londres.
La historia es sencilla: el excelentísimo señor embajador decidió incorporar como asistente personal a una diputada del PP, Julieta de Micheo, en detrimento de quien desarrollaba esa labor en la embajada desde hacía siete años, la demandante Teresa Hernández. La crónica de EL PAÍS relata una serie de mezquindades del excelentísimo embajador (no olvidemos que era el ministro de Defensa en el lamentable y cruel asunto del Yak 42) con respecto a la demandante pero, quizá, la más sorprendente de todas es la de que a raíz de una recepción en en la sede diplomática, "De Micheo llamó a Hernández alegando que Trillo no le contestaba. Hernández le pasó su móvil al embajador lo que, según la demanda, le valió una severa reprimenda pública, supuestamente porque debía haberle entregado el teléfono por medio del mayordomo". La duda es saber si la bronca es consecuencia de la condición de parvenu del prohombre o es un problema de coeficiente intelectual.

El pícaro Rajoy

Por: | 20 de marzo de 2015

1317732497_0

"Todo pasa y todo queda..." decía el clásico. Pues bien, una de las cosas que, al parecer, nunca pasan es el regusto por la picaresca. Mañana, sábado, tendremos constancia de una nueva demostración del subgénero literario de los antihéroes: "Un año más el Mariano Rajoy presidente del Gobierno no visitará las Fallas, aunque dos días después de que se acaben las fiestas estará en Valencia para lanzar la campaña de Rita Barberá para su reelección como alcaldesa de Valencia. Se trata de la presentación del programa municipal del PP que servirá para dar un verdadero espaldarazo a la actual edil tras la dimisión de su número dos Alfonso Grau por su procesamiento en el caso Urdangarin", informa levante-emv.com.
La gracieta de la información es que el acto coincide con la jornada de reflexión de las elecciones andaluzas, una jornada en la que, por ley, no se puede hacer propaganda de ninguna de las opciones políticas en liza. Bien. Naturalmente el aparato de propaganda del PP, la RTVE, dejará constancia en todo el territorio, Andalucía incluida, de la reafirmación pepera en una de las peores gestiones muncipales de una de las autonomías más corruptas. Es decir, que le den a la ley electoral que para eso tenemos mayoría absoluta y hacemos lo que nos de la gana.
Y allí estará Rita Barberá con su amplia sonrisa, sus brazos en alto y su ristra de cadáveres políticos a su espalda. Escucharemos los peligros infernales de no votar a ellos mismos aunque sin llegar a lo de que arrojarán desde la Giralda a los homosexuales, como dijo el vídeo de Vox. Sabremos que ya hemos salido de la crisis y vamos por el buen camino y aguantaremos las alabanzas de una gestión municipal que ha dejado la ciudad llena de Calatravas, de agujeros presupuestarios, de parkings oficiales con coches particulares de la alcaldesa durante décadas, de empresas como Emarsa saqueadas por sus dirigentes a los que, una vez mas, les ha tocado la lotería tropecientas veces, de proyectos megalomaníacos y colegios cerrados, en fin, de todos los componentes de la nueva picaresca en la que el ingenio para la supervivencia ha sido sustituido por la codicia, con una salvedad: que el antihéroe, el pícaro, ya no es un robagallinas sino el presidente del Gobierno y su lazarillo, RTVE.
Hace un año, Rajoy acudió a Valencia en apoyo de sus candidatos a las elecciones europeas, con ese dechado de simpátía de señoritismo andaluz y desastrosa gestión mediambiental que atiende al nombre de Arias Cañete a la cabeza, y arropado por uno de los tándem más destructores que se recuerdan: Alberto y Rita, esa extraña pareja. Allí dejó una frase curiosa por su ambigüedad: "Hemos hecho juntos muchas cosas. Hemos tenido, habéis tenido, mucho apoyo de los valencianos. Hemos pasado también momentos difíciles, nos han acosado y mucho, pero os digo una cosa, estamos aquí y vamos a seguir durante mucho tiempo", frase en la que el victimismo es considerado como una de las bellas artes y en la que, probablemente, lo unico constatable sea lo de que, efectivamente, han tenido mucho apoyo de los valencianos, un comportamiento que hace tiempo debe de ser uno de los favoritos de Leopold Von Sacher-Masoch.

¿Pero esto qué es?

Por: | 18 de marzo de 2015

2013062861beatrizviana_dentro

La jefa de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), Margarita García-Valdecasas (ver foto), tuvo a bien enviar ayer el informe solicitado por el juez Ruz a propósito de los enredos del PP con el dinero negro reflejado en "los papeles de Bárcenas" (esas fotocopias de fotocopias que decían hace tiempo), y lo hizo "por imperativo legal", obviedad innecesaria pues todos hacemos la mayor parte de las cosas "por imperativo legal", declaración de la renta incluída. En ese informe, más el complementario que aportó el ministerio de Hacienda, se observan, cuando menos, dos detalles interesantes: 1) que los partidos políticos tienen muchos más privilegios que el resto de la ciudadanía, al margen del aforamiento de sus diputados, y 2) que la desfachatez ministerial no tiene límites.
Cuando se descubre un sofisticado fraude fiscal se suele hablar de "ingeniería financiera". Pues bien, en el ministerio de Hacienda y en la Agencia Tributaria, los ingenieros son legión. La señora García-Valdecasas, siguiendo los criterios fijados por el juez, reconoce que el PP arroja una cuota impagada de 220.167 euros en 2008, muy por encima del límite para el delito fiscal. El impago corresponde al Impuesto de Sociedades de las donaciones ilegales de ese año (1.055.000 euros, según los papeles del extesorero), el único año que no está prescrito para la investigación. Bien. Una vez que los ingenieros fiscales hacen su labor, la conclusión a la que llegan es que la cuota íntegra a pagar sería de 25.630 euros, muy por debajo del delito fiscal.
Esto explica, por ejemplo, el que bufetes fiscales como el que fundó Cristóbal Montoro en el rato en que estuvo libre de sentarse en los consejos de ministros presididos por Aznar y Rajoy, adquirieran la suficiente fama de eficaces como para que en su primer año como ministro de Hacienda con Rajoy, su antiguo bufete aumentara el 127% su facturación (6,6 milones de euros), más del doble en unos años en los que la consultoría y la asesoría se habían desplomado. Es cierto que ahora están siendo investigados por anticorrupción por un posible delito de prevericación, que, al parecer, aún con Montoro en el bufete, trabajaron para una de las empresas vinculadas a la Gürtel y que, ya desde la poltrona ministerial, dejó la Agencia Tributaria como un sembrado quitando y poniendo a buena parte de sus responsables, sobre todo a raíz de "el caso Cemex" en el que se sancionó inicialmente a la cementera mexicana con 455 millones de euros por fradude fiscal y que acabó con el cese de la inspectora y una serie de dimisiones en solidaridad con ella, pues bien, Gaspar Llamazares informó en Al Rojo Vivo que también fue el exbufete de Montoro el asesor fiscal de la cementera, pero todo eso forma parte del tinglado. Y es que no se puede trabajar tanto y tan bien por la patria.
Respecto a la ilimitada desfachatez ministerial baste decir que en el informe complementario al de la Agencia Tributaria se comparaba el impago de impuestos del PP por sus donaciones ilegales con el que pudieran hacer Cáritas o Cruz Roja en caso de recibir "dinero negro" dedicado a "dar de comer a niños". Es decir, que para Hacienda "dar de comer a los niños" con donaciones legales o pagar con donaciones ilegales la moqueta de Génova o los sobres a quienes la pisan es lo mismo. Cualquier comentario abundando en éste razonamiento sería en realidad un insulto a la inteligencia. Quizá aportar un dato: "en España, el riesgo de pobreza entre los niños menores de 18 años se situó en 2012 en el 29,9 %, casi nueve puntos por encima de la media de la UE, que estuvo en el 21,4 %, según datos de 2013 de Eurostat. De 2011 a 2012, la tasa de pobreza en este sector de población aumentó del 15,6 % al 19,4 %". Dicho de otra manera: Hacienda considera que el PP puede seguir haciendo obras de remodelación de su sede central hasta dejarla como el sueño dorado de Ivana Trump y la viuda de Gil y Gil juntas.

Arde Valencia

Por: | 17 de marzo de 2015

1426502256_047181_31542100_fotograma_3

Valencia es un filón para los comentaristas y lo es por lo excesivo de sus dirigentes, por lo exorbitante de sus actos y de sus dichos. Las últimas perlas de esta desmesura las ofrecieron ayer al alimón y al caloret de las Fallas, la alcaldesa Rita Barberá y el exvicealcalde Alfonso Grau, probablemente los dos iconos más representativos del kitch valenciano, en su comparecencia ante los medios para dejar constancia de la dimisión de todos sus cargos del segundo de los citados.
"Este procedimiento pasará a la historia por la cacería electoral a la que me ha sometido el PSOE con sus ataques desmedidos", opinó Grau. El exvicealcalde o tiene una opinión de la historia muy de andar por casa o deberían verle su magalomanía. Claro que con una hooligan como la Barberá a su lado, que tuvo a bien afirmar que "Churchill, que creo que todos compartimos que ha sido uno de los grandes políticos del siglo XX, afirmaba que el precio de la grandeza es la responsabilidad y yo creo que no cabe mejor reflexión ahora para definir esta decisión de Alfonso Grau", resulta más fácil comprender los delirios de poder y autoestima del dimitido.
Grau, naturalmente, no puede prescindir de ese punto valenciano de exageración: "me voy con dignidad, transparencia y honradez" (al parecer no le bastaba una sola de esas cualidades) por mas que la Audiencia de Palma decidió por unanimidad de los magistrados Diego Gómez-Reino, Juan Jiménez Vidal y Mónica de la Serna, que será juzgado por los presuntos delitos de prevaricación administrativa, fraude a la Administración, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y falsedad de documento oficial por los contratos que firmó como presidente de Valencia Turismo con el Instituto Nóos.
El prepotente exvicealcalde (en las videotecas están algunas de sus groserías ante los informadores) dice que se va "por el daño causado a su familia y al partido" por la cacería de los socialistas valencianos. En realidad se va porque está procesado por un asunto que entre las autoridades muncipales valencianas y el chiringuito del yerno del Rey Juan Carlos les ha costado a los valencianos 3,5 millones de euros de los que, al parecer, nadie es responsable de nada. La alcaldesa le pasa el embolado al vicealcalde y el vicealcalde dice que él no ha firmado nada. Conclusión: los jueves, milagro, que tambié es de un valenciano aunque éste con mucho más talento y sensibilidad que los munícipes.
En fin, que una vez más, Valencia es lo mas, como bien señala el himno de la Comunidad: "Manda el arte Paladines / que te ofrezcan sus laureles (clara referencia a Calatrava) / y a tus pies, Sultana, tienden mis jardines / un tapiz de rosas, nardos y claveles (la Barberá y Ricardo Bofill que reconvirtió el cauce del Turia en unos jardines) / Brindan ricos tesoros / los naranjales de las riberas / penden racimos de oro / bajo los arcos de las palmeras...", aunque esto último no está confirmado después de las actuaciones de los Cotino, Ortiz, Oliva, Aspar, Roig, la CAM, Emarsa y tantos y tantos alcaldes y concejales de Urbanismo que no han parado de ofrendar nuevas glorias a España con sus recalificaciones.

P.D.- Del asunto de la investigación de anticorrupción por un posible delito de prevaricación del que fuera despacho de Montoro y sus compas, y por seguir con los símiles cinematográficos, del berlanguiano "Los jueves, milagro" en el caso de Alfonso Grau, pasamos a un clásico de la prehistoria del celuloide, "El regador regado", de Louis Lumière, en el caso del bufete. Esto es Hollywood.

El dilema

Por: | 16 de marzo de 2015

30

Resultó curiosa la noche del pasado sábado, sobre todo si con el mando en la mano se pasaba de La Sexta Noche (1.502.000 espectadores) a Un tiempo nuevo (1.126.000) y al revés. En La Sexta la primera estrella invitada era Manuela Carmena, una muy experimentada juez progresista y candidata a la alcaldía de Madrid por la coalición Ahora Madrid, conformada por Podemos y Ganemos, dos de las formaciones políticas más interesantes y novedosas del esclerotizado panorama político nacional.
En Telecinco la estrella era Esperanza Aguirre, una muy experimentada política de la que poco más se puede decir que no lo haya dicho ella misma en infinidad de ocasiones: una liberal antiabortista que destapó el caso Gürtel, el caso Púnica, el tamayazo, la muerte de Kennedy y todo lo que haga falta, y que que no se quitó los calcetines desde la India hasta la rueda de prensa en Madrid tras un atentado. ¡Ah!, y que no tiene quien le tosa en el PP de Rajoy por más que le toque las narices. También es candidata a la alcaldía de Madrid.
Dicho de otra manera: los madrileños tienen ante sí en el próximo mes de mayo la resolución de un dilema: ¿a quién votar? Es decir, el resultado de las elecciones municipales va a despejar muchas dudas sobre la tendencia política de una ciudadanía maltratada, esquilmada, hipotecada y, al parecer, masoquista ante una opción de la derechona más cortijera y una izquierda moderada (mal que le pese a Eduardo Inda), sensata y tolerante. A poco que se esfuercen Carmena y Carmona por converger (descontado el presumible e indeseado harakiri de IU), ésta ciudad podrá recuperar algo el estilo y el ambiente de, por ejemplo, los tiempos de Tierno Galván, con lo que se mataría, por lo menos, dos pájaros de un tiro: Madrid recuperaría un tono vital mucho más agradable y Rajoy seguiría teniendo a Esperanza Aguirre al frente del PP madrileño. Un placer.
Naturalmente, para que el cuento de la lechera deje de ser un cuento depende absolutamente del voto del personal, y ahí puede haber un problema que ya señaló también Arturo Pérez Reverte en La Sexta Noche: el criminal trato que el Gobierno ha dado a la cultura, entendida ésta como la capacidad de analizar y distinguir la paja del grano. Es decir, la manifiesta voluntad del PP de idiotizar en lo posible al electorado sobre todo desde que optaron por la devastación en lugar de fomentar el clientelismo, por mas que sigan prometiendo cientos de miles de empleos día tras día. Tienen a la televisión estatal como su particular aparato de propaganda (comprueben el trato que dan los informativos a, por ejemplo, Ángel Gabilondo y a Luis García Montero, o el que le dieron a Pablo Iglesias y comprárenlo con el que le dan a la Cifuentes o la Aguirre, y si tienen alguna duda respecto al aturagamiento recuerden que una de sus presentadoras-estrella es Mariló Montero). De Telemadrid no merece la pena ni hablar: no la ve nadie.
Y es, precisamente, esa constancia en el atolondramiento colectivo -además de su mayoría absoluta- lo que les permite legislar aberraciones como la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal sobre la que "los jueces que llevan algunas de las investigaciones más sensibles de España creen que la intención del Gobierno de limitar a un máximo de 18 meses la investigación de causas judiciales de especial complejidad supone abrir una puerta a la impunidad", que es de lo que se trata, por otra parte. Ladies and gentleman, dames et mesieus, señoras y señores...es su turno.

El liberalismo

Por: | 13 de marzo de 2015

1426091853_243182_1426092680_noticia_normal

En tiempos en los que Manuel Fraga era ministro de Franco se lanzó el slogan "España es diferente". Décadas después, ya en tiempos de su discípulo Mariano Rajoy, España sigue siendo diferente, muy diferente, para desgracia de la ciudadanía. Un ejemplo a bote pronto: "ocho de los 12 miembros que conforman el órgano que decidirá dónde poner la línea roja a las emisiones de gases son trabajadores de grandes compañías del sector como Gas Natural Fenosa, Iberdrola y Endesa, según denunció Greenpeace y ha corroborado EL PAÍS. De los cuatro restantes, tres pertenecen a la Administración y uno a la Escuela de Ingeniería de Sevilla". Ya lo dijo Trillo: "Manda huevos".
Y si pasamos del bote pronto a un tema más meditado, las diferencias son ya insalvables. Es el caso de las autopistas de peaje y la nueva propuesta de la patronal de las mismas: "Las constructoras piden que haya peajes en todas las autovías". De lujo. Un poco de historia sobre esta milonga.
Nuestros entrañables dirigentes sienten una especial predilección por definirse como "liberales", con Esperanza Aguirre a la cabeza. Cualquier enciclopedia explica que "El liberalismo económico es la aplicación de los principios liberales en el desarrollo material de los individuos, como por ejemplo la no intromisión del Estado en las relaciones mercantiles entre los ciudadanos, impulsando la reducción de impuestos a su mínima expresión y reducción de la regulación sobre comercio, producción, etc. Según la ideología liberal, la no intervención del Estado asegura la igualdad de condiciones de todos los individuos, lo que permite que se establezca un marco de competencia justa, sin restricciones ni manipulaciones de diversos tipos. Esto significa neutralizar cualquier tipo de beneficencia pública, como aranceles y subsidios". Muy bien.
Ese inolvidable Trío de la Bencina (Aznar, Cascos y Aguirre) tuvieron hace años una visión sobrenatural: "Hay que construir autopistas radiales de peaje alrededor de Madrid". Como buenos liberales que eran y son se las adjudicaron a diversas constructoras privadas (para que no se entrometiera el Estado, por supuesto). Tiempo después se comprobó que aquello era una ruina, que se habían hecho mal los cálculos y previsiones de tráfico. Vale.
"¿Qué hacer?", se preguntó en su día Lenin y se preguntaron después las constructoras. Pues muy sencillo: que pague el Estado: "El Gobierno estimó en 4.500 millones el dinero que tendría que asumir por la responsabilidad patrimonial de la Administración en estas concesiones si las autovías van a la liquidación. Las empresas accionistas elevan ese cálculo a 5.200 millones, que impactarían directamente en el déficit público (en 0,6 puntos porcentuales del PIB). Y la patronal Seopan (en la foto, Julián Núñez, presidente de la patronal de las constructoras) elevó ayer esa previsión hasta los 8.000 millones por el coste adicional en tribunales de las eventuales reclamaciones de los afectados por las liquidaciones". Pero como en todo, en el colmo del liberalismo cabe otra opción: que haya peajes en todas las autovías, es decir, que las que se construyeron con los impuestos del personal (los de la lista Falciani no, por supuesto, que aún hay clases), pues se recalifican como si fueran privadas y que cada dios pague por pisarlas.
Y si siguiendo la teoría clásica del liberalismo la no intervención del Estado asegura la igualdad de condiciones de todos los individuos, no les quiero ni contar lo de iguales que vamos a ser todos con estos dirigentes que hacen excepciones a esa no intervención: vamos a pagar lo mismo Amancio Ortega que usted o que yo por ir, por ejemplo, de Madrid a Albacete en coche.
1178180233_850215_0000000000_sumario_normalY es que liberalismo no hay más que uno y a ti te encontré en la calle. Aún resuena en la red aquella inteligente reafirmación en el liberalismo individualista del compañero Aznar cuando se preguntó públicamente "¿Y quién te ha dicho que quiero que conduzcas por mi" respecto a una conocida campaña de la Dirección General de Tráfico ("No podemos conducir por ti", era el lema) que recomendaba no conducir si se bebía, tras lo que el expresidente añadió que a él nadie le debe decir lo que tiene o no que beber. España es diferente porque si fuera igual a las democracias europeas, las cárceles no darían a basto.
Más condescendiente se mostró  la presidenta de la asociación Stop accidentes, Ana María Campo, al calificar las palabras de Aznar como "apología del terror en carretera", y añadió que "son comentarios tan estúpidos que nadie les hará caso". Lo que parece evidente es que la idiosincrasia de nuestros políticos acaba de incorporar al mundo mundial el concepto de "liberalismo subvencionado", que se añaden a esas dos aportaciones claves para la humanidad: "la siesta" y "la guerrilla". El sologan del siglo XXi podría ser: "Diferentes, no: mejores"

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal