Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Todos queremos trabajo

Por: | 25 de mayo de 2011

Esta entrada ha sido elaborada por FRAN EQUIZA desde Nairobi (Kenia).

DANDORA_0287

 

¡Queremos trabajo! No sólo es uno de los gritos de la Puerta del Sol estos días, es también el grito de muchos africanos que, si bien agradecen la ayuda que se les envía, lo que de verdad quieren es un puesto de trabajo. Quieren tener la posibilidad de ganarse el pan con su esfuerzo y de dignificarse haciendo servicios útiles para sus conciudadanos. Vamos, más o menos, lo que queremos todos.

De hecho, una encuesta de Gallup en África Subsahariana dice que lo que la gente quiere, por encima de cuestiones como educación o reducción de la malaria, es que se creen puestos de trabajo especialmente para los jóvenes.

Y ya hemos aprendido que cuando llegan las crisis se pierden los empleos, pero cuando cuando llegan los años buenos no siempre hay trabajo para todos. Así pues no es solo importante crecer, sino cómo hacerlo. Esta debería ser una de las prioridades de los gobiernos del sur (y de los gobiernos del norte cuando los apoyan).

Veamos un ejemplo. Una ciudad como Nairobi necesita un buen sistema de recogida de basura. Digamos, por ponerlo simple, que hay dos maneras de poner ese sistema en marcha. Una es la tradicional, con camiones pequeños y trabajadores recogiendo la basura, apilándola, entrando a las calles más estrechas, cargándola en dichos camiones y luego vaciándola en el basurero. La segunda, más común para nuestros lectores, poniendo unos sofisticados camiones de recogida con un chófer cada uno, llenando la ciudad de contenedores y recogiendo estilo occidental, si se me permite la expresión.

Está claro que el segundo estilo es más sexy, más moderno e incluso tiene pinta de más barato. Pero más allá de si es un sistema adecuado para una ciudad donde muchas de sus calles son impracticables, esconde dos presupuestos terribles: crear empleos no es importante, o al menos no es la prioridad, y los empleos no son eficientes económicamente.

Este último punto, si nos atenemos a un análisis económico estricto, puede ser cierto en lugares como Tokio o Barcelona, donde los sueldos pueden ser comparativamente más caros que el capital, pero definitivamente no es el caso de Nairobi o Lagos, ciudades donde el empleo es muy barato pues hay mucha mano de obra.

El primero es perverso en sí mismo y peca de un afán de modernidad que tiene más que ver con aparentar que con garantizar el bienestar de los ciudadanos. Pero hay algo más: ¿quién es el interesado en vender esos camiones, contenedores, repuestos y tecnología a Nairobi? Casualmente siempre son compañías de países ricos, como Japón, con préstamos que dicen son ayuda al desarrollo.

No solo es inmoral no generar empleos cuando se puede hacer, sino que en este contexto, crear dichos empleos hace el sistema más barato y eficiente, genera mucho bienestar social pues los salarios y la riqueza se distribuyen y sin duda es mucho más difícil caer en prácticas de corrupción

Hay 4 Comentarios

Estas personas por encima de muchas cosas merecen un empleo digno, merecen no vivir de limosnas, merecen que se les sean tratadas no con lastima si no con fuerza. Ojala loren lo que piden.

Definitivamente es una situación bastante complicada, pero de alguna manera tienen razón, más haya de regalarles cosas de incitar a no hacer nada por que el resto de personas les va a dar su ayuda, hay que incentivar para que vuelvan con sus vidas, para que logren superarse, para vencer los dolores del pasado y segur adelante, pues las oportunidades de empleos son las salidas correctas para un avance personal y también social. Aquí en Colombia por ejemplo procuramos a pesar de que aún se vean altas cifras de desempleo, que la gente tenga en que ocupar su tiempo de manera digna y bien valorada lo hacemos mediante empresas como estas http://www.sumavisos.com.co/empleos/=cajera y esperamos abarcar muchos más países para poder ayudar.

Me gustaría saber cuál es el proyecto que se menciona en el artículo y que consiste en un préstamo del gobierno japonés a Kenia para venderles camiones para la recogida de basuras. He trabajado en varios proyectos de ayuda al desarrollo de la JICA, y en los que están financiados por préstamos los países receptores tienen un control total sobre cómo se lo gastan. Para eso es un préstamo que tendrán que devolver con intereses.

Los casos en los que se envía material de fabricación japonesa es cuando son donaciones. Aquí el país receptor no puede elegir el proveedor, pero no tiene nada que perder porque se lo están dando gratis.

Nada más lejos de mi intención que tomar posturas que beneficien a los "poderosos", pero considero que debemos ir hacia un mundo en el se trabaje menos.
En el ejemplo que expones, un trabajo en pro de la sociedad y que deben pagar todos, cuanto más eficiente menos coste y menos trabajo invertido parar cubrir esa necesidad y así, poder dedicarlo a otras funciones: sanidad, educación,...
Soy consciente de que la situación es diferente a España y que no me cuesta nada decirlo desde el asiento de mi oficina, pero precisamente donde menos esté estructurado el poder más facil es de pasar sin él.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal