TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Sin perdón

Por: | 26 de junio de 2018

Quim-torra-1440x808

Probablemente una de las peores consecuencias del mediocre Gobierno de la Generalitat catalana sea el de la confusión de términos y conceptos políticos. Desde que los conservadores nacionalistas optaron por el independentismo como fuga hacia adelante de una situación corrupta, la del 3% entre otras, su rasgo distintivo ha sido el de la manipulación histórica. El fin justifican los medios. Se gritaba en la calle, las Diadas alcanzaban un éxito multitudinario, la televisión pública catalana se ponía al servicio de la causa y todo ello mientras se reclamaba absurdamente una "libertad de expresión" que se ejercía cotidianamente. Naturalmente, la situación laboral era tan lamentable como en el resto de España, en donde también gobernaba un partido corrupto. La sanidad se privatizaba para alegría de los comisionistas, la educación pública sufría los mismos recortes, o mas, que en el resto del territorio nacional pero los líderes políticos se enrocaban en una idea: la República catalana, una entelequia que borraba todos los desmanes previos cuyo ejemplo supremo serían los Pujol.
Pierde-impacto-disparo-Catalunya-manifestacion_EDIIMA20121115_0219_15Y ahí comienza lo imperdonable. Que nombres propios como el citado Pujol, Artur Mas, Puigdemont o el supremacista Torra sean los portadores del ideal republicano es una ofensa para todos los que creemos que la República es la opción política más racional, civilizada y coherente con el siglo que vivimos. Un sistema político el republicano basado en el respeto de toda la ciudadanía -no sólo de la que comparte sus mismas ideas-, que favorece la enseñanza y la sanidad públicas, la que admira experimentos educativos como la Institución Libre de Enseñanza, la que fomenta y difunde la cultura sin necesidad de boicotear una conferencia sobre Cervantes ni llamar fascistas a quienes desean asistir a ella, la que también denuncia la represión policial sin manipularla ni convertirla en un icono de la barbarie- ¿hay algún libro de fotografías de la represión de los Mossos d'Esquadra durante las protestas de la huelga general en noviembre de 2012, con Felipe Puig de conseller de Interior, en la que una dama perdió un ojo?-, una República que considera que el victimismo es un síntoma de debilidad argumental y la que nunca confundiría exilio con fuga. En resumen, un sistema político que no depende de la genética familiar y que aspira a una sociedad más justa en la que los corruptos paguen lo que han robado y los demagogos y manipuladores sean apartados de cualquier cargo público de responsbilidad.

Una decisión despreciable

Por: | 22 de junio de 2018

Manifestaciones-La-Manada

Todo el tinglado judicial del caso de la Manada es un puro disparate y quizá no tanto desde el punto de vista jurídico como del de el sentido común. El juicio, los razonamientos de la condena, al margen de la delirante explicación del magistrado González para pedir la absolución de los encausados y, ahora, los argumentos esgrimidos por dos de los tres miembros del Tribunal para decretar la libertad condicional previa fianza de 6.000 euros, es una muestra descarnada de la distancia que hay entre quienes viven en una burbuja jurídica y la sociedad.
Alegar que no hay riesgo de fuga porque los condenados son económicamente insolventes es, esencialmente, una estupidez. ¿Quieren decir los excelentísimos magistrados que si el delincuente es económicamente solvente debería estar en prisión? ¿Recuerdan esas lumbreras a un individuo llamado Rodrigo Rato, condenado a más de cuatro años por las tarjetas black, que sigue paseando su cuerpo serrano por el barrio de Salamanca? También señalan que no hay riesgo de reiteración delictiva, curiosa conclusión cuando cuatro de los cinco condenados tienen otra causa pendiente en Pozoblanco por haber abusado sexualmente de una joven drogada.
Pero en este asunto hay muchas más cosas. Hay, por ejemplo, una reacción gremial extrema en defensa del citado magistrado González, algo así como "sus razonamientos son un disparate pero es nuestro disparate". Hay también una letanía no pedida de los partidos políticos con ese arranque de que "hay que respetar las sentencias de los Tribunales...". Pues depende. Hay sentencias que son en sí mismas despreciables como también hay decisiones judiciales difícilmente comprensibles. No deja de ser un sarcasmo el respeto a las decisiones judiciales al mismo tiempo que se destruyen a martillazos los discos duros de un extesorero, como tampoco se entiende que unos matones de Alsasua sean condenados a 13 años por una pelea callejera y unos matones en San Fermín sean condenados a 9 años por violar en grupo a una chica por mas que uno de los magistrados considerara que lo ocurrido en aquel portal era una fiesta.
Ya hubo manifestaciones de protesta y habrá más. Seguiremos oyendo lo de respetar las sentencias, lo de la necesidad de reformar el Código Penal, incluso hemos de soportar que califiquen de reacciones histéricas las manifestaciones feministas, como ya lo hizo un abogado defensor de los violadores, pero da igual: los magistrados seguirán siendo excelentísimos y los depredadores financieros seguirán paseando por la calle y aquí paz y después, gloria.

¿Pero esto qué es?

Por: | 18 de junio de 2018

CONFERENCIA

Brasil empata con Suiza. Argentina hace lo mismo con Islandia. Alemania pierde con México. Urdangarin entra en la cárcel. La sanidad pública vuelve a ser universal. Artur Mas dice que hay que replantearse la táctica independentista y los huesos de Franco, o lo que quede de ellos, están cerca de salir de su faraónica tumba. ¿Pero esto qué es? Menos mal que la jerarquía eclesiástica española sigue estando donde estaba y, al parecer, donde estará: pillando 11.000 millones de euros al año y escaqueando unos 2.000 millones en impuestos, además de otras minucias.
Y es que los representantes de Dios en la Tierra, y más concretamente en la nuestra, alegan que ese dinero que reciben en realidad es poco para tanto como hacen por el bien de todos. Lástima que una organización de descreídos como Europa Laica nos explique que sólo entre un 15 y un 16%  de ese dinero se destina a labor asistencial y el 70% va a pagar los sueldos del clero y su seguridad social o dicho de otra manera: la Conferencia Episcopal miente.
Claro que la mentira se ha incorporado hace tiempo al territorio de los dirigentes políticos y espirituales. Hemos soportado durante años como el Gobierno conservador sacaba pecho con la creación de empleo por mas que el 90% del empleo creado era precario y misérrimamente retribuido. De igual manera seguimos soportando cantinelas como la de la España católica por mas que en su Constitución se deje claro la aconfesionalidad del Estado.
En una rueda de prensa para dar a conocer el Informe "La Religión, un negocio muy rentable. Opacidad y financiación de la Iglesia católica", el presidente de Europa Laica, Francisco Delgado, ha lamentado que, a pesar de que el 65 % de los declarantes no marca la casilla de la Iglesia católica en la declaración de la renta, ésta sigue recibiendo una cuantiosa financiación por parte del Estado. Es decir, que como a la inmensa mayoría se nos bautiza al nacer y nos visten de marineritos o de algo entre novias y novicias
, somos católicos de por vida salvo que ejerzamos la apostasía, lo que no es fácil. Visto lo visto, nuestra jerarquía católica sigue pillando cerca del 10% del Producto Interior Bruto para llevar la Buena Nueva a los ignorantes. Claro que puestos a ver, lo recomendable es que se vea una película como Spotlight en la que se deja constancia documental de la labor de cerca de 90 sacerdotes de la muy católica Boston para iluminar a los niños y niñas sobre las agresiones sexuales: hacia Dios por la pederastia.

Las gracietas de los desmemoriados

Por: | 15 de junio de 2018

Gobierno-aprobar-inminente-bateria-sociales_EDIIMA20180612_0670_19

No deja de tener su gracia que dirigentes del PP exijan la dimisión de Pedro Sánchez si no da explicaciones sobre el nombramiento del exministro de Cultura condenado por fraude fiscal, dimitido o cesado a las 12 horas de conocerse su condena. Los conservadores tienen un serio problema con la memoria, no solo la histórica -en la que se comportaron como unos villanos-, sino también con la del corto plazo. Recordar ahora a los ministros imputados, a los presidentes autonómicos también imputados o a los que fueron ministros y presidentes autonómicos encarcelados como Matas y Zaplana casi es una grosería por su obviedad. En todo caso el PP tiene un serio problema de alzheimer ideológico. Hay algo en su hipocampo que no funciona correctamente lo que explicaría por ejemplo el que un señor tan serio como Maíllo se permita hacer gracietas sobre la falta de acierto del Presidente Sánchez a la hora de elegir ministros como si no recordáramos esa foto de familia en las escaleras de la Moncloa con el Presidente Aznar rodeado de individuos con circulitos en sus cabezas para señalar a los involucrados en casos de corrupción.
Por aquí han pasado ministros de Medio Ambiente con intereses en negocios de combustibles, ministros-milagro de Economía y vicepresidentes que se llevaban hasta las toallas de los hoteles, ministros de Turismo que pasaban sus vacaciones en hoteles ilegales, ministros de Defensa que a su vez habían sido directivos de empresas de armas y acreedores del ministerio, deudas que se encargó de liquidar, ministros que tenían un Angel de la Guarda y condecoraba a vírgenes mientras criminalizaba y amordazaba todo lo que se moviera, ministras de Sanidad que no se enteraban de los cohes que tenía su marido mientras celebraba primeras comuniones y cumpleaños inolvidables, presidentas autonómicas que no sabían nada de nada de lo relacionado con la corrupción de sus cargos de confianza, directores generales de Tráfico que esperaban esperanzados a los Reyes Magos mientras cientos de conductores y sus familias esperaban desesperanzados a que alguien les solucionara el atasco en la autopista..., hemos tenido de todo en un tiempo y un país durante unas legislaturas populares cuyo mejor resumen lo hizo un experto en contabilidad que plasmó en los llamados "Papeles de Bárcenas".

Del pasado

Por: | 12 de junio de 2018

Montero-hacienda-k5hG-U606184875mGB-624x385@RC

La nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, resumió espléndidamente en el Senado el lugar del que venimos: "Estos Presupuestos no son los que hubiera elaborado este Gobierno socialista. Venimos de un tiempo en que la brecha de la desigualdad social se ha ensanchado, de un tiempo en que los servicios públicos se han debilitado deliberadamente. Venimos de un tiempo de precariedad en las condiciones laborales y en la calidad de nuestro modelo productivo. Estos son unos presupuestos de pasado y no de futuro". Naturalmente fue abucheada por la mayoritaria bancada popular que considera que el ya casi ciudadano Rajoy ha salvado a España de todos los males que le aquejaban, salvo algunos casos; que los servicios públicos están mejor que nunca; que la desigualdad social es inexistente y que los salarios permiten tener catamaranes amarrados en los puertos deportivos a la inmensa mayoría del personal.
Mientras tanto el ya casi ciudadano Rajoy recibía una larga ovación en un hotel madrileño por los servicios prestados a un selecto grupo de militantes. Y si la ministra de Hacienda describió la situación general, el risueño Rafael Hernando mostró a los espectadores de El Intermedio de ayer, lunes, la actitud pesonal del prototipo del político genovés: al entrar con prisas en el hotel de la ovación, le preguntaban por la regeneración del PP. Contestaba a la carrera que el PP no necesita regenerarse. Al salir del acto, y preguntado de nuevo por Gonzo, negó que lo hubiera dicho. El programa volvió a poner las primeras declaraciones. El cine son 24 fotogramas por segundo. El político pepero, unas tres mentiras por segundo.
Desgraciadamente nadie es perfecto, ni siquiera el ya casi ciudadano Rajoy, salvador de España, pues mientras recibía la larga y merecida ovación de los suyos se daba a conocer una nueva sentencia de la rama valenciana del caso Gürtel que se resume en un plis plas: el PP de Francisco Camps hizo trampas en las elecciones de 2007 y 2008. Tres años antes, Rajoy ya había destacado "el pundonor, ilusión, ganas y empuje" del citado Camps. Es mas, en mayo de 2010 tuvo a bien afirmar públicamente que "Yo voy a apoyar a Camps y va a ser el candidato del PP a las próximas elecciones en Valencia". Es lo que tiene ser un profeta.
Hay que reconocer, eso sí, que no dijo nada de la conversación entre el empresario delincuente Enrique Ortiz  y el presunto delincuente y exalcalde popular de Alicante Díaz Alperi a propósito de un negocio en la millor terreta del món, una charleta simpática donde las haya que publica El Mundo:
Enrique Ortiz: Venga vale, vale. Acuérdate de mí un poquito.
Luis Díaz Alperi: Guárdame a mí un pequeño porcentaje.
Enrique Ortiz: Jajajajaja. Bueno niño disfruta. Besos. Venga.

La memoria actual

Por: | 08 de junio de 2018

O-CORRUPTOS-facebook

Traspaso de carteras. Frases amables. Algunas risas. Vértigo. Todos educadamente presentes menos Catalá, maleducadamente ausente. Declaraciones de portavoces de partidos siempre pensando en el bien común: el PP exigiendo en 24 horas lo que no han hecho en semanas, meses o años. Ciudadanos, elecciones ya (antes de que cambie la intención de voto). Podemos, ¿qué hay de lo mío o para eso he votado a favor de la moción de censura?. Claro que siempre hay quien alcanza la cumbre: los de Puigdemont piden la dimisión del ministro de Cultura antes de que tome posesión de su cargo por haber llamado puto a uno con barretina que hizo el payaso hace años en un Eurovisión. En fin, hay días en que poco más se puede añadir a lo visto y oido. Quizá agradecer a Rainro Chavez su laboriosa recopilación de datos sobre la gestión del PP. Ya que han boicoteado una y otra vez la aplicación de la Ley de la Memoria Histórica conviene reseñar la Memoria Actual, conscientes de que hay más fechorías como la de los ERES o la del 3% pero por algo se empieza.
Para no olvidar:

1. Abaratamiento del despido
2. La amnistía fiscal
3. El aumento del número de alumnos por aula
4. El aumento de la desigualdad
5. La bajada de la base reguladora para el paro
6. Bankia
7. La beligerancia con Grecia
8. Bárcenas
9. Barberá
10. Los cambios de directores en los periódicos
11. Camps
12. Canal Nou
13. La complacencia con Merkel
14. El copago de medicamentos
15. Cospedal y su marido
16. La disminución del número y cuantía de las becas
17. El éxodo juvenil a otros países
18. Fabra
19. Gallardón
20. La guerra a las renovables
21. La gestión territorial
22. Granados
23. Gundín
24. Gürtel
25. El impuesto al sol
26. El incumplimiento del programa electoral del PP
27. La precariedad de los nuevos empleos
28. La subida del IVA y otros impuestos
29. La utilización torticera de la Agencia Tributaria
30. Los desahucios
31. Ley del Aborto
32. Ley Mordaza
33. Matas
34. Mato
35. Morenés y el armamento
36. Noös
37. Palma Arena
38 Las pensiones y la tomadura de pelo del 0,25% de aumento
39. Plasma
40. La presión a los medios privados
41. Púnica
42. Pujol y familia
43. Rato
44. El recibo de la luz
45. Recortes en Dependencia
46. Recortes en Educación
47. Recortes en Sanidad
48. Reforma laboral
49. Rescate a los bancos
50. Sobres
51. Somoano
52. Subida de las tasas judiciales
53. Supresión de la deducción por vivienda
54. Telemadrid
55. Torres Dulce y su misterioso relevo
56. Tve
57. El TTIP
58. Urdangarín
59. El uso y abuso de los órganos judiciales.
60. Ley de montes aprobada en 2015. Recalificar terrenos quemados.
61. Los "cuidados" del Padre de Rajoy.
62. Wert
Caso AVE
Caso Almenas
Caso Andratx
Caso Arcos
Caso Arona
Caso Astapa
Caso Atlético
Caso Baltar
Caso Banca 
Caso Bankia
Caso Berzosa
Caso Bitel-2
Caso Bomsai
Caso Bon Sosec
Caso Brugal
Caso Bárcenas
Caso CAM
Caso CCM
Caso Camisetas
Caso Campeón
Caso Conde Roa
Caso Cooperación
Caso Corredor
Caso De Miguel
Caso Dívar
Caso Egües
Caso El Trompo
Caso Emarsa
Caso Emperador
Caso Enredadera
Caso Epsilon
Caso Fabra
Caso Faycán
Caso Filesa
Caso Flick
Caso Forcem
Caso Funeraria
Caso Guateque
Caso Guerra
Caso Gürtel
Caso Harrag
Caso Hügel
Caso ITV
Caso Ibatur/Pasarela
Caso Ibiza Centre
Caso Innova
Caso Interligare
Caso La Fabriquilla
Caso Las Teresitas
Caso Lasarte
Caso Lifeblood
Caso Limusa
Caso Malaya
Caso Marchelo
Caso Marea
Caso Margüello
Caso Matsa
Caso Mercasevilla
Caso Mercurio
Caso Millet
Caso Miñano
Caso Método 3
Caso Naseiro
Caso Nueva Rumasa
Caso Nóos
Caso Orquesta
Caso Over Marketing
Caso Palau
Caso Pallerols
Caso Palma Arena
Caso Parques Eólicos
Caso Peaje
Caso Picnic
Caso Pitiusa
Caso PlaZa
Caso Plan Territorial
Caso Plaold
Caso Plasenzuela
Caso Pokémon
Caso Poniente
Caso Port Vell
Caso Porto
Caso Pretoria
Caso Rasputín
Caso Riopedre
Caso Rumasa
Caso Rus
Caso Salmón
Caso Sanlúcar
Caso Scala/Cola Cao
Caso Seat
Caso Tabacalera
Caso Terán
Caso Torres de Calatrava
Caso Totem
Caso Treball
Caso Troya
Caso Turismo Joven
Caso Túnel de Sóller
Caso Umbra
Caso Unión
Caso Zambrana
Caso Zamora
Caso de la Ciudad del Golf
Caso de la Construcción
Caso de los cursos de formación
Caso del Lino
Caso facturas
Luxembourg Leaks
Operación Edu Costa
Operación Madeja
Operación Molinos
Operación Púnica
Plan Rabasa
Trama Zeta
Caso Acuamed
Caso de la Serna
Ministro Soria
Papeles de Panamá

TOTAL:58.000 millones al año.

Días extraños

Por: | 04 de junio de 2018

ShowDataServlet

Es el título de una excelente película de Kathryn Bigelow y es, también, un posible titular de los próximos días, semanas o meses. Manuel Vicent lo explicaba ayer en su columna: "Vendrán días duros, con broncas parlamentarias, pero en medio de la zozobra habrá un placer que nadie nos podrá arrebatar: volver la vista atrás y ver que Rajoy ya no está". Y así es si así os parece.
De entrada ya es extraño que al tradicional plazo de los 100 días que se suele conceder a cualquier nuevo Gobierno para analizar sus intenciones o hechos, en el caso de Pedro Sánchez no se le ha concedido ni 24 horas cuando aún ni siquiera ha formado Gobierno. Ya se oyen las campanas llamando a arrebato: los muy patriotas del Partido Popular dejan caer la posibilidad de modificar los Presupuestos que ellos mismos confeccionaron para darle en los morros a los traidores del PNV. Si hay que elegir entre la tan cacareada estabilidad y la vendetta, se elige la vendetta, faltaría mas. A la estabilidad que le den. No solo se han comportado durante siete años como si fueran los dueños del prado, es que también la estabilidad o eran ellos o no era nadie. Bien.
Se podrá alegar que como Pedro Sánchez llegó a la Moncloa sin haber ganado las elecciones, los tradicionales plazos de espera no sirven, claro que ello conlleva ningunear la Constitución que si prevee acceder al poder a través de una moción de censura. En eso coincidirían con los independentistas que llevan ninguneando la Constitución, las sentencias del Tribunal Supremo, el Estatuto de Autonomía y el Reglamento del Parlament desde hace meses.
Tampoco faltan declaraciones de los propios barones socialistas. Ya se oyen voces del tipo "¿qué hay de lo mío?", como la del Presidente de la Comunidad Valenciana Ximo Puig que ya declaró que lo primero y más importante es arreglar lo de la financiación autonómica. Naturalmente el poco honorable President catalán ya ha exgido diálogo "de Estado a Estado" mientras desplegaba una pancarta en el balcón de su palacio para dejar claro para quien gobernaría. A los que no lleven lazos amarillos, que les den. Los de Podemos insisten una y otra vez en formar parte del Gobierno que como señala hoy Santos Juliá, "sin darse cuenta de que su voto no se le pedía para nada, sino solo contra algo", exactamente para expulsar a Rajoy.quien, por cierto, tuvo la posibilidad de acabar con la moción de censura con el higiénico detalle de dimitir. Alguna vez tendrá que explicar por qué no lo hizo.
Y ese placer de volver la vista atrás y ver que no está Rajoy del que hablaba Vicent se incrementa al ver que hay más de 1.000 altos cargos de confianza que andan buscando nuevos destinos, ya sin coche oficial y sin esa sensación de ser los dueños del cotarro. A unos les costará más que a otros pero por ejemplo a Cristobal Montoro, no le va a costar nada. Puede volver a su bufete especializado en temas fiscales para hacer lo mismo que hacía e el Gobierno: favorecer a los ricos. Méndez de Vigo, por su parte, lo tiene claro: director del coro de la Legión. Mal que bien saldrán adelante.



El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal