Juan Arias

El helicóptero de Dios

Por: | 13 de mayo de 2014

Sergio Cabral y su helicóptro oficial
En Río de Janeiro un helicóptero le costó caro políticamente al gobernador Sérgio Cabral
, del partido conservador (PMDB). Era un helicóptero oficial, pero el político lo empleaba para ir a pasar el fin de semana a su finca a 80 kilómetros de la ciudad.

Primero llevaba al matrimonio a los hijos y después en otro viaje a las domésticas y a los perros. Y hacía un tercer viaje, al parecer, para hacer la compra. El fin de semana salía caro a los contribuyentes.

Era en junio pasado cuando Brasil se despertó y más de un millón de personas se echó a la calle para pedir, entre otras cosas transportes mejores para los ciudadanos.

Cabral tuvo que renunciar a sus viajes de placer en el helicóptero oficial pues un grupo de indignados vigilaba 24 horas su piso en el barrio de más prestigio de Río, el de Leblón, y ni siquiera podía ir a dormir en él.

También diputados, senadores y hasta ministros sufrieron presiones por usar helicópteros y aviones de empresarios que trabajaban en obras para el gobierno, para fines personales.

El gobernador Geraldo AlckminEn ese clima, el gobernador de São Paulo, Geraldo Alckmin (PSDB) anunció que vendería el helicóptero oficial y que iría en metro al trabajo. El precio del helicóptero en venta era de 850.000 dólares y curiosamente el gobernador no encontró comprador hasta ahora, después las manifestaciones de junio pasado. Es como si de repente los helicópteros oficiales de políticos y gobernantes se hubiesen vuelto malditos y gafados. Nadie los quería.

Por fin, día atrás salió un comprador especial que por su identidad no tenía miedos a maldiciones porque goza de las bendiciones divinas. Lo ha comprado el pastor evangélico, Marco Roberto Dias, de la Iglesia Asamblea de Dios. La suya fue la única puja y la cuarta tentativa por parte del gobernador para vender el helicóptero

Helicoptero-assembleia-de-deusQuizás lo más pintoresco de la compra del que ha sido llamado el “helicóptero de Dios” fuesen los comentarios de los lectores en los diarios en sus ediciones on line. Se podía leer de todo: desde la desilusión de algunos fieles que deben pagar a la Iglesia evangélica el diezmo de sus sueldos a la ironía de que la Asamblea de Dios necesitaría de un papa Francisco para poner en vereda a ciertos pastores, demasiado amigos del dinero, que viven en el lujo y que a veces hasta acaban en la cárcel por sus enjuagues mafiosos.

Hace algún tiempo la policía detuvo en un aeropuerto a unos pastores evangélicos que llevaban varias maletas de dinero vivo en una avioneta particular. Cogidos con la mano en la masa, inventaron convencer a la policía de que se trataba de dinero de las limosnas de los fieles generosos.

Sólo que cuando abrieron las maletas los varios millones de reales estaban bien empaquetados, en billetes altos, sin estrenar, recién sacados de algún banco. Para ellos era sólo dinero de Dios.

Dinero en maletas

Hay 3 Comentarios

vaya panda de chorizos, ellos desayunan langosta y tienen al pueblo que no puede ni comer una vez al dia...

no se, pero me parece que hay mucho que hacer aún ...

Jesucristo da para todo! El caso es que todos estos ni siquiera son Cristianos. Su único Dios es el Dinero.Como será el tráfico de este "dios $" que tan solo en Uruguay hay mas de 900 pistas de aterrizaje clandestinas. Cordiales saludos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal