TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

En frío, imparcialmente

Por: | 29 de diciembre de 2015

Cesarvallejo

"Considerando en frío, imparcialmente,/ que el hombre es triste, tose y, sin embargo,/ se complace en su pecho colorado;/

que lo único que hace es componerse/ de días;/ que es lóbrego mamífero y se peina...".

Releyendo el espléndido poema de César Vallejo y contemplando la actualidad política nacional se comprende que la poesía es un arma cargada de futuro, como escribió Celaya. Pocas reflexiones más inteligentes y certeras que las del peruano, escritas hace más de 80 años, para describir el comportamiento de lo que llamamos "clase política", un gremio que no necesariamente es muy diferente del resto de la ciudadanía, para qué engañarnos, pero que se justifica por su afán de resolver los problemas y hacer más razonable la convivencia, lo que, visto lo visto, son incapaces de hacer.

El matemáticamente ganador de los comicios generales, y matemáticamente el mayor perdedor de votos, es triste, ni tose ni se le escucha y, desde luego, se complacía en su pecho colorado al menos mientras disfrutó de una mayoría absoluta. Tuvo a bien entremezclar las elecciones con los villancicos con el convencimiento de que las cifras macroeconómicas harían olvidar sus desmanes insolidarios, su, incluso, crueldad legislativa. Se equivocó: ya no habla del PIB ni él, ni de la creación de empleo o de la admiración, cuando no envidia, que siente Europa por su gestión. Lo poco que ha dicho desde las elecciones es algo sobre la estabilidad, y lo ha dicho desde su inestable sillón.

El que declaró públicamente que no se resigna a ser el segundo partido, aunque sí fue el segundo que perdió más votos, ha conseguido que no se hable de macro o microeconomía con las misma eficacia que consiguió, también, que no se hable de corrupción. Para él y los suyos el mayor problema que existe es la unidad de España. Dicho de otra manera: han conseguido catalanizar al resto del país. Eso y la celebración del congreso socialista: ¿febrero, abril?, algo que, por supuesto, tiene en vilo a la ciudadanía, que ya no da abasto para acumular lexatines.

Y puesto que nos han catalanizado a todos (¡Ay, Wert, Wert, ¿dónde quedó tu empeño de españolizar a los niños catalanes?!), veamos si en esa irredenta porción de Hispania, rodeada de los pérfidos centralistas, son capaces de superar su condición de lóbregos mamíferos. De entrada tienen ya una poción mágica: Aromas de Monserrat, y tienen a un Abraracúrcix en funciones que lo único que hace es componerse de días. Su problema añadido es que tiene a un grupo de jóvenes rebeldes que aún no se han enterado que el Palacio de Invierno se tomó en 1917, es decir, que pronto se celebrará su primer centenario por más que me temo que sólo lo celebrarán unos pocos.

Pues bien, estos jóvenes rebeldes, en su torpeza, han desperdiciado una ocasión de oro para divulgar a los cuatro vientos la fecha emblemática de sus reivindicaciones y, con ello, llevar hasta los últimos rincones del mundo la buena nueva. ¿Qué les habría costado decir que la tercera y última votación de la asamblea de Sabadell había dado un empate de 1.714 votos a favor y 1.714 votos en contra? ¿Que habría que haber añadido unos cientos de votos mas? Pues sí, pero el resultado seguiría siendo un empate, no se habría modificado el hondo sentir de sus militantes y seguirían teniendo la última palabra los mismos que tuvieron la primera, es decir, los que mandan.

Obispada

Por: | 25 de diciembre de 2015

Demetrio-fernandez--644x362

"El polémico obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, cree que la fecundación in vitro es "aquelarre químico de laboratorio". Según la carta pastoral titulada Navidad y Familia, que el prelado también ha colgado en Youtube, los hijos solo pueden nacer del "abrazo amoroso" de los padres (que deben ser un varón y una mujer). Y "no puede sustituirse nunca por la pipeta de laboratorio, la fecundación in vitro". "Todo tipo de fecundación artificial", opina, "rompe la armonía de la creación".
Hay que ser muy torpe para desacreditar un avance científico que ayuda a resolver problemas, y la fecundación in vitro es una muestra, alegando vulgaridades argumentativas como que los hijos sólo pueden nacer del abrazo amoroso. El colmo del cinismo es que esa condena se hace desde una religión, de la que el susodicho Fernández es una de sus más cualificados representantes, al menos jerárquicamente, que hace más de 2.000 años nos está vendiendo la moto de que el hijo de Dios, Jesucristo, el pilar de su credo, nació de María sin romperla ni mancharla, como un rayo de sol atraviesa un cristal. ¿Pipeta divina?
Si la poesía es un arma cargada de futuro, que dijo el gran Celaya, la hemeroteca lo es del pasado. Y así nos encontramos con declaraciones de este lince episcopal de la Teología  como la que realizó en enero de 2011, en la que aseguró que la Unesco tenía un plan para "hacer que la mitad de la población mundial sea homosexual". No contento con su análisis prospectivo, en octubre de 2012, tuvo a bien equiparar el asesinato de los niños Ruth y José a manos de su padre con el aborto.
Pero la Santa Madre Iglesia, y más concretamente su Conferencia Episcopal, no atiende sólo a los problemas morales de sus feligreses. Está también muy atenta a los terrenales, de ahí los Concordatos y los privilegios fiscales, además de los que disfruta en el sistema educativo y en las muy diversas capellanías. Sólo les hizo falta que un individuo como José María Aznar, ese gran estadista de méritos aún mayores que sus protegidos Miguel Blesa y Rodrigo Rato, modificara la ley Hipotecaria en 1998 que permitía a la Iglesia, y solo a la Iglesia, inscribir lugares de culto y otras propiedades que no estuvieran registradas, para que la Iglesia se lanzara a tumba abierta a registrar a su nombre 4.500 propiedades, según fuentes cercanas a los registros de la propiedad. Cabe mencionar que entre dichas propiedades figuraba la Mezquita de Córdoba, monumento que pasó a ser propiedad de su obispado por 30 euros. La pipeta urbanística.
Y aunque el gran experto en abrazos amorosos, el obispo Fernández, no fuera el titular de la plaza en aquel 2 de marzo de 2006 en que se registró la Mezquita, sí lo era cuando decidió que se cambiara el nombre por el de Santa Iglesia Catedral de Córdoba, cambio que afectó de igual manera a los folletos turísticos con la hábil salvedad de añadir entre paréntesis ("antigua mezquita") para que no hubiera posibles deserciones de visitantes. Hay que tener en cuenta que el monumento recibe una media de un millón de visitantes al año y que la entrada normal cuesta 8 euros que, por supuesto, no pagan impuestos. Lo que ya no está claro es si parte de esos interesantes ingresos se dedican, o no, a la formación teórica del obispo, a su mejoramiento, pues parece claro que conclusiones del tipo de "cuanto más varón sea el varón, mejor para todos en la casa", o que "el hombre aporta la cobertura, la protección y la seguridad y es signo de fortaleza". "Representa la autoridad", mientras que la mujer "aporta calor al hogar, acogida, ternura. Cuanto más mujer y más femenina sea la mujer, mejor para todos en la casa", eso no se aprende así como así: hay que estudiar, y mucho. Incluso hacer algún máster en el extranjero y para todo ello hacen falta fondos adicionales.

A vuelapluma

Por: | 22 de diciembre de 2015

1322991161_0

Al poco de comenzar la última legislatura, la del rodillo y el decreto ley, una de las primeras reglas del juego que se dinamitó porque sí fue la de la elección del nuevo responsable de RTVE. Cuatro años después, en la noche electoral del pasado domingo, la televisión pública perdía de nuevo el liderato de la audiencia con sus 1.860.000 espectadores frente a los 2.758.000 que tuvo La Sexta. Y aunque las comparaciones son odiosas, comparemos: en noviembre de 2011 (la anterior noche de elecciones generales), TVE tuvo 3.744.000 espectadores, muy por encima de Antena 3 que no alcanzó los dos millones y, desde luego, lejísimos de la incipiente La Sexta que no llegó al medio millón. Es decir, en cuatro años nuestros entrañables dirigentes del rodillo, ayudados, eso sí, por nuestros entrañables, ecuánimes y profesionales responsables de RTVE han conseguido hundir la credibilidad del ente desde la convicción de que la mayoría parlamentaria absoluta es sinónimo del derecho de pernada. Vale.
Del resultado de las elecciones poco se puede decir que no esté dicho ya en apenas 24 horas. Quizá el análisis más certero fue el del portavoz del Gobierno alemán que públicamente declaró que no sabían a quien felicitar. Esos elegantes y sensibles mercados internacionales ya apuntaron sus primeras impresiones con un estoconazo a las cotizaciones bursátiles y a la prima de riesgo. Así son los poetas, sobre todo si los poetas poseen el 40% de las acciones de las empresas del IBEX35.
Tampoco estuvieron mal los dos saltitos que dio Mariano Rajoy en ese artilugio mussoliniano que algunos llaman "el balcón de Génova" mientras el pueblo llano y sencillo congregado a sus pies clamaba eso de "Campeones, campeones". Lo cierto es que perder en una legislatura tres millones y medio de votos y 63 diputados no está al alcance de cualquiera, y dar la sensación de que han culminado una hazaña, eso ya sólo corresponde a los muy elegidos.
Claro que los socialistas tampoco se quedaron atrás. Algún asesor debió de sugerir que era mucho más rentable incluir en los primeros puestos de la lista de Madrid a la excomandante Zaida Cantera que, por ejemplo, a Eduardo Madina: ¿marketing o coherencia?: marketing. Vale. El PP gana en Madrid (13 diputados) y el PSOE se hunde a la cuarta posición (6 diputados). ¡Hasta luego, Madina! Después están Podemos y sus 69 diputados, un chute de adrenalina para los rebeldes con causa que, todo hay que decirlo, van ingenuamente sobrados por la vida. Comenzar unas complicadas negociaciones con el listón tan alto de la autodeterminación es, de entrada, asumir antes de tiempo el papel de víctimas, al margen de que se han quedado sin el futuro ministro de Defensa. En todo caso, y mal que les pese a Esperanza Aguirre y a la caverna, perroflautas, yayoflautas y demás flautistas han demostrado una capacidad de convocatoria mucho mas que estimable. Ciudadanos, o Ciutadans como decía el incombustible Floriano, tuvieron la original decisión de meterse voluntariamente en la merdé de la violencia de género al final de la campaña, y lo hicieron con la firme convicción de proponer unas medidas lo suficientemente confusas como para que les dieran hasta en el carné de identidad. Ahora, a diferencia de Podemos, han decidido ir de apagafuegos.
Un detalle final para cerrar el círculo: "El primer Consejo de Ministros del año (2015) aprobó este viernes la controvertida modificación de la Ley de Montes, una norma cuya elaboración ha tenido en vilo durante cerca de dos años a las organizaciones ecologistas. El punto más conflictivo es el que abre la posibilidad de cambiar el uso de los terrenos quemados, algo que en la normativa actual, de 2003, está prohibido durante los 30 años posteriores a un incendio. "Existe el riesgo de que se vuelvan a provocar incendios para permitir la construcción en zonas quemadas", aseguró Ecologistas en Acción. 21 de diciembre de 2015: "Más de un centenar de incendios azotó el norte de España el domingo, donde los equipos de extinción siguen trabajando para controlar el fuego mientras las autoridades investigan la posibilidad de que algunos de ellos hayan sido provocados. El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha expresado su preocupación por una situación que comenzó el sábado". Y es que ya no sabemos que hacer con tanta sabiduría.


 

El efecto cascada

Por: | 18 de diciembre de 2015

Antonio-Machado10_zpsa563203d
"La España de charanga y pandereta, / cerrado y sacristía, / devota de Frascuelo y de María, / de espíritu burlón y de alma quieta, / ha de tener su mármol y su día, / su infalible mañana y su poeta".

Dicen los expertos que el mayor problema de la corrupción es, sobre todo, la impunidad de quienes corrompen y de quienes son corrompidos. Es posible, aunque hay otra cuestión tan importante como la de la impunidad y, probablemente, previa a la misma: son impunes porque son los amos del cortijo y como tales se comportan. Y si quieren tener una referencia precisa de lo que significa ser un cortijero sólo tiene que volver a ver, o leer, Los santos inocentes, la novela de Miguel Delibes o su adaptación al cine. Dueños y señores absolutos de unas tierras y unas gentes que malviven entre la miseria y la ignorancia. No se sienten impunes, lo son, y como tales no ocultan su desprecio por quienes nacen, viven y mueren en el servilismo.

Cortijera es Elvira Rodríguez, exministra con el PP y actual presidenta de la CNMV y a la que el Tribunal de Cuentas investiga pagos indebidos por 672.000 euros a funcionarios, cargos directivos y escoltas. Su desprecio hacia lo establecido queda demostrado al saber que "es subdirectora del Departamento Primero de Administración Económica del Estado del Tribunal de Cuentas, el mismo órgano que ha detectado irregularidades en su departamento. Se halla en comisión de servicios desde que en 1996 empezó a ocupar relevantes cargos públicos con el PP", es decir, que conociendo perfectamente la ley decide saltársela a la torera porque sí.

Cortijero es Ignacio Villa, exdirector de Radio Televisión Castilla-La Mancha durante la presidencia de la popular Dolores de Cospedal, que gastó un total de 133.818 euros en cuatro años con las dos visas oro que le entregó el ente público para gastos de representación, y que no pudieron ser fiscalizadas por la oposición durante su mandato. Hablamos de un exdirector de los servicios informativos de la COPE, martillo de herejes en múltiples tertulias televisivas, que "durante el tiempo en que estuvo al frente de la televisión castellano-manchega la convirtió en el medio público autonómico menos visto, por debajo de Telemadrid, y en un ejemplo de manipulación informativa a favor de los intereses del Partido Popular. Al salir Villa el pasado julio, la deuda del ente ascendía a ocho millones de euros". No se siente impune, es impune, y así lo ratificó quien le nombró, la expresidenta Cospedal, al declarar que "tendría que dormir en algún sitio" en referencia a los gastos en hoteles de cuatro y cinco estrellas. De los gastos en supermercados no dijo nada aunque suponemos que pensaría que "de algo hay que comer". No le bastaba el estupendo salario.

Que un embajador en activo y un diputado del PP, el enésimo, compatibilicen sus cargos públicos con notables comisiones privadas al actuar como intermediarios entre empresas y Estados extranjeros podría parecer una desvergüenza, pero no lo es porque su máximo responsable, el Presidente del Gobierno, declaró en su momento que "era legal". Y no es una cuestión tanto de cantidades (ahí están la Gürtel, los Eres, la Púnica, los Puyol, etcétera etcétera) como de estilo, de concepto del mundo: si los notables del Partido Popular cobran sobresueldos de origen desconocido, si las reformas de la sede central del partido en el poder se pagan en dinero negro, ¿por qué va a estar mal visto que Chaves o Griñán miren para otro lado cuando se está presuntamente despilfarrando el dinero público con prejubilaciones fraudulentas, o que Miguel Blesa y Rodrigo Rato se lleve hasta los ceniceros de Bankia?

Hay un efecto cascada que lo inunda todo, incluso hasta el que se esté investigando a 47 médicos que ejercen en Cataluña por promocionar la implantación de prótesis defectuosas a cambio de dinero y viajes. Al parecer, aquí lo que impera es "el todo vale" para fomentar la codicia y el derroche, además de los hábitos de nuevos ricos: constructores que acumulan obras de arte para blanquear sus obscenos pelotazos, presidentes de la Junta de Andalucía que deciden irse en helicóptero -oficial, naturalmente- a San José (Cabo de Gata) para escribir un discurso en agradable soledad o presidentes de Gobierno que se desplazan a Polonia con su séquito y en avión oficial, por supuesto, para ver jugar a la selección española de fútbol mientras se negocia el rescate bancario.

Quizá esta España de cerrado y sacristía llegue a tener su mármol y su día, incluso su infalible mañana. Lo que ya, lamentablemente, no tendrá es a Antonio Machado como su poeta: lo mataron con su desprecio los cortijeros.

La herencia

Por: | 15 de diciembre de 2015

1450133347_841961_1450137911_noticia_fotograma

Resumen del debate cara a cara de ayer noche. Mariano Rajoy: somos los mejores. Hemos creado un millón de empleos y queremos crear dos millones más los próximos cuatro años. Hemos sido el Gobierno que ha combatido más a la corrupción. Evitamos el rescate de España. Hemos mantenido el Estado del bienestar y mientras yo sea Presidente, España no se romperá.
Pedros Sánchez: somos la única alternativa al Gobierno actual. Somos la única alternativa al Gobierno actual y somos la única alternativa al Gobierno actual. No lo dude: somos la única alternativa al Gobierno actual.
El mérito de éste resumen, acertado o no, es que se ha escrito diez horas antes del debate, un encuentro que más de uno calificará de "histórico" y que habrá ganado Mariano Rajoy y, naturalmente, Pedro Sánchez. Frivolidades aparte, el debate supuso dos cosas: que a Pedro Sánchez le debió de besar el príncipe y despertó de su largo letargo. Duro, en ocasiones implacable, manejando datos y con un equipaje a sus espaldas que, sobre todo, proporcionaba munición a su rival, y un Mariano Rajoy que, una vez mas, demostró su insensibilidad social negando todos los recortes que aplicó inmisericordemente y resurgiendo de sus cenizas sólo cuando la crítica le afectaba personalmente. Ese "es usted un político indecente" le soliviantó mucho mas que los 100.000 dependientes muertos sin recibir las ayudas a las que tenían derecho. Bien. Como dicen en El intermedio, "estas son las noticias. Ahora les contaremos la verdad".
Y la verdad es, por ejemplo, que "la Asociación Corruptil ha denunciado ante el Juzgado 48 de Madrid, que investiga la venta de 2.935 viviendas sociales del IVIMA en 2013 al fondo de inversión Azora, en la que participa Goldman Sachs, la interconexión de un complejo entramado societario detrás de esta macrooperación y, también, de las ventas de inmuebles realizada por la Empresa Municipal de la Vivienda Social (EMVS), durante la etapa de Ana Botella, y de la SAREB. "Se trata de fondos buitres vinculados a familiares y responsables políticos del PP que se adjudicaron tres operaciones de envergaduras en sólo dos meses”, explica a elplural.com la presidenta de Corruptil, la abogada Lara Carrasco". Y añaden: "La asociación ha presentado ante el Juzgado 48 una minuciosa investigación sobre un complejo entramado de empresas y filiales que en algunos de sus apartados conducen al hijo del expresidente José María Aznar y la exalcaldesa de Madrid Ana Botella, José María Aznar Botella. La asociación solicita al juzgado que tome declaración a Aznar junior, "directamente conectado con Blackstone", el fondo que adquirió los inmuebles sociales del Ayuntamiento de Madrid, una operación que apunta a un posible delito de prevaricación de Ana Botella". Lo curioso de éste asunto, y de tantos otros, no es sólo que no se llegará a ninguna conclusión perjudicial para los implicados, faltaría mas, sino que los mismos seguirán creyéndose los más listos. Ya lo dijo Scott Fitzgerald: "detesto un  sistema en el que los más ricos tienen a las mujeres mas guapas", aunque no sea el caso de los Aznar-Botella.
Lo mismo le debió pasar y pensar al ya exembajador de España en la India, Gustavo de Arístegui, que ha presentado su dimisión irrevocable como embajador en la India ante la "campaña de destrucción" contra él y para "no perjudicar ni al gobierno ni a su presidente en plena campaña electoral". La renuncia de Arístegui, salpicado junto con el diputado por Segovia Pedro Gómez de la Serna, en un escándalo de cobro de comisiones a cambio de realizar gestiones para empresas españolas en Argelia, llega una semana antes de las elecciones". Estupendo. No quiere perjudicar ni al Gobierno ni a su Presidente. Si ha perjudicado a la ética política o a la ciudadanía, que les den. Al fin y al cabo ya lo dijo Rajóy al poco de conocerse la codicia de los implicados: "todo es legal".
ImagesEn diciembre de 2011, Rajoy explicaba su programa de Gobierno en el debate de investidura tras haber alcanzado una muy holgada mayoría absoluta. Todavía no se había sentado en la poltrona presidencial y ya decía cosas como estas: "En la política, no existe la herencia a beneficio de inventario. Sabíamos –y sabemos- lo que nos espera. Y sabemos que se nos juzgará por lo que consigamos, y no por lo que intentemos, o por cómo nos hayamos encontrado las cosas. En el diagnóstico que expondré a continuación no hay ninguna voluntad de mirar atrás ni de pedir a nadie responsabilidades, que ya han sido sustanciadas por las urnas hace un mes". Cuatro años después, en diciembre de 2015, no para de hacer referencias a "la herencia recibida". En cualquier explicación de sus muchos errores es impensable que no compare la situación actual con la de Zapatero. No ha parado de mirar atrás ni de desdecirse a sí mismo.
Y ya que se habla de "la herencia recibida", un recordatorio: "España debe 21.389 millones de euros a empresas de armas por los 22 programas (dos sin adjudicar todavía) de armamento que se han comprometido desde 1997. Según datos oficiales a los que ha tenido acceso eldiario.es, si durante los próximos tres años el Ministerio de Defensa dedicara su presupuesto entero (5.700 millones de euros sin modificaciones) a pagar estos importes, todavía quedarían por abonar 4.300 millones de euros". Y si miramos hacia atrás, hacia aquel 1997, no encontramos con que en 1996, tras la victoria electoral del Partido Popular en las elecciones generales, el nuevo ministro de Defensa Eduardo Serra Rexach, nombró Secretario de Estado de Defensa a Pedro Morenés (ver foto), que permaneció en el cargo toda la legislatura y que, ahora, es el ministro de Defensa en funciones. Es el responsable directo de esos programas de armamento.

Las últimas balas

Por: | 11 de diciembre de 2015

Img_dduch_20151110-173717_imagenes_lv_propias_dduch_20151110-2-12-kO5H-U30371056380sXC-992x558@LaVanguardia-Web

El próximo lunes será el debate entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Es, a juicio de los expertos, "la última bala" del líder socialista quien, probablemente, debería dejar de hacer grandes declaraciones programáticas e ir directamente al grano. Desde esta humilde tribuna vamos a sugerirle algunas municiones.

Puesto que el leit-motiv de la campaña popular es la eficacia en su gestión económica a lo largo de los últimos cuatro años tendría que preguntarle al presidente, por ejemplo, ¿por qué alardea de contratos indefinidos si, según los que aporta la Seguridad Social, hoy hay medio millón menos de contratos indefinidos a jornada completa que hace cuatro años? En la actualidad, deja la legislatura con 4,3 millones de parados frente a los 4,8 que se encontró cuando accedió al poder. Vale. Un detalle: ahora mismo hay unos 425.000 trabajadores menos en la población activa ("la movilidad exterior" que decía la ministra Báñez, más el tirar la toalla de los que han asumido la inutilidad de buscar trabajo), es decir, que tras cuatro años de gloriosa gestión, el número de parados desciende en la misma cantidad que los que se van o se rinden ante la evidencia. También debería analizar que el 91,8% de los nuevos contratos de noviembre sean temporales.

Hay un informe de Amnistía Internacional que no se debería obviar: aquel que dice que España destina solo un 1,1% de viviendas a fines sociales frente a Reino Unido (18%), Austria (23%) u Holanda (32%), y que tres de cada diez viviendas vacías en Europa están radicadas en España. Es una forma de enlazar la brillante gestión de Rajoy con la no menos brillante de Aznar, que se ufanaba ante los medios de la enorme cantidad de viviendas que se construían en España gracias a su modificación de la Ley del Suelo, la que trajo esa maravilla que se llamó "la burbuja inmobiliaria". Y es que los estadistas cuando se ponen a ello, son deslumbrantes.

En la lucha contra el fraude fiscal, dos datos: una de las primeras decisiones fue decretar una amnistía fiscal a la que se acogieron militantes tan distinguidos como Luis Bárcenas o Rodrigo Rato, ya exmilitantes. Y en esa batalla contra los defraudadores se ha utilizado una táctica revolucionaria que pasará a la historia: la plantilla de la Agencia Tributaria tiene casi 1.900 trabajadores menos que en 2011. Es decir, que para incrementar la lucha se reducen los efectivos. ¡Espectacular!

Respecto a si hubo rescate, o no, la cuestión es clara: los balances del Banco de España muestran que la inyección a la banca -el rescate- se elevó a 56.181 millones de euros, de los que se han recuperado, ¡tachín, tachán!: 1.884. El presidente del FROB, Fernando Restoy, por su parte, estima que jamás se recuperarán unos 40.000 millones. Al parecer las entidades financieras alegaron que "Santa Rita, Rita, lo que se da no se quita".

Y si lo que se quiere es actualizar los datos, basta leer un diario de hoy, viernes, y comprobar más aciertos de la gestión popular, en este caso en Valencia, ese marco incomparable lleno de Calatravas, circuitos de Fórmula 1 y pantalones a medida: "Construcciones e Infraestructuras Educativas de la Generalitat Sociedad Anónima (Ciegsa), la empresa puesta en marcha por el Consell para construir centros escolares durante la etapa del PP, incurrió en un sobrecoste de 1.030 millones de euros. El portavoz socialista en el Parlamento autonómico, Manuel Mata, lo ha denunciado este jueves citando un informe de la Intervención de la Generalitat encargado hace un año por el popular Alberto Fabra, entonces presidente valenciano".  Y eso por no hablar de los "3.200 ordenadores listos para usarse y apilados desde diciembre en una nave industrial de Riba-roja (Valencia). El gobierno de Alberto Fabra los adquirió en noviembre de 2014 para renovar y ampliar los medios de los juzgados valencianos. Invirtió en ello 2,5 millones de euros, pero no han podido usarse. Las computadores tienen como sistema operativo el Windows 7, totalmente incompatible con el que se usaba en Justicia. La plataforma informática estaba anticuada para poder usar estos dispositivos, que llevan sin desembalar desde su compra".

Sobrevolando

Por: | 08 de diciembre de 2015

1449506929_322742_1449525987_noticia_normal

"Volando voy, volando vengo...", cantaba Camarón. "Sobrevolando voy, sobrevolando vengo..." podría cantar Mariano Rajoy, omnipresente en un debate al que no asistió. En eso recordaba al último capítulo de la última temporada de Dos hombres y medio, en el que Charlie Seen, fallecido varias temporadas atrás, era el protagonista absoluto in memoriam. Son los riesgos de no asumir que el aspirante a la Presidencia es Rajoy, y que la pieza clave de la serie era ese golfo simpático y peligroso.
Desde un punto de vista político, el debate fue intenso y claro. Cada aspirante barrió para casa al igual que lo hizo la viceaspiranta. Se desgranaron propuestas, se dio leña al rival, no hubo demasiadas sobreactuaciones y, ciertamente, muy poco sentido del humor. Datos, muchos datos (la mayoría sobrecogedores sobre el desvalimiento de una parte importante de la ciudadanía); dos visiones antitéticas del mundo: la del Gobierno y la real, y una evidencia insoslayable: la corrupción generalizada. Ahí se las llevó todas la vicepresidenta en funciones, como estaba cantado por otra parte. Su previsible y aireada defensa de la lucha contra la corrupción del Gobierno era absolutamente incompatible con la Ley de Enjuiciamiento Criminal que, casualidades de la vida, entraba en vigor el mismo día que se alardeaba del épico combate, una ley aprobada por el PP, y sólo por el PP, y con la opinión en contra de todas las asociaciones de jueces y fiscales, de los secretarios judiciales y del Consejo General de la Abogacía por, entre otros detallles, el fijar unos límites de seis a 18 meses prorrogables en los plazos de instrucción. Un dato: "Antes de seis meses deben revisarse varios centenares de miles de causas para comprobar que no han sobrepasado el plazo de instrucción" y, naturalmente, sin dotar presupuestariamente las nuevas necesidades. No se debe olvidar que las grandes causas de la corrupción, Gürtel, Púnica, Eres, Nóos, Pokémon, etcétera, llevan años tramitándose.
Tampoco se puede olvidar el martirilogio que ha sufrido el espectador de La Sexta y Antena 3 con la larga semana de promoción de "el debate definitivo" del que a grandes rasgos se puede decir que fue un buen debate pero en absoluto justificada la autopromoción inagotable de las cadenas. ¿Cómo se pueden abrir los informativos del día en que Venezuela votaba un importante cambio parlamentario, o el día en que Obama calificaba oficialmente de "acto terrorista" la barbarie de San Bernardino con una conexión en directo con un plató en pleno proceso de decoración en el que, días después, se iba a celebrar un debate de una campaña electoral? ¿Cuantos minutos, horas, dedicaron las dos cadenas de Atremedia a promocionar un programa, y a sus dos presentadores? (¿por qué dos?, ¿para qué?). Si hay un síntoma claro del declive de un medio de comunicación, ese es el del autobombo, la autocomplacencia. Hoy volverán a degradar términos como "histórico" y a alardear del éxito cuantitativo, la audiencia. Es una opción.

Harto ya de estar harto

Por: | 04 de diciembre de 2015

O-ESPERANZA-AGUIRRE-facebook

Harto de Esperanza Aguirre, la dama que gobernó rodeada de rufianes sin que se enterara, que alardeó de éxitos indemostrados, de Ciudadades de la Justicia ruinosas, que potenció la mediocridad en sus equipos, que exigió la renovación política sin que soltara la poltrona en décadas, de su neoliberalismo subvencionado y de esa ignorancia contumaz que le permite escribir cosas en su nuevo medio, El confidencial, como las que escribió el pasado lunes: "Los socialistas de hoy pretenden explicar la Guerra Civil como una guerra entre los buenos y los malos, en la que los buenos fueron muy buenos y los malos fueron muy malos, y, además, ganaron. Esta explicación de la Guerra Civil implica dos consecuencias: que la II República fue un régimen idílico y que el Franquismo fue impuesto por la fuerza a todos los españoles". Lo cantaba Machín con unos dotes premonitorios que asustan: "Ay que pena me das/ Esperanza por Dios/ tan graciosa/ pero no eres buena...".
Harto de un alcalde de Cartagena, José López, que maltrata a la oposición con una chulería y prepotencia más propias de un cacique como Carlos Fabra que de un individuo que accedió a la alcaldía con los votos de Movimiento Ciudadano (plataforma en la que se incluye Podemos) y el PSOE. El vídeo, elaborado por el PP, lo mostró el pasado miércoles Al Rojo Vivo: "Ha dicho usted que va a ser cortito y yo le he dicho que ya lo es, ¿tiene algún problema?". Otra concejala le increpa por sus insultos y le dice que "no tiene educación para estar sentado como presidente del pleno", José López responde y le anima a que esa cuestión "la plantee en las próximas elecciones", luego pide que desalojen a la "compañera porque no tiene la palabra", o le dice a otra edil que "llevan mociones que no están lo suficientemente trabajadas porque se está mejor en la piscina", a la vez que expulsa a varios concejales y otros en "solidaridad" abandonan voluntariamente el salón de plenos. Un lamentable espectáculo de una especie de cortijero advenedizo que se cree el rey del mambo.
Harto de la manipulación del Gobierno con las cifras del paro y el empleo y de una ministra de Trabajo, Fátima Báñez, capaz de decir que "con Rajoy, el paro baja en noviembre", sin añadir que la Seguridad Social, en la legislatura de la mayoría absoluta del PP y de su reforma laboral, ha retrocedido en más de 25.000 afiliados pese a que el paro cayó en 271.164 personas. Lo explicó muy bien el profesor Gonzalo Bernardos en Más vale tarde: "Rajoy ha empeorado los datos de empleo de Zapatero pero ha mejorado los del paro". Niega que Rajoy pueda presumir de niveles de empleo porque el presidente deja 25.000 empleos menos que Zapatero, pero añade que Rajoy ha mejorado el nivel del paro. El borrarse de las listas del Inem por cansancio y falta de expectativas positivas o, directamente, por el exilio económico-laboral, es decir, la reducción de la población activa, explican que el que pueda bajar el paro pero no la creación de empleo, un empleo que sigue superando en el 90% de los nuevos contratos su su condición de temporales.
En resumen: Harto ya de estar harto.

Menos lobos, Caperucita

Por: | 01 de diciembre de 2015

1448921480_214604_1448925147_portada_normal

En el debate que organizó ayer El País sin Rajoy se realizaron más de 300.000 tuits durante la noche. En la contraprogramada entrevista que organizó Tele5 con Rajoy fueron 20.000. Quizá el presidente no quiso aceptar el debate para no tener que responder a hechos como el de que "la dependencia ha perdido con los recortes 2.000 millones de euros esta legislatura, porque se suprimió un bloque entero de financiación, el llamado nivel acordado, 285 millones y después se redujo en un 13% la otra gran fuente de financiación, el nivel mínimo, que es el importe que destinan las Administraciones por cada dependiente en función de su grado de discapacidad". Pese a ello, Mariano Rajoy sigue insistiendo en su balance de la legislatura que "no hemos dejado a nadie en el camino". Al parecer, y según datos oficiales, el que la lista de espera de los dependientes reconocidos, aquellos que no pueden valerse por sí mismos para las actividades diarias, alcance la cifra de 400.000 personas es un dato irrelevante.

Curiosamente, en un breve escrito de dos páginas, la Fiscalía se opone a que el Tribunal Supremo investigue las dos querellas presentadas contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por el cargo a las arcas públicas de los cuidados de su padre como dependiente. El Ministerio Público no entra a valorar en momento alguno los hechos recogidos en las informaciones de eldiario.es y alega que los demandantes no han aportado más datos de los que en ellas se ofrecen. "Según la misma información, dos sanitarios eventuales realizan esa tarea, excluida de los servicios estrictamente sanitarios a los que sí tienen derecho el presidente, su familia, los altos cargos de La Moncloa y los mandatarios extranjeros en visita oficial". Eso se llama malversación de fondos públicos.

2014_01_12_No_12-cospe1También hay algún dato irrelevante sobre la gestión de María Dolores de Cospedal que las televisiones no consideran sea noticia, y del que nos enteramos por la prensa local o regional: "El cierre de cuentas del año 2014 elaborado desde la Intervención General ha sacado a la luz las facturas pendientes que el Gobierno de Cospedal dejó sin pagar durante su último ejercicio completo al frente de la Junta de Castilla-La Mancha. Más concretamente, este documento ha desvelado que la cantidad de dichos impagos supera los 612,6 millones de euros", con el añadido de que la deuda pública de la comunidad tras la brillante gestión de la presidenta, aumentó en 300 millones de euros al final de 2014, por lo que la mencionada deuda asciende a 1.832 millones de euros. Y un detalle más: "La Junta de Castilla-La Mancha solicita a 100 exaltos cargos del anterior gobierno que devuelvan sus smartphones y tablets. "Su no devolución voluntaria puede suponer de hecho una usurpación patrimonial", remite Emiliano García-Page a través de un escrito". La tablet para quien la trabaja.

Y aún reconociendo el hastío que puede producir entre los hipotéticos lectores de este blog el cotidiano balance de despropósitos oficiales, sólo encuentra su justificación en el simple y esencial hecho de que es el PP quien ha gobernado los últimos cuatro años, y con mayoría absoluta. Es decir, que es a ellos a quienes se han de exigir, mayoritariamente, las responsabilidades de su gestión, y mas cuando día tras día sus máximos responsables siguen sacando pecho con los presuntos logros de su política económica, una política que, por ejemplo y según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) de 30 de septiembre de 2015, en España trabajaban 18,04 millones de personas cuando a 31 de diciembre de 2011, lo hacían 18,15 millones, es decir, 104.300 más que en la actualidad. Una política económica que a lo largo de los cuatro últimos años ha conseguido menos empleo, sueldos más bajos, menos renta disponible o menor protección social. En resumen: menos lobos, Caperucita.


El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal