Juan Arias

Los diez millones de brasileños de origen español

Por: | 26 de marzo de 2012


Españoles emigrando para BrasilEspañoles emigrando para Brasil

En los últimos 150 años, casi un millón de españoles desembarcaron en Brasil para echar raíces y mezclar su sangre con este pueblo que hoy cuenta con 10 millones que llevan apellidos de nuestros antepasados. Forman una verdadera comunidad y se sienten orgullosos de sus orígenes.
 
Brasil debe mucho a la mano de obra española. Desde la más humilde de los inicios de la emigración cuando llegaban aquí en busca de trabajos duros, hasta la llegada más tarde de profesionales de todo tipo que ayudaron a hacer grande a este país.

Como dice hoy en un artículo de Opinión del diario O Globo, el abogado brasileño, Heitor Bastos Tigre, los brasileños de origen y sangre española “están en todas partes: en los bancos, en las industrias, en el comercio, en los servicios públicos, en los cuarteles, en el Congreso Nacional, y hasta en la diplomacia”. Y añade: “Son nuestros compañeros en la lucha diaria por la sobrevivencia”, y se pregunta con amargura: “¿Es a esa gente a la que queremos maltratar cuando piden para entrar en Brasil?”

Eso, a propósito de la decisión tomada por el gobierno brasileño de usar la llamada “reciprocidad” a los españoles que entran en Brasil, es decir, exigirles los mismos requisitos y con la misma severidad con la que los españoles tratan a los brasileños que pretenden visitar España.


Según informaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores de Brasil, desde 2007 a hoy, casi diez mil brasileños fueron impedidos de entrar en España y entre enero y agosto de 2011, los brasileños que tuvieron que volver sin poder entrar en España fueron 1.005.
 
Brasileños en EspañaBrasileños en España

En un debate abierto ayer en el diario O Globo, junto a la opinión del abogado Bastos que cree que existen otros canales diplomáticos para resolver el problema que el del “ojo por ojo y diente por diente”, de la llamada “reciprocidad”, que debe traducirse por “venganza”, el diario defiende que es justo que las autoridades brasileñas exijan esa reciprocidad que debe ceñirse al cumplimiento extricto de las leyes.

El problema es que existen lazos estrechos que unen a España con Brasil y más en este momento, donde cada vez más brasileños desean visitar y disfrutar con nuestro país y otros tanto españoles desean disfrutar igualmente de las bellezas brasileñas y de la cordialidad de sus gentes, y más en vísperas  de los dos grandes acontecimientos deportivos del Mundial de Futbol y de las Olimpiadas de Rio. Justo en este momento, la peor de las soluciones del conflicto en acto sería la dureza, el “yo aún más”.

Como dice Bastos “Tenemos una deuda con esos diez millones de brasileños de origen español, que nos dieron sudor, lágrimas y sacrificio sin lo que no se genera crecimiento ni se crea riqueza”.
Lo que va a traer esa ley de la “reciprocidad”, que como principio jurídico puede ser justa, es castigar a cientos de miles de españoles y de brasileños que cada vez se sienten más hermanos.
Emigrantes españoles en Brasil
Hacen mal los españoles en no saber discriminar con inteligencia quienes pueden o no entrar en nuestro país, para que no sea la gente común, los brasileños amantes de nuestro país, los que acaben pagando el pato de los desarreglos de algunos y sufriendo inútiles y vergonzosas humillaciones en nuestras fronteras como está acaeciendo cada día con mayor frecuencia.

Tienen razón los brasileños en sentirse ofendidos por esos desmanes de nuestros gobernantes y pueden  caer en la tentación de hacer ello lo mismo con nuestros turistas. Sin embargo, dadas las premisas anteriores, de los lazos que nos unen a los dos pueblos, es cierto que ambas partes deberían ser más creativas para buscar una solución al problema sin agravarlo aún más.

Y justamente, mientras escribo este post, llega a Brasil la noticia de que el gobierno de los Estados Unidos ha ofrecido a los brasileños que desean visitar aquel país toda una serie de facilidades y privilegios. Y hasta se habla de acabar con la obligación del visado para los brasileños que  deseen visitar aquel país.

Hoy, Brasil es el país, junto con México, que más facilidades va a tener de viajar a los Estados Unidos ¿Es posible que los españoles sean más severos al recibir a los brasileños de lo que lo son los Estados Unidos?

¿Es que España considera más peligrosos a los brasileños de lo que los consideran los norteamericanos? Y lo que digo de los españoles lo repito para los brasileños. ¿Qué miedos les dan los españoles que desean disfrutar de este país?

Ojalá la diplomacia, el sentido común y el agradecimiento mutuo de dos pueblos hermanos, consiga encontrar una solución menos punitiva y más fraterna que la del “ojo por ojo”.


El Rey Juan Carlos y LulaEl Rey Juan Carlos y Lula en Madrid

 

Hay 61 Comentarios

En España los idiomas más interesantes para estudiar son los oficiales el español y la lengua portuguesa. Brasil es un estado federal, el idioma oficial es el portugués, el lema de la bandera de Brasil es " orden y progreso". En España existe la neurosis del nacionalismo, de las lenguas autonómicas, en Brasil no tienen la neurosis de las lenguas, son todos brasileños y estiman la bandera de Brasil y la lengua portuguesa, enhorabuena por Brasil, ojalá en España fuéramos como Brasil en ese sentido.

En España los idiomas más interesantes para estudiar son los oficiales el español y la lengua portuguesa. Brasil es un estado federal, el idioma oficial es el portugués, el lema de la bandera de Brasil es " orden y progreso". En España existe la neurosis del nacionalismo, de las lenguas autonómicas, en Brasil no tienen la neurosis de las lenguas, son todos brasileños y estiman la bandera de Brasil y la lengua portuguesa, enhorabuena por Brasil, ojalá en España fuéramos como Brasil en ese sentido.

YO ESTUDIE FRANCES 4 ANOS Y ACTUALMENTE PUEDO MANTENER UNA CONERSACION EN FRANCES.ESTUDIAR FRANCES ME HA ENSENADO HA EXPRESARME DE UNA MANERA DISTINTA QUE EN ESPANOL UNICAMENTE. PERO YO OBSERVO POR LO POCO QUE CONOZCO DE PORTUGUES QUE ES UN IDIOMA QUE NO TIENE ESE "ALGO" O QUE CARECE DE ESE" ALGO" QUE TIENEN LAS LENGUAS FRANCESA Y ESPANOLA

YO ESTUDIE FRANCES 4 ANOS Y ACTUALMENTE PUEDO MANTENER UNA CONERSACION EN FRANCES.ESTUDIAR FRANCES ME HA ENSENADO HA EXPRESARME DE UNA MANERA DISTINTA QUE EN ESPANOL UNICAMENTE. PERO YO OBSERVO POR LO POCO QUE CONOZCO DE PORTUGUES QUE ES UN IDIOMA QUE NO TIENE ESE "ALGO" O QUE CARECE DE ESE" ALGO" QUE TIENEN LAS LENGUAS FRANCESA Y ESPANOLA

Olá, Jorge
Certamente, você tem razão, mas prefiro apostar que as coisas vão melhorar e que nossos governos se importem com o humano que reside em nós; ou com a essência que somos, se preferir. Apesar de todos os pesares, prefiro acreditar que isso tudo vai mudar e jogo meus dados na Educação. O Brasil ainda não acordou para exigir de seus políticos os seus direitos: o direito de uma vida digna, da construção de jovens com pensamentos críticos, conscientes e preparados para um futuro próspero que os aguarda. Por enquanto, caro Jorge, não me parece que há essa preocupação: uma população "feliz", que acha que joga um excelente futebol, que vive de novelas e realities shows... Ainda assim, acredito... um dia esse povo vai cansar de sua vida de gado...

Sobre parentes, há muito perdemos contato com os nossos... A despeito disso, vou aportar por aí qualquer hora... Ah, se não vou...
Abraços fraternos,

Juan, usted dijo que se siente medio gallego, pues residió en Galicia desde los 2 años de edad hasta los 20 ¿Sólo medio gallego se siente? Lo pregunto, porque además su apellido "Arias" es originario de Galicia y G alicia es la región donde más Arias hay de España. ¿Su padre no es gallego? Sólo es curiosidad. Yo soy gallego, de Ourense.

Por certo, você tem um familiar da Terra de Monterrei, Xaime Ponto Noguerol. Todos os Noguerol de Verín-Vilardevós sao da mesma parentela ou cla.

Sandra, tanto o governo espanhol enquanto o governo brasileiro, importa-lhes uma ova os cidados dos seus respeitivos paises. Acredite nisso. Nao se iluda. Se você estiver esperando os "Governos" mostrarem sentimentos, entao é que ainda nao percebeu o que é o Estado. No momento que você abandona o seu país para morar noutro, você deixa de ser desse país, para passar a ser um número estadístico. Outros ocuparao seu lugar, embora venham da Tanganika.

Caríssimo Juan,

Meus avós vieram de Villardevós, José Alonso Vaz e Martin Alonso Noguerol, e isso foi nos anos 20 - nunca nos contaram o que acontecera com a avó aí na Espanha.
E olhe que coincidência, fui procurar nos documentos de meu marido, passaporte do avô materno, José Maria Alvarez Vivian, e vi surpresa que também era de Villardevós. Mundo pequeno, não?!
Laços nos unem, sim, de alguma forma. E nossos governos não podem nos tratar dessa forma tão absurda.
Há uma música brasileira, muito antiga, que me chega à mente: "[...] somos todos irmãos, braços dados ou não..."
Pois é, Juan, um dia a gente aprende...

"Ojalá la diplomacia, el sentido común y el agradecimiento mutuo de dos pueblos hermanos, consiga encontrar una solución menos punitiva y más fraterna que la del “ojo por ojo”."
Forte abraço!
Ojalá la diplomacia, el sentido común y el agradecimiento mutuo de dos pueblos hermanos, consiga encontrar una solución menos punitiva y más fraterna que la del “ojo por ojo”.

Ojalá la diplomacia, el sentido común y el agradecimiento mutuo de dos pueblos hermanos, consiga encontrar una solución menos punitiva y más fraterna que la del “ojo por ojo”.

O de sempre. Tracalatrá, Maria Manuela. Cantou o brasileiro e cantou o espanhol ¿Por qué les resulta a los brasileños tan difícil el informarse sobre los requisitos de entrada en la Unión Europea y cumplirlos? Persisten en el empeño de viajar a España -y a los demás países de la UE- sin la documentación pertinente, por más que las embajadas de ambos países han dado información más que suficiente. Por otro lado, este problema no es Brasil-España, sino Brasil-Espacio Schengen ¿Cuesta entenderlo? Aunque me creo que en Barajas ciudadanos brasileños hayan sido maltratados por la policía española -maleducados y groseros suelen ser un rato, para ponerlos a pastar aparte-, lo que resulta realmente muy difícil de creer es que el aeropuerto de Madrid-Barajas sea un campo de concentración alemán y los policías españoles miembros de la Gestapo, como han hecho creer los "barrados" y la "mídia" brasileña. ¿Deben las autoridades brasileñas aplicar la reciprocidad? Yo creo que lo único que consiguen con eso es perjudicar a ciudadanos inoicentes brasileños y españoles por igual y convertir esto en una payasada latina hispano-brasileira, que es lo que es. Antes de perjudicar a ciudadanos inocentes por lo que hacen autoridades españolas, el Gobierno brasileño tendría otras opciones mucho más enérgicas y eficaces, como por ejemplo amenazar a "Telefónica" o "Banco de Santander" con la imposición de una severa tasa mensual si el Gobierno español no resuelve este contencioso. Apuesto que si hiciesen eso, esas dos multinacionales españolas correrían raudas a presionar al Gobierno español para que arreglase el desaguisado, y vaya si lo arreglarían. Ipso facto. Ahora bien, Brasil ya ha conseguido uno de sus objetivos, que era hacerse con un chivo expiatorio para borrar todo su ancestral complejo de inferioridad ante Europa y Estados Unidos. O bode é a Espanha. Ainda estou esperando que o Itamaraty aplique essa mesma reciprocidade com o Reino Unido, por exemplo, que barrou ainda muitos mais cidadaos brasileiros que a Espanha.

Pilar, lo has sintetizado todo mucho mejor de lo que yo sería capaz de decir...

?De qué parte de Orense, son ustedes, Sandra? porque da la casulidad que yo fui a Galicia (nací en Andalucía) con dos años y allí estuve hasta los 20 años, por lo que me siento medio gallego, un país que amo porque además sus gentes son más dulces, parecidas a los brasileños. Mis padres eran maestrosde dos pueblecitos de Barco de valdeorras, Arcos y Arnado. Ya ve que pequeño es el mundo.
Ojalá puedan un día visitar España. Es verdad que no todos los españoles somos tan horribles como nos quieren pintar. Los dos gobiernos tienen que resolver ese problema quenos hace sufrir a todos.
Un abrazo a toda su familia con morriña galega.

To: juanjosearias@hotmail.com

Olá, Juan
Sou brasileira descendente de espanhóis da Galícia. Meus avós vieram no começo do século e fizeram história em meu país. Sinto uma forte ligação com a Espanha e espero um dia poder conhecê-la, como se fosse encontrar parte de mim. Toda situação envolvendo os dois países me deixa triste, e vejo, com pesar, que essa postura dos dois países é muito explorada pela mídia, o que consequentemente, gera uma certa antipatia do povo brasileiro pelos espanhóis. Infelizmente, o que ouço são comentários de repúdio ao povo espanhol, como se todos os cidadãos de além-mar estivessem frente aos portões de um país que - por um preconceito qualquer - fecha suas portas.
Aqui sempre recebemos a todos com os braços abertos - uma característica bem brasileira.
O sentimento é de tristeza; todavia, ainda não perdi as esperanças de um dia conhecer seu belo país com minha família: meu marido também é descendente de galegos (Orense, assim como eu).
Juan gosto muito de seus artigos e os posto em meu face quase todos os dias. Você é como um espelho que nos permite enxergar com mais nitidez nosso próprio reflexo. Paz e bem!

Lo que me cuesta entender es que todavía hay brasileños que piensan en hacer turismo en este país .
Con respecto a el trato hacia los demás es ridículo, yo no iría a un país así ni de escala .
Hacer turismo en un país que te humilla nada mas entrar .
Eso ya habla por se solo.
Todavía dicen estar preparados ,,,¡ Que pasa que en España los diplomas se los regalan .... Para que sirve .
Me extraña que no haya mas paro , com lo mal que trabajan algunos .
El mundo da muchas vueltas ...cuando asuman lo que son e les baje los humo con la nueva reforma laboral, que estarán asta los treinta años de aprendiz ....

Queda claro con esse articulo que los mal agradecidos han sido y son los españoles,los recibimos de brazos abiertos cuando pasaban por una situacion extrema de pobreza, guerra civil y desamparo, ....nosostros brasileños nunca fuimos bien recibidos en su tierra. Hablar de venganza, me parece un desproposito, las leyes son soberanas, y esa ley existe hace muchos años, y no ha sido sancionada exclusivamente para los españoles.La diplomacia brasileña intentó durante 5 años un dialogo y soluciones mas fraternas , y España no ha querido.Mis aplausos a esa postura de Brasil.
Esa arrogancia de país colonizador de dar las espaldas y tratar mal al pueblo de sus colonias, le esta pasando factura,ahora cuando les toca sus interes,chillan y se indignan....mira como EEUU con inteligencia está tratando a los turistas brasileños,que és la 4ª nacionalidad que mas gasta en turismo em EUA ...
el mayor enimigo de España ahora mismo és España, por no tener vision de futuro y haber tratado con indiferencia y de manera ofensiva a los que les tendieron la mano cuando les hacia falta,... no es por casualidad que casi un millon de españoles fueron recibidos en Brasil en diferentes momentos de la historia que pasó ese país.No sé porque ahora estan tan molestos!? Se las exigencias son las mismas! No entiendo porque ahora estan indignados, se los brasileños y toda sudamerica sufre en la piel esas exigencias hace tiempo....
....conozco historias terribles, de humillacion, xenofobia y muy tristes de brasileños en los aeropuertos de España. Aplausos a la presidenta!
"Ni nos domaron,ni nos doblaron, ni nos van a domesticar"

Gracias, Jblmoreno, por su comentario tan sufrido. La suerte, como usted dice es que los canallas son minoría en todas partes aunque como hacen más ruido se notan más y hasta parece que son más. No lo son. La mayor parte de brasileños y españoles son gente buena, sufrida que se esfuerza por vivir en paz.
Un gran abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

Hola , me encantan los artículos del Señor Arias , creía que era brasileño.
Yo soy brasileña y mi marido es español y tenemos un hijo , vamos a Brasil todos los veranos y a la vuelta todavía nos choca el trato que se nos da aquí, a diferencia de la amabilidad de mi país . Está claro que algunos para sentirse importantes tienen que tratar mal a otros , nos trataron mal en Barajas y en el aeropuerto de Bahia . Sin embargo noté mucho la diferencia cuando fui por primera vez a Brasil con mi bebé , todo fueron facilidades , no puedo decir lo mismo de España .
No entiendo la actitud de algunos que se creen dueños del país y tratan con arrogancia a la gente , hay que reclamar y denunciar en su caso .
En cuanto a los policias de Barajas hay que entender su formación y su condición economica ,para comprender que no sepan actuar de otro modo ante los señores y señoras pasajeros , no creo que alcancen a distinguir su orígen , ya que no deben de haber salido ni del aeropuerto nunca .
También la policía federal de Brasil actua ultimamente infringiendo las normas mas básicas de comportamiento .
Que asunto mas desagradable para todos , están espantando el turismo de ambos países .


Hola , me encantan los artículos del Señor Arias , creía que era brasileño.
Yo soy brasileña y mi marido es español y tenemos un hijo , vamos a Brasil todos los veranos y a la vuelta todavía nos choca el trato que se nos da aquí, a diferencia de la amabilidad de mi país . Está claro que algunos para sentirse importantes tienen que tratar mal a otros , nos trataron mal en Barajas y en el aeropuerto de Bahia . Sin embargo noté mucho la diferencia cuando fui por primera vez a Brasil con mi bebé , todo fueron facilidades , no puedo decir lo mismo de España .
No entiendo la actitud de algunos que se creen dueños del país y tratan con arrogancia a la gente , hay que reclamar y denunciar en su caso .
En cuanto a los policias de Barajas hay que entender su formación y su condición economica ,para comprender que no sepan actuar de otro modo ante los señores y señoras pasajeros , no creo que alcancen a distinguir su orígen , ya que no deben de haber salido ni del aeropuerto nunca .
También la policía federal de Brasil actua ultimamente infringiendo las normas mas básicas de comportamiento .
Que asunto mas desagradable para todos , están espantando el turismo de ambos países .


E l nacionalismo es el refugio de los canallas.Hay brasileiros buenos y malos,hay espanholes buenos y malos.Da un uniforme a una persona y ya se cree Otoridad, T odo policia en cualquier parte tiende a la prepotencia en todas las partes.La policia en Brajas es asquerosa.He visto andaluces ser insultados en Barcelona,y nordestinos y bahianos en Minas,Sao paulo y Rio.Xenofobos hay en todas partes ,son minoria..Todos nacemos en la TIERRA y ha ella vamos a volver sin remedio,nadie nos va a salvar.

De lo que si se debería hablar es que el hecho de impedir la entrada de indeseables en nuestra casa - o País - debería de serlo por razones concretas.
Perto la discusión tomó otros caminos.
Sé de amigos y conocidos mios que fueron impedidos y deportados en Barajas - dónde estaban sólo de paso, no se quedarían en España - y aquellas personas iban a congresos, a dar charlas cientificas, estaban a servicio de sus Universidades, eran todos doctores y fueron rechazados.
Lo malo de otorgar el poder que debería de ser ejercido por el Estado a personal tercerizado de seguridad resulta en éso, cómo se ve en los aeropuertos de España.
Pero cuando es el propio Estado lo que actúa de modo torpe y absurdo, la cosa queda sin remedio ni desculpa.

Deseo, con la mayor sinceridad, que las relaciones hispano brasileñas sean lo mejor posible al igual que con los restantes países del mundo. Es necesario participar a todas las personas extranjeras que no pertenecen a la Comunidad Europea, e incluso a nosotros mismos los españoles, que por el hecho de haber firmado la adhesión a la Unión Europea hemos perdido buena parte de nuestra independencia y soberanía. Digo esto para explicar que las dificultades generadas en las fronteras españolas (aeropuertos, puertos y otras entradas) se deben a requisitos que tenemos/debemos cumplir en virtud de la firma del indicado tratado de adhesión. Quiero decir que España ha dejado de ser menos España y más Europa. Es lo mismo que ocurriría en Brasil si se produjera una real y efectiva unión entre los países del cono sur. Su capital continuaría siendo Brasilia (como lo es, de momento, Madrid), pero la capitalidad de la posible Unión Sudámericana del Cono Sur radicaría en la capital o ciudad que así lo acordaran los distintos gobiernos que la compongan y, subsiguientemente, las normas que emanaran de ese supergobierno serían de obligado cumplimiento en todas las fronteras del cono sur americano. Y lo mismo acontecería con la economía y distintos aspectos socio políticos que surjan. Y si no observamos tales directrices nos expulsarán. Esto es lo que ocurre en España y de ahí la necesidad que tiene su actual gobierno (los pasados igualmente) de persuadir al superior gobierno (comisión) de Europa ubicado en Bruselas para que flexibilice las normas que afectan a los ciudadanos de otros países si desean viajar y/o vivir en España. La tarea no es fácil. Más bien complicada. Todos los países desean recibir turismo porque es una grandísima fuente de ingresos y porque acerca más el conocimiento entre sí de los ciudadanos del mundo. Ese es el dicho, pero sabemos que entre el dicho y el hecho hay un gran trecho.

Aquellos si que eran tiempos duros, Yo mismo. Nuestros antepasados sufrieron más que nosotros.
Un abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

Que bonita las fotos ! Un recuerdo para que no caiga en el olvido.

Que bonita las fotos, un recurdo para que no caiga en el olvido.

Al menos, por una vez, estoy de acuerdo con lo escrito por el bloguero JArias. La realidad es que he estado de acuerdo con él en varias ocasiones. Pero dicho esto explico que no se puede -o no se debe- ser autor, lector y crítico al mismo tiempo de lo que el propio escribidor articula (escribe) porque, si así fuera, sobran todos los comentarios.
El tema que nos ocupa es delicado, pero tiene solución. Afortunadamente, Brasil, de momento, tiene más flexibilidad para resolver los problemas que de tal índole se le presentan. No está sujeto a la normativa europea como a España le ocurre. En Brasil se dice que donde hay voluntad no hay dificultad. Si se aplica con la astucia y habilidad que caracteriza, por lo general, las relaciones diplomáticas la solución llegará. Cuánto tiempo tardará, nadie creo lo sepa. España tendrá que convencer/persuadir a sus socios europeos de que es conveniente suavizar las normas vigentes en esta materia. No será fácil. Tendrá que alegar los lazos que nos unen a los países iberoamericanos o afrolatinoamericanos. La tarea es complicada. Ahora mismo, Bruselas acaba de exigir a España, por las bravas, que tiene que resolver el problema de la banca acudiendo al capital privado. Y Brasil, guste o no, le conviene en grado sumo que las economías europeas sean florecientes porque es un mercado de casi quinientos millones de clientes que consumen productos brasileiros en grandes cantidades. Quiero esto decir que los iberoamericanos -humanos, en general- estamos tan interconectados y nuestras economías y relaciones personales son tan interdependientes que no podemos consentir que pequeñas -o grandes, en ocasiones- dificultades burocráticas obstaculicen la pacífica convivencia entre los países situados a ambos lados del Atlántico.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal