Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Todo lo que se puede hacer con un móvil en África

Por: | 26 de mayo de 2011

Esta entrada ha sido escrita por nuestro colabarador en Uganda, Alberto Eisman.

Africa moviles
Gráfico extraido de la web afrographique

Hace diez años, la penetración de la telefonía fija en el continente africano era mínima. Muchos pueblos dependían exclusivamente de la línea telefónica individual o de la oficina de correos, de la policía o incluso de algún comercio. El servicio crecía a un ritmo lentísimo debido a la complicada logística que implica -colocación de postes, provisión de cables, suministro eléctrico, especialmente dadas las grandes distancias- y a la recalcitrante burocracia africana. En ese letárgico contexto, apareció el teléfono móvil. Al principio con unos precios prohibitivos: una línea costaba 20 veces lo que ahora, en un mercado de monopolio o con dos operadores en el mejor de los casos. Pero, poco a poco, África comenzó a dar un salto tecnológico que dejó atrás el fijo. El sector del móvil se liberó, la competencia creció en muy poco tiempo y los productores de teléfonos sacaron al mercado modelos básicos y realmente asequibles, haciendo de África el mercado con mayor crecimiento del mundo. Los productores de teléfonos se han adaptado a las necesidades de los africanos: teléfonos con cargadores solares, modelos que se podían cargar con la dínamo de la bicicleta o con linterna incluida (son millones de personas las que vuelven del trabajo en la oscuridad), cargadores artesanales multimodelos, teléfonos con capacidad de hasta 4 líneas, etc.

Las consecuencias de esta penetración tecnológica en el día a día de la población han sido rápidas y de gran alcance. Algunos ejemplos:

- Hace algunos años, los agricultores desconocían el precio final de sus productos en los mercados de la capital o de las poblaciones importantes. Así, el espacio que tenían para maniobrar y negociar con los intermediarios era bastante reducido. Ahora, con el teléfono móvil y gracias a cooperativas y aliados de los grupos productores, se sabe en tiempo real el precio que tiene cada producto en la tienda o el puesto del mercado. Los productores no están ya a merced de los precios de los intermediaros y pueden hacer presión para obtener más beneficios. ·

-Otro de los problemas más acuciantes eran los deficientes servicios bancarios, que dificultaban la transferencia de dinero de la ciudad al campo. Las operadoras telefónicas, arriesgándose bastante debido al vacío legal que había en la materia, se lanzaron a promocionar sistemas de transferencias en metálico a través de teléfonos. Hoy día, Kenia cuenta con el sistema de transferencia monetaria por móvil más voluminoso del mundo en número de usuarios, y países con estados fallidos y situaciones de verdadero caos administrativo, como Somalia, cuentan con eficientísimos sistemas de transferencias internacionales que llegan a los pueblos más diminutos.

- Los mensajes de texto se han convertido también en un arma muy eficiente a la hora de movilizar a la población. Gracias al férreo control sobre las compañías telefónicas, Etiopía ha impedido durante varios años que la población pudiera enviar mensajes para así poder evitar que grupos de oposición se pudieran organizar, convocando manifestaciones o acciones de protesta. En otros países no es raro ver que, en momentos cruciales donde el orden público o la estabilidad del gobierno se ven amenazados, se suspendan estos servicios durante algunas horas o incluso durante días.

- Por último, el acceso de un margen tan elevado de la población a la telefonía móvil es también una oportunidad genial para poder “controlar” la gestión de administraciones públicas y servicios. Por ejemplo, hay ya iniciativas que, en connivencia con radios locales y gracias a la colaboración ciudadana, son capaces de controlar el desempeño de instituciones públicas o privadas, tales como el absentismo laboral en escuelas, dispensarios y otros servicios, de modo que pueden pedir cuentas de la gestión presupuestaria de cualquier institución.

Todo un mundo de posibilidades que gracias al teléfono móvil se abren para el desarrollo y la lucha contra la pobreza.

Hay 11 Comentarios

Gracias por el articulo

Pues yo estoy con Furry. Yo esto lo he visto en la China rural, tienen problemas para alimentarse pero todos con móvil. Y las tiendas que venden móviles están surgiendo por todos los sitios, porque es el nuevo chollo.

La comunicación facilita las relaciones sociales y el progreso, independientemente del medio (carta postal, móvil o tambor ;)

Hola, por comenzar de la misma forma que el anterior, con todo mis respeto... hacia Miguel Garcia:

Es halagador que alguien que defiende a las empresas de telefonía diga que mis comentarios son racistas. Esto ya delata un interes o una cierta preocupación por desacreditar opiniones contrarias a la propia y quizas consideres que una forma de hacerlo es hablar de disparates racistas (yo, personalmente, prefiero no recurrir al insulto).
No se que parte de mi comentario te pareció racista pero en modo alguno creo que lo sea a menos que se lea bajo una óptica interesada, como podría ser la de quien quiere defender la bondad de las compañias de telecomunicaciones en África y no quiere ni siquiera oir otras opiniones.
Dado que he contado lo que yo veo en el lugar donde vivo y se que no miento, voy a tener buena fe y pensar que tú tampoco lo haces. En ese caso, puedo decirte que me alegro de que haya lugares donde sea así pero creo que es dificil la comparación entre Marruecos, Argelia, Tunez, etc... con las mayoría de paises del África subsahariana y debe hacerse con mucho cuidado.
Yo vivo en un pais bastante mas atrasado que Marruecos y francamente creo que los moviles crean mas problemas de los que solucionan, al menos en zonas rurales.
En este pais, el movil es una señal de status social y económico (incluso el calzado lo es o la ropa lo es) y por ese motivo la gente hace esfuerzos por comprar moviles en principio prohibitivos para ellos (la gente de tu empresa estaría casi tan sorprendida de ver esos moviles como de mis "disparates racistas")

Me gustaría terminar contandote que si bien el camino del infierno está empedrado de buenas intenciones, seguro que dentro de él hay muchos mas directivos de empresas de telefonía movil que gente dedicada a iniciativas altruistas.
Personalmente y aunque no creo en el infierno, me gusta más el segundo grupo de gente.

Un saludo
Furry

¡Excelente!

Asistí hace años a una conferencia de don Ramón Enciso, quien fuera Director General de Méditel, segundo operador móvil en Marruecos. Allí aprendí hechos sorprendentes como los narrados en el artículo: cómo se vendían más cargadores de 12 V que de 220 V, puesto que la red eléctrica no estaba disponible en muchísimos sitios. Supe cómo desarrollaron localmente un sistema de reventa fraccionaria de tarjetas prepago, lo que dio lugar a una red de agentes que distribuían esas fracciones de tarjeta con ayuda de aplicaciones informáticas diseñadas específicamente para tal fin.

A los ejemplos del artículo puedo añadir uno, vital. En numerosas aldeas del Atlas, donde no llegaba ni la luz ni el telefóno tuvieron, por primera vez, la oportunidad de poder pedir ayuda urgente, en caso de emergencia.

Desde la cómoda posición de un occidental que todo lo tiene es difícil concebir la vida en un pueblo sin carretera, sin luz, sin agua corriente y sin teléfono. Pero eso era Marruecos, como toda África. En un plazo brevísimos, unos pocos años, gente aislada pudo conectar con el mundo, para vender sus productos y para pedir ayuda.

Trabajaba en el sector, en una empresa que vendía terminales. Nuestros colegas en Marruecos quedarían si leyeran los disparates racistas de Furry pues ellos siempre, en todo momento, peleaban por conseguier de la casa matriz los teléfonos más económicos, de mayor durabilidad y, por supuesto, con cargador de coche porque la carga en los enchufes de 12V de los coches era la única opción para la mayoría en Marruecos.

Los inversores crearon Méditel para ganar dinero: era y es un negocio. Pero es un negocio que ha contribuido más al cambio social positivo en Marruecos, y en toda África, que miles de inciativas altruistas y bienintencionada intenciones (de esas que nos dice dante que empedran la entrada del infierno)

Con todo mi respeto, estoy muy en desacuerdo con el contenido de este artículo.
Vivo desde hace un par de años en África y he tenido numerosas ocasiones de ver como la telefonía movil puede llegar a ser un problema mucho mas grave que aquellos que soluciona.

Es necesario llegar al uso del movil tras una evolución, para que exista un uso responsable y un beneficio real. La gente del África negra ha pasado en pocos años de no tener linea fija (en su mayoría aún no la tienen) a tener movil y gastar una cuarta parte de su sueldo en el mismo. La gente con que trabajo se sorprende de que mi movil sea el único que no tiene politonos, carcasa intercambiable y una serie de extras como gps o navegador que ellos no pueden usar porque la tecnología del país aún no lo permite.

No es que África sea la oportunidad de inversión para salvar negocios ante la crisis del primer mundo, pero muchas empresas se han dado cuenta de que pueden mejorar sus cuentas creando una serie de necesidades a las personas de estos paises, necesidades que ellos, en su afan de emular al primer mundo están deseosos de asumir.

Admito que nunca me había parado a reflexionar sobre este tema desde un punto de vista "optimista" como considero es el del artículo, quizas porque en el país donde resido ahora esos servicios de control a la administración o de pago por movil suenan casi a ciencia ficción y me duele ver como gente que viene a veces "mendigando" dinero tiene teléfono movil y lo usa varias veces para hacer llamadas en el rato en que estamos juntos.

Gracias por el punto de vista
Saludos

A los tres utlimos comentarios, felicidades! Eso si es que enfoque crítico e inteligente, claro que si, nada de telefonos moviles para los africanos, que por cierto es un servicio privaod que ellos adquieren si quieren, lo mejor es que adquieran escuelas, hechas de paja y barro que es mas ecologico, que para consumir coltan y comunicarnos ya estamos nosotros, los del mundo libre civilizado.

Sí ahora resulta que la telefonía móvil y el desarrollo tecnológico es la vía para acabar con la pobreza de un país. Qué triste. Por favor, esta gente está precisamente creciendo a pasos agigantados en cuestiones tecnológicas y en todo lo demás están a años luz, así que están descompasados, pero a las grandes empresas de telefonía y tecnología les viene de rechupete, lo de siempre. Así que por favor, menos móviles y más infraestructura, educación y sanidad para esta gente.

Qué curioso! Resulta que el coltán (mineral necesario para la fabricación de móviles) está causando muertes, esclavitud y está acabando con el habitat de miles de seres vivos en África (http://cort.as/0wmW)...y resulta que esos mismos móviles ahora ayudan en el desarrollo y la lucha contra la pobreza ¡todo contradicciones!

¿Serán las compañías capaces de ayudar a África y no fijarse solo en el beneficio?

Muy interesante, es curioso como el móvil puede cambiar tantas cosas en África.

Enhorabuena por el artículo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal