TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Los viejos

Por: | 31 de marzo de 2017

14412102985576

El Gobierno ya tiene un nuevo mantra: "Se van a crear 500.000 puestos de trabajo este año". Vale. Son unas máquinas de crear empleo y, probablemente, volverán a ser el asombro de Europa como, al parecer, ya lo fuimos en la anterior legislatura. Y no sólo se van a crear más de 1.300 puestos de trabajo diarios sino que, además, a los funcionarios se les va a incrementar el salario un 1%. ¡Estos es Hollywood!
Pues no, no es Hollywood, lo que es una demostración ejemplar de lo que la RAE define como "desvergüenza": "Dicho o hecho impúdico o insolente". Es impúdico que el ministro De Guindos alardee de la creación de empleo al mismo tiempo que asegura que "la reforma laboral está generando mucho empleo y en estos momentos, aunque hemos creado un millón y medio de puestos de trabajo, nos queda por crear otro millón y medio. Derogar la reforma laboral sería una señal muy negativa". Se pone la venda antes de la previsible herida parlamentaria con esa desfachatez tan propia de los que son conscientes de que sus afirmaciones son falsas.
¿Si, como dice, se han creado un millón y medio de puestos de trabajo cómo explica el que la Seguridad Social haya registrado en 2016 el mayor déficit de su historia, más de 18.000 millones de euros? No lo explica, naturalmente, pero es sencillo: la gran mayoría de los nuevos puestos de trabajo son de tan baja calidad, tan precarios y temporales, que la recaudación de la Seguridad Social es cada vez menor. Eso explica también el que el 28,6% de los españoles estén en riesgo de pobreza o exclusión social porque incluso un sector de los que tienen trabajo siguen en riesgo de pobreza. Y todo esto se debe a esa reforma laboral que tanto teme el señor De Guindos que se derogue.
La insolencia de este Gobierno la ejemplifica la ministra Fátima Báñez, una visionaria capaz de afirmar en su día que "en España nunca se van a congelar las pensiones. Cuando la situación económica vaya mal, al menos habrá una subida de un 0,25%". Se le olvidó decir que cuando España vaya bien seguirán subiendo un 0,25% y el que en 2016 la economía española creciera un 3,3% no es un mal dato, salvo que el 3,3% fuera directamente al bolsillo de los del Ibex 35, lo que también es probable. Claro que añadió que "es una reforma para la confianza y tranquilidad de los pensionistas", unos pensionistas que, por supuesto, están absolutamente tranquilos al comprobar por ejemplo que en enero la inflación subió un 3%. Es la tranquilidad de los que están criando malvas, o a punto de hacerlo gracias a ese 0,25% de incremento.
En resumen: tenía razón ese gran gurú de las finanzas Gerardo Díaz Ferrán cuando afirmó que "desgraciadamente hay que trabajar más y cobrar menos", y que ahora pena su lucidez en Soto del Real, y, por su puesto, también tenía razón Christine Lagarde (directora del FMI) cuando afirmó en 2014 que "los ancianos viven demasiado y eso es un riesgo para la economía global. Hay que hacer algo ya", por ejemplo que cada año pierdan poder adquisitivo, medicamentos incluidos, con lo que poco a poco se va resolviendo el problema.

De los estibadores

Por: | 21 de marzo de 2017

Estibadoreshuelga


Hay cuestiones en las que resulta conveniente dar voz a quienes las conocen en profundidad. Es el caso del conflicto de los estibadores sobre el que se ha hablado y escrito abundantemente sin que, al parecer, se informara con el rigor exigible. En esta ocasión se ofrece un amplio extracto de El Blog de Julián con un análisis alternativo a las informaciones de diarios, emisoras y televisiones.

EL BLOG DE JULIÁN

El pasado jueves se consiguió un punto de inflexión. La imagen es mucho más que una imagen.

Esa imagen es la derrota del Gobierno ante el intento de volver a imponer, una vez más, a un sector laboral, un decretazo cuyo único fin es precarizar condiciones de trabajo, bajar sueldos, desregular, despedir trabajadores y hacer las delicias de empresas financieras y fondos buitres multimillonarios para que llenen de beneficios sus bolsillos a costa de los trabajadores. Ya lo hicieron con los mineros, con los profesores, con los médicos, con tantos y tantos trabajadores afectados por la reforma laboral. Pero esta vez, NO. Esta vez, perdieron. ¡Ya era hora!

Y no fue porque los políticos que han apoyado a este Gobierno, con su abstención o su voto, hayan cambiado: Fue porque los estibadores son un colectivo unido, con una fuerte conciencia de clase y capaces de presionar con la huelga. Fue porque los estibadores, aun ofreciéndoles in extremis el Gobierno el caramelo envenado de unas jugosas prejubilaciones que les dividirían entre mayores de 50 años y menores, fijos y eventuales, las rechazaron...Es la primera vez desde 1979 que un Real Decreto Ley es tumbado en el Parlamento español. Es, además, una victoria muy simbólica: El Gobierno, la patronal y las multinacionales que se iban a beneficiar debido a la presión de la UE imponiendo una liberalización de los puertos, eran derrotadas por la firme resistencia de 6150 trabajadores de la estiba.
La reacción del Gobierno y de los medios de comunicación, en poder de esas mismas multinacionales, ha sido inmisericorde, cargada de rencor y despiadada...Es por ello que creo que es necesario desmontar algunas mentiras que se llevan días vertiendo contra los estibadores.
Empecemos con el asunto más comentado: La "Multa": Todos los medios lo repiten machachonamente, todas las televisiones hablan de ello, todos los tertulianos a sueldo: "La multa costará a los españoles bla, bla, bla". Así, repetido y repetido, como si mañana fuese a venir alguien a nuestras casas y decirnos, cual recaudador de impuestos medieval: "Oiga, mire usted, tiene que darme tanto y tanto por culpa de los estibadores". Y siempre con números mayores: En lugar de explicar que la multa son 50 millones de euros, dicen que se tienen que pagar al día 130.000 euros cada día, para que parezca mucho. E incluso algunos medios y periodistas llegan a calcular en pensiones cuánto cuesta la sanción europea, por si algún despistado aún siente admiración hacia los estibadores. He buscado en el mismo medio si encontraba el mismo cálculo sobre el rescate a la banca, autopistas, almacen de Castor o corrupción: Por supuesto, no he encontrado nada, como esperaba. Esas multas no dolían tanto a los accionistas de Atresmedia.
Lo más triste de esto es que no es verdad, es que todo es una campaña basada en medias verdades, informaciones tendenciosas y mentiras:
1. La multa no se paga por la derogación del decretazo: Hay margen de varios meses para que el Gobierno negocie con los trabajadores. Es decir, es rotundamente FALSO que la derogación del decreto contemple inmediatamente la multa
2. El coste de la multa era menor que el Decretazo: De aplicarse lo dispuesto en el decreto del Gobierno contra la estiba había que pagar 310 millones de euros por los despidos, pagados con dinero público a trabajadores de empresas privadas, cosa verdaderamente vergonzosa y que ningún medio de comunicación ha calculado ( y algunos ni siquiera informaron de ello). A lo que habría que sumar las prejubilaciones prometidas por Empleo: Otros 225 millones de euros. Estamos hablando que, en total, liberalizar la estiba nos costaría 535 millones de euros, es decir, casi el importe de 11 años de multas de la Unión Europea: La diferencia es que con la multa, 6150 estibadores estarán trabajando y con el decreto estarían en la calle, para que las empresas se beneficiasen de la desregulación laboral y de convertir la estiba en una profesión precaria.
3. Podríamos incluso debatir la injusticia de la multa. Si el Parlamento Español vota en contra de liberalizar la estiba ¿Por qué tenemos que aceptar la orden de la UE, pasándose por el forro lo votado en España? La respuesta es sencilla: la UE, siempre, está al servicio de los monopolios empresariales, los fondos de inversión y los grandes bancos. Es por ello que algunas personas nos oponemos a ella. 
4. Y también una cosa que te debería llamar la atención. La sanción de la estiba cuesta 50 millones. Si lo comparamos con el rescate bancario, que son más de 100.000 millones de euros, con el coste social de la corrupción, que son 90.000 millones de euros, o con el rescate a las autopistas, que son 2.000 millones de euros, hablamos de una cifra ridícula. Solo el dinero que ingresen los salarios de esos estibadores por IRPF y el pago de la Seguridad Social de las empresas por esos trabajadores puede ascender anualmente a una cifra muy similar a la dichosa multa. Para poner más cifras sobre la mesa: el coste de la sanción por la estiba sería de 1€ por persona, frente a los 50€ de las autopistas, los 2560€ del rescate a los bancos. Es aquí donde debería actuar tu sentido crítico, lector, y preguntarte: ¿Por qué los mismos que llaman "rescate" a las autopistas o "inyección de liquidez" a los bancos llaman "multa que pagaremos todos" a la sanción de la UE"?¿Por qué nunca me informaron del coste en pensiones o en hospitales que tenían esos conceptos y sí lo hacen con los estibadores?...
...No es cierto que la estiba sea un sector cerrado y nadie pueda acceder si no tiene familia. Aquí dejo una convocatoria pública de un puerto, el de Pasaia, para trabajar de estibador, donde se puede comprobar que el acceso es totalmente libre y no existe discriminación positiva para aquellos que tengan familiares trabajando, como ya se explicó aquí hace semanas. 
Del sueldo poco que comentar: Son trabajadores privados, el sueldo que cobran es el sueldo que han conseguido arrancar en acuerdos con las empresas navieras que ganan millones y millones de beneficios. Aunque, como sabrás, el sueldo de los estibadores sufre una curiosa inflación en las noticias: Cada día que pasa la cifra aumenta: En febrero eran 40.000, después 50.000, posteriormente, 70.000. Y la Sexta (cuya consejera delegada del Grupo Atresmedia es también consejera de JP Morgan, banco que se hará de oro con la liberalización de la estiba) llegó a publicar un tweet, luego borrado, hablando de sueldos de 140.000 euros. 
Tampoco es cierto, como cargos del Gobierno y medios como Libertad Digital están difundiendo de que no haya mujeres en la estiba. Es radicalmente falso: Solo existe un puerto donde no hay, Algeciras, y la razón es que desde 2013 no hay convocatorias para la bolsa de trabajo. De hecho, para azuzar el rechazo al colectivo de estibadores, Libertad Digital ha difundido un vídeo de 2014 de Canal Sur donde un estibador manda "a fregar" a unas mujeres que piden que se admita a trabajar a estibadoras en el puerto de Algeciras. Evidentemente, no dicen que el vídeo sea de hace 3 años y la intención es vincular la celebración de la derogación del decreto con ese vídeo: Es decir, que el comentario machista y deplorable de un estibador, DE UNO, sea extensible a todos y cada uno de los 6150 estibadores, incluídas las 400 estibadoras del Puerto de Valencia, el puerto con mayor porcentaje de mujeres (en el vídeo del enlace podéis escucharlas). Llamativo de un medio como Libertad Digital donde se acusa a las feministas de "feminazis" y "locas". O como si el machismo no fuese algo estructural y presente en todos los gremios y en la sociedad...
Por eso, muchos, el jueves, sentíamos algo nuestra la victoria de esos trabajadores: Una victoria contra los mismos que nos han machacado a todos: A mineros, a profesores, a médicos, a trabajadores del sector privado, a barrenderos, a becarios, a estudiantes. Una victoria de la que debemos extraer muchos datos y, sobre todo, muchas enseñanzas. Porque, por mucha propaganda que emitan todos los medios de comunicación, por mucha campaña orquestada por el PP en las redes con cibervoluntarios repitiendo mensajes idénticos, sabemos quiénes son de los nuestros, quiénes son como nosotros y al lado de quién debemos estar. Solo el placer de ver a trabajadores que son como nosotros  exultantes y las caras de los ministros desencajadas, de los mismos que han mandado a la miseria a tanta gente, los mismos que han causado tanto sufrimiento y tanto daño, ya merecía la pena. Merecía tanto la pena, que pagar la multa, a un euro por cabeza, me parece hasta barato. ¡Tirado!

El texto completo y las ilustraciones se pueden ver en:
http://jsmutxamel.blogspot.com.es/2017/03/desmontando-la-sucia-y-rastrera-campana.html


El viaje

Por: | 20 de marzo de 2017

Poltergeist

Todo empezó como con la niña de Poltergeist: la televisión le absorbió. Eran demasiadas horas delante del electrodoméstico viendo una y otra vez las mismas noticias. Bueno, no, en Antena 3 y en Telecinco tenían una especial proclividad por accidentes de tráfico en China o en Minnesota. Les encanta ver y mostrar como un motorista se espachurra contra un camión (hay que aprovechar los restos de las agencias. Es mucho más barato que cubrir las noticias o los reportajes nacionales).
En los pasillos de Telecinco pudo oir las declaraciones del repescado Kiko Hernández: "Si el día de mañana, en 18 años, me encuentro aquí sentadas a Abril o Jimena en el polideluxe con Conchita... ¡no se os ocurra!". Abril y Jimena son las dos hijas subrogadas de Hernández, un individuo que bordea el analfabetismo funcional y que desde hace años se ha convertido en una estrella de los Sálvame. Su especialidad es el despellejamiento en vivo y en directo. Conchita es la que usa el polígrafo. En los medios especializados se aventuraba la posibilidad de que Hernández se reincorporara con un punto más humano por esa mencionada paternidad. Para nada. No sólo contó al detalle, con su impudicia sentimental habitual y remunerada, la felicidad y angustia (fifty-fifty) de ser padre y de los días en la incubadora de las niñas por su condición de sietemesinas, sino que inmediatamente después arremetió contra una de sus compañeras de programa, Lydia Lozano, por su escaso interés por su persona y sus circunstancias progenitoras: impudicia y egocentrismo, el colaborador perfecto.
Después pasó por una parroquia llena de cámaras y grupos electrógenos. Eran de La 2 y retransmitían la Santa Misa. En los informativos de La Sexta explicaban en una encuesta sin explicaciones sobre el número de encuestados que más del 60% de los preguntados consideraban que sí se debía retransmitir la misa. En 13TV también retransmitían otra misa. De repente había misas por todas partes. Desde que los de asaltar el cielo se metieron con las misas en la televisión pública los de las inmatriculaciones a saco no paran de triunfar. Como diría el llorado Chuck Berry: " C'est la vie".
Supo que deambulaba por los pasillos de TVE porque en todos los camerinos había alguien de la cúpula del PP, congreso va, congreso viene con un 90% de votos a favor, el que menos, de los renovados líderes. Su Presidente explicaba que necesitaba estabilidad para gobernar, es decir, que no le llevaran la contraria, que si va a atener que esforzarse y dejar de leer el Marca para negociar con otras fuerzas políticas y escuchar sus enmiendas, que así no gobierna.
También supo que el paseo ahora era por TV3 porque en cada recoveco había alguien de la nomenklatura del Govern, incluso se encontró con varios expresident Mas: Artur-Mandela, Artur-Ghandi y ahora, ¡tachín-tachán, recién llegada de Escocia... Artur-Nicola Sturgeon! De seguir así va a agotar el santoral laico.
Cuando despertó, Mariano Rajoy todavía estaba allí.

Lo genuino

Por: | 17 de marzo de 2017

58

Iñigo de la Serna,
ministro de Fomento, lo tiene muy claro: el rechazo por mayoría parlamentaria del llamado decreto de la Estiba "aboca a que los españoles tengan que pagar una sanción muy importante, que vendrá directamente de su bolsillo". Naturalmente no quedó sólo en eso, también culpabilizó a los socialistas y a Ciudadanos de ser los responsables del rechazo por mas que toda la Cámara salvo el PP y el PNV votaron en contra, o se abstuvieron, de la propuesta del Ejecutivo: 142 votos a favor, 175 en contra y 33 abstenciones. Ahora se comprende la razón de la elección del nuevo ministro: es capaz de manipular la realidad con la misma habilidad que el resto de sus compañeros.
La cuestión de los estibadores debe de ser lo suficientemente compleja como para no reducirla a un tema de contabilidad. El principal argumento del Gobierno, y de su ministro, es que si no se aprueba el decreto España afrontará una multa de 23 millones de euros más otra sanción de 134.107 euros diarios que empezará a acumularse desde el mismo momento en que el tribunal europeo emita su segunda sentencia condenatoria contra España, lo que sucederá en los próximos días, de ahí que dicha sanción vendrá directamente del bolsillo de los españoles.
Lo que el señor ministro no dice es que todo, o casi todo, viene directamente del bolsillo de los españoles. De ahí vienen sin duda los más de 60.000 millones de ayuda a la banca de los que se han recuperado hasta la fecha poco más del 5%. También del bolsillo de los españoles salieron los más de 2.900 millones de euros en lo que se ha calificado como "obras fantasmas", es decir, hospitales cerrados durante años, líneas de cercanías desiertas, aeropuertos con cuatro viajeros al día, puertos sin barcos, sin olvidarnos de las Ciudades de la Justicia reconvertidas en descampados, de la Cultura, en Santiago, o de la Luz, en Alicante, o la Caja Mágica madrileña, o el Palma Arena en Mallorca, o Auditorios innecesarios, o Palacios de Congresos en León cuando ya existe otro, etcétera, etcétera. Que el señor ministro amenace ahora con que los españoles tendrán que pagar una multa es un sarcasmo demasiado simplón. Y si la cuestión es que lo manda Bruselas, habrá que recordarle al señor ministro que la despiadada reforma laboral del PP, o la pérdida del poder adquisitivo de las pensiones, o el copago farmacéutico, o las trabas a las energías renovables, por ejemplo, son genuinamente peperas. Siga usted manipulando la realidad y llegará muy lejos.

Corruptores

Por: | 16 de marzo de 2017

1992-stefanoaccorsi-sky

El 27 de mayo de 2015 Canal+ estrenaba una serie italiana: 1992 (Mille novecento noventadue), diez capítulos en torno a la perversa relación entre el poder político y el poder económico. Ahora se puede revisitar en Movistar Series Xtra. Es el mejor manual audiovisual sobre la corrupción en el que la ficción permite y coadyuva a una comprensión más eficaz de la realidad.
Fue un año esencial en Italia. Comenzaron las investigaciones judiciales de Manos Limpias (nada que ver con su homónimo español, un burdo sarcasmo), resurgió la demagógica Liga del Norte y nació el proyecto de Forza Italia del omnipotente Silvio Berlusconi. Y un añadido italiano: la Mafia siciliana y la Camorra napolitana asesinaron a los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, respectivamente. Fue un año en el que, como declaró en su día el protagonista y autor de la serie Stefano Accorsi (ver foto) a EL PAÍS, "nos dimos cuenta que en Italia sucedió de todo".
En uno de sus primeros capítulos hay una frase clave: "En Italia no se pueden hacer negocios sin los políticos". Ni que decir tiene que 25 años después de aquel 1992 esa frase ha traspasado las fronteras y la "tangentópolis" es ya comissiópolis, mordidapolis o como quiera etiquetarse a la constante presencia de la corrupción, ese vínculo entre la codicia y la prepotencia.
En la serie italiana todo resulta familiar, próximo. Nos hablan de los grandes constructores y de su capacidad corruptora, de comisiones del 5% por obras públicas, de recalificaciones, de jueces que anteponen su dignidad profesional a los intereses de partido y, curiosamente, no nos hablan de ministros de Justicia que se han convertido en comentarista-estrella de las sentencias judiciales en lugar de mantener la debida neutralidad del silencio. La otra característica de las investigaciones italianas es que centraron el foco en primer lugar en los corruptores, en quienes sobornaban a particulares y partidos. Fueron ellos los que acabaron involucrando a los corruptos. Nada que ver con el sacrosanto respeto al poder económico español.
Las últimas secuencias de la serie dejan constancia de dos hechos fundamentales para la década siguiente: el equipo anticorrupción del fiscal Antonio Di Prieto celebra con champán el procesamiento de Bettino Craxi, secretario general de los socialistas italianos y exprimer ministro, que huyó a Túnez para no ser encarcelado, y un Milán inundado de carteles que anunciaban la aparición de un nuevo partido, Forza Italia. El protagonista de la serie, Stefano Accorsi, pone el punto final: "Muchos creyeron entonces que la esperanza se llamaba Silvio Berlusconi. Ahora ya no hay duda de que apostamos por el caballo equivocado".

Las cosas de la vida

Por: | 14 de marzo de 2017

1489435622_283096_1489435880_noticia_normal_recorte1

Son las cosas de la vida. En ocasiones basta contraponer dos informaciones para comprender y contextualizar lo que está ocurriendo. Ayer se dio a conocer la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por la organización de la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014. Las declaraciones del expresident Mas querían mostrar y demostrar su entereza al afirmar que lo volvería a hacer. No hay que olvidar que durante la vista oral del juicio atribuyó a los voluntarios la realización de la consulta. Bien. Inmediatamente después, el president Carles Puigdemont aseguró, junto a su vicepresidente, Oriol Junqueras, y al consejero de Asuntos Exteriores y Participación, Raül Romeva, que la condena de inhabilitación "la indultará el pueblo de Cataluña en referéndum".
El 29 de mayo de 2007, no muy lejos de allí, en Castellón, el presidente provincial del Partido Popular en Castellón, Carlos Fabra, calificaba de "juicio popular" el proceso electoral que le llevó a revalidar su cargo como presidente de la Diputación, y trazó un paralelismo con la investigación a la que está siendo sometido por varios presuntos delitos contra la Administración pública y por un posible fraude fiscal. Fabra considera que con los resultados del 27-M ya hubo sentencia: "Nos han absuelto con sobresaliente". Y de esta forma, dos próceres deciden que la justicia es algo secundario ya que lo que en realidad resulta esencial son los resultados electorales. Tampoco conviene olvidar que Carlos Fabra cumple pena de prisión.
La clave es la manipulación de los hechos. Artur Mas, Puigdemont & Cia. se consideran unos mártires políticos acosados y acusados por un centralismo totalitario que impide el que se vote. La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña recuerda que la causa del 9-N no versa sobre la convocatoria de un referéndum "ni tampoco sobre la colocación de urnas, como interesadamente se ha querido hacer ver. Se juzga", subrayan los jueces, "la desobediencia de una orden del Tribunal Constitucional". No importa. Si los hechos no coinciden con los deseos, se cambian los hechos, y consideran que es mucho más rentable, electoralmente hablando, denunciar que no se permite votar que reconocer la desobediencia al Tribunal Constitucional. Aquí, el exhonorable Pujol podría decir eso de "¿Qué coño es el Tribunal Constitucional?". Es una actitud política similar a la que ofreció en un primer momento el Gobierno de Aznar tras los atentados del 11-M: era mucho más rentable en ese momento atribuir la barbarie a ETA que al yihadismo por mas que los hechos demostraran lo contrario. Son las cosas de la vida.

¡Más madera!

Por: | 13 de marzo de 2017

1325205550_740215_0000000000_noticia_normal

Son las cosas del querer, del querer mantener unas relaciones estupendas con los privilegiados cuando se tenía mayoróa absoluta. Lo dijo en su día Dalí con una boutade irritante: "Me encantan los accidentes de tren siempre que a los de 1ª clase no les pase nada". Esa fue la actitud del PP durante los nefastos cuatro años de mayoría absoluta.
No vamos a hablar de los recortes salvajes en educación, sanidad, asistencia social, etcétera, etcétera, simplemente vamos a dar algunos datos indiscutibles. Por ejemplo, datos relacionados con la amnistía fiscal que, naturalmente, a juicio de su responsable directo, Cristóbal Montoro, no fue una amnistía fiscal sino una regulación fiscal. Pues bien, eldiario.es comenzó a desglosar una de las listas mejor guardadas por el artífice de la regulación bajo el título " La lista de la amnistía fiscal destapada por Los papeles de la Castellana" en la que se detallan algunos nombres de la misma, las cantidades afloradas en dicha amnistía y, lo que aún es más lamentable, el porcentaje que han pagado por regularizar dichas cantidades, un impuesto que anunciaron del 10% pero que, graciosamente, fue mucho menor siguiendo la boutade daliniana.
En una primera entrega surgen nombres como Antonio Gallardo, copropietario de los laboratorios Almirall, quien regularizó algo más de 57 millones de euros por lo que pagó algo menos de 1.4000.000 euros, es decir un 2,4%. Jorge Gallardo, también copropietario de los laboratorios, afloró algo más de 55 millones de euros por lo que tributó también un 2,4%. Rosa María Blanco de la Fuente, propietaria de Pipas Facundo, decidió declarar casi 11 millones de euros por los que pagó un 3% (está claro que los amnistiadores valoran más y mejor unos laboratorios farmacéuticos que una industria de pipas. Son clasistas hasta en el perdón). Menos mal  que a Carlos de Borbón Dos Sicilias, que decidió regularizar 1.281.399 euros le aplicaron un gravamen del 1,5%. Que se note que aún hay clases. Y así sucesivamente. (Para más detalles: http://www.eldiario.es/papeles-castellana/lista-amnistia_0_524598623.html).
Pues bien, después de los mencionados cuatro años de mayoría absoluta y estando ahora en minoría, nuestros entrañables dirigentes decidieron impulsar un poco la lucha contra las prácticas fiscales abusivas de las multinacionales extranjeras en España, algo que se sabía desde hacía mucho tiempo pero que, al parecer, el responsable de Hacienda no había caído en la cuestión tan atareado como estaba en recortar y amnistiar. Hoy lo publica EL PAÍS: "Hacienda afloró 3.700 millones de euros tras 189 inspecciones a estas grandes corporaciones, que se sirven de recovecos legales para pagar menos impuestos. El dinero destapado en 2016, que se incorpora a la base imponible, supone un alza del 50% respecto a 2015". Así de sencillo: más inspecciones a las multinacionales, más pasta para todos y, por supuesto, todos contentos porque ¿Cuántos Aeropuertos de Castellón se podrían construir con 3.7000 millones de euros? Ni se sabe. Seríamos el país con más aeropuertos por kilómetro cuadrado del mundo. ¡Ahí es nada!

Cacería

Por: | 12 de marzo de 2017

La-caza-dornan-anderson--644x362

La excelente serie británica The Fall (La caza), norirlandesa para ser exactos, se emitió en España a comienzos de 2014 por el canal de pago AXN. Ahora se pueden ver sus tres temporadas en Movistar Series Xtra. Una vez mas se comprueba la calidad y el dominio narrativo de los británicos para desarrollar una trama policial.
Gillian Anderson (la Scully de Expediente X) y el norirlandés Jamie Dornan son los protagonistas absolutos de una historia en la que la superintendente de Scotland Yard es destinada a Belfast para coordinar la búsqueda y captura de un asesino en serie, un piscópata y sádico sexual. Mantener la intriga y el interés del espectador a lo largo de 18 capítulos desarrollando un sólo caso demuestra la calidad de unos guionistas a los que hay que añadir un sólido reparto de secundarios y una realización sobria que no oculta la violencia del asesino pero tampoco se recrea en ella. Belfast, la violencia machista, una juventud que no recuerda ya la larga etapa de enfrentamientos entre católicos y protestantes, familias desestructuradas, pederastia eclesiástica... temas que no son exclusivos de Irlanda del Norte pero que conforman su presente y aumenta el valor testimonial de la serie.
Probablemente una característica de esta serie sea la de la extraña relación que se produce entre la cazadora y la pieza a cobrar. La policía no duda en ningún momento de cual es su objetivo pero a lo largo de las temporadas siente que hay más de una coincidencia en la personalidad de los dos. Es una mutua atracción morbosa, poco frecuente en un producto destinado al consumo masivo y que, sin embargo, encaja perfectamente en una trama que no oculta la maldad pero rehuye el confortable maniqueísmo.
La caza entra de lleno en esa espléndida selección de ficciones británicas que podría englobar a Line of Duty, Broadchurch, Top of the Lake, Happy Valley, Luther, Pincipal sospechoso, River, entre otros, y sin citar a los clásicos como Sherlock. Tiempos confusos, violentos, sin duda injustos, en los que el buen hacer narrativo permiten una mejor comprensión y un distanciamiento de la demagogia de los hechos.

En otro mundo

Por: | 10 de marzo de 2017

1394280101_272930_1394310439_album_normal

Nuestros congresistas, consciente o inconscientemente, viven en una realidad paralela. Un ejemplo: el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y con media España en la calle manifestándose por la igualdad salarial y el cese de la violencia machista, en el Congreso de los Diputados se presentaba una petición firmada por los tres partidos mayoritarios -lo que no se si es la primera vez que ocurre o, seguro, una de las muy escasas- por la que se pedía crear una comisión de investigación de la financiación irregular del PP, algo de relativo interés puesto que la financiación irregular del PP, o de una parte de él, ya está en los juzgados que es dónde se aplica el Código Penal. Una comisión de investigación en el Congreso puede ser satisfactoria para los políticos de la oposición pero no pasa de ahí. La clave está en los juzgados.
Lo que sí está en la calle, y mucho más ese día 8 de marzo, es la necesidad de incrementar el presupuesto de todo aquello que tenga que ver con la prevención y la lucha contra la violencia machista. Dicho de otra manera, es un sarcasmo que el día en que los tres partidos mayoritarios deciden unir fuerzas, superando en votos al PP, lo hagan para crear una comisión que sólo les satisface a ellos. Eso es vivir en otro mundo.
Los telediarios informan día sí y día también de los chanchullos del PP o de Convergencia y lo hacen retransmitiendo las indignas explicaciones de los acusados, indignas por cuanto los tesoreros, gerentes, políticos o presidentes del Palau se comportan exactamente igual que los quinquis, negando los hechos o dando unas explicaciones idiotas. Escuchar al extesorero de Convergencia decir que las donaciones eran para fomentar la cultura catalana, "más sardanas y meno sevillanas", es un insulto a la inteligencia, como lo es escuchar al president Puigdemont replicar a la portavoz de Ciudadanos en el Parlament que su partido sólo trata de impedir la corrupción, o como también lo es escuchar a Esperanza Aguirre decir que "no me consta" cada vez que se descubren nuevas pruebas de la financiación irregular del PP madrileño. Informativos, diraios y Juzgados han cubierto sobradamente la apatía del Gobierno en la lucha contra la corrupción y, también, la tardanza en ponerse de acuerdo la oposición.
Y un detalle más en ese tan mencionado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer: "El PP ha impedido que los niños que se han quedado huérfanos como consecuencia de la violencia machista cobren el 100% de la pensión de orfandad. El Senado debatía este miércoles la admisión a trámite parlamentario de la Propuesta de Ley impulsada por Unidos Podemos- En Común Podem-En Marea. El PP ha aprovechado una vez más la mayoría absoluta en la Cámara Alta para bloquear una propuesta que sí ha contado con el apoyo del resto de fuerzas. En total, 137 senadores, todos de la bancada conservadora, han votado en contra frente a los 108 del resto de grupos. Dicha iniciativa, con un coste de 3.8 millones de euros, trataba de equiparar a los hijos de las víctimas de violencia de género con los descendientes de las víctimas del terrorismo", como informaba ayer el diario Público. Es evidente que el PP tratará de boicotear cualquier propuesta razonable que signifique algún beneficio para la ciudadanía de ahí la necesidad de unir fuerzas bien para proponer, bien para impedir medidas retrógradas. El PP está en minoría: a ver si se entera la oposición.

"iFamily", Robagallinas

Por: | 09 de marzo de 2017

1488962889_827548_1488962987_noticia_normal_recorte1

La cuestión es saber si fue antes el huevo o la gallina. Lo mismo pasa con TVE: ¿La TVE banaliza porque su público prefiere no pensar o el público prefiere no pensar y, por lo tanto, TVE banaliza sus contenidos? Viene esto a cuento del estreno el martes en La 1 de iFamily, su nueva serie-estrella, una comedia familiar a juicio de los responsables de la misma, que ha tenido una acogida desastrosa entre los apocalípticos tuiteros y una no menos fría entre los espectadores: 8.7% del pastel y 1.520.000 espectadores, uno de los estrenos de ficción más flojos de la cadena pública.
Un empresario de éxito, es decir, con una previsible condena de doce años de cárcel por sus habilidades para el fraude fiscal. Cuatro hijos. Un abogado implicado en las habilidades del empresario. Un hermano golfo aunque menos golfo que el empresario y más perseguido, un robagallinas (el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, afirmaba en octubre de 2014 que era necesario reformer la Ley de Enjuiciamiento Criminal al considerar que la actual está pensada para el "robagallinas" pero no para el "gran defraudador ni los casos de tanta corrupción"). Una chica para todo que trabaja en la casa. Una asistente social y Curro, el propietario de un bar que casualmente se llama Bar Curro y en cuya trastienda merodean golfos y mafiosos en torno a una mesa de póker. Estos son los protagonistas de la serie cuyo productor, Juan Alexander, lo fue de Ana y los siete, un dato a valorar y que nos remite de nuevo a lo de la gallina y el huevo, o al día de la marmota por aquello de repetir una y otra vez un concepto desfasado de "serie familiar".
El empresario tiene un accidente y está en coma. Su hermano, el robagallinas, quema un bar en Tailandia y no sabemos por qué. El empresario, en realidad, no está en coma pero lo aparenta para eludir la cárcel. El hermano vuelve a Madrid con la hija de Curro, el del Bar. Unos mafiosos rusos le persiguen. La hija pequeña del empresario se escapa de casa. Curro piensa que es un secuestro del robagallinas y pide un rescate al empresario. El hermano y su sobrina vuelven a casa. Curro se queda sin el rescate. Una comedia familiar en horario de adultos y para gente que no quiere pensar. Lo tuiteó Antonio Garrido, uno de sus protagonistas: "vaya ostión... #iFamiliyEstreno".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal