TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Paradojas

Por: | 30 de septiembre de 2015


 600x400---Minister-Soria-Prof.-Dr

Cada vez resulta más dificil escribir sobre la actualidad nacional sin referirse a Cataluña. No hay programa de tertulianos, informativos generalistas o de la caverna que no dediquen buena parte de su tiempo a desgranar lo que allí sucede. Y si baja en algo el ritmo, siemprequeda el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que ha citado a declarar como imputado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a la exvicepresidenta del Gobierno Joana Ortega y a la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, por la supuesta comisión de delitos de desobediencia grave, prevaricación, malversación y usurpación de funciones en el proceso participativo del 9-N de 2014. Más madera para esa ensoñada pira en la que inmolarse teóricamente el president y convertirse, por fin, en la hipotética víctima que siempre alardeó de ser. Es la rentabilidad de aumentar el martirilogio.
Desde la ignorancia jurídica cada vez se entiende menos esas prisas apabullantes del PP por endosarle al Tribunal Constitucional una capacidad ejecutiva no solicitada, rechazada por el resto de los grupos parlamentarios y muy criticada por numerosos expertos constitucionalistas. Si, como parece, la reforma del Tribunal Constitucional perseguía el que pudiera sancionarse a Artur Mas ante una posible desobediencia a sus decisiones, da la sensación de que el Gobierno no se fiaba de las actuaciones de los Tribunales Superiores de Justicia que, como se acaba de ver, siguen fielmente las leyes establecidas y las recomendaciones del Fiscal General del Estado aún en contra de las de los fiscales catalanes. Sólo por uno de los delitos por los que están imputados, el de prevaricación administrativa, podría ser condenado con la inhabilitación especial para empleo o cargo público por un tiempo de siete a diez años.
El otro gran tema de estos días es, naturalmente, la enorme capacidad de engaño que han demostrado los dirigente de Volkswagen, una de las joyas de la corona de la mitificada Alemania que, al parecer, es también puntera en la mistificación. Décadas regodeándose en su milagro y dejándose querer por el mundo mundial para acabar mostrando que pueden ser los más tramposos. Como se sabe, todo empezó por la actuación de Estados Unidos que comprobó que la marca alemana había falseado los datos de emisiones relativos al NOx (óxidos de nitrógeno) con un software específico. Las pérdidas totales estimadas en apenas 48 horas, y no sólo para Volkswagen y Audi sino para el sector de automoción europeo, superan en algo más los 51.000 millones de euros, según autopista.es. Les libero de detalles técnicos para acceder al terreno humano: de un lado, la Fiscalía de Braunschweig anunció el lunes que investiga a Martin Winterkorn, (en la foto, recibiendo del ministro Soria la Gran Cruz de Isabel la Católica, paradojas de la vida) el hombre que dirigió la empresa desde 2007 hasta el pasado miércoles, por un posible delito de fraude relacionado con el engaño sobre emisiones contaminantes. De otro, ahora sabemos que el hasta el pasado miércoles presidente y consejero delegado de Volkswagen, Martin Winterkorn, acumula un plan de pensiones por valor de 28,5 millones de euros a cierre de 2014 y podría recibir hasta dos años de su sueldo, esto eso, más de 30 millones de euros, tras su salida de la compañía. Hunda usted a su compañía (lleva una caída del 73% del valor de sus acciones) y llévese entre indemnización y plan de jubilación unos posibles 58,5 millones de euros, y no se preocupe: el neoliberalismo económico bendice sus acciones.

Marxistas

Por: | 29 de septiembre de 2015

Mas-y-rajoy

Está claro, tanto Artur Mas como Mariano Rajoy son los adalides del marxismo (tendencia Groucho) hasta el punto de que se está estudiando cambiar el lema que preside, o presidía, las fachadas de los cuarteles de la Guardia Civil: del "Todo por la patria" al "Estos son mis principios. Si no le gustan...tengo otros", sin que ello suponga un desdoro ni para la Benemérita ni para ninguno de los líderes citados.
En todos los informativos del pasado lunes, bueno, en todos no, se desempolvaron las declaraciones del president acerca de los inconveniente de reivindicar el independentismo. En 2002 afirmaba rotundamente que "el concepto de independencia lo veo anticuado y un poco oxidado", en el libro Qué piensa Artur Mas. Diez años después, en octubre de 2012, afirmaba en un discurso tras la Diada que "no nos conviene plantear las cosas en términos de independencia total, ya que desapareceríamos de Europa y del euro". En la última campaña, negaba que fueran a ser expulsados de la UE, negaba el que los bancos se fueran de Cataluña y, salvando las molestas referencias étnicas, ofrecía el oro y el moro para ese Brigadoon mágico en que se convertiría Catalonia si arrollaban en las elecciones. No fue así y ahora se ve condenado a ofrecer esa lamentable imagen de "santa Rita, Rita, lo que se ofrece no se quita" recordando impúdicamente que estaba pactado que él sería el nuevo president si ganaba la lista de Raül Romeva y Carme Forcadell.
El presidente Rajoy, por su parte, tardó un día mas que el resto de los líderes nacionales en ofrecer sus reflexiones sobre las elecciones catalanas, injustificadamente, todo hay que decirlo, pues volvió a repetir los ya sabido ("Con la legalidad, todo. Sin la legalidad, nada", más o menos y parafraseando a Fidel Castro y su revolución eternamente pendiente, parafraseando a Girón de Velasco, quien a su vez..., bueno vamos a dejarlo aquí por aquello del delirio). Sus principios inamovibles en ésta cuestión contrastan con la flexibilidad en otras, por ejemplo en lo referente al matrimonio homosexual. Su presencia en la boda de Javier Maroto, su vicesecratrio sectorial, fue un gesto digno de elogio por mas que en el currículo de su partido pesaran demasiado las peras y las manzanas o los recursos al Constitucional. Lo que no está claro es si el detalle de que sentaran al presidente y a su santa en la mesa "Celine Dion" del restaurante era a favor o en contra.
Y ya que saltaron a la palestra las peras y las manzanas, habrá que dejar constancia del rapapolvo que le ha dado el consorte de la experta en frutería, José María Aznar, en un largo conunicado poselectoral, y en el que entre otras cosas dijo que "lo que ha pasado en España en los últimos años es que solamente ha jugado un equipo y ese equipo ha ido ganando terreno", validando la lucidez de Manuel Vicent cuando le describió como "un juez de línea". Claro que quien fue considerado como el mejor estadista que tuvo España desde Carlos I (Jiménez Losantos dixit) no podía quedarse ahí, y añadió: "Para el PP es el peor escenario posible". Pues no, Jóse (los allegados le llamamos Jóse, así, sin mas), lo siento pero el peor escenario para el PP está por llegar y será cuando comiencen a sentarse en el banquillo de los acusados de la Gürtel y la Púnica tantos y tantos próceres de la patria. En fin, ¡qué tiempos aquellos en los que en casa de los Aznar se hablaba catalán!

Revoltijo

Por: | 25 de septiembre de 2015

1443095436_731193_1443099555_noticia_fotograma

"El nacionalismo, en el mejor de los casos, es infantilismo..." dijo en su día José Luis Cuerda, un genial cineasta al que ya le parece suficiente el que amanezca cada día. Viendo la secuencia del balcón del Ayuntamiento de Barcelona que abrió todos los informativos de ayer se puede afirmar que Cuerda tiene razón. Si esa escena se hubiera emitido en blanco y negro y sin sonido, podría encajar en cualquier película de Buster Keaton para regocijo de niños y militares sin graduación.
El patricio Bosch, primero, se sacó de la manga su bandera con una sonrisa de pícaro, la misma por cierto que suele poner el presidente Mas en los partidos de fútbol con himno opresor, para después -y ante el heroico comportamiento del concejal Fernández-Díaz- pedir a la plebe que se calmara, que no merecía la pena montar la gran bronca, que con una pequeña bastaba. Por allí estaba también ese experto en garantizar pensiones de jubilación en spots de la Generalitat, el exactor Puigcorbé. Se echó en falta, en cambio, a Karmele Marchante pero, ya se sabe que no se puede tener todo.
Otro de los grandes temas del día fue la inauguración de "el Puente de la Pepa" en Cádiz, naturalmente, calificado con razón como "un hito de la ingeniería española". En primer lugar hay que felicitar a la empresa constructora el que no se lo hubiera encargado a Calatrava puesto que sin la ayuda de la estrella valenciana lo sobrecostes casi duplicaron el presupuesto inicial hasta alcanzar los 510 millones de euros, ni nos imaginamos lo que habría podido llegar a costar con el arquitecto favorito de Camps y Barberá al frente de la obra.
Fue una inauguración, todo hay que decirlo, ejemplarmente racial. Por allí estaban unas docenas de manifestantes exigiendo trabajo (la zona tiene un 42% de paro, es decir, siguen en el túnel). Alguien les debió de avisar de los cuatro años de retraso que tuvo la construcción porque de lo contrario no se entendería su vitalidad. Estaban también las autoridades centrales, autonómicas y locales por mas que éstas últimas a punto estuvieron de no estar por un descuido protocolario de Fomento, y el presidente Rajoy habló de concordia y unidad mientras que el alcalde de Puerto Real (el otro destino del puente) se negaba asistir por considerar la obra un ejemplo de despilfarro y en un balcón de Barcelona se daban codazos por unos símbolos de tela.
En Madrid, todo volvía a la normalidad. El magistrado Serrano-Artal decidió embargarle la pensión vitalicia del FMI a Rodrigo Rato, que se suma a los bienes que por valor de 18 millones de euros le mantiene bloqueados desde junio. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, por su parte, reclamó a Ifema que devuelva al Estado la paga extra de Navidad que el Ministerio de Hacienda congeló en 2012 para los funcionarios y las empresas públicas con el fin de lograr la "estabilidad presupuestaria" y que, sin embargo, cobraron sus 400 trabajadores en un gesto de generosidad navideña avalado por la entonces presidenta de la Comunidad Esperanza Aguirre, dueña y señora de las inauguraciones de hospitales y colegios, descubridora de la trama Gürtel y terror de los agentes municipales de movilidad.

Malditos datos

Por: | 22 de septiembre de 2015

1416071455_967695_1416077589_noticia_normal

Pablo Iglesias
comentó irónicamente en un mítin en Cataluña que acabaríamos viendo a Artur Mas con una cresta verde para explicar la evolución del look del president. Ya la tiene, al menos mentalmente. Ha llegado a afirmar que la banca se pelearé por situarse en Cataluña y avisó que "no pagará su parte de la deuda si el Estado no negocia la independencia". Un antisistema fetén que, afortunadamente para la ciudadanía catalana, asume que la deuda es suya. Algo es algo.
Xavier Vidal-Folch por su parte y en su artículo El peor presidente de Cataluña, en El País de ayer, aportaba algnos datos sobre la gestión de Mas en estos últimos años: "Cataluña es la duodécima comunidad en gasto educativo y la decimocuarta en sanitario (datos de 2013). En educación redujo de 2011 a 2015 en 1.500 el número de docentes y en un 21% los recursos por alumno. En sanidad contrajo un 15,2% el gasto per capita en sus dos primeros años, cerró un millar de camas, clausuró quirófanos y expulsó en cinco años a 5.560 profesionales del Institut Català de la Salut. Y solo en Cataluña los hospitales privados (146) casi triplican a los públicos (65): en el resto de España hay 309 privados por 345 públicos. Las prestaciones por dependencia, ya minoradas por Rajoy, han sido rebajadas por Mas en la cuota autonómica hasta un 11% durante el último trienio". Y después de todo esto nos hablas del mar, marinero.
Claro que marineros locuaces hay algunos mas, incluso en Madrid que, como se sabe, aquí no hay playa. El diario Público.es de hace unos días nos contaba una bonita historia a propósito de la Comisión Nacional de Energía y de los llamados Costes de Transición a la Competencia (CTC) que fueron creados en 1997 por el Gobierno del inolvidable José María Aznar para compensar a las grandes eléctricas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Viesgo e Hidrocantábrico) por los perjuicios derivados de la liberalización del mercado.
"En concreto, se les garantizó un precio mínimo durante 10 años de hasta 36 euros por megavatio/ hora siempre que el mercado marcase un precio inferior, hasta un tope de 8.600 millones. A partir de 2001 el precio de la energía se encareció y por tanto ya no eran necesarias esas compensaciones. No obstante, como estaban contabilizadas se siguieron abonando hasta 2006, cuando el Gobierno derogó los CTC. Ese sobrepago, que la Comisión de la Energía estimó en 3.588 millones, debería haber sido devuelto por las empresas al Estado, pero ninguno de los responsables de Energía del Gobierno de Jose Luis Rodríguez Zapatero los reclamó y dejaron que prescribiera el plazo de cobro, con fecha de 2010". Alegaron que era un tema muy complejo.
La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, que se dispone a llevar el caso del CTC ante la Comisión Europea por considerarlas "ayudas de Estado ilegales", ha pedido a la UE que calcule a cuánto ascienden los beneficios que se han embolsado estas compañías gracias a un dinero que tendrían que haber devuelto hace años, pero que ningún Gobierno se atrevió a reclamar. Ahora la Plataforma considera que la deuda no se limita sólo a esos casi 3.600 millones, sino que ha seguido aumentando por los beneficios derivados de no devolver las compensaciones. El estudio del Observatori del Deute en la Globalització cree que esa cifra rondaría los 22.000 millones de euros, una cantidad similar a la que soporta el déficit de tarifa.
En fin, ya ven la de marineros que tenemos por estos pagos, desde el gran estadista Aznar a los no menos grandes Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy sin olvidarnos de los grumetes Joan Clos, Miguel Sebastián o José Manuel Soria, además de varios directores generales y abogados del Estado que con sus desvelos por el bien de la ciudadanía han permitido que las sufridas empresas eléctricas se lo llevaran, y se lo lleven, crudo.



La herencia recibida

Por: | 18 de septiembre de 2015

1301515118_0

Pronto se cumplirán cuatro años de un concepto esencial en la política del Gobierno del PP: "la herencia recibida", y es esencial porque le permitió aplicar una política retrógrada para los mas y excelente para los menos con ese desparpajo que, quizá, alcanzó su cumbre cuando María Dolores de Cospedal afirmó públicamente que "el PP es el partido de los trabajadores".
Veamos algunos ejemplos del actualizado concepto: El ministerio de Hacienda ha remitido una carta al Gobierno de la Comunidad Valenciana, presidido desde junio por el socialista Ximo Puig, para reclamar los 19 millones de euros de multa impuesta por Bruselas por la manipulación del déficit de la Comunidad Valenciana durante los últimos 20 años. El ministerio fija dos meses de plazo para que el Ejecutivo de Puig pague la sanción o procederá a descontarla del sistema de financiación. Fuentes de la Generalitat recuerdan que la multa procede de irregularidades cometidas por los Gobiernos anteriores del PP. Y consideran injusto que tengan que pagarlo ellos".
Bruselas considera "negligencia grave" esa manipulación de los gastos sanitarios que se iniciaron en 1988 y se extendieron durante los mandatos de Joan Lerma (PSOE), Eduardo Zaplana (PP y Terra Mítica) y se intensificó con Francisco Camps (PP y Forever Young): el gasto no registrado asciende en total a 1.900 millones de euros. Naturalmente durante esas décadas nadie en el ministerio de Hacienda se percató de esa tropelía hasta que, ahora, y una vez perdida electoralmente la Comunidad, Montoro conmina a los nuevos responsables a pagar en dos meses.
Y ya que se citó a Cospedal dejemos constancia de algunos ejemplos que el diputado regional socialista José Luis Escudero señaló recientemente: "Cospedal ha dejado las cuentas públicas de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con un déficit de 143 millones de euros en un organismo tan sensible como el SESCAM (Servicio de Salud de Castilla-La Mancha); un capítulo de ingresos inflado para cuadrar el presupuesto, con diferencias de hasta el 23% entre los derechos reconocidos en 2014 y las previsiones de 2015 por conceptos como el impuesto de sucesiones; 37.328 facturas registradas y sin pagar; y un saldo negativo de 347 millones en Tesorería, que "ha quedado sin liquidez y con nula posibilidad presupuestaria para trabajar durante el segundo semestre de este año". Escudero ha destacado también que la deuda de Castilla-La Mancha a 30 de junio de 2015 es de 13.000 millones de euros, "el doble de la que encontró Cospedal cuando llegó al Gobierno regional en 2011", lo que "acaba con el mantra de la herencia recibida y la deuda".
En resumen: Las respectivas gestiones populares de Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana las han situado en el penúltimo y último lugar del ranking de comunidades autónomas con mayor endeudamiento con respecto a su PIB (un 27,8%, lo que supone 10.190 millones de euros, en el caso de Cospelandia) y un 29,3% en el caso de la tierra mítica del caloret. Una herencia recibida inolvidable.

Tres eran tres

Por: | 15 de septiembre de 2015

6a00d8341bfb1653ef019aff5d825b970b

"Tres jueves hay en el año que relucen mas que el sol" (Anónimo). Vale. También hay tres noticias en un martes que obscurecen todo lo habido y por haber. A saber: el toro de la Vega, la redifusión de la visita de Ana Rosa Quintana a Mariano Rajoy, en Telecinco, y el aeropuerto de Castellón, tres hechos que conforman esto que llamamos España por mas que para los independentistas catalanes lo de que Castellón es España es un asunto que no está claro.
De lo del toro de la Vega poco mas se puede añadir a lo ya dicho, quizá señalar que lo que van a contar hoy una gran mayoría de crónicas periodísticas -televisivas, radiofónicas e impresas, nacionales e internacionales-, acabará con la ya de por sí escasa credibilidad que quedaba de ese invento de "la marca España". También cabe recordar esa impresionante deducción de José Antonio González Poncela, alcalde socialista de Tordesillas: "el toro siente dolor pero no sufre", es decir, que el astado es masoquista.
En los informativos de las cadenas generalistas se insiste en que es una polémica entre la tradición y el maltrato. No es cierto: es una tradición que maltrata y, como todo aquello que perjudica, debe de ser erradicada. Como lo fueron la peste, la Inquisición o la esclavitud, que también tuvieron su componente tradicional.
Del reportaje de Ana Rosa Quintana en la Moncloa, calificado de "histórico" por algúna palmera de la presentadora-productora, nos enteramos así, a bote pronto, que el perro de Rajoy se llama "Rico", que el teléfono rojo es negro, que no sale nunca, o casi nunca, que no va al cine ni al teatro, que la corrupción les hizo mucho daño, que está estudiando inglés, que a Rato hay que dejar que se defienda, que en los consejos de ministros se tratan de usted, que no conoce a Pablo Iglesias, que no le quedó más remedio que subir el IVA (en realidad sí le quedó otro remedio: no subirlo, o bajarlo cuando éramos el asombro de Europa) y que" ahora te voy a invitar a unas cañas, Ana Rosa", y se fueron a la taberna "El Santo", cerca de la sede central de su partido, la que remodeló Bárcenas con su dinero. Un reportaje que empezó con un Rico y acabó con un Santo: acojonante.
¿Y del aeropuerto de Castellón?, pues que hoy, cuatro años y medio después de su inauguración, pasará de ser peatonal a funcional tras desembolsar más de 200 millones de euros; que Bruselas está investigando si la concesión de la gestión del aeropuerto a una empresa privada canadiense puede ser considerada una ayuda estatal ilegal, en cuyo caso: abróchense los cinturones; que el lince que ideó la construcción del mismo está escribiendo sus memorias en su celda, la 114, de la prisión de Aranjuez, y que la Generalitat no tiene previsto ver un euro de todo éste disparate hasta, como pronto, el 2029.
Tradiciones maltratadoras, banalidad informativa y despilfarro, tres conceptos que obscurecen hasta el sol.



A los suecos

Por: | 11 de septiembre de 2015


"...Si uno vive en la impostura

y otro roba en su ambición,
da lo mismo que sea cura,
colchonero, Rey de Bastos,
caradura o polizón...".
Si hubo un visionario en el siglo XX, ese fue Enrique Santos Discépolo y su Cambalache, al fin y al cabo la impostura es lo que acabó imponiéndose en nuestra clase dirigente política y económica. ¿Pruebas?: las que se quieran, desde un párrafo de la carta abierta "A los españoles", con firma colectiva en la que -aquí sí- Artur Mas iba de primero que no de cuarto en la lista, y en la que, entre otras cosas, se afirmaba que "de eso va el 27 de setiembre, de decidir si queremos forjar una Catalunya que se asemeje a Holanda o Suecia, que rija su destino con plena capacidad, o seguir por los mismos derroteros". ¿Pero de qué derroteros habla?, ¿de un país que preside desde diciembre de 2010 y en el que aplicó una política neoliberal de recortes y degradación de lo público en favor de unas minorías?, ¿intuye el señor Mas lo que habría ocurrido en Holanda o en Suecia si se producen casos como los del Palau, Pujol, Sumarroca o ese cada vez más evidente 3% de comisión para la buchaca, por citar tan sólo unos cuantos? Explote usted si así lo desea el sentimentalismo más elemental -ese vistimista "no nos quieren"- pero no nos cuente milongas ni encubra con banderas su reaccionaria política de banderías.
Claro que frente a un gobierno que encontró en el soberanismo el bálsamo de Fierabrás, por mas que sea incapaz de pagar lo que les debe a las farmacias, se encontró con un gobierno de la nación que alcanzó las cotas más notables de incompetencia y torpeza en un entorno de corrupción y mezquindad. Al margen de las declaraciones ambiguas del turbio ministro Morenés sobre el Ejército y Cataluña, ayer el ministro García Margallo, en una conferencia en el Foro de la Nueva Economía, tuvo a bien "defender la vía de la reforma de la Constitución para encajar "el hecho catalán" y cambiar el sistema de financiación para ceder prácticamente al completo el IRPF a Cataluña como solución a las reivindicaciones soberanistas", algo que si éste portavoz oficioso de Mariano Rajoy lo hubiera dicho hace cuatro años nos habrían ahorrado a los ciudadanos la sobredosis de hastío de la que ahora somos portadores.

Traumatizados

Por: | 08 de septiembre de 2015


Con el inicio de la nueva temporada de El Intermedio se disiparon todos los recurrentes rumores sobre su posible desaparición, y ya es curioso que un programa de humor, con una clara derivada hacia la información pura y dura, se haya convertido en una de las bichas negras del conservadurismo político. Cataluña y los exiliados sirios fueron sus dos temas principales, mas irónicos con el primero que con el segundo.
Mas Men es la nueva subsección del programa que se presenta con un Artur Mas cayendo al vacío desde un rascacielos. Tienen razón, la serie estadounidense y la Generalitat exaltan la labor de la publicidad y si unos se dedican a vender cigarrillos, los otros venden humo. Cuando el President repite día sí y día también que Catalauña no saldrá de Europa porque no se atreverán a expulsar a más de siete millones de europeos, que eso nunca ha ocurrido, manipula infantilmente la realidad: lo que Cameron, Merkel y la propia Unión Europea han explicado es que si una parte de un país miembro declara unilateralmente la independencia -lo que hasta la fecha tampoco ha ocurrido-, saldrá de la Unión Europea, que no de Europa, y tendrá que ponerse a la cola de los países que aspiren a entrar en ella. La memoria selectiva de Artur Mas le impide, al parecer, recordar que hace escasas semanas declaraba que también hay países fuera de la UE que les va muy bien, como es el caso de Noruega. ¿En qué quedamos?
Del otro gran tema de la jornada, el exilio sirio, el presidente Rajoy, una vez mas, le quitó protagonismo al Gran Wyoming: ¿Cómo superar esa boutade relatada por el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, de que Rajoy reconoció ante el Comité Ejecutivo Nacional del partido "estar traumatizado por las fotografías de refugiados sirios que se han difundido en las últimas semanas". Y añadió el ínclito Casado que el Presidente está dispuesto a ponerse "manos a la obra para demostrar que España es uno de los países más solidarios", es mas, dijo que había visto al presidente del Gobierno con "vocación de arremangarse" en este asunto. Eso no lo supera El Intermedio por mucho que lo intente.
Cabe recordar que hace unas semanas el Ejecutivo negó la posibilidad de acoger a algo más de 4.000 refugiados del primer reparto que se hizo desde Bruselas por considerar que dicha distribución era injusta y desproporcionada por no atender a las tasas de paro de cada país. Se comprometió a acoger a unos 2.000 refugiados. Tuvo que traumatizarse el Presidente, además de comprobar la reacción solidaria de la ciudadanía, de numerosos ayuntamientos, de comunidades autónomas y de las nuevas presiones de Bruselas, para que el ministro Montoro, en declaraciones a la COPE, reconociera que España tenía medios suficientes para aceptar la nueva cuota de refugiados que le corresponderá y que, al parecer, pueden ser en torno a los 15.000. Tenemos un Gobierno muy dispuesto a rescatar a la banca o a las plataformas de gas y muy rácano para el rescate de los descamisados y/o preferentistas.
¿Cómo no vamos a tener medios suficientes si, como ya se ha dicho, sólo en la corrupción en la contratación pública se van 48.000 millones de euros?, y si descendemos a cantidades más comprensibles para la mente humana, un par de ejemplos: "22.000 euros diarios para mantener un aeropuerto fantasma en Murcia" o "La Junta de Andalucía cierra sin responsable la pérdida de 115 millones en yenes. La consejera de Hacienda admite en el Parlamento el fracaso de las tres emisiones de bonos en moneda japonesa". Con este desmadre ¿a quien le extraña que la CEOE pida despidos más baratos?: por algún lado habrá que ahorrar.



Atufa

Por: | 04 de septiembre de 2015


"Algo huele a podrido en Dinamarca" dijo el clásico. En realidad huele a podrido en muchos más países. Las explicaciones que el miércoles dio Artur Mas en el Parlament, una vez mas, fueron un insulto a la ciudadanía, a la inteligencia y al sentido común. Decir que es una víctima de las maléficas conspiraciones del Estado español es de una reiteración tan lamentable como su incapacidad de ofrecer un argumento verosimil. Decir que no hay ninguna sentencia condenatoria por la financiación irregular de Convergencia cuando se tienen embargadas 15 sedes, es tomarnos por idiotas. Claro que en eso coincide con el PP que sigue insistiendo en su limpieza financiera cuando se sentará en el banquillo como responsable civil subsidiario en el juicio del caso Bárcenas sobre la caja B del partido.
En el caso del president-víctima, un par de apuntes: el compañero Oriol Junqueras, con un estilo típicamente vaticanista (es un experto) de tirar la piedra y esconder la mano, evitó cualquier intervención sobre la presuntas corruptelas convergentes cuando fue precisamente su formación la que las denunció. Incluso se ausentó de su escaño mediada la comparecencia, y eso que fue vespertina por lo que la disculpa de lo de la hora del Angelus estaba invalidada.
Miquel Iceta, secretario general del PSC, apuntó un dato revelador: "El balance de la gestión de Mas es pésimo. Ha sido el peor presidente de la Generalitat recuperada. Pese a congelar inversiones y a los recortes sociales han generado una deuda de 30.000 millones en cuatro años". También ha recordado que CiU ha avalado casi la mitad de las leyes que ha hecho el PP la última legislatura. Pelillos a la mar.
Nada que ver con la esforzada lucha del PP para combatir la corrupción, esa lacra venida del más allá. Un ejemplo reciente: "El presidente del PP balear, Miquel Vidal, ha anunciado que suspende cautelarmente de militancia a la ex consellera de Sanidad Aina Castillo, imputada por el ‘caso Son Espases’. Además se le abrirá un expediente disciplinario después de que  admitiese  ante el juez José Castro haber intervenido, por orden de Jaume Matas, en el presunto amaño del proceso para la adjudicación del hospital de Son Espases en favor de ACS (Florentino Pérez), que finalmente construyó OHL, la constructora de Villar-Mir envuelta en numerosos escándalos como los ‘papeles de Bárcenas’ o en un grave escándalo de corrupción en México". Es decir, que la ex consellera reconoce ante el juez la cacicada de Matas y el partido la expedienta disciplinariamente. De lujo.
Incluso un organismo tan disciplinadamente de orden como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia señaló en febrero de éste año que se estiman en en más de 48.000 millones de euros, un 4,5% del PIB, el dinero derrochado anualmente por la falta de competencia entre empresas. Estas cifras equivalen al 25% de toda la inversión en infraestructuras en el Estado español. Esta falta de competencia arrastra a las Administraciones Públicas españolas a malgastar el dinero. "Cuando hay corrupción, siempre existe la falta de competencia", señala la CNMC. Menos mal que nuestros entrañables dirigentes políticos se están dejando la piel para erradicar ese mal que, como lúcidamente explicó el presidente del PP balear: "no somos un partido corrupto, la corrupción emana de las personas", es decir, ni de las cosas ni de la flora. Chapéau, señor Vidal.

A vuela pluma

Por: | 01 de septiembre de 2015

14379836769678

Los diálogos entre el empresario alicantino Enrique Ortiz y Aurelio Izquierdo (ver foto, el tercero, a la izquierda, es José Luis Olivas), ahora ex y en su momento director general de Bancaja, son la demostración palmaria de que la realidad supera a la ficción: nunca Mariano Ozores habría conseguido que Fernando Esteso y Andrés Pajares, por ejemplo, alcanzaran tal grado de chusca grosería. El problema, o uno de ellos, es que las pláticas de los actores le costaba a la ciudadanía que quería oírlas el precio de una entrada de cine (antes del 21% de IVA) mientras que las de Ortiz e Izquierdo condicionaron una parte considerable de la quiebra de la mencionada caja. Un ejemplo:
"El presidente de Bancaja en 2009, José Luis Olivas, y el propio Izquierdo –entonces director general– aprobaron un "crédito de urgencia" de 250 millones de euros que sirvió, en parte, para que el departamento de vivienda de la caja adquiriera el 50% de las participaciones de una empresa de Ortiz que poseía suelo en el PAU 3 de Alicante. Esa operación reportó al promotor unas plusvalías de 41,8 millones". La guinda: Aurelio Izquierdo, después de quebrar la entidad de la que era director general, tenía pactada una pensión de 13,9 millones de euros. Pues, de momento, ni Ortiz, ni Olivas ni Izquierdo están en la cárcel. Eso queda para las Josefas Hernández de éste mundo.
Mañana es el día inicialmente previsto por el president Mas para utilizar el Parlament y TV3 en favor de su candidatura electoral. Lamentablemente se le cruzó en el camino el oscuro asunto de la financiación irregular de CDC, de las presuntas comisiones del 3% por obras públicas adjudicadas en los ayuntamientos que controlaban, de los Sumarroca, de Teyco y la Fundación CatDem..., en fin, algo que al parecer se sabía desde hace años y que, ahora, y en el caso específico de Torredembara, la denuncia que originó estos barros la realizó la Esquerra Republicana de la localidad en 2012, el mismo partido que comparte anhelos y lista electoral con el presidente del partido político denunciado. No importa. Se exculpará de todo lo habido y por haber. Es un profesional. Y una pregunta: ¿de qué marca será el ordenador del imputado extesorero de CDC, Daniel Osácar, que fue capaz de volar desde su casa al despacho en la sede central de Convergencia del exalcalde de Barcelona, Xavier Trías, en el que se encontró? 
Ya no se sabe quien se muerde la cola, quien es la pescadilla, ni siquiera si hay pescadilla o si la política española en general, y la catalana en particular, están alcanzando un punto en el que el esperpento se entremezcla con el sainete sin olvidarnos del Teatro Chino de Manolita Chen, por supuesto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal