Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

¿Podría acabar Moratinos con el hambre en el mundo?

Por: | 21 de junio de 2011

Muerte por hambre
Mapa de la incidencia de muertes debidas a la falta de alimento de http://www.worldmapper.org

Tal vez sea porque ninguno de los candidatos está acusado de violación, o porque de su organización no depende el futuro del euro, pero el caso es que la elección del nuevo director general de la FAO está pasando mucho más desapercibida que la del FMI. Y les aseguro que también nos jugamos mucho.

La Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) fue fundada en 1948 y desde entonces ha sido una de las referencias globales en el esfuerzo contra el hambre y la pobreza rural. Con un presupuesto de 1.000 millones de dólares en el bienio 2010-11, esta organización financia proyectos y ofrece asesoría técnica a los gobiernos en un espectro amplio de sectores relacionados con la alimentación, la agricultura, los bosques o la pesca. No es un reto menor, si tenemos en cuenta que cerca de la mitad de la población mundial vive de estos sectores, buena parte de ella en situación de pobreza extrema.

La FAO, sin embargo, ha sido un fiasco político. Su consejo directivo se ha convertido en un aparcadero para dinosaurios con pocas ganas de buscarse problemas, un perfil que simboliza el actual director, Jacques Diouf (nada menos que 17 añitos en el cargo). El drama de una FAO desdentada se puso de manifiesto durante la crisis del precio de los alimentos de 2007-08, cuando la institución se mostró incapaz de liderar la respuesta internacional y de señalar con claridad a los responsables de este cataclismo humanitario. Otras instituciones -como el Banco Mundial, cuyo celo liberalizador había estado en el origen del problema- se hicieron con los recursos económicos y con las riendas políticas, dejando a la FAO en un mero papel de comparsa técnica.

Mientras tanto, el sistema alimentario global sigue fuera de control. Los precios medios de los alimentos continúan su escalada en medio de una volatilidad mareante, amenazando con el hambre a centenares de millones de personas, y nadie parece ser capaz de enfrentar las causas estructurales e inducidas que están detrás de este fenómeno. Este es el reto principal del nuevo Director General de la FAO (digo director porque los seis candidatos son hombres maduritos). Por supuesto que será necesario realizar reformas internas, recaudar más fondos o asegurar la eficacia de los programas. Pero el reto principal está en dotar a la institución del liderazgo y la iniciativa política de los que ha carecido hasta ahora.

Les pongo tres ejemplos concretos de lo que el nuevo director podría hacer en cuanto haya sido elegido:

- Exigir el fin de las políticas de biocombustibles de Europa y EEUU, que son parte determinante de la escalada de precios en algunos mercados claves como el aceite de palma o el maíz.

- Promover una normativa internacional sólida sobre las inversiones extranjeras en tierra agrícola productiva. África, en particular, está sufriendo un verdadero expolio que amenaza su futuro abastecimiento alimentario.

- Exigir mayor transparencia en los mercados agroalimentarios y en el papel que los grandes operadores privados juegan en él, incluyendo el casino financiero en el que se están convirtiendo los mercados de materias primas.

Cada uno de estos asuntos implica tener las ideas bien claras y la voluntad de pisar más de un callo. ¿Quién le pone el cascabel al gato? De los seis candidatos, los dos con más opciones son el exministro brasileño de Lula contra el hambre, José Graziano da Silva, y el exministro español de Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos. Con franqueza, si me hubiesen preguntado hace una semana hubiese ofrecido mis preces por el candidato brasileño. No solo fue él quien pilotó el exitoso programa Hambre Cero, sino que el perfil de Moratinos no es exactamente el de ese tigre político que estamos buscando. Sin embargo, hace unos días coincidí con uno de los responsables de la campaña de nuestro exministro, que me hizo un preocupante retrato de las desventajas de Graziano como gestor y como líder (y siempre es posible que Moratinos se transmute en un agitador, quien sabe).

Ahora dudo. Lo único que espero es que el nuevo DG de la FAO sea elegido por algo más que por la insistencia de sus padrinos. Crucemos los dedos, porque lo cierto es que hay mucho en juego.

Hay 16 Comentarios

Saludos.
Me tomo un instante para escribir él como vemos desde América latina el asunto: Aquí, parece que allí no, no olvidamos a el señor Moratinos (que entre otras tiene una imagen de gran señor, quizás el abuelo ideal) saludando afectivamente al que hoy el mundo de las noticias y de la política han tornado en indeseable, el señor Gadaffi. Tras de ello identificamos, la apuesta de España de su nombre en la FAO en aras de su geoestratégica política y económica, que no han de olvidar no es la de este lado del océano. Quizás debería con esto agregarse que hacer un análisis teniendo en mente a Iker Casillas besando la copa, como si cada escenario fuere la final de un torneo, es muestra de audacia mental y si del aprecio desmesurado, y quizás desconsiderado, con la roja.
De otro lado la FAO tiene el reto de cambiar, el modelo alimentario basado en Commodities e invernaderos (a expensa de explotación laboral de migrantes y de gran cantidad de energía necesaria para la síntesis industrial de los nutrientes utilizados, amén de la quiebra de campesinos a lo largo del mundo) que debe ser cambiado. Los alimentos hechos mercancías son como lo afirmare Jean Ziegler un real delito contra la humanidad.
No pido perdones por mi opinión, solo informar de cómo los vemos desde este lugar que ha garantizado que el idioma de Castilla y de España pervivan. Un abraso.

Creo que no hay grandes opciones para la FAO, independientemente de la falta de "dientes" de la institución. No es lo mismo, ni parecido, "ser político" que "tener peso político". Deberíamos presionar para que haya un debate más potente, que es vital en este momento. Me ha impresionado el mapa: algunos países de Asia se agigantan por la enorme incidencia de las muertes por hambre. Y pequeños países como Rwanda y Burundi, casi invisibles en el mapa real, aquí cobran un tamaño destacado. Doloroso.

Sr. Fanjul,

¿podríamos saber a qué se refiere exactamente con 'el preocupante retrato de las desventajas' del Sr. Graziano y podría explicarnos qué mérito merecen unos comentarios hechos por un responsable de campaña de su oponente?

Si se realizan tales aseveraciones, deberían ir acompañadas de datos, ¿no cree?

Qué te has fumado, Carmen?
Lo peor es escribir afirmaciones basándose en humo y hablar desde el desconocimiento total acerca de un tema muy delicado.
De todos modos, lanzo una pregunta:
¿De verdad alguien cree que la FAO, sea dirigida por Moratinos, por Fanjul o por cualquier otro va a pintar algo en la toma de decisiones mundial?

Que a los que sufren hambre les pille San Apapucio confesados. No tienen bastante como para aguantar a este señor.

Este hombre es un inútil y lo ha demostrado con creces.

@ Edmundo Dantés:
Còmo puedes decir que "no ha aumentado el dinero donado a países pobres", y acto seguido decir: "basta de ser ignorantes"?
Estàs seguro de tener ese dato? Porque el presupuesto de Cooperacion y Desarrollo en sus años de Ministro fue claramente aumentado.
Por qué dices eso? Porque no lo sabìas, o por mala fe?
Yo no digo que sea el candidato ideal, es màs, no lo creo, pero por qué no hablamos con datos en la mano?
Si no, es absurdo...

Si no ha acabado con el hambre en España, que era un país rico, ni ha aumentado el dinero donado a países pobres, ¿qué vienen a vender aquí? Es un mal gestor aquí y lo será allá donde vaya. Basta ya de ser ignorantes y vanagloriarnos de que sea un español candidato a ese puesto, si no vale, no vale.

Respuesta al comentario de Carmen (21/06/2011 10:46:40). Juro que hasta que terminé de leer tu largo post, esperaba encontrarme alguna indicación de ironía... ¿de verdad crees lo que dices? La FAO es más bien inoperante, pero de ahí a responsabilizarla del hambre, va un abismo que sólo se puede cruzar montado en la mala fé o la ignorancia, ignoro cual será tu caso. Pero viendo el resto de sugerencias:
Obligar a sustituir el petroleo por biocombustibles en todos los países: esa barbaridad tendría como efecto inmediato la subida inmediata y extrema de los precios de los alimentos. Esto ya se dió cuando se empezaron a dedicar cultivos intensivos de soja, antes con fin alimenticio, a producir biodiesel. Si se sustituyera completamente, sería una hecatombe alimentaria. Eso sí, como dices se abaratarían mucho los combustibles, y sobraría petróleo sin usar - que haríamos con el, comérnoslo???
Lo de eliminar la agricultura tradicional y ecológica, así como los cultivos "superfluos" como café, té, cacao, vid (no te gusta la uva? los médicos dicen que es un gran antioxidante...), la coca (habría que convencer a los habitantes de los andes de que sus antepasados incas estaban equivocados al consumirla para vencer el mal de altura, la fatiga o el hambre...)... eso te aleja del modo de pensar "pijiprogre", desde luego, y te acerca... a Stalin con sus planes quinquenales, o a Mao con su revolución cultural... vamos, que menos mal que no vas a llegar al poder, o aviados estaríamos.
Mira, lo de los mercados de fijos y futuros para comercializar la producción de cada país, creo que es lo que se salva de tus propuestas.

No conocìa este blog. Me interesa mucho el debate sobre las capacidades de la FAO (y por extension Naciones Unidas) para actuar por encima de los intereses de los paises miembros. Discrepo de ciertos puntos del artìculo, pero viendo los comentarios, dudo que saque algo en limpio de una discusion en este foro.
Solo una pregunta a "Carmen": "Las políticas de la FAO son, según diversos estudios, las responsables de entre un tercio y la mitad del hambre en el mundo. La FAO ha provocado más muertes en el siglo XX que Hitler, Stalin y Pol Pot juntos."

No es una crìtica, sino verdadero interés:
"Diversos estudios"....de quién?

Interesante post, pero... se puede decir al final "Sin embargo, hace unos días coincidí con uno de los responsables de la campaña de nuestro exministro, que me hizo un preocupante retrato de las desventajas de Graziano como gestor y como líder", y dejarlo así? Conocemos las desventajas de Moratinos, pero ya que Gonzalo Fanjul conoce las desventajas como gestor y líder del impulsor del como bien dice, muy exitoso, programa Hambre Cero en Brasil, pues que las diga... porque para mi sigue siendo el favorito indiscutible, y no es que tenga nada en contra de Moratinos. Es que ya va siendo hora de que la FAO valga para algo...

La pobreza y hambre son posibles de erradicar si quisieran los políticos que nos representan.
a) Evitar la especulación con lo precios de los alimentos primarios.
b) Ayudarles al manejo de las herramientas para cultivar la tierra y proporcionarles todo lo necesario para su aprendizaje.
c) Retirar todas las ayudas directas e indirectas que recibe la Iglesia católica para mantener a los doctrinarios mentirosos y conducirlas al desarrollo de la sociedad civil de los pueblos con necesidades.
d) Todo controlado por la sociedad civil y ong,s. Si se permite que meta la mano las religiones, se seguira pasando hambre.
e) Congelar durante un cinco años todos los presupuestos militares y el diferencial dedicarlo al desarrollo humano.

Es dificil despues de ver sus gestiones anteriores en España, no pensar que la puede liar parda, y aumentara el Hambre en el mundo de manera exponencial.

Si donase sus propias chichas...

Las políticas de la FAO son, según diversos estudios, las responsables de entre un tercio y la mitad del hambre en el mundo. La FAO ha provocado más muertes en el siglo XX que Hitler, Stalin y Pol Pot juntos. Lo mejor que le podría pasar a este planeta es la desaparición de este organismo atroz y todos los ángeles de la muerte, tipo ONGs, que le rodean. Si se quiere solucionar el problema del hambre en el mundo, la solución es muy fácil:
-Eliminar la FAO. Enjuiciar a todos sus responsables por genocidio para que la humanidad sea consciente de que no se puede jugar con el hambre.
-Obligar a sustituir el petróleo por biocombustibles en todos los países del mundo. Eso abaratará los costes energéticos de los productores de países pobres y les dará suficientes ingresos para que puedan adquirir los alimentos que necesiten.
-Facilitar la compra de tierras a bajo precio en todos los países subdesarrollados o en vías de desarrollo, tanto por compradores nacionales como internacionales, a cambio de que se desarrollen proyectos agrícolas intensivos en esas tierras. Cualquier país de África podría multiplicar por tres su producción de alimentos con esta política.
-Gravar la agricultura tradicional y la ecológica en todo el mundo con un nivel de impuestos suficientemente alto que la haga inviable. Asimismo, gravar los cultivos de productos no alimenticios, como el tabaco, el café, el té, la coca o la adormidera y de los productos de lujo como el cacao o la vid, que no aportan nada al desarrollo humano. No se puede permitir que mientras la población se muere de hambre se esté desviando la producción hacia productos para la población occidental pijipogre. Esto podría incrementar la producción mundial de alimentos en un 400% en el peor de los casos.
-Desarrollar en todos los países mercados de físicos y futuros, y obligar que toda la producción pase por estos mercados y que todos los productores y consumidores tengan que utilizar derivados para realizar coberturas de su producción. Duplicaría la renta actual de los campesinos, les permitiría incrementar la inversión y reducir sus riesgos, además de sextuplicar la capacidad de financiación que tienen actualmente.

Con el hambre en el mundo no sé, pero le deseo suerte. Con la suya lo tiene más difícil, parece.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal