Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Carisma, compromiso, rock y Vuitton... ¡Bonísimos!

Por: | 24 de marzo de 2011

Nuestro colaborador CARLOS PRIETO ataca de nuevo, esta vez con una entrada sobre los rockeros y sus iniciativas para apoyar causas solidarias. Disfruten de la historia y de los espléndidos vídeos.

 

Life 8


Roger Waters, el antiguo líder de Pink Floyd, deleitará estos próximos días a muchos (el que suscribe incluido) con una interpretación completa de su obra The Wall en Madrid y Barcelona. Disco de Pink Floyd en 1979 y película de Alan Parker en 1982, El muro narra la historia de un músico famoso, alienado desde su infancia, que acaba aislándose de la realidad hasta que consigue derribar la muralla que él mismo construye a su alrededor. En 1990 el propio Waters reunió un elenco de artistas de los que quitan el hipo para interpretar la ópera-rock en Berlín. A pesar de que el argumento tenía poco que ver, el paralelismo entre su historia y la reciente caída del Telón de Acero era evidente. El concierto celebraba la libertad recuperada y tenía, obviamente, carácter benéfico.

 

El rock ha abrazado causas sociales y políticas desde sus inicios. Los herederos directos del folk, como Dylan, profetizaban el cambio y lo veían flotando en el aire. Artistas negros de mediados de los sesenta –Sam Cooke, Curtis Mayfield– se atrevieron a mencionar, sin ira, las evidentes injusticias que sufrían sus hermanos. La oposición a Vietnam y el movimiento hippie trajeron mensajes de paz y amor.

 

En 1971 se celebró en Nueva York el primer macroconcierto benéfico, organizado por el exbeatle George Harrison en apoyo a Bangladés. Este país se acababa de independizar de Pakistán y era víctima de hambrunas terribles. Pero fue en los ochenta, a raíz de otro desastre humanitario en Etiopía, cuando el movimiento estalló. Bob Geldof, líder de una banda irlandesa de punk (y, cosas de la vida, protagonista de la versión fílmica de The wall), movilizó a lo más granado del pop-rock británico e irlandés para grabar un single benéfico titulado Do they know it’s Christmas? El disco venía firmado por Band Aid, un hábil juego de palabras que en parte reconocía que la causa desbordaba la buena voluntad de los artistas: una band aid es... una tirita.

 

Los estadounidenses cogieron el testigo, capitaneados por Michael Jackson. Así, meses después se publicaba We are the world firmado por USA for Africa. El movimiento se completó con un doble concierto multitudinario, Live Aid, celebrado a la vez en Londres y Filadelfia. Después, hasta el final de la década, no hubo causa social que no generara un disco benéfico o un concierto de apoyo.

 

¿Entonces? ¿Viven hoy mejor los bangladesíes o los etíopes? ¿Se ha acabado con la injusticia y la desigualdad? ¿Saben ellos que es Navidad?... Por favor, no respondan a la pregunta ni después de la publicidad.

De hecho, incluso las cantidades recaudadas en ambos eventos -que no eran sino aparatosas pero ínfimas gotas en el mar de la pobreza extrema- han provocado controversia. El concierto de Bangladés generó poco menos de 250.000 dólares por sí mismo, cantidad que creció hasta los 12 millones con los derechos del disco y la película, pero el dinero tardó la friolera de 11 años en llegar a su destino por problemas fiscales. El propio Harrison adelantó 500.000 dólares de su bolsillo y no quiso saber más. Live Aid, por su parte, recaudó unos 150 millones de libras entre entradas y donaciones telefónicas. Puede parecer mucho, pero para un espectáculo mundial seguido por televisión por dos mil millones de personas, fue un verdadero fiasco: la donación media de cada telespectador no llegó a 10 peniques (ponga céntimos si quiere).

Como las ONG y los movimientos sociales, algunos artistas parecen haber aprendido que hace falta generar apoyo social, pero para influir en las decisiones políticas. Bono, cantante de U2, es el máximo exponente, aunque no está exento de controversia. Apoya el comercio con África, se reúne con Bush y el Papa, arenga en Davos… o anuncia Louis Vuitton desde la sabana africana para financiar su fundación. ¿Es este, por fin, el camino correcto? Glups… Joaquín Reyes responde en este vídeo. 

 

 

Putxe Carlos Prieto promueve desde la Universidad Comillas la solidaridad y el compromiso social de los estudiantes. En sus ratos libres es un erudito musical.

Hay 14 Comentarios

Seguro que los artistas tienen muy buenas intenciones a la hora de dar donativos, pero no acabamos de concienciarnos de que no valen las limosnas sino que tenemos que llegar a transformar nuestras vidas. Mientras que no experimentemos un cambio profundo en nuestras propias personas, no habrá cambio profundo en el mundo, y los mismo les ha de pasar a los artistas, que no pueden alentar a la solidaridad mientras anuncian una marca de lujo; a mí me parece una contradicción absoluta.

Se han recogido mas de 5.700 firmas para traer el cuadro “Guernica” de Picasso a Gernika.

Pedimos tu adhesión a la que creemos legítima reclamación de trasladar definitivamente el cuadro, “Guernica-Gernikara”.

http://www.guernicagernikara.net/home/?page_id=80

Haceros fan de la pagina de facebook http://on.fb.me/gZdkvz

hay de muchos de nosotros si los rockeros no dijeran e hicieran lo que nadie mas se atreve a decir haciendo.

Hace unos días me llegó un email diciéndome que Iker Casiillas proponía parar el hambre en el mundo. Pues lo mismo, si Iker lo único que ha aprendido a hacer en esta vida es para balones de fútbol, ya me dirás la credibilidad que puede tener a la hora de para el hambre en el mundo,... lo mismo puede decirse de estos músicos idolatrados, ególatras y snob que se proponen darnos lecciones cuando lo que habrían de hacer es tomarlas ellos.

Es curioso y todo un síntoma de los tiempos que vivimos que en la página principal de los blogs, aparezca el logotipo pesado y rotundo del blog Economismo sobre el logotipo de 3500 millones. Además Economismo lo hace con el título de la necesidad de látigo para disciplinar a las conciencias revoltosas.

Con todo el respeto, difiero mucho de esta opinión. Cuando ocurre un desastre tipo terremoto de Haití, creo que es bueno donar, aunque sea una cantidad pequeña, de 5 euros, creo que siempre es un grano de arena. Luego vendrá que si desaparecerá, que si será mal gestionado, etc etc... Pero es lo de siempre. A día de hoy, ¿Dónde me habría gastado esa cantidad si no lo hubiera dado? Serían 3 cafés, supongo. Que por otro lado, no dejé de tomar. Esto mucha gente lo discute para limpiar su conciencia. Como cuando ve a alguien pidiendo en la calle. Las excusas son muchas (yo también ando mal, se lo va a gastar en vino, ese es yonki, se vas a ir a las máquinas....) y aún así, lo quiera ver la gente o no, seguro que lo necesita de verdad.
En este caso, veo lo mismo a la enésima potencia. ¿Que sea criticable que gente tan rica no aporte más de su bolsillo? En primer lugar, no sabemos si lo hace o no lo hace. De hecho, Michael Jackson ha sido una de las grandes fortunas que más ha dado a la beneficiencia. Pues sea como sea, bienvenido sea. Podrá ser todo lo criticable que querais, pero fijaros, saben que serán criticados, siempre lo son. Sin embargo el que se queda en casa callado, los dueños de las grandes multinacionales, las petroleras, y muchas veces los responsables de estas desgracias, ni darán, ni se les criticará.

Hola, soy de izquierdas y de Louis Vuitton

http://www.ingenioconsaboralaca.com

Toda ayuda es poca.

Viva el Rock&Roll

http://rocking666.blogspot.com/

A mí me hacen mucha gracia los artistas famosetes cuando intentan recaudar fondos: graban un disco o dan un concierto, y me piden el dinero a mí, que no llego ni a mileurista. Joer, que lo pongan ellos directamente y que se dejen de conciertitos y saraos "benéficos". Yo ya colaboro con una ONG cediéndoles mi tiempo, porque dinero no tengo.

Seguro que casi todos pensábais lo mismo, pero necesitaba decirlo ;)

Muy buena crónica !!

Por cierto, grandes recuerdos con el concierto for Bangladehs

Este señor se dedica a "promover desde la Universidad Comillas la solidaridad y el compromiso social de los estudiantes" ¿Entonces? ¿Viven hoy mejor los bangladesíes o los etíopes? ¿Se ha acabado con la injusticia y la desigualdad? ¿Saben ellos qué es Comillas?... Por favor, no respondan a la pregunta ni después de la publicidad.

Te habrás herniado con la entrada, no? Cosas contadas una y mil veces. Acusar a los artistas de superficiales e iinutiles escribiendo una cosa superficial e inutil resulta bastante cómico.


A veces resulta difícil distinguir entre lo que se hace por marketing o lo que se hace por solidaridad.

Morrissey tenía razón...

Permítame que me ría de los conciertos solidarios y la solidaridad de los artistas. Hace unos cuantos años saltó la noticia de que una parte (o gran parte, no recuerdo) del dinero recaudado por live aid acabó en manos de la guerrilla de turno. Además, no hace tnato, saltó la noticia que la fundación de Bono (el de U2, no el del Congreso) recaudó casi 15 millones de dólares y destinó menos del 1% a sus actividades altruistas, destinando el resto a publicidad, sueldos de altos ejecutivos y no se sabe muy bien qué más ya que el grueso de sus trabajadores son voluntarios y no cobran.

Así que, como decía antes, me río yo de los artistas, sus conciertos solidarios y demás tonterías. Una mera pose para la galería y para evitar pagar impuestos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal