Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

La empresa que expulsó a 20.000 campesinos

Por: | 25 de octubre de 2011

Landgrab

La New Forests Company (NFC) fue fundada en Londres en 2004 con un ambicioso objetivo: convertirse en la principal empresa forestal del África oriental. Siete años después -y con una superficie de plantación y tala de 27.000 hectáreas que se extienden por Uganda, Tanzania, Mozambique y Ruanda-, no solo ha alcanzado su meta, sino que en el camino se ha convertido en un centro de poder e influencia en el cada vez más rentable negocio de la compra de tierras en los países pobres. Nombrada “Inversionista del Año” por las autoridades ugandesas en 2008, la NFC ha llamada la atención de importantes financiadores e instituciones internacionales de desarrollo, desde el Banco Europeo de Inversiones hasta el HSBC o un gran fondo de inversión respaldado por el Banco Mundial.

No es para menos. Como destaca la NFC en su página web, su negocio es “garantizar tanto retornos atractivos para los inversores como beneficios sociales y medioambientales significativos”. De hecho, la responsabilidad social y medioambiental constituye una marca de identidad para esta compañía, que parece tener las cosas claras: “prevenir es mejor que curar”. 

Los hechos, sin embargo, muestran el peculiar concepto de ‘responsabilidad social’ de la National Forest Company. De acuerdo con la minuciosa investigación realizada por Oxfam, las inversiones de la NFC en Uganda han provocado la expulsión de entre 20.000 y 25.000 personas de los distritos de Kiboga y Mubende. Miles de familias fueron expulsados de sus tierras entre 2005 y 2010 por la Autoridad Nacional Forestal, que les acusó de haber ocupado ilegalmente este territorio. Aunque en un país cuajado de limbos legales pocas de ellas pudieron demostrar sus títulos de propiedad, existen pruebas de que buena parte de los habitantes han residido en estas áreas desde hace al menos veinte, treinta e incluso cuarenta años.

Apoyándose en el ejército y la policía, la NFC podría haber sido responsable del desalojo violento, el maltrato y la destrucción de las propiedades, cultivos y animales de estas personas. Peor aún, de la pobreza a la que han sido condenadas. Su reacción, sin embargo, ha sido negar cualquier responsabilidad. Durante las últimas semanas se ha producido un amargo intercambio de acusaciones entre Oxfam y la NFC, que afirma que los habitantes de estas regiones abandonaron sus tierras de manera “voluntaria y pacífica”. La compañía niega su implicación en los episodios de violencia y se remite a una evaluación independiente que investigará las alegaciones. Pero todavía no está claro si se permitirá una investigación en profundidad por parte de observadores no controlados por la empresa. Lo único que sabemos hasta ahora es que varias de las personas que denunciaron las acciones de la NFC han sufrido amenazas. Tras un llamamiento de Oxfam a la sociedad británica, la compañía ha realizado el compromiso público de detener los interrogatorios.

Los episodios de Kiboga y Mubende no solo han volatilizado la imagen de fantasía de uno de los principales inversores europeos en la agricultura africana, sino que también han puesto de manifiesto la inutilidad de los códigos voluntarios de conducta promovidos por el Banco Mundial y otros organismos internacionales para regular un fenómeno conocido como ‘acaparamiento de tierras’. Como señala un contundente informe de Oxfam publicado hace algunas semanas, el único modo de garantizar que las inversiones en la tierra de los países pobres no violan derechos  fundamentales de sus poblaciones es someter a todas las partes a reglas firmes, transparentes y equilibradas, incluyendo leyes nacionales de consentimiento libre e informado. Hasta que eso ocurra, los 227 millones de hectáreas vendidos o arrendados desde 2001 en decenas de países pobres ofrecen las garantías jurídicas del Salvaje Oeste.

El vídeo que les presentamos a continuación ha sido cedido en exclusiva este blog por el diario The Guardian y sus autores, Simon Rawles y Noah Payne-Frank, que viajaron a Uganda para documentar este caso. Sus autores han dudado hasta el último momento sobre su publicación en España, ya que varias de las personas que aparecen en él han sufrido coacciones y amenazas. Sin embargo, sus rostros ya eran públicos, así que el modo mejor modo de contribuir ahora a su protección es multiplicar el alcance de estas imágenes.

 

Hay 21 Comentarios

Veo asqueroso que se haga esto. Unos se enriquecen y otros no...

Esquilmar los paices de tercer mundo es la especialidad de las "grandes multincionale"s claro con la complicidad del gobierno "democratico" de turno y de todos los empleados que viven a costa de esta explotación y por ende de todos los que nos beneficiamos directa o indirectamente de las tropelias que hacen esas multinacionales... es cierto los maximos responsables son los directivos y los politicos odiados por todos, pero la responsabilidad de que el mundo funcione así es ompartida por todos y cada uno de sus habitantes, y al igual que los lindos occidentales del primer mundo culpamos a los ricos y a los políticos, los "feos y pobres" habitantes del tercer mundo nos responsabilizan a nosotros, con mucha razon.

T. Blair acaso es socio o consejero de New Forests Company (NFC)?

Cualquier nación que pertenece al Tercer Mundo, o cuya ubicación geográfica es considerada estratégica dentro del ámbito político internacional; además, es dueño de importantes recursos naturales como petróleo, o de ricos yacimientos submarinos polimetálicos, o que es fuerte productor de una materia prima codiciada; será invadida en complicidad con el "dictador" de turno o simplemete procederan como en Libia

Esquilmar los paices de tercer mundo es la especialidad de las "grandes multincionale"s claro con la complicidad del gobierno "democratico" de truno.

A Pietrus, cómo Oxfam no tiene nada mas que hacer, pues eso ,se dedica a inventar historietas. Hay en internet suficientes datos para que tu lo compruebes antes de hablar. Escarba escarba y encontraras-

Si una ONG provoca perjudicados con sus proyectos, ni hay ONG, ni solidaridad ni proyecto

Usad papel reciclado , reutilizad el papel escrito por una sola cara , reciclad el papel y la madera con sello FSC que da un mínimo de garantías porque es madera LEGAL . No compréis madera sin certificar o de especies en peligro de extinción con o la caoba amazónica . Al fin y al cabo , desforestan la selva para que tu y yo compremos la madera , usemos papel blanco , papel higiénico etc. Piénsalo está en tu mano

Lo de que fundamos nuestras cadenas para hacer cañones va ha ocurrir antes de lo que muchos piensan, y se va a acabar esta fiesta de los explotadores de una vez para siempre.

Creo en la independencia, credibilidad y rigurosidad de una organización como Oxfam, que a lo largo de su historia ha demostrado su profesionalidad en muchísimos documentos e informes. Necesitaría leer todos los documentos de los que se hace referencia en este post para tener una opinión precisa de este caso; pero por desgracia sólo hace falta darse una vuelta por el mundo para comprobar que esas prácticas han existido y existen y están muy extendidas, y que muchas empresas utilizan el barniz de la responsabilidad social para maquillar sus verdaderas actividades. El hecho de que en este blog se hablé y discuta de esto es ya todo un avance. Por último extraño que el Sr. Fanjul exprese en alguna ocasión su opinión a los comentarios.

El señor Pietrus sólo expone una opinión también sin expresar acuerdo o desacuerdo. Y es válida la opinión.

Pero los blogs casi nunca son periodismo y se sobreentiende que no lo son. Pues una cosa es un blog y otra un periódico aunque el blog sea patrocinado por un periódico claramente se ve que es un blog.

Como se nota que algunos de ustedes no han salido ni siquiera de sus barrios, yo vivi 50 años en Brasil y eso pasa todos los dias, los grandes hacen lo que les da la gana y el pobre miserable a sufrir. Y como la ley es del más fuerte si hablas....te matan.

Y, si los autores del vídeo y la ONG mienten ¿por qué no han sido demandados por la empresa?

Esta noticia pone en evidencia la hipocresía aberrante de algunas grandes empresas, que para empezar , se dedican a algo tan turbio como es la tala de árboles y que, siguiendo su dinámica, se han quitado a estos miserables de encima de un plumazo y sin el menor escrúpulo. El artículo ofrece los testimonios de las personas que, de facto, han sido desalojados de sus casas por el ejército y la policía. No han tenido compensaciones económicas por el expolio (expropiación de tierras) Ni disfrutan de los "beneficios sociales y medioambientales significativos" que la empresa promete. Como no creo que esta pobre gente vaya a pagar un buen abogado inglés (mejor si es lord) para que los defienda me alegro de que una ONG se ocupe de denunciar la falta de compromiso, abuso y corrupción de esta empresa inglesa, que ya huele solo por el crecimiento salvaje que ha tenido desde su creación en el 2004. Me parece que muchos lavan sus conciencias en los foros o entrenan lo recién aprendido en la Uned y que todavía no han asimilado bien...pero no se qué tal duermen aplaudiendo esta falta manifiesta de ética empresarial

Pruebas no creo que consiga nadie contra los poderosos. Disponen de esbirros que los defienden (incluso en la prensa) y gente sin escrúpulos dispuestas a silenciar a cualquiera por dinero.Y mientras, los paises ricos del Norte se hacen más ricos a costa de los paises subdesarrollados cuyos gobiernos son débiles cuando no corruptos. Pero esto lo digo sin pruebas, pura demagogia no como los documentados comentarios anteriores.

Si eso es lo que estoy viendo, leyendo a Pietrus, y viendo que es una dinamica, por desgracia "habitual", que el periodista, bajo su criterio "documentado o no" opina e impone como es el tema a tratar, el resto esta en como redacta el articulo, solo le falto ponerle musica tragica y tal, realmente la cago, hablando en plata, si queria demostrar algo cierto, este no es el camino, cayo en la dinamica, en la ultima tendencia en que el periodista se vuelve en "opinador de profesion", perdio total etica en su labor como profesional del periodismo.
Tambien veo que el periodismo mundial es pressa de las agencias de noticias internacionales, les dan la info, y practicamente la noticia redactada desde esa info, es decir, se valen de que el periodista, por logicas razones presupuestarias y logisticas no "estuvo alli", al final vemos demasiadas veces un "copia y pega" de las noticias internacionales, otra dinamica que veo tambien es que las noticias internacionales son mayoritariamente desde el prisma norteamericano, ahi es cuando veo la queja de los mas izquierdosos recalcitrantes, haciendose pajas mentales de la "hegemonia comunicacional", cuando realmente es porque los norteamericanos, tienen y generan toda la tecnologia, noticias, y formas de redactar estas, el monopolio comunicacional de los "gringos" es bien obvia, pero realmente, todos los medios internacionales se han puesto "comodos" ante ello, y simplemente, asumen "que es asi", medios publicos como la BBC o la Radio y TV publica francesa hacen el esfuerzo de ser ellos mismos los que generen las noticias, para ello requiere un enorme esfuerzo logistico y financiero que por supuesto, cualquier medio no se puede permitir, pero deberian, quizas formar asociaciones o consorcios periodisticos entre varios medios internacionales, para que asi las mismas fuentes de informacion puedan ser variadas y no "monocolor", es ironico ver que una catastrofe de "pocos muertos" en los USA tenga mas cobertura que un atentado de tropecientos muertos en -que se yo- Sri Lanka, solo porque la agencia internacional de noticias es norteamericana y "estaba alli para vendertelo", hablando en crudo, creo que es un punto a pensar que el muerto norteamericano vale mas que el muerto tercermundista, sin querer sonar a "izquierdoso recalcitrante".

Una pregunta, Pietrus, ¿quién abandona voluntariamente el lugar donde vive, su tierra, sus animales, para cederlo a otro y quedarse sin su sustento? Lo que ha hecho esta compañía es lo mismo que hicieron los propietarios de la Mina El Cerrejón, en Colombia, que expulsaron a descendientes de esclavos africanos de las tierras en las que han vivido desde que se hicieron cimarrones. "No tienen título de propiedad", fue el argumento del Estado colombiano y de la transnacional.

Las lineas de Pietrus me han hecho reflexionar. El video no està documentado... Se supone que los periodistas de The Guardian no fueron a Uganda... imagino que hicieron la pelicula en el condado de Kent con negros de Jamaica. Imagino que contrataron a una señora para que se inventase que su hijo habia sido asesinado en un incendio provocado por la policia ugandesa con personal de NFC. Si definitivamente ese video no estaba documentado.

@Di que si hombre: Debo suponer por tu comentario que tu ya estas en nomina de una ONG. Difamar es muy facil y si este blog habla de la "contra-crisis y de sus protagonistas" pues nada me lo voy a leer de nuevo porque a lo mejor esa empresa es responsable de la quiebra de Lehman Brothers

Pietrus, ojalá te contraten en la empresa esa tan ética y tal. Como jefe de prensa.

Este articulo mas que eso parece un panfleto de OXfam. Normalmente el periodista tiende a documentarse antes de dar una opinion. Aqui solo se hace apologia de la vision de OXFAM, que puede ser acertada o no, pero la empresa tambien deberia ser tratada y respetada igualmente por el autor.
Pero ya se sabe que muchos periodistas lo unico que hacen es reescribir notas de prensa con la informacion que reciben. Y si ademas es colaborador de Oxfam pues nada mas que decir.
Me parece un analisis sin pruebas y que unicamente especula.
Esto para mi no es peridismo es panfletismo

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal