Juan Arias

La telenovela que ha hecho enloquecer a Brasil

Por: | 20 de octubre de 2012

Los actores de Avenida Brasil
La telenovela Avenida Brasil que acaba esta noche, ha superado todos los records televisivos desde que inició su andadura el 22 de marzo pasado. No sólo fue el programa más visto de la red Globo, sino la de mayor audiencia absoluta, alcanzando la cifra de un 73% de la audiencia total nacional.

Otro record es que, quizás por primera vez, Avenida Brasil, ha conseguido hacer enloquecer a todos los públicos: desde la Presidenta Dilma Rousseff al expresidente Lula da Silva, que llegaban a quejarse cuando algún encuentro oficial les hacía perder un capítulo, a escritores de grito, abogados y magistrados, psicoanalistas, hombre y mujeres, clase media alta y habitantes de las favelas.

Esta vez se ha tratado de algo más que de un fenómeno de masa o de un producto de diversión. Ha conseguido influenciar la vida misma de los brasileños y se ha convertido en tema de discusiones, polémicas, comparaciones y análisis de todo tipo.

Avenida Brasil (3)
Y la protagonista Carminha, mezcla de mujer humilde y simple y de demonio de ambición y de maldad, es ya un mito.

Los ecos de la telenovela llegaron incluso a ser tema de conversación entre los sesudos magistrados del Supremo que han estado, contemporáneamente a la telenovela, juzgando a políticos, banqueros y empresarios en la trama de corrupción del mensalão ya que una de las claves de la novela era la de la venganza.

Tanto llegó a influenciar la telenovela a la vida pública, que la Presidenta Dilma cambió de ayer viernes- último capítulo de la misma- para hoy sábado, un acto público en São Paulo para apoyar la candidatura del candidato de su partido a la alcaldía, para poder ver el último episodio y porque temía que al acto pudiesen asistir pocas personas atrapadas a esa hora al televisor.

Los políticos, en general, que luchan para vencer la segunda vuelta de las municipales en todo Brasil, se han quejado de que han tenido que acabar de prisa y corriendo los comicios para dar tiempo a que  la gente pueda ver la telenovela.

Anoche mismo, Lula en un comicio, glosó la novela comentando uno de los persojaes y dijo que tenía que acabar antes para dejar que ls gente pudiera ver el final de Avenida Brasil.

Más aún, me han contado que un pueblo de Minas Gerais, con motivo de una procesión de la Virgen patrona del lugar, al haberse atrasado la procesión y temiendo que no llegarían a tiempo para ver la telenovela, los devotos llevaron las andas con la Virgen a galope para acabar los más rápidamente posible.

Por primera vez también Avenida Brasil ha sido vista por personas que nunca habían seguido el fenómeno de las telenovelas y que hasta las criticaban.

Y ahora que ha acabado el folletín, los expertos intentan explicar el fenómeno. Lo han analizado sociólogos, psicoanalistas, escritores, madres de familia y millones de jóvenes que han multiplicado en las redes la atención por la telenovela.

Es curioso que han sido tantas y tan diversas las explicaciones dadas para intentar analizar el fenómeno, que se podría concluir que nadie ha sabido a ciencia cierta el por qué Avenida Brasil ha hecho enloquecer de esa forma a todo el país.

Avenida Brasil m(4)
Según María Immacolata Lopes, de la Universidad de Sâo Paulo (USP), la telenovela, más que un entretenimiento, se convirtió en la “narrativa del país”, que ha sido capaz de reflejar el momento de “orgullo y optimismo” que está viviendo Brasil.

La telenovela ha tenido lugar en el momento en que la clase C, la llegada de la miseria, se ha identificado con la trama desarrollada en el ambiente de los suburbios, vistos por primera vez, ellos y su cultura, no como algo marginal sino como una parte real y positiva del país que ha recuperado la esperanza y perdido su antiguo estigma de “complejo de perro callejero”.

Es lo que subrayan los sociólogos que afirman que Avenida Brasil, ha captado, por primera vez “el cambio de la sociedad brasileña, con la ascensión a ella de una nueva clase media”.

Los más literatos colocan también el éxito de la telenovela en la “innovación del lenguaje”, en el hecho de que la telenovela se ha acercado estéticamente al gran cine y que ha sabido hablar con el lenguaje de la calle, al mismo tiempo que los autores la han cargado de un ritmo nuevo, cruzado con sorpresas a cada capítulo, que ha sido capaz esta vez de captar también la atención del mundo joven.

Pero sobretodo, como afirman algunos críticos, lo que ha atraído de Avenida Brasil, que acabó convirtiéndose estos meses en el tema central de las conversaciones de los brasileños, ha sido el hecho de que la telenovela “ha subvertido el patrón tradicional de los lazos domésticos con gran osadía’.

Avenida Brasil (escena)
Según la sexóloga, Regina Navarro, uno de los éxitos tan estruendosos de Avenida Brasil es que “por primera vez una telenovela ha mostrado, sin juzgarlos y con delicadeza, los nuevos enredos amorosos de la vida real de las personas”,  y añade: “La tendencia es que cada vez más las personas se sientan a gusto, sin ser criticadas ni juzgadas, para amar como bien les parezca”.

De alguna forma se podría decir que Avenida Brasil, por lo que mostraba y por lo que hacía intuir, por transformar en normal y real lo que parecía prohibido, se convirtió en una especie de catarsis colectiva.

Un fenómeno que seguirá siendo estudiado durante mucho tiempo.

AVENIDA-BRASIL_TODOS_600

Hay 33 Comentarios

Aquí en Cuba está iniciando la transmisión de esta exitosa y bienvenida telenovela. Ha sido una de las más gustadas entre tantas que se han transmitido durante décadas. Lo mejor que tiene es que en cada capítulo ocurre algo nuevo e interesante, que da lugar a que nos sintamos curiosos por ver lo que va a continuar. Ha atrapado desde niños hasta los más grandes de casa. El elenco es espectacular, en fin, me gusta mucho y cada día pienso en ese final, ¿cómo será?

como puede ser que no hay un solo link que pase la novela en español??? solo puede ver el primero de esta novela y de la vida sigue??? tanta inutilidd hay???

muy buena esta noviela soy argentina lo amo

Estas equivocado señor Juan Arias , Avenida Brasil ha tenido 51% de la audiencia nacional y no 73%!

Gracias, Cartola, por esa aportación nueva al debate sobre las telenovelas. Es cierto lo que dice que no tienen nada que ver con el nivel cultural del país pues la Tv basura es general. Además, estas telenovelas de la Globo, por lo menos, son mucho más culturales y con fuertes acentos sociólogicos que la mayoría de la tele basura de los paises dichos desarrollados.
Feliz domingo

To: juanjosearias@hotmail.com

Tal vez sería interesante averiguar porqué el género de la telenovela es tan casi exclusivo del área de América Latina, y ahora últimamente se ha unido España. Yo ni quito ni pongo. No es un género que siga. Pero no creo que el índice cultural tenga que ver con eso. En España la televisión ofrece el mismo tipo de programación basura que ofrece Brasil o cualquier otro país, no digamos Estados Unidos. Sin embargo, el nivel cultural medio de la población española es más alto que el de la mayoría de los países latinoamericanos, incluida Brasil. Y a pesar de ello, en España se consume la misma "mierda". Si eso es así, entonces es que el nivel cultural nada tiene que ver con los gustos. Habrá que buscar otro tipo de causas que expliquen porqué en un país con tanto universitario y tanta cualificación como España, se consume el mismo tipo de basura televisiva que en países donde el analfabetismo aún es del 10% de la población como mínimo. No sé si me he explicado con claridad.

Me ha gustado el comentario de SusanaBarth. En cuanto al de Cartola, estoy de acuerdo en que interesa a la aristocracia actual, como a la de antaño (por eso la promocionó); y por imitación, a la clase media. No es un tema de cultura, sino de educación. Es la pobreza de lo fácil lo que me resulta aburrido e insoportable. Y todo ese artificio encaminado a conseguir que no lo parezca y que podría utilizarse para generar inquietud, curiosidad, capacidad de observación y de crítica, me parece una porquería.
Cuando La Barraca dirigida por Federico G. Lorca iba por los pueblos de España, la gente acudía quizás porque no había otra cosa (como en muchos canales de tv) pero no tenía ningún problema en comprender. La diferencia entre uno y otro proyecto es que al primero la educación le interesa un pimiento, el segundo pretende educar el gusto. Fomentar la crítica ¿Cómo puede surgir un pensamiento crítico en proyecciones estereotipadas (la mala es la morena, ¿verdad? Pidamos a las güeras un poco de grisi), argumentos histriónicos (viva la neura), enredos (risa fácil) y finales que nunca llegan (como el sueldo)?
Pues no lo se... No se trata de leer a los 18 a Cervantes o a Shakespeare, o de frecuentar la ópera, pero si de conseguirlo alguna vez. Si te acostumbras a la mortadela, es dificil que sepas cómo sabe un buen jamón. No es cuestión de dinero; es por eso precisamente por lo que me pone mala.

He leido a un forista decir: las telenovelas argentinas ´ni como ayudarlas´, bueno a la mayoría de los argentinos no nos gustan ni las mexicanas, ni las colombianas, un poco más las brasileras porque son como nosotros menos conservadores. En Argentina hay un canal que dan telenovelas de esos países y tienen muy bajo nivel de audiencia porque no nos vemos reflejados en esas sociedades, y creo que para tener éxito precisamente es que nos veamos en algo reflejados.
No conozco el argumento de la novela brasilera pero me parece que debe ser una madeja de complicaciones. Bueno aquí está teniendo mucha audiencia una telenovela llamada Graduados que precisamente remite al pasado estudiantil de los protagonistas, con muchos momentos nostálgicos y mucha, mucha risa y alegría. Será que eso nos está faltando a los argentinos, es decir un poco de alegría, porque precisamente en otro canal de tv están pasando otra novela con muchas complicaciones y la gente la ve mucho menos.

Estoy realmente alucinado del gran nivelazo cultural que tienen todos los miembros del blog. De todas maneras, por muy aborrecibles que le puedan parecer a algunos las telenovelas, es un fenómeno muy viejo. Las telenovelas de hoy son equivalentes al vodebil de hace 100 o 150 años. Nada ha cambiado. Y que yo sepa, el público al que iba dirigido el vodebil era la clase media e incluso la aristocracia, que eran precisamente los que se suponían tenían un mayor nivel cultural entonces. Los pobres y analfabetos, que eran inmensa mayoría, no se prodigaban mucho que digamos. El valor de las entradas no se lo permitía.

Muy mal articulo, ya que el lector no puede hacer una valoración de los comentarios, ya que nunca se explica la trama de tan mentada telenovela.

De las brasileñas a mi me gustó Tieta
De las colombianas el 70 % son remake de las mexicanas, 25% son de narcotraficantes y el 5% son destacables.
Las venezolanas, peruanas y argentinas ni como ayudarlas.
Las mexicanas siempre serán polémicas, las hay buenas, malas y muy malas. México es el Hollywood de las telenovelas.

No pretendo restarles importancia. Se que la tienen. Si me obligasen a seguirlas durante un año (la duración siempre se extralimita a conciencia), enfermaría.

¿Seguro que es una válvula de escape? A mi no me lo ha parecido nunca. Un cura, un sacerdote, que no está en Internet pero se empapuza de telenovelas será un cura que no verá más que a quienes hacen lo propio. Entonces: ¿Cómo podrá ayudar a quien no ve? ¿Tienen el antídoto?¿Cómo podrá ayudar a quien ha sido defraudado, traicionado, burlado, desposeído, insultado o robado si va a resultar incapaz de denunciarlo? ¿Cómo podrá despertar conciencias, viendo telenovelas y demonizando a Internet? ¿Demonizan la voluntad fomentando la pasividad? ¿Es mejor tragarse chorizos en lugar de coger a los verdaderos "chorizos"? ¿Engancharse a argumentos fáciles y a estereotipos en lugar de buscar información, compartirla, comunicarse con personas que existen?
No me vale. Me parece decadente y falso. Y por parte de la Iglesia, cobarde. Tan cobarde que me da pena.

Aquí, en Brasil, querida Belén, aunque te pueda extrañar, los curas son
los primeros que no se pierden las telenovelas. Lo veo por lo mucho que
las comentan. Uno de ellos me decía que necesitaba verla para poder
entender mejor a sus feligreses. Debe ser para ellos también una válvula
de escape!!!
Un abrazo


To: juanjosearias@hotmail.com

Aquí, en Brasil, querida belén, aunue te pueda extrañar, los curas son los primeros que no se pierden las telenovelas. Lo veo por lo mucho que las comentan. Uno de ellos me decía que necesitaba verla para poder entener mejor a sus feligreses. Debe ser para ellos una válvula de escape!!!
Un abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

A Juan Arias:
¿Qué dice la Iglesia al respecto? Lo pregunto a colación de su comentario acerca de que Internet descristianiza.
¿Qué dice acerca de la estereotipación, del engaño en la identificación y de la ceguera?

Me hace mucha gracia. En mi opinión, gustan y son seguidas porque el trabajo sobre el estereotipo, su desarrollo (se incluyen innovaciones) e innovación: enredos, accidentes, conflictos varios y ese suspense mantenido (se incluyen las innovaciones) aporta o transmite cierta seguridad al espectador (en este caso televidente).
Yo no las aguanto. Por el ritmo y la postura obligada (el televidente pierde su capacidad de observación hasta el punto de que a diario nos las cuelan por delante de los ojos). También porque la realidad las supera en amplitud y sofisticación. Por lo tanto, no encuentro ese supuesto beneficio (ese supueso manual o brújula que parece enseñar al televidente)
No dudo de la calidad de esta que trata el post.
Aquí hubo series horrendas (recuerdo la que veían mis compañeras, Crystal) que consiguieron un seguimiento masivo. Supongo que es este el motivo del estudio.

De acuerdo con Miguel y Rodrigo.
Y si puedo echar un poco más de polémica al post de Arias, me atrevería a clasificar las telenovelas, brasileñas, u de cualquiera otro país, como '"el crack del pueblo".
Ya que el opio, todos sabemos cual es.

Las telenovelas tienen una producción lujosa y hay un cuidado trabajo de marketing detrás de ellas, pero eso no debe distraernos de lo esencial: el fondo es pura basura. Hay otras formas más interesantes de emplear el tiempo. Los guiones están llenos de trampas y utilizan mil trucos bastardos para atraer la atención del público. La oferta cultural en Brasil deja mucho que desear. La Globo no pasa películas que no sean norteamericanas, hasta el cine brasileño está marginado. La oferta en los canales de pago es también muy pobre. Si un joven brasileño quisiera ver un filme de algún cineasta brasileño clásico, como Glauber Rocha, o incluso de uno más joven, como Walter Salles, lo tendría muy difícil. Y eso por no hablar del neorrealismo italiano o la nouvelle vague. Digo más, puede referirme a películas asequibles para el gran público, como "Jean Charles", la historia del brasileño asesinado en Londres por la policía, que fue un fracaso comercial por la falta de promoción y por ser obligada a ceder el espacio en las salas a películas norteamericanas al poco tiempo de estrenarse. Lo peor es que el público mayoritario está acostumbrado a la narrativa de las telenovelas y cuando se le ofrece algo diferente lo rechaza. Hay raras excepciones de oferta cultural diversificada, como el Espaço Itaú de Cinemas, una red de cines alternativos. O circuitos de salas en versión original en São Paulo o Rio.

las telenovelas deberia ser una narración de fatos humanos ficticios, pero muchas veces sirve como parametros para toda sus expectadores.
Hace muchos años que no veo una telenovelala ultima se llamaba "feijão maravilha (frijol - poroto maravilloso) en 1978, pero creo que el nivel moral no es algo que se pueda tener orgullo, mucha traición y ***

Perdona-me pues he hecho un error....estaba escribiendo para dos blogs al mismo tiempo....

La lengua Italiana es la lengua de Dante Alighieri, no estoy seguro si era de Florença, pero es como si la lingua Italiana fuera una imposición a todos los Italianos para que serviera de unificación.
Hoy en dia si estas en Mantova, por ejemplo, habla el italiano para hacer negocios, pero entre la gente de Mantova todavia se habla su dialeto, y asi es en toda Italia de Norte a Sur, el Italiano para la Unificación y sus dialetos para hablar con sus vecinos.
Incluso no estoy seguro si la lengua Italiana no fué algo inventado para la unificación.
Pero que pasaria se todas las regiones de Italia quisieran volver a ser independientes....una lastima por supuesto.
La liga del Norte de Italia es algo muy distinto, mucha gente es italiana de nacimiento pero tiene la sangre germanica, incluso, cuando hay un torneo en los pueblos del norte, muchas veces suelen hablar primero en Alemán y luego en Italiano.
Es un pueblo que nunca aceptó la derrota del reyno Austriaco para la Italia en la primera grande guerra, en resumén, la gente de la liga Norte es Germânica y no Italiana,,,,como se dice en Brasil, son los italianos rubios y de ojos azules.
Querer separar Cataluña de España es una locura, es como si quisiera separar los "miranda" de Portugal.

Juan, hoy a tocado hueso nuevamente. Le felicito. Estoy de acuerdo con Rodrigo y tambien con su replica a este. Aborrezco profundamente las telenovelas, pero menos que los concursos o los programas religiosos, y cuando son buenas, hasta a mi me atrapan y se transforman en lo mejor que muestra la TV de Brasil que en lineas generales es una bazofia como casi todas las del mundo que conozco (salvo la 2 en sus buenos tiempos, las BBC'S, Canal Arte, TV5.). Es cierto, no tenemos un Nobel, ya podria haber sido Mauro Vasconcelos o Jorge Amado, pero al menos el pueblo llano que es incapaz aun de leer sus obras, por culpa de las telenovelas, sabe quienes son estos autores y se transforman en un vehiculo de transformacion social. Sin duda.


Rodrigo, estoy sólo en parte de acuerdo con Usted. Es cierto, que en general, las telenovelas son un substitutivo fácil de la cultura literaria, que engancha a las clases más bajas y poco escolarizadas. Sin embargo, por lo que se refiere a las telenovelas de los últimos años de la red Globo, las cosas han cambiado. Los temas que toca son profundamente sociales, desde las drogas a la homosexualidad o a los que sufren carencias físicas o piscológicas. Y producen un debate nacional importante sobre esos temas.
De ahí que hoy las sigan también el mundo intelectual, vea a un escritor como Zuenir Ventura de izquierdas, citando contínuamente las telenovelas en sus columnas. O el sociólogo Da Mata.
Conozco a uno de los mayores cirujanos de cáncer, de fama internacional, que hace grabar la telenovela cuando no puedee asistir para no perdérsela.
Además en esas telenovelas actúan los mejores actores hoy en el mercado y poseen una calidad artística de primera mano.
Las cosas, en este campo, han cambiado mucho.
Un gran abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

?Puede darnos, por favor, Juanba, datos sobre ese su manual que puede inyeresar a los lectores?
Un abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

Es gracioso, pero así se llama mi manual para aprender portugués...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal