Juan Arias

¿Qué hacer en Brasil con el medio millón de presos?

Por: | 30 de marzo de 2012

En Brasil, donde la plaga de la impunidad es proverbial, ya que ni los políticos, ni los corruptos gordos acaban nunca en la cárcel , o si llegan a entrar salen enseguida, el número de personas presas ha triplicado en los últimos 16 años.

Cárcel de BrasilEn este momento, de cada 262 adultos, uno está en la cárcel.
En 1995, la proporción era de un detenido por cada 627 adultos. Es el tercer mayor índice de presos entre los diez países más poblados del mundo.

Y esa masa de presos está formada en el 98% por jóvenes provenientes de familias pobres, la mayoría negros o de color. Los blancos suelen tener buenos abogados que los sacan enseguida o consiguen que ni pisen la cárcel.

¿Qué hacer con ese más de medio millón de detenidos hacinados en cárceles programadas para dar cobijo a la mitad de ese contingente? Se trata de un problema grave que políticos, sociólogos, psicólogos y juristas tratan de analizar.

Para algunos más radicales, sobretodo políticos de izquierdas, la solución es “vaciar las cárceles” de presos que no estén allí condenados por crímenes graves. La población se asusta con esa solución pues teme la salida de cientos de decenas de miles de detenidos que volverán a sus andadas.

Sin embargo, según algunos especialistas, como Julita Lemgruber, y Pedro Abramovay, éste último de la Fundación Getulio Vargas (FGV), el problema se agudizó cuando la ley liberó de la cárcel a los usuarios de drogas y agravó las penas para los vendedores que fueron condenados hasta a cinco años de cárcel sin condicional.

La solución según estos dos expertos fue que el problema se agravó y “una masa que está en la frontera entre el uso y tráfico de drogas”, abarrota las cárceles.

Revista de presos despues de un motín

Y añaden los especialistas en políticas carcelarias que la policía “detiene a personas no violentas que aprenderán a serlo en la cárcel”.

Para Gilson Dipp, miembro del Tribunal Superior de Justicia, existe en Brasil una combinación entre “cultura de la cárcel” y grandes deficiencias en los defensores públicos en los Estados.

De ese mundo carcelario de jóvenes y pobres, el 40% queda sin ser juzgado y los presos acusados de robo son más numerosos que los acusados de asesinato. Bastaría, según los expertos revisar en los Estados la administración de los procesos para empezar a vaciar las cárceles.

En una de esas revisiones, llevadas a cabo por el Consejo Nacional de Justicia en 25 Estados del país dio como resultado la liberación de 72.600 presos.

De cualquier modo, la política carcelaria brasileña continúa siendo uno de los nudos sin desatar de un país moderno, sexta potencia económica del mundo. Las cárceles son verdaderas escuelas del crimen y en muchos casos infiernos de violencia, donde los jóvenes presos se reúnen en grupos y facciones, con conexiones con el gran tráfico de drogas y armas. Se combaten entre ellos en la cárcel dando de vez en cuando lugar a execuciones sumarias, casi todas ellas con decapitación brutal del adversario.

A todo ello se une la connivencia de directores de cárceles, guardias de prisión y abogados de los presos que les facilitan desde la fuga de la cárcel a teléfonos móviles, drogas y mujeres. Han existido fugas espectaculares hasta a través de helicópteros.

Policias asesinadosMientras tanto, existen policías que trabajan en las cárceles de máxima seguridad que si no se pliegan a las exigencias de los presos más violentos, son amenazados de muerte. En sus casas tienen que lavar sus uniformes dentro de ella para que nadie sepa que es policía. Y con sueldos de hambre.

Un desafío más para la Presidenta Dilma que heredó para su gobierno una situación lamentable de las cárceles tantas veces condenada por instituciones internacionales de defensa de los derechos humanos y por la misma ONU

Hay 40 Comentarios

Fernando- Perdone usted, yo no he dicho que los jueces a veces prevarican. ¿Dónde he puesto yo eso? Lea de nuevo e indique dónde he afirmado tal cosa. Yo lo que he dicho es que la Justicia yerra, y no lo hace pocas veces. No tergiverse mi discurso, por favor. Una cosa es prevaricación y otra muy diferente es equivocarse, y como los humanos no somos Dios, nos equivocamos, los jueces también son humanos ¿o no? Desde mi modesto punto de vista, sí, creo que esa circunstancia que nos limita a la hora de juzgar algo, es un elemento suficiente como para al menos pensarse dos veces eso de imponer la pena de muerte. Ya sabemos que hay criminales que son irrecuperables para la sociedad, pero a veces puede ocurrir que ese criminal al que creemos irrecuperable, resulta que no era tal criminal y lo que hubo fue un error judicial. ERROR, amigo, NO PREVARICACIÓN. Yo creo que sólo por eso, no se debe imponer la pena de muerte. Para evitar, precisamente, matar a un inocente. Y ya se han dado muchos casos de esos. Yo sí pretendo convencerle a usted, sí claro. Eso de exponer argumentos inocentemente no se lo cree nadie. Todos estamos aquí para defender nuestras opiniones, y toda opinión tiene el afán de convencer de algo a alguien, siendo posible mediante argumentos. Yo le he expuesto mi argumento en defensa de la abolición de la pena de muerte. Usted es libre de aceptarlo o no. Mi objetivo al menos es que usted reflexione sobre ello. No creo que sea mucho pedir. Yo he reflexionado sobre el suyo, pero la verdad, no lo veo muy coherente. Para usted hay que eliminar a los criminales irrecuperables, para que no ocupen espacio ¿es correcto? La vida y la muerte son cosas muy serias como para andar con ellas frívolamente. El primer signo de civilización en el sistema jurídico de los países se produjo en el siglo XVIII con la abolición de la tortura en algunos países, y desde entonces se ha ido avanzando por ese camino de humanizar la Justicia. La pena de muerte es otra de las cuestiones que se han abordado con más o menos acierto. Lo que no cae de recibo es que como no hay espacio para los criminales irrecuperables, hay que eliminarlos. ¿La solución final? ¿Tal vez si hubiese espacio entonces sí habría que mantenerlos vivos? Esto me parece totalmente irracional. Un cordial saludo.

Jorge , ¿ por que no puedo pensar de manera diferente al pensamiento único ? ,¿ es una religión ? Yo pienso lo que quiero y lo expongo ,no pretendo dar lecciones de moral , si quisiera iría una una iglesia .
Piense usted diferente, a mi no me importa , ni lo quiero convencer .
Como ve mis opiniones comienzan con creo , no impongo ninguna verdad , ni juzgo , para eso están los jueces y los políticos que deciden las leyes a aplicar .
Usted cuestiona la labor de los jueces al decir que muchas veces prevarican , es un asunto muy grave . En cuanto a que no exista mas corrupción en Brasil que en otros lugares , creo que tiene razón , las estadísticas que aparecen en los medios no son fiables .


FERNANDO ¿Aun a sabiendas de que la justicia se equivoca, usted prefiere imponer la pena de muerte a pesar de que puedan haber errores y de vez en cuando se mate a un inocente? ¿Cómo puede usted asegurar que todos los asesinos graves que irán al patíbulo alguno no es en realidad inocente? ¿Dormiría tranquilo sabiendo que alguno de los asesinos graves que lleva a la muerte, no lo era en realidad? ¿Por qué tanta rapidez en querer llevar a los ciminales graves a la muerte? ¿Ha sido usted víctima, directa o indirecta, de algún asesino en serie? Parece que usted opta por lo más fácil. Nos deshacemos del bulto y asunto resuelto. ¿Y si el bulto resulta ser que era un pobre diablo víctima de la burocracia judicial? ¿Un inocente? ¿Después le va a llevar flores a su viuda? Usted dice que grandes delincuentes no pisan las cárceles y pequeños infractores si , pasa mas en Brasil. Pasa igual que en cualquier país corrupto, que son la mayoría en mayor o en menor grado. No veo mucha diferencia entre Brasil y ESpaña y, desde luego, de tod a América Latina, Brasil no es ni de lejos el país más corrupto. Y si comparamos a Brasil con Africa y Asia, hasta sale muy bien parado. Pero a los brasileños les encanta ser los primeros en todo.

Muchas gracias, Maria Luiza.
Feliz fin de semana
Un abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

Señor Juan Arias , rectifico el algunas palabras absurdas que he escrito a respecto de la cárcel brasileña . A veces escribimos palabras sin pensar.
Un saludo .
Me gusta muchísimo sus artículos , son completos e inteligentes.

Concuerdo con Mº Luiza en la legalización de las drogas como unica vía para acabar con el crimen organizado y la connivencia gubernamental .Hay experiencias históricas como la ley seca en EEUU que lo demuestran.Brasil podría tomar esa decisión unilateralmente sin depender de nadie , debido a sus características geográficas y económicas . Creo que la pena de muerte para asesinos graves es buena para la economía de los países y deja mas espacio para otros presos , creo que la gente no cambia , no creo en la reinserción de este tipo de personas ,aunque el método de la cámara de gas es ilegal según el derecho internacional . Creo también que un buen sistema judicial ha de se equitativo en cuanto los delitos y sus penas correspondientes . Ocurre que grandes delincuentes no pisan las cárceles y pequeños infractores si , pasa mas en Brasil que en otros lugares .

fe de erratas: Anarquía*
con la boca llena de hormigas*
Adios Lumpón

Si, pero yo no vivo en Brasil ni pienso volver ni de visita....
Yo no creo en el Estado y además vivo en completa anaquía, señalaba lo que seria mejor para Brasil. No soy fácil de aparecer con la boca de hormigas, mi bisabuelo siempre me decía "al enemigo nunca le des la espalda" y sigo viviendo como en una guerrilla, soy altamente desconfiada, antisocial y vivo al márgen de todo......

Me parece muy bien que Arsenio deje de publicar sus opiniones , aparte que que como comentaban su retórica roza en la demagogia gratuita y cansina , sus escritos tienen tufo a que sólo el tiene la razón .

Simulax, el ejemplo más preclaro de que no hay mucha voluntad de querer eliminar la pobreza y la miseria en el mundo, es que mientras en Brasil, por ejemplo, en los últimos años se han hecho esfuerzos para reducirla, y en parte se han conseguido algunos resultados, sin embargo en Europa la dirección es la contraria, y parece que ha llegado a molestar a "alguien" que los trabajadores estuviesen en unas condiciones aceptables, por lo cual a lo que estamos asistiendo actualmente en Europa es a un rebrote del número de pobres y miserables en Europa. Ya ves, el mundo al revés. Donde tradicionalmente las pobreza era endémica (Brasil) ahora caminan hacia la depauperización, mientras que en el reservorio de la sociedad opulenta igualitaria europea, ahora se camina en orientación contraria hacia la progresiva pauperización de los ciudadnos. Fazer o que?

Estoy de acuerdo con Juan Arias en lo que dice sobre la pena de muerte. Es un gran error del sistema. Me fundamento en algo que creo que es de sentido común. Todo el mundo, incluso la propia Justicia, sabe que no es infalibre. Existen errores judiciales, y ya existen demasiados casos en los que se ha demostrado que personas condenadas a muerte, en realidad eran inocentes. Desde la constatación del hecho de que la Justicia a veces se equivoca, sólo por eso, debería eliminarse la pena de muerte para evitar que futuros errores acaben con la vida de algún inocente. La cadena perpetua sería lo más razonable, lo que daría una esperanza de rectificación a aquellos condenados que se demostrase con el tiempo que no eran culpables.


En un revolución bolchevique tu ya estarías, querida Farah,creando hortigas. Menos mal que sigues viviendo en el peor de los sistemas que es la democracia, pero que no existe ninguna mejor.
Y tu mereces vivir porque sabes repartr vida a tu alrededor.
Un feliz fin de semana y un beso a las Canarias.

To: juanjosearias@hotmail.com


Totalmente de acuerdo con usted, querido Welington, siempre lúcido en sus análisis que estoy seguro los lectores agradecerán.
Un gran abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com

Hola Stimulax. Una solución, es verdad, sería la legalización de las drogas. Creo que se llegará a ello. El consenso va creciendo en el mundo. Existen grandes especialistas analizando el problema. Lo que dicen es que eso no se puede hacer en un sólo país. Tendría que ser a nivel mundial o por lo menos continental. Ya ha visto como en Holanda que empezaron a legalizar la marijuana, acabaron volviendo atrás porque el país se estaba convirtiendo en un reducto de aditos a la droga.
Un saludo

To: juanjosearias@hotmail.com


Hola, Maria Luiza, aún respetando su comentario, me gustaría informarla que existen estudios muy serios en los que se demuestra que la pena de muerte no elimina ni disminuye los grandes crímenes. A los grandes asesinos no les importa morir. Los grandes narcotraficantes ya saben que no vivirán mucho. A veces les espanta más la cadena perpetua. Lo que sedebería hacer es tenerles por vida en la cárcel, pero trabajando y sin privilegio y que a la cárcel entren todos los criminales y corruptos sean políticos o jueces, empresarios o gente rica y no sólo los pobres.?o le parece?
Un saludo


To: juanjosearias@hotmail.com

A la vista de que mis comentarios no son del gusto del bloguero JArias y de algunos de los contertulios a los que desde ahora les pido disculpas me despido de este blog no sin antes sugerirle al indicado periodista y bloguero JArias que de la misma forma con la que publica insistentemente los asuntos o temas más escabrosos que aquejan a Brasil en los que se percibe sutilmente, pero que no pasa desapercibido para cualquier persona medianamente instruída, un cierto "tufillo" dimanante del partido de la imprensa golpista (PIG) consistente en esparcir el mal olor de que los gobiernos de Lula y Dilma (por supuesto, la estrategia consiste en ensalzarlos, pero al mismo tiempo machacarlos todo lo más que se pueda) no han sido capaces de erradicar las graves injusticias y tremendas desigualdades que afectan a Brasil entre las que se encuentran la violencia, inseguridad ciudadana y hacinamiento en la cárceles como si tanto el señor Lula da Silva como la señora Dilma tuvieran la vara mágica para resolverlos en un santiamén, repito, también debía publicar todas las mezquindades y miserias de los políticos tan afines al PIG y que con tanto "desvelo" ocultan hasta que ya no tienen más remedio que no continuar con su contumaz ocultación porque gracias a periodistas tan sobresalientes como son Amorín y otros muchos colegas los sacan a la luz pública. Por ejemplo: no nos dice nada sobre el señor Demóstenes Torres ejemplo de "virtudes" cívicas y defensor ultra de las buenas "constumbres". Es solo un botón de muestra. No sabemos hasta dónde puede llegar la madeja cuando la investigación alcance las cotas deseables. Pero eso sí, hasta casi ayer mismo era icono para el PIG. Lo que para esta prensa sí hay que destacar es el hacinamiento en las cárceles que es un problema real derivado -en gran medida- por las buenas costumbres de muchísimos políticos para los cuales el interés de Brasil está muy en segundo plano respecto a los suyos propios que sí son los que prevalecen.
Curiosamente, y en esto se muestra el esperpento en toda su magnificencia, da la impresión que las injusticias y desigualdades sociales a que antes he aludido han surgido por generación espontánea durante los gobiernos de los indicados destacados políticos (Sr. Lula y Sra. Dilma) quienes no han sabido resolverlos. Sin embargo, olvida (lagarto, lagarto), y no señala los anteriores ocho años de gobierno del señor Cardoso y de los precedentes mandatarios. Significativo, verdad? Dicho lo dicho, les deseo a todos los contertulios/as (especialmente a quienes me han ido enseñando a conocer un poco más Brasil) incluyendo al bloguero y periodista JArias mucha salud y felicidad personal y familiar.

A la vista de que mis comentarios no son del gusto del bloguero JArias y de algunos de los contertulios a los que desde ahora les pido disculpas me despido de este blog no sin antes sugerirle al indicado periodista y bloguero JArias que de la misma forma con la que publica insistentemente los asuntos o temas más escabrosos que aquejan a Brasil en los que se percibe sutilmente, pero que no pasa desapercibido para cualquier persona medianamente instruída, un cierto "tufillo" dimanante del partido de la imprensa golpista (PIG) consistente en esparcir el mal olor de que los gobiernos de Lula y Dilma (por supuesto, la estrategia consiste en ensalzarlos, pero al mismo tiempo machacarlos todo lo más que se pueda) no han sido capaces de erradicar las graves injusticias y tremendas desigualdades que afectan a Brasil entre las que se encuentran la violencia, inseguridad ciudadana y hacinamiento en la cárceles como si tanto el señor Lula da Silva como la señora Dilma tuvieran la vara mágica para resolverlos en un santiamén, repito, también debía publicar todas las mezquindades y miserias de los políticos tan afines al PIG y que con tanto "desvelo" ocultan hasta que ya no tienen más remedio que no continuar con su contumaz ocultación porque gracias a periodistas tan sobresalientes como son Amorín y otros muchos colegas los sacan a la luz pública. Por ejemplo: no nos dice nada sobre el señor Demóstenes Torres ejemplo de "virtudes" cívicas y defensor ultra de las buenas "constumbres". Es solo un botón de muestra. No sabemos hasta dónde puede llegar la madeja cuando la investigación alcance las cotas deseables. Pero eso sí, hasta casi ayer mismo era icono para el PIG. Lo que para esta prensa sí hay que destacar es el hacinamiento en las cárceles que es un problema real derivado -en gran medida- por las buenas costumbres de muchísimos políticos para los cuales el interés de Brasil está muy en segundo plano respecto a los suyos propios que sí son los que prevalecen.
Curiosamente, y en esto se muestra el esperpento en toda su magnificencia, da la impresión que las injusticias y desigualdades sociales a que antes he aludido han surgido por generación espontánea durante los gobiernos de los indicados destacados políticos (Sr. Lula y Sra. Dilma) quienes no han sabido resolverlos. Sin embargo, olvida (lagarto, lagarto), y no señala los anteriores ocho años de gobierno del señor Cardoso y de los precedentes mandatarios. Significativo, verdad? Dicho lo dicho, les deseo a todos los contertulios/as (especialmente a quienes me han ido enseñando a conocer un poco más Brasil) incluyendo al bloguero y periodista JArias mucha salud y felicidad personal y familiar.

Solo hay una solución ,,,y es súper sencilla no hay que ser listo ni un catedrático para entender ...es no meter en la cárcel por un pequeño hurto,,,hacer una leí parecida con a española , si o valor robado no supera los 300 euros ,,,firma una hoja y a la calle . Así habría menos delitos.
La otra muy empotraste seria aplicaría la pena de muerte ... Dejar de tanta tonterías e yendo dando lecciones de moral por la vida ,,,,e la típica tontería de siempre 'derechos humanos' e obligaciones e respecto hacia a los demás .
A los que cometen crímenes colocar todos juntitos en una cámara de gas e eliminarlos ,,,esos sinvergüenzas y inútiles que para lo único que sirve es para dar gastos al estado .
Mira un ejemplo de Tailandia e China e hasta Cuba son países que hay como en Brasil desigualdades sociales ,,,e no hay delito de sabré .Em Tailandia tu dejas una tu puerta abierta e cuando regresa esta igual todo en su sitio.
Es el precio de la tontería esa de derechos humanos , e los derechos de quienes pierde un ser querido por causa de un delincuente asqueroso eso sin que es duro.
La pobreza no es sinónimo de ser un asesino . Una persona puede ser perfectamente pobre e honrado .
Solo hay una forma para los delitos de sangre la pena de muerte . Solo así no volverá a matar.
Brasil también puede perfectamente liberar las drogas , Brasil puede por que es casi un continente e creo que las drogas deberían vender en las farmacias.
Hay que manda callar Estados unidos e dejar de pedir opinión de casi todo lo que se hace ,,,porque Brasil ya es una potencia e no tiene que hacer siempre lo que digan ellos. Esta es ni opinión .

Solo hay una solución ,,,y es súper sencilla no hay que ser listo ni un catedrático para entender ...es no meter en la cárcel por un pequeño hurto,,,hacer una leí parecida con a española , si o valor robado no supera los 300 euros ,,,firma una hoja y a la calle . Así habría menos delitos.
La otra muy empotraste seria aplicaría la pena de muerte ... Dejar de tanta tonterías e yendo dando lecciones de moral por la vida ,,,,e la típica tontería de siempre 'derechos humanos' e obligaciones e respecto hacia a los demás .
A los que cometen crímenes colocar todos juntitos en una cámara de gas e eliminarlos ,,,esos sinvergüenzas y inútiles que para lo único que sirve es para dar gastos al estado .
Mira un ejemplo de Tailandia e China e hasta Cuba son países que hay como en Brasil desigualdades sociales ,,,e no hay delito de sabré .Em Tailandia tu dejas una tu puerta abierta e cuando regresa esta igual todo en su sitio.
Es el precio de la tontería esa de derechos humanos , e los derechos de quienes pierde un ser querido por causa de un delincuente asqueroso eso sin que es duro.
La pobreza no es sinónimo de ser un asesino . Una persona puede ser perfectamente pobre e honrado .
Solo hay una forma para los delitos de sangre la pena de muerte . Solo así no volverá a matar.
Brasil también puede perfectamente liberar las drogas , Brasil puede por que es casi un continente e creo que las drogas deberían vender en las farmacias.
Hay que manda callar Estados unidos e dejar de pedir opinión de casi todo lo que se hace ,,,porque Brasil ya es una potencia e no tiene que hacer siempre lo que digan ellos. Esta es ni opinión .

Sólo con añadir que si la pobreza - o falta de amenidades y lujos - fuera causa determinante de la violencia y odio, la Humanidad no existiría de ha mucho, pues hemos nacidos todos pobres, los ricos han venido mucho después.
Parece ser que los cambios de valores, de que se ceba la sociedad consumista que hemos eligido hacer y su dios Capital, el Minotauro de los tiempos modernos, nos llevan a lo que tenemos hoy.
El tener más que nuestro vecino nos encanta y es lo que mola, lo que despierta en el projimo el odio y la envidia - lo que nos deja aún más maravillados - y es lo que mueve nuestro tren de sociedad.
De no ser así, los pequeños pueblos deberian de ser los sitios más peligrosos, pero pasa lo contrario.
Hacen falta cambios, pero muy pocos los quieren.

Erradicar la miseria -si hay voluntad de hacerlo, que no- requiere de un nuevo planteamiento y orden no sólo nacional sino mundial. Se me ocurre algo mejor para hacer un gran vaciado de cárceles no sólo en Brasil sino a nivel mundial. La cuestión es, ¿por qué delitos están condenados la mayoría de los internos? Por drogas. Legalícenlas, regúlenlas de una vez y además se solucionarían otros varios problemas, como el narco y la corrupción por éste de los poderes legítimos, lo que a su vez repercutiría en mejores sociedades con mejor aprovechamiento de los recursos y por ende en mayor cohesión social.

En Brasil no hizo falta una revolución burguesa poque anda faltando una Revolución bolchevique. Saludos Lumpón

Sin llegar al caso extremo de Brasil, Estados Unidos es uno de los países más desarrollados del mundo y con un IDH bastante elevado, y sin embargo es una sociedad bastante violenta y con las cárceles llenas, incluso hay pena de muerte, como usted sabe perfectamente. Y no hace muchos años aún estaba peor que hoy. Además, es un país que siendo superdesarrollado, tiene bastante mayor desigualdad que los países europeos o Japón. Por el contrario, la India es uno de los países menos desarrollados del mundo y en situación muy baja en IDH, con muchos más millones de pobres que en Brasil, y sin embargo, nadie va por las calles con revolver en mano asaltando a la gente, excepto tal vez en Bumbai y como fenómeno bastante reciente y aislado. No hay que subestimar los aspectos culturales del fenómeno de la violencia y sus consecuencias, por querer cuadrar las cuentas con determinadas visiones político-ideológicas. El problema carcelario de Brasil no es la causa de la violencia en ese país, sino su consecuencia. Y desde mi modesta opinión, en Brasil hay múltiples factores combinados y bombásticos que explicarían esa violencia, no sólo la pobreza y la ignorancia, si bien yo a usted no le puedo discutir, que esos dos factores influyen, claro que influyen. Respecto a lo último que apuntó, si cabe, los ilustrados pueden llegar a ser más violentos que los ignorantes, al menos más retorcidos. Nadie se salva de poder llegar a ser un orate, sobre todo desde que se descubrieron las conexiones sinápticas entre las neuronas como causa de muchas enfermedades mentales. Pensar que los pobres e ignorantes son más proclives al crimen que los ilustrados sería caer en el enrredo de Lombroso. Mis padres también fueron muy humildes. Un grande abrazo.


Y en la mia, querido Victor los tres hermanos recibiamos sólo en Reyes unos caramelos cuadrados que dividiamos en cuatro partes para que parecieran más. Éramos felices y siempre nos enseñaron mis padres a ser honrados, respetar a los demás y a ayudar a todos.
Un fuerte abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com

en mi casa se compraba una lata de leche condensada para el desyuno de 5 niños. Cuando crecimos y nos fuimos a trabajar todo mejoró. Nadie robó antes ni fue a la carcel.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal