TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

De la confusa claridad

Por: | 02 de febrero de 2018

Cataluna-Carles_Puigdemont-Belgica-Politica_281734856_63225904_1024x576

Si algo está claro en todos y cada uno de los pasos que da el expresident Puigdemont es que todo es confuso. Vayamos por partes: primero el exconseller Comín (¡ay si su padre levantara la cabeza!) decide leer en público y a la vista de alguna cámara de televisión los mensajes particuares que le había enviado el expresident en donde, claramente, se notaba que estaba de bajón. Revuelo político notable, idas y venidas, reuniones a puerta cerrada, "que sí, que tuve un bajonazo pero uno no es de piedra y sigo siendo el president... que se lo debo a mi pueblo" (y aquí un recordatorio a Chumy Chúmez y a su chiste de un político que clama agradecido en un mítin que se lo debe todo al pueblo y que es contestado por uno de los asistentes con un "pues devuélveselo"). Tot descontrolat y carnaza para los tertulianos.
Llegados a este punto, en el que por cierto no se sabe si TV3 informó de los whatsapp del líder o si Polonia habrá hecho un sketch sobre las depresiones momentáneas de los salvadores de la patria, todo vuelve a la normalidad: Junqueras propone dos presidencias de la Generalitat, una simbólica -como la República de Catalunya, según la Forcadell- y otra ejecutiva. ¿Dos por el precio de una? Sospecho que no: dos por el precio de dos y una de ellas, la simbólica, con dietas al estar ubicada en Waterloo (Bélgica), que también son ganas de ubicarse.
En la meseta central y autoritaria, donde floreció la literariamente llamada "generación de la berza", siempre pensamos que Barcelona era descaradamente francófona y europeísta y ahora resulta que el abanderado del independentismo abomina de la Unión Europea y alquila chalé en Waterloo (ver foto), de infausto recuerdo para los bonapartistas, a 4.400 euros de vellón mensuales. Claro que no todo está tan claro pues sabemos de la juvenil inclinación musical del líder que en el Casal Parroquial de Amer, su pueblo, creó con unos amigos el grupo Zenit allá por los años 80, de ahí que quizá ubicarse en Waterloo se debiera a un deso de rendir homenaje al grupo Abba. No olvidemos que en la canción homónima, los suecos cantan: "Oh no/ intenté contenerte, pero tu eres más fuerte./ Oh sí,/ y ahora parece que mi única oportunidad/ es abandonar la lucha/ y cómo podría siquiera rechazarlo/ si siento que gano cuando estoy perdiendo" que como se podrá comprobar no deja de tener su punto autobiográfico del expresident.

P.D.- Habrá que estar atentos a la fiesta de inauguración de la residencia de la simbólica presidencia. Guardiola, Lluis Llach, la Rahola...una alfombra roja de vértigo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal