10 sep 2013

10 + 1 bosques españoles para el otoño que viene

Por: Isidoro Merino

154064434media
Un bosque de hayas en la provincia de Vizcaya. / MIKEL MARTÍNEZ DE OSABA

Se acaba el verano, pero no llores: las lágrimas no te dejarán ver los colores del bosque (y se te correrá el rímel).

129051152media
01 Hoces del río Beteta (Cuenca) 
Al norte de Cuenca, en las lindes con Guadalajara, el paisaje se pliega formando un corto y estrecho desfiladero de paredes calcáreas que rezuman humedad. Es la hoz que el río Guadiela traza al poco de nacer, entre Beteta (la antigua Vetera romana) y Cañizares, una de las más profundas y frondosas de la Alta Sierra. Un sendero botánico permite recorrerla entre el puente de las Tablas, que cruza el Guadiela a la altura de Beteta, y la fuente de los Tilos, cerca de Puente de Vadillos, un paseo de tres kilómetros boscosos, en la umbrosa compañía de sauces, pinos, avellanos, acebos, tejos, sabinas, tilos y álamos temblones. La ruta finaliza cerca de Puente de Vadillos y su vieja fábrica de carburo de silicio. Donde se juntan los ríos Cuervo y Guadiela, un camino de cuatro kilómetros, entre robles y pinares, conduce parelelo hasta la presa del embalse de Chincha, puerta de entrada de la hoz de Tragavivos. /GETTY

Puenteriomundo camping rio mundo
02  Sierras de Alcaraz y Segura (Albacete)  
Al suroeste de la provincia de Albacete, entre las entrañas de la sierra de Alcaraz, brota del interior de una cueva a más de 30 metros de altura una de las mayores surgencias cársticas de España, convertida en el nacedero del río Mundo. Un hito del otoño manchego, al igual que la Torca de los Melojos, un bosque relíctico (superviviente de otras épocas) de roble melojo, o el valle del Tus, en las Sierras de Alcaraz y Segura (Albacete). / CASTILLA-LA MANCHA

169801593medio
03 Gorbea (Vizcaya) y Sierra de Aralar (Guipúzcoa y Navarra)
En el corazón del Goierri, la sierra de Aralar, un macizo cárstico que se reparten Guipúzcoa y Navarra,  dibuja un paisaje de cuento, con enclaves singulares como el hayedo de Akaitz, el lapiaz de Pardarri, el valle de Arritzaga o el circo glacial de Pardelutz, que invitan a recorrerlos a pie. Más de cien dólmenes, túmulos y menhires se reparten por estos valles, y en las majadas de las laderas del monte Txindoki los pastores mantienen sus  ovejas latxas, de las que se extrae la leche para el queso de Idiazábal. Varias rutas señalizadas permiten descubrir este legado prehistórico. Los aficionados al senderismo disponen de la Vía Verde del Plazaola, una ruta de siete kilómetros que recorre el antiguo trazado del ferrocarril desde Lekunberri, en el centro del valle de Larraun, entre Pamplona y San Sebastián, desde donde se puede hacer una excursión hasta el santuario de San Miguel de Aralar. / MIKEL MARTÍNEZ DE OSABA 

Ambroz
04 Valle de Ambroz (Cáceres)
Entre Las Hurdes y el valle del Jerte, al norte de la provincia de Cáceres, se abre un pasillo verde de reminiscencias norteñas: el valle del río Ambroz. La orientación meridional de estos montes propicia un clima suave que, unido a la abundancia de lluvias, los ha cubierto de tupidos bosques de castaños y robles, más propios de climas atlánticos. / VALLE DE AMBROZ  

Rutas a caballo y turismo rural por el hayedo de Estalaya en el parque natural de Fuentes Carrionas, Palencia p retamar
05 Fuentes Carrionas (Palencia)
Los robledales palentinos de Fuentes Carrionas alfombran las faldas meridionales de la cordillera cántabra en la comarca de La Pernía. Castaños, hayas y acebos acompañan al roble albar y al melojo en estos parajes montañosos, uno de los últimos refugios del oso pardo en Europa. Uno de estos árboles destaca por su longevidad: el llamado roblón de Estalaya o el Abuelo, de casi 10 metros de perímetro y una edad que supera los 1.000 años. / PEDRO RETAMAR

Mirador sobre los canchales del río, lugar desde el que mejor se observa la otoñada en el abedular de Somosierra Pedro Retamar
06 Abedular de Somosierra y Horcajuelo de la Sierra (Madrid)
Casas de pizarra,  molinos de agua, prados y robledos adornan Horcajuelo de la Sierra, uno de los pueblos mejor conservados de la Sierra Norte, a 90 kilómetros de Madrid por la por la carretera de Burgos (A-1) y desviándose en el kilómetro 85.   Por la misma carretera, un  kilómetro al sur del pueblo de Somosierra, en el cerro de la Cebollera Nueva, se accede a la dehesa de Somosierra (la Dehesa Bonita), un precioso bosque de abedules,  robles albares, mostajos, acebos y avellanos. /PEDRO RETAMAR    

166253576meida
07 Montseny y Fageda de la Grevolosa  (Barcelona)
Un bosque con  hayas que superan los 30 metros de altura, alguno de más de 200 años,  en la comarca barcelonesa de Osona. No es tan conocida ni está tan concurrida como la Fageda d'en Jordà, en la Garrotxa (Girona), otro must del otoño en Cataluña. / GETTY

Puente sobre el río Pirón en el caserío de Covatillas Andrés Campos
08  Hoces del Pirón
Como en el laberinto sin paredes de Borges, la llanura segoviana esconde lugares secretos por los que el viajero suele pasar de largo. A 24 kilómetros de Segovia, siguiendo la autovía de Valladolid y después la CL-603 en dirección a Cantalejo y las hoces del Duratón, se llega al pueblo de Peñarrubias de Pirón, de donde parte una senda señalizada que se adentra, emboscada entre chopos y fresnos, en los cañones de los ríos Pirón y Viejo. En estos parajes inició sus fechorías Fernando Delgado Sanz (1846-1914), último bandolero de la sierra de Guadarrama. / ANDRÉS CAMPOS 

PeticionImagenCA5EX27E
09  Valles Occidentales (Huesca)
Los valles occidentales del Alto Aragón (Hecho, Ansó, Aragüés del Puerto, Borau y Aísa), en la comarca de La Jacetania (Huesca),  esconden algunos de los mayores bosques del Pirineo, que se pueden disfrutar en  parajes como  la foz de la Boca del Infierno o  la Selva de Oza,  donde existe más de un centenar de círculos megalíticos. / JORDI LONGÁS

171162405media
10 Irati (Navarra)
Y por último, aunque no el menos importante (de hecho, es el number one de los bosques españoles): Irati, una de las principales masas forestales europeas, de abetos y hayas, a una hora de Pamplona. / PILAR AZAÑA

Algunos me habéis regañado por no haber metido Muniellos en la lista. Tenéis razón,  es imperdonable.  Corrijo mi error. 

Muniellos Pedro Retamar

11 Muniellos  (Asturias)
La reserva asturiana de Muniellos atesora un bosque único de roble albar poblado por osos pardos, lobos, urogallos, rebecos y trasgos. / PEDRO RETAMAR  

En esta entrada también faltan Redes (Asturias), Saja-Besaya (Cantabria), Tejera Negra (Guadalajara),  la sierra de Cameros (La Rioja) y muchos otros bosques andaluces, riojanos, catalanes, gallegos... Algunos los encontraréis en este otro post: 

_MG_8290
Los mejores sitios para ver (y oír) caer las hojas

Hay 58 Comentarios

qué es un must ????

preciosos los bosques que hay en españa, preciosos, y mas en otoño

Y en León, un hayedo con el premio al bosque mejor cuidado, el más mágico : EL FAEDO DE CIÑERA (http://www.elfaedo.es/)

Y que pasa con los hermosos bosques gallegos, ¿Nadie se acuerda de ellos? http://turismoengalicia.blogspot.com.es/2008/10/galicia-disfruta-los-colores-de-otoo-en.html

ME ENCANTA ESTE POST.
También habría que citar el magnífico bosque de castaños de San Martín de Trevejo en la Sierra de Gata (Cáceres) y muy cerquita, en la Sierra de Béjar (Salamanca) donde habita el Haya más sureño de Europa. Y esas maravillosas Villuercas cacereñas donde habitan los Loros (Prunus lusitanica) supervivientes del Jurásico.

Por la zona de la costa brava también hay unos bosques muy bonitos, a mi me toco estar en esta casa: http://costabrava.apartime.com/es/alojamiento-costa-brava/tamariu/house-in-the-nature-with-pool y teníamos bosque pero la playa también estaba cerca de ahí.

Muy cerca del hotel tenemos el bosque del Betato, un hayedo espectacular. Y, a pocos kilómetros, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, ¡con bosques que sin duda merecen una visita!

A todos los aficionados a la fotografía y a los bosques otoñales, les recomiendo disfruten de 4 min de colores/cascadas/paredes verticales que caracterízan al valle de Ordesa y valle de Bujaruelo, patrimonio de la Humanidad.

Preciosas imágenes del otoño. Nosotros hemos viajado mucho por el mundo pero tenemos pendiente España.

Los tonos marrones del otoño.cambian totalmente los paisajes. Preciosas las fotos. Yo os invitaría a descubrir y disfrutar de la zona sur de Grdos, del Valle del Tiétar y la Comarca de la Vera, desde Madrigal de la Vera, Cáceres, Extremadura. España.

Buenas opciones todos estos bosques, desde luego. Para los que vayáis a visitarlos podéis mirar una guía sobre especies forestales en http://www.elmagoverde.com/Especies

Según mi criterio y conozco más de media España rural en esa preciosa clasificación falta el Otoño del Valle del Jerte

Por favor, me ayudarían mucho si pudieran responder esta encuesta. Es para recolectar información para la planificación de un proyecto a llevarse a cabo en San Pedro de Atacama, Chile. ¡Muchas Gracias!
https://docs.google.com/forms/d/1pBxtlqqrTIrMYIlCg-gDaUm5JQdGw1IOsfsZnuMcQ-k/viewform

Para mí como asturiana que soy, sin duda uno de los más guapos es Muniellos, sin duda, Reserva de la Biosfera por la UNESCO, siendo el mayor robledal de España con más de 5.000 hectáreas.
Un espectáculo de color en otoño.
Os paso un link con más info porque hay que solicitar la visita... http://www.desdeasturias.com/el-bosque-de-muniellos/

Uno de los mejores hayedos de España, sin duda, es el "Faedo" de Ciñera de Gordón (León), que recibió el premio a bosque mejor cuidado de España y que con sus hayas centenarias, también está entre lo más longevos del país: http://saetismo.blogspot.com/2012/10/esplendor-otonal-el-faedo-de-cinera.html

La Sierra de Segura está en la provincia de Jaén y representa el 68 % del parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. En Albacete está la Sierra del Segura

Sin duda: el mejor bosque del mundo es el Monte de Venus, de mi amor

En Granada hay muchos rincones, uno de ellos Los cahorros (Monachil), en el Parque Natural de Sierra Nevada. Es como si te trasladases a los paisajes de los Fiordos Noruegos.

Publicado por: Gordo
Totalmente de acuerdo. A los bares que me gustan voy en compañía de mis personas queridas pero no se me ocurriría vender lo fantásticos que son porque me los quemarían en dos días. Les lectores no semos les úniques que tenemos que ser responsables de negarnos a ser consumidores. Les periodistas también deberían dejar de vendernos la existencia como objeto de consumo.

Publicado por: Gordo
Totalmente de acuerdo. A los bares que me gustan voy en compañía de mis personas queridas pero no se me ocurriría vender lo fantásticos que son porque me los quemarían en dos días. Los lectores no somos los únicos que tenemos que ser responsables de negarnos a ser consumidores. Los periodistas también deberían dejar de vendernos la existencia como objeto de consumo.

Mejor dejar al lector responsable y respetuoso el descubrimiento de estos bosques. Ahora todos estos se llenaran de hordas de domingueros que los llenarán de basura y ruido. Una lástima que el autor no haya tenido esto en cuenta.

después de ver en las playas de Cabo de Gata latas, envoltorios, trozos de papel y de plástico, medias chanclas y chanclas enteras en el entorno 4 a 10 deslumbrantes restos el metro cuadrado (fotografiado), me digo que no deberíais publicar este tipo de articulo. Y yo, que escuchaba hablar las familias con buen acento español, no me creo eso que son los guiris.

La ubicación de los mejores bosques de la península, me los guardo para mí, no vaya a ser que las hordas se pongan en marcha, y los joroben... Se ve que Isidoro no se ha movido todo lo bien que cabe por la península...; casi mejor así...

Todas las cosas que podría haber apuntado ya las han dejado caer en comentarios. ¡No se deja pasar ni una! De Andalucía yo me quedo con Los Alcornocales. Un bosque "raro" no demasiado conocido es la Tejeda de Tosande, que yo recomiendo.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

El Viajero Astuto va dirigido a todos aquellos que han pagado el doble que su vecino de asiento. Un blog práctico donde lo que importa es no perder el tiempo a la hora de encontrar los chollos y la inspiración. Pistas para conocer los pequeños secretos del mundo de los viajes.

Sobre el autor

Isidoro Merino

Isidoro Merino es el especialista de El Viajero para ofertas y temas prácticos. Ha nadado con leones marinos en las islas Galápagos y desayunado con Mickey Mouse en Disneyland París. Trotamundos, fotógrafo y periodista, colabora con el suplemento desde su lanzamiento en 1998.

Eskup

Los blogs de el viajero

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal