Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

África + hambre no vende

Por: | 26 de julio de 2011

Esta entrada ha sido elaborada por Marta Arias, directora de campañas de UNICEF.

 Niños cuidando de niños
Fotografía extraída del video de Intermon Oxfam sobre fotos de Andy Hall y Jim Powell

Me disponía a redactar una entrada sobre la India para la serie sobre turismo alternativo cuando los organizadores de este blog me dijeron –con razón- que era necesario cambiar de idea para centrarnos en la emergencia alimentaria que asola el Cuerno de Africa. Ellos mismos han entrado de lleno en el tema planteando algunos de sus muchos frentes, que retoman varios lectores con enfoques igualmente interesantes.

¿Qué puedo aportar yo en este contexto? Puedo hablar de los 800 centros nutricionales de UNICEF en Somalia, en los que se ha atendido a más de 100.000 niños desde el mes de enero, puedo ofrecer imágenes y testimonios que nos permitan conocer un poco más de cerca la situación, puedo por supuesto hacer un nuevo llamamiento a la solidaridad de todos… pero tengo la sensación de que eso ya no es nada nuevo. 

Ciertamente, hace unas semanas era prácticamente imposible hacerse un hueco en la agenda informativa para hablar de ello: a los medios definitivamente no les resulta atractiva la combinación de los términos “hambre y Africa”, menos aún en verano, menos si tenemos noticias jugosas con las que competir (recuerdo todavía mi frustración cuando, al inicio de la crisis, me quedé a la espera de entrar en un importante programa radiofónico eclipsada por la penúltima noticia relativa al contexto político nacional).

En este contexto, casi casi me dan ganas de decir que la declaración de hambruna -muy bien explicado en qué consiste en el post del 22 de julio- ha sido una buena noticia, o al menos una ayuda… entendedme bien, por favor: la situación es dramática y llegar al nivel de alarma que implica la hambruna es terrible, pero realmente la situación en el terreno ya venia siendo de máxima alerta desde hace meses y sin embargo nuestra incapacidad colectiva -la del sector humanitario, me refiero- para hacernos escuchar ha sido manifiesta. La declaración de hambruna obedece como ya se ha explicado a la superación de unos indicadores concretos, indicadores que sólo pueden obtenerse a partir de los datos disponibles, es decir, a partir de la capacidad de intervención de las organizaciones en los puntos de atención establecidos. Pero, ¿qué pasa con todas las personas que no llegan? Los que se quedan por el camino, los que están demasiado débiles para poder cruzar las largas travesías hasta los puntos de atención… la situación real es siempre peor que lo que nos indican las estadísticas, a pesar de que a menudo se nos critique de lo contrario. 

Es un recurso fácil el de acusar a las organizaciones humanitarias de tremendistas. También se ha hecho cuando hemos hablado del impacto del cambio climático sobre las sequías en Africa (recordemos que la que ahora padece la región es la peor en los últimos 60 años), o de cómo la crisis financiera en el norte estaba opacando el terrible drama de la crisis alimentaria y la escalada brutal del precio de los alimentos en algunos de los países más pobres (en algunas zonas de Somalia el precio de alimentos básicos ha subido hasta un 270% en tan solo un año). Probablemente, esta sea otra de las grandes ironías de esta emergencia: el gusto amargo de que los hechos nos den la razón.

 

Os recordamos que si quereis ayudar desde canal solidario nos proponen una lista con los números de cuenta de todas las ONG que tienen proyectos de cooperación en las regiones de la zona: http://www.canalsolidario.​org/noticia/27096

Hay 18 Comentarios

Doy testimonio de un gran hombre llamado (druwagbale@gmail.com) que me trajo a mi ex después de 1 año de divorcio en contacto con él hoy en día es capaz de resolver cualquier problema de la suya. que se especializan en de la siguiente manera: (1) hechizos para protegerse del peligro (2) hechizos mágicos (3) del mismo sexo Love Spell (4) los hechizos de sanación (5) hechizos de invisibilidad (6) Hechizo de riqueza y la fama (7) Hechizo para conseguir un buen trabajo (8) arrojado fuerte el amor y la relación (9) de hechizos para traer de vuelta a su ex (10) el VIH, el SIDA (11) SI QUIERE ADOPTAR UN NIÑO SIN CALLE (12) ¿QUIERES SER RICO O quieres para realizar rituales Él está teniendo grandes potencias y generous.You puede ponerse en contacto con él (druwagbale@gmail.com) ser útil sin enfatizar juez hoy

800 centros nutricionales de UNICEF y han ayudado a 100,000 niños? ¿125 niños x centro en 7 meses? ¿Esta faltandoles recurso humano para ayudar a mas o es alimento lo que falta? No debe malinterpretarse mi comentario pero, no me hace la cuenta.

Es una pena que tan sólo se de voz a las organizaciones humanitarias en momentos de crisis, cuando la situación se ha desbordado y ya es realmente difícil realizar una buena labor. Al final la gente acaba teniendo la impresión de que su trabajo consiste en llevar comida a "los pobres" y no es así. Va mucho más allá, pero sin apoyo ni recursos es muy difícil. Las ONGD tienen un enfoque muy claro de desarrollo sostenible a largo plazo. No dan el pez, sino la caña. Es un trabajo constante. Tan sólo cuando la situación está al límite se recurre al envío de alimentos, pero saben que esa no es la solución. También llevan a cabo un trabajo de incidencia política porque acabar con el hambre depende de que éste entre dentro de las agendas políticas internacionales. Sin embargo, como se dice en el artículo, África+hambre no vende. La gente está más preocupada en no poder comprarse un piso. qué importa que un niño se muera de hambre, ellos se lo han buscado por tener tantos hijos! no?? Pues no, hoy en día que alguien se muera de hambre es un asesinato porque hay alimentos suficientes para más de la población del planeta. Pero si nosotros mismo no estamos preocupados por el tema, cómo le vamos a exigir a quienes nos gobiernan que se impliquen. Muchos de los comentarios hablan de falta de responsabilidad. Deberíamos empezar a aplicarnos el cuento a nosotros mismos antes de convertir a las víctimas en culpables de su propia desgracia.

Para ilustrar:

Entrevista a José Antonio Bastos, Presidente de Médicos sin Fronteras:

Somalia es un país que lleva 20 años de guerra civil. Ha habido diversos intentos, no muy consistentes de la comunidad internacional, de intentar resolver el problema. Ha habido un patrón muy irregular e insuficiente de ayudar a las víctimas del conflicto constantemente.

En este momento, en la frontera de alrededor de Somalia, Etiopia y Kenia se agolpan los campos de concentración más grandes del mundo actualmente, que no los hemos visto nunca en los medios de comunicación de ningún sitio. Nosotros trabajamos ahí, proporcionando asistencia médica básica a todos los refugiados en la frontera con Kenia y en la frontera con Etiopía.

La situación general de Somalia es la imagen que tenemos todos de hambruna de 1992, después de la guerra civil. Ha tenido sus altos y sus bajos en las últimas dos décadas, pero en los últimos cinco años va empeorando. La situación política y militar no es nuestra especialidad; pero, para la población somalí, la vida es cada vez más difícil y más peligrosa.

Nos preocupa muchísimo no sólo la falta de compromiso de la comunidad internacional de hacer algo en lo que es la acumulación de sufrimiento humano más grande del mundo posiblemente, sino que debido a la alta significación política del contexto mundial de hoy, la asignación de ayuda humanitaria a la población bajo control de Al Shabaab -grupo rebelde próximo a los círculos de Al Qaeda, que está luchando contra el gobierno-, llega con muchos más problemas que la ayuda que llega a las zonas controladas por el gobierno.

No es la primera vez que lo vemos, pero nos parece una vez más completamente inadmisible: no que se politice la ayuda dando ayuda a quien lo necesite con beneficios políticos. Eso está mal, pero lo que es absolutamente inaceptable es que se deniegue, se controle o se limite la ayuda a poblaciones que lo necesitan por razones estrictamente políticas.

Si la comunidad internacional, y específicamente la Unión Europea tiene un interés en la estabilidad, la seguridad y en apoyar al gobierno tradicional de Somalia no debería hacerlo utilizando como instrumento la ayuda humanitaria y no deberían pagar el precio de esta negociación política las miles de personas que viven bajo control de Al Shabaab, que tienen necesidades básicas que no deberían estar supeditadas a intereses políticos.

http://www.iecah.org/web/index.php?option=com_content&view=article&id=1616:entrevista-a-jose-antonio-bastos-presidente-de-medicos-sin-fronteras-&catid=37:entrevistas&Itemid=88

es una verguenza lo que está pasando.
Pero para occidente, le queda tan lejos que ni le afecta....
...estamos insensibilizados al dolor ajeno?

es una verguenza lo que está pasando.
Pero para occidente, le queda tan lejos que ni le afecta....
...estamos insensibilizados al dolor ajeno?

es una verguenza lo que está pasando.
Pero para occidente, le queda tan lejos que ni le afecta....
...estamos insensibilizados al dolor ajeno?

es una verguenza lo que está pasando.
Pero para occidente, le queda tan lejos que ni le afecta....
...estamos insensibilizados al dolor ajeno?

algunos comentarios me dan miedo

Que pena que Somalia no tenga petroleo,ni gas natural pq de esta forma a occidente no le hubiera faltado tiempo para intervenir en el pais.
Es muy triste que los propios somalies se hagan la vida imposible unos a otros pero mas triste es que el resto del mundo no haga nada para cambiar esta situacion.
Para que sirve la ONU? que alguien me lo explique.

Estoy de acuerdo con Boogie y Eva. Apartando a un lado que Somalia es un país de fuerte creencia musulmana, y sí, donde la mujer tiene el deber de dar tantos hijos hasta que explote, por qué no piensan de dónde van a sacar suficientes recursos para criarles? Mi abuela y sus hermanos sumaban 13, pero mis abuelos y ellos mismos salieron adelante currando, sin ayuda más de la que ellos mismos aportaban a sus vecinos, antes, durante y después de la guerra; mi abuelo, tres cuartas de lo mismo, siendo 7 hermanos; y mi suegro, 9, ya en la posguerra, y él siendo el mayor se puso a traajar con 11 añitos...

Hace un año colaboré activamente (lo que podía una estudiante sin trabajo) con la desgracia de Haití, pero a día de hoy me arrepiento porque al paso de los meses ha sido decepcionante, LA GENTE NO QUIERE SALIR DE SU PROPIA DESGRACIA. Las calles se ven casi igual (antes incluso del terremoto el paisaje ya era desolador), hombres violando a mujeres en grupo en sus propias tiendas, disparando a soldados, bomberos, médicos, echando la culpa al blanco de traer el cólera... Allí nadie se pone a reconstruir, aunque sea con adobe, sus casas, y tras las guerras que sufrimos en Europa la gente hacía casas con lo que fuera... simplemente esperan con las manos abiertas al cielo sentados, y su propio presidente ha reconocido que la ayuda se ha gestionado mal.

Lo que me duele es ver como todos los días desahucian a gente por el simple delito de firmar una hipoteca a 40 años, porque su sueldo (hoy en día no tienen trabajo) no daba para pagar más de 600/700 euros al mes (bestialidad del quince), donde dicen que como siga así la crisis España va a caer en un espacio generacional, donde yo misma sufro por no seguir mis estudios por perder mi empleo, (no he encontrado uno en un año ni yo, ni mi novio, ni mi cuñado, ni mi prima...) no me puedo casar y no puedo tener hijos, y vivo apiñada con mi novio y otras 6 personas más.

Espero que perdonéis mi parrafada pero uno de mis mayores deseos es que la gente ayude primero al vecino de su país que al del otro lado del mundo...

Estoy de acuerdo con Boogie y Eva. Apartando a un lado que Somalia es un país de fuerte creencia musulmana, y sí, donde la mujer tiene el deber de dar tantos hijos hasta que explote, por qué no piensan de dónde van a sacar suficientes recursos para criarles? Mi abuela y sus hermanos sumaban 13, pero mis abuelos y ellos mismos salieron adelante currando, sin ayuda más de la que ellos mismos aportaban a sus vecinos, antes, durante y después de la guerra; mi abuelo, tres cuartas de lo mismo, siendo 7 hermanos; y mi suegro, 9, ya en la posguerra, y él siendo el mayor se puso a traajar con 11 añitos...

Hace un año colaboré activamente (lo que podía una estudiante sin trabajo) con la desgracia de Haití, pero a día de hoy me arrepiento porque al paso de los meses ha sido decepcionante, LA GENTE NO QUIERE SALIR DE SU PROPIA DESGRACIA. Las calles se ven casi igual (antes incluso del terremoto el paisaje ya era desolador), hombres violando a mujeres en grupo en sus propias tiendas, disparando a soldados, bomberos, médicos, echando la culpa al blanco de traer el cólera... Allí nadie se pone a reconstruir, aunque sea con adobe, sus casas, y tras las guerras que sufrimos en Europa la gente hacía casas con lo que fuera... simplemente esperan con las manos abiertas al cielo sentados, y su propio presidente ha reconocido que la ayuda se ha gestionado mal.

Lo que me duele es ver como todos los días desahucian a gente por el simple delito de firmar una hipoteca a 40 años, porque su sueldo (hoy en día no tienen trabajo) no daba para pagar más de 600/700 euros al mes (bestialidad del quince), donde dicen que como siga así la crisis España va a caer en un espacio generacional, donde yo misma sufro por no seguir mis estudios por perder mi empleo, (no he encontrado uno en un año ni yo, ni mi novio, ni mi cuñado, ni mi prima...) no me puedo casar y no puedo tener hijos, y vivo apiñada con mi novio y otras 6 personas más.

Espero que perdonéis mi parrafada pero uno de mis mayores deseos es que la gente ayude primero al vecino de su país que al del otro lado del mundo...

Apoyo el comentario de Eva.

Se entiende que con educacion y cultura el concepto de planificacion familia cobra mayor valor, no obstante creo que cierto nivel de razocinio debe haber en los habitantes de africa para llevar adelante una simple ecuacion de poca comida= menos hijos, eso si el valor de la vida tiene algun sentido para ellos.

Con respecto al ejemplo de los hijos que tenian de nuestros bisabuelos, quizas has dado en el clavo El ranero: la diferencia de años desde ese momento es el mismo atraso que tienen en Africa.
Si logras alimentar a todos sus hijos desnutridos (cosa poco probable entre lo que el primer mundo se mira el ombligo y las dificultades de hacer llegar los recursos a quienes lo necesitan) y logras hipoteticamente salvarlos a todos, en 20 años tendras el problema actual multiplicado por el crecimiento de la poblacion en las zonas involucradas.

Hay un viejo refran que dice que si le das un pescado a un hombre comera un dia pero si le enseñas a pescar comera el resto de sus dias, piensen como se puede aplicar a Africa.

Eva, ¿cuántos hijos tuvieron tus bisabuelos? El número de hijos desciende con el aumento de la cultura, la educación y el nivel de vida, que tengan tantos hijos solo indica la ausencia de estos factores claves. Se les mueren la mayoría, y como todo ser viviente, quieren dejar descendencia.
La superpoblación es un problema, pero debemos pensar en las causas de los problemas, y en sus posibles soluciones.

Mucha razón tiene Alberto, esto ya se sabía... y mientras sigamos criminalizando a los temibles piratas somalíes, sin dejar de pescar abusivamente en sus aguas, mientras están en una guerra entre talibanes y corruptos, intoxicados con nuestros residuos. Si total se arreglan con nuestra calderilla... Qué vergüenza.

La superpoblacion del sur ES LOGICAMENTE SOSTENIBLE???
El envio de condones y el promover un promedio de un hijo por familia adulta constituida y con padre y madre responsables (y no de tres hijos por cada jovencita adolescente sola y de 6-7 hijos por mujer adulta que es lo que predomina por cultura" autoctona" , sin querer cambiar con los tiempos actuales.

Esta suficientemente comprobado que esa tradición cultural, que supone que se dobla la población en 15 anos es imposible de sostener en ningún país, rico o pobre.

Eso prevendría y seguramente ayudaría mas que seguir pidiendo a los que apenas podemos criar un par de hijos, ellos procrean 10.... sin como alimentarlos? es eso responsable?, Por que el resto del mundo tiene que cuidar de su engendros?. Todos se cansan de ayudarlos sin que ellos se ayuden, muy al contrario, ellos tienen tantos hijos como les place y el resto del mundo se reprime de tener los suyos propios para cuidarselos a ellos y a sus descendientes, Carece de lógica.

Dicen algunos que pedirle al mundo humanitario que trabaje en las causas de los conflictos y las crisis es pedirle demasiado y empiezo a creerlo, sn podemos pedirle eso por lo menos pidámosles que nos hablen claro, que sean responsables y fieles a un compromiso ético emancipador por aquellos con los cuales “cooperan”. Mucho me temo que una vez más la ayuda humanitaria va camino de convertirse en un arma política del juego de intereses desplegado desde hace más de 40 años en la zona… (EEUU, Rusia, Etiopia, Libia, Arabia Saudí, Kenia, EU…) He comprobado en estos últimos días a través de organizaciones como la IFRC, CICR, FAO, ACNUR, MSF, PNUD… que esta como otras crisis humanitarias estaba anunciada, era previsible y se podían haber realizado muchos más esfuerzos de prevención y mitigación de los que se han realizado... No puedo entender cómo la comunidad internacional ha tardado tanto en reaccionar… desde el año pasado sabíamos que el sur de Somalia y toda la Región tenía un riesgo altísimo de crisis nutricional (sequía, precios de los alimentos…) y un escenario bélico que apenas ha variado en los últimos años, cómo no se ha trabajado intensamente en negociar pasillos humanitarios/puentes aéreos/facilidades con los islamistas (ahora enemigos antes amigos ¿?) y sin embargo sí se recrudeció la ofensiva bélica en Febrero dificultando cualquier oportunidad de dialogo, cómo no se han preparado los campos de refugiados colapsados en Kenia, cómo no se ha previsto esa marea de desplazados internos… y es más cómo se sigue expoliando el patrimonio pesquero de Somalia, cómo siguen llegando armas, salarios para los criminales, residuos tóxicos… Ojala que la urgente y necesaria solidaridad de hoy no nos impida hablar de lo esencial.

Dicen algunos que pedirle al mundo humanitario que trabaje en las causas de los conflictos y las crisis es pedirle demasiado y empiezo a creerlo, sn podemos pedirle eso por lo menos pidámosles que nos hablen claro, que sean responsables y fieles a un compromiso ético emancipador por aquellos con los cuales “cooperan”. Mucho me temo que una vez más la ayuda humanitaria va camino de convertirse en un arma política del juego de intereses desplegado desde hace más de 40 años en la zona… (EEUU, Rusia, Etiopia, Libia, Arabia Saudí, Kenia, EU…) He comprobado en estos últimos días a través de organizaciones como la IFRC, CICR, FAO, ACNUR, MSF, PNUD… que esta como otras crisis humanitarias estaba anunciada, era previsible y se podían haber realizado muchos más esfuerzos de prevención y mitigación de los que se han realizado... No puedo entender cómo la comunidad internacional ha tardado tanto en reaccionar… desde el año pasado sabíamos que el sur de Somalia y toda la Región tenía un riesgo altísimo de crisis nutricional (sequía, precios de los alimentos…) y un escenario bélico que apenas ha variado en los últimos años, cómo no se ha trabajado intensamente en negociar pasillos humanitarios/puentes aéreos/facilidades con los islamistas (ahora enemigos antes amigos ¿?) y sin embargo sí se recrudeció la ofensiva bélica en Febrero dificultando cualquier oportunidad de dialogo, cómo no se han preparado los campos de refugiados colapsados en Kenia, cómo no se ha previsto esa marea de desplazados internos… y es más cómo se sigue expoliando el patrimonio pesquero de Somalia, cómo siguen llegando armas, salarios para los criminales, residuos tóxicos… Ojala que la urgente y necesaria solidaridad de hoy no nos impida hablar de lo esencial.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal