El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

El Viajero Astuto va dirigido a todos aquellos que han pagado el doble que su vecino de asiento. Un blog práctico donde lo que importa es no perder el tiempo a la hora de encontrar los chollos y la inspiración. Pistas para conocer los pequeños secretos del mundo de los viajes.

Sobre el autor

Isidoro Merino

Isidoro Merino es el especialista de El Viajero para ofertas y temas prácticos. Ha nadado con leones marinos en las islas Galápagos y desayunado con Mickey Mouse en Disneyland París. Trotamundos, fotógrafo y periodista, colabora con el suplemento desde su lanzamiento en 1998.

Eskup

Los blogs de el viajero

27 jul 2011

Bueno para comer. ¡Marchando una de orugas!

Por: Isidoro Merino

710556_87810406
 

Una de las cosas con las que más disfruto en los viajes es con la comida. Reconozco que no soy muy tiquismiquis, y que dentro de los límites de salubridad que impone el sentido común me como lo que me echen: en la mili era de los que nunca dejaba nada en el plato. Para los que no sepáis lo que eso significa, Faemino y Cansado lo explican en este vídeo sobre  los secretos de la Nouvelle cuisine,  versión rancho.  

Seguir leyendo »

25 jul 2011

Chapuzón salvaje: una ducha llamada Iguazú

Por: Isidoro Merino

 En Tentaciones de Verano, El Viajero Astuto continúa su serie sobre lugares insólitos para darse un remojón.  

Argent0011 

En el post anterior nadábamos en la espeluznante Piscina del Diablo, en las cataratas Victoria. Hoy os propongo participar en un concurso de camisetas mojadas bajo las cataratas de Iguazú,  en la frontera entre Argentina y Brasil.

Seguir leyendo »

21 jul 2011

Chapuzón salvaje: la Piscina del Diablo

Por: Isidoro Merino

El viajero astuto inicia una serie sobre los lugares más insólitos para nadar o bucear en la naturaleza. Cataratas, pozos marinos, pilones de pueblo… Emociones no aptas para amantes del secano. O sí.

Piscina del diablo 

Vuestra playa esta abarrotada de toallas y sombrillas. Y alguien cerca de vosotros chorrea bronceador.  A que os apetecería un baño refrescante en un lugar donde hubiese poca gente, o mejor nadie. Sin tumbonas, sin chiringuitos, sin alemanes o británicos ahítos de cerveza.  ¿Qué tal en la Piscina del Diablo?

Seguir leyendo »

90sc 
 
Parece que acaban de pasar. Los 90. Cuando nació el euro. Cuando nació el suplemento El Viajero. Cuando nacieron Los Simpson. Cuando la mayoría de los que leéis esto ya habíais nacido, incluso los becarios de la última hornada de la Escuela de Periodismo de El País. Rascando en la memoria, salen la reunificación alemana, el fin de la era soviética, la guerra de los Balcanes, los machetes en Ruanda, la liberación de Mandela, la invasión de Kuwait y la guerra del Golfo, los primeros  móviles, que entonces no eran tan listos como ahora, el boom de Internet…

Seguir leyendo »

IMG_210vc 

¿Te gustan los grafitis?
¿Son arte, o solo garabatos?  ¿Un original medio de expresión, o simple vandalismo? Antes de que contestéis, os confieso que a mí, de entrada, no me gustan.  No me gustan los que emborronan sin gracia las fachadas, como ocurre con la de un hermoso edificio racionalista que hay cerca de donde vivo, en el madrileño barrio de Arganzuela. Pero hay excepciones. Os invito a recorrer algunos de los que colorean y alegran las calles de Berlín, de donde acabo de volver de viaje.  Será la primera de una serie de rutas inéditas que irán saliendo en las próximas semanas en este blog.
Ah, se me olvidaba: si no os gustan los grafitis, no le gustaréis a Berlín.

Seguir leyendo »

Los90c 

En los 80 nos tocó bailar Al corro de la patata en la versión de Tejero:  “Achipé, achipé,  sentaditos se me queden, ¡coño!”.  Y el Baile de los pajaritos de María Jesús y su Acordeón.  Hasta que la modernidad nos alcanzó. Bailando con Alaska y los Pegamoides o saltando con Tequila y sus pantalones rojos. La década del primer ordenador doméstico, el  ZX Spectrum, de ¡¡¡8 bytes, guau!!!!; de las cuatro letras negras (AIDS), y de los últimos poetas.

 

Seguir leyendo »

Travolta 

A ver si encontráis las diferencias entre estas dos fotos.
¡Exacto! En la de la derecha John Travolta lleva coleta.
Los setenta también fueron tiempos de crisis, solo que entonces se llamaba Crisis del Petróleo. La década del fin de la guerra de Vietnam, del Watergate, de la fundación de El País, de los primeros atentados de ETA, de los últimos fusilamientos en España, de la muerte del dictador Franco, del comienzo de las dictaduras militares sudamericanas y su larga lista de desaparecidos, de las Deudas Externas, de los sangrientos juegos olímpicos de Múnich, del Mosad vengador, de la Revolución de los Claveles en Portugal, de la llegada del Ayatolá Jomeini a Irán, de la llegada de Margaret Thatcher a Londres, de la llegada de Juan Pablo II al Vaticano, de la llegada de Travolta a las discotecas, de la rumba, de los perros callejeros, de la peluca de Carrillo, del destape, de la mili en la PA... En fin, años horteras y moviditos. La canción del verano queda en manos de profesionales de la pachanga playera.  Georgie Dann será su rey absoluto hasta La barbacoa de 1994. Que aproveche.

Seguir leyendo »

01 jul 2011

50 años de canciones para las vacaciones

Por: Isidoro Merino

José-luis-y-su-guitarraKaty

Aserejé, já, dejé, dejebe tu de jebere sebiounouva, majabi and de bugui and de buididipí ¿Os acordáis del Aserejé? ¿Y del Achilipú?  José Luis y su Guitarra,  María Jesús y su Acordeón, Georgie Dann y su Barbacoa …  Ah, qué sería del verano sin el tinto de verano y sin la canción del verano.  Un verano a pan y agua. 

500millas

Más que un título oficial, la canción del verano es un consenso de chiringuito.  El éxito de la receta,  según Wikipedia, radica en estos tres ingredientes:  

Uno: un  estribillo fácil de aprender.
Dos: un baile sencillo de realizar.
Tres: una tonada tan pegadiza que no te la puedes sacar de la cabeza ni con un trépano de neurocirujano.

Aquí tenéis, para beberlas frías y a sorbitos, algunas de las canciones que os alegraron (o que no os dejaron dormir) en los meses de sangría, sudor y playa.
Primera entrega: los gloriosos 60, When it all began, hasta el turismo.

Mustang1

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal