Wall$treet Report

Sobre el blog

“El dinero no duerme”- Gordon Gekko. La actividad en la plaza neoyorquina no cesa con el toque de campana y desborda como una crecida la calle del muro.

Sobre el autor

Sandro Pozzi

, italosevillano, loco por el kimchi. Sobrevivió siete años en Bruselas y desde hace ocho, en Nueva York.

Eskup

Curvas hacia la SuperBowl

Por: | 28 de enero de 2013

El próximo domingo los estadounidenses se pegarán a la televisión comiendo hamburguesas para ver la SuperBowl. Los anuncios que se preparaban para la final de la liga de fútbol americano era uno de los secretos mejor guardados por las marcas, para no restarle efecto. Ya no es el caso para no perder el filón que la anticipación del evento acompaña en Internet. Y a la vista de lo que circula por la red, los fabricantes de coches van a mostrar este año más curvas que caballos durante la emisión en la CBS. Está este, por ejemplo, protagonizado por la modelo Kate Upton con el CLA de Mercedes. A semana iba por más de cinco millones de visitas en Youtube.

 

     El año pasado, Chrysler apostó por la veterana figura de Clint Eastwood para hablar del retorno de Detroit. El anterior recurrió al rapero Eminem. Ahora parece que la manera de vender coches es enseñando más piel que en una publicidad de champú. Ese recurso al sex appeal como reclamo está generando mucho debate en las redes sociales antes del enfrentamiento de los 49ers de San Francisco con los Ravens de Baltimore. ¿Harían los alemanes lo mismo en Europa? Hasta CocaCola parece entrar en el juego de las curvas con su campaña titulada "Mirage", en esa búsqueda por dar de que hablar en Internet con un anuncio viral. La respuesta está ahí, más de 400.000 visitas al anuncio el lunes previo a la SuperBowl XLVII, que se disputará en Nueva Orleans.

 

     El del Audi S6 con el chico conduciendo el sedan hacia el baile de promoción iba por el millón de visitas. De nuevo, el reclamo son las supuestas curvas del coche sobre la potencia de este deportivo en la toma con la aceleración. La surcoreana Kia apuesta por la ex miss Alyssa Campanella, convertida en un sexi robot para presentar su modelo Forte EX. Como en el caso del anuncio del CLA, aparece estático ante la cámara. Toyota se apoya en Kaley Cuoco, de The Big Bang Theory, para acercar al público el RAV4. La audiencia, dicen los creativos, es la que es: jóvenes varones buscando entretenimiento. Pero como saben en Madison Avenue, está por ver su efecto. Porque al final, los anuncios que más gracia hacen a los espectadores son los que tienen como protagonistas a bebés y a mascotas. Y los habrá y muchos.

Grandes risas en la Fed

Por: | 21 de enero de 2013

La transcripción de las reuniones de la Reserva Federal no tienen desperdicio. Se publican pasados cinco años -a las tres semanas de cada encuentro se hace con las actas. Y uno espera que los propios protagonistas de los debates aprendan algo de ellas. O al menos, que las relean. Las de 2007 muestran muchas cosas. La primera, una gran división entre sus miembros. La segunda, mucha miopía. Y la tercera, un cambio radical de percepción en el verano. Todo esto se ve en la evolución de un detalle concreto: las risas que se pegaban Ben Bernanke y compañía mientras tomaba cuerpo la mayor crisis financiera en ocho décadas, desde la Gran Recesión.

Bernanke

     Risas en plena reunión, al hablar de deporte, en la pausa del café y se mofan del arrebado de Jim Cramer. El humor muestra, por decir algo positivo, que hay cierta sintonía. Como dijo Bernanke en una de sus intervenciones públicas, son las diferencias las que enriquecen el debate. Pero de ahí, a 66 carcajadas en la reunión de enero. Era antes de que reventaran dos hedge funds de Bear Stearns que apostaron por las subprime. Para junio, cuando Wall Street se hacía preguntas, subieron a 81. El cachondeo se acabó en agosto; quedaron en la mitad. En diciembre, cuando ya era tarde, fueron 22 frente a 18 de la temida palabra que empieza con la "R". ¿Saben ahora lo que hacen?

Atrapado en el plástico

Por: | 15 de enero de 2013

Es uno de esos datos recurrentes para hablar de los hábitos de consumo de los estadounidense y que también explican los excesos que llevaron a la mayor crisis desde Gran Depresión. Y lo más preocupante, es que los números no me mejoran. Más bien al contrario, por lo que se teme que se esté fraguando ya una crisis financiera a cuatro décadas vista. Un estudio en EE UU revela que los jóvenes estadounidenses entre los 28 y los 32 años de edad acumulan en sus tarjetas de crédito una deuda muy superior a la de sus padres y abuelos. Además, la saldan en plazos más largos. Los autores miran al futuro y temen que esto se traduzca en problemas mayores cuando lleguen a la vejez.

Tarjeta

     El trabajo corresponde a a Universidad de Ohio. Como referencia se tomó a jóvenes adultos nacidos entre 1980 y 1984 y los datos se cruzaron con otros grupos de edad. Las tablas muestran que de media acumulan 5.890 dólares más en deuda que sus padres y superan en 8.160 dólares las de sus abuelos. Lucia Dunn, una de las autoras, tiene claro que "morirán con el balance de sus tarjetas de crédito en rojo". El estudio muestra en este sentido que la posibilidad de que repagen sus deudas es 24 puntos inferior a la de los padres y 77 puntos más baja que la de los abuelos. "Si esto persiste, no enfrentaremos a otra crisis entre los mayores que no podrán pagar la deuda en sus tarjetas".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal