Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

FIB vs PIB

Por: | 08 de abril de 2011

JORDI PIGEM es Doctor en Filosofía, ha sido profesor del Schumacher College y coordinador de la revista Integral, pero es principalmente un escritor que reivindica la FIB (Felicidad Interior Bruta) como factor de medida de la calidad de vida de una sociedad. Entre sus obras destacan Buena crisis: Hacia un mundo postmaterialista y acaba de publicar GPS (GlobalPersonalSocial): Valores para un mundo en transformación, donde argumenta que en el mundo de hoy existe una sinergia entre lo global, lo personal y lo social: lo que contribuye a la responsabilidad social y ecológica contribuye también a la verdadera satisfacción personal

Nathalie GPSFoto de Nathalie Paco

Hoy se producen más alimentos que nunca, pero más del 10% de la población mundial pasa hambre. Hay al menos 800 millones de personas con hambre y más de 1.000 millones con sobrepeso. Los informes de Naciones Unidas indican que en los últimos decenios se han incrementado como nunca las desigualdades entre ricos y pobres, tanto a nivel global como dentro de la mayoría de países. La búsqueda del bien común implica acabar con las situaciones de extrema desigualdad, precariedad e injusticia que encontramos en el mundo de hoy. No podemos ignorar que buena parte de la riqueza de las sociedades del Norte se ha basado desde la época colonial en la explotación de las sociedades del Sur del mundo.

Por otra parte, en los países del Norte el crecimiento material no se traduce ya en más calidad de vida. Nuestra plenitud personal y el bien común de la sociedad están mucho más ligados a valores intangibles —como las relaciones personales, la alegría de vivir, el tiempo libre y la creatividad— que a los bienes materiales. El verdadero bienestar no depende de acumular posesiones materiales, sino de desarrollar una vida llena de sentido en un contexto social cooperativo y en armonía con un entorno natural que mantenga su integridad.

Nuestra sociedad utiliza muchos más recursos de los que haya usado nunca otra cultura, y sin embargo no consigue un nivel de satisfacción y plenitud claramente superior. Hay datos que muestran que los ciudadanos de Estados Unidos, Gran Bretaña y Japón no son más felices que hace cincuenta años, pese a que la riqueza material se ha multiplicado. Así, los ingresos reales por cápita se han triplicado en Estados Unidos desde 1950, pero el porcentaje de ciudadanos que en las encuestas se declaran “muy felices” ha disminuido desde mediados de los años 70. En Estados Unidos, el Indicador de Progreso Genuino llegó a su nivel máximo en 1975, cuando el PIB del país era casi la mitad del actual. Esta paradoja se ha constado en prácticamente todos los países que han visto crecer enormemente su economía y su consumo en el último medio siglo.

La psicología, la neurología, la antropología y la primatología muestran cada vez más que el altruismo, la empatía y la solidaridad son algo natural en los humanos (y, en gran medida, en el conjunto de los primates). Nuestras mentes están mucho menos aisladas de lo que pensamos. El individualismo y el egocentrismo, paradójicamente, nos hacen sentir pequeños. Un estudio reciente en Alemania mostró que la inclinación a participar en cuestiones sociales y a preocuparse por la familia y los amigos fomenta la satisfacción personal, mientras que la inclinación por las ganancias materiales y el éxito resulta contraproducente para la satisfacción vital. Cuanto más practicamos la generosidad, la gratitud y la solidaridad, y cuanto más conectamos con los demás, mejor para nosotros, para la sociedad y para el planeta

Hay 26 Comentarios

Un buen artículo. Totalmente de acuerdo.

Con los alimentos que los supermercados tiran a la basura diariamente, con las frutas y hortalizas que van a parar al contenedor por no tener los colores, las dimensiones adecuados, desperfectos insignificantes, es decir por aspectos meramente estéticos y no sanitarios, se podría alimentar a todos los hambrientos del planeta. Son tantos y tantos los despilfarros que ya clama al cielo.

La Felicidad es la diferencia positiva entre las espectativas y la realidad. La diferencia negativa entre espectativas y realidad se llama frustración. Existen varios niveles de aceptación de la frustración, que pueden acercar o alejar de la felicidad... La conclusión es que la felicidad depende de lo que esperas de la vida y lo que la vida realmente te da... Yo creo que muchas veces somos felices, pero no nos dmos cuenta... También podemos decir que la felicidad consiste en recordar aquellos momentos en los que fuimos felices pero no nos dimos cuenta...

callaos ja ijoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Alguien tiene que poner coto a la censura galopante que se está posesionando de los foros de este diario, pues se sigue ejerciendo, si cabe con más saña, contra los que, como yo, se han enfrentado a los administradores que la ejercen, denunciando sus maniobras. Esta queja se está convirtiendo en un clamor en los últimos tiempos. Mi motivo para exponerla en este espacio, y en otros de similar hechura, es porque son los únicos en los que puedo plasmar una protesta que, de otra manera, resulta imposible: cualquier queja ante los censores es tan inútil como las súplicas ante El Guardían de la Ley. Y esto es lamentable. La administración –censura férrea muchas veces- de los foros, se lleva a cabo de una manera arbitraria. No tengo nada contra este sitio. Mi comunicado no va dirigido contra él ni su autor. Es una llamada de atención allí donde el mensaje puede ser escuchado, y esta, entre otras, es una buena plataforma. No pretendo interferir en su discurso. Mírenlo como una octavilla dejada caer en su estancias, o como una pintada en sus paredes.

Algunos dicen que la FIB es marketing, puede ser que tenga una gran dosis de ello, pero eso no me impide reconocer que incluye variables esenciales para alcanzar el desarrollo humano o lo que los butaneses llaman felicidad colectiva. Ese pequeño país, del tamaño de Suiza, ha demostrado que pueden haber otras modelos que el de sólo usar el del PIB. Acabo de estar en Bután y fue una experiencia enriquecedora. No es el paraíso. Al igual que otros países es complejo y con contradicciones.

Lo siento, nos expresamos donde podemos. En los tiempos de la dictadura utilizábamos cualquier medio, fundamentalmente las paredes, único espacio en blanco accesible y democrático. Hoy parece que volvemos a las mismas, por lo que tenemos que desenterrar el spray para pintar en estos espacios virtuales. Disculpen las molestias. El mensaje es el que sigue: Censores, ¿tenéis miedo a la verdad? Entonces, ¿qué clase de libertad es esta? Hay una nueva suerte de terrorismo que se funda en la censura. Los medios caminan, a pasos agigantados, hacia el pensamiento único. A primera vista, y a un lector adocenado, pudiera parecerle que practican la pluralidad, pero es un espejismo. La auténtica oposición la silencian; la oposición, digo, aquella voz que disiente y se aparta del rebaño. A esa es a la que censuran. Tal la mía y las de otros que aquí se manifiestan. Sobre este subterfugio hay sobrados ejemplos. Que le pregunten, si no, a Noam Chomsky, sobre la libertad de expresión en EE.UU. Una pantomima. Una burda coartada para sostener la mentira del Poder, su intolerancia, el estrangulamiento de la democracia real. En este país (País también, lamentablemente), fieles discípulos, les están emulando con nota. Al fin los foros no son sino un entretenimiento para que la auténtica rebelión no salga a la calle. Pero nos queda la denuncia, y esa no la podéis detener. Comenzaremos el peregrinaje por foros y páginas, denunciando, una vez más, vuestros desmanes, administradores taimados. ¡No nos callaremos! Al menos, ya que coméis de El País, debíais de haber aprendido este principio. No somos simples payasos. Con esta protesta enseñamos que no hay que retroceder por muy fuerte que parezca el enemigo, fomentamos la indignación contra el silencio. En esto basamos nuestra dignidad.

A Oscar, eres un poco tonto o no sabes leer. Dónde lees que mi padre calmase su conciencia con tres perras. Soy yo el que habla de mi conciencia y no con perras sino con trabajo. Lo de las tres perras quizá te parezca gracioso a ti, pero al que le daba para comer unos días sin pedirle jamas que lo devolviese, ese dinero le arreglaba a el unos problemillas y a mi casa no llegaba, en esta casa no sobraba nada. Así que ponte a pensar como consigues saber tanto si modificas lo que lees en siete líneas.

john, lo siento pero no puedo compartir tu punto de vista, llevo desde 1972 en EEUU, conozco a mucha gente que no puede pagar su propia medicina y no la veo como la mejor del mundo. Tengo seguro médico y mi experiencia a sido que cuanto mejor el seguro más te intentan meter a CAT scan u otros tratamientos que seguro ni son necesarios para exprimir mas dinero. La educación pública es financiada por los impuestos de la propiedad en ámbito municipal (hence, " I love this town, the schools are soooo gooood") por lo cual los que pueden vivir en pueblos ricos disfrutan de colegios previlegiados para sus hijos y los que no se tienen que conformar con colegios de muy bajo nivel, eso de altruismo tiene muy poco.Fíjate que los del Tea Party hasta quieren quitar los fondos federales que pagan fruta y verdura para niños pobres en los colegios, Gates será muy buena persona, pero los del Tea Party que son un reflejo de una parte importante de la sociedad americana son unos mezquinos.

La pasta no da la felicidad,pero ayuda.Por otro lado resulta absurdo valorar la felicidad por países,como una liga de fútbol.Un rico en España seguro que es mas feliz que un pobre en Usa, o viceversa y habrá pobres en Africa mas felices de lo que somos en Europa y así miles de variantes.La felicidad o infelicidad está en cada persona,no en entes mayores como los países.Estas disquisiciones parecen de niños.

John, no entiendo de que generosidad estas hablando, teniendo en cuenta que EE.UU para ser país del primer mundo y "líder mundial" es el país con mas mendigos en las calles, y gente con dificultades de acudir a un medico. Por el otro lado son primeros en obesidad, y enfermedades derivadas de ello.
Eso tiene que ser por felicidad y riqueza, que la gente se pasa la vida en los M'cDonald's, Kfc, B. King, etc.
Deja de tachar a la gente por ignorantes, tal vez los que hablan no hayan estado ahí únicamente de turismo, y el que no entiende la psicología del país eres Tu.
Por cierto, no seas ignorante, la palabra Billón en EE.UU significa mil millones, en castellano es millón de millones (USA 10 elevado a 9, España 10 elevado a 12).

Mohamed, es natural que tu no quieras a Kissinger porque cuando la linea verde el fue quien negocio con el rey de Marruecos para evitar barbaries a pedido del rey de España , lo dicho la ignorancia es peligrosa.
En Estados Unidos la gente es generosa, la mayoria de los que tienen dinero donan a hospitales a Universidades donan a organizaciones de caridad, que me vas a decir que con unos meses que vivas en Boston vas a conocer a esta sociedad, sabes? para conocer una sociedad debes de vivir por lo menos 7 años en un pais, yo he visitado España muchas muchas veces, y te puedo decir que no la conozco, ya que nunca he hecho uso de sus leyes ni de sus hospitales, , he estado como turistas asi que tu dejate de mucho bla bla bla que no cuela, ah y de generosos te voy a dar simplemente dos ejemplos, Buffet y Bill Gates quienes han donado no millones , billones sabes cuanto es eso? Billones? pues si no lo sabes averigualo.

Que sabe el autor de la felicidad en Japón antes y después? Yo he vivido muchos años en ese país. Creo que son más felices que nosotros y no se trata de dinero. Somos una cultura tercermundista a su lado. La colaboración esfuerzo y respeto es envidiable. Os empezais a parecer al Mundo con esta redacción lamentable.

EL AGUJERO NEGRO, LA LUNA Y LA ESTRELLA. El hombre egoista es como un agujero negro que por mas que acapara cosas nunca llega a saciarse. El hombre normal es como una luna, que alumbra o no según refleje luz del sol, es decir, que según las circunstancias está alegre o triste. El hombre estrella es aquel que ha descubierto su grandeza interior y su alegría alumbra a los que le rodean.

Totalmente de acuerdo, casualidad que las sociedades mas ricas tengan los indices de suicidio mas grandes?¿?¿
Prefiero barbarie, y suscribo lo dicho por aguila y yo si he estado mas de una semana en NY, es decir meses en Boston, y aparte de los 200 o 300 premios noble, recuerdo que la poblacion de EEUU es de cientos de millones por no comentar que entre esos premios nobels esta Kissinger ( quien autorizaba bombardeos con napalm) y Obama, presidente de un Pais con 3 guerras abiertas

saludos

La felicidad estan relativa que es absurdo pretender medirla. Hoy podemos sentirnos inmensamente felices y en un par de meses todo lo contrario o inclusive, pensamos que somos felices mientras negamos que el mundo se nos cae encima. Está claro que el ser humano necesita de los otros, pero no todo el mundo los requiere de la misma manera. Para algunos ser solidarios les resultará gratificante, mientras que otros lo que buscan es el reconocimiento y la admiración.

A Pedro Villegas,

Pues qué bien que le salía barata la conciencia a tu padre. Así, mira pues con tres perras estaba tranquilo..

Otras conciencias son insaciables, nunca tienen bastante.
saludos..

Pues no seremos felices, pero si que vivimos muy tranquilos, y eso de que somos ignorantes como dice Aguila que lo mas seguro que ni conozca Estados Unidos, o si conoce sera una semanita en NY.
Premios Nobel: 62 en Quimica,47 en ciencias economicas,11 en Literatura,21 de la Paz,84 en fisica, 93 Fisiologia y medicina, ah quien es aqui en el ignorante? pues tu estimado aguila. Y nos sentimos muy bien de ser responsables de pagar por nuestros servicios medicos que son de primera, y pagar por las universidades de nuestros hijos, ya que desde primer grado hasta el bachillerato es completamente gratis, eso incluye, libros y bus escolar, y democracia ya que donde va el hijo del que trabaja en una fabrica va el hijo de un medico o abogado.

Cuentan que para capturar a los mono Rhesus, colocan unas ánforas de cuello estrecho con frutos secos en su interior. Los monos pueden introducir su mano estirada, pero cuando cogen los frutos, no pueden sacar el puño cerrado. Su egoismo animal es tan grande que pierden su libertad por un puñado de golosinas ¿Os recuerda a alguien esta situación? ¿Son sólo los monos tan egoistas tontos?

En EEUU la gran mayoria de la gente no es rica ni tiene afluencia economica. Eso es una farsa. La gran mayoria de la gente vive de mes a mes, endeudada y sin las protecciones basicas como seguro de salud y acceso a educacion universitaria gratis. El que quiere ir a la universidad, o es rico o tiene que endeudarse al nivel de una hipoteca para poder estudiar. La sociedad y la cultura son egoistas y carentes de altruismo. Es una sociedad ignorante, donde se hace culto al dinero y se desprecia la humanidad como "debilidad". EEUU no es un pais rico. El 50% de las mujeres se consideran activamente "infelices" mediante un reciente estudio. Gracias por este interesante articulo.

El dinero sí da la felicidad. Que no la da es una invención de los ricos para que no cuestionemos el statu quo. Esa afirmación no sirve más que para que nos conformemos. ¿Cuántos ricos estarán dispuestos a renunciar a su fortuna para ser más felices? Y seguro que habrá alguno que lo haya hecho pero eso no es norma.

El desarrollo de la FIB como indicador del bienestar de un país está teniendo lugar en varios entornos a través de grupos de trabajo multidisciplinares. Hay un grupo en la ONU que lleva con este tema desde la cumbre de Rio en 1992. No se trata de un indicador especulativo ni esotérico se trata de ajustar los sistemas de análisis a la realidad social en la que nos encontramos. Mas dinero no es mas bienestar.

Hace muchos años mi padre me decía: Pedro, el dinero no da la felicidad. Él siempre trabajó para aportar ese dinero a la casa y alguno que se quedaba para si lo gastaba con sus amigos en charlas, copas y más charlas, más de una vez lo vi darle pequeñas cantidades a alguno de ellos que lo necesitaba. Nunca fué caritativo pero si solidario, nunca buscó el dinero pero lo que ganó si lo supo gastar.
Hoy en este estupendo artículo me habeis recordado aquello que, afortunadamente, aprendí. La felicidad es posible cuando mi conciencia está tranquila, cuando hago cosas por los demás y por los míos. Así que a última hora la felicidad está en mi cabeza y no en mi bolsillo.

El PIB per capita (o GDP per capita) no nunca ha estado muy relacionado con los indices que tratan de medir la felicidad. SIn embargo hay otras medidas mas específicas de riqueza económica que si se relaccionan de forma mucho mas clara.
Para quien quiera saber algo mas basado en datos reales, y no especulacion infundada, véase por ejemplo el siguiente artículo:
www.oecd.org/dataoecd/5/32/1824740.pdf

"Nuestra plenitud personal y el bien común de la sociedad están mucho más ligados a valores intangibles —como las relaciones personales, la alegría de vivir, el tiempo libre y la creatividad— que a los bienes materiales", menuda falacia. Eso de los valores intangibles de los que se habla en este artículo deben estar vinculados a "cuestiones" tan anacrónicas para algunos como la existencia de pensiones dignas, servicios públicos (educación, sanidad, vivienda) que permitan desarrollarse individual y colectivamente de manera armónica, de prestaciones suficientes por desempleo o dependencia, etc. De lo contrario, barbarie (o posmodernidad....)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal