05 abr 2013

'Wild', de Cheryl Strayed: un libro salvaje y cautivador

Por: Isidoro Merino

Wild5
Acabo de leer Salvaje (Wild), de la escritora estadounidense Cheryl Strayed, un libro apasionante que acaba de publicar en español Roca Editorial con traducción de Isabel Ferrer y Carlos Milla. No es una guía de senderismo, aunque trata del viaje a pie que realizó su autora en 1995 por el Sendero del Macizo del Pacífico (Pacific Crest Trail), una ruta de más de 4.000 kilómetros por las montañas que bordean toda la costa oeste de los Estados Unidos entre México y Canadá. La aventura de Cheryl Strayed se parece en cierto modo a la de Christopher McCandless, el joven idealista de Hacia rutas salvajes (Into the wild), de Jon Krakauer, publicado por Zeta Bolsillo, 2008 (Sean Penn hizo una película sobre el libro). Cuando lo cierras te dan ganas meterlo en la mochila --o mejor, quemarlo, como hace la autora con los libros que ya ha leído durante su caminata para aligerar peso--y calzarte las botas de Goretex.


Wild1
Cuando  Cheryl Strayed se lanzó a recorrer sola un largo tramo del Pacific Crest Trail con Monstruo, una descomunal mochila que pesaba más que ella, sin ninguna experiencia en marchas largas y con unas botas de montaña que le quedaban pequeñas, trabajaba como camarera y su vida hacía agua por todas partes: su familia se había dispersado tras la muerte de su madre por un cáncer cuatro años antes, un golpe que la lanzó a la promiscuidad y a coquetear con las drogas.

Strayed1jpg-06ea303246651338

Eran árboles altos, pero yo estaba en una posición aún más alta: por encima de ellos, en una escarpada ladera en el norte de California. Momentos antes me había quitado las botas de montañismo, y la del pie izquierdo había caído entre esos árboles al volcarse sobre ella la enorme mochila, salir catapultada por el aire, rodar hasta el otro lado del sendero pedregoso y despeñarse por el borde. Tras rebotar en un afloramiento rocoso a unos metros por debajo de mí, se perdió de vista entre la enramada del bosque, donde ya era imposible recuperarla. Atónita, ahogué una exclamación, pese a que llevaba treinta y ocho días en medio de aquella agreste naturaleza y a esas alturas sabía ya que cualquier cosa podía ocurrir, y que ocurriría. Pero no por eso dejaba de asombrarme cuando por fin sucedía.
La bota había desaparecido. Había desaparecido de verdad".


Bota


"Estaba sola. Estaba descalza. Tenía veintiséis años y también yo era huérfana. «Una verdadera extraviada», había dicho un desconocido hacía un par de semanas cuando le di mi apellido (Strayed significa extraviada en inglés) y le hablé de mis escasos lazos con el mundo”.


 

 

“Durante los años anteriores al momento en que arrojé mi bota al precipicio en esa montaña, yo misma estaba arrojándome a un precipicio. Había deambulado, vagado y errado —de Minnesota a Nueva York, de allí a Oregón, y luego por todo el oeste— hasta que por fin, en el verano de 1995, me encontré allí, descalza, sintiéndome no ya sin lazos con el mundo, sino amarrada a él. Era un mundo en el que nunca había estado y que, sin embargo, como bien sabía, siempre había existido; un mundo en el que había entrado a trompicones, afligida, confusa, temerosa y esperanzada. Un mundo que, según pensé, me convertiría en la mujer que yo sabía que podía llegar a ser y, a la vez, me permitiría volver a ser la niña que había sido en otro tiempo. Un mundo cuyas dimensiones eran medio metro de ancho y 4.285 kilómetros de largo (…) Había oído hablar del Sendero por primera vez solo siete meses antes, cuando vivía en Minneapolis, triste, desesperada y a punto de divorciarme de un hombre a quien aún amaba. Mientras hacía cola en una tienda de actividades al aire libre, esperando para pagar una pala plegable, cogí de una estantería cercana un libro titulado El Sendero del Macizo del Pacífico. Volumen I: California”.


Mapa


Durante más de tres meses y casi dos mil kilómetros, Cheryl Strayed caminó por las cadenas montañas de California y Oregón. Además de sus botas, perdió varias uñas de los pies, aunque encontró a otros mochileros solitarios como ella –-Greg, Matt, Albert, Tom, Doug, Jimmy Carter…-- con los que compartió charlas, risas y comida.  Lo cuenta en su libro, en el que mezcla las experiencias del viaje con los recuerdos de su vida anterior,  con descarnada sinceridad, con una prosa divertida y conmovedoraenérgica y directa, a ratos (como en el capítulo donde nos habla de su yegua Lady)  muy dura.  

Wild6

Pero paso a paso, "a pesar de los osos y las serpientes de cascabel  y los pumas; a pesar de las ampollas, las costras, los arañazos y las laceraciones; del agotamiento y las privaciones; del frío y el calor; de la monotonía y el dolor",  Cheryl va encontrando su propio camino, con su mochila cada vez más ligera de peso y de fantasmas: “Ahora, de pie y descalza en aquella montaña californiana, se me antojaba que habían pasado años, que en realidad había sido en otra vida cuando había tomado la decisión, posiblemente insensata, de darme un largo paseo sola por el SMP con el propósito de salvarme (…). Observé mis pies descalzos y maltrechos, con sus escasas uñas residuales. Eran de un blanco espectral hasta la línea trazada a unos centímetros por encima de mis tobillos, donde normalmente acababan los calcetines de lana. Por encima, tenía las pantorrillas musculosas y doradas y velludas, cubiertas de polvo y una constelación de moretones y arañazos. Había empezado a caminar en el desierto de Mojave y no pensaba detenerme hasta tocar con la mano un puente que cruza el río Columbia en el límite entre Oregón y Washington, cuyo magnífico nombre es Puente de los Dioses.

Wild4

Miré al norte, en dirección a él: la sola idea de ese puente era  para mí una almenara. Miré al sur, hacia donde había estado, hacia la tierra agreste que me había aleccionado y abrasado, y me planteé mis opciones. Solo tenía una, lo sabía. Desde el principio había tenido solo una.

Seguiría adelante”.


Salvaje2



Hay 13 Comentarios

Perdón, quiero hacer una corrección sobre mi anterior comentario. Cheryl recorrió Kms 1.800 y no, Kms 3.000 como publiqué anteriormente.
Gracias

Hice el Camino de Santiago desde Saint Pied de Port hasta Santiago (recorrí Kms. 840)y leí el libro de Cheryl Strayed. Casi al final alguien la llama de Peregrina, cosa que ella desconocía. Su lucha, su coraje, su garra es descomunal. Recorrió en solitario Kms 3.000. Mi viaje fue un paseo al lado del de ella

Por lo que se cuenta en el artículo, parece un libro bastante interesante, con grandes similitudes a las que se pueden vivir a lo largo del Camino de Santiago (algo que, quizás, nos toca más cerca a las personas que vivimos en España). Sin duda, queda apuntado para leerlo.

Dos puntualizaciones:

1: La mochila pesaba la mitad de su peso, es exagerada la nota al decir que pesaba lo mismo que ella.

2: Lo de quemar libros es aberrante, por lo tanto, la cita (en tono de humor y que entendí como el ..vamos al camino..) queda fuera de contexto para todos aquellos que no lo hayan leido, solo los que recorrimos sus páginas (y kilómetros con la imaginación) podríamos entender tal acto.

Y como nota final, declarándome amante de los libros, esos pasajes de las sucesivas quemas de páginas fue lo unico que me molestó, pero no cuestiono ya que nunca tuve mi vida pendiente de un kilo más o menos.

◄◄◄VIDEO IMPACTANTE Deja Perplejo A NUTRICIONISTAS►►►
►►►Mira Como Tu HIGADO Puede Ayudarte A PERDER 20KG EN 30 DÍAS.
►►►¡¡¡VIDEO IMPERDIBLE!!!
Miralo AQUI http://su.pr/2tMGDd

http://www.newshub.es/ noticias actualizadas en tiempo real en más de 40 categorias. un producto heeloo.es

Libro entretenido y ameno que te hace recorrer muchas sendas de ensueño.
----------
Recomendación de restaurantes: http://goo.gl/ijVNs
Reservar GRATIS grandes descuentos: http://goo.gl/bDtR9
----------

Esta noticia es interesante, pero no he visto nada relaccionado con la noticia de que el blog http://nolosabiasya.blogspot.com han publicado COMO ESPIAR EL LAS CONVERSACIONES DE WHATSAPP DE TUS CONTACTOS.. donde se debe publicar esto? lo digo porque todos deberian estar informados de la pesima seguridad de whatsapp.. que todo el mundo usa.. Os dejo el enlace donde han publicado este mensaje.. queda bajo vuestra responsabilidad su uso, es solo para informacion!: http://goo.gl/qGYhD

¿De verdad sientes ganas de quemar un libro? Míratelo, no es un buen síntoma.

aparte de enternecedor y divertido es un libro muy diferente y sobre todo bueno http://dineroyyo.blogspot.com/2013/03/2-formas-bonitas-de-tender-la-cama.html

Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate en gratis en [ http://bit.ly/War1234 ] desde tu navegador. 

Acabamos de incluir un buscador de restaurantes en nuestra web para que podais reservar GRATIS en muchos restaurantes. Además obtendréis un descuento de 50% 60% sobre el precio de la carta y del menu. Una muy buena opción para el fin de semana.
http://cort.as/3mjC

http://www.newshub.es/ tiene 1.329.842 noticias en 42 categorias. tu que buscas ?

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

El Viajero Astuto va dirigido a todos aquellos que han pagado el doble que su vecino de asiento. Un blog práctico donde lo que importa es no perder el tiempo a la hora de encontrar los chollos y la inspiración. Pistas para conocer los pequeños secretos del mundo de los viajes.

Sobre el autor

Isidoro Merino

Isidoro Merino es el especialista de El Viajero para ofertas y temas prácticos. Ha nadado con leones marinos en las islas Galápagos y desayunado con Mickey Mouse en Disneyland París. Trotamundos, fotógrafo y periodista, colabora con el suplemento desde su lanzamiento en 1998.

Eskup

Los blogs de el viajero

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal