07 jun 2012

Biodramina: 60 años contra el mareo (y 12 trucos para prevenirlo sin pastillas)

Por: Isidoro Merino

4d9361c9-4944-47c0-879a-d5e5b2e3f223wallpaper


Si no nos mareamos en el coche es gracias a (o por culpa de) una guerra. Ayer se cumplieron 68 años del desembarco de Normandía (el 6 de junio de 1944), y 60 de la llegada a las boticas españolas, el 6 de junio de 1952, de una pastillita amarilla y amarga, responsable en parte del éxito de aquella invasión y de que en España se empezase a viajar más: la Biodramina o pastilla contra el mareo.

Durante los preparativos del Día D, la Marina de los EE.UU. y la británica Royal Navy andaban  buscando un fármaco alternativo a la peligrosa escopolamina --alcaloide de la planta del estramonio que evita el mareo pero produce alucinaciones, dilatación de las pupilas(midriasis) y en dosis altas incluso la muerte-- para prevenir el mareo de las unidades de desembarco. El mareo provoca vómitos y te deja hecho unos zorros, pero si tienes las pupilas dilatadas no puedes apuntar un arma.

791px-1944_NormandyLST

La solución les llegó por casualidad en forma de dimenhidrinato, un antihistamínico contra los procesos alérgicos que se reveló también eficaz contra la pérdida de orientación y equilibrio, sudores fríos, náuseas y vómitos que provoca en muchas personas el movimiento de los barcos y otros medios de transporte. La cinetosis, que es su término médico, se produce cuando no cuadran las informaciones que le llegan de la vista, el aparato ventricular del oído (una especie de acelerómetro como el que llevan los móviles, responsable del sentido de la posición y el equilibrio) y el sistema osteomuscular.

Oído

En 1952, el doctor Joan Uriach, un avispado médico catalán que había oído hablar del uso que se hacía del  dimenhidrinato en Estados Unidos, empezó a comercializarlo en España, con pequeñas modificaciones, bajo el nombre de Biodramina. En la década de 1960, con el boom del Seat 600 y los utilitarios, se convirtió en un fármaco estrella: las carreteras, estrechas, con multitud de curvas y puertos de montaña, se llenaron de coches que olían a gasolina donde se apretujaban familias enteras. En uno de ellos viajaba y se mareaba el pequeño Viajero Astuto (debo confesar que de pequeño yo no soportaba el sabor amargo de la Biodramina, era tomar una y ponerme a vomitar).

Tiro_viena_ulises

El mismo año del lanzamiento nace Don Bío, el personaje protagonista de las sucesivas campañas de la marca, la primera que utilizó de forma masiva los escaparates de las farmacias como soportes publicitarios.

5161138895_e520cdba39_b

Pionera del merchandising, también hizo llegar sus carteles y folletos hasta los mostradores de agencias de viajes, hoteles, compañías aéreas y navieras, al tiempo que distrubuía coleccionables, recortables y mapas de carretera.

 5161835430_43f2525d2b_b

 
Barco

Guia carreteras2

Coincidiendo con el 60 aniversario, se ha inaugurado en el Ateneu de Barcelona una exposición de carteles con propaganda de este fármaco en los que se puede ver cómo han evolucionado los viajes de los españoles en las seis últimas décadas. El último lo ha diseñado el presentador de televisión Andreu Buenafuente.

  BIO1

  BIO2

 

BIO4

BIO4

60biodramina-44


Además de las pastillas o los chicles que venden en las farmacias, existen otros trucos para no marearse en los viajes.

1.- Ocupar los asientos más estables del medio de transporte, que generalmente son los delanteros.

2.- Ventilar a menudo el vehículo o poner el aire acondicionado.

3.- Parar a tomar el aire.

4.- Evitar leer en los coches.

5.- Escuchar música, charlar o mantenerse ocupado con algo; en el caso de los niños, una película en DVD es mano de santo.

6.- Mantener la vista en un punto fijo del horizonte.

7.- Conducir el vehículo: la persona que va al volante, concentrada en la carretera, casi nunca se marea.

8.- Conducir con suavidad, evitando frenazos,  volantazos y tomar las curvas de forma brusca.

9.- No recordar a la persona propensa que se puede marear ni preguntar continuamente cómo se encuentra:  en la cinetosis influye mucho la sugestión.

10.- Tomar algún alimento sólido antes del viaje.

11.- En el mar, procurar pasar el mayor tiempo posible en cubierta, respirando la brisa.

12.- Si es posible, darse un baño en el mar: mano de santo.

También hay unas pulseras, que se venden en farmacias y en tiendas como Imaginarium, que pretenden prevenir el mareo mediante la acupresión, es decir, la presión aplicada en un punto de acupuntura específico, el punto P6 o Nei-Quan, que supuestamente controla las náuseas y los vómitos (yo no descarto el efecto placebo).

Y tú, ¿te sigues mareando en los viajes? ¿?Qué remedios utilizas para prevenir el mareo?.

Hay 32 Comentarios

Lo de las pulseras mejor ni mentarlo. Es pseudociencia, tan rancia como Aramis Fuster. Ni la acupresión ni esas "técnicas" hacen nada ni nadie ha podido demostrar que sean efectivas, más allá del placebo, que es lo único que demuestran los estudios. Y para que el efecto placebo se dé basta con que uno sea muy psomático o sugestionable. Y eso viene gratis en el pack humano.

Desde que tengo uso de razón me mareaba, lo pasaba fatal y mis padres también ya que no teníamos coche y siempre ibamos en transporte público con la vergüenza que yo pasaba, incluso de adolescente y ya de adulto seguía mareándome, hasta que descubrí Biodramina, antes la tomaba y no me hacía nada hasta que descubrí el truco: tomar dos de una vez y siempre antes de salir.

Llevo unos 50 años tomando Biodramina. Ha sido mi salvación puesto que me mareo en todos los medios de desplazamiento. Sí es cierto que desde que conduzco he dejado de marearme en coche, pero en el barco me mareo aunque lo maneje yo mismo (tengo uno propio). Cada salida una pastilla. Y les aseguro que no se me olvida nunca. El que nunca se ha mareado y por mucho que te expliques, nunca sabrán lo mal que lo pasamos.
Y en cuanto a que es amarga, creo que no se trata de degustarla, te la tragas y punto.

Pues en mi caso, la biodramina me daba nauseas de pequeño. Mi madre me obligaba a tomarla, y yo la odiaba por el horrible sabor amargo que tenia. Era tomarla, y empezar las nauseas. Claro, ya empezaba el viaje con nauseas y al cabo de media hora teniamos que parar.
Fue dejar de tomar la biodramina, y dejar de marearme y vomitar en los viajes.
En mi caso, mi madre nunca me creia y pensaba que me lo inventaba todo. Hay que escuchar un poco más a los niños.

Es cierto que el mareo tiene un gran componente psicológico, de pequeña me mareaba aun antes de subir al coche con solo ver la Biodramina. Hoy en día formo parte de esa minoría que se marea hasta conduciendo o en un crucero por el Mediterráneo mas en calma de la historia.

Pastillas de jengibre, es homeopático, se lo dan a las embarazadas para evitar las molestas nauseas

Siento decirte que, en el caso de mis hijas, el DVD les marea. Debe ser por eso de llevar la vista en un punto fijo que se mueve a su antojo.
Como remedio natural y sin complicaciones, el jengibre. Las propiedades de esta raíz le confieren características que evitan la naúsea y actuan sobre el sistema nervioso para prevenir el mareo. No es efecto placebo. Si se toma en su forma conservada en azucar, es mucho más agradable al paladar.
Aunque, el que se marea (soy el único en casa que no, por suerte), se marea tome lo que tome.
Un saludo.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

El Viajero Astuto va dirigido a todos aquellos que han pagado el doble que su vecino de asiento. Un blog práctico donde lo que importa es no perder el tiempo a la hora de encontrar los chollos y la inspiración. Pistas para conocer los pequeños secretos del mundo de los viajes.

Sobre el autor

Isidoro Merino

Isidoro Merino es el especialista de El Viajero para ofertas y temas prácticos. Ha nadado con leones marinos en las islas Galápagos y desayunado con Mickey Mouse en Disneyland París. Trotamundos, fotógrafo y periodista, colabora con el suplemento desde su lanzamiento en 1998.

Consultorio

No te cortes. Envía aquí tus dudas viajeras: elviajeroastuto@gmail.com

Nuevo libro

Mil maneras estupidas de morir por culpa de un animal

1000 maneras estúpidas de morir por culpa de un animal

Como cantaba Louis Armstrong, el mundo es un lugar maravilloso, lleno de pajaritos y florecillas, pero también de criaturas terribles.

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal