Con la tinta aún húmeda

Por: | 01 de febrero de 2012

541782239_e09f7ab7c8

Foto: LRde Chile

Cocinero en su tinta es la cuarta novela del escritor peruano Gustavo Rodríguez (nacido en 1968). La editorial Planeta anuncia que su protagonista de nombre estrafalario, Rembrandt Bedoya, es un chef peruano que debe preparar un plato digno del boom gastronómico que vive el Perú en el evento Madrid Fusión. Dice que la novela ha sido escrita, además, siguiendo los "consejos culinarios" del chef Pedro Miguel Schiaffino y aparecen mencionados otros chefs auténticos, como el español Ferrán Adriá o el peruano Gastón Acurio. El blurb del libro cita con orgullo: "Se trata de la primera novela sobre la gastronomía peruana".

Keith Gessen, editor de la revista literaria N+1, declaró que harían falta 50 años, por lo menos, para que apareciese la primera gran novela sobre el 11S. Claro está, eso no ha detenido a los escritores norteamericanos, que se han volcado a escribir sobre el tema golosamente. Pero no solo el 11S sino que también la crisis financiera internacional ha empezado a asomar en las contratapas de las nuevas novelas norteamericanas. ¿Quién puede resistirse al momento?

Uno de los primeros libros que se escribió sobre el 11S -ocurrido en el 2001- no salió de manos de un norteamericano sino de un francés. Se trata del sensiblero Window of The World de Fréderic Beigbeder, publicada en el 2003. No debe ser casual que Beigbeder llegase a la literatura desde la publicidad, al igual que Gustavo Rodríguez, uno de los mejores y más reconocidos publicistas del país. Es cuestión de olfato o, mejor aún, de timing. Como aquel chiste del alcalde analfabeto obligado a ser jurado de un concurso de matemáticas en un colegio de su región. Ante la pregunta: "¿Cuánto es 100 + 300?" un niño levanta rápido la mano y grita "600". El alcalde lo felicita y le da la medalla. Tras él, un segundo niño corrige: "Pero si suma 400". El alcalde, incapaz de aceptar el ridículo, anuncia: "En este pueblo gana el primero que habla".

En literatura, desde luego, no es el primero que habla el que gana (si acaso hay algo que ganar) aunque los editores -y algunos autores- se precien de ser los primeros que escribieron sobre la fontanería en las zonas urbano marginales o que introdujeron la técnica del monólogo interior en segunda persona. Lo cierto es que logros tan paupérrimos como esos han solventado carreras literarias bastantes largas en el Perú y en América Latina. No he leído aun la novela de Gustavo Rodríguez, que acaba de aparecer, pero sin duda, de dejar una huella en la literatura peruana, no será por ser la primera en hablar del "boom" gastronómico peruano sino por méritos que, espero, puedan sostener una trama tan coyuntural e incluso frívola.

Hablando de coyunturas, confieso que el motivo de este post, más que literario, es una pataleta, porque soy de esos pocos peruanos que detestan la burbuja de aire que llaman el boom de la gastronomía peruana y que no consideran que nuestra comida es la mejor de Latinoamérica y quizá -para no caer en falsas modestias- del Mundo. Soy un pésimo anfitrión: no conozco restaurantes, huariques ni chiringuitos donde preparan el mejor cebiche o el ají de gallina con la receta de la abuela (mi abuela, por cierto, no cocinaba). No pretendo obligar a ningún turista a beber Inka Kola ("la bebida del sabor nacional" en un país donde el concepto "nación" es una incógnita), ni a deglutir los dulces más empalagosos que he comido jamás (bajo nombres estrafalarios como Supiro Limeño), y menos aún hago proselitismo a favor del pisco peruano en contra del pisco chileno. Mis restaurantes favoritos son de los de pasta y creo, honestamente, que la comida peruana es indigesta y poco saludable. Casi sin excepción se trata de un petardo de carbohidratos al cubo, una mezcla inexplicable de ingredientes (muchos de ellos deliciosos en sí mismos, hay que decirlo, pues los insumos son de primera calidad) que cualquier nutricionista calificado debería prohibir. Cada vez que alguien habla de la fama de la comida peruana en el mundo, pienso en las carencias de un país necesitado del reconocimiento extranjero para sentir respeto por sí mismo. Me imagino que el día en que en una película de Woody Allen, en vez de pedir comida china pidan comida peruana de un delivery de Manhattan, por fin podremos sentirnos parte de un país con marca registrada.

Pero volviendo a lo literario, queda claro que tenemos temas para tratar más allá de la agenda de PromPerú (en cuyos comerciales nunca aparece, ni por asomo, algún integrante de la cultura peruana que no sea un cocinero o un cantante popular). La literatura de la violencia política peruana, por ejemplo, aunque podría decirse -como lo muestran diversas antologías sobre el tema- que empezó casi al mismo tiempo que las primeras bombas, no fue sino hasta muchos años después, en la primera década del 2,000, en que dio frutos interesantes. Una vez que se logró superar la apología ideológica o el retrato costumbrista y se volvió vehículo de conocimiento, de memoria y reconciliación, se originaron libros fundamentales como La hora azul de Alonso Cueto o Retablo de Julián Pérez. Y probablemente sea solo el inicio de una literatura que profundizará sobre un hecho tan trascendente como son los años del terrorismo peruano.

No sé nada de cocina, así que ignoro en qué condición debe prepararse un calamar para que sea considerado "en su tinta". Pero sin duda, para que una obra sea un logro artístico y humano la tinta tiene que estar bien seca.

Hay 1196 Comentarios

He tenido el privilegio de viajas a paises de Europa, y aque cerca Chile, Sres. si bien cada pais tiene sus delicias, pero ninguna como la variedad de platos, y diversidad de insumos como la cocina peruana. Aqui hay para todos los gustos, comida condimentada y no condimentada, pero todos los platos sin excepción aqui en el Peru obligatoriamente deben ser BIEN HECHOS, sencillamente porque NUESTRO PALADAR ES EXQUISITO, esa es la caracteristica esencial de un peruano.

Mi familia ha optado por la comida no condimentada, tenemos el CEBICHE, CARAPLUCRA, la milenaria PACHAMANCA (carne bañada de hiervas incaicas), crema de QUINUA adornada con queso fresco y papas arenosas y el punto del sabor lo da el oregano. LOCRO, los FREJOLES CON SECO (aqui no se usa condimentos, basta con bañar el seco con hiervas y el LOCHE) delicioso, el SUDADO DE PESCADO COJINOVA al natural (el punto del sabor lo da el YUYO) acompañado de CHOCLO Y YUCA SANCOCHADOS, todo delicioso, una deliciosa SOPA HECHA CON LECHE, PAPAS AMARILLAS, FIDEOS Y QUESO FRESCO (el punto del sabor exquisito lo da una hierva que solo hay en el Peru MUÑA) no saben lo que se pierde, etc. No se quien habla que nuestra comida es condimentada, el que quiero le hecha condimentos, PERO YO NO , LA COMIDA DE MIS ABUELOS Y PADRES ES MUY DELICIOSA, JAMAS SERÁ REMPLAZADA POR NINGUNA OTRA COMIDA DE OTROS PAISES.... Los peruanos no sabemos valorar todos los insumos que tenemos.

SI CONSIDERO QUE NUESTRA COMIDA TAMBIEN ES UN SIMBOLO PATRIO, no perdamos NUESTRA IIDENTIDAD, estos insumos deben ser conocidos por nuestros hijos, nietos, etc...., es el valuarte de nuestra identidad.

Totalmente de acuerdo con Thays, casi desconocido escritor en el país pero en esta oportunidad tiene toda la razón del mundo.
Acurio ha logrado infestar el germen de la supuesta fama de "mejor comida del mundo" para lograr, de manera inteligente, en el inconciente del peruano común y hacer q repita como una perorata infundada tan inexistente título.
Adoro la comida peruana, pero esa fama en el mundo que pregona Acurio no es tal y sólo ha servido para q este tipejo logre colocar en muchísimos países restaurantes "Astrid y Gastón" con platos arriba de los 50 dólares.
Q el peruano abra de una vez los ojos... no vayan ni a Mistura ni a ningún evento organizado por estos zares de la comida. Lo único q hacen es llenar más los bolsillos de estos personajes...

Gracias a la comida peruana la obesidad en el Perú sobre todo en Lima a crecido exponencialmente, es muy insalubre, esta basada en el sabor ( mucho saborizante) y demaciados carbohidratos y t acuerdense que la lengua no sabe de nutrición,Mi familia y yo preferimos la nutrición por sobrte el sabor.

La comida peruana es deliciosa, con una gran variedad de insumos y sabores ademas de nutritiva,pero concuerdo con el sr.thays en que es indigesta ya que todos los peruanos en su gran mayoria tenemos una manera poco saludable de comer: No miden las porciones: ya sea en el desayuno, comida o cena, la mayoria de peruanos se sirven platos abundantes y rebasantes de comida lo que hace malas digestiones y pesadez. Basta ver solo en los restaurantes mas concurrido las enormes porciones de comida sin medir las cantidades lo q termina perjudicandonos.

La comida peruana es una de las mas deliciosas del mundo,pero nos falta medir las porciones eso es todo.

Definitivamente en la busqueda del protagonismo es una buena tactica comentar sobre lo que esta en el tapete y como la comida peruana y su ejemplar crecimiento economico esta en boca de todos ya estamos acostumbrados a entenarnos de estos comentarios...

Jejej esta polémica me ha hecho un montón de gracia. Todo el comentario que quiso hacer Iván sobre identidad nacional se confirmó con la bronca que luego le echaron... A veces los españoles también lo confirman cuando viajan. Se ponen tan plastas algunos comentando a todo el mundo (antriones, camareros) lo bueno y saludable que es la cocina mediterránea y poniendose defensas si alguien lo discute. Jeje. Que pesada que es la gente que padece del nacionalismo y inseguridad a la vez. Jeje

Que lástima Ivan que mientras sentado al frente de tu pc y modificabas el espaciado interlineal y preferias el Times New Roman en Word, nadie ( tu abuela) te haya acerceado un buen ceviche de sólo lenguado y limón de pica como lo hace el ilustre Javier Wong, yo mientras gurado casi 30 años de recuerdos de haber leído Selecciones de Readers Digest durante horas comiendome un buen arroz con leche y mazamorra morada....

Yvan Thays, hay lecturas que nunca me han indigestado, ps al instante de probarlas las he encontrado deshabridas, insipidas, difusas en sus letras y francamente irrelevantes, eso me ha pasado con su primer libro públicado.

.

Como española que vive en Perú más de un año, me sorprende leer comentarios como éste. La comida peruana tiene una gran variedad de sabores, no todo son hidratos de carbono. Qué pasa con la gran variedad de pescados? (por cierto buenísimos), dónde están los hidratos de carbono en el ceviche?. Además todo extranjero que viene a Perú (y hablamos de gente de negocios, con plata, que aprecian lo bueno), hablan maravillas de la gastronomía peruana. Por otra parte también creo que Perú tiene mucho más que su gastronomía. Demos una visión positiva del Perú.

Estimado Ivan,
tu pataleta ofende algo propio de cada persona de cualquier parte del peru porque definitivamente no has tenido el gusto y el placer de saborear una buen plato hecho en tu casa. lo del Boom es creado por los medios de comunicaion. La identidad lo sembramos los domingo con un "Almuerzo Peruano" lejos del pais pero cerca de casa.
y por favor la proxima vez guardate tu opinion sobre algo que no sabes. comer en casa
by the way pasta is the cheap plate in any restaurant. (my wife quote)

LA PEOR RECETA PARA HACER UNA PATALETA
Afirmar que la comida peruana es poco saludable e indigesta parece mas un afán por lograr reconocimiento (que la comida peruana si tiene), a partir de urdir con torpes palabras, vil ponzoña sobre una bien ponderada tradición nacional; es cuando menos una muestra de falta de identidad nacional, escondida tras una mal llamada visión cosmopolita. Resulta insolente si quien emite semejantes calificativos, no conoce restaurantes, huariques ni chiringuitos, donde además de los mejores ceviches, se preparan platos que unen familias alrededor de una mesa.
Nuestra comida, lejos de ser indigesta y poco saludable, es el mejor preludio para una jocosa sobremesa, la mejor receta para una sana digestión, y mejor si lo acompañamos de un anís najar. Los nutricionistas no recomiendan ninguna dieta blanda a las masas, lo hacen estudiando cada caso y la historia clínica del paciente. Indigesto puede ser un inofensivo plato de lentejas, para quien no goza de buena salud, mientras que para un personaje bíblico, fuente de longevidad.
No es seguro que un día la comida peruana sea considerada la mejor del mundo; sin embargo, lo que sí es muy probable es que nunca veremos a Woody Allen entrando en una librería de Manhattan y eligiendo una novela de Yvan Thais, para conciliar el sueño siquiera.j

no entiendo eso de que la "comida peruana es el simbolo de una sociedad quebrada y sin identidad"

comida es comida y punto y si es buena mejor

me gustan las comidas bien definidas en si mismas, tal vez por eso me gusta la peruana: alli un desayuno es un desayuno y un almuerzo es un almuerzo, ni que hablar
No le meten queso, mantequilla, panes, eso queda para el desayuno, en fin, si hablamos de indigesta imaginate comiendo una bolsa de pan y un olla de tallarines, esos si que son carbohidratos, y pobre higado, vesicula y demas, y eso por ejemplo, es la comida itialiana. Quizas los mas sanos son los chinos que comen bastante verdura, si hablamos de comidas sanas.
Lo que si es que la comida peruana le encanta a los niños, se chupan los dedos comiendo papa a la huancaina, lo cual le haria mucho bien a europa donde sus niños ya no quieren comer su propia comida, si no chizitos y papitas light.

Opinión válida y valiente. Yo, en cambio, disfruto mucho comiendo en La llama los tamalitos verdes, el ají de gallina, las papas a la huancaína (pesadas pero las gachas también lo son), beberme allí el pisco...

Es posible que un entendido me diga que no es la auténtica gastronomía peruana pero allí me encontré a algún amigo del país tras haberlo recomendado y conocer unos cuantos sitios más en Madrid.

Ahora, estoy ciento por ciento de acuerdo en que un país no sólo es su comida. Hay más cultura que la zampa.

Ps; en Estados Unidos no se come cocina china auténtica.

Me encanta tu honestidad cuando afirmas que no sabes nada de cocina. Con respecto al nuevo libro del escritor Gustavo Rodriguez, habria que leerlo primero para ver si no es literatura oportunista.

Soy una peruana que vive en Alemania y me siento muy orgullosa de la deliciosa comida peruana. Nuestra comida no tiene porqué gustarle a todo el mundo, es verdad, pero expresarse como lo hace este escritor (que no conocía de nada), con tanta prepotencia y tanto resentimiento a sus orígenes peruanos, sinceramente, me dproduce vergüenza ajena. Para ser considerado un intelectual, culto y respetado, no basta con leer mucho y escribir mas o menos bien Señor Thays, sino que hace falta tener una gran humildad y tolerancia. Sus comentarios planteados como dógmas de la opinión, se me antojan arrogantes y llenos de complejos. Espere que nunca se averguenza de lo que ha intentado con su país porque ya su nombre suena a no grato. No por emitir su opinión sino por la forma tan irrespetuosa en que lo ha hecho. Un saludo desde Berlín.

Feliz día Ivan Thays.

Con mas de 30 años de comer comida peruana jamas sufri una indigestion. Quizas sea la razon que este señor tenga un estomago bastante delicado a causa de comer tanta pasta (que en realidad si es indigesta).
No voy a usar terminos como traidor u otras cosas para no pecar de patriota, pues entiendo que al vivir tanto tiempo fuera vea las cosas con otros ojos.
Lo que no entiendo es el señor use terminos como "No saludable" y el gusta pastas! eso no tiene sentido.
Y talvez el Peru este en vias de crearse una imagen y sentimiento propio, talvez! y faltaran muchos años hasta que nos sentamos completamente realizados como Nacion. Pero le recomiendo a Ivan que analize con mucho cuidate los terminos que usa antes de dar su opinion pues pueden ser hirientes para muchas personas y el como "comunicador" deberia saber el uso correcto de la palabra.
Buenos dias

Jorge Rivera tu no me conoces, y te aseguro que tengo mas instrucción y educación que tu, dediquense a otra cosa en lugar de estar corrigiendo a los demás que debe ser mas productivo.

Santo Cristo, sinceramente não entendi tamanha hostilidade gratuita com o próprio país. A comida peruana é maravilhosa, e eu defendo ela tranquilamente mesmo sendo brasileiro. O Peru não precisa caçar reconhecimento internacional, marca registrada e etc., porque talvez ao teu redor (uma bolha, só pode ser) pouco falam dele, mas na minha visão e do ponto de vista do brasileiro que olha ao vizinho, reconhecimento e admiração sobram aos montes.

Completamente de acuerdo con su comentario estimado Gaor. La verdad se siente mucha vergüenza ajena, al leer los disparates que el falso patriotismo puede engendrar en la mente de algunas personas faltas de cultura. Lejos de defender nuestra exquisita y variada gastronomía, le hacen mucho mal al nombre de nuestro querido país. Sin embargo, debo señalar,que también estoy de acuerdo con algunas de las críticas plasmadas en las respuestas al señor Thays. Normalmente, cuando alguien, buscando su mejoría y desarrollo, se ve obligado a alejarse de su terruño, recuerda con nostalgia y cariño, las delicias que su entorno familiar preparaba en ocasiones especiales, en el caso del Sr. Thays, aparentemente, esto no sucede. Quizás por que creció en un ambiente poco adepto a celebrar la unión familiar con deliciosas viandas, o porque se siente ahora un hombre de mundo, un cosmopolita que ya nada tiene que agradecerle al país que le vio nacer. En cualquiera de los casos, solo me queda sentir pena por él, porque en verdad no ha tenido la oportunidad de saborear una verdadera comida peruana, sazonada de amor, condimentada de sacrificio y entrega y, principalmente, una deliciosa comida peruana que celebra la unión familiar. En cuanto a la "Inka Cola", estoy de acuerdo, no es una bebida que sea de mi agrado y que poco tiene que ver con nuestra identidad nacional.

Estoy de acuerdo con lo publicado, la comida peruana es indigesta y poco saludable, y de la misma manera me parece triste ver las reacciones de peruanos, solo confirman lo escrito.

Esta intolerancia y repudio hacia un discurso el todo verdadero, cada vez que alguien o algo tiene un pequeno exito en el pais o en el exterior, necesitamos hacerlo orgullo nacional. La comida peruana es parte de nuestra cultura por supuesto, pero no creo que tenga que ser objeto de orgullo... Uno tiene orgullo de sus hijos porque los educa y los forma. Cuando hagamos algo que nos requiera esfuerzo y triunfemos por ello, ahi podemos tener orgullo de lo que hemos hecho. La comida peruana es un simbolo de nuestra sociedad de repente, pero me da pena que lo tomen como simbolo patrio. Es como cualquier otro tipo de comida en el mundo, cada pais posee una gastronomia rica y variada. Pero dejen este pseudo discurso como si la comida fuera nuestra identificacion nacional, en todo caso a mi me gusta bastante pero no creo que sea un orgullo para el pais. Ya bastante son las veces que recibo comentarios de amigos extranjeros enfermos o que me dicen que ya estan harto que al conocer a alguien lo primero que le preguntan es si ya probaron el cebiche o qué les parece la comida: Obviamente no van a decir que no les gusta o que les cae mal porque es una falta de respeto al que les escucha, pero estan cansados de estas tipicas conversaciones de comida en el que el chauvinismo ingenuo brota en las palabras de los peruanos.

Intelectual eres un pobre diablo " sino quieres ser parte de esto",entonces deja de comentar, no te ensañes conmigo que mas de un comentario va en tu contra , ya te han dicho huevón mas de una vez por algo será.Entonces deja sde usar mi nombre y vete mucho al carajo.

Que tal escandalo han armado con este tema. No estoy de acuerdo con el sr Thays con criticar en el extranjero a la comida peruana, pero sí debo reconocer que nuestra comida que es muy rica es tambien muy pesada por los ingredientes que tiene. Comerla de vez en cuando para darse un gusto no esta mal, pero diariamente uno terminaria con gastritis ya que la base de cualquier plato es el aji y este inflama

Señor Thays, su trabajo como escritor y crítico gastronómico es admirable. Me siento orgulloso de ser peruano en todos los aspectos. Gracias a usted ahora soy un gran escritor (usted me inspiró). Haber Ivan cuando nos vemos para platicar y de paso me das una corridita. Un abrazo amigote!

1 2 3 4 5 6 7 ... 47 48 Siguiente »

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Vano oficio

Sobre el blog

Este blog se plantea hacer comentarios de actualidad sobre libros, autores y lecturas en menos de 1.000 palabras. Se trata de un blog personal, obsesivamente literario, enfermo de literatosis, como diría JC Onetti, según la regla que la literatura es un vano oficio, pero jamás un oficio en vano.

Sobre el autor

Ivan Thays

Ivan Thays. (Lima, 1968) Autor del libro de cuentos Las fotografías de Frances Farmer y las novelas Escena de caza, El viaje interior, La disciplina de la vanidad, Un lugar llamado Oreja de Perro, Un sueño fugaz y El orden de las cosas. Ganó en el 2001 el Premio Principe Claus. Fue finalista del premio Herralde 2008. Fue considerado dentro del grupo Bogotá39 por el Hay Festival. Sus novelas han sido traducidas al francés, italiano y portugués. Dirigió durante siete años el programa televisivo Vano Oficio. Actualmente administra el comentado blog Moleskine Literario.

Archivo

marzo 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal