Juan Arias

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

Abandonada, pero con cariño de madre

Por: | 29 de febrero de 2012

Niña de dos meses abandonada en são Paulo


Una niña de unos dos meses ha sido abandonada ayer en un carrito de la compra en un supermercado de la zona pobre de São Paulo
. ¿Una más? Quizás. Pero he querido leer para mis lectores las entrañas de la noticia, que no parece en la fría crónica periodística.


Dicen las agencias que una niña de unos dos meses, fue encontrada en un carrito de la compra en el supermercado Bergamais, en el barrio Lauzane Paulista, en la zona norte ( es decir la pobre) de la ciudad de São Paulo, la mayor de América Latina y una de las tres mayores y más ricas del mundo.
Dicen que fue recogida por la Policía Militar y llevada a un hospital y que se encargará de ella el Consejo Tutelar de menores.

Días atrás otro bebé había sido encontrado arrojado en un basurero. Las manos que abandonan estos niños suelen ser manos de mujer, madres. Todas ellas merecen respeto y silencio, porque no tenemos el derecho de juzgar el drama que late en cada uno de estos abandonos.


Pero como hay madres y madres, hay manos y manos. He titulado intencional y polémicamente este post “Abandonada, pero con cariño de madre”. Podrá parecer una provocación. ¿Cómo se puede abandonar a un recién nacido con cariño?

He indagado un poco y he sabido que la niña no estaba mezclada con otros objetos de la compra. Estaba dentro de una cunita, tapada con una manta, cubierta con mimo. Y los médicos dicen que estaba bien de salud.

En el supermercado una mujer, madre de otro bebé se ofreció para darle el pecho a la niña abandonada.  Muchos ya quieren adoptarla.Yo, viendo la foto, y leyendo la noticia, he intentado ponerme en el lugar de la madre anónima que abandonó a su hija. De lo que habrá detrás de ese gesto desesperado. No la abandonó en la calle, como un bulto más. La dejó en un supermercado por donde pasan muchas madres y mujeres. Me la imagino colocando con cariño la mantita para cubrir a su pequeña que estaba con vestido nuevo.

Me imagino quizás su último beso, sus lágrimas mientras salía corriendo para que nadie la viera.
Dicen las agencias que los circuitos de televisión van a intentar localizar a la mujer que abandonó a la niña. Quizás la localicen, quizás vaya a una cárcel, quizás dentro de unos días nadie volverá a hablar de ella. La niña será adoptada y un día se preguntará como yo, qué habría sentido su madre, al tener que dejarla en aquel carrito de la compra, en aquel supermercado.


A lo mejor me equivoco y todo fue diferente. No importa. De lo que no cabe duda es que detrás de cada niño o niña abandonados en un basurero o en un supermercado, late un terrible drama humano, del que todos, digo TODOS, somos en parte responsables.


Ninguna madre, en sus cabales,  deja a su bebé, cubierto con un mantita, para siempre, sin que algo muy duro y muy grave se cierna sobre su vida, generalmente pobre.

Lula ante su último gran reto político

Por: | 29 de febrero de 2012

Lula y SerraLula y Serra

Lula, a quien le encantan los retos, está hoy quizás ante su último y mayor reto político
. Se le ha planteado de nuevo y sin esperarlo un duelo con su mayor adversario el socialdemócrata, José Serrá, que lo llevó al segundo turno en 2002 y que igualmente llevó al segundo turno a la candidata de Lula a las presidenciales, la exguerrillera Dilma Rousseff.

La gran São PauloLa gran São Paulo

Serra perdió las presidenciales- el gran sueño de su vida-  frente a Lula y frente a Dilma, aunque le quedó el premio de consolación de no dejarles ganar en la primera vuelta
. Parecía ya muerto políticamente tras haber sido alcalde de Sâo Paulo, la mayor ciudad de América Latina con 22 millones de habitantes y gobernador del Estado de São Paulo, el más mayor y más rico del país, con tantos habitantes como España.

Lula que consiguió llevar a la izquierda por vez primera a la Presidencia y que consiguió dejar como sucesora en el trono a su elegida como candidata a “dedo”, como bien subrayaba Clovis Rossi en su blog de ayer, ya que ciertamente no era la candidata de su partido, se preparaba para su último gran desafío: conquistar el poder en São Paulo, gobernado desde hace 16 años por el partido de su gran adversario político, el PSDB del expresidente Fernando Henrique Cardoso, que había derrotado a Lula dos veces seguidas y en el primer turno en las presidenciales.

Lula y haddadLula y Haddad


Para conseguir expugnar la gran São Paulo, Lula había preparado una estrategia parecida a la que le dio éxito con Dilma
: buscar un candidato, casi desconocido en São Paulo, el actual ministro de Educación Fernando  Haddad, joven intelectual del Partido de los Trabajadores, pero, que como en el caso de Dilma, no era el candidato del partido, sino de Lula.

Todo estaba preparado para la gran victoria de Saõ Paulo, ante la ausencia en el PSDB de un candidato capaz de desafiar el prestigio de Lula y más después de haber vencido su cáncer. Haddad sería Lula en las urnas, como lo fue en las presidenciales de Dilma. Y la victoria ya estaba prácticamente en sus manos. Hasta que llegó la noticia:la resurrección de su antiguo contrincante, José Serra, que surgió de las cenizas de sus derrotas dispuesto a un nuevo duelo con Lula, no en unas presidenciales, pero sí en unas elecciones con fuertes tintes nacionales ya que la permanencia del PT en el poder dentro del país, pasa por la conquista de São Paulo.
Kassab y Serra



Si era poco, Serra se presenta con una carta que Lula no esperaba: una especie de traición del actual alcalde de São Paulo,
Gilberto  Kassab, que había sido una creación de Serra al que le sucedió cuando éste decidió disputar las presidenciales y que acababa de hacer un medio pacto con el PT, para apoyar la candidatura de Lula. Kassab acaba de crear un nuevo partido (uno más de los infinitos que ya existen), el PSD (Partido Socialista Demócrata) que asegura que

no será “ni de izquierdas, ni de derechas, ni de centro” y que es ya el tercero más numeroso del Congreso.


Kassab ha dicho a Lula que al presentarse Serra, que nadie esperaba, su partido apoyará su candidatura ya que él fue una criatura suya que lo llevó al poder y no puede ahora traicionarlo.
Parece una novela, pero se trata de uno de los casos políticos más importantes de los últimos años.

Es el tercero y gran reto de Lula, el mito eterno que nunca se apaga y que deberá hacer el milagro de derrotar a Serra que sale ya con un 21% de consensos con su candidato Haddad, que tiene sólo un 4%. Exactamente, debe estar pensando, el 4% que tenía Dilma en el primer sondeo cuando él la lanzó, como un desafío hasta a su propio partido y que acabó derrotando a Serra, que había salido en las presidenciales con un 33%.

Nadie apostaría hoy en el resultado de las elecciones en São Paulo, la tierra fuerte del oposicionista PSDB y de su mayor exponente, Serra. Una cosa es cierta: Lula, esta vez menos que nunca puede dejar de ganar. Sería el principio del declive de su mito aún intacto y su derrota podría repercutir significativamente en las presidenciales del 2014 para las que está siempre preparado en el caso, cada vez más improbable, de que Dilma decidiera no representarse. Para ello necesita derrotar de nuevo y esta vez en su reino, a su eterno rival, el anti carisma por excelencia, José Serra.

Lula y Serra (vi~enta-desedida








 

Una madre negra, su pequeño y la solidaridad en un autobús

Por: | 28 de febrero de 2012

Ciudad de Saquarema

Me lo acaba de contar mi mujer emocionada
. Ha venido de Rio hasta aquí, la pequeña ciudad de Saquarema, a 90 kilómetros en el autobús en el que viajan gentes de todas las categorías: catedráticos que prefieren vivir aquí e ir a enseñar a la Universidad cada día, jóvenes surfistas que vienen a disfrutar de las olas de este Atlántico, donde se celebran los campeonatos mundiales de dicho deporte, peones de albañil o empleadas domésticas que van a trabajar a la capital carioca.
 
En el autobús en el que vino ayer tarde mi mujer,viajaba una mujer negra con su pequeño en brazos. Estaba nerviosa porque tenía que bajarse un poco antes de la ciudad, pero no sabía exactamente donde. Mi mujer me contó que el autobús entero se solidarizó con la mujer. Ella iba dando los pocos datos que sabía de donde tenía que bajarse y cada uno de los viajeros empezó a ayudarle haciéndole preguntas: ¿Recuerda si es muy lejos de la playa? ¿Había cerca alguna tienda que pueda reconocer? Y así unos y otros. Hasta el conductor del autobús se envolvió en la conversación e in tentaba ayudar a la mujer despavorida a descubrir el punto en el que debía bajarse.

Mulheres-negras geracoes
“Es increíble como todo un autobús acabó siendo solidarizó con aquella mujer negra”,
me contó mi mujer, que es brasileña de primera generación, pero de padres judíos huidos de Polonia. Me cuenta que su padre, que había venido con 14 años, amaba tanto este país, que consiguió naturalizarse brasileño con años de esfuerzos y burocracias infinitas.
 
Cuando por fin, entre unos y otros, la mujer negra pareció reconocer el lugar donde debía bajarse, cuando vieron que nadie la esperaba, hasta el conductor, conversando con los viajeros comentó: “Es que da mucha pena esa mujer con su pequeño ahí sola, sin que nadie la espere”. Y la conversación preocupada después de la mujer haberse bajado fue “Dios quiera que no se haya equivocado”.
 
Les cuento esta historia porque es real, porque es aún caliente, porque me la ha contado mi mujer que no es fácil de emocionarse y lo estaba. Y la cuento porque el domingo pasado estuve almorzando aquí con la esposa de un alto ejecutivo, un ingeniero que trabaja en grande compañías de petroleo. Son alemanes y han vivido ya en siete países. Tienen una casa preciosa en la Floresta Negra en Alemania, y han decidido jubilarse y vivir aquí, en un pedazo de tierra, rodeada de casas de trabajadores pobres.

Floresta Negra en Alemania
Le pregunté por qué habían preferido jubilarse aquí. Y me respondió
: “Mira, Juan, en Alemania casi todo el mundo tiene de todo y más. No hay pobres, porque hasta los pobres de allí serían ricos aquí. Y sin embargo la gente está siempre descontenta, irritada, encerrada cada una en su mundo. Aquí, no. Yo hablo con todos, todos me saludan, me ayudan cuando no entiendo el portugués, veo sólo caras sonrientes y me encanta la facilidad que tienen para divertirse y estar alegres con nada. Y me llena mucho ese espíritu de familia que se respira entre los pobres y el grado enorme de solidariedad que demuestran cuando alguien está necesitado.

¿Qués es una historia menor? ¿ Qué no tiene gran calado político? ¿Qué también hay brasileños insolidarios? ¿Ricos encerrados en sus castillos sin querer ver la miseria que les rodea? Todo cierto. Y sin embargo, no he visto a un europeo que haya vivido en Brasil y que se haya querido marchar voluntariamente por falta de afecto de sus gentes, de simpatía o de sentido de acogida.
 
De las miserias de Brasil, que las hay y muchas hablaremos otro día, aunque ya lo hemos hecho muchas veces. Ayer, en aquel autobús, cualquier europeo se hubiese sentido por lo menos sorprendido de que todos los viajeros se preocupasen de donde tenía que bajarse aquella mujer. Y era una mujer negra. Sí, sí, también hay racismo en Brasil, pero hay también hay autobuses con pasajeros solidarios y alemanes ricos que prefieren vivir en un pueblo de pescadores donde no hay cines, ni museos, ni nada que huela a lujo. Ellos no tienen ni agua corriente.

Solidariedade


La nueva clase media brasileña se va hacia la derecha

Por: | 27 de febrero de 2012

Ministro Gilberto CarvalhoHay un problema de fondo en la política brasileña que ha aflorado de repente en la polémica entre el ministro Gilberto Carvalho, de la izquierda del Partido de los Trabajadores, y las poderosas iglesias evangélicas que dominan a la nueva clase emergente, llegada de la pobreza y que en el 2002 dio la victoria por primera vez a la izquierda.


La polémica ha sido tan dura que la Presidenta Dilma Rousseff, que se eligió también con los votos evangélicos, tras haberles asegurado que no defendería desde la Presidencia la liberalización del aborto, ha obligado a su ministro a ir al Congreso a pedir perdón a los diputados evangélicos, que militan en varios partidos conservadores y cuentan con más de 40 escaños.
 
Carvalho fue el fiel jefe de gabinete del expresidente Lula da Silva durante sus dos gobiernos y era quien le mantenía las relaciones entre el gobierno y las diferentes confesiones religiosas.Es tan amigo y fiel a Lula que ha declarado que “daría la vida por él”. Su preocupación es con esa nueva clase emergente que se está yendo a la derecha y que comulga hoy más con los valores conservadores de los evangélicos, resumidos en los “valores cristianos”, que con los antiguos movimientos progresistas católicos de las Comunidades de Base, dominadas por el PT y por el ala más progresista socialmente de la Conferencia Episcopal de Brasil.

Igreja3evangelica
 
En el último Foro Mundial Social de Porto Alegre, Carvalho lanzó un desafío: “el PT tiene que disputar políticamente esa clase media a los evangélicos”, afirmó. Y llegó a proponer la creación de medios de comunicación nuevos capaces de “iluminar” a izquierda a esa clase emergente, ya que según él los medios clásicos de comunicación se nutren más bien de “valores conservadores”.
 
Curiosamente, Lula, un político pragmático, que él mismo rechazó siempre la etiqueta de izquierdista, se inclina al revés a que el PT, cree alianzas con la derecha que defiende políticas conservadoras para de esa forma “quebrar la resistencia hacia el PT” de esas masas que un día lo llevaron al poder comulgando con sus programas progresistas y hoy se inclinan hacia quienes les proponen valores de orden, de defensa de la ley y del status quo.
 
Ese cambio de la clase media C llegada de la pobreza, la explican los analistas que estudian el fenómeno. Marcelo Neri, de la Fundación Getúlio Vargas, gran analista de los movimientos subterráneos de la sociedad, explica: “Cuando los pobres empiezan a subir en la vida y empiezan a tener algo que perder, se hacen inevitablemente más conservadores”.


éxodo de fieles catolicos
Amaury de Souza, otro gran observador de los movimientos de masas, recuerda que hoy en Brasil “No sólo la clase C, sino también gran parte de la sociedad es ya conservadora”, si por tal se entiende “el apego a la ley y al orden y a un conjunto de valores relativos al comportamiento individual como familia y vida de sociedad, comprendidos en la llamada “moral cristiana”.


No  acaso las instituciones hoy más valoradas por la sociedad brasileña en los sondeos nacionales  son la Iglesia y el Ejército. La última, los políticos.
 
José Dirceu, a pesar de estar bajo proceso en el Supremo acusado de haber organizado en el gobierno Lula el escándalo del soborno a los diputados, es una pieza clave del PT, desde su fundación y el que llevó a cabo la metamorfosis del “sindicalista barbudo” al hombre de Estado, Lula da Silva, haciendo que empresarios y banqueros le perdieran el miedo.

Dirceu, que conoce como pocos los entresijos del poder, está preocupado porque los pobres emergentes defienden hoy los valores considerados específicos de la derecha, como el no al aborto, el sí a la pena de muerte, el no al matrimonio entre personas del mismo sexo y el sí a las iglesias evangélicas que encarnan todos esos valores conservadores. ¿Qué debería hacer la izquierda y concretamente el PT para que la criatura no se revuelva contra el creador, para que los pobres, sacados de la miseria por la izquierda lulista, no se les vayan hacia la peor de las derechas?

Lula con pobres
Lula con los pobres que llegaron a la clase media

Ese es el gran dilema. Eso es lo que ha intuido el progresista ministro Carvalho y el mismo Lula. La tentación para unos y la única salida para otros, si se quiere que el PT pueda seguir teniendo voz y voto en esos millones de nuevos “no pobres”, es lo que propone el analista político Alberto Carvalho de Almeida, del Instituto Análisis, para quién la política debe adaptar su discurso a las nuevas formas de pensar de la gente. “Si la clase media C se convirtiera en mayoría y conservadora”, afirma, “el PT no tendrá más remedio que presentar un discurso más conservador si quiere mantenerse en el centro del poder”, ya que, según él, esa Clase C “está empujando a toda la sociedad brasileña hacia la derecha”.
 
Difícil dilema para el PT que ya fue el mayor y más importante partido de izquierdas de América Latina y que podría ser derrotado por los mismos a los que les rescató de la miseria y les devolvió la dignidad de ciudadanos.

Charge-classe-social-copy


Las inexplicables amistades entre animales

Por: | 25 de febrero de 2012

¿Es posible una amistad verdadera entre un monito y una paloma? ¿O entre un elefante y una oveja? Mientras en el Congreso de Brasil se discute un documento sobre el derecho de los animales y las penas contra quienes los maltratan, el libro de la periodista, Jennifer Holland, de la revista National Geographic, titulado Unlikely Friendships, ha sorprendido con sus 47 historias sobre amistades entre animales los más diferentes, así como con las  tiernas fotos que certifican dichas amistades.

Poratada libro



El libro publicado por la editorial Workmann Publishing, que está entusiasmando en Brasil a los amantes de los animales y que ha calentado las redes sociales, replantea otra característica del comportamiento animal, poco estudiado científicamente y que cada vez interesa más a millones de humanos: la amistad, algo que siempre se ha considerado como uno de los sentimientos más nobles del Homo sapiens, y que ha sido cantada por todos los grandes poetas desde la antigüedad a hoy.
 
Hasta ahora conocíamos sobretodo ciertos aspectos de nuestros animales domésticos, que recordaban algunos rasgos de la amistad entre humanos, especialmente entre perros, o entre gatos, y hasta entre las dos razas consideradas antagonistas desde siempre, hasta el punto que la sabiduría popular había acuñado eso de entenderse como “perros y gatos”.

Historias de amistad entre perros y gatos nos son ya más comunes. Lo que el libro de Jennifer propone de nuevo es que esa amistad, a veces entrañable y duradera, como ella ha podido comprobar a través de años de observación, existe también entre animales que aparentemente nada tendrían de común, como un elefante con una oveja o un mono con una paloma.


Elefante y oveja

 
Más aún, se ha podido comprobar entre dos animales cuya amistad desafía a la misma naturaleza de ambos, como la de un hámster y una culebra, ya que esta última, por instinto y por exigencia biológica debería alimentarse con el hámster. Una de las historias de amistad que impresionan de ese libro de la periodista de National Geographic, una publicación de absoluta solvencia científica, es la amistad que presenta y certifica entre un perro golden retriver chino y una carpa. Ambos, perro y pez, se encuentran y se besan cada día.

Golden retriver
 
Según la autora del libro, algunas de estas amistades podrían explicarse porque a veces pueden suponer algún beneficio para ambos, pero existen otros casos, en los que la amistad entre dos animales totalmente diferentes “permanece inexplicable”, como la de una cría de león y un cerdito.
 
Habrá quien objete que esas amistades se dan sobretodo entre animales en cautividad, donde tienen satisfechas sus necesidades vitales. Según la bióloga Barbara King, especialista en primates, eso es cierto, porque en cautividad los animales “están más relajados y fluye mejor en ellos la energía emocional”. Sin embargo, añade, ello se debe también a que nos es más fácil documentar esas amistades que las de los animales al estado natural, pero que existen igualmente.


Goprila con gato

 
A propósito del caso del perro Titã, que propuso la discusión en este blog sobre la posibilidad de “gratitud” de los animales, al no querer separarse un minuto de la veterinaria que lo había salvado después de haber sido enterrado vivo, se creó entre los lectores un acalorado debate sobre si un animal puede llegar a ser tan agradecido o más que muchos humanos.

La periodista Jennifer, repropone ahora  otro desafío animal: la capacidad de amistad entre ellos. Hoy, al igual que la gratitud, también una amistad sincera entre humanos aparece cada vez más difícil y rara de encontrar, al haberse prostituido las relaciones humanas tiznadas de interés que impiden una amistad al estado puro de su sublimidad.

Animales-amistad




Ahora, el nuevo libro sobre las amistades más inverosímiles entre animales vuelve a desafiarnos a los humanos. ¿No podríamos aprender de ellos a ser un poco menos humanos, es decir, un poco menos interesados en nuestras relaciones y amistades y un poquito más “animales”, ese reino aún desconocido donde son capaces de ser amigos desinteresadamente hasta un elefante y una oveja?


Entre nosotros es a veces difícil la amistad entre un blanco y un negro, entre un cristiano y un islámico, entre uno del PSOE y uno del PP,  y hasta entre un "normal" y un homosexual. ?O estoy equivocado?

Cão_leopardo[7]


!Atento Brasil a los muertos del tren argentino!

Por: | 24 de febrero de 2012

Me imagino que los políticos brasileños, estarán tomando nota de la tragedia del tren argentino que podría repetirse un día aquí no sólo en los trenes, que apenas existen, pero sí en las carreteras que, desgraciadamente substituyeron a los trenes. El balance asustador de las víctimas mortales del trafico en Brasil es de 42.000 anuales, de las cuales, 24.000 en carreteras.

Buracos-em-estradas-28-10-09-470x313
Estoy de acuerdo con el genial escritor argentino Martin Caparrós
, que lo ocurrido en Buenos Aires más que un accidente es una “metáfora sangrienta, burla siniestra, grito que nos grita”. Es eso.
Y duele más por lo que nos recuerda Jorge Marirrodriga, que fue corresponsal de este diario en Buenos Aires,es decir que  Argentina ya tuvo un día “la mejor red ferroviaria de Sudamérica y la más extensa del mundo”.

Buscando, como siempre, un chivo expiatorio, hoy se tiende a culpar a las siempre perversas privatizaciones. Es posible que lo hayan sido en este caso, pero esas mismas privatizaciones han creado magníficos trenes en otros lugares. ¿No será más bien la incuria política, la corrupción política, la politización de las obras públicas o privadas, los culpables de esas y otras tragedias?

He titulado este post “!Atento Brasil”, aunque este país se encuentre en una situación opuesta a la de Argentina. Prácticamente, Brasil no tiene red ferroviaria y la que tiene da pena. De los 29.000 kilómetros teóricos de tren, 10.000 fueron creados por el emperador Pedro segundo. La red ferroviaria brasileña es del 1950 y como dicen los expertos “tiene la cara del siglo XIX”.

Los trenes de cercanías por ejemplo que llevan a miles de trabajadores cada día a Rio de Janeiro son continuamente objeto de accidentes, de descuidos, de una red envejecida y de escenas de esos miles de trabajadores gritando en vano, su protesta ante los fallos estructurales.

Protestas tren rio
Manifestaciones en los trenes de cercanías de Rio



 
Ahora Brasil quiere construir el primer tren de alta velocidad para unir Rio con São Paulo. Son años de discusiones. Se critica que el Estado va a ayudar a las empresas más de lo que debería con garantías que un día podrían recaer sobre el tesoro nacional.

Ya que Brasil está empezando a querer reconstruir su red ferroviaria, que aprenda de la tragedia argentina y de lo que se oculta bajo ella, ese “grito que no grita” de Caparrós. En verdad, Brasil tiene ya el drama de sus carreteras nacionales apellidadas de “carreteras de la muerte” con el triste y trágico balance del que ya hemos hecho mención. No son accidentes que recorren la información mundial como el del tren de Buenos Aires, pero que son algo real, que está ahí. Son un río de muertos al día.
 
Todo lo que se está escribiendo sobre el desastre argentino y la incuria de sus ferrocarriles durante años, sobre las concesiones a privados “sin control” y de las excesivas ayudas de los bancos públicos a las empresas privadas, dejadas a sus anchas, podría mañana aplicarse a este país, si es que ya no lo está sufriendo.

Es el tema de los trenes, de las carreteras y de la construcción de las grandes hidroeléctricas. Sin ir más allá, la Presidenta Dilma no pudo ir a inaugurar días atrás, una parte de las obras de la transposición del Rio San Francisco, porque fue avisada que varias obras estaban paradas, medio abandonadas y exigió, irritada, explicaciones, a todos los responsables de vigilar las obras desde el Ejército a los órganos estatales.
 
Una vez más, no se trata tanto de privatizaciones sí o no, de concesiones sí o no, de colocar o no demasiado dinero público o no en obras de capital mixto y menos aún de nacionalizar lo ya privatizado. Y menos en Brasil, donde las privatizaciones llevadas a cabo por el expresidente Cardoso, fueron claramente un acierto, desde la telefonía a la minería. Se trata de gerencia política, de vigilancia contra la corrupción, de excelencia en los proyectos y de continua vigilancia después de lo ya llevado a cabo. Y de no usar a los ciudadanos como víctimas siempre de las deficiencias de las infraestructuras y de las intrigas políticas.

Carreyeras (30
Carreteras de Brasil- 24.000 muertos al año



Argentina docet

Por qué en Brasil todo es gigante menos los bikinis

Por: | 23 de febrero de 2012

AmazonasEmbrapa(2)



La Amazonia con sus rios gigantes

 

Los minimalistas que no vengan a Brasil. Aquí todo es grande, superlativo. El “menos es más” no es la filosofía de estos trópicos. Aquí todo es gigantesco, hiperbólico. Hijo de este estilo brasileño de abundancia, lo es como ninguno, el extornero y expresidente de la República, Lula da Silva, cuyo lema era que en Brasil todo es mayor que en el resto del mundo.

Característico de la política de Lula es el superlativo: “Nunca antes en la historia de este país”, era su frase favorita ante lo que acontecía en su gobierno. Conoce como nadie esa mayusculonidad del brasileño y llegó a pedir a las fábricas de condones que los hicieron mayores porque, a su parecer, “resultaban pequeños para los brasileños”.

Se dice que los niños italianos nacen con el arte en sus cromosomas porque en cuanto abren los ojos no ven a su alrededor más que arte. Según la ONU, en efecto, el país de Dante posee hoy el 36% del arte del mundo. De los niños brasileños se podría decir que nacen con el sentido de la inmensidad en sus ojos.

Inmensas son sus plantas y árboles, algunos los mayores de la Tierra. La famosa estrella de Navidad, en nuestros tiestos de Nochebuena aquí es un árbol frondoso. Inmensas son sus selvas. Sóla lo Amazonia tiene más de seis millones de  kilómetros cuadrados y sus playas vírgenes ocho mil. Y Brasil posee la friolera de 436.000 especies de plantas y la mayor biodiversidad del Planeta.

Arbore

El árbol mayor de Brasil (Samaúma)


Sus plantaciones de soja se pierden en el horizonte como sus rebaños de ganado. Son enormes los animales. Aquí nuestras mariposas tienen dos nombres: la borboleta, que es las mariposa diurna con sus colores infinitos,  y mariposa, las de la noche, parda, capaz de cubrirte la cara. Nunca olvidaré una noche que dormí en Mato Grosso, en la pequeña ciudad de São Felix de Araguaya, donde era obispo el famoso Pedro Casaldaliga, un verdadero santo. Me tumbé a dormir, junto con otros ocho periodistas en unos barracones donde solían descansar los campesinos cuando veían a escuchar sus charlas. Eran jergones viejísimos de hojas de maíz.  No había luz. Mientras dormía, sentí que un bicho se había posado en mi cara cubriéndola por completo. Di un salto y busqué mi pequeña linterna. Pude ver por primera vez aquella mariposa gigante que más bien parecía un pajarraco.

Mariposa
Mariposa nocturna

Ahora ya me he acostumbrado a ver lagartos de más de un metro y a tener que parar el coche para dejar atravesar una boa con su paso lento y majestuoso. Y no vivo en la Amazonia. Vivo aquí, a dos pasos de Rio, en la playa. JiboiaJiboia (boa)

Cuando llegué a Brasil van a hacer ahora  14 años, lo que más me chocó fue ver los letreros totalmente desproporcionados de las tiendas, generalmente mayores que la misma tienda. Cuando escriben, los brasileños suelen hacerlo con letras grandes, muchas veces con mayúsculas.

Aquí prácticamente no existen periódicos tabloide, son todos de esos que no puedes abrirlos en un autobús o en el metro. Es superlativa la burocracia, los títulos de los diputados, senadores y jueces. Se usa muy poco el tu.
 
Son gigantescos sus carnavales: los de los sambódromos y los de la calle. Este año en el de Bola Preta desfilaron en Rio dos millones y medio de personas, en paz y masticando la fiesta.

Bloco Bola Preta

Desfile de Bola Preta en Rio ( 2.5 millones de personas)


Es grande, aquí la generosidad y grande aún la pobreza. Enormes las diferencias sociales; inmenso el número de diputados, de partidos, de concejales (acaban de autorizar siete mil más) de empleados en las tiendas. He visto hasta diez en un pequeño comercio de pueblo que vendía ropa de cama y 24 en un bar del mismo pueblo.

Es inmensa la simpatía en las tiendas. Hasta te indican donde puedes encontrar lo mismo más barato. Nunca tienen prisa. Mi hija, aquí de vacaciones, en una de esas tiendas no aguantó más y les dijo: “¿Pero aquí son todos siempre tan amables como ustedes?”. Lo son.

Menina FelizSimpatía juvenil brasileña


Inmensas sus carencias e inmensas sus posibilidades.

Son enormes los intereses que hay que pagar a los bancos: hasta el 140% anuales si te pasas en la tarjeta de crédito. Y enormes los intereses que te pagan por tu dinero depositado: un 11%. Es grande la creatividad de estas gentes. Se las arreglan como pueden para salir adelante y ganarse un dinero: venden cosas en la calle, abren un bar al abierto en la puerta de casa, venden ropa que van a comprar a los mercadillos de la región y hasta en Paraguay.
 
Es superlativa su resignación: no se desesperan ante las tragedias. Cuando estas explotan, nunca he visto escenas espectaculares de llanto, maldiciones a los políticos. Sólo exponen sus llagas con una atávica resignación. En las filas de kilómetros atrapados en el tránsito de las carreteras, lo mismo. A veces hasta bromean.
 
Es grande la exposición y la importancia que se le da al cuerpo, que para ellos no es vista sólo como erotismo. También su sexualidad es exuberante siempre. Y ahora llego a los bikinis, lo único mínimo en este país. Aquí nació el famoso bikini llamado ‘hilo dental”, para dejar bien a la vista esa reina de los brasileños que es la “bunda”, simpática palabra de origen africano, casi objeto de culto.
Los bikinis, que a pesar de atraer por su estética y colorido a las mujeres europeas, acaban no comprándolos porque dicen: “Eso yo no me lo puedo poner en España”. Demasiado invisibles.

Es lo único pequeño en Brasil porque necesitan exponer el máximo de su cuerpo como algo natural heredado quizás de sus raíces indígenas y africanas más que europeas. Y el bikini es eso, es nada. Es más un símbolo. ¿Entonces por qué en Brasil las mujeres no pueden aún ir a la playa con los pechos al aire? Muy sencillo: porque esos bikinis minimalistas son muchos más sexuales así, dejando ver y no ver. Son más eróticos.

Mini bikini






Y para acabar, también la política y la justicia son hiperbólicas, complicadas con más de 40 partidos. Son desorbitados las diferencias de sueldos que pueden llegar hasta a 140 veces de diferencia entre, por ejemplo un diputado y un maestro de escuela.

Son inmensas las riquezas de Brasil: sus yacimientos de petroleo y minerales, su ganadería que se mide por millones de cabezas, sus plantaciones de miles de hectáreas de cereales. Es todo tan grande que hay una ley que hasta cien hectáreas de tierra no tienes ni que justificarlas. Es una nimiedad. Aquí, uno que se respete debe tener una finca por lo menos de mil hectáreas. Qué menos.
Inmensas sus carencias e inmensas sus posibilidades.

Cuenca-amazonas-deforestacion

Inmensa también la destrucción de la selva

 
No existe nada que quepa en una caja de cerillas ni nada tan grande capaz de crear admiración.
Ah, sí, menor aún que los bikinis, es en Brasil la ausencia de soledad. En la calle, en el autobús, en cualquier lugar puedes hablar con el mayor desconocido como si fuera tu viejo amigo que acabas de encontrar. Y todos te saludan al pasar.
 
Esa sensación de no soledad es quizás lo más gigantesco de Brasil. Es eso lo que más he apreciado desde que puse pie en esta tierra de contrastes. También ellos enormes.



El desempleo juvenil en Brasil cae por la mitad

Por: | 21 de febrero de 2012


A contramano de los países ricos, a los jóvenes brasileños les es cada vez más fácil encontrar trabajo, hasta el punto que desde 2003 a hoy, el índice de desempleo juvenil ha caído casi un 50%, pasando de un 23,4%  al 13,4% actual.
 
Hoy es difícil que un joven en busca de trabajo, no lo encuentre. Quizás el problema se aún la falta de preparación para poder optar a un trabajo más cualificado, porque muchos de los chicos y chicas entre 15 y 17 años habían estudiado sólo la primaria. Y hoy Brasil está necesitado, dado su dinamismo económico, de mano de obra especializada.

Escuela tecnica (2)
Escuela técnica para 2.600 alumnos recién inuagurada en Saquarema ( Rio de Janeiro)



Hay  sin embargo, un elemento nuevo, que está naciendo en la clase media C, la llegada de la pobreza, en la que las familias pueden ya permitirse el lujo de dejar a uno hijo hacer cursos de especialización, sin necesidad de que trabajen, como en el pasado, para poder ayudar a la familia a salir adelante.

Junto a ello, existe también cada vez más clara en miles de jóvenes la conciencia de que si quieren vivir mejor y ganar más tienen que volver a estudiar. E incluso los que trabajan, se esfuerzan para hacer cursos nocturnos o recortar tiempo libre los fines de semanas, para preparar alguna especialidad técnica.
 
Es el caso de Aline, una joven madre de un hijo de tres años. Trabaja, pero está haciendo un curso técnico de administración de empresa en el Instituto Microlins los sábados por la mañana. Y al mismo tiempo, dos veces por semana, asiste en el mismo Instituto a un curso intensivo después de su trabajo para aprender un programa superior de internet que le permita mañana poder trabajar en una empresa, dando el salto de trabajadora doméstica, a algo más especializado. Para poder pagarse los cursos, sin gravar sobre la renta familiar (su esposo es basurero de la municipalidad), hace de manicura y  pedicura con sus amigos o deja de comprarse una ropa.

100_1028

Aline, su esposo Celso y su hijo Ygor, durante la Nochebuena pasada (2011)



Ello está haciendo que hoy el trabajo doméstico en el que acababan sobretodo las chicas que no se profesionalizaban, ya no es para ellas su primero opción, afirma Climar Azeredo, gerente del instituto de Investigación Mensual de Empleo del Instituto  Brasileño de Geografía y Estadística ( IBGE). Para él, eso supone “un cambio en la estructura del mercado de trabajo y el joven es el protagonista de ese proceso”.

A su vez, según ha declarado, Marcelo Neri, jefe del centro de Políticas Sociales de la Fundación Getúlio Vargas (FGV) al diario O Globo, “el joven brasileño es más optimista en una comparación hecha entre 132 países Existe, sin duda, una mejora, y existe la percepción de que las cosas aún van mejorar”. Y Neri es uno de los investigadores de la FGV, capaz de percibir hasta la más mínima tendencia nueva en la sociedad brasileña.

Un problema existe, sin embargo y es que los sueldos de ocupaciones más bajas han crecido más que los de aquellos jóvenes que han cursado estudios superiores. Un ejemplo clásico es el de una limpiadora de casas por horas que gana el doble de una maestra de escuela. La limpiadora gana 70 reales por día de trabajo y consigue ganar así al mes hasta 1.400 reales, mientras que el sueldo de un maestro aquí, donde yo vivo, es de 700 reales.
 
Junto al optimismo de los jóvenes en la busca de empleo existe también en Brasil un fenómeno opuesto al europeo. Aquí un hombre o una mujer con más de 50 años que se recicla y consigue hacer un curso de cualificación, aunque sea en el campo de la hotelería, no tiene problemas para encontrar trabajo enseguida.

De 2003 hasta 2011, el índice de desocupación de profesionales con más de 50 años pasó de un 5,3% a un 2,3%.lo que ha hecho afirmar a João Sabóia, catedrático del del Instituto de Economía de la Universidad Federal de Rio de Janeiro (UFRJ), que ello “significa ya pleno empleo”.

Juventude

 

La juventud brasileña es de las más optimistas del mundo de hoy


Expulsada de la escuela por pintar el pelo de azul

Por: | 20 de febrero de 2012

La expulsión de la escuela de una estudiante de 16 años por pintar su pelo de azul, ha indignado a sus compañeros de clase y ha hecho arder las redes sociales.

Cbelo azul (2)



El padre de la alumna de segundo año de bachillerato, el abogado Guilhermo Diamantino, ha matriculado ya a su hija en otra escuela y ha decidido procesar a Danival Roberto Alves, director del Colegio Cinetista José Ferreira de la ciudad minera de Uberaba.
 
Según Mário Lucio Quintão Soares, consejero de la Orden de Abogados de Brasil (OAB) la decisión de la escuela “hiere el derecho básico a la dignidad de la persona humana”. Para él “de ningún modo un educador puede prohibir el comportamiento de la alumna de pintar su pelo de azul” y se ha tratado de una decisión “conservadora, atrasada y anacrónica”.

El padre de la joven intentó dialogar con la escuela para convencerla del absurdo de la decisión, pero su director Alves, “fue inamovible” alegando que “o su hija se sometía a la disciplina del colegio o lo abandonaba”.
 
Lo curioso del caso es que no se trata de una escuela perdida en el mundo rural del norte pobre del país. El Colegio está en la rica ciudad industrial y ganadera de Uberaba, en el famoso triángulo de Minas Gerais el tercer Estado más importante del país, famoso por su dinamismo moderno y su fuerte cultura.

Uberaba

Ciudad de Uberaba en Minas Gerais

Sin contar que Brasil posee aún una gran componente y tradicción indígena. Y en la cultura de todas las tribus indígenas la pintura no sólo del pelo sino de todo el cuerpo hace parte de su idiosincrasia como confirman los antropólogos.

Indigenas (2)Jóvenes indigenas brasileñas



La joven a la que su padre le ha pedido que no de entrevistas, afirmó sólo en sus primeras declaraciones en Facebook, que se trató de una situación “humillante, frente a los otros alumnos y colegas”.

El caso podría parecer anecdótico, pero no lo es. De ahí que hasta los grandes diarios nacionales se hayan interesado de él. Con los graves problemas que tiene hoy la enseñanza en general y concretamente en Brasil que aparece con los índices de calidad escolar de los más bajos del mundo, expulsar a una estudiante por ir a clase con el pelo pintado de azul, resulta como mínimo chocante o “anacrónico”, es decir fuera del tiempo en el que vivimos, como ha dicho el abogado Soares.
 
Esa absurda prohibición a la joven, reviste una importancia de fondo porque acecha al recorte de las libertades individuales. Y como dicen juristas y piscólogos, “no existen heridas pequeñas a la libertad”. Se empieza por prohibir pintar el pelo y se acaba prohibiendo hasta el pensar con el propio cerebro.

 Hay quien ha recordado que todos los fascismos y todos los dictadores han comenzado por prohibir cosas que parecen casi anécdotas y acaban matando la democracia y la libertad.    A mi me recuerdan las prohibiciones durante el franquismo en España, cuando estaba prohibido a las mujeres ir en bikini a la playa. No podían ir, decían, en traje de baño de “dos piezas”. Y mandaban a los guardias a las playas a vigilar a las mujeres.

 Me acuerdo del chiste que surgió al respecto. Un guardia encuentra en bikini a una turista extranjera, que no conocía la prohibición y le espeta en la cara: “Señorita usted no puede llevar un traje de baño de dos piezas”. Y la turista le responde: “Pues entonces, señor guardia, me diga cual de las dos me quito”.

 La joven brasileña ante el director reaccionario que le prohibía pintar el pelo de azul, podía haberle respondido: “Director, ?de qué color le gustaría que me lo pintase, de verde, de naranja, de oro o de betún?”

Alumna con su padre
La alumna expulsada con su padre, el abogado Guilhermo Diamantino





    Se empezó, durante el franquismo prohibiendo a las mujeres vestir el biquini y el régimen dictatorial  acabó prohibiéndolas cosas más graves e importantes como divorciarse o abortar.Se empezaba prohibiendo publicar los suicidios en la prensa y se acababa con los censores dentro de las redacciones de los periódicos decidiendo por su cuenta lo que los periódicos podían o no podían publicar.

La libertad individual y colectiva es el gozne de toda democracia que se digne de serla. Cualquier brecha en ella es una semilla autoritaria de la que suelen brotar todas las dictaduras de la Historia.

Alumnos de chica cabelos azules

Alumnos de la escuela Cinetista José Ferreira en solidariedad con su colega

La escuela de samba Tom Maior, sorprendió en São Paulo, con un dura crítica a la corrupción política. Fue la última que desfiló del grupo especial en el sambódromo de Anhembi, rival del sambódromo de Rio de Janeiro.


TOm-Maior

 
Sin olvidarse de la esencia de las escuelas de samba que mezclan fiesta, erotismo y cultura, Tom Maior abordó abiertamente la corrupción política que azota Brasilia así como las grandes injusticias sociales, fuente de violencia en el país.
 
Bajo el lema bíblico: “Paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad”, el “enredo” de Tom Maior, aprovechó el tema de la paz, para criticar las desigualdades sociales que engendran inseguridad en las ciudades brasileñas.

No sólo. Azotó con sus críticas a la corrupción política y a la impunidad, una de las características de este país donde los políticos corruptos nunca acaban en la cárcel y hasta vuelven a ocupar sus escaños en el Congreso o la presidencia de gobiernos locales. Las alas, en sus disfraces lujosos presentaron a ángeles del apocalipsis, mostrando la destrucción del Planeta y la degradación de la paz entre los hombres.

 
Pero fue sobretodo el tema de la corrupción política “que crea desarmonía” en el país, la que más llamó la atención, destacada por las reinas medio desnudas del desfile. Bajo el lema “Limpiando Brasilia”, la escuela Tom Maior pedía que acabase la corrupción política. El carro alegórico mostraba una gran bandera de Brasil y basureros escalando el Congreso Nacional para limpiarlo de la corrupción.

En la base del carro, la escena más dura: ratas vestidas de traje oscuro representando a los políticos corruptos”.

Para que no todo fuera crítica la Tom Maior presentó a un caracol gigante símbolo del animal que lleva su casa a cuestas. Dentro de la estructura, casitas y barracas sencillas y limpias,  simbolizaban las favelas de Rio ya pacificadas y viviendo en armonía sin la violencia de los narcos.


La crítica escuela de samba paulista, mostró las grandes personalidades mundiales que trabajaron y sacrificaron su vida por la causa de la paz mundial como Mandela, Gandhi, Betinho, un héroe de las favelas de Rio, y Madre Teresa de Calcuta.

Ángeles y estrellas simbolizaban en el último carro alegórico, la utopía de un mundo pacificado y sin los horrores de la violencia que en Brasil se cobra 50.000 vidas cada año la mayoría de jóvenes pobres y éstos, negros o pardos.

TomMaior (grande

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal