TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El último que apague la luz

Por: | 29 de abril de 2016

1391761575_783872_1391762882_noticia_normal

Ayer fue el último pleno del Congreso. En un plis plas los esforzados parlamentarios gozarán de unas merecidas vacaciones después de cuatro intensos meses de marear la perdiz, tarea mucho más fatigosa de lo que podría parecer a primera vista. Cuatro meses de sí pero no; de vale, pactamos si cedéis en todo lo que nosotros no queremos ceder; de barones que marcan líneas rojas sabedores de que imposibilitarán matemáticamente el cambio y de inmovilismo conservador puesto que como todo lo hemos hecho bien -y no hay más que preguntar a los del IBEX 35 si están satisfechos, o no, con nuestra política fiscal o nuestra reforma laboral- ¿para qué cambiar?
Los datos de la Encuesta de Población Activa demuestran que estamos mejor que hace un año en cuestión de empleo, de contratos indefinidos y de trabajo a tiempo completo. Y entonces aparece en el electrodoméstico el profesor Bernardos y señala la gran diferencia que hay entre la creación de empleo y el nivel salarial: más trabajo y salarios que con frecuencia no llegan ni al mínimo marcado por la ley. ¡Catacrac! De Guindos y Rajoy sacan pecho con las cifras (por mas que el paro sigue afectando al 21% de la población activa) y Gonzalo Bernardos pone el dedo en la llaga antes de incendiarse al contemplar las declaraciones del presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, una vez comprobado el fracaso de las negociaciones para un acuerdo de Gobierno: "Si los partidos políticos funcionaran como las empresas, cambiarían de líderes tras un fracaso como éste. En una empresa privada estos líderes políticos serían relevados".
Y ese Pepito Grillo que es Bernardos se sulfura y se contiene no sin antes señalar un ejemplo del comportamiento de las empresas privadas respecto al éxito o fracaso de los responsables de su gestión: cuando Francisco González (ver foto) llegó a la presidencia del BBVA, las acciones del banco estaban a 13 euros cada una. 15 años después se cotizan a 6 euros, menos de la mitad y sin embargo el señor González sigue en la presidencia y con unos ingresos de 15.470 euros al día o, si prefieren, de 5,6 millones de euros al año entre metálico, acciones y planes de pensiones. ¡Tómate algo, Vega de Seoane, y que se lo apunten a González! Y ahora, nuestros entrañables parlamentarios podrá dedicarse un tiempo a recorrer pueblos y ciudadades, hacerse fotos con el personal y a demostrar lo buenos que son ellos, cuanquiera de ellos, y lo malos que son los otros, cualquiera de los otros.

Minucias

Por: | 26 de abril de 2016

Img_dduch_20160419-214229_imagenes_lv_propias_dduch_20160419-19-k9YD-U401226333807OhG-992x558@LaVanguardia-Web

Hoy concluye la ronda de conversaciones del monarca con los partidos políticos tras cuatro meses perdidos en busca de un acuerdo de Gobierno. Todos, incluido Felipe VI, dan por hecho que habrá nuevas elecciones. Todas las empresas demoscópicas -voluntarismos militantes-periodísticos al margen- dan también por hecho que los resultados serán similares a los del 20 D, con una mayor abstención por hastío. Dos son las grandes aportaciones que han hecho las fuerzas políticas mayoritarias a la cultura política nacional, o quizá mundial: en primer lugar ese reiterativo y común concepto de "nosotros tendemos la mano hasta el último minuto", a lo que habría que añadir "siempre y cuando en el último minuto sean los demás los que acepten nuestras condiciones".
La segunda gran novedad es que nadie tiene la culpa de que no se haya logrado un acuerdo. El PP, que se ha partido el alma desde la inacción absoluta (es la cuadratura del círculo), responsabiliza al PSOE. El PSOE, que se ha dejado la piel tirándose a una piscina con muy poca agua, responsabiliza a Podemos. Podemos, por su parte, que luchó sin descanso por un "o todo o nada", va a conseguir nada y Ciudadanos, naturalmente, culpabiliza de la derrota al PP y a Podemos, remarcando su hipotética y autoinvestida postura centrista. De la cuadratura del círculo al círculo cerrado.
Nuevas elecciones, y ya se señaló hace tiempo, suponen que todo sigue igual, bueno, todo no. El Gobierno en funciones ha encontrado un filón en la interinidad: hace lo que le place pero sin rendir cuentas al Parlamento, ese lugar que se ha vuelto incómodo desde que no tiene mayoría absoluta (la foto muestra la ausencia del Ejecutivo en la última sesión de control). ¿ Que una vez más se incumple el objetivo de déficit público?, pues muy bien, ¿y qué? ¿Que con su ya congénita capacidad de manipular las cifras macroeconómicas dicen que habrá que recortar 2.000 millones de euros para cumplir este año lo marcado por Bruselas?, pues que les den a las infraestructuras y a algunas cosas mas. ¿Que la Autoridad Fiscal Independiente (AIReF) calcula que es necesario recortar 4.000 millones, y no 2.000, para acabar el año con un déficit equivalente al 3,6% del PIB en todas las Administraciones Públicas?, pues como el Gobierno ya anunció que recortaría 2.000 millones, los otros 2.000 los recortarán las comunidades autónomas que, por su parte, ya han dicho que ni hablar.
Y en este incomparable clima de armonía y buen hacer tan propio de quienes anteponen la buena gestión de los caudales públicos a sus intereses personales o partidistas,  se produce esa democrática actitud de no explicar en el Parlamento absolutamente nada ni sobre incumplimientos de déficit, ni sobre recortes, ni sobre papeles de Panamá, ni sobre amnistías fiscales, ni sobre financiación irregular, ni sobre dimisiones ministeriales... un chollo. A Carlos Fabra le tocó la lotería en siete ocasiones. Al Gobierno una, pero qué una: el no aceptar el control parlamentario por estar en funciones.

P.D.- Nuestra más efusiva felicitación al programa La Noche en 24 horas que cuando todas las televisiones generalistas daban la noticia de que el exnúmero 2 del PP valenciano, Ricardo Costa, solicitaba la declaración como testigo del presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, de la secretaria general, Dolores de Cospedal y del extesorero Luis Bárcenas en la causa de Gürtel abierta por las piezas 1 y 2, referidas a la supuesta financiación irregular del PP valenciano en las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y en las generales de 2008 al considerar que todas las cuentas de las campañas se llevaban desde la sede central del partido, el programa de propaganda del Canal 24 horas llevaba de estrella invitada a Pablo Casado, vicesecretario de comunicación del PP para que explicara a las buenas y escasas gentes que veían el programa lo que hace tiempo cantaban Lole y Manuel: que todo es de color.

Un poco de sabiduría

Por: | 22 de abril de 2016

14612658291605

Casi al mismo tiempo que el ministro de Economía reconocía que se habían equivocado en las previsiones de déficit público, que rebajaba las expectativas de crecimiento económico y que soportaba la enésima exigencia de la UE de nuevos recortes por una cifra en torno a los 20.000 millones de euros, el Gobierno decidía pagar el 50% de la paga extraordinaria que correspondía a los funcionarios y que no se había pagado. En realidad lo que hacía el Gobierno era mandar un mensaje inequívoco de que habría nuevas elecciones y que, además, estaba dispuesto a conceder lo que hiciera falta para agraciarse con una parte de sus hipotéticos votantes. Todo por la poltrona.
Naturalmente el goteo de los casos de corrupción sigue su curso. Son horas bajas y ya se sabe que en los declives lo que relucen son las navajas y los navajeos. Los imputados granadinos achacan su detención a algún ambicioso correligionario. Siempre la culpa la tiene el otro. El president Puigdemont en su charla con el presidente Rajoy pide que no se judicialice la política. Se sabe desde hace años que una de las causas de la deriva independentista catalana se debe al recurso que el PP presentó en su día ante el Constitucional por el Estatuto. Lo que también conviene saber es que una de las maneras de evitar la judiliciación de la política es que los políticos no entronicen en sus hábitos cotidianos los fraudes, los cohechos, las malversaciones de fondos públicos o la financiación irregular de los partidos.
Un ejemplo de hoy mismo: "Josep Prat, el principal acusado del caso Innova- la macroinvestigación contra la corrupción en la sanidad catalana, con casi un centenar de imputados— ha empezado a colaborar con la justicia, en un paso que abre un escenario de consecuencias imprevisibles para el futuro de las investigaciones. Prat ha sido uno de los hombres fuertes de la sanidad catalana durante más de dos décadas, tiempo en el que ha ocupado cargos de gran importancia en administraciones tanto de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) como del Partit dels Socialistes (PSC)...Prat explica cómo la exconsejera de Salud, Marina Geli -entonces en el PSC, hoy en Junts pel Sí— le ordenó "enchufar" en Innova —empresa pública del Ayuntamiento de Reus— a dos altos cargos del Departamento de Salud, Carlos Manté y Jorge Batesteza. Prat detalla como estas contrataciones eran favores políticos, ya que Innova no requería de sus servicios, y como se hincharon contratos públicos para desviar el dinero necesario para pagar sus retribuciones". Son los pequeños detalles, pequeño en este caso, que permiten que justicia y política estrechen sus lazos en lugar de distanciarse.
Sabemos que los políticos, o una selección de los mismos para ser precisos, actúan desde el convencimiento de que el dinero público no es de nadie. También sabemos que los que dimiten de sus cargos lo hacen declarando su inocencia y para no perjudicar a su partido (por lo visto el perjudicar o no a los ciudadanos es secundario), sabíamos incluso que un ministro podía condecorar a una Virgen, suponemos que para contentar a su Ángel de la Guarda, Marcelo el aparca, lo que ya no sabíamos hasta ahora mismo es que el Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha presentado una querella criminal ayer, jueves, y en la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, contra el ministro de Interior, Jorge Fernández-Díaz, según informa elmundo.es. ¿El motivo?: por prevaricar saltándose "todos los requisitos necesarios" para nombrar, de forma "arbitraria" y con "claro desprecio a la Policía Nacional", Comisario Honorífico a Francisco Marhuenda, director del diario La Razón.
Y añade la información: "El SUP destaca en el texto que Marhuenda, incluso, fue condenado por intromisión al honor del ex jefe Superior de Policía de Cataluña, Narciso Ortega, después de imputarle "falsamente" un delito de prevaricación por presuntamente archivar una investigación a la agencia de detectives Método 3. Tras aquella imputación pública al mando policial, Marhuenda fue condenado tanto en primera instancia como ratificada la condena en la Audiencia Provincial. Su nombramiento se hizo público, de hecho, poco después de la ratificación de esta condena". Bueno, pues pese a saber lo que sabemos, aún nos queda mucho por saber.



Estilo

Por: | 19 de abril de 2016

1327176900_569869_1327177273_noticia_normal

Dice el ministro García Margallo en El País de ayer, que "Rajoy es el señor que ha sacado a este país del naufragio inminente y lo ha puesto a navegar; es el señor que ha ganado las elecciones y el que garantiza la armonía entre las distintas sensibilidades dentro del PP, que haberlas haylas. Abrir una guerra sucesoria en el PP sería poner en riesgo su estabilidad y eso sería malo para el partido, pero también para España". Está claro que la derecha tiene muy asumido que todo aquello que perjudica al PP, perjudica a España. De igual manera, todo lo que favorece al PP, favorece a España. Es decir: el PP y España son lo mismo. Y siguiendo un poco más la línea argumental, si usted no vota al PP es usted un antiespañol.
Sabemos que el PP es el partido que tiene más imputados por corrupción. Sabemos incluso que está imputado el propio partido por blanqueo de capitales y financiación irregular, y cada día nos enteramos de alguna nueva imputación por los mismos delitos. Ya hay investigaciones fiscales que alcanzan al presidente de honor del Partido, el expresidente Aznar. En el Ayuntamiento de Madrid cada vez que levanta una alfombra aparecen indicios de basura: una de las últimas es la decisión municipal de llevar a la Fiscalía Anticorrupción un informe alertando de las irregularidades de la gestión de Mercamadrid por parte del equipo de Ana Botella. Las más llamativas en este caso son el "acuerdo extrajudicial" blindado por el cual el Ayuntamiento tiene que pagar 623.000 euros anuales a una empresa privada por unas naves sin uso. Otra es el haber pagado 300.000 euros por la ceremonia de colocar una primera piedra en unas obras. Y eso dejando al margen lo que también se está investigando judicialmente sobre la venta a precio de saldo de miles de viviendas públicas a fondos buitres, operaciones que afectan conjuntamente a la Comunidad y al Ayuntamiento. Está claro que la derecha tiene una cierta predilección por la cuestión inmobiliaria. Ayer declaraba el expresidente comunitario Ignacio González por un ático de lujo en la costa y el alcalde de Granada dimitió por un presunto delito urbanístico. Se mueren por el ladrillo.
Si García Margallo cree que lo que puede desestabilizar al PP es el abrir un cambio sucesorio, o una de dos: o no se entera de nada o se ha tomado algo inconfesable en el desayuno. Lo de que Rajoy ha puesto a navegar a España, en cambio, es un símil aceptable. Es mas, ya hay quien propone que el Día de la Hispanidad, si es que todavía hay Día de la Hispanidad, se celebre en Panamá habida cuenta del selecto grupo de patriotas que tienen o han tenido cuentas en el país hermano. Eso permitiría una navegación majestuosa hacia el Nuevo Continente en una recreación racial del Descubrimiento. Es verdad que no iría Rodrigo Galván de Bastidas pero si se incluyeran, por ejemplo, a Rodrigo Rato, Francisco Camps o Ruiz Gallardón en alguna de las naves, el efecto sobre el comercio y la gestión administrativa con la población nativa podría ser absolutamente inolvidable.
01_655846_0x0_izdaDe las medidas convenientes para preservar la salud de los navegantes se encargarían "los dos cargos sanitarios del Gobierno de Alberto Núñez Feijóo que han sido imputados por prevaricación administrativa por retrasar y negar costosos fármacos de nuevo cuño recetados a enfermos gallegos de hepatitis C, algunos de los cuales fallecieron antes de recibirlos". Y como la hemeroteca es un arma caragada de pasado habrá que recordar que Núñez Feijóo reiteró en más de una ocasión que su gobierno sufragaría los tratamientos para los enfermos de hepatitis C. Tanto que el presidente gallego, en enero de 2015, rechazó las acusaciones de la oposición de que no estaba haciendo todo lo posible por garantizar estos pagos con una frase lapidaria: "Esto no es Venezuela".
Y un último detalle: "El PP deja en herencia una deuda de 77.000 millones de euros en las Comunidades y grandes Ayuntamientos que perdió en las elecciones del 24-M", titulaba hace unos días Infolibre. Y señalaba que el Ayuntamiento de Madrid sigue siendo el más endeudado de España con 5.892 millones, y la Comunidad de Valencia encabezaba la lista autonómica con 37.615 millones, según los datos del Banco de España del primer trimestre de 2015, de donde se deduce que la navegación que ha impuesto el que nos salvó del naufragio inminente produce delirios a causa de la gran marejada.

El desmadre

Por: | 15 de abril de 2016

Aguijonazo-de-aznar-a-rajoy-por-la-debacle-en-las-elecciones-ya-va-el-quinto-aviso

Si una de las dos Españas ha de helarnos el corazón, como dijo el poeta, está claro que esa es la de los telediarios: resulta extraordinaria la capacidad de resistencia de los espectadores de los mismos ante el cúmulo de noticias, personajes y situaciones desmadradas que día a día contemplan en sus cuartos de estar, una resistencia sólo comparable con la irredenta constancia de los votantes del PP, a los que ya les pueden caer carros y carretas de corrupción y gestión desastrosa que siguen teniendo y manteniendo la fe en sus dirigentes. Agún sociólogo o psicólogo debería estudiar dicho comportamiento electoral.
En ocasiones, lo escandaloso no es lo que se ofrece sino lo que se silencia. "El Consejo de Informativos de TVE ha emitido este miércoles una nota interna en la que "deplora y considera de extrema gravedad" que en la primera edición del Telediario (TD1) no se haya informado de la multa impuesta por Hacienda al expresidente José María Aznar. El órgano periodístico lanza además un recordatorio: "[El de Aznar es] un acontecimiento similar al protagonizado hace meses por Juan Carlos Monedero (Podemos) y que entonces sí abrió nuestros telediarios". En la segunda edición del Telediario, la de la noche, sí que se ha informado del 'caso Aznar', aunque la pieza no se ha incluido siquiera en los titulares. Ha aparecido en el minuto 17 y ha durado 55 segundos en los que no ha aparecido ni una imagen del exmandatario conservador". Que Monedero abra los infirmativos y que al gigante de las Azores se le silencie no dejar de ser una ofensa para quien tanto hizo por España.
El Gobierno en funciones, por su parte, persevera en su grandioso combate contra el fraude fiscal, una batalla en la que se están dejando la piel desde el comisario europeo Arias Cañete, y su señora, hasta el ministro Soria, el cual -y para se hagan una idea de su dedicación al tema- hoy no le va a dar tiempo a asistir al Consejo de Ministros en funciones. Es mas, nuestro entrañable Ejecutivo ha presentado su candidatura a presidir el Foro Global de Transparencia e Intercambio de Información con Fines Tributarios, dependiente de la OCDE. En este Foro será donde se analice si una nación considerada ‘paraíso fiscal cumple o no con los estándares de transparencia. Hay ya varios posibles candidatos a la poltrona en el caso de que se consiga la presidencia: el propio ministro Soria, un experto en el tema que, además, consigue unos descuentos extraordinarios en hoteles caribeños de lujo con lo que eso que se ahorraría la OCDE en dietas; el ministro Catalá que no hace mucho consideró que Panamá no es un paraíso fiscal sino que "tiene una cultura tributaria distinta" (todos los paraísos fiscales tienen una cultura tributaria distinta, paradisíaca para ser precisos) o cualquiera de los Pujol Ferrusola. Naturalmente el más idóneo sería Cristóbal Montoro, artífice de esa gran arma contra el fraude fiscal que es la amnistía, pero tiene una lista de espera para ser recibidos en su despacho de entre 5.000 y 7.000 personas, sin contar el caso de que el expresidente Aznar decida aclarar algunos flecos de su última conversación.
Y por si todo esto fuera poco, ahora nos enteramos que Mariló Montero, la genuina presentadora heredera de Carmen Sevilla ha comunicado a la dirección de TVE que estaba sufriendo acoso laboral por parte de Elena Sánchez, la nueva directora de La Mañana. Si ya no vamos a respetar ni a Mariló Montero, mal vamos.

Generosidad

Por: | 12 de abril de 2016

Grand-cayman-panoramica-foto-general
Las cosas como son: la derecha española es capaz de sacar petróleo en situaciones complicadas. Cosa distinta es lo que hace con ese petróleo. Han perdido la muy confortable mayoría absoluta, la que les ha permitido durante cuatro años legislar cualquier ocurrencia que hundiera más y más lo que en su día, y en terminología marxista (de Carlos, no de Groucho) se llamaban "las clases populares". Han aguantado estoicamente las duras críticas de la Unión Europea por sus amaños contables y las de la ONU por la ley mordaza.
También han amnistiado fiscalmente a los impresentables, los mismos que ahora, pillados en "los papeles de Panamá", alardean de estar al día con Hacienda, es decir, que han aprovechado la decisión del Gobierno de que si declaraban lo que habían obtenido no se sabe cómo y pasaban el parné de Luxemburgo, o las Islas Caimán (ver foto), entre otros lugares señeros, a alguno de los bancos nacionales -los mismos que les habían facilitado los contactos para que sus ahorros visitaran el Caribe- pagarían entre un 3 y un 10%, como máximo, en lugar del 52% que les correspondían entonces. Ahora sería el 47% porque la generosidad del Gobierno es inagotable para sus más próximos.
Claro que "próximos" los hay en todas partes, Andalucía incluida. Hasta la inmaculada Esperanza Aguirre los tenía: Hugo Martínez Abarca, diputado regional de Podemos, ha pedido a la Mesa de la Asamblea de Madrid - órgano de gobierno de la cámara autonómica- la comparecencia de cinco conocidos periodistas en la Comisión de Estudio sobre la Auditoría del Endeudamiento y la Gestión Pública de la Comunidad de Madrid. Podemos quiere que declaren Cristina Tárrega, Hermann Tertsch, Melchor Miralles, Alfonso Rojo y Ernesto Sáenz de Buruaga para aclarar las informaciones aparecidas en la comparecencia en dicha comisión de Luis Lombardo, presidente del comité de empresa de Telemadrid. El sindicalista sostuvo ante los diputados madrileños que Sáenz de Buruaga facturó 8,6 millones de euros con su productora y que Tertsch cobraba como colaborador de la cadena en "dos minutos" lo que "un empleado medio de Telemadrid no ganaría en 40 años de carrera profesional". Melchor Miralles, siempre según Lombardo, facturó 2,8 millones de euros. Naturalmente, tan afamados periodistas no se plegaron ante los embates de un rencoroso presidente del comité de empresa y le constestaron desde las redes de sus medios con la gallardía que corresponde a los hombres de bien, españoles y mucho españoles. Millares, por ejemplo, le calificó de "canalla miserable" y Tertsch, por su parte, tendrá que declarar en los juzgados de Pozuelo por un supuesto delito de injurias y calumnias contra Lombardo a través de su cuenta de Twitter, según informó la Cadena Ser.
¿Y el petróleo, dónde está el petróleo que es capaz de sacar la derecha española incluso en las circunstancias más adversas? Pues aquí: "Todas las leyes de los cuatro años de Gobierno del PP cuestionadas por la mayoría del actual Congreso seguirán en vigor, al menos, hasta el mes de octubre si como parece no hay acuerdo de investidura y el 2 de mayo se disuelven automáticamente las Cortes. Decaerán todas las inciativas para derogar la Lomce, la de la Seguridad Ciudadana (ley mordaza), la prisión permanente revisable o cadena perpetua, los límites a la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la reforma laboral y el final del fraking". Como explica Fernando Garea en El País, "todo el trabajo parlamentario realizado desde enero no habrá servido para nada, incluyendo la creación de una comisión permanente contra la corrupción que fue aprobada por unanimidad y que no ha llegado siquiera a constituirse formalmente". Pues no se diga mas y felicitaciones a esa derecha que desde la absoluta inacción sabe sacar provecho a un centro y a una izquierda que no paran de mirarse el ombligo.

Que sí, que no

Por: | 08 de abril de 2016

1325205550_740215_0000000000_noticia_normal

Si hay algo que se ha convertido ya en una costumbre en nuestra clase política es la de culpabilizar, y siempre, al otro. Dicho de otra manera: no reconocer jamás los errores propios. Cristóbal Montoro nos acaba de dejar una lección magistral sobre la cuestión. ¿Qué el déficit público supera en ocho décimas lo previsto, o en un punto sin ingeniería contable comunitaria? La culpa es de las Autonomías. José Luis Escrivá, presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), y su equipo, por su parte, desgranaron sus cálculos sobre el déficit público de 2016 que auguran será "superior al 4%". Esto supone que este organismo espera que este año se gaste unos 43.000 millones más de lo que se ingresa, frente a los 30.000 millones que ha prometido el Ejecutivo. Además, corrigieron al Gobierno también por "demonizar" a las comunidades autónomas como culpables del deficit, cuando "el verdadero problema es la Seguridad Social que tendrá una desviación superior al 1,3% del PIB y no del 0,3%" como ha señalado el Ministerio de Hacienda, apuntó Escrivá.
Resulta curioso que el Gobierno en funciones decida que no debe de comparecer ante el Congreso para rendir cuenta de sus decisiones aunque sí lo hace para amenzar a las Comunidades Autónomas. Si es para dar caña, se asiste. Si es para recibir, no se asiste. ¿Que, por ejemplo, aumenta el número de muertos en carretera, o se critique el estado de las mismas? Pues no se asiste, ¿para qué? ¿Que el ministerio de Defensa gastó un 40% más de los presupuestado en 2015 y que en cada uno de los cuatro años de la legislatura de Rajoy las previsiones en gasto de dicho ministerio sufrieron una desviación al alza del 32% siendo su titular un reconocido gestor de fábricas de armamento? Pues no se va. ¿Qué se filtran documentos sin firma ni sello ministerial sobre financiación de Gobiernos extranjeros a un partido político incómodo , o que se afirma sin pruebas de su proximidad a bandas terroristas extintas? Pues no se va. Y así sucesivamente.
Pero estar en funciones no supone no hacer nada, por su puesto. Por ejemplo, el ministerio de Sanidad decidió presentar un recurso contencioso-administrativo contra los decretos del Consell valenciano que conceden subvenciones a pensionistas y personas con diversidad funcional para eliminar los efectos del copago farmacéutico y ortprotésico establecido por el Ejecutivo del PP en 2012. Es decir, se recurre el que pensionistas o personas con diversidad funcional puedan tener acceso a sus medicamentos sin tener que pagar. Un lujo. El PSOE ha registrado en el Congreso la exigencia de que comparezca el ministro Alfonso Alonso para que lo explique. Aún no sabemos si irá o no irá.
Y apunten estos nombres por si el día de mañana son encumbrados o arrojados a las tinieblas: Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras, los peritos del Banco de España en el caso Bankia que han presentado un nuevo informe explosivo que presenta la salida a Bolsa como una farsa de Rodrigo Rato y su equipo con la colaboración de la auditora Deloitte y con los órganos supervisores, desencadenando un rescate público mucho más caro lo que se dice oficialmente. El propio Banco de España asegura en sus informes oficiales que las ayudas públicas a Banco Financiero de Ahorros (BFA) y su filial Bankia han ascendido a 22,429 millones, pero los peritos que investigan el caso sostienen que son de, al menos, 46.000 millones en un escrito dirigido al juez Fernando Andreu. Según ambos inspectores del Banco de España -y, frente a la opinión oficial- hay que añadir la ayuda de la Sareb, el llamado banco malo, que se hizo cargo de los activos inmobiliarios tóxicos de BFA y Bankia. "Adicionalmente, el 28 de diciembre de 2012, BFA y Bankia transfirieron a la Sareb activos por 22.317 millones (19.467 Bankia y 2.850 BFA) a cambio recibieron bonos emitidos por la Sareb y avalados por el Estado español", sostienen en su escrito. "En definitiva, la nacionalización del grupo BFA/Bankia ha supuesto la concesión de ayudas públicas por una cifra no inferior a los 46.000 millones". Esta es, a su juicio, la montaña de dinero público comprometido, ahora queda por ver cuánto se recuperará para evaluar el coste final del rescate. Y en eso estamos.

En el momento oportuno

Por: | 05 de abril de 2016

14597622295130

Doce jefes de Estado o primeros ministros, 128 políticos, 61 familiares o socios cercanos a líderes políticos pero también futbolistas, empresarios, directores o actores. Son las figuras más destacadas que aparecen en "los Paples de Panamá", la investigación que destapa el funcionamiento del despacho panameño Mossack Fonseca, uno de los cinco primeros del mundo en creación de sociedades 'offshore' con el primordial fin de evadir impuestos, y el primer y apresurado balance del trabajo del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación que durante 12 meses y un equipo de más de 370 periodistas de un centenar de medios de 76 países ha estado analizando más de 11,5 millones de documentos internos del despacho de abogados panameño.
Ahora vendrá el goteo de nombres propios para deshonra de los afectados y goce coyuntural del resto de la ciudadanía, un personal que ya está preparando la declaración de la renta bajo la amenaza inmisericorde de un Ministerio de Hacienda en funciones dispuesto siempre a dar leña al mono salvo que el mono sea un personaje importante, en cuyo caso o bien se le prepara una nueva amnistía fiscal o bien se le envía una amable carta recordándole que de vez en cuando conviene pagar algo, sobre todo por el que dirán. La rápida decisión de la Audiencia Nacional y del Ministerio de Hacienda de estudiar los mencionados papeles se explica desde el hartazgo de los españoles, y muchos españoles, y, por supuesto, desde una precampaña electoral que es lo que parece vivimos. Que Montoro diga que Hacienda somos todos es un sarcasmo cuando uno recuerda a la Abogada del Estado, en realidad abogada defensora de la infanta Cristina, decir que eso era un simple slogan publicitario. A ver si se aclaran.
En cualquier país civilizadamente democrático, un partido político del que existen pruebas fehacientes de que ha pagado en negro la reforma de su sede central y la de algunas autonómicas; que se sabe, porque así los han reconocido los implicados, que constructores y promotores inmobiliarios han financiado a través de facturas falsas con sociedades intermedias parte de las campañas electorales; que sus dirigentes han cobrado sobresueldos y destruidos los discos duros de los ordenadores que conservaban la contabilidad en B, o que algunos exaltos cargos de la inmaculada Esperanza Aguirre se nieguen a devolver los ventajosos créditos que recibieron para proyectos de innovación, de los que las dos terceras partes de los mismos fueron fallidos, describen un ambiente en el que no debería caber la desfachatez de lanzar campañas en favor del pago de impuestos. En cualquier país civilizadamente democrático ese partido político habría sido ilegalizado. Aquí sigue en cabeza en las encuestas preelectorales.
La fascinación que el Presidente en funciones siente por la Alemania de Merkel sólo se entiende desde el cinismo, la ignorancia o el masoquismo. Debería de escribir cien veces en la pizarra, por ejemplo, que "El ex presidente del Bayern de Munich, Uli Hoeness, ingresó en prisión en junio de 2014 para empezar a cumplir su pena de tres años y medio de prisión por fraude fiscal" y, después, nos puede hablar de los estupendos que son los conservadores alemanes y lo mucho que ha hecho él mismo para acabar con la corrupción.

Frivolidades

Por: | 01 de abril de 2016

Pabloy maria olympia
La ventaja de un título como el del blog de hoy es que hay para dar y tomar en donde elegir. Una frivolidad destacable, por ejemplo, es la foto de Pablo de Grecia posando en La Habana con Maria Olympia, una de sus hijas (ver foto) con un fondo como de neorrealismo italiano o caribeño . Los dos llevan gorras revolucionarias, él con la estrella roja y ella con la bandera cubana y la efigie del Che Guevara. Fueron al concierto de los Rolling Stones y qué mejor que adaptarse al entorno. La foto la publica el Hola, ese gran semanario al que no le duelen prendas al titular una de sus crónicas con "La princesa Leonor y la infanta Sofía, alegría primaveral en la Misa de Pascua de Palma". Entre lo del compiyogui y la alegría primaveral ¿para qué hacen falta enemigos?
En otro ámbito aparentemente más serio, el de la macroeconomía, pero que cae igualmente en lo superficial, hay que destacar que el déficit público cerró 2015 ligeramente por encima del 5% del Producto Interior Bruto, es decir, 10.000 millones de euros más de lo pactado con Bruselas, dinero que, naturalmente, se recortará convenientemente por el actual Gobierno en funciones o por el próximo. Xavier Vidal-Folch, en su artículo Esta España que se burla de Europa que publicó ayer EL PAIS, señala entre otras cosas que el Gobierno de Rajoy ha incumplido sistemáticamente los objetivos pactados en los cuatro ejercicios anuales de su legislatura, y recuerda, para mayor vergüenza, la que se armó cuando el comisario Pierre Moscovici aireó el 5 de octubre el "riesgo de incumplimiento" español en 2015 (y en 2016): cifró su proyección en el 4,5%, tres décimas más del pactado 4,2% que, al final, fueron 6 décimas largas más.
Las previsiones de Moscovici tuvieron, naturalmente, una rápida respuesta del ministro De Guindos: "El Gobierno está convencido de que se van a cumplir los objetivos de déficit público este año, que va a estar en el 4,2% del PIB, y que el año que viene estará por debajo del 3%". Un profeta habida cuenta que se llegó al 5,16%. Su colega García Margallo, más leído que De Guindos, fue más fino en su respuesta: "Las predicciones de Moscovici lo único que hacen es legitimar la astrología". ¿Realismo mágico? Montoro dice que la culpa fue del chac-cha-chá y de las Autonomías. Los expertos, en cambio, señalan el electoralismo del PP bajando el IRPF antes de sacar las urnas y de las fallidas previsiones de la desparecida e inenarrable Fátima Báñez y su Seguridad Social: se crea empleo pero de tan baja calidad que las cuotas a la Seguridad Social no cubren el gasto de las pensiones. Un triunfo.
índiceEn otro orden de cosas pero sin dejar la omnipresente frivolidad, habrá que exclamar: ¡Vaya semana que llevamos. Nos sale la cultura por todos los poros! De un lado, los festejos varios y consecutivos del 80 cumpleaños de Vargas Llosa (ver foto) que dejan las bodas gitanas en eventos de aficionados. De otro, el que la Feria del Libro de Varsovia ha decidido que en su próxima edición tenga a Barcelona y a la literatura catalana como invitados especiales. Visto lo visto, el Institut Ramon Llull llevará una delegación de 10 autores catalanes, todos con obra escrita en catalán. Los autores catalanes con obra escrita en castellano, nada de nada. ¿Por qué? Pues como explicó el Consejero de Cultura de la Generalitat, Santi Vila, "es difícil justificar hoy desviar recursos para favorecer la literatura castellana que se produce en Cataluña". Pero señor Vila, si ya se ha incumplido en 10.000 millones el déficit público ¿vamos a tener un lío por unos billetes de avión a Varsovia? ¿Y qué pasa con los puntos de Iberia acumulados por los señores Mas y Romeva en sus numerosos viajes? En fin, que los hay a los que les entran los agobios presupuestarios en los momentos más inoportunos.

P.D.- Y si al César hay que darle lo que es del César, a Calatrava, también. Estudio de Comunicación, que lleva los temas de relación con los Medios en España del Estudio de Arquitectura de Santiago Calatrava, matiza amablemente respecto al blog Calatrava: de todo un poco, que "los primeros proyectos realizados por Santiago Calatrava en Valencia fueron encargos del gobiernos del partido socialista y, en el caso concreto de la Ciudad de las Ciencias tiene su origen en el gobierno de Joan Lerma (PSOE), proyecto que ha sido apoyado prácticamente por todos los presidentes de la Generalitat de la democracia, fuesen del color que fuesen". No se diga mas y enhorabuena al señor Lerma, es usted un visionario.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal