Coca-Cola en cápsula

Por: | 06 de febrero de 2014

Los títulos de Green Montain Coffee están disparados. Se pagan a más de 100 dólares la unidad, casi un 30% más que al cerrar el miércoles. Y de rebote, también lo hicieron los de SodaStream, que se apreciaron de golpe un 7%, lo que le ayudó de paso a compensar parte de lo que perdió por el escándado de Scarlett Johansson. Todo porque Coca-Cola acaba invertir 1.250 millones de dólares en la compañía que vende las máquinas Keurig para hacer café espresso en casa, lo que le permitirá hacerse de paso con el 10% del capital. En seguida, algunos analistas vieron en el anuncio una operación que puede transformar el mercado de los refrescos, un negocio que en EE UU lleva una década a la baja, con un nuevo sistema que dispensará desde bebidas gaseosas hasta zumos.

Green_mountain_coffee

     Es difícil pensar que las cápsulas sustituirán a las latas o los botellines. Pero sin llegar a ese extremo, la alianza a diez años de Coca-Cola con Green Montain Coffee es una vía más para llegar al consumidor e intentar potenciar así las ventas de bebidas sin alcohol. Lo que también es cierto es que el cliente tiene cada vez más opciones a la mano y eso obliga a gigantes como Coca-Cola o PepsiCo a interesarse por desarrollar nuevos productos. Keurig tiene previsto presentar a comienzos del año próximo una máquina para hacer bebidas frías en casa, en la que colaborará ahora Coca-Cola en su desarrollo. Pero lo que deberán probar con el nuevo sistema es que tendrá el mismo éxito que con las que ya vende para hacer té caliente. Y está por ver si la maniobra es suficiente para forzar a PepsiCo a mover ficha.

Barbie agua las fiestas

Por: | 31 de enero de 2014

Parece que el consumidor estadounidense empieza a tener un poco más de apetito para gastar. Es lo que dicen las estadísticas. Pero a pie de cajero, el clima en el sector del comercio sigue siendo complicado, a raíz de los resultados presentados hasta ahora. Los fabricantes de juguetes no son una excepción. Bryan Stockton, el consejero delegado de Mattel, asegura que la industria aguanta bastante bien el tirón. Sin embargo, el rendimiento de la compañía en el cuatro trimestre quedó lejos de lo que esperaba Wall Street. La Barbie les aguó literalmente las fiestas, con una caída del 13% en las ventas.

Barbie

     La reacción de los inversores fue muy negativa, como si las muñecas Bratz estuvieran jugando en corto contra Mattel. El valor de la juguetera estadounidense se desplomó un 11% en la apertura. El problema con la Barbie, uno de sus productos estrella, es conocido. Pero no es el único. Las ventas globales cayeron un 6% en el trimestre, hasta los 2.110 millones de dólares. EE UU hizo de lastre, con una caída del 10%, mientras que en el resto de mercados se mantuvo estable. También sufrió un desplome similar al de Barbie los artículos educativos de la marca Fisher-Price y fue del 11% en el negocio de Wheels.

Planes

     La mala noticia para Barbie, pero no para Mattel, es que las ventas de las otras muñecas crecieron un 12% gracias al tirón de la Pricesas de Disney. Sin ellas, y sin los aviones del filme de animación Planes, los resultados del cuatro trimestre hubieran sido un completo desastre. Pero quizás lo más preocupante es pensar que el caso de Mattel muestre en realidad que el panorama económico en EE UU no sea tan robusto como lo pinta la Reserva Federal o la Casa Blanca. Lo que si que está claro es que Mattel lo tiene peor que otros y que la creciente competencia de MGA Entertainment le hace daño.

 

 

Gross solo ante el peligro

Por: | 22 de enero de 2014

Esta si que no se la esperaban en Wall Street. Mohamed El-Erian se va de Pimco, el gestor del bonos más importante del mundo y una de las firmas de inversión más influyentes. Se le veía como sucesor natural de Bill Gross, el gurú de la filial del grupo Allianz y con el compartía la dirección de la estretegía de inversión. El-Erian era, además, una presencia permanente en las cadenas financieras, que adoraban su calma y se capacidad de analizar la situación al instante. Pero en esta ocasión no dio explicación sobre su salida pese a que es conocido que el fondo no pasa por un buen momento.

Elerian

     La noticia fue chocante, pese a que en los últimos meses el colosal fondo esté sufriendo una fuga de clientes que abandonan la renta fija hacia los mercado de acciones. El-Erian, formado por la Universidad de Cambridge, se hizo con el cargo de consejero delegado de Pimco a final de 2007. Bajo su gestión tenía activos por valor de dos billones de dólares. Antes se encargó de las inversiones del coloso financiero de Newport Beach (California) en el negocio de bonos en países emergentes. El plan oficial es que siga asesorando a Allianz sobre cuestiones de política económica internacional.

Billgross

     El-Erian dejará el cargo a mediados de marzo. La estragia de estimulación masiva que activó la Reserva Federal hace un año cambió las fortunas de Pimco mientras disparó las de Wall Street. El reputado Total Return Fund, el mayor del mundo, perdió un 2,3% el pasado ejercicio. Se calcula que sus clientes retiraron cerca de 41.100 millones de dólares. Además, los cambios de regulación van a mermar más el negocio de la renta fija. La salida del economista, explica a Allianz, se debe a un cambio de gestión ahora que la firma busca nuevas vías para ser relevante. Douglas Hodge le toma el testigo.

Hillary

     Gross, confundador de Pimco, deja claro que seguirá plenamente comprometido con el fondo. "Tengo las batería cargadas al 110%. Estoy listo para seguir 40 años más". Una clara exageración, porque tiene 69 años de edad. El-Erain es más joven, de 55 años. De momento no parece tener otros planes más allá de seguir en la nómina de Allianz como asesor. Pero desde ayer tarde circulan todo tipo de rumores, desde Naciones Unidas a ponerse al flanco de la presidenciable Hillary Clinton. "Lo único que sé es que quiero hacer algo diferente", comentó en una carta interna a los empleados del fondo.

Efecto Burgundy

Por: | 04 de diciembre de 2013

 

Vistas las ventas que tuvo Chrysler en noviembre, parece que el coche de moda en EE UU es el Durango. Subieron un 16% para el grupo controlado por Fiat comparadas con hace un año. En el caso de este modelo de Dodge, la mejora fue del 40%. Y todo mérito de una campaña de publicidad magistral protagonizada por Will Ferrell, justo cuando la compañía se prepara para volver a Wall Street y en la víspera de que Paramount Pictures estrene en los cines de la secuela de Anchorman, donde el actor interpreta al presentador Ron Burgundy. Hay toda una serie circulando desde octubre. Chrysler podría haber elegido un socio diferente para presentar el coche, como un piloto del Nascar. Es lo que hizo con el rapero Eminem y el actor Clint Eastwood para contar al público la historia de su resurrepción tras la bancarrota. Sin embargo, ahora opta por un personaje de ficción y por una estrategia centrada más en las redes sociales.

 

      Funcionó, solo hay que fijarse en la visitas que registran los anuncios en Youtube. El pitchman ayuda para vender el nuevo Durango. En noviembre colocó 5.581 unidades en el mercado y eleva a 55.351 las que lleva este año, casi un 50% más que en el mismo periodo de 2012. Pero también hay una mayor disposión del consumidor por hacer compras grandes, aprovechando que el coste de los préstamos sigue bajo. Las ventas de coches en EE UU subieron un 9% en noviembre. Chrysler está claramente por encima de la media. Pero las estadísticas muestran que de los concesionarios salen rondando tantos vehículos como hace siete años, antes de que el negocio de los fabricantes de Detroit se viniera abajo. En términos anualizados, las ventas progresan a un ritmo de 16,4 millones de unidades, frente a los 15,3 millones hace un año. Es el segundo mes del año por encima de los 16 millones de unidades.

Oro amarillo a cuatro ruedas

Por: | 15 de noviembre de 2013

¿Cuál es la inversión más segura? Visto lo que se desembolsó en las últimas subastas de Christie´s y Sotheby´s, parece evidente que una obra de Andy Warhol o de Francis Bacon. Pero con los pies más en la tierra y sin llegar a ser un miembro del club de los superricos, diría que viviendo en una ciudad como Nueva York lo más a mano si se tiene efectivo sería comprar un apartamento en Manhattan para alquilarlo: el inventario es limitado, los precios están por las nubes y la renta media es muy alta, por no hablar de los servicios. Eso provocó que el valor de los inmuebles se mantuvieron estable en algunos barrios durante la crisis, mientras se depreciaron un 30% de media en todo EE UU. Pero la respuesta que suelo dar es una licencia para operar un taxi amarillo.

Yellow-Cab-a21219505

     Se conocen como "medallion" y acaba de pagarse 2,52 millones de dólares por un par de estas chapas de aluminio que se ven en el capó de los taxis. Es un precio récord y eso que las licencias son para dos taxis especiales para discapacitados, que suelen ser un 10% más baratas que las regulares. Para entender por qué es una inversión a prueba de recesiones, solo hay que remontarse a la última puja pública realizada en la ciudad de los rascacielos: se pagó 1,3 millones por dos licencias idénticas en 2008. En la actualidad hay 233 taxis adaptados para pasajeros con discapacidad, cifra que se espera elevar a 1.800 vehículos en los próximos tres años. Con la última subasta se doblan en número, mientras la ciudad ingresa 200 millones tras ofrecer 100 pares de estas licencias.

Yellow-cab-accessible

     Hace 10 años, por una licencia para operar un taxi normal se pagaba en las subastas 215.000 dólares. Entonces era un precio 100.000 dólares inferior al que se desembolsaba por un apartamento de una habitación. Ahora, con los 1,26 millones subastados por cada uno de los pares de medallones, daría por un buen apartamento de tres habitaciones. Y estamos hablando, además, de permisos para operar dos taxis que son más pesados y costosos para el dueño que un taxi normal. Es decir, haciendo cuentas se podría decir que por un permiso regular habría que tener listos 1,5 millones. Dicen los taxistas que esta escalada refleja el optimismo que reina en la ciudad, sobre todo entre los patronos del gremio, que califican los últimos 12 años con Michael Bloomberg de hostiles.

Amazon siempre llama dos veces

Por: | 11 de noviembre de 2013

El Servicio Postal en EE UU tiene un agujero colosal en sus cuentas, que no para de crecer. No es nada nuevo. Lleva tiempo al borde de la bancarrota. Solo en el último trimestre tuvo un negativo de 740 millones de dólares. El volumen de correo continúa cayendo. Así que para dar con nuevas vías para elevar los ingresos y evitar más pérdidas para el contribuyente, acaba de llegar un acuerdo por el que Amazon utilizará su flota de camionetas para repartir paquetes los domingos. Los primeros beneficiados serán los clientes abonados al servicio "prime" en Nueva York y Los Ángeles.

Amazon

    "Conforme las compras por vía electrónica crecen, ofrecemos a expedidores como Amazon la opción de entregar sus paquetes los domingos", anuncia Patrick Donahoe, responsable de US Postal. Es el mismo que en esta situación de penuria habló de acabar con la entrega de correo los sábados para recortar gasto. La idea es otra muestra del frenesí de las tiendas electrónicas por llevar cuanto antes sus productos a la puerta de casa. A lo largo del próximo año se sumarán Dallas, Houston, Nueva Orleans y Phoenix. Está por ver si estas alianzas servirán a US Postal para reducir una agonía que arrastra desde hace siete trimestres mientras FedEx, UPS y DHL se hacen con su negocio.

Gross lee la cartilla al 1%

Por: | 31 de octubre de 2013

Bill Gross, el rey de los bonos, salta a la palestra para leerle la cartilla a los miembros más tacaños del exclusivo club de los multimillonarios. Les viene a decir que no sean como el Tío Gilito y que paguen más impuestos, que es lo que les corresponde para que el conjunto de la economía crezca. No es la primera vez que el gestor de Pimco expresa públicamente esta especie de vergüenza agena. Ni tampoco es el único; esta es una campaña que lidera desde hace tiempo el inversor Warren Buffett, tras reconocer que paga al Tío Sam menos que su secretaria. Lo que creó sorpresa es que Gross, integrante de la iniciativa filantrópica Giving Pledge, utilizara como caja de resonancia la carta que publica cada mes con su visión sobre cómo van a ir las cosas en el mercado de deuda. "Siento pena", llega a decir en el arranque de la misiva.

Bill_gross

     Como las de Buffett, las cartas de Gross son una especie de texto de culto en Wall Street. En el parqué se le ve como uno de sus gurús, pese a que a veces no acierte con su bola de cristal. "Ha llegado el momento de compartir vuestra fortuna pagando más impuestos y de una reforma más equitativa", insiste. La creación de empleo, en su opinión, debe ir por delante al ansia de amasar riqueza personal y el beneficio. Bill Gross, que unos días atrás tuvo en serio encontronazo con Carl Icahn por su agresividad como inversor, tiene una fortuna estimada en 2.200 millones de dólares. Eso le sitúa en los más alto del grupo del 1%, los contribuyentes que en EE UU tiene la mayor renta. En su caso hay que añadirle un dos ceros por delante 1 y una coma. Se considera por ello un privilegiado.

Gross

     Para defender su posición en este debate, asegura que un sistema impositivo más equitativo hará de EE UU una economía más competitiva y productiva que la de Canadá o Alemania. "Las economías desarrolladas funcionan mejor cuando la desigualdad de ingresos se reduce", argumenta. Gross no se fija solo en los individuos. Insiste que los consejos de administración de las grandes sociedades deben reinvertir sus beneficios en nuevas instalaciones y equipamiento, en lugar de dedicarse a elevar las ganancias para los accionistas con planes de recompra y destruyendo empleo. Otra afirmación que se interpreta como un ataque a Icahn, por la presión que está haciendo a la ejecutiva de Apple para elevar el premio a los inversores. "Usa tu tiempo a ayudar a la gente, no ti mismo".

Color para los Benjamin

Por: | 08 de octubre de 2013

Nada más tocar el nuevo billete de 100 dólares, se nota la diferencia. La textura es diferente, con un relieve que se siente por toda la superficie. Aunque lo primero que salta a la vista nada más verlo son los colores y su nuevo estilo. La última generación de los Benjamin, como se conoce a la denominación con el perfil del sexto presidente de Pensilvania, llegan finalmente a las manos de los estadounidense tras una larga espera de dos años y medio. La Reserva Federal sudó tintan para producirlos. Y no deja de ser irónico que su puesta en circulación coincida en el tiempo con Estados Unidos asomándose de nuevo al precipicio del impago de su deuda, por el circo político en Washington.

100pavos

     El objetivo del nuevo diseño es hacer más difícil la falsificación de uno de los billetes de mayor circulación en el mundo. Entre las medidas de seguridad, incorpora ahora una banda azulada 3D justo sobre el hombro izquierdo de Benjamin Franklin. La denominación el billete aparece en cobre, como el tintero. Ahí se encuentra la campana de la libertad en verde, el otro elemento de seguridad distintivo. Al moverlo, da la sensación de que cambia de color, como sucede con el número 100 en la esquina derecha al mirar el billete. Además, en el nuevo diseño aparece una pluma, que representa la que usaron los padres fundadores para firmar la Declaración de la Independencia.

100-Dollar-Bill1

     Hay otras características que ya se utilizan en otros billetes en EE UU, como el hilo de seguridad que aparece a la derecha del presidente y la marca de agua con la cara de Franklin, aunque en este caso el retrato es ahora más simple. Llevó más de una década desarrollarlo y su introducción estuvo plagada de problemas técnicos por su complejidad, que según la Reserva Federal ya están resueltos. El cese que desde hace una semana afecta a las actividades administrativas del Gobierno federal no parece que vaya a tener un impacto mayor en el día del estreno del nuevo billete de 100 dólares. Hay 3.500 millones de billetes con esta denominación listos para ser repartidos, también fuera de EE UU. 

Billetes

     El incremento de la seguridad en los billetes contra la falsificación comenzó en 2003 con el de 20 dólares. La última vez que se cambió el diseño del de 100 dólares fue en marzo de 1996. Se calcula que hay billetes circulando con esta denominación por valor de 900.000 millones. Los viejos se irán destruyendo y sustituyendo por los nuevos conforme vayan llegando a las instalaciones de la Reserva Federal. Por cierto, el nuevo billete tiene un elemento que se les ha quedado viejo antes de subirse a los blindados para su reparto entre las instituciones financieras: la firma es del secretario del Tesoro. Es la de Timothy Geithner. La de Jack Lew, su sucesor, no aparecerá estampada hasta que todos los billetes que ya fueron impresos en la primera remesa estén en circulación. 

 

 

Tesla está que arde

Por: | 03 de octubre de 2013

El que compró acciones de Tesla hace un año, debe estar que no se lo cree. Los títulos del fabricante de coches eléctricos de gama alta están disparados. En los últimos 12 meses se apreciaron más de un 560%, de un mínimo anual de 26,8 dólares a un máximo de 194,5 dólares la unidad. A ese precio, la compañía de Elon Musk vale cerca de 22.000 millones de dólares. Echando cuentas, es la mitad de la capitalización bursátil que tiene General Motors y un tercio de la de Ford Motor. Pero lo que pasó el miércoles en Wall Street muestra que la ley de la gravedad también se aplica en el parqué. Las acciones de Tesla se desplomaron de golpe un 12%. En un principio se pensó que fue por una valoración negativa de R.W. Baird. Hasta que emergió en Youtube este vídeo de un flamanet Model S ardiendo por el morro en Seattle.

 

     El incendio, de acuerdo con Tesla, fue provocado por un accidente. Un objeto metálico en la carretera impactó directamente contra una de las baterías del coche y prendió fuego. El incidente sucede unos meses después de recibir la máxima calificación posible en las pruebas de choque que realiza la National Highway Traffic Safety Administration. También tuvo la nota más alta de la revista Consumer Reports. Pero los inversores son muy sensibles a este tipo de eventos, como se vió con el Volt de Chevrolet y con las baterías de B787 Dreamliner. El incidente del Model S, un coche que cuesta unos 70.000 dólares, podría ser por tanto el detonante para que los inversores se replanteen el valor real de la compañía, sobre todo si ven que el incendio afecta a la reputación del coche y a las ventas, como le pasó a General Motors.

Tesla

     El incidente va a invitar sin duda a examinar muy bien las cifras de Tesla y ponerlas en contexto. Tesla es uno de los valores más mimados hasta ahora en Wall Street, donde han convertido a Elon Musk en uno de los grandes héroes del mundo corporativo. El fabricante de coches eléctricos, que aún debe demostrar que es rentable, cotiza diez veces por encima a los ingresos que se esperan para 2013 y siete veces más si lo que se toma como referencia son los 2.860 millones que se auguran para 2014. En el caso de Ford Motor, lo hace solo a la mitad de las ventas que tendrá el año próximo, de 146.000 millones. Para General Motors, con una proyección de ingresos de 166.000 millones en 2014, el ratio entre el precio de la acción y las ventas que se esperan queda reducido a menos de un tercio. Es decir, en Tesla juegan otros factores al alza que pueden tornarse en su contra si cambia de golpe la percepción del mercado.

Gates y Page apoyan la visión de Jobs

Por: | 29 de septiembre de 2013

Apple, Microsoft y Google. Basta solo con nombrarlas para que la primera cosas que se venga a la cabeza es la brutal batalla que libran en el mercado de la computación móvil. Sin embargo, entre bastidores, siempre hubo un profundo respecto y amistad entre sus cofundadores. Cuenta la biográfia de Walter Isaacson que Bill Gates y Larry Page fueron de los últimos en ver con vida a Steve Jobs. Dos años después de morir de cáncer pancreático, el nombre de los tres genios tecnológicos emerge de nuevo. Esta vez asociado a una empresa biotecnológica: Foundation Medicine. La firma empezó a cotizar el pasado miércoles en el Nasdaq bajo el símbolo FMI, tras colocar en el mercado 5,8 millones de acciones a un precio de salida de 18 dólares el título. Su estreno pasó prácticamente desapercibido para el inversor corriente.

Billsteve

     Esa fue la firma a la que recurrió Jobs buscando una explicación genética a su enfermedad. Con una sola prueba, la diagnosis revela todas las mutaciones que pueden llevar a una persona a padecer cáncer. El perfil genético, en principio, debe ayudar a los médicos a elegir el mejor tratamiento para el enfermo. La documentación remitida por la biotecnológica al regulador bursátil con la oferta revela que Gates uno de sus principales accionistas, con un 4% del capital. Google Ventures, por su parte, controla el 9%. Los 106 millones que recauda con la colocación se suman a los 251 millones que le inyectaron desde la muerte de Jobs los acaudalados inversores privados que creen en la medicina personalizada. Son compañías muy seguidas en Wall Street, como Myriad Genetics, a la que recurrió Angelina Jolie antes de la doble mastectomía.

Foundiation

     Otro de los principales inversores es el magnate ruso Yuri Milner. Nada más empezar a cotizar, las acciones se pagaban a 30 dólares la unidad. Y de allí subieron en un par de días hasta 37 dólares, doblando el precio de referencia de la oferta. Su capitalización bursátil ronda los los 937 millones. La compañía de Cambridge (Massachussetts) cerró el último ejercicio con pérdidas de 22,7 millones, el doble de lo que ingresa. El dinero recaudado con la venta de acciones lo empleará en ampliar sus operaciones y estudios. Junto al test FoundationOne, la biotecnológica analiza tejidos en pruebas clínicas que realizan Novartis, su principal cliente con más del 10% de los ingresos, Johnson & Johnson y Celgene. Es la tercera biotecnológica que se estrena en Wall Street. En junio pasado lo hizo Third Rock Ventures y un mes después Agos Pharmaceuticals. La primera se apreción un 70% hasta hoy; la segunda, un 40% desde el estreno.

Art-levinson

     No es la primera alianza de este tipo que se ve en Silicon Valley. Google acaba de fichar a Art Levinson, actual presidente de Apple, para dirigir el proyecto médico Calico, este dirigido a investigar sobre las enfermedades asociadas con el envejecimiento. El nombre de este ejecutivo pionero en el campo de la biotecnología como expresidente de Genentech también aparece entre los fundadores del Breakthrough Prize, una especie de Nobel alternativo en el campo de las ciencias de la vida, junto al de Sergey Brin de Google, Mark Zuckernerg de Facebook y de nuevo Yuri Milner. 



Wall$treet Report

Sobre el blog

“El dinero no duerme”- Gordon Gekko. La actividad en la plaza neoyorquina no cesa con el toque de campana y desborda como una crecida la calle del muro.

Sobre el autor

Sandro Pozzi

, italosevillano, loco por el kimchi. Sobrevivió siete años en Bruselas y desde hace ocho, en Nueva York.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal