TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Lo mas

Por: | 30 de octubre de 2015

Ana-rosa-quintana-en-el-plato-de-su-programa-enrique-villarino

Miércoles, 28 de octubre de 2015. Un repaso por los programas con mejor porcentaje de audiencia de las televisiones generalistas, es decir, una mirada a las preferencias del personal quince años después de comenzado el siglo XXI.
Telecinco consigue su mejor cuota (20.9%) con El programa de Ana Rosa que, casualmente, es un programa que produce, presenta y dirige Ana Rosa y en el que hay un poco de todo: tertulias de actualidad política, tertulias del corazón, invitados políticos e invitados del corazón. Mucho resumen de prensa sin citar y alguna exclusiva si entendemos por la misma una información que comparten casi todas las cadenas.
La 1 triunfa con un programa ciertamente ambiguo al menos en su título: En la tuya o en la mía (20,5%). Hay que verlo para comprobar que se refiere a la casa del entrevistador o del entrevistado y no a que se estén cagando en la madre de nadie. Bertín Osborne consigue para la cadena propagandística del PP lo que no consiguen sus informativos: audiencia. El día que le indiquen que entreviste a Mariano Rajoy poco antes del 20 D por aquello de mostrar el aspecto humano del líder, el share volverá a lo habitual. Como diría el presidente del ente: Yo voté al PP y que nos quiten lo bailado.
Antena 3, por su parte, consigue su cima particular con Karlos Arguiñano en la cocina (19,5%). En esta cuestión hay que reconocer un cierto mérito pues demostró que los cocinillas, y mas si cuentan chistes mientras limpian una lubina, tienen un tirón de audiencia importante hasta tal punto que desde entonces no hay cadena, generalista, o no, que se precie que no incluya un programa o un concurso de cocina por mas que "la población en riesgo de pobreza alcanzó en España en el 2014 al 29,2%, el máximo absoluto desde que se recogen estos datos, en el 2009, lo que significa que se encuentran en esta situación 13.657.232 personas".
La Sexta tiene en Wyoming la joya de la corona: El Intermedio (14,5%) alcanza proporcionalmente su mejor cuota de mercado en un panorama televisivo que como dijo Rupert Murdoch, y aquí se ha citado en varias ocasiones, "ninguno de mis programas deberá ser más inteligente que los anuncios". El programa de La Sexta es una anomalía y de ahí el que cíclicamente se difunda el rumor de que la autoridad competente exige su cierre.
Las mañanas de Cuatro, con un 12,9% del pastel, rivaliza día a día con el programa de Farreras en La Sexta y se convierte en su estrella relativa. Mucho tertuliano político, bastante griterío y,a diferencia de Al Rojo Vivo, un presentador que ni chupa cámara, ni pisa las informaciones del currito que lleva horas en la calle.
¿Y La 2?. Ahí entramos de lleno en un concepto insólito en la cultura audiovisual: la eternidad. Jordi Hurtado y su concurso Saber y ganar han sobrevivido por lo menos a dos generaciones. Se emite ininterrumpidamente desde el 17 de febrero de 1997 y, probablemente, el día que desaparezca, si es que desaparece algún día lo que está por ver, las redes sociales perderán a uno de sus pilares básicos en lo que a chistes, sarcasmos y montajes fotográficos se refiere. Si a Hurtado le propusieran recopilar todas las gracietas que se han dicho de él, el Espasa se quedaría pequeño.

P.D.- No hace falta que me agradezcan el haber elaborado un blog sin hablar de Rajoy, Mas, el procés o la corrupción rampante. Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir.

El último que apague la luz

Por: | 29 de octubre de 2015

Clausulas-suelo-763x330

Bueno, ya estamos todos donde nos corresponde: el Gobierno haciendo de las suyas, el Govern mirando a Brigadoon y la ciudadanía esperando a que nos aparten de nosotros estos cálices, que diría el poeta.
Los de Rajoy: "El Gobierno apoya que la banca no devuelva las "cláuslas suelo". Hasta ahí podíamos llegar. Y sigue: "Los abogados del Estado sostienen que "las cláusulas suelo son en sí mismas lícitas" y que "la finalidad de la fijación del tope mínimo responde, según el Banco de España, a la necesidad de mantener un rendimiento mínimo de los préstamos hipotecarios, que permita a las entidades de crédito resarcirse de los costes de producción y mantenimiento de esas financiaciones".
Bruselas acaba de recomendar que se devuelva lo cobrado indebidamente y con carácter retroactivo, es decir, que se devuelva todo lo pagado por los clientes en base a una disposición abusiva de los bancos. El Gobierno, con el Banco de España a su vera, siempre a la verita suya, ya han dicho lo que piensan y, naturalmente, siempre piensan en el bien común de los consejos de administración de los bancos. Faltaba una pata de la mesa, "el Tribunal Supremo (TS) ha apelado al "trastorno económico" que supondría para la banca devolver todo lo cobrado de más por las cláusluas suelo de hipotecas declaradas abusivas. El Alto Tribunal, de esta manera, ha zanjado de forma definitiva la discrepancia entre los jueces sobre el asunto, al concluir que no restituirá aquellas anteriores al 9 de mayo de 2013", y como se sabe cualquier disposición es buena siempre que a la banca no le suponga un trastorno económico. Total, que ya estamos todos en esta parte del Estado que oprime a Cataluña.
Los de Mas: bueno, en realidad no se sabe si son los de Mas, los de Junqueras, los de Romeva, los de Forcadell, incluso los de Lluis Llach y Guardiola. Sean los que fueran, y mientras trapichean para ver quien tiene derecho al coche oficial, se dedican a lo que Enric Fossas Espadaler, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Barcelona, describe de una forma transparente: "Ni legitimidad democrática ni Estado de derecho. La propuesta de resolución no es una declaración unilateral de independencia, es una declaración de insurgencia que sitúa al proceso fuera del mundo civilizado".
O-JORDI-PUJOL-facebookCivilizados o salvajes lo cierto es que a ningún político profesional o aficionado, ni a ningún partido del procés, se les oye decir una palabra sobre el paro, la corrupción o el empobrecimiento de los mas. Al parecer son temas menores frente al radiante porvenir que les espera a todos fuera de España, de la UE y del euro. Una sugerencia: que la nueva moneda sea el pujolet.
Y después está la ciudadanía, la que vive cada día perpleja por las informaciones sobre los Pujol y su comportamiento familiar mafioso; sobre Correa y sus comisiones gürtelianas; sobre Esperanza Aguirre y su "nosotros no estuvimos en la guerra de Irak", pese a los 12 soldados españoles muertos en la misma y documentados con nombres y apellidos; sobre Josep Antoni Rosell y los 80.000 euros en la caja para ir a comprar el pan, que diría Umbral; sobre la suite dominicana del ministro Soria, con mayordomo personal incluido, a 70 euros la noche (para eso están los amigos, para rebajar de 1.300 euros diarios a 70) o para comprobar como la Junta de Andalucía se lava las manos ante el caso de un bebé de 15 días que murió por tos ferina tras estar ingresado cuatro días en un hospital de Málaga y no estar vacunada su madre durante el embarazo, como recomienda la Asociación Española de Pediatría y el ginecólogo de la madre. No había vacunas en las farmacias y el calendario de vacunaciones de la Junta señala que la primera se ha de poner a los dos meses de vida, y ya se sabe que los calendarios y la burocracia son sagrados.

¿Catalá, qué les das?

Por: | 27 de octubre de 2015

Fiscalesfoto2--644x362

Parecía imposible superar las torpezas reaccionarias de Ruiz Gallardón al frente del ministerio de Justicia. Pues bien, lo imposible es posible y ahí está la gestión del ministro Catalá que ha conseguido lo más difícil: que todas las asociaciones de jueces y fiscales coincidan en considerar un dislate las propuestas legislativas que han surgido de su ministerio, si bien es cierto que las ocurrencias no aparecerían sino es con el apoyo y estímulo de su señorito, el presidente Rajoy.
Catalá ha sido un obediente mamporrero -metafóricamente hablando, por supuesto- entre la nueva lesgislación que conviene al PP y la que no conviene al resto de la ciudadanía, incluídos los profesionales de la justicia. Una muestra publicada ayer, lunes: "Los fiscales conservadores consideran que las leyes aprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy provocan "graves dificultades en la investigación de las formas más graves de delincuencia, en especial de los delitos relacionados con la corrupción". Esa es una de las duras conclusiones del congreso de la Asociación de Fiscales (AF), la mayoritaria en la carrera y las más próxima ideológicamente al PP, que se celebró en Zamora" (ver foto). Lo mismo opinaban todas las asociaciones de jueces.
Las críticas de jueces y fiscales se dirigen, sobre todo, a la ley de Enjuiciamiento Criminal que entrará en vigor el 7 de diciembre, con una celeridad sorprendente pues se aprueba antes de que se celebren las elecciones y con la presumible convicción de que pueda seguir aplicándose después de las mismas.
En realidad, y como señalaron en un comunicado conjunto las asociaciones Jueces para la Democracia, Francisco de Vitoria y Foro Judicial Independiente, así como la Asociación de Fiscales, la Unión Progresista de Fiscales y la Asociación Profesional Independiente de Fiscales, alertan que la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal supone una auténtica ley de punto final de los casos que se instruyen en los juzgados y tribunales, entre ellos los 1.400 sumarios de corrupción política que se calcula que aún están en fase de instrucción. Que el plazo máximo para una instrucción judicial sea de 18 meses, sin dotar a los juzgados ni de más medios ni de más presupuesto, es una burla al sentido común. Sólo la trama Gürtel lleva más de ocho años en los juzgados y, de momento, con un sólo condenado: el juez Garzón.
Tampoco está de mas acabar el perfil del ministro recordando de nuevo el sustancioso negocio que hizo con Diego Torres, exsocio de Urdangarin, al vender a una empresa del ministerio de Defensa un programa de formación de directivos. Lo curioso del caso es que al menos uno de los dos expertos en formar a directivos ya llevaba seis meses imputado por todas las presuntas tropelías del caso Nóos. En resumen: Catalá y Torres se llevaron 750.000 euros del ala. Lo que no sabemos es si los directivos formados por estos insignes son, o no, parte de esos 1.400 casos a los que ahora el gobierno del PP anhela dar carpetazo.


Todo a 3%

Por: | 23 de octubre de 2015

Maxresdefault

Los chino-hispanos inventaron lo del todo a 100. Los hispanos-hispanos, el todo a 3%. Hemos ganado. Lo curioso del caso es que si hablamos del 3% de comisión, el compañero Artur Mas considere que es un objetivo de "caza mayor" lo que, evidentemente, significa un subidón de autoestima. Si el 3% es caza mayor, ¿que sería un 5%, como señaló en su día Carod Rovira?. Personalmente creo que esa comisión no supera la caza de la urraca, como mucho. Pero, en fin, tiempo al tiempo.
Claro que urracas hay en todo el territorio nacional, como señala Francisco Correa en la confesión entregada a Ignacio Escolar, director de eldiario.es, un documento que sin aportar demasiadas cosas nuevas sí ratifica una gran parte de lo ya sabido: que los tesoreros del PP desde Naseiro hasta Bárcenas, pillaban cacho a cargo de las adjudicaciones de obras públicas que, posteriormente, nutrían parcialmente las arcas del partido y los sobresueldos de sus próceres.
Naturalmente la reacción de los próceres peperos y convergentes era la de esperar: todo es mentira. En eso son coherentes. Lo llevan diciendo desde que se destaparon los papeles de Bárcenas o la denuncia de Maragall en el Parlament. Hay un caso atípico, el de Esperanza Aguirre, que no sólo no sabía nada del tamayazo y Fundescam (pagado según Correa con estupendas comisiones), sino que fue ella, y sólo ella, la que destapó la trama Gürtel en un alarde delirante de la cazatalentos.
Tampoco es frecuente -desde un punto de vista democrático- que quien presidió un Gobierno en el que las comisiones de los tesoreros de su partido eran ya habituales y que "en su antepenúltimo Gobierno el 75% de ese Consejo de Ministros -incluido el jefe del Ejecutivo- está implicado en temas judiciales en distinto grado; desde Jaume Matas (ministro de Medio Ambiente), que está en la cárcel, hasta Ana Palacio (ministra de Asuntos Exteriores), que presuntamente cobró un sobresueldo del PP (6.000 euros) que podría proceder de la caja B manejada por el extesorero, según la documentación que obra en poder del juez Pablo Ruz, instructor del caso Bárcenas", se dedique a pontificar entre business y business, como declaró el compañero Montoro.
Unos business que, al parecer, también se han convertido en tradición familiar: "Dos amigos de José María Aznar vieron hundirse Bankia desde su presidencia: Miguel Blesa y Rodrigo Rato. Y un exministro suyo, Mariano Rajoy, la nacionalizó y reflotó con 23.000 millones. Hoy, un hijo del expresidente Aznar, José María Aznar Botella, hace caja a través de una firma (Haya) con los activos tóxicos de Bankia merced a un contrato con dicho banco: le ha facturado 39,3 millones en su primer año de existencia como comisión, con 4,4 millones de beneficio. Y todo ello para un fondo buitre estadounidense, Cerberus, que dirigen al menos dos ex altos cargos -el exvicepresidente Don Quayle y el exsecretrario del Tesoro, John Snow- de George W. Bush, amigo de Aznar senior. El círculo se cierra".
Parlamento-andaluz-pide-gobierno-reforma-legislativa-permita-entregar-vivienda-pago-hipoteca_1_661932Claro que como dijo Benedetti y cantó Serrat, el Sur también existe: "El Pleno del Parlamento de Andalucía ha rechazado este miércoles, con los votos de PSOE-A, la toma en consideración y consiguiente tramitación de la proposición de Ley de Podemos sobre cuentas claras y abiertas para la Junta de Andalucía. PP-A y Ciudadanos se abstuvieron en la votación, mientras que IULV-CA apoyó la tramitación". Que en el Sur hay urracas no lo duda nadie desde los Eres y los cursos de formación, entre otros casos. Lo que ahora sabemos es que, además, no conviene que se sepa demasiado. Los que la rechazan alegan que ya hay una Ley de Transparencia (añadamos que el Gobierno de Rajoy también creó un portal de Transparencia y la opacidad es más que notable), y los que se abstuvieron en la votación, el PP de Andalucía y Ciudadanos, dicen que sí pero no, que la propuesta de Ley está muy bien pero que va en contra de la Ley de Protección de Datos pese a que quienes la presentaron ya habían señalado que se utilizaría previamente una aplicación que borrara los datos de carácter personal.
Lo dicho: China 0- España1.

Series nada mas

Por: | 20 de octubre de 2015

Elementary_slider

Absolutamente espectacular las primeras escenas de Blindspot, la nueva serie que emite los lunes AXN con la suficiente habilidad para que su horario no coincida con el nuevo capítulo de The Walking Dead (Fox). Previa a las dos citadas, Calle13, programa de nuevo la serie Elementary. Tres estilos distintos con un fin común: entretener.
Centrémonos en el caso de Elementary, una especial y muy libre recreación de Sherlock Holmes y Watson adaptada al hoy y ahora, con el añadido que Watson es una mujer (Lucy Liu). Holmes, por su parte, es un histriónico exdrogadicto extraordinariamente interpretado por Jonny Lee Miller, que hace tiempo dejó su Londres natal para establecerse en Nueva York. Asesor de la policía tiene la infrecuente costumbre de decir todo lo que piensa, una permanente impertinencia que se le permite porque resuelve los casos con su magnífica capacidad deductiva.
Cosa distinta es si se hubiera afincado en España. Aquí, por ejemplo, no entendería por qué Correa (trama Gürtel) no llegó a un acuerdo con la fiscalía anticorrupción para rebajar su notable petición de 125 años de cárcel a cambio de "tirar de la manta". La revista Interviú insinúa que pudo haber recibido una importante cantidad de dinero a cambio de su silencio. No tiene sentido: ¿para qué le valdría mucho dinero si, cuando menos, tendría que cumplir 30 años de prisión? Cabe otra posibilidad: que se modificaran las leyes a golpe de mayoría absoluta y antes de las elecciones de tal manera que todo lo analizado y documentado hasta ahora tuviera que ser revisado en un plazo de tiempo que los profesionales de la justicia consideran imposible de realizar.
"Seis asociaciones de jueces y fiscales han hecho público un comunicado conjunto en el que piden la suspensión de la entrada en vigor de la Ley de Enjuiciamiento Criminal por considerarla una "ley de punto final". La norma entra en vigor el 5 de diciembre y establece límites máximos de seis o 18 meses para la instrucción de sumarios", publicaba El País el pasado 16 de octubre. Y añadÍa: ""Por si esto fuera poco, su entrada en vigor está prevista en el plazo de dos meses desde su publicación. Así, el 5 de diciembre se aplicará a todos los procedimientos vigentes, es decir, habrá que revisar todas las causas penales que se encuentran en fase de instrucción en todos los juzgados de España, teniendo estos que atender la carga de trabajo ordinaria, y todo ello -como dice la propia ley- sin necesidad de habilitación presupuestaria alguna", se quejan las asociaciones".
La guinda era: "Es por lo tanto, una auténtica ley de punto final de la que va a resultar la impunidad de hechos delictivos que debieran ser castigados y, por ello, las asociaciones firmantes, solicitan la suspensión de la entrada en vigor de la reforma hasta que, al menos, no se cuente en todo el territorio nacional con los medios personales, materiales e informáticos que posibiliten el cumplimiento de la norma", concluye el texto". Nunca antes tantas asociaciones de jueces y fiscales habían firmado un comunicado así. Al mismo tiempo, ya han firmado una carta similar más de 1.000 fiscales de un total de 2.500. Carlos Jiménez Villarejo, exfiscal Anticorrupción, lo tiene claro: "Jueces y fiscales están realizando protestas, y con razón, porque esta medida va a favorecer la impunidad  en los casos de corrupción y de criminalidad organizada". Blanco y en botella.


¡Es la codicia, estúpido!

Por: | 16 de octubre de 2015

Imagen

Fue uno de los grandes temas de la semana, Artur Saturación Mas aparte. Cristóbal Montoro se despachó a gusto con Jorge Bustos en elmundo.es. Dio leña y automobo con similar intensidad, lo que no deja de ser infrecuente y mas si la leña la reciben, en parte, sus compañeros de partido. Que su señorito estaba avisado de antemano es algo perfectamente verosímil, es decir, que Cristóbal ocupó el lugar del televisor de plasma para decir lo que su señorito pensaba. Tras lo de los business y el quirófano (ahora les ha dado por Anatomía de Grey), y conociendo al personaje criticado, se ha ganado ya el rencor eterno del de las Azores. No olvidemos que en los ocho años que Aznar vivió en La Moncloa jamás ofreció en sus comidas oficiales vino de La Rioja pues fue en Logroño en donde le dieron un sopapo que le obligó a dejarse bigote para ocultar el labio partido. Lo que no ocultó en cambio fue su amistad con Miguel Blesa, compañero de curro logroñés, hasta conseguir colocarlo al frente de Caja Madrid. En fin, a lo que íbamos:
"Si esto es verdad, sólo podría preguntarle: ¿pero no estábamos todos jugando a lo mismo? ¿No se trataba del país? ¿Y cómo alguien de tu renta puede usar una black para ahorrarse unos miles de euros?", contestaba el compañero Montoro al pedírsele su opinión sobre Rodrigo Rato. Y no le faltaba razón, la verdad. El problema es que ese mismo día, o al siguiente, nos enterábamos por eldiario.es que
se habían contratado dos médicos a cargo del presupuesto de Presidencia para que el padre del presidente Rajoy esté atendido las 24 horas del día en el Palacio de La Moncloa, donde reside. Es decir, que unos usan la black y otros los Presupuestos Generales del Estado para ahorrarse unos miles de euros.
José Luis Gómez-Ocaña Pérez, presidente de la Plataforma en defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha, escribe en elplural.com que esto ocurre "cuando en nuestro país más de 127.000 dependientes han fallecido esperando a ser atendidos, cuando más de 76.000 familias han perdido la prestación económica para cuidar en su domicilio a su familiar dependiente, muchos de ellos niños con enfermedades degenerativas mortales, cuando más de 80.000 grandes dependientes han sufrido "los milagros Marianos" y de un día a otro pierden esa condición, cuando niños  con parálisis cerebral son despojados de la prestación por dependencia por asistir, en edad escolar, a un Centro de Educación Especial de Enseñanza Reglada, cuando se han hurtado más de 3.000 millones de euros en la financiación de los dependientes para adelantar en siete años parte del rescate bancario, cuando todo esto… y más, mucho más, está ocurriendo en nuestro país con las personas dependientes...", un demoledor artículo que concluye con una demoledora frase de Primo Levi: "Un país se considera tanto más desarrollado cuanto más sabias y eficientes sean las leyes que impiden al miserable ser demasiado miserable y al poderoso ser demasiado poderoso". Apaga y vámonos.


Todo va bien

Por: | 13 de octubre de 2015

5603e420251b6

Lo malo de los inevitables viajes de nuestro Presidente Rajoy a Nueva York o a Bruselas es qe no puede inaugurar algún pantano mas, ni siquiera un nuevo tramo de autopista, pero así es la vida: ¡un asco! Claro que a cambio puede preparar concienzudamente la respuesta a noticias como esta: "España incumplirá las metas de déficit este año y el próximo según el análisis aprobado en su segunda tentativa por el ejecutivo comunitario. Con los números de Bruselas en la mano, la desviación se marcha a un punto de PIB entre este año y el próximo: si se cumplen los pronósticos de la Comisión, España debería acometer recortes por 10.000 millones de euros adicionales. En Bruselas, con todo, siempre hay un pero. El vicepresidente Valdis Dombrovskis dio por hecho en rueda de prensa que España no acometerá ajustes este año. Y lo dejó todo para el nuevo Ejecutivo, con lo que deja vía libre al Gobierno de cara a las elecciones del 20-D".
Su primera reacción fue la de manifestar que "un déficit es un déficit y un superavit es un superavit" con esa lucidez y rapidez de reflejos que le caracteriza. Se contuvo. Contó hasta diez y dijo: "No estoy de acuerdo. España no va a incumplir el déficit". Vale, Mariano, lo que tu digas. Tras dejar caer que todo va bien y que es la UE la que se ha equivocado algunas veces, y no él, salió a la palestra el ministro De Guindos quien nos ilustró sobre que una cosa es incumplir el déficit y otra muy distinta es hacer algunos ajustes presupuestarios, lo que es lógico puesto que los mencionados presupuestos se presentaron con mucha antelación y faltan datos que se irán produciendo en el segundo semestre del año.
Cabría preguntarle al ministro por qué se presentaron en pleno mes de agosto, fecha absolutamente insólita para estos menesteres. Ahora comprobamos lo ya intuido: "Rajoy retrasó la fecha de las elecciones generales hasta el 20 de diciembre para dejar aprobados unos Presupuestos que la Comisión Europea cuestiona y que el siguiente Ejecutivo tendrá que modificar para gestionar la herencia que reciba". Los expertos señalan que el Presidente quería cerrar los Presupuestos Generales del Estado para alardear de la eficacia de su gestión de cara a la tediosa campaña preelectoral, algo que ahora le ha complicado Bruselas. En fin, lo dicho: que ni puede inaugurar puentes, ni tramos de autovías ni pantanos y encima le ponen palos en las ruedas. ¡Un asco!
34128_1Claro que desde esta humilde tribuna, y manejando la hemeroteca reciente y lejana, algo se puede aportar para salvar el nuevo escollo. Por ejemplo: "Pedro Morenés, el ministro de Defensa, ha gastado 8.717 millones más de los que tenía asignados en los Presupuestos Generales del Estado durante esta legislatura, lo que supone un desvío de cerca del 40%. Gran parte de esas ampliaciones se han producido por la vía del real decreto para hacer frente a los pagos de los Programas Especiales de Armamento (PEA) que se acordaron en 1997". Con los datos de agosto de 2015, es decir, susceptibles de incrementarse a tenor de las sabias declaraciones de De Guindos, Defensa ha gastado 1.967 millones más de lo que Hacienda presupuestó. Y se preguntarán ustedes, o en todo caso me lo pregunto yo, ¿a quién se le ocurrió eso de los Programas Especiales de Armamento en 1997? De la hemeroteca a la wikipedia. Pedro Morenés: "En 1996, tras la victoria electoral del Partido Popular, en las elecciones generales, el nuevo Ministro de Defensa Eduardo Serra Rexach, lo nombró Secretario de Estado de Defensa. Permaneció en el cargo toda la Legislatura". Estupendo.
Tras las elecciones generales de 2004 volvió a la actividad privada y, entre otras cosas, fue director general para España de la empresa paneuropea de misiles MBDA y consejero de Instalaza, S. A., la principal fabricante española de bombras de racimo. En 2011, y tras ganar de nuevo las elecciones el PP, fue nombrado ministro de Defensa, un cargo que le viene como anillo al dedo por lo bien que sabe gestionar los presupuestos de su ministerio. Sin ir más lejos, en el pasado mes de mayo, "el Gobierno aprobaba por decreto un nuevo crédito extraordinario por valor de 856 milones de euros al ministerio de Defensa, con el que harán frente a obligaciones de pago de diversos programas de armamento con facturas pendientes". Y es que tenemos un ministro que no nos lo merecemos.

On the road por el lodazal

Por: | 09 de octubre de 2015

1444321894_616654_63237000_fotograma_0

Parafraseando una divertida cita recogida por Bioy Casares al llegar a Tijuana en su estupendo libro En jardines ajenos, todas las fronteras nacionales deberían de tener una gran arco con el lema Bienvenidos a España. No somos como dicen. Algo habrá que hacer para que el visitante trate de comprender la distancia sideral que existe entre la ciudadanía y las clases dirigentes políticas, económicas e, incluso, eclesiásticas, por mas que cada cuatro años esa misma ciudadanía tenga una cierta proclividad a mantener en el poder a quienes les han demostrado su incompetencia, cuando no su desfachatez.
Y así tenemos a un presidente del Gobierno que en tres semanas ha asistido a más inauguraciones de carreteras y pantanos que en los cuatro años de legislatura en una frenética, y probablemente inútil, vorágine inaugural que ni siquiera ha tenido el detalle de desplazarse en un autobús con un enorme equipo de sonido y tuneado psicodelicamente para que cualquier Tom Wolfe autóctono pudiera relatar el viaje de ese grupo de despreocupados vitalistas, colocados con gaseosas de ácido macroeconíco.
Y del on the road de Mariano pasamos directamente a los finales de campaña de 2007 y 2011de nuestra entrañable Esperanza Aguirre, de la que la Cadena Ser desveló que los populares madrileños contrataron para los happenings a la empresa Waiter Music, empresa vinculada a la trama Púnica que dirigía el popular Granados. 80.337 euros pagados para que sus militantes pudieran dejarse llevar por el swing de Iguana Tango, Azúcar Moreno, Los Hobbit, Dj El Pulpo o 30 mariachis, "porque le gustaban a Esperanza", como aclaró al juez José Luis Huerta, gerente de la empresa organizadora. El truco, según los investigadores, consistía en que los presupuestos presentados para la orgía musical eran notablemente inferiores al caché de los participantes que, posteriormente, se equilibraban con diversas contrataciones de varios ayuntamientos de la comunidad. Dicho de otra manera: los mariachis de Esperanza los pagaba la ciudadanía, votara o no, a la lideresa.
Nada que ver con don Rodrigo Rato, otro referente esencial en la formación conservadora, del que cada día descubrimos un triunfo más en esa ya larga carrera de éxitos empresariales y financieros. Ayer LaSexta informaba que a través de una empresa hotelera situada en Toledo, Layosalud, dejó un agujero de 14 millones de euros a cuatro bancos, a los que nunca devolvió dichos préstamos, según cuenta Okdiario. Caja Castilla-La Mancha, BBVA, Bankinter y Barclays fueron las entidades financieras agraciadas por la atención del artífice del milagro español, entidades que, por supuesto, dieron por bien empleados esos milloncejos a fondo perdido si con ellos don Rodrigo podía seguir su personal y larga marcha hacia ese destino familiar que es Soto del Real.
En fin, ya sólo nos queda felicitar a la patronal CEOE que tras conocerse que la economía española es la más guay del Paraguay y de la Unión Europea, con un crecimiento superior al 3% en el presente año, han decidido pedir a los candidatos de las próximas elecciones generales que sean 12 y no 20 los días por año en las indemnizaciones por despido, que se rebajen las cotizaciones y que se controle más a los parados porque, al parecer, hay mucho caradura. Lo curioso del comunicado de la patronal es que no hacen referencia a que los salarios medios siguen bajando pese a la, teóricamente, buena marcha de la economía y que España, la querida España nuestra, es el segundo país europeo en desigualdad económica, según el informe de Oxfam Intermón. Sólo nos gana Letonia pero de seguir así, la superaremos.

Las herencias

Por: | 07 de octubre de 2015

O-HSBC-facebook

Si algo está claro en esta mi querida España, esta España mía, esta España nuestra es que las relaciones familiares, en general, y paterno filiales en particular, están firmemente arraigadas en la conciencia individual y colectiva de la ciudadanía. Aquí y ahora desde el Rey Juan Carlos al abogado Nart, sin olvidarnos de los Puyol o los Botin, todos han tenido unos padres que velaron por su futuro incluso después de muertos. Ahora se suma a ese selecto club de hijos hiperprotegidos, Rodrigo Rato, artífice del milagro económico de José María Aznar y de él mismo, un club en el que el único requisito indispensable para formar parte del mismo es tener más de un millón de euros en el extranjero, preferentemente en Suiza.
En realidad el club desde que Falciani facilitó la lista al ministerio de Hacienda ya no es tan selecto, la verdad, pues si en un principio los socios del mismo tenían un cierto pedigrí, la llegada en aluvión de 659 nuevas peticiones de ingreso facilitadas por el informático francés del HSBC, devaluó en mucho la exquisita y elitista tranquilidad fundacional. ¡Hasta un fabricante de pantalones vaqueros, pero dónde vamos a llegar! declaraban los hijos hiperpotegidos.
Y tenían razón. Después de los falcianistas -y de una peculiar amnistía encubierta en tiempos de Zapatero que permitió a la mayoría de ellos eludir la justicia-, se instaló la barra libre y por allí aparecieron hasta alcaldes de Valdemoro, constructores, concejales de urbanismo, gerentes de empresas públicas y púnicas, tesoreros de partidos, presidentes de bancos, de cajas, de bancajas...y lo que había sido un remanso de paz y de buenos modales se convirtió en un sindios repleto de gentes de mal vivir.
Hubo, todo hay que decirlo, un nuevo impulso para restaurar el buen nombre de aquellos añorados progenitores con la inestimable colaboración de gentes de noble cuna y consortes de aristócratas. La Infanta Cristina, sin ir más lejos, trató de aportar un nuevo socio que, además, tenía un cierto porte atlético. El 11 de enero podrán saludar en Mallorca a una buena parte de quienes, solidariamente, incrementaron su patrimonio familiar. Nuestra lideresa Esperanza Aguirre, por su parte, nunca pretendió ingresar en el club, las cosas como son, pero debió de alentar a unos cuantos a que lo hicieran: entre consejeros de su Gobierno, hombres de confianza de su partido y disparates de megalómanos, no sería de extrañar que los socios del club alcanzaran ya una cifra estimable.
Recordemos, por ejemplo, una noticia publicada en agosto de éste mismo año: "El Gobierno de la ex presidenta Esperanza Aguirre despilfarró 105 millones de euros en la que iba a ser la ciudad judicial más grande del mundo, tal como ella la pregonó en 2007 al poner la primera piedra. Campus de la Justicia, una firma 100% del Gobierno regional y creada para levantar esa megaciudad, fue finiquitada en julio de 2014 sin cumplir ninguno de sus objetivos, tras nueve años de funcionamiento. A su cierre, esta sociedad pública ha dejado un patrimonio neto de 25.082.339 euros, del total de 130 millones que le inyectó la Comunidad de Madrid, según documentación en poder de EL PAÍS". Lo dicho: aquí hay mucha herencia recibida.

Banalidad y picaresca

Por: | 06 de octubre de 2015

O-RAJOY-AZNAR-facebook

Si palabras como "siesta" y "guerrilla" han sido hasta ahora la aportación española al acervo lingüistico mundial, tampoco estaría de mas el pedir que se incorporara "trilero" pues todo parece indicar que se acabará imponiendo. De entrada, ya hemos conseguido que la omnipotente Alemania se apunte al término, ¿cómo sino interpretar la actitud de la poderosa Volkswagen para con sus clientes?
En el programa Más vale tarde de ayer, lunes, el portavoz de FACUA, Rubén Sánchez, insistió en que ir al taller para los clientes de Volkswagen sólo puede servir para perder el tiempo, porque de momento nadie puede solucionar el problema. De igual modo recomendó tener calma porque quien incumple la normativa es la empresa alemana, y en ningún caso los propietarios de los coches. Por último, señaló que el ministro José Manuel Soria está haciendo el ridículo y "no está por la labor de enfrentarse a Volkswagen", afirmación sobre el ministro que en honor a la verdad no es noticia, lo noticioso sería que no hiciera el ridículo. El teléfono de ayuda al cliente de la empresa alemana está permanentemente colapsado y dos semanas largas después de conocer el trilerismo germano todavía nadie sabe nada de nada. Tanto veranear en Mallorca ha conseguido que se adapten perfectamente al estilo español de gestión de los problemas.
En picaresca es difícil que nadie nos supere. Un par de ejemplos: "La Comisión Europea considera que España no cumplirá las metas de déficit este año ni el próximo. Bruselas cree que los presupuestos españoles son demasiado optimistas. La Comisión anunció este lunes que pedirá incluso al nuevo Ejecutivo que salga de las elecciones del 20-D que actualice el presupuesto: esa es otra manera de decir que Bruselas espera ver algún ajuste adicional". Es decir, que deja los deberes para el próximo Gobierno. Naturalmente el ministro de Guindos ya dijo que "Bruselas no ha pedido recortes y no creo que haya muchos reproches". Recortes no, ajustes sí. Ya empezamos con los sinónimos y las florituras del trilerismo.
Sobre el grado de banalidad que aumenta en nuestra clase política y nuestros tertulianos televisivos, los ejemplos son tantos que hemos pasado del colmado a las grandes superficies. Todas las tertulias de ayer analizaron hasta la saciedad las últimas declaraciones de José María Aznar en su rifirrafe con Mariano Rajoy. Es un estilo de análisis confortable para quienes lo utilizan pues no suele rebatirse. También es inútil pues no aportan nada a los hechos políticos, palabras sobre palabras que se las llevará el viento. ¿Qué el expresidente considera que no se han rebatido sus argumentos?, ¿y qué? Que el expresidente se siente atacado personalmente?, ¿y qué?
De lo que no hablan, por ejemplo, es de las memorias de Jorge Dezcallar, el responsable del CNI en tiempos de Aznar y de cómo su organismo fue marginado desde Moncloa al no coincidir con las peregrinas tesis de Aznar y Acebes sobre el atentado del 11-M, hasta el punto de que siete días después del atentado, presentó su dimisión porque la desclasificación selectiva de documentos realizados por la Moncloa tenía como objetivo "culpar al CNI de que el Gobierno mantuviera hasta el último momento y contra todas las evidencias la atribución a ETA de la autoría del mayor atentado de la historia de España". "Siesta", "guerrilla" y "trileros", la marca España.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal