13 sep 2011

A 30.000 pies de altura, con el doctor House

Por: Isidoro Merino

2hwlbwh

¿Hay algún médico a bordo?
Tras esta pregunta, formulada en un avión a 30.000 pies de altura, ¿qué creéis que puede ocurrir? 

a.-  Que conteste el Dr. House.

 

b.-  Que conteste el Dr. Rumack.

 


c.-  Que conteste el Dr. Cansado.

 

d.-  Que haya un médico de verdad a bordo, pero se lo calle.

Ahora en serio. Ante una solicitud de asistencia, los médicos que viajan como pasajeros han de tratar a personas enfermas cuyo historial desconocen, con dolencias que a menudo se salen del marco de su especialidad, con un instrumental limitado, en un espacio angosto y con decenas espectadores pendientes de sus movimientos.  

En ocasiones se producen situaciones delirantes: médicos a quienes se pide ayuda para atender a un pasajero, pero a los que luego no se les permite el acceso a la cabina del piloto (por las medidas de seguridad implantadas tras el 11-S) para comunicarse por radio con un especialista en tierra.  Azafata: “que dice el piloto que el neurólogo (en tierra) le ha dicho que pregunte al doctor (el que va en el avión) que si el paciente tiene convulsiones…” 

Así que no es de extrañar que muchos profesionales duden antes de responder a una llamada de emergencia. También puede ocurrir que, efectivamente,  no haya ningún médico a bordo.

 Según el diario The New York Times, el año pasado se produjeron al menos 19.000 emergencias médicas en vuelos comerciales; en su mayoría,  casos leves, aunque en 442 ocasiones el avión tuvo que ser desviado de su ruta, y 96 pasajeros fallecieron. Un diagnóstico equivocado que conduzca a la muerte del pasajero o a un aterrizaje de emergencia injustificado puede suponer el pago de indemnizaciones millonarias para las compañías. Para solventar este problema, casi todas las aerolíneas tienen un servicio de consulta médica en permanente contacto con el avión. Este servicio puede ser propio, o concertado con empresas como la estadounidense  MedAir, que asesora desde tierra a más de 60 aerolíneas de todo el mundo. 

En un estudio publicado el pasado mes de mayo por la revista médica JAMA (Journal of the American Medical Association) se advertía sobre la necesidad de una respuesta estandarizada ante este tipo de situaciones. En general, las compañías aéreas disponen de un protocolo de atención, pero las medidas y el equipamiento disponible en la cabina varían mucho en función de la aerolínea.

  PeticionImagenCAGIX8CL

 Algunas llevan a bordo unidades portátiles de telediagnóstico y cuidados intensivos, como Tempus 2000, fabricado por la empresa británica RDT (Remote Diagnostics Technology).  Este sistema ya ha sido adoptado por compañías  como Virgin Atlantic o Emirates, entre otras.  Se trata de un cubo de color naranja de menos de 30 centímetros de lado y siete kilos de peso que permite que los miembros de la tripulación, tras recibir unas sencillas instrucciones, puedan tomar las constantes vitales del enfermo (pulso, temperatura, presión sanguínea, niveles de oxígeno, glucosa y CO2 en sangre...), enviar la información vía satélite y en tiempo real a un equipo médico en tierra, y atender al enfermo siguiendo las instrucciones de los médicos a través de videoconferencia. El kit también permite realizar electrocardiogramas in situ y enviar imágenes del paciente en alta resolución.

PeticionImagenCAVMB0W0

 La australiana Qantas fue pionera en instalar, a finales de la década de los noventa, desfibriladores automáticos en sus aeronaves.

PeticionImagenCAQYO4IH

Del tamaño de un maletín, estos aparatos son capaces de restablecer mediante una descarga eléctrica el ritmo del corazón de una persona aquejada de parada cardiaca y monitorizar su estado, así como, mediante un sistema de voz y de gráficos, dar órdenes a las personas que practican la asistencia. Desde 2004, la Administración Federal de Aviación de EE UU obliga a que los aviones comerciales de más de 20 pasajeros  lleven a bordo desfibriladores. En la Unión Europea son opcionales (por el momento), aunque algunas compañías  ya los incorporan de forma voluntaria en sus flotas de largo radio.  Lo que sí establece la normativa europea es que, para que los aviones puedan despegar, han de llevar al menos un botiquín de primeros auxilios o FAK (de First Aid Kit) por cada 100 pasajeros, que puede ser utilizado por todos los miembros de la tripulación,  más un botiquín de emergencias médicas o Doctor’s Kit, más especializado, que solo puede ser utilizado por personal sanitario o bajo supervisión de los equipos médicos en tierra.

 

Hay 13 Comentarios

A mi me da miedo volar en cq avión...

Averion 14/09/2011 10:40:15, nadie esta solicitando que en un avión exista una UCI MOVIL, sino equipamiento simple y de este siglo. No se habla de responsabilizarse de la vida de todos los pasajeros, se habla de que ocasionalmente un "humilde" pasajero puede presentar un problema de salud.
Espero y deseo que nunca tengas un problema medico en pleno vuelo y si es así, que exista personal sanitario que tenga la buena voluntad de identificarse y si no cuenta con el material mínimo, no te preocupes que puede que viaje con su bola de cristal para adivinar que te esta ocurriendo....y si no encomiéndate al piloto.
Por cierto, "si la situación poco ventajosa de tu trabajo" es comparable a que te falte "una goma de borrar en la ofina" con no tener mas que un paracetamol en un avión cuando te esta dando un infarto...apaga y vámonos!!!
Con estas bobadas es cuando uno piensa por un microsegundo...en que minuto se me ocurrió identificarme como sanitario...

Como pasajero, recuerdo una vez que se me ocurrió pedirle a una auxiliar un paracetamol, ya que después del despegue y posteriores turbulencias, me estallaba la cabeza. Era un vuelo MAD-CPH de 4 horitas... Después de hablar con la sobrecargo, ella llega a mi asiento y me hace firmar poco menos que los papales de la hipoteca, solo para un paracetamol. En fin, creo que deberían de simplificar los procedimientos y tener en todos los aviones elementos suficientes para combatir emergencias.

LA verdad es que debe de ser para un médico, un marrón verse en una situación así.
No caigais en la tentación de pinchar en los links que aparecen en los comentarios, en un 99% no aportan información en referencia a la noticia. Son pura auto-publicidad.
No entiendo esa manía de la gente.

No sé si después de esto quedarme más tranquilo, la verdad.

No entiendo las quejas de los profesionales sanitarios en estos casos. Es normal que un avión no tenga un equipamiento sanitario al estilo del 12 de Oct., también es normal que no haya sitio para atender pacientes (se trata de un avión no de una sala de urgencias). En fín, que a todos nos toca, en nuestros trabajos, atender situaciones para las que no hay equipamiento adecuado o en situaciones poco ventajosas. Así es que no entiendo a qué viene tanta queja. Ah!!, y el que la auténtica responsabilidad en un avión es el que está cuidando de la vida de TODOS los pasajeros, no el sanitario que se ocupa de uno solo.

Soy auxilar de vuelo en una aerolinea britanica (mi tercera ya por estas tierras) he de decir que me sorprende que los botiquines en las aerolineas Espanyolas suenen tan basicos. Aqui por suerte estan bien dotados de todo. Hay jeringuillas y agujas, como se quejaba alguno mas arriba. La verdad es que nos entrenan bastante bien en todos los aspectos, pero claro todo muy basico, los auxiliares de vuelo somos los administradores de primeros auxilios, no somos doctores ni enfermeros ni paramedicos. Es cierto que el FAK lo podemos utilizar todos, aunque no estamos autorizados a administrar ningun medicamento, solo podemos proporcionarla y que el pasajero se lo administre a si mismo o un acompanyante. El Doctor's Kit es otra historia, solo puede abrirse en presencia de un medico y con la autorizacion del comandante, ya que esta llenos de drogas que solo un doctor puede administrar al pasajero. Por suerte tenemos defibriladores, es algo standar en la aerolineas britanicas, aunque curiosamente solo el personal de cabina esta autorizado a utilizarlo, este es el unico objeto a bordo que ni medicos, ni enfermeros o paramedicos pueden operar, solo el personal de cabina ya que somos los que estamos entrenados para usarlo. Logicamente no es como un desfibrilador de hospital, es mucho mas pequenyo. Hay una regulacion standard en lo que se refiere a seguridad y primeros auxilios en toda la comunidad europea, pero cada pais y aerolinea la aplica, aunque de forma diferente, lo cual destandariza las regualciones. En mi opinion la comunidad eropea debertia ser mas dura y obligar a las lineas aereas a aplicar normas mas acorde con sus premisas, creo que asi se eveitarian muchos incidentes.

Saludos

que tiene que ver House aquí?

que tiene que ver House aquí?

No todo son ataques cardíacos. Y al personal sanitario le llueven demandas aún estando actuando en su hospital o consulta.
http://alasdeplomo.com/?p=9186

Hace dos años en el vuelo de IBERIA Madrid-Buenos Aires asisti a un pasajero en clase turista con los precarios medios de que disponia en la cabina del avion. El pasajero tenia traqueostomia por carcinima de laringe, tenia secreciones que impedian respirar. No habia medios para aspirar las secresiones. Improvise un humidificador y con la ayuda del oxigeno de la tripulacion (utlizamos 4-5 bombonas) atravesamos el Atlantico y llegamos a destino; pero tuve cuidar del paciente toda la noche. Evite el aterrizaje del avion, con el coste que esto significa. El pasajero llego en buen estado y fue trasladado en ambulancia a un hospital en Ezeiza. Nunca recibi un agradecimiento de Iberia hasta ahora. Durante el vuelo tomaron mis datos y me dijeron que se pondrian en contacto conmigo. Hasta hoy, sin noticias.

Soy médico y me ha tocado atender pasajeros en dos ocasiones.Una en tierra (en el aeropuerto, por suerte) y otra, en el aire, a 2 horas del aeropuerto más cercano.Primero te hacen firmar y entregar poco menos que la hipoteca de la casa para poder ABRIR el botiquin.Y cuando lo abres: ¡sorpresa! hay un medidor de tensión (manual) y no hay fonendo (para poder "escuchar" la tensión...), hay una ampolla de corticoides (algo muy util) pero NO HAY NI JERINGA NI AGUJA para poderlos administrar... un desfibrilador? ciencia ficción!
Sin contar, por supuesto, que puede ser necesario tumbar al paciente, ¿y qué menos que tener un mínimo de espacio para poder acceder a él?(explorarle desde la fila de asientos de atrás haciendo equilibrismos para no caerle encima es toda una aventura, no lo niego). Y todo, mientras el sobrecargo te pregunta: ¿desviamos el avión ya? (y tú piensas: "Bueno, está claro que las clases de adivinación que dabamos como Libre Configuración SI que eran útiles... "...). Desde luego, cuando suena el "si hay algún médico en el avión rogamos que se pongan en contacto con la tripulación", sabes que empezó tu "experiencia de riesgo" de las vacaciones! No creo que sea tan dificil que los botiquines a bordo sean DECENTES! (la tienda a bordo sí que está completa!)

Soy enfermera, he tenido la "suerte" de que en 3 ocasiones me "tocara" atender a pasajeros en vuelo, lo bueno que fueron cosas sin demasiada importancia pues las "dotes de adivinacion" en ese momento de estres...como que no!!!
En los aviones de la compañia LAN o IBERIA, con suerte si cuentan con un medidor de tensión y un fonendo...Sería imprescindible fonendoscopio, medidor de tensión, a ser posible de este siglo, medidores de saturacion de oxigeno, glucosa, un termómetro, un pequeño botiquín de curas, genial si existe un desfibrilador portatil.
A seguir viajando un poquito mas seguros!!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

El Viajero Astuto va dirigido a todos aquellos que han pagado el doble que su vecino de asiento. Un blog práctico donde lo que importa es no perder el tiempo a la hora de encontrar los chollos y la inspiración. Pistas para conocer los pequeños secretos del mundo de los viajes.

Sobre el autor

Isidoro Merino

Isidoro Merino es el especialista de El Viajero para ofertas y temas prácticos. Ha nadado con leones marinos en las islas Galápagos y desayunado con Mickey Mouse en Disneyland París. Trotamundos, fotógrafo y periodista, colabora con el suplemento desde su lanzamiento en 1998.

Consultorio

No te cortes. Envía aquí tus dudas viajeras: elviajeroastuto@gmail.com

Nuevo libro

Mil maneras estupidas de morir por culpa de un animal

1000 maneras estúpidas de morir por culpa de un animal

Como cantaba Louis Armstrong, el mundo es un lugar maravilloso, lleno de pajaritos y florecillas, pero también de criaturas terribles.

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal