TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Josemari

Por: | 18 de septiembre de 2018

20170925-636419759729382752_20170925224213-klpG-U432180764692D8C-992x558@LaVanguardia-Web

Hoy vamos a escribir como lo que en algunos círculos profesionales se llama "hacer un Hermanterch", es decir, escribir una opinión sobre un suceso que aunque aún no se ha producido (una huelga en TeleMadrid, por ejemplo) ya se explica en detalle por qué ha fracasado. Son las ventajas de quienes predicen el futuro: los profetas.
Dentro de una hora el expresidente Aznar (Josemari para los más próximos, por ejemplo para Miguel Ángel Rodríguez, aquel lince de la política que llamó nazi al doctor Luis Montes por lo que fue condenado a indemnizarle con 30.000 euros) tendrá que declarar en la comisión del Congreso que investiga la financiación irregular del PP. Cabe recordar que Aznar presidió el partido entre 1990 y 2004, años en los que un tal Luis Bárcenas trabajaba en la sede de Génova y otro tal Francisco Correa reconoció en sede judicial que en esos años entreba en la sede del partido con "una tarjeta especial", como la de los miembros de la Ejecutiva, lo que le permitía evitar los controles y entrar directamente al garaje de la sede. No está claro si le recibirá en el Congreso Pablo Casado, el que fuera su director de gabinete entre 2009 y 2012, ya que no hace mucho el compañero Aznar dejó de ser compañero al darse de baja en el partido pero nunca se sabe, al fin y al cabo Casado es un adalid de la reconciliación, sobre todo con su currículo académico que cada vez es más rebelde.
Josemari mantendrá a lo largo de su comparecencia un actitud entre seria y displicente, como preguntándose ¿qué he hecho yo para merecer esto? a la vez que su desafiante mirada tratará de mandar un mensaje a sus señorías: ¿No comprenden que todo esto es una minucia comparado con mi talento, que es una unidad de destino en lo universal?
Naturalmente no sabrá nada de nada si nada son trapos sucios, cloacas financieras o sobres. Sí sabe, en cambio, de modificar la Ley del Suelo que propició en buena medida la llamada "burbuja inmobiliaria", que nada tiene que ver con las burbujas de Codorníu ni, por supuesto, que la marca de cava decidiera trasladar su sede social fuera de Cataluña. Pero de ello no le preguntará el diputado Rufián, mucho más dispuesto a que la audiencia y los resúmenes de los informativos comprueben otra vez que es el más radical de salón, el más agudo y certero en sus brindis al sol. Por cierto, puesto que como confesó en su día el propio Aznar "yo hablo catalán en la intimidad", quizá Rufián podría preguntar en dicha lengua.
Pablo Iglesias, por su parte, sacará la metafórica y legítima hacha que trate de borrarle la sonrisa de malo de cine mudo del marido de la de las peras y las manzanas mientras se relaja con un café en la Plaza Mayor y su niño se ponía las botas con la venta municipal de pisos de protección oficial a fondos buitre. Lo que no explicará es por qué interviene él, que nunca lo hizo en dicha comisión, y relega al banquillo a quien sí lo hacía desde el comienzo de la misma: Carolina Bescansa. Y Hasta aquí hemos llegado porque al gran estadista de las Azores le queda menos de una hora para deslumbrar al mundo mundial con su ignorancia.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal