Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Turismo Responsable

Por: | 13 de julio de 2011

Empezamos hoy una serie de artículos dedicados al viaje responsable. Con ellos queremos animar a nuestros lectores a viajar sumando, a conocer, a respetar y disfrutar de otras culturas, aprendidendo de ellas y no violentándolas. La entrada de hoy la firma Lucia Zuloaga, responsable de comunicación y redes de UniversoVivo.

DSCN6342
Foto de Lucía Zuloaga

Mendicidad, niños semiesclavos, turismo sexual… El turismo puede ser una gran herramienta para el desarrollo, especialmente en países pobres, pero este instrumento mal usado puede volverse en su contra con un impacto socioeconómico negativo. El Turismo Responsable tiene como objetivo que el viaje sea positivo para todos, teniendo en cuenta las consecuencias sociales, económicas y ambientales de la visita. Puede parecer complejo, pero todo se resume en una sola palabra: respeto.

A la hora de elegir nuestro destino a veces nos dejamos deslumbrar por el exotismo del lugar o simplemente por modas, pero es fundamental conocer la situación del país antes de decidirnos si queremos evitarnos sorpresas desagradables. Debemos tener especial atención con los países con conflictos políticos o donde se emplean trabajos forzados, a veces atractivos por su bajo coste, porque podemos vernos convertidos en cómplices de la violación de derechos humanos.

La diversidad es lo que mantiene con vida la Tierra, por ello es tan necesario que, ante este mundo globalizado, se conserve la variedad y esta riqueza cultural de sus pueblos. Lo mejor para respetar la cultura del lugar es impregnarnos de ella, interesarnos por conocerla y vivirla. Hay que evitar quedarnos en una burbuja, encerrarnos en los hoteles y conformarnos con visitas guiadas, hay que salir a vivir la realidad. Eso sí, cuidado con imponer nuestras costumbres, si viajamos a países pobres no podemos buscar las grandes comodidades sino adaptarnos a las posibilidades que nos ofrece nuestro destino.

Por eso es importante conocer sus costumbres, para respetarlas; además los habitantes nos lo agradecerán. A veces nos costará entender ciertas cosas pero hay que ser humildes ya que sin darnos cuenta podemos estar faltando al respeto. Es muy común que ocurra en el caso de la vestimenta ya que tenemos nuestros propios hábitos que pueden ser mal vistos en otros lugares. Por eso siempre es mejor evitar ropa llamativa, especialmente en los lugares de culto. Otra cosa para reflexionar es que una cámara de fotos puede ser muy invasiva, hay personas que se pueden sentir molestas y en consideración es nuestra responsabilidad preguntar antes de fotografiar.

Tratar bien a las personas es algo fundamental, hay que procurar siempre hablarles con cariño, tratar de no enfadarnos aunque no los entendamos o puedan ser muy insistentes, eso nos ayudará a evitar malentendidos. A veces el idioma puede ser una complicación pero está comprobado la comunicación no verbal es universal.

El mejor apoyo para su economía es el consumo local, es lo que marca la diferencia entre que el turismo sea un recurso para salir de la pobreza o que aumente la diferencie de clases. La gastronomía es uno de esos recursos, es genial probar las diferentes comidas y además contribuye a conservar la diversidad cultural.

El turismo sexual sigue estando presente, especialmente en ciertos países, y para esto no hay excusas: ni la “libertad” que brinda el país, ni el consentimiento de un menor, ni de su familia, incluso de la policía. Si sabes que está penado ¿qué cambia al cruzar la frontera?

Por último, no nos olvidemos del respeto por la naturaleza allá donde vayamos, evitando derrochar agua y energía (aunque no los pagues, los recursos tienen un precio), recogiendo nuestra basura y respetando a los seres vivos. Elegir el transporte público, además de ahorrar emisiones de CO2, nos permite conocer a los lugareños. No podéis imaginar la de personas que pueden llegar a entrar en una “combi” del Perú o sentados en un tren de infinitas horas en la India, eso no tiene precio, ¡hay que vivirlo!

 

Encontrarán más información sobre turismo responsable en los siguientes enlaces:

-La web de la consultora especilizada en turismo y medioambiente Koan Consulting http://www.koanconsulting.com 
-El portal web especializado en turismo responsable gestionado por la ONG catalana Accio per un Turisme  http://www.turismo-responsable.org/ 
-La Alianza Europea por un Turismo responsable: http://www.earth-net.eu/

Hay 17 Comentarios

Muy bueno el artículo, y aunque muchas de las prácticas expuestas son de sentido común y deberían estar ya asumidas por los viajeros, están muy bien explicadas y argumentadas. De todas, me quedo con esta frase: "A veces nos costará entender ciertas cosas pero hay que ser humildes ya que sin darnos cuenta podemos estar faltando al respeto." Esta actitud es sin duda una de las que más se les olvidan a los viajeros, que, queriendo o sin querer, se creen más "avanzados" y "civilizados" que las personas de los países que visitan, y aunque aceptan sus tradiciones, lo hacen con una cierta condescendencia.

...me encantaria que de esa manera objetiva que preconizan se acercarán a ver a Cuba y no con fotos de autos de hace mas de 50 años que los presentan solo como una maravillosa prueba del ingenio cubano y para nada como una prueba de sobrevivencia a un régimen horroroso que no ha sido capaz ni tan siquiera de poner a viajar a sus ciudadanos en autos del siglo XXI.......ya no hablemos de la eterna mulata y mulato caliente y que nadie se pregunta si esa calentura no es para ayudar a calentar una cocina que casi nunca se enciende......ya no digamos el insultante programa de hace unos meses de una TV española que presentaba a la isla como un paraiso para hacer negocios los españoles (claro que si) y a los nativos (bien peroyativo, pero eso somos para muchos) como unos eternos alegres ante sus camaras y que de seguro se alimentan de sus propias sonrisas.......hay mucho turismo de ese, donde las personas somos como esa familia de monos (de la que hablan en tro post por ahi) y a la que hay que mirar "en silencio", con ese silencio complice que no desea hablar de lo que hay detras de las postalitas de turismo, menos las que nos ofrece un eterno dictador ¿de izquierdas?......

...me encantaria que de esa manera objetiva que preconizan se acercarán a ver a Cuba y no con fotos de autos de hace mas de 50 años que los presentan solo como una maravillosa prueba del ingenio cubano y para nada como una prueba de sobrevivencia a un régimen horroroso que no ha sido capaz ni tan siquiera de poner a viajar a sus ciudadanos en autos del siglo XXI.......ya no hablemos de la eterna mulata y mulato caliente y que nadie se pregunta si esa calentura no es para ayudar a calentar una cocina que casi nunca se enciende......ya no digamos el insultante programa de hace unos meses de una TV española que presentaba a la isla como un paraiso para hacer negocios los españoles (claro que si) y a los nativos (bien peroyativo, pero eso somos para muchos) como unos eternos alegres ante sus camaras y que de seguro se alimentan de sus propias sonrisas.......hay mucho turismo de ese, donde las personas somos como esa familia de monos (de la que hablan en tro post por ahi) y a la que hay que mirar "en silencio", con ese silencio complice que no desea hablar de lo que hay detras de las postalitas de turismo, menos las que nos ofrece un eterno dictador ¿de izquierdas?......

Gracias por tratar este tema en vuestro blog. Somos una asociación que trabaja por sensibilizar y concienciar por un viaje más ético social, económica y medioambientalmente. ánimo a todos a visitar nuestro blog especializado en Turismo Responsable donde hay mucho material interesante. Y por ejemplo os propongo como lectura para estas vacaciones el libro: DO NOT DISTURB BARCELÓ, para que conozcamos cómo es en realidad la industria turística convencional y de masas.Todo el que quiera más información puede consultarnos lo que necesiten.

Muy interesante el artículo! A raiz de el me ha picado la curiosidad y me puesto a profundizar por la Red buscando más info en torno a que es el `Turismo Responsable´ y por lo visto la idea va mucho más alla de la actitud del turista durante el viaje... si alguien quiere saber más le recomiendo que eche un vistazo a www.turismo-sostenible.net; www.forodeturismoresponsable.org; y www.turismoycooperacion.org La verdad es que me gusta esta nueva filosofía de entender el turismo :)

Yo resumiría en: respetar y tratar de adaptarse las costumbres locales, siempre que no violenten las nuestras; preguntar, no dar nada por sentado; ser prudente, no pretender estar en posesión de la verdad; ser humilde, aunque no estés de acuerdo o no entiendas, otras posiciones también tienen su razón de ser. No hagas fuera, lo que no harías dentro... no hay por qué cerrarse al sexo, pero NUNCA con menores. Antes de ir, ver qué vacunas hay que ponerse... informarse con el ministerio de exteriores, averiguar dirección y teléfono de la embajada/consulado... y tener en cuenta que si ves a un hombre que en la calle maltrata a una mujer, e intervienes, a lo mejor no pasa nada en Nueva York, pero en Delhi puedes acabar con un palmo de acero en las costillas.

Perseguimos a los delincuentes sexuales que abusan de los niños a cambio del dinero que les permite comer, pero nos importa una mierda que se mueran de hambre. Si pudieran comer no se prostituirían.

Perseguimos a los delincuentes sexuales que abusan de los niños a cambio del dinero que les permite comer, pero nos importa una mierda que se mueran de hambre. Si pudieran comer no se prostituirían.

Una pregunta. Qué hacer en un pais arabe? taparnos la cabeza para ser mas dignas? caminar detras de nuestros compañeros?
Por cierto como nos respectan ellos a nosotros los Ocidentales? A quien se le ocurre ir disfrazado de cortina en pleno mes de julio?

Estimada Lucia:
Te escribo estas líneas para saludarte en primer lugar y dar algunas redundancias quizá a tu aporte.
Soy peruano y las combis son el pan nuestro de cada día, por elección o por necesidad las combis representan mucho de nuestra idiosincracia, todos las detestamos, las criticamos, las tememos, pero las usamos. Hoy mismo hay una huelga de ellas porque el municipio limeño las quiere cambiar, pero es la gente la que podría hacerlo y no lo hace.
Parto de eso porque en nuestra empresa concebimos el "viajar" como "convivir" y eso pasa por compartir desde las costumbres, estilo de vida, hasta la comida y las distracciones del lugar que visitamos.
El turismo responsable no parece estar enfocado para todos los turistas, pero debería serlo. Me refiero a que el impacto menor, la responsabilidad y respeto por los recursos y las personas debe de existir siempre en cualquier enfoque turístico. Pero somos concientes también que no a todos los turistas les agrada caminar horas, quedarse a compartir una noche (o varias) en algun poblado sin las comodidades de un hotel 5 estrellas, son algunos los que quieren compartir actividades al aire libre, aventurarse, cosechar frutos, investigar por los ecosistemas, flora, fauna, cultura, etc... y creo que para este tipo de turistas se acerca más la idea de turismo vivencial o ecoturismo, el cual por regla general debe de ser un turismo tan o más responsable aún.
Y esto no creas que solo se dá con los turistas receptivos, con los nacionales también, reitero, partimos del respeto para terminar en lo mismo; es decir respetemos las opciones del turista y las diferentes actividades que quiera realizar (obviamente dentro de lo legal), para poder alcanzar el respeto y menor impacto al entorno en el que se realizan.

Yo creo que viajar es sinónimo de descubrir, de aventura, de admirar, de convivir con otras culturas desconocidas. Si se es tan escrupulosamente meticuloso como para no dejar pie a nada de esto y no dejar pie a la sorpresa por estar acumulando información durante meses ... (que horror!!!!) no creo que se pueda disfrutar igual el viaje

Me parece muy bien esta actitud bienpensante, pero con frecuencia nada tiene que ver con la realidad. En cuanto el turista (o el viajero) da un paso más allá de los caminos reservados para ellos (hoteles, playas, monumentos...) puede encontrarse en situaciones en las que poco vale la buena voluntad. Hay que respetar los actos y costumbres de la gente autóctona, claro, pero, ¿qué hacer cuándo una ve a un hombre que en la calle maltrata a una mujer, ya sea en Nueva York o en Delhi? También repudio el turismo sexual, aunque hace falta una mayor responsabilidad mundial, porque la mayoría de edad de la mujer fluctúa entre los 14, los 16, los 18 e incluso los 22 años, depende de los países. ¿Sirve en estos casos sólo la buena voluntad?

Me parece muy bien esta actitud bienpensante, pero con frecuencia nada tiene que ver con la realidad. En cuanto el turista (o el viajero) da un paso más allá de los caminos reservados para ellos (hoteles, playas, monumentos...) puede encontrarse en situaciones en las que poco vale la buena voluntad. Hay que respetar los actos y costumbres de la gente autóctona, claro, pero, ¿qué hacer cuándo una ve a un hombre que en la calle maltrata a una mujer, ya sea en Nueva York o en Delhi? También repudio el turismo sexual, aunque hace falta una mayor responsabilidad mundial, porque la mayoría de edad de la mujer fluctúa entre los 14, los 16, los 18 e incluso los 22 años, depende de los países. ¿Sirve en estos casos sólo la buena voluntad?

Yo, para ver pobres no necesito salir de mi país. Viajar es pasarlo en grande, relax y lujo. Las mochilas que las lleven los perroflautas.

Cada uno viaja como quiere, no hay que tratar de imponer a las personas viajes "mochileros" si no es lo que buscan, se puede contribuir igualmente a la economía de un país yendo a un hotel y no saliendo.

Todas las mañanas tengo que coger algo parecido a la "combi" peruana que describes, y aparte de ser caro, el conductor las llena a pesar de la ley y conduce haciendo locuras. En resumen, es peligroso, caro e incómodo. Que yo sepa, tampoco a los demás que están allí les hace ninguna gracia pero no hay otra alternativa, ya que si la hubiera otro gallo nos cantaría. Para tí montarte en un "combi" es una aventura, para los demás es una rutina (muy) incómoda.

Respecto a la comida, a mí me gusta probar todo tipo de comida de los países que visito, pero todo dentro de un orden. Hay que tener cuidado con el agua, los zumos, las ensaladas o productos poco cocinados y hacerlo todo con cuidado. A veces comer en el hotel o en un "burger" ahorra más de un disgusto.

Por lo demás, de acuerdo con que hay que respetar al máximo a la gente de los países que se visitan y coincido contigo en que los turistas deberían de dejar de hacer fotos de los "seres exóticos" que ven en sus viajes. Y por supuesto que muy de acuerdo con lo que dices sobre el turismo sexual.

Cada uno viaja como quiere, no hay que tratar de imponer a las personas viajes "mochileros" si no es lo que buscan, se puede contribuir igualmente a la economía de un país yendo a un hotel y no saliendo.

Todas las mañanas tengo que coger algo parecido a la "combi" peruana que describes, y aparte de ser caro, el conductor las llena a pesar de la ley y conduce haciendo locuras. En resumen, es peligroso, caro e incómodo. Que yo sepa, tampoco a los demás que están allí les hace ninguna gracia pero no hay otra alternativa, ya que si la hubiera otro gallo nos cantaría. Para tí montarte en un "combi" es una aventura, para los demás es una rutina (muy) incómoda.

Respecto a la comida, a mí me gusta probar todo tipo de comida de los países que visito, pero todo dentro de un orden. Hay que tener cuidado con el agua, los zumos, las ensaladas o productos poco cocinados y hacerlo todo con cuidado. A veces comer en el hotel o en un "burger" ahorra más de un disgusto.

Por lo demás, de acuerdo con que hay que respetar al máximo a la gente de los países que se visitan y coincido contigo en que los turistas deberían de dejar de hacer fotos de los "seres exóticos" que ven en sus viajes. Y por supuesto que muy de acuerdo con lo que dices sobre el turismo sexual.

Yo antes de viajar a un sitio (sobre todo fuera de Europa) me informo muy bien y por varios meses en Internet, en foros de viajes, en las páginas oficiales del país y de la ciudad (que generalmente son las que más mienten), en el google pongo "turistas" y el nombre del país o la ciudad a donde voy y es impresionante la cantidad de noticias de las que te enteras... A mí lo que no me vale es leer un post en un blog y ya formarme una opinión o una idea sobre un lugar, tengo que seguir buscando, leer mucho, contrastar informaciones, hasta formarme una idea bastante consistente del sitio al que voy. Y cuando llego, es como si ya hubiera vivido allí toda la vida.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal