Juan Arias

El poeta del espanto reniega del socialismo

Por: | 24 de septiembre de 2012

Se define a sí mismo como el “poeta del espanto” y acaba de espantar con sus declaraciones sobre el fracaso del socialismo y la invencibilidad del capitalismo.

Ferreira Gullar (6)
Ferreira Gullar, uno de los mayores poetas brasileños de todos los tiempos, candidato varias veces al Nobel de Literatura, escribió durante su exilio en Buenos Aires, cuando pensaba que los militares lo iban a matar, su famoso Poema sucio, traducido en todas las lenguas.

Ayer, Gullar en una entrevista al semanal Veja, afirma que no considera verdadera poesía la que “no nace de un espanto’, de “algo de la vida que veo y no sabía”, y ha espantado al mundo de izquierdas con su afirmación rotunda de que el socialismo, que él abrazó un día y por el que luchó como militante del Partido Comunista y que lo llevó durante la dictadura militar a exiliarse en la Unión Soviética, Chile y Argentina “ha fracasado”. La caída del socialismo no se debió, según él, “a una gran guerra, sino al fracaso de su sistema interno”.

Ferreira Gullar-Poema sucioCuenta que cuando volvió a Moscú, allí estaba aún, en la Plaza Roja, el túmulo de Lenin, pero por el resto de la ciudad sólo se veían anuncios de Coca-Cola.

El fracaso del socialismo, no significa para el poeta, sin embargo, deificar el capitalismo al que sin embargo considera “invencible” ya que se trata, dice, de la expresión del egoísmo, de la voracidad humana, de la ganancia. “El capitalismo no es una teoría. Nace de una necesidad real de la sociedad y de los instintos del ser humano”, afirma.

Gullar recuerda que el capitalismo del siglo XIX era “abominable, con un nivel de explotación inaceptable contra el que se revolvían las personas con espíritu de solidariedad y de justicia”.

Por ello, defiende El Manifiesto de Marx, de 1848 que junto con el movimiento que le siguió fue, según él, de gran importancia para cambiar la sociedad. “La lucha de los trabajadores, el movimiento sindical y la toma de conciencia de los derechos ayudó a mejorar la relación capital-trabajo”, señala.

Contesta sin embargo la idea de Marx de que quién produce riqueza es el trabajador y el capitalista es el explotador. “Eso es una tontería. Sin la empresa no existe riqueza. Uno depende del otro. El empresario es un intelectual que en vez de escribir poesía monta empresas. Es un creador de cosas nuevas”, afirma.

Para él, la visión de que sólo uno produce riqueza y el otro sólo explota es “radical, sectaria, primaria” y a partir de esta miopía “todo en el socialismo acabó errado”, insiste.

Ferreira Gullar (5)Rechaza, sin embargo, el poeta con vehemencia la etiqueta de ser de derechas. Lo que pasa, dice es que “cuando ser de izquierdas llevaba a la carcel, nadie quería serlo y ahora que da premios y prebendas, todo el mundo quiere serlo”, y añade: “Lo que digo es que el socialismo ha acabado, erigió dictaduras, no creó democracia en ningún lugar y mató mucha gente. Todo eso es cierto. No estoy inventando nada”.

Gullar ironiza sobre ciertos intelectuales que siguen defendiendo el régimen cubano pero “que se libran muy bien de ir a vivir allí”. Por lo que se refiere a él, dice que “no puede defender un régimen bajo el que no le gustaría vivir”.

Insiste en que el capitalismo es injusto, pero es una fatalidad sin salida. Produce desigualdad y explotación, pero es que la que es injusta es la naturaleza. “La justicia es una invención humana. Los que queremos corregir esa injusticia somos nosotros. La capacidad creativa del capitalismo es fundamental para que la sociedad se desarrolle, para solucionar las desigualdades, porque sólo la producción de riqueza es capaz de resolver eso”, afirma.

¿Cómo conjugar entonces esa inelectabilidad del capitalismo, su invencibilidad, ese no tener alternativa creíble, con los deseos de justicia y de igualdad de la sociedad?

Para Gular, la función del Estado, que no es la de crear riqueza, es justamente la de” vigilar y controlar al capitalismo para que no acabe en pura explotación”.

Volviendo a su idea de poesía, Gullar, a sus 82 años confiesa que con la edad disminuye la voluntad y la inspiración. “Empezamos a espantarnos menos y no es posible escribir una poesía sobre cualquier cosa”. Para él “Los muertos ven el mundo por los ojos de los vivos” y “sólo lo que no se sabe puede acabar siendo poesía”. Y concluye: “Cuando el poeta que vive en mi, muera; cuando se me acabe el espanto, no escribiré más”.

Ojalá nos siga espantando aún por muchos años, ya que Gullar, se esté o no de acuerdo con él, ha sido siempre en este país y más allá, la voz de la conciencia crítica de la sociedad, el que nos recuerda en sus versos que “a la vida le falta una puerta” para que no sea “un sueño sin respuesta".

Para el poeta brasileño "el arte existe porque la vida no basta".

Ferreira Gullar

Hay 9 Comentarios

Interessante o "lamento" do poeta. Gostei.
Juan, caso lhe interesse escrevi recentemente sobre "Capitalismo co-responsável, o socialismo possível". Se puder meu blog www.marinasdasilva.blospot.com
Abraço. Marina

Los EEUU han tercerizado la lucha, hay milles de mercenarios de Ruanda, Republica Centro Africana y Congo que reciben U$ 400 dolares mes (fijate que antes era U$ 1.000 dolares) para trabajaren como guarda espalda de los soldados norte americanos en Afeganistan, hay más de 100 mil africanos, muchos de esos miserables han vivido toda su vida en guerras, antes matando su propio pueblo, ahora estan peleando contra los afeganes.
La África se ha convertido en la basura del mundo, incluso entre los españoles hay personas que no quieren tener hijos con la piel oscura.

Puede que sea un inmenso poeta, pero en sus manifestaciones o reflexiones lleva una tremenda contradicción: dice que el capitalimso es invencible porque es creativo; al propio tiempo, sostiene que es preciso que el Estado lo controle porque si no lo hace devendrá en explotador. A la altura de sus años ha llegado a la citada conclusión. Es preciso ser muy prudente porque no sé si las noticias son fidedignas. Todos sabemos lo que ocurre en la Veja donde ven la luz noticias muy ocurrentes. Señor poeta: cómo y quién controla al capital? El juego democrático está cimentado en el equilibrio de los tres poderes. "Lógicamente", y con demasiada frecuencia, observamos que uno de ellos, que tiene la sartén por el mango y el mango también, desequilibra la balanza porque la dama de la misma perdió su venda hace siglos y no hay manera de quién es capaz de colocársela de nuevo. Me dicen que en Brasil se está viviendo dicha situación. En España, recientemente se vivió y, con anterioridad, el más alto Tribunal del país dio al traste con la voluntad de los votantes de una comunidad que mayoritariamente votaron a favor de su ley constitucional. Con todo ello quiero decir que quiénes serán los integrantes del control para evitar que el capitalismo se desmadre y, a su vez, de dónde será su procedencia. La contestación es obvia: lo que vencen. Y si es la derecha como viene siendo lo regular en todo el mundo occidental, y en el otro, lo consecuente es preguntarse quién o quiénes le ponen el cascabel al gato. El felino jamás lo consentirá y todos conocemos lo esquivo que es. En definitiva: ser poeta y crear mundos de sin igual belleza y de lirismo incontestable es muy diferente del mundo del capitalismo y del socialismo. Una cosa es el socialismo real cuya vida finalizó hace años y otra muy distinta su heredero legal y humano que ha sido la socialdemocracia que nadie debe confundir con la que alardea de practicar -engañando, por supuesto- una derecha disfrazada de falso humanismo que unas veces se presenta, según oportunidad y conveniencia, abrazada a los "eternos" "valores" del más rancio cristianismo tan devaluado por sus propios pecados en que ya no cree la mayoría de la gente pensante y en la que, desgraciadamente, aún tiene arraigo allí donde la ignoracia y pobreza se manifiestan escandalosamente.

Por Dios. estoy totalmente de acuerdo.
El socialismo no funciona, asi como no funciona la moneda comun europea (el euro) que es una clase de socialismo.
Como dijo el poeta, nosotros no somos iguales, uno nasce inteligente y otro nasce estupido, porque motivo, razón o circunstancia tienen que ser tratados como iguales.
En Brasil y toda latino america hay muchos intelectuales que suelen defender el régimen autoritario de Cuba, pero es muy facil hablar de Cuba viviendo en Brasil, queria que esos intelectuales de m....fueran a vivir en Cuba, seguro que no aguantarian ni un solo año allá.
La doctrina que preconiza una distribuicion equitativa de la riquezas basada en el principio de la coletivizacion de los medios de producion solo pode produjir pobreza....
Lo que produje riqueza es la inteligencia humana, y eso, mis amigos, no puede ser hecha por decreto......
P.S. En Brasil, principalmente en las universidades hay muchos que se dicen comunistas, pero no pasan de parásitas.
saludos

Creo que el problema reside en encontrar el equilibrio entre los extremos y evitar el juego de los vocablos de izquierda y derecha. En ambos bandos los hay buenos y malos. ¿Por el lado de los malos, por ejemplo, que diferencia había entre Hitler y Stalin? Ambos eran asesinos y ambos se disfrazaban de ideologías para encubrir sus psicopatías, algo que también se encuentra en los grupos clericales como fue el caso de la asesina Santa Inquisición.(disfrazada de cristiana). Y dentro de las llamadas democracias, en especial las que "prevalecen" en los grandes imperios políticos y económicos, el problema es la gigantesca farsa de sus gobiernos, sosteniendo y auspiciando la explotación de los países pobres. El problema de fondo es la condición humana, hundida en la sed insaciable de sexo, riqueza y poder, que afecta por igual a ricos y a pobres. Si no se recupera la ética, la Humanidad está perdida.

Que artículo tan interesante, y necesario!

Interesante el artículo. Parace ser que volvió al redil, señor Arias. Ya pensaba yo que iba a escribir hoy sobre los iluminatti o sobre el complot judío-musulmán para dominar el mundo. Pero bueno, no se puede jugar a ser periodista toda la vida. O se lo es, o no se lo es. No hay términos medios.

Por cierto: ¡Qué guapo es! Me encantan los chicos con melena

Yo estoy de acuerdo. La verdad, en todo. Especialmente en cuanto a la función del Estado. Y creo que todos lo entienden. Yo el socialismo no lo he vivido. He vivido el amiguismo y el asociacionismo. Si que pareció que la igualdad de oportunidades parecía cobrar cierta evidencia. Me refiero a que las condiciones del que no tenía no eran insufribles como antaño. Pero siguen siendo mucho más difíciles. Esto, en un Estado democrático se disfraza con todo tipo de pseudo- segregacionismos, como los nacionalismos excluyentes, la priorización exclusiva hacia el varón en detrimento de la mujer para puestos de responsabilidad o directivos (las excepciones son notorias), la discriminización racial o la política cuando es minoritaria (provocadamente cuando la territorialidad supera a las personas) o las propias de los mercados cautivos.
Por eso creo que el socialismo ha caído en España porque el marco que necesitaba para desarrollarse se encontraba manipulado de antemano. Al ser sabido, el personal aprovechó la tregua y se corrompió.
Desconozco las causas de por qué ha caído en economías de libre mercado.
Pero el post me parece excelente. Y en cuanto a "el arte existe porque la vida no basta", lo suscribo. Creo que tenemos la posibilidad de enriquecer la vida que tenemos. Para disfrute personal y para el de otros

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal