Un hombre da la bienvenida al Año del Caballo en el templo  Wong Tai Sin, en Hong Kong. (AFP-Getty)