Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

¿Y cuando vuelva a llover en Somalia?

Por: | 31 de agosto de 2011

Somaliadrought4
Foto: Oxfam Cuerno de África

Esta entrada ha sido escrita por nuestro colaborador Gonzalo Sánchez-Terán. Gonzalo ha trabajado en campos de refugiados en diferentes regiones de África.

Otro géiser de espanto que emerge de África, empapa televisores con niños desnutridos y madres agotadas, y desaparecerá en pocas semanas tan súbitamente como llegó. La conocida secuencia de noticias se ha repetido con precisión: hambruna en un país cuya capital estudiamos en el colegio y olvidamos enseguida; familias que huyen hacia campos de refugiados miserables e indistinguibles; grupos armados que roban la poca ayuda que llega; y por último Naciones Unidas y las ONG pidiendo dinero para salvar las vidas de esa pobre gente. Dinero para taponar el géiser y poder volver a nuestras cuitas domésticas, ya de por sí bastante graves. Pero detrás de lo que nos muestran las pantallas, la realidad de Somalia es tozudamente mayor, más compleja, y nos inculpa.

Sabíamos que pasaría: era imposible que no pasara. Si bien hasta mediados de julio los telediarios no empezaron a ofrecer reportajes terribles de críos raquíticos que exponían la peor sequía en el Cuerno de África en medio siglo, en agosto del año pasado los sistemas de alerta temprana de las agencias humanitarias (FEWS NET) ya habían anunciado niveles de lluvia insuficientes y para noviembre estaban prediciendo alto y claro lo que ha ocurrido. Los países donantes de Occidente no prestaron atención: supimos durante meses que se cernía el hambre, y no hicimos nada.

La hambruna en el sur de Somalia empujó a más gente a huir hacia Kenia en busca de comida. Las primeras imágenes fueron emitidas desde el campo de refugiados de Dadaab: nos contaban que la repentina y masiva llegada de hambrientos somalíes había hecho que los servicios en el campo se vieran desbordados. La realidad es que el campo de Dadaab llevaba años siendo un gigantesco agujero de desesperanza sin que a casi nadie le preocupara. La vida en los campos del norte de Kenia siempre ha sido dura: en 2009 Human Rights Watch advirtió de que la miseria de los refugiados convertía a Dadaab en un vivero de combatientes para las milicias islámicas. En abril de 2010, tras años de presión por parte de las ONG, el gobierno keniano aceptó ampliar el campo para acoger a 80.000 nuevos refugiados. Dadaab, de hecho una conurbación de campos, fue diseñado para acoger 70.000 refugiados, pero antes de la hambruna ya contaba con 270.000, y cada mes arribaban cinco mil más, escapando no de la sequía, sino de la violencia.

Y como corolario al horror, junto a las fotos de niños agonizantes arreciaron las noticias acerca del robo de alimentos por parte de las milicias de al-Shabaab: los periodistas y los políticos se llevaron las manos a la cabeza escandalizados. Sin embargo todos sabíamos que siempre había sido así: en marzo de 2010 un comité de Naciones Unidas presentó un informe al Consejo de Seguridad denunciando que al menos la mitad de la ayuda alimentaria internacional enviada a Somalia era desviada por una red de contratistas corruptos y milicias islamistas. Aquella noticia no apareció en los medios de comunicación occidentales: nadie hablaba entonces de Somalia.

En mitad de esta tragedia las ONG se desgañitan pidiendo fondos. No es para menos: entre 2008 y 2010 la asistencia humanitaria de Estados Unidos a Somalia disminuyó en un 90%. El Programa Mundial de Alimentos no tiene reservas para dar de comer a las millones de personas afectadas por la hambruna y el recorte en ayuda al desarrollo de los gobiernos occidentales impedirá que muchos proyectos de seguridad alimentaria se lleven a cabo. Y sin embargo, como casi siempre, las organizaciones humanitarias seguimos ejerciendo de enfermeros en lugar de exigir que se ponga fin al conflicto.

El principal problema de Somalia es la violencia, no la sequía. Desde que en 1993 la tan mediática como inhábil intervención militar estadounidense acabó en un fracaso absoluto, el Cuerno de África quedó borrado del radar global y fue abandonado a su suerte de luchas y sufrimiento. La invasión etíope del país, muñida por Estados Unidos en diciembre de 2006, alumbró más de un millón de desplazados y causó miles de muertos, dejando al país aún más enconado y partido. El último informe de Human Rights Watch, de hace dos semanas, denuncia que tanto los insurgentes, como el gobierno y las fuerzas de paz de la AMISOM han cometido crímenes de guerra y están matando a civiles inocentes. En los últimos diez meses los combates han provocado cuatro mil víctimas. Mucho antes de que la hambruna fuera declarada decenas de miles de personas ya estaban huyendo hacia el sur. Como escribió Koffi Annan hablando de la guerra de Bosnia, éste no es un problema con una solución humanitaria.

Durante dos décadas el mundo ha convivido con el descuartizamiento de Somalia sin inmutarse: se han sucedido los Juegos Olímpicos, las intervenciones militares con justificación humanitaria en Irak y en Libia, las Nocheviejas y las crisis financieras, y ahí siguen los somalíes, desangrándose. Cuando vuelvan las lluvias y perdamos de vista a los niños desnutridos, ¿tendremos la desvergüenza de volver a olvidarnos de Somalia?

Hay 26 Comentarios

Happy to see your blog as it is just what I’ve looking for and excited to read all the posts. I am looking forward to another great article from you.

Somalia seems to be changing soon. I wonder how it will look in some years.

Charities have been criticised for oversimplifying aid delivery in Somalia to raise money. Should aid agencies better communicate nuanced messages about the relief effort?: http://www.guardian.co.uk/global-development/2011/sep/06/talk-point-ngos-simple-aid-messages

[Cuando los políticos del primer mundo .Van a Hacer un acuerdo , de fuerza de voluntad , y solucionar en estos países E l Gran problema del agua hay muchas maneras de hacerles , llegar tan rico liquido .... Ahhhhh es mejor atacar países , millones y millones de dólares y euros .... E
n armas destructivas. Millones , de seres humanosSol
igualmente ... Muerto muertos por la avaricia de políticos empresarios q solo ven el rico liquido , no es Agua es petróleo Falsos sonidos , malda pura Hasta q sus corazones se hablande ...

[Cuando los políticos del primer mundo .Van a Hacer un acuerdo , de fuerza de voluntad , y solucionar en estos países E l Gran problema del agua hay muchas maneras de hacerles , llegar tan rico liquido .... Ahhhhh es mejor atacar países , millones y millones de dólares y euros .... E
n armas destructivas. Millones , de seres humanosSol
igualmente ... Muerto muertos por la avaricia de políticos empresarios q solo ven el rico liquido , no es Agua es petróleo Falsos sonidos , malda pura Hasta q sus corazones se hablande ...

No es cierto que no trascendiera nada del informe del consejo de Seguridad de NNUU, ( 2/4/2010- La fragilidad de Somalia http://blogs.publico.es/otrasmiradas/tag/katty-cascante/). Otra cosa es que en esta vida no nos quepa el dolor ajeno, porque nunca nos enseñaron a mirarlo ni a solidarizarnos

no entiendo porque en cada sitio donde son los propios lugareños los que aniquilan, manipulan, roban, chantajean o se pasan los derechos humanos por el arco del triunfo, siempre parece ser que la culpa es de los USA.....Si no fuéramos como somos, no habría ningún país donde ocurrirían estas cosas...

Para el soplap... de Lul: conozco a Gonzalo desde hacek 39 años y jamás lo he visto cómodo en un sofá. En 2 semanas D.m. sale para Somalia

Se plantan semillas híbridas subvencionadas por el gobierno el primer año, el segundo año desaparecen las subvenciones y las semillas del año pasado no sirven (maravillas de la técnica "alimentaria", que alimenta a los de siempre). Resultado: El pobre se vuelve esclavo de sus deudas si quiere seguir. Las ayudas de los paises "ricos" son a cambio de que les haga todavía más ricos. ¿Cuantas veces el G8 sale en la foto prometiendo ayudas billonarias que luego no cumple? Pero ya han salido en la foto como buenas personas. Este mundo no puede con la AVARICIA de unos pocos.

Resumiento: el problema principal no es que "sean muchos en una zona de sequía", sino la guerra, que aumenta los desplazamientos y la pobreza.
¿Porqué desde los gobiernos y la prensa no se va a la base del problema? Una posible acción:

1.- Dejar de obtener materias primas por parte de occidente de paises en guerra. El coltan, por ejemplo, con el que se hacen teléfonos móviles y portátiles muy baratos. Y así, diamantes, oro, uranio, vanadio, bauxita,...
2.- Detener el comercio internacional de armas a paises en guerra. Incluso disminuir su producción a escala mundial.
3.- Abolición de la deuda externa de estos países.

El punto 1,. obligaría a las partes enfrentadas a negociar una paz al quedarse sin su principal fuente de ingresos. El inconveniente sería que estos paises en paz pondrían el precio de sus recursos al valor adecuado (subirían) lo cual se traduciría en que en los países desarrollados tendríamos que pagar más por ciertos artículos (como los teléfonos móviles, ordenadores, etc) Merece la pena. Eso es solidaridad, lo actual explotación.


Yo no entiendo cómo no acabamos de resolver ese problema tan antiguo. Si los recursos naturales son escasísimos y las sequías pertinaces porqué seguimos pagando dinero y dejando que se reproduzcan sin producir nada? Dentro de 4 años volvemos a las grandes hambrunas y ellos sumando más millones de habitantes y nosotros restando dinero para ayudas

Esto es un fragmento de un informe de la FAO que relaciona el cambio climático, las sequías y la falta de alimentos:

A consecuencia del cambio climático para los agricultores será más difícil de prever y más variable el suministro de agua, y la sequía y las inundaciones serán más frecuentes. Sin embargo, estas repercusiones variarán enormemente de un lugar a otro. Los científicos prevén que las temperaturas elevadas beneficiarán la agricultura de las latitudes septentrionales, mientras que una gran parte de las regiones tropicales áridas y semiáridas afrontarán una disminución de las lluvias y los escurrimientos, tendencia ominosa para los países de esas regiones que más inseguridad alimentaria sufren.
ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/010/i0142s/i0142s07.pdf

Somalia no es, ni más ni menos, que un sub-producto del tipo de sociedad que nos hemos dado y que la gran mayoría de los votantes españoles, salvo excepciones, parecen aceptar legislatura tras legislatura. Las guerrillas de Al-Shaab, al margen de sus connotaciones religiosas, hacen imposible que la posible tarta somalí pueda ser repartida entre los países occidentales y en el reparto adjuntar esa ayuda humanitaria cuyo coste-efectividad sigue siendo motivo de controversia. Nada más indicativo que la presteza con que los países de la UE reaccionaron ante la aparición de los piratas somalíes, la mayoría antiguos pescadores artesanales a quienes el esquilmado masivo de sus cardúmenes por las grandes flotas pesqueras occidentales obligó a luchar por su supervivencia.
Sé lo que digo: he trabajado 20 años en cooperación internacional y he estado varias veces en el cuerno de África.

Solidaridad, solidaridad... esta muy bien y es necesaria. Pero como se lo montaban esos paises en la antiguedad? Creo que no serían tantos como ahora, no habría paises vecinos (con lo que es mas fácil emigrar)... El tema es que es una zona muy mala para la vida humana. Es factible la vida allí? A lo mejor para una cuarta parte de los que son ahora sí, pero si es un sitio que no llueve y no tienen recursos naturales, siempre van a necesitar importar comida y depender del exterior. Mal asunto. Y no dudo que el hombre blanco haya empeorado la situación.

Muchas gracias Gonzalo, es uno de los mejores artículos que he leído en la prensa española al respecto, pone las cosas en su sitio. Esta es la información que deberían ofrecer las ONGs y algunas Agencias ONU a sus socios, voluntarios y colaboradores... pero por desgracia dentro del sector se prefiere seguir manipulando al ciudadano, tocando su fibra sensible y ocultándole la cruda realidad (por ejemplo todavía no he visto que las ONGs denuncien que 700 barcos según la FAO faenan de forma ilegal en las costas de Somalia… algunos de ellos españoles como todos sabemos). Me viene a la memoria Goya, Saturno devorando a su hijo.

Me ha preocupado Somalia, África en general, digamos que los que realmente viven en crisis.
Ahora sólo soy una dependienta de una tienda en la que la gente compra una chaqueta o abrigo a 300 o 700 euros, un comercio al que van turistas y gente local de clase media que parecen vivir en un mundo burbuja sin sequías ni guerras, solo el fastidio porque su capacidad adquisitiva ha bajado y ya no se pueden comprar tanto como antes.
Hace unos días colaboré con Médicos sin Fronteras en su trabajo médico en Somalia, puse 30 euros, pero no me sentí mejor, sabía y sé que no es la solución. Como dice el artículo, el problema es mucho más profundo.

No sé si es bueno tener presente el sufrimiento de toda esa gente y no poder hacer nada. Quizá sería mejor ser como mis clientes o como mi compañera de trabajo tan preocupada por su Iphone o la ultima rebaja del bolso de GUCCI que comprará con sus pequeños ahorros de su pequeño sueldo.

Toda la razón Gonzalo. Creo que todas las intervenciones humanitarias (de las buenas), sanitarias y también reflexivas, son necesarias y muy útiles. Tomar conciencia es una tarea MUY DIFICIL. Gracias por esta nota, tan cierta y tan lúcida.

Aparte de la desidia de los gobiernos occidentales y la corrupción que no permite que fructifique la ayuda de estos últimos ¿qué hacemos los ciudadanos de a pie? Aparte de lamentarnos contínuamente de esta pobre gente, movimientos como el 15M, pero en plan humanitario y de concienciación, harían falta unos cuantos.

¿Pero es que todavía sigues aquí? Creí que por fin te habías echado a la calle a pedir guita para los hambrientos, pero veo que no, que te interesa más vocear desde tu cómodo sofá a ver si cae algo. ¡Quién sabe!

Felicidades por el artículo, pero yo voy más allá: Etiopía se autoabastecía hasta la década de los setenta y ya había sequías. Fue entonces cuando renegociaron las condiciones de su deuda externa con el famoso Club de París y entonces la pifiaron: inflación, asaltos de multinacionales que vendieron sus productos bajo coste con lo que los agricultores etíopes tuvieron que abandonar los campos. En fin, África es un continente de corruptos pero con la anuencia de aquellos que durante ya más de dos siglos la han expoliado, explotado y saqueado: el HOMRE BLANCO.

Saludos Gonzalo, veo que sigues con tu compromiso con la cooperacion y los refugiados. Buen articulo. Cuidate

El texto está muy bien, pero algunos medios sí que explicaron en marzo de 2010 que la mitad de la ayuda humanitaria se perdía en corruptelas. Yo recuerdo éste (link abajo).

http://www.radical.es/informacion.php?iinfo=14296 (El texto se publicó en dos páginas de La Vanguardia)

Desgarrador retrato el que nos narra Gonzalo Sánchez-Terán. No hacen falta imágenes para hacernos una idea del drama que viven los niños en Somalia. Los adultos "aceptan" el hambre y la muerte como único destino. Pero los niños no pueden morir sin conocer un pedazo de pan. Me indigna la pasividad de la mayoría de los Gobiernos. Y me produce una inmensa tristeza la indiferencia de El Papa. No bastan las palabras pronunciadas desde la comodidad aterciopelada de El Vaticano. El Papa, si de verdad es un peregrino, tiene que viajar urgentemente a Somalia pisando el desierto en sandalias. No más palabras ni oraciones. Sin PAN no hay fe. Sin PAN, Obama ni otros dirigentes, pueden dar lecciones de humanismo. La SOLIDARIDAD es y debe ser un ejercicio práctico alejado de la demagogia y de otros debates híbridos. Aunque, por desgracia, la política sigue siendo una simulación. No más política. Hace falta la acción. ¿Cuándo lloverán panes y Seguridad sobre Somalia?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal