TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Todo va bien

Por: | 28 de marzo de 2018

Pedro-morenes-y-mariano-rajoy-gtres (1)

¿Realidad, ficción? todo se entremezcla. Un botón de muestra: "Defex, la empresa semipública de armas hundida a golpe de comisiones", publica hoy El País. Por su parte y en el verano del pasado año, La 1 de TVE estrenaba la miniserie británica "El infiltrado"basada en una novela de Le Carré, con un Hugh Laurie traficante de armas y generoso contribuyente a las fortunas personales de los políticos corruptos.
"La empresa española semipública que está siendo investigada por corrupción en la Audiencia Nacional, ha decidido dar un paso adelante y pedirle al juez que la considere perjudicada y la deje ejercer la acusación particular. Quiere acusar a los que fueron sus tres máximos directivos de haber montado un “complejo puzle delictivo” a espaldas del consejo de Administración para desviar “elevadas sumas de dinero”. El escándalo de pago de mordidas en países africanos y blanqueo de dinero en paraísos fiscales ha acabado con la compañía, que está en liquidación", un escándalo que se destapó en 2014 con la detención de diez personas, entre ellas Beatriz García Paesa, sobrina del afamado delincuente internacional Francisco Paesa. Al parecer los Paesa son los responsables del blanqueo del dinero en un tour que desde Luxemburgo llegaba a Suiza no sin antes pasar por Hong Kong. Es lo que tiene saber idiomas.
Un ejemplo de su semipública actividad: de un contrato de 152,9 millones de euros de ventas de material policial a Angola unos 100 millones (las dos terceras partes) se destinaron a sobornos y comisiones. Y un dato: Pedro Morenés, actual embajador de España en Washington, era el ministro de Defensa cuando estalló el escándalo. Conviene recordar también que desde el 26 de agosto de 2005 y hasta el 30 de marzo de 2009 fue consejero de la entidad Instalaza, S. A., la principal fabricante española de bombas de racimo pues como todo profesional que se precie alternaba en su curriculum la actividad privada en fábricas de armas con la política en el Ministerio de Defensa. Casualmente Instalaza S. A. es una de las principales accionistas privadas de la empresa Defex, de la que el 51% corresponde al Estado. Menos mal que hace un par de años, el Presidente Rajoy afirmó sobre la corrupción que "esto se acabó y aquí ya no se pasa por ninguna". Un año después de tan rotunda declaración nombraba a Morenés embajador en el principal país fabricante de armas, Estados Unidos. Tout va bien, que dirían los Paesa.

Incompetencia y desfachatez

Por: | 26 de marzo de 2018

93835_puigdemontyrajoy

Uno de los problemas de "la cuestión catalana" es la incompetencia y desfachatez de las dos partes que protagonizan el tinglado y una de las ventajas es que el maniqueismo queda solo para los fanáticos, además de que García Ferreras puede seguir aprovechando el filón. Creer en una división entre buenos y malos es pueril y falso. Los independentistas se han convertido en maestros de la manipulación a fuerza de no aceptar la realidad. Escuchar hace unos días a un diputado de Esquerra que los encarcelados son un ejemplo de "dignidad abrumadora" es tan falso como escuchar a Rajoy hablar de recuperar la normalidad.
¿De qué dignidad abrumadora hablan?, ¿de la de transferir sus propiedades a su mujer para evitar posibles embargos por las previsibles multas, como hizo el diputado Turull hace meses? ¿Quería decir con esa decisión que era consciente de sus presuntos delitos?, ¿Era un gesto de solidaridad con Artur Mas, al que sí le han embargado sus propiedades una vez comprobada que la generosidad monetaria ciudadana no cubría el total de la multa? ¿Abrumadora dignidad como la del exhonarable Puigdemont chuleando a las autoridades finlandesas con el que "claro que se va a presentar", que decía su abogado, al mismo tiempo que huía con nocturnidad y alevosía hasta ser detenido en Alemania? ¿Abrumadora dignidad de una Marta Rovira que manipula hasta el lenguaje calificando de exilio lo que es simplemente una fuga? Y que conste que ocultar los bienes propios para evitar embargos o huir de la justicia son decisiones comprensibles, incluso legítimas pues todo chorizo o delincuente tiene derecho a escapar, si puede, del castigo pero hablamos de delincuentes y chorizos no de salvapatrias de salón con abrumadora dignidad.
¿Y de qué normalidad habla el Presidente Rajoy? ¿La de que le borren la línea de los papeles de su extesorero en la que constaba que recibía dinero negro como su parte correspondiente de los cobros mafiosos a las empresas constructoras que, a su vez, blindaban sus beneficios con los sobrecostes que pagaba la Administración, es decir, la ciudadanía? ¿La normalidad de afirmar cínicamente que no hay dinero para las pensiones pero sí para comprar aviones, fragatas o tanques por mas de 10.000 millones de euros, a añadir a los 20.000 millones que se deben por compras anteriores, y sin que se discuta el tema en el Parlamento? Al parecer no son conscientes de que para reconquistar el islote Perejil basta con unos cuantos velomares. ¿Normalidad la de que media cúpula de su partido esté imputada por variados delitos de malversación u otras corruptelas y tres de sus ministros reprobados y nadie dimita ni se le exija el que lo haga? ¿La de haber permitido con su inacción o sus descaradas maniobras la degradación de las instituciones democráticas? ¿La de haber conseguido que España, según la UE, se sitúe en la peor posición de la desigualdad social en el mismo grupo que Bulgaria, Grecia y Lituania?
Manipulen, mientan, huyan o roben pero no nos tomen por idotas y, por supuesto, aténganse a las consecuencias.

Un experimento

Por: | 19 de marzo de 2018

Urnas-elecciones-kbQF--620x349@abc

Las multitudinarias manifestaciones en España de las mujeres el pasado 8 de marzo fueron un ejemplo mundial y así quedó reflejado. Las masivas manifestaciones de los pensionistas reivindicando lo que es de justicia, una vida digna, han sido significativas del malestar ciudadano. Los casos de corrupción, mayoritariamente del PP, son el pan de cada día. La falta de empatía de un Gobierno que legisla, básicamente, en favor de los poderosos, que es capaz de alegar que no hay dinero para las pensiones pero sí para la jerarquía católica (11.000 millones de euros al año en un Estado constitucionalmente aconfesional) o para las autopistas de peaje quebradas, es indiscutible. Pues bien, todo ello conforma un experimento clave de la sociología política: los resultados de las próximas elecciones generales en junio de 2020, salvo contraorden.
¿Volverá a ser el PP el partido más votado pese a no conseguir la mayoría absoluta? Si así fuera habría que analizar algunos factores: de un lado, la impermeabilidad política, económica y moral de un electorado conservador al que, al parecer, todo le resbala. Pueden caer chuzos que les da lo mismo. ¿Qué se roba? Vale. ¿Qué mienten descaradamente como cuando alegan que las pensiones no dejarán de subir cuando todos sabemos que pierden capacidad adquisitiva año tras año? Muy bien. ¿Qué se aprovecha torticeramente el dolor de las víctimas para sacar un rendimiento electoral? De lujo. ¿Que los delincuentes de cuello blanco siguen disfrutando de libertad? Estupendo.
Claro que también habrá que comentar otro de los factores: la incapacidad de la oposición para evitar ese hipotético resultado electoral pese al panorama descrito. Llevan meses, sino años, mostrando y demostrando su torpeza para evitar que leyes tan retrógradas como la Reforma Laboral o la de Seguridad Ciudadana continúen en vigor. Son incapaces incluso de llevar a la práctica lo acordado en el Congreso: la reforma de RTVE sin ir más lejos. Preocupados en comprobar quien es más listo se olvidan de lo elemental: unirse para acabar con las leyes más reaccionarias incluso cediendo lo necesario.
Es un rechazo frontal de lo posible en aras de no se sabe qué: que si asaltar el cielo, que si enormes banderas españolísimas en los mítines, que si la foto en las manifestaciones o las declaraciones asignificativas en las televisiones... mucha crítica formal a los rivales, mucha caña retórica al Gobierno pero todo sigue igual: el fondo de pensiones saqueado y los beneficios de la banca por las nubes. La economía sube un 3%, los salarios un 1% y las pensiones un 0,25%. Lo dicho: habrá que analizar en detalle los próximos resultados electorales para comprobar o bien el masoquismo ciudadano o la inutilidad de cualquier alternativa.

¿Por qué no os morís?

Por: | 14 de marzo de 2018

Oskar-gonzalez-fotos-concentracion-bilbao-por-pensiones-dignas3_11631_11

"El presidente no se plantea golpes de efecto, ni ocurrencias pero sí está dispuesto a abordar medidas que garanticen las pensiones de hoy y del futuro" señalan en fuentes de La Moncloa. Ahora ya sólo falta saber que entiende el Gobierno por "garantizar las pensiones de hoy y del futuro". El propio Rajoy ha ido dejando pistas de su concepto garantista: "Rajoy ha justificado que no suba las pensiones con el argumento de que "no podemos gastar lo que no tenemos porque eso es lo que nos llevó a la crisis". Tiene gracia ese plural de "eso es lo que nos llevó a la crisis". A la crisis nos llevaron varias cosas, don Mariano. Nos llevó por ejemplo los 60.000 millones de euros del recate de las Cajas de Ahorro que no se recuperarán. Nos llevó también los miles de millones defraudados a Hacienda sin que se dotara a la Agencia Tributaria de los medios necesarios para perseguir a los delincuentes fiscales. Nos llevaron esos contratos perversos con las constructoras que garantizaban el rescate si el negocio no era lo suficientemente productivo. Faltaría mas.
Nos llevaron a la crisis los corruptos y corruptores con los cientos, o miles, de millones robados al erario público, o los cientos o miles de millones de sobrecostes para cuadrar las cifras de la corrupción. A la crisis nos llevó, y nos lleva,  los 15.000 millones de euros acumulados en aportaciones presupuestarias extraordinarias al Ministerio de Defensa desde los infaustos tiempos de Pedro Morenés, probablemente uno de los políticos más nefastos de la transición, pues cuando fue Secretario de Estado de dicho Ministerio, con Eduardo Serra como ministro, comprometió inversiones por valor de 30.000 millones de euros por la compra de aviones, fragatas y helicópteros de combate, compromiso que aún seguimos pagando. Ni que decir tiene que el señor Morenés ha ido alternando su trabajo en el Gobierno con los consejos de administración de empresas de armamento hasta conseguir la embajada en Washington de la que sigue siendo titular y de la que nada se sabe de su labor. Bueno, sí se sabe, por ejemplo, que EE.UU es el paraíso de los fabricantes de armas y más en tiempos de Trump. Las cosas de la vida.
Así que, señor Rajoy, deje de hablar en plural difuninando las responsabilidades de los que se han gastado lo que no teníamos y concrete algo más.

La Bouquet

Por: | 11 de marzo de 2018

The-Mantis-serie-francesa-de-Netflix

"Es un insecto de tamaño mediano de aproximadamente 4 a 5 cm, con un tórax largo y unas antenas delgadas. Tiene dos grandes ojos compuestos y tres ojos sencillos pequeños entre ellos. La cabeza puede girar hasta 180º. Son animales solitarios excepto en la época de reproducción, cuando macho y hembra se buscan para aparearse. Las hembras son mayores que los machos. En raras ocasiones, durante y tras el apareamiento la hembra se come al macho", explica la wikipedia. Hablamos de La Mantis, naturalmente, título de la serie francesa de TF1 que ofrece Netflix con una hierática Carole Bouquet, la dulce Carole Bouquet, reconvertida ahora en una justiciera asesina en serie.
Han pasado 25 años desde que la protagonista reconoció ante la policía sus ocho asesinatos y ha surgido un imitador que revive paso a paso sus desmanes. El comisario-jefe recaba su ayuda: nadie conoce mejor que ella los entresijos de la mente del psicópata. Pone una condición: que el hijo que abandonó con su abuelo hace un cuarto de siglo, y que ahora es inspector de policía, sea su único interlocutor.
Que los franceses sienten una especial debilidad por las novelas negras lo testificó hace décadas André Bretón. Que esa debilidad trascendió de lo textual a lo audiovisual, lo atestigua La Mantis, entre otras. Con un añadido: la serie muestra un repertorio tan amplio de complejos personales y psicologías atormentadas que podría ser el paraíso de los freudianos. Los expertos hablan de Hannibal Lecter como refrencia aunque quizá sea más propio hablar de Seven. En cualquier caso, y pese al abigarramiento de sentimientos inconscientes que influyen en la personalidad de los personajes por unas infancias traumáticas, La Mantis es una excelente serie y sus seis capítulos se hacen cortos. Lo dijo Stephen King y lo aprovecha a autopromoción: "ofrece aspectos terribles que nunca habían sido antes explorados" y menos, cabría añadir, de la mano de la bella y dulce Carole Bouquet.

De la igualdad

Por: | 09 de marzo de 2018

1520530110_838725_1520536386_album_normal

Cuando Rajoy escribe en su cuenta de twitter "
"Feliz Día de la Mujer. El Gobierno trabaja por la igualdad real; contamos con la colaboración de todos para lograr la plena participación de las mujeres en la sociedad en las mismas condiciones que los hombres", hay que echarse a temblar. El concepto de igualdad que tiene el Presidente y que suponemos es diferente del que tienen la ministra de Agricultura y la presidenta de la Comunidad de Madrid, al parecer seducidas por lo japonés, queda reflejado en una crónica de Claudi Pérez en EL PAÍS: "Berlín y Bruselas decretaron recortes y reformas para salir de la crisis, y España se ha convertido en paradigma del éxito de ese modelo en Europa: el PIB crece a ritmos del 3% y el paro ha caído del 26% al 16%. Pero el informe social de la Comisión Europea alerta de los niveles de desigualdad y del riesgo de pobreza que aquejan a la economía española, que se sitúan "entre los más altos de la UE" pese a la despampanante recuperación Bruselas critica la temporalidad y una política social "inconsistente", con menor poder de redistribución que en el resto de la UE". Y un dato: "Mientras que en la Unión Europea el 20% que más gana consigue cinco veces más que el 20% que menos, en España esa proporción está ligeramente por encima de seis veces y media", dicho de otro modo: la desigualdad en España es mayor que en el resto de la UE.
La afirmación del Presidente de que "contamos con todos para lograr la plena participación de las mujeres en la sociedad" resulta inncesaria por evidente: sólo hay que mirar los vídeos y fotografás de las multitudinarias manifestaciones de ayer, jueves (La de Madrid en la foto). Lo cierto es que ahora es el turno de los políticos, es el momento en el que tienen que tomar nota de las reivindicaciones de ayer y unir fuerzas y votos para cambiar nuestro pequeño mundo, el de llegar a fin de mes.
Lo sorprendente del asunto es que desde hace meses el Gobierno recita con constancia el éxito de sus cifras macroeconómicas dejando al margen la microeconomía. En su informe sobre empleo en la Unión Europea divulgado en el pasado noviembre, Bruselas sitúa a España en la peor posición de este parámetro, en un grupo junto a Bulgaria, Grecia y Lituania. La cifra exacta de españoles en riesgo de pobreza o exclusión social es de 12.989.405 personas. Esto es el 27,9% de la población, un 0,9% menos que el año anterior (que fue del 28,6%), pero cuatro puntos y medio por encima de la media europea, que se sitúa en el 23,4%. De ahí que cuando el Resgistrador de la Propiedad en excedencia escribe que el Gobierno trabaja por la igualdad real nos echemos a temblar.


Más preguntas idiotas

Por: | 06 de marzo de 2018

Galicia-Xunta_de_Galicia-Alberto_Nunez_Feijoo-Politica_170243230_21002330_1706x960

Son tiempos de dudas y, por lo tanto, de preguntas. Si a los jubilados se les sube un 0,25% su pensión, ¿por qué  el Presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se sube un 7,5% su sueldo en 2017 y sus consejeros un 7%? ¿Cuántos años lleva cotizando el Presidente y cuántos lleva un jubilado que comenzó a trabajar a los 18 años, por ejemplo, y se jubiló a los 65? ¿Es que la luz, el agua, la compra o la calefacción del señor Núñez Feijóo y de sus consejeros es 29 veces más caras que la de los jubilados?
¿Y ese vocero del Gobierno que atiende al nombre de Luis María Linde, y que cobra algo más de 186.000 euros al año como Gobernador del Banco de España, nos permite vislumbrar su clarividencia al señalr sobre los pensionistas que "el ahorro en los últimos treinta o cuarenta años no se ha destinado tanto a planes de pensiones o a fondos de inversión como a hipotecas"? Usted trabaja duramente durante años, paga escrupulosamente sus impuestos y consigue comprarse un piso, suponemos que modesto, para tener un techo. Pues no, está usted equivocado. Según el lince de Linde debería haber dedicado sus hipotéticos ahorros a fondos de inversión que, como se ha visto con las preferentes, son mucho más rentables. Se puede ser más idiota pero es difícil.
Claro que luego está también el ministro de Justicia, Rafael Catalá, otro lince de la política que cada vez que se le pregunta por qué se ha eliminado la dotación presupuestaria para la ley de la Memoria Histórica contesta que se mantiene el mapa de las fosas de los fusilados por el franquismo, de las que 2.430 han sido identificadas y localizadas aunque no exhumados los cadáveres. Del mismo modo asegura que la web de la ley de la Memoria Histórica tiene alrededor de 100.000 visitas anuales y que esa web está gestionada por funcionarios del Ministerio "que cobran un sueldo", es decir, que sí que hay presupuesto. Tiene razón José Luis Cuerda cuando dice que deberíamos ponernos un cartelito que dijera: "No soy gilipoyas" porque ellos sí creen que lo seamos.
Y un último apunte sobre la extraordinaria gestión de los fondos públicos de nuestros siempre bienamados gobernantes, al menos desde los tiempos de ese prócer inolvidable que fue José María Aznar:"El Estado tiene ya una factura reconocida de casi 760 millones de euros por las expropiaciones de las nueve autopistas de peaje quebradas y en proceso de rescate. Esta cantidad es solo por las sentencias judiciales que ya son firmes, que elevan la valoración inicial de los terrenos a expropiar para construir estas vías. La factura final se prevé que supere los 2.000 millones —cuando se diriman en los tribunales los litigios pendientes—. Es decir, costará cinco veces más de lo que se calculó en su proyecto. Esa cantiad se sumará a la compensación de las concesionarias por el rescate (RPA), de entre 2.000 y 4.000 millones", así que con un poco de buena voluntad las autopistas de peaje quebradas les van a costar a los contribuyentes entre 4.000 y 6.000 millones de euros. ¡Será por dinero!

P.D.- No todo son malas noticias: "El Gobierno anunció en los Presupuestos de 2017 un aumento del gasto en Dependencia de 100 millones de euros, un 8,6%. Sin embargo, se han dejado sin desembolsar 44 millones, según los datos de ejecución presupuestaria a los que ha tenido acceso EL PAÍS. Y ello a pesar de unas listas de espera que ascienden a 300.000 dependientes". Es decir, que se han ahorrado el 44% de lo destinado a los discaacitados. Para que luego digan que el Gobierno de Rajoy no es austero.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal